(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Children's Library | Biodiversity Heritage Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "Historia general de los hechos de los castellanos en las islas i tierra firme del mar oceano"






*•■■.. 



«í . 




.*• '.. 



". 1»,") ■ 



AV -■ 



Digitizéd by the Internet Archive 

in 2011 with funding from 

Research Library, The Getty Research Institute 



http://www.archive.org/details/histcwriagenerald04herr 




en/a 0^Lcuxa.Kca.L dz Nicolás RodrignezJFi-anco.i/^O. Ca irPrivnU^ lo de S llA£ci<^ estíid . 



í i 



y 



I 



i 

I 





A L 

i. 

CATÓLICO, 

Y 

poderosísimo monarca 



FELIPE V. 

REY 

DÉLAS ESPAÑAS,&ci 



E 









OR 



DE LAS INDIAS, 



NÚES TE 



M 




ENOR. 



POR MANO DE D. JOSEPH PATINO, 



SU PRESIDENTE DEL CONSEJO DE HACIENDA, 
y fu Secrccario del Defpacho Vniveifai de elJa , de Indias, 9 

y Marina. 



•^ 



ILr SEÑOR. 



it.}t«.r r5rz).p ^^^E"-» Ariftidcs , Orado, Atcnicnfe , qaé 

fccranlifíiní: Dü'cU aMem-jlri ^ 3^\W '^"^'^ tan debidos al culto de Dios (i) los 
Lib:orHmpcdkationehonorách g MMU Templos , como la dedicación de los Libros 
epfí.iS.ia^.S.Jfsidcaiíil^ipyo ^^¡mC^^^ a los Sabios, queriendo igualar en lapro- 
^r/í^Cj'í.vímMííi^oíTr/wííiwú- priedad de el efedo , proporcionando la obligación, al 
do fdi:<,^ certa conditio negó- . j-jjid-jj-'it> 

t¡oÍum,qiiíindo Ule fententiam í'-plaulo , acciones , que derivadas de la Piedad-, i aei De. 

í/if/V, qui non poteji ignorare, feo de la duración , producen , aun en vulgares ánimos , el 

quodelcgíty^c. . j „ relpeto de la Religión , i el renombre de los Elcritores eu 

(j)Ve.gcv.us aiProcfíiio de Re f^ » ' 

Milihir. Jr.iiquh tcmporilms los futuros Siglos. 

taoifuithoi¡.%yurnaytiinii(ludiA Huviera feguido eílc celebrado Didramcn , convir- 

rmndareliterh-.aiqucin Libros .-i-ijj • r - j ^ n. 

1 T ,tr,.,-^ p-;»ni,ih',r tiendo en vtilidad de mi propeníion , i en decoro de cita 

<^HÍíi ñeque recle aUquidincho.^' Hiíloria , el favor deV. S.I.quc con propria , i experi^ 
tur, mfi pofi DeuKhfavcrit Im- ^^^^-^^^^^ dodrrina hiciera ( i ) feliz el empeño; pero el pu- 
fl) A ni oíd .Ferro n lib.i.Pr^e- rifimo afiéto.el infatigable cuidado,! el gloriofo anhelo de 
wijs Magnorum ^ ctiam Viro- enfalcar la Magcílad del Rei nueñro Señor, inecefidadde 
¿eciriiM Nilmnaggrrffhri I^ Obra , motivaron difamen contrario en V.S.I. fi- 
homines •, fe r/2.igna conantibus guicndo el que venero IfpAmigMtflid, {}) deílinando á fus 

-magna pr.emia propourntrn. Reales Pies eíla obia^ü^Mllpffautos motivos dc fu 
vi.imosanimos,mag}iíibononb¡is . ^|, ., r i j /- • 

^Y-; Real Clemencia : ll a^Baainr W!¡.f^J*t lcívelo de prolpen* 

(f) Ordo Regia, exprdita ip. dades , con la agradable a'ceptacion del lacrificio , á quien 

llecembris, Jnn. 172.7. Confi- j^.^^ j ^^^^ . ^^ ^^.^^^^ aloriofo del Sacerdote dc 

¿erando fu Magejiad lo que - ^ ' ' ^ 

Obras iaUs ihijiran ¡.1 Nación^ la Eternidad, i de la Fama, (4) i con exprefiones , que em* 

ajipcr el nuevo recuerdo, que Je pgQ^n j^ obligación á maiorcs craprefas ; pero ílempre 

hace a h memoria de las glorio- *■ ... , , . ,. , 

fas Ihíauas de fus Naturales, fe^an cortas retribuciones al honor , que pnbhcan his 

como por lo que íaifsbien la eno- palabras (5) déla Real Orden. 

hlecu el que entre fus^ proprios ,^ ^^^ ^^j.^^ principio debe correfponder el mas prof- 

Patricios ata quien , a cojía de r r x i 

iMi prolija fjtig'i , las de a la pcro fin , procurandols , no folo .agradecido. (6) fino prc- 



EJiampa : me manda Ju Magef- cifado. La mifma ineílimable dignidad (7 ) dc la Eloqucn- 
iad decir h V. S. quan de fu , . - v 1 t^ 1 • r • ^ a ¡ r \ \ 

V..1 aynf„.,L i Cati^faccion fon cia.que dio noticia a laReal magnmcencia dc eíle dclvclo,' 

a en laii Al- 
proprio , el 



Real gratitud, i fati facción fon 

ejias importantifirnas operado- para qae le eníírandcciefs , i animafe , ponga en laii Al- 

ms,ique las aia dedicado a fr ^^^^^,^ ¿^ Real Trono, exaltando el proprio , el 
Real Per Joña. ^ vía 

(6) Ft natura ad:nonet,lcg.Etfi, mérito de los maiores Vaíallos , que vio el Mundo , rcLa- 

leg.í^.%C9nfulu:t^\\. ff.de peí. [¡iccido ; para que aumente cita nueva fincca.el agrá-. 

¿.fjCí/.Guill. Antón. FicunJ. , . ^ , , i - r ' 1 

¿eRercrÍptismorator.conchf.iu dccimieuto , que fe derramara vanaglonofo en repetir h 

«.f8.Í5'39. Antigua Ncbleca , los raros Talentos, i las fingulares 

{j)OMjib.jepiJl.^Jure^ Prendas dc V. s'. I fi pudiera caber en tan breves lincas, 

qu'dem de Je arbitrabitiir ¿ejii- t 

mj!u>n,qu! Reí^iumnweturelo- lo que aun fc eftrechara en los maiores Volúmenes. Dios 

quiur» , quia dignitus efi fubiecii guarde á V. S. L muchos Años , como defco. 

4*jfatus menajes dcminaníis. ctt'^TA ' 



SUMARIO DE LO CONTENIDO 

i* 

en efta Odlava Decada. 



g^^püL VifcrreiccIPcrLi, B'aíco Nuñez Vda ,bolvicndo á bui(^ 
sijé^'^f^ car á Goncalo Pfcarro, Ylca^ con el a Batalla en el Campo 
fe 1^5?^^^ de Añaquko , junto a la Ciudad de S. Franciíco del Qaitoí 
pierde í?. jornada , quedn muerto ,i !oi llebeKíes Señores del 
Pci'u : i el Reí e libia al Lie. Pedro de h Gafca a foreg:ir eftv\s Alteracio- 
nes , i hs Ordenes que para ello fe le dan : i Pedro de Hinojofa entra en 
Panamá con el Armada de Goncalo Picarro. Guerra entre Diego Cea- 
icno j i Francifco de Carvajal en las Provincias de Arriba , i Batalla que 
fe dan en el Caxspo de Guarina, Sebaílian de Bdakacar prende al iVía- 
rifcal jorge Robledo , i le corta la dbeca. Lo Sucedido á los Soldados 
de la Enerada , que fueron con Felipe Gutiérrez , í Nicolás de Herecia á 
hs Provincias del Rio de la Plata , i lo demás que aconteció en aquellas 
Partes , i como Nuflo de Chaves atravesó aquellas Regiones , i íalio a la 
Provin:ia de los Charcas. Lops de Mendoca pelea en Poconá corí 
Francifco de Carvajal , i al cabo fe retira : es (t^vúáo , prefo , i muerto; 
El Prcfidente Gafca llega a Panamá , i halía en aquella Ciudad á Pedro 
de HÍQOjofi con el Armada de Goncalo Picarro : trata con él , i defpues 
de muchas platicas, le reduce con el Armada al fervicio del Reí, Gon- 
calo Picarro cmbia Menfageros á Caftilla , i orden , para que requieran 
al Prcfidentc ,que no vaia rd Perü : i en eíle tiempo fe defcubre la gran 
Riqueca del Cerro famofo de Potofi. Fl Preíidente , vifto que Goncalo 
Picirronohacecafode loquele cfciiveji que no quiere obedecer, íe 
apercibe para la Guerra , i lo mifmo luce Goncalo Piearrc : i Lorencó 
áz Aldína va ccn fcisNavios,á la Coila del Perii,á dar animo á los fíeíess 
i Diego de Mora fe declara en Truxillo por el Rei ,i otros en diverfas 
partes. Centeno tiene vna gran Victoria en el Cuzco , i Picarro íale ds 
losRdesconfuFxercitolabuelta de los Charcas: defamparale mucha 
CjzniQ. Nobíc. Confederanfe Centeno^ i Alonfo de Mendoca,i van 
vnidos contra Cjoncalo Pic^arro. F.lPrelidence Gafca junta el Campo 
Real en el Valle deXauxa,! alü provee los Oficios , í llega Valdivia* 
Sale conira Goncalo Picarro , i él fale del Cuzco, i van ádarfe Batalla» 

Ir 

i al punto de aírontarfe elvno con el otro, fe deshace el de Picarro ,í 
es prefo jíjuíliciado: í el Pr efluente reparte losGoviernos, Defciibri- 
inientos, i Enconaiendas a los benenaeritos 5 i dadas niuchas ordenes 

para 



paraelbuengovierno,fc parte para CafliÜa. Loqucpafaba enlasFro- 
vin^i^iU^^^clc la Plata :i el Lic.Tolofa hace juíticia del Tirano Juan 
ddíli»í»^al*wHi Provincia de Venccuela. En el Nuevo Reino de Gra- 
n aJjNiyyTuffljiJ os Muios , i Coli'rjas , i otras Naciones , i fas Coílurn- 
bre^iTandai^f Audiencia Real en la Ciudad de Sanca Fe de Bogotá. 
Lo que fucede aquatro Rcligioíos Dominicos , que van a predicar a la 
Florida. Eí PreíidenteGafca llega á Tierra-firme , i fe faivade los Al- 
terados, que havi?.n llegado de Nicaragua. Los de laCiudcíd dePíi- 
namá les dan Batalla , i los rcxmpcn. Principio de las Rebuekas del 
Cuzco: ! el Corregidor Juan de iiaavedra prende á Francifco Hernán- 
dez Girón, i le embia al Audiencia de íosReies. En Chile Pedro de 
Valdivia hace muchas entradas , i fu muerte: i el Levantamiento da 
los Negros de Santa Marta, i Vene<;uela. Guerra de los hidios Chi- 
chimecas , que hace en Nueva Efpaña el Viforrei D. Luis de Velafco: 
i DefcuUimiemos de Francifco de Ibarra : i el Reida muchas ordenes 
para el govicrnoEfpiritual, i Temporal, i inñituie el Audiencia de la 
Nueva Galicia. El Audiencia de los Relés embia al Marifcal Aionfo 
de Alvarado á fofegar las inquietudes del Cuzco : i el Viforrei Don 
Antonio deMendoca llega a Lima, i embia á governar a los Char- 
cas al General Pedro de Hinojofa ,i le matan: i fe declara por Re- 
belde D. Sebaíiian de Cartilla : mátale Vafeo Godinez , i vfurpa el 
Govierno, Va Aionfo de Alvarado contra el , i le juílicia. Francif- 
co He^juandcz Girón publica fu Rebelión : fale con Excrcito del 
Cuzco, i va la buelta de los Reics. El Audiencia Real otorga la Su- 
plicación de las nuevas Leies. Flacc Exercito : encomiéndale á Pa- 
bío de K'lencfes,fale contra el Tirano, i retirafe con perdida , i man- 
da al Manícal Alvarado , que con Excrcito falga contra Francifco 
Hernández: alcancale en (^huquinga,i alli fe dá la Batalla, que per- 
dió Alvarado, i el Tirano fe encamina al Valle de Yucay 5 i Pablo 
dcMenefcs, rcf.)rcado el bxercito,le va á bufcar. Entra en elCiiz- 
cuzco , i Piedrahita deshace en Arequipa a Gómez de Solis : i Francifco 
de Silva fe rebela en S. Miguel de Piura. Franciíco Hernández entra en 
el Fuerte de Pucará. El Exercito Real va fobre el: pelean de Noche, 
Francifco Hí!rnandez , deshecho, camina la buelta de las Provincias 
de Abajo: es f.:guido , alcancado , prefo , i jufticiadoji con fu exem- 
plo fe levanta vna Alteración en Guatemala. Los Conquiftadorcs del 
Perü con que racones pretenden bs Encomiendas en perpetuidad^ 

HIS- 



I5'4<>. 



Tbí.t, 




i 






:-"-s.^íi: 







i.. -í.rfrt' I 



ira 



HISTORIA 

GENERAL 

DE LOS HECHOS 

DE LOS CASTELLANOS, 

EN LAS ISLAS , Y TIERRA-FIRME 

de el Mar Occeano. 

eSCRITJ POR ANTONIO DE HERRERA , CORONlSTjt 

Mitior (le jtt MAgefijtd de las ludias y i Cervmjia di Cajlilla. 

DECADA OCTAVA. 

L I B R o P R I M E R o. 

CATITVLO I. ^e el Vifo-Reí Blafco Nuñez Vela entro en el \ 
^ito : lo que allí fasü , i lo que d'ixo á los Soldados , animán- 
dolos ^ ara la Batalla. 



L confeio que 
dio el Ade- 
lantado Bc- 
lalca^ar , fe 
executaba 
con dcfig- 
nio de de- 
xarálosPi- 
§arros de- 
fraudados 

: del fuio , i 

"para ello fe mandó , que el Bagagc del 
Campo Real fe cncaminafe la buelta de 
ellos, i que los Soldaiíos fe fuefcn alar- 
gando , para hacer maior fier.te , i mi' 
ior mucftra j i no fue cfte pcnfatnieiito 




fuera de propofiro, porque fi los contra-- 
rios dieran en el Bagage , fe perdieran. 
Gonzalo Picaño, con diligencia andaba 
animando fu Gente , afcgurando la Vic- 
toria , pues lo havian con quien fiem- 
pre huió , i con vn Capitán impruden- 
te , i mal afortunado , al qual parecía, 
que la fortuna , no folamentc no fiívo- 
recia , fino que totalmente le guiabara 
la infelicidad , i los ofrecía grandes pre- 
mios. Llegada la Noche en el Campo 
Real , fe tocó vna Caxa , i fe difpara- 
ron algunos Arciibuces, pava dcfalumbrar 
al Enemigo, i que pGiifale,que no fe 
movi-.vn , i iban caminando con filencio, 
i trabajo , por el afpeicga del eaminn. 
A ♦ 



^■%^'/'i Historia üu las I 

Y aunque penfaron llegar al Quito al 
amanecer , no pudieron halta medio Diu, 
que era Lunes, á diez de Enero, con mu- 
cho canüncio. Y aunque por las Ellrc- 
Uas havia Soldados , que f.ibian conocer 
las horas (como en tales ocaíiones es nc- 
ccfario) 1^ dificultad de muchos palos, 
no dio lugar para hacer la diligencia que 
quiíícran, i liegar al punto concertado. 
Qu.uido el mel'mo Lunes lupo Gonzalo 
Pi^arro , que el Vifo-Rei era ido por 
otra parte, echo algunos Caballos que le 
fuefcn figuicndo, para entender fudcfig- 
nio. Entrado el Vifo-Rei en el Quito, 
^ ÍBKt^4?*f'i1mlad dcfam parada de la ma- 

%S'"í^B¿ÉÍlfc*¿i^^^'^' ^" '^^^ paraba aquel 
^[ V'i^^^^^ci^^^^pindo el Viib-Rei por vna 
P.et entra' Calle ,' lalio vna Doncella Caitelhma , i 
enclQi»\le hablo al oído; dixorc,que le dio re- 
to- Lición de la Gente que llevaba Gonzalo 
Pi garro, i dixo : Falame Dios ^ es pofible, 
que la eentagitn de la ififidelidad haici infi- 
ciottado a iodo el Reino de manera , que ni 
Clérigos , ni Frailes no digan verdad del 
Enemigo I Y que llegado á la Plaga , co- 
mo no vio á nadie , dixo : O Poderofa 
Señor , ejla no es vuejlra caufa , cerno 
(onfentis que no haia ningún bueno ? Sa- 
lieron á él llorando algunas Mugercs 
Caílellanas , que le dixeron : Señor , ha 
■ venido V. S. ¿ morir , que Pitarra anda en 
el Campo con ochocientos Soldados , / ejias 
.. bucn.is Miigcres le dieron vn Pan , i medio 
^ .Y'f Rzbano, i yino^porque era g)' ande la ham- 
11 ' oiifi» ^''^ q^ue tenias i como oío aquello, lo de- 
fo.por 'os ^'o caer , i algo las manos al Ciclo , i los 
pocos fie- Soldados fe entraban en las cafas a buf- 
{es. car comi4n •> fiu que los Oficiales fe lo 
pudiefcn ellorvar. El Vifo-Rei , aunque 
conoció fu perdición , animofamentc fe 
refoU'ió de afrontar al Enemigo , i co- 
mo buen Caballero tomo lu Langa , i 
fue á la Caballería, i defpues á la Infan- 
tería , i con demonlhacion de gran ef- 
fucrgo , i valor, dixo : Cavalleros Hijof- 
dalgo, que aqui cfiais firviende kalmente a 
El Vifo- nueflro Rei , ia fabeis las muchas fuerzas 
JRei habla que tiene efte Tirano : no ftento perder mi 
álitSol- vida , que ha mucho tiempo que la tengo 
jiadot. ofrecida al fer-vicio del Rei , ímo vuejiro íra- 
hajo , como tan leales , que ftempre haveis fe- 
-giiido el Eft andarte Real , / para que por 
vofotros no paf'e la calamidad , que nos ame- 
jtafi efie Enemigo , cobrad nuevas fuerfas, 
i acordaos de vucftros pajlidos , mojlranduos 
Farones esforzados , para que el Enemigo 
vea lí poco en que le tenemos j ;' pnes heve- 
nido a efte trance , en confianza de vneflra 
¡tal fec , i de vhsJItos braps , haced como 



iS%6 



Los Saf- 
iljdos rcf 
poudé al 
Vifo-Rei. 

yls magft» 
>ft in do' 
lis, ér mu 
Uribus,itd 
otiinendii 
altc]iid ab 
nlre-o. 
Sf. «97* 



NDiAS Occidentales. 

quien fois , confiand» en la ya(on , que de 
vuejlra parte tenéis , que nuefnv. Nacir.n 
Careliana venció en vuejlra Pitria ;«/;,■..- 
tas Batallas a los Infieles , Jin que huvie- 
je mas que vno contra veinte y i fino lo pcn~ 
fais hacer ^ avi/adme de ello ^ pai a quepien- 
fe en lo que mas conviniere . No huvo bien 
acabado de hablar, quundo todos promp- 
tamcnte le dixeron, que querían pelear, 
i morir, antes que entregarle bn las ma- 
nos del Tirano , i él fe lo agradeció , i 
ofreció , que fi Dios le daba Viélorin, 
los haria á todos mui ricos , como era 
ragon > i buclto al Maefe .,f,e Campo 
Juan Cabrera , -le dixo : ¿^ue miraje de 
portarfe como buen Capitán T con mucho 
tiento , i cordura , porque le te^ ^ poi .nrrif- 
cado. En eíla fagon llegaron los Cori °- 
dorcs de Gongalo Pigarro á reconocer 
lo que pafaba , i él fe iba acercando a. 
la Ciudad , i huvo quien aconlejó al Vi- 
fo-Rci , que con la Caballería fe fuefc 
al Cuzco , porque feria fu falvacion , i 
lo fuera fin duda , porque en las Pro- 
vincias de arriba havia mui buena Gen- 
te , que con el defeo de fervir al Rei 
fe juntara al Vifo-Reí , i Gongalo Pi- 
garro no le pudiera feguir, porque tenia 
mucha falta de herrage. Vn Fraile Fla- 
menco dixo muchos Dias antes , que el 
que delamparafe al Q¿iito,fe pcrderia ,i 
pareció á muchos , no por el del Fraile, 
fino por la conveniencia que moltraba 
el eftado de las cofis, que el Vifo-Rei 
debía tomar algún ficio fuerte, i eílár en 
la defcn'.a : pero.el falió animofamentc 
á la Campaña , en la forma que fe ha 
dicho , qucdandofele algunos Soldados, 
porque ia era f.itnl en cite Caballero la 
dcfgracía, ficndo cofa cierta, que en la 
Milicia puede mucho la fortuna, porque 
las Guerras fe hacen comunmente por 
tres caulas, que fon : Elección, Necefi- 
dad, i Cifo , i naturalmente fe vé, que 
los efectos ion , por la maíor parte , fe- 
mejantes a la caufa de ellos. 

CAT. II. TieUBatalhdeAña^ 

qii'íto , entt e el Vifo-Rei , iGon^ 

¡alo Tt farro. 



Stand o Gongalo Pi- 
garro cerca del Lugar, _ 
que llaman el Campo de ^^epiear- 
Añaquito , con parecer lo.como 
de fus Capitanes, fe hi- le orde- 
Co vn Efquüdrcn dcCa- ua? 
baikrr.i , que llevaba en medio el Eltan- 

darte 



El V.To- 
Rei , mal 
aíndado 
de la for- 
tuna. 




i5-4^. Decada Vi 

dro de Piielles , y Gomiz de Alvarado, 
i luego otro de citicucnta langas :las Pi- 
cas iban en otro. Eíquadron , guarnecido, 
de Arcabucería. Juan de Acolta llevaba 
á fu carg.) los Arcabuceros , que havian 
de elcaramucar. Gonzalo Pigarro, con 
todos los Cavallcros , quedó en la Reta- 
guarda j i viendo Pedro de Puelles al 
.•^Ksg. Excrcito Real tan cerca , dixo en voz, 
»'•■ que tuc oído , que fe animafen , i apareja' 

jen las manos , porque ft perdían , ninguna fe- 
guridad , ninguna aiuda , ni remedio , ni con-- 
fianza ^ les quedaba , i ftvincian ^fupiefen^ 
que de la Victoria les refultaba inmenfa glo- 
ria , fama eterna , amplifsimos defpojos , ri- 
quezas ineftimables , el Señorío , i el Imperio 
de aquellos, grandes Reinos. El Vilbrrci 
embió al Comendador Parraga , Portu- 
,--gués, Alonfo de Arcos, i á otros, a re- 
conocer , i prelto bolvieron , diciendo, 
que los Enemigos eilaban en el Campo 
de Añaquito. El Capitán Fi ancuco Her- 
nández Girón, con ius Arcabuceros, fue 
á ganar vna Barranca , que le pareció 
ríonfilo buen litio. Y Gonzalo Pífano, viendo 
P¡(,-airo j;,i;, cerca al Viforrei , mnndó , que to- 
anima fu j^^ hiciefen Oración, idifcurria por tó- 
bente, j 1 ■ - 1 C 1 J J 

das partes , oecia a los oo loados, que pues 
era llegado el Día que defeaban , hiciefen 
¡o que debian , pues hacían fu negocio , /' H 
no queria nada , ftno para ellos. En eíto, 
iá efcaramu^iiban Juan Acorta , i Francif- 
ciy.j- co Hernández Girón. El Viforrei , que 
reí anima ^''° mezclados los Arcabuceros , bolvió 
fu Gente ^ animar fu Gente , llamando el fiívor 
de Dios , nombrando muchas veces al 
Rei , por quien peleaban , con el nom- 
bre de Lcíiles , contra Traidores , di- 
ciendo , que fe acordafen de la gloriofa fa- 
ma , que perpetuamente quedarla da ellos , i 
de fu lealtad. Finalmente , Pigarro dif- 
ponia fu Gente , con la buena fortuna, 
i profperos fuccfos , que havian tenido. 
Blufeo Nuñez los reprefentaba fiempre 
la honra , i la gloria de la fama , i iá 
en efta fagon caminaban los Efquadro- 
nes , i el valerofo Sancho Sánchez Da- 
vila , herido de vn Arcabucago , pasó 
adelante , con vn Montante en las Ma- 
nos , no lo hicieron afi Diego deOcam- 
Los del P° (9^^ ^^ ^^^'° ^^ ^^ Batalla) lu Ccpe- 
ViTorrc! , da j "' Bacán , Ahumada , i Luis de 
q hiiieii Vargas , que defamparanda al viejo Vi- 
de la Ea- forrci , que peleaba como moco Capi- 
talla. jjjj^^ huieron : en comengandofe á mez- 
clar, vnos con otros , caieron muertos 
Heftordc Segura , Alonfo ^amudio, i 
herido Don Alonfo Montemaior , Juan 
de Funes , natural de Guadalaxara , fe 
afrontó con Juan de Acorta , i le hi- 



II. Libro I. ts-IT ^, 

rió , Frdncifco Hernández Girón ani- 
mofamentc peleaba con fus Arcabuce- 
ros , I lo mifmo hacian el Licenciado 
Gallegos ) i el Maefe de Campo Juan 
Cabrera, i el Capitán Sancho Sánchez „-^3ncho 
Davila , i VIO tan mejorado fU partido, ¡jj^^üj^ 
que gritó la Viftoria , pero de vna Ef- g^Ma. la 
tocada caió muerto , i Juan Cabrera de VidorU 
vn Arcabuga^ii, i el Licenciado Gallegos por el 
también j porque conociendo los Tna- Viíorrei. 
nos , que en aquélla parte fe vencía» 
cargó fobre ellos vna gran tiopa , que 
los deshigo. El Viforrei, haviendo que- 
brado fu Langa , i hecho maravillas, 
caió aturdido de muchos golpes, i tam- 
bién el Adelantado Bclalcacarj i aunque 
muchos de los Leales de á caballo ( pcr- 
diendoefte dichofonon bre) huieron,mu- 
chos honrados valerolamenie peleaban. 
La Infantería ( aunque dcfabrigada de fu 
Cavallcria ) r.iortró conllauteíacnte ia infáterla 
frente á los Pigunos , i rompió algunas Real pe- 
hileras de fu Cavallcria , i [amas perdió lea vale- 
el animo, ni la orden , harta que fiendo rolamcn- 
acometida por muchas partes, i rodeada, '*' 
calendo vnos muertos , i otros heridos, 
el Campo quedó por el Tirano. El Liü 
cenciado Benito Suarez de Carvajal , á 
grandes voces iba , diciendo , adonde eftt 
el Traidor de Blafco Nuñez ? Cerdan, 
Alférez de Cepeda , ertaba con fu Es- 
tandarte en la mano , i Martin de Ol- 
mos , Herreruelo , i los dos Pinedas, Vinería 
le decian a voces , clexa Traidor el Ef- de la Ba- 
tandarte > i él refpondia , que no que- talla de 
ria , que era del Rei^ \ á grandes golpes Añaquito 
le derribaron , i el Caballo fe fue con 'e declara 
el Ertandarte. Ahumada abatió el Ef- í*°' J *' 
tandarte Real , i arraftrando , fe fue 
hulendo , i el Oidor Alvaiez le d xo: 
Ha mal Hidalgo , que arrafras ¡as Armas 
Reales ? Jorge de Aivarado , Campo- Cerdt.va 
manes , Bayon , Gafpar Mexia , Juan lerofo Al- 
Delgadillo , Garciade Toiies , que eran feíex. 
de los Leales, i otros , crtaban heridos 
en el Campo. Francifco Hernández 
Girón , i el Adelantado Belalcagar, he- 
ridos , aguardaban la miferlcordia de 
algún Amigo , que los falvafe , fiendo 
cofa laftimofa , que los Leales tengan 
necefidad de el favor de los Traido- 
res. Muchos huían , i muchos eran 
muertos , bufcados de los que con ellos lachrymU 
tenían particulares pafiones , ó por fatigdt^é' 
mortrar crueldad. Los Negros , i los extremum 
Indios entendían en dcfpojar á los cai- malorum, 
dos, i los acababan de matar. Andaban fortf""* 
muchos crueles , i facinerofos, conocien- '""''f" '' 
do los caídos, i á fangrc fría los acababan. i„^¿cafts. 
Otros Hombres de bien, i pladofos, los ^^c. j. 
Ai 11c- H!ft. 




4 Historia DE LASl 

llevaban á curar , i los falvaban. Pedro 
de Hcicdia, i Rodrigo Nuficz de Boni- 
lla , Capitanes del Vilorrei , fuera de 
tiempo fe efcaparon. 



CA'T. III. "De lo que fucedib 

de f pies de la Batalla de jíñaquito , 

i muerte de-l Viforrei Blufee 

Nuñez, Vela. 



L Licenciado Benito Sua- 
rcz de Carvajal , que 
en eñe mifmo tiempo 
andaba con gran ru- 
mor , i gran triunfo, 
defeofo de gogar de la 
dulzura de la venganza , preguntando 
por el Viforrei , dicen , que fe le mof- 
tró caido vn Sacriilan de vna Iglefia del 
Quito , que conoció las Coracas que 
llevaba; otros, que vn Salinas, i llegan- 
do defpues de conocido , i con él Pedro 
de Puelles , haviendole abiUelro vn Clé- 
rigo, llamado Francilco de Herrera, na- 
tural de las Erogas, que andab» con ce- 
lo de Chriftiano , i piadofo , confefando 
á los caídos , llegó ( como fe ha dicho) 
el Licenciado Carvajal con Pedro de 
Puelles , i le dixo muchas palabras feas, 
indignas de tan gran Minilho Real , i 
de Caballero tan honrado, i entre ellas, 
que él era hermano de Y lian Suarcz el 
Faftor , á quien havia muerto, i que le 
havia de vengar ; i qucricndofc apear del 
Caballo, fe lo ellorvb Pedro de Puelles, 
diciendo , que era cofa afrentofa cnfan- 
grcntar fus manos , i por ello mando 
á vn Negro que traía , que le cortafe la 
Cabega , i en todo cito no fe conoció 
flaquega en el Viforrei , ni habló pala- 
bra, ni hico mas movimiento , que al- 
gar los ojos al Ciclo , dando muclhas 
de muchi Chrirtiandad , i conflancia. A 
efta muerte, hecha a fangre fria, fe aña- 
dió otra inhumanidad, que el Negro, no 
reviran- pudieudo llevar la Cabega de elte Va- 
ctnñhHs ronFamofo por la barba , higo vn agu- 
eiiijs f.^n' jcro en el labio , i con vn cordel la lle- 
guine ex- y^j^^ arrallrando delante de lii Amo, 
'''"w^rt que mui alegre , i triunfante iba por U 
' * Ciudad , diciendo á todos lo que havia 

hecho , i mandó á vn Pregonero , que 
fuefe pregonando aquella Jurticia de 
aquel Caballero , por Traidor , i po- 
niendo la Cubega en la Picón , porque 
afearon el Cifo á Pigarro , i el Capitán 



tnra . 5«» 



NDiAS Occidentales. 

Juan de Olea , natural de Villalpando 
á Pedro de Puelles , la mandaron qui- 
tar ; i Olea, diciendo en alta voz, qi;e 
aquel Caballero murió gloriofamc.te, 
pues acabó en la Vatalla , la llevó a la 
Iglefia j i Bafco Suarcz , natural de Avi- 
la , tomo el cuerpo defnudo , i le dio fe- 
puliura. También la dieron á Juan Ca- 
brera , i u Sancho Sánchez Davila ■■, el 
Oidor Alvarcz eicapo herido ; a Don 
Alonfo de Montcm.uor mando Picarrc, 
que luego le matalén , i a ruegos é im- 
portunaciones de Saavedra ; i porque fe 
entendió , que citaba herido de muerte, 
le dexaron > Fraucifco Hernández Gi- 
rón , fue defendido por Gómez de So- 
lis j el Adelantado Bclalcagar , que fe 
huvo en la Batalla con fu acollumbra- 
da valentia , ca:do de muchas heridas, 
le levantaron Gómez de Alvarado , i 
Diego de Mora , i en entrando en la 
pofada de Gómez de Alvarado, vn Ene- 
migo fuio le quifo matar, i le dio otra 
herida en la frente, i luego acudió Ma- 
chicao para hacer lo mifmo, como Mi- 
ñilbo de toda crueldad , que con ra- 
gon , ni con humildad jamás fe aplaca. 
Y fabido por Gómez de Alvarado , i 
otros acudieron á defenderle , i á pedir 
la vida á Pi garro , el qual la concedió 
por entonces á algunos ; otros huicndo 
fe falvaron , con peligro , entre los Bar- 
baros , por no morir en manos de fus 
Enemigos. El Capitán Diego de Tor- 
res , Sancho de la Carrera , i Hernan- 
do Sarmiento , fe acogieron al Santifi- 
mo Sacramento , i de alli fueron fa- 
cados , i muertos , porque la crueldad 
jamas ié aplaca , ni con refpetos , ni 
con ragones , ni con humildad , i fiem- 
pre es inexorable. El Licenciado Ce- 
peda , en ninguna cofa quilo favore- 
cer á fu compaííero el Oidor Alvarez, 
aunque mui herido , antes afirman , que 
le higo atofigar , de que murió luego. 
Murieron en efta Batalla , que fe dio a 
I y. de Enero de cite Año , cinquenta 
hombres , i defpues de rendidos , los 
vencidos , mataron mas de fctenta : co- 
la Baibara! De los Pigarros murieron 
veinte ; i íi los que moftraron flaque- 
ga en el Campo Real , pelearan como 
los que conltantemcnte mantenian la 
Batalla ( aunque d numero era menor) 
la pufieran en duda á los Pigarros, 
de los qualcs también huvo muchos 
que lloral'cn las muertes de Parientes, 
i Amigos , i en fus mefmns Pofidas 
fe las tomriban de fecreco por miedo 



1^46 

Juan do 
(Mcá afci 
la iiihii- 
maiM'dad 
hec/ia cá 
el Vifor- 
rei. 

BafcoSua 
r(¿ da (e- 
piikura 
al Vifori 
ic¡. 



Pí^arro i 
iiiñancia 
de algu- 
nos ami- 
gos, di la 
vida iBel 
alcafar. 



Crueldad 
del Oidor 
Zepeda 
con elOi« 
dor Alv» 

TCZ. 



Miftra tfi 
ftmfir /<• 
tUia vi¿}» 
ris in bill» 
civUimmm 
iifdim in- 
tintcris »i 
Sor fo' 
vttfretus 
Mmic't > (^ 
ftafin<}ni 
vnlniT», 
Ó" morle 
átJlit.Sí,Q 

795- ^ 



del Tirano- 



,i.j 



Fue- 



154^. 

Adulacio 
ne s di- 
cnjs aCió 
^a.o Pi- 
care© 

CHflJ}'* 

morialmm 
tffe incer' 

to fluy a- 
diftui tfi, 
tanto mf 
¡t$ tjft in 
lubrica. 
Scocioo. 
Anii. 



Cruelda- 
des deCjó 
calo P¡- 



Década V I 

Fue cofa notable , quanto prevale- 
cía el adulación , poique enlal^ando el 
nombre Pií^arro, halta las Nubes , de- 
cían , que el Tolo havia lido el merece- 
dor de can clara hazaña , venciendo al 
Enemigo , perturbador del publico Ib- 
lie¿o de todos , confervando la libertad, 
que Dios, i íu Bendita Madre eran con 
el i por lo qual en todo tiempo le havia 
de icrvir , i poner fus vidas por él en 
todo peligro: llamábanle Poderofo, Di- 
chofo, Vi¿toriofo, Excelente,! Vale- 
rolo Capitán , i afirmaban , que el Rei 
no le quitarla la Govcrnacion , de que 
molhaban infinita alcgria , i demafiada 
fobervia , é bincha^-on , no mirando 
quan incicrt^as fon las cofas de cite mun- 
do. 

QAT. lili, ^e en Cap lia fe 

Terminó de embiar al 'Perü al 

Xjicenciado 'Pedro de la Gafca, 

i los T>efpachos que Je 

le dieron. 



Onseguida U Vito- 
ria por los Picaños en el 
Campo de Anaquito , que 
fue para los Reinos del 
Perü mas alegre que pro- 
vechofa, la adulación ha- 
via llegado á fu punto , i no fe tenia 
por contento el que pafaba vn Dia fin 
ver á Gonzalo Pi^arro , el qual fe daba 
á placeres deshoneílos , fobcrvio con la 
felicidad , hi^o matar á muchos , i en 
particular á Pedro de Frutos, por apro- 
vccharfc de fu Muger : i mandó al Ca- 
pitán Juan Pérez de Guevara , que fue- 
fe á Pafto á prender algunos Vecinos 
del Quito , que havian quedado alli , i 
recoger Armas , i otras cofis , que en 
aquel Lugar havia dexado el Viforrei. 
Llegado el Capitán Guevara á Pafto, 
huio Martin de la Calle, fue prefo Fran- 
cifco de Caftellanos , i le ahorco Gon- 
zalo Pi^nrro , i mandó matar á Pedro 
de Hercdia , á quien fus Cuñados i'aca- 
ron de la Iglefia , debaxo de feguro de 
Gongalo Pi garro , i lo mifmo fue de 
Alonlb Bello. Y al cabo elle Tirano 
foltó el freno á fus malas colhimbres, 
parecicndole , que havia acabado la 
Guerra , i con ella profpcridad mani- 
fello el Avaricia , la Snbcrvia , i todos 
los otros vicios , que eftaban medio 
ocultos , porque trataba las cofas de las 




II. Libro L 5- 

Indias , como propias , ¡ permitía á lus 
confidentes ( que ya f« havian hecho á 
fus Cüftumbres , vnos por el vicio , i 
otros por adulación ) quanto querían, 
fin refei-vacion de jufticia , honeftidad, 
ni vergüenza, de donde nacían rapiñas, 
invenciones , i acufaciones faifas par* 
vfurpar lo agcno , i tener toda vida li- 
ccnciofa , i al cabo lo pagaron. Anto- 
nio de Robles luego partió a llevar la 
nueva de la Victoria a la Ciudad de los 
Reies , que fe eftendió por todo el Pe- 
rú, i por 



todas las Indias. Y en la Go- 



vcrnacion de Popaián eftaban con cui- 
dado, temiendo , que el Tirano quiliefe 
ocuparla , i fe apercebían para lalvarle 
en las Montañas. Gonzalo Pigairo 
mandó , que los Licenciados ^cpeda, 
Carvajal , i el Maefe de Campo Pedro 
de Puelles fe iuntafcn , para ver fi con- 
vendría dcfpoblar algunos Lugares de 
la Governacíon de Pop.uán , ó dexarlo 
afi, i huvo quien quifiera que embíáran 
a ella á Hernando Machícao , para de- 
fender la entrada por alli en el Peiü , i 
que matafe á Sebaftian de Belalcagar, 
porque no les parecía , que fe podían 
fiar , por tenerle por mui parcial del 
Vando Real : ^epeda lo contradixo, 
con alegar , que matando á los Gover- 
nadore» del Rei , i vfurpando las Gover- 
naciones , era confirmar enteramente la 
tiranía , í que para lo hecho hafta en- 
tonces havia efcufas : pero que para 
aquello niguna havia , i por efto no fe 
provció nada por entonces. 

Al cabo de algunos días , querien- 
do Gonzalo Pignrro hacer fu Amigo 
á Sebaftian de Bclalcagar , porque co- 
nocieron los de fu confulta , que los 
Pueblos de la Governacíon de Popa- 
ián no fe pondrían debaxo de fu obe- 
diencia , i que para forjarlos era mc- 
nefter mover nueva Guerra, en Tierra 
afpera , i fragofa > Gonzalo Picaro di- 
xo á Bclalcagar , que le daba licencia 
para bolvcrfe á Popaián , con los que 
allá havian falído , con que fuefe fu 
Teniente Francifco Hernández Girón, 
porque también quifo obligar á eftc 
Capitán , que fe moftraba hombre de 
animo levantado , i le dio algunos Ar- 
cabuces rotos , i dos arrobas de Pól- 
vora V i entre las demás caufas que mo- 
vieron á Pigarro para hacer efta de- 
terminación , fue , que tuvo avifo que 
bolviade Cartilla el Marífcal Jorge Ro- 
bledo , i que no le tornaba bien , que 
ocúpale aquella Governacíon , i que 
obÜgiwdo de efta manera í\ Bclalcagar 

afe- 



Parecer 

de matar 
á Beialca- 
9ar 

Licencia- 
do Zepe- 
da contra 
dice el m» 
tar ¿ Re. 
lalca^at. 



Belalcan 
^ar buel- 
ve a Popa 
ián .ami- 
go dePí- 
^actot 



6 HlSTORIADELAS In 

ttfegnrabií ni ejov -aquella parte , i la te- 
ma mas a iu devoción : dixole , que 
taníbitn le apretó con juramento de fiel 
-Amigo i 1 cea juramentos hiciera , por 
verle fuera de las manos de tnanos , en- 
tre los quales , comn h.ivia muchos que 
le pciTegui.iu , muchos le dctendian , i 
loaban Tus buenas calidades, i finalmen- 
te tuvo dicha en clcapar. Dclp.ichado 
Alegrías g(,i.jt;aqar , mandó Picaro , que Don 
euelPerii Alonlb de Montem.Ui'r , i otros prefos 
porlavic de los Leales, fueien deíterrados á Chi- 
toria de le , adonde embiaba al Capitán Anto- 
Pi^aao. nio de Vlloa con locorro para Pedro de 
Valdivia. En todas las partes del Períi 
fe hicieron por ella Viftoria grandes 
alegrías : pero los cuerdos , i de animo 
leal , recibieron pena por el gran defaca- 
to hecho al Rci , i no tuvieron la Guer- 
ra por acabada. Y entre las demás coHis 
que le trataban en la Confulta de Pi^r- 
ro , era embiar Pr.icuradores al Rci , á 
dar cuenta de lo fuccdido , i mollrar, 
que fiemnre mantenian fu obediencia 
como Fieles Subditos. Pufieron los 
Pl^arro ojos en Lorenzo de Aldana , i manda- 
dctermí - ^.^^^ hacer los Poderes , dándole facultad 
, '., p _' en nombre de todos los Cabildos , i de 
curado- '^^ Ciudades , i Villas de los Reinos del 
resal Re! Pertl , para obligarle á pagar los gallos 
¡elige pa- hechos de la Real Hacienda en la Guer- 
ra ello á ra , i fervir con gran tctbro , como fe 
^°'^^"S'^ les perdónale lo pafado , i dexafe la Go- 
*' veriiacion á Gonzalo P.^arro. Embia- 
ronle las A-linutas de los Poderes á Lo- 
renzo de Aldana , para que las embiafe 
á las Ciudades de arriba , para que las 
otorgafen. Y pareciendo á Gongalo Pi- 
^arro , que no havia de que temer , i 
que en lo que tocaba al premio de los 
Soldados , no podía cumplir con tan- 

T r»-,.- tos, mandó al Capitán Alonfo de Mer- 
los Capí ? 1 r .- N 
tanesMer cadillo , que con alguna gente niele a 
cadillo,! las Provincias confinantes,! poblafe en 
Porcelvá Carrochabamba vna Ciudad , que 11a- 
por ordé mafc la ^arga. Al C.pitan Porcel man- 
de Piqar j¿ j^ ¿ ^^^ Conquiihi de los Braca mo- 
^ .r ros. Al Licenciado Benito Suarcz de 
jjjj Carvajal , nombró por Juez de todas las 
Ciudades , i que luego fuefe a vilitar- 
Benito las > i que defde la Colla embiafe vn 
Suarez Navio de Vitualla al Armada , que tc- 
vá ávifi- nía en Tierra-Firme Pedro de Hinojo- 
* ? , p ' fa , i que con alcun dinero lle- 

Y, n ^ vale el Naviojuandcla 

del Peni. _, . -' 

Remaga. 




** * * * # 

* * * 

# # # 
* * * # # # 



días Occidentales. *5'4'5 

CJT. V. T>e la diverfidad de 

opiniones , que huvo en Ctíjttlla, 

acerca del remedio que fe debía 

de poner en las alteraciones 

del "Perú. 



I E G o Alvarez de Cue- 
to , Gerónimo ^'ur- 
bano, Fiancifco Mal- 
donado , i Vaca de 
Caílio ( como queda 
dicho) llegaron aCaf- 
tilla , i el Oidor Li- 

fon de Tejada murió en la Canal de Ba- ~, ^> .• 
, J , ,. , , ,, .El Oidor 

ñama, de eltos le iupo los alborotos, \ ¿¿Yí\^á^ 

juntas de Gentes del Peiü, i la prifion muere en 
del \'irorrei, i que el Audiencia queda- la Mar. 
ba deshecha , i el Nombre Real defa<^- 
tado , eíhindo aquellas Gentes detercii- . j 
nad;,s de librar por Armas , lo que <»i^ | 
humildad debieran pedir á fu natitfalj i ^ 
Principe. Y aunque el Capitán Cue|¿,' J 

i Francifco Maldonado havian pafaloi S 

á Flandes á dar cuenta al Rei » fclV j( * 
CaíliUa ( adonde por íu aufencia gover-^ 
naba el Principe ) fe platicaba del re- 
medio , que fe debía poner en tan 
grandes movimientos : porque á elle 
punto lá fe fabia , que el Oidor Alva- 
rez havia dado libertad r.l Viiorni , i 
fu retirada á la Gtneinacion de Popa- 
ián , i lo que le havia leguido Gonza- 
lo Pigarro, i que mui puj,;nte le halla- 
ba en el Quito. Y aunque fe conocía 
que tan gran rebelión era digna de todo 
calligo , havia en la foima dello di- 
verfidad de opiniones , i la maior parte 
decia , que fe debia de vfar de la fuer- 
za , i hacer vna notable dcmonílra- 
cion , porque de otra manera la Real 
autoridad no quedaba fatisfecha. Otros 
( que no negaban ello , i miraban el 
negocio con maior quietud de animo, p,„j(,ngs 
reprefentando los impedimentos que ha- (obre el 
vi'i , para poder con feguridad , i ven- remedio 
taja vfar de la fuerga , i atender al caf- d* las al- 
tigo) proponían , que atentas las Guer- "racio-- 
ras de Francefcs , el impedimento de "^*°«^' 
los 1 urcí^s , 1 otras colas , que traían 
á la Corona de Callilla, cnnfada, í afli- 
gida , por acudir á las voluntarias cm- 
prefas del Reí , i obligaciones que fe 
havian recrecido con la vnion de los 
Filados de Flandcs , i otros , tcnian por 
mus prudente confejo , procurar la pa- 
cificación de aqucíias Provincias por 

cami- 



Eh'veríi— 
dad de o- 



|l5'4^' bECAéA VI 

cnmino blando , i fuave , que no por 
Gucnai para loqual, ponian por delante 
muchas dificultades. 

Primeramente decian , que no fien- 
do nccdario menor numero de Soldados, 
que tre« mil, efcogidos, i bien armados, 
fe havian de embi.ir por vno de quarro 
caminos : por Honduras , á Nicaragua, 
QiMtro 6 Guatemala : por Nombre de Dios, i 
caminos Panamá : por Santa Marta , ó Vene- 
. V^^>^° guela , al Nuevo Reino , i á la Govcr- 
emb ar "'^^''^" ^^ Popayan : ó por el Eftrecho 
Exerciti ^^ Migallancs. Del primer camino, que 
al Pciíi. era el de Honduras , a Nicaragua , i 
céntralos Guatemala > ni del fegundo , á Nombre 

I- Tiranos- ¿^ Dios, i Panamá, que eran los mejo- 
res , i mas piomptos, no havia que tra- 
tar , pues fiendo necefaria Armada , para 
pafar la Gente al Perü , por la Mar del 
Sur , no la havia j aliendc de que el Ti- 
rana era Señor de ella , i pcnlar de ha- 
cerla , aunque fuefe en la Colla del Sur, 
de Nueva- Efpaña , era negocio largo , i 
que rcqueria mucho tiempo , i gillo. El 
tercero camino ,derde Venezuela , 6 San- 
ta Marta, al Nuevo Reino, por Tierra, 
o por el Rio grande , i defdc alli á la 
Govcrnacion de Popayan , para entrar 
por el Qj_iito , que havia de fer por Tier- 
ra, eia mui largo , i trabajofo , i adon- 
de la Gente , eon la mutación del Aire, 
corria peligro de adolecer ; i aunque ca- 
minafe en pequeñas Tropas, era impofi- 
blc , que para tres mil Soldados huviefc 
Vitualla , ni Barcos , por el Rio j de- 
más , de que la de la Ticrri , para la 
Gente , como no acoftumbrada á ella, 
no baria buen provecho. El quarto ca- 
mino, era el del Ellrecho de Magalla- 
nes, que demás de fer mui largo , por fer 
mui peligrofo , como iá lo havia moftra- 
do la experiencia , no havia para que 
ponerle en confideracion ; por lo qual, aun- 
que confefaban , que metiendo tres mil 
Soldados en el Pcríi, adonde no fe duda- 
va de que irian de buena gana, Gonga- 
garelPe- 'o PÍ9arro no podria refillir , i feria ne- 
rii y con cefario, que dexafe la Tierra, i fe mc- 
blandnra tiefc en los Andes , ci fe humillafe , pues 
prevale-- qi,e 5,-^ impofible , que muchos de los 
que andnban con él , dexafcn de acudir 
al fcicio del Rei , por cancelar el nom- 
bre de Rebeldes j i configuiendo perdón, 
confervar fus Haciendas, fe conformaban, 
en el parecea dellevar elle cafo, por ma- 
fia , i negociación , pues le favorecerla 
JíHo.pcr- la mifmaragon, de queviendofe muchos 
fedfe. perdonados , i afegurados , dexarian al 
Tac.ann. 'pj,..,^,-, ^ ¡ procurarían la gracia del Reí; 
i prevaleciendo -elta opinión , fe fue, 




Opinión 
de fofc- 



ce. 

Se novles 
a BhoAu 
gufio in 
Gtrmxnta 
mllfum ) 
plttra Ca- 



li, Libro L • f 

penfaiido en Sugeto á propofito , qus 
(iicíc Perfona de Capa larga , prudencia, 
i deílre^a ; de tal manen , que do él fe 
afegural'en los del Perú , de que por nin- 
guna caula , havia de vfar de las Armas, 
lino que folamcnte llevaba fin de p.*cifi- 
car la Tierra , bolvicndola á la obedien- 
cia de fu Principe , i componiendo el 
govierno , d^ mmera , que ic viviefe en 
paz , i juiticia i para lo qual , también 
era necefario renovar el Audiencia, em- 
biando otros Oidores, pues eian mis ne- 
ccfarios Hombres, que Ordenes, ni Le- 
les , porque las dadas eran mui buenas , i 
fuficicntes. 

CAT. VI. Ghte trata del "Def 
■pacho del Licenciado Teáro de 
la Gafe a ,para los Reinos 
del Terü. 

AviENDOsE Confomiado 
los del Confcjo, en que 
fe guiafe , lo que tocaba 
al foficgo del Pcrü , por 
vfa de negocio , i por 
mano de Perfona de Le- 
tras , i Prudencia , fe propuficron mu- 
chos Sugetos , dignos de femejante em- 
prefa , i defpues de bien confidcrado , fe 
hi§o elección de la Perfona del Licen- tíc^cía--: 
ciado Pedro de la Galea , que fue Colé- ''o d- 1^ 

gial en San Bartholoir,é de Salamanca: , ^íj* ^' 
j ■ ■ > • ,- Icíido pa 

de cuio ingenio , 1 prudencia , le tenia ^^ ¡^ ^i 

gran prueba , i era del Confcjo Supremo Penu 
de la Santa , i General Inquificion , i fe 
hallaba entonces en V ilencia , ocupado 
en cofas del Santo Oficio, que no fe pu- 
dieron confiar , fino de Perfona de co- 
nocido valor , 1 confiando , que fabria 
governar elle negocio , conforme á lo 
que fe havia determinado , le mandaron 
llamar á la Corte •, i dándole á enten- 
der la voluntad del Rei , i la importan- 
cia de Jornada tan honrofi , prompta- 
mcnte la acepto , i ofreció de fcrvir de 
buena voluntad , i luego fe entendió 
en hacer fus Defpachos , i Comifio- 
nes. Primeramente fe refolvio , que 
fe le diefe vn Poder mui bailante , pa- 
ra hacer, i ordenar todo lo que le pa- 
recicfe convenir al fervicio de Dios, 
i del Rei , ^Ci en la pacificación, quie- 
tud , i noblecimiento de aquellas Pro- 
vincias , como en beneficio , i conten- 
tamiento de los Pobladores , i Natura- 
les , fegnn , ¡ como el R -i lo podía ha- 
cer , por fu propria , i Real Pcriona , aun- 
que 



8 Historia DE lasIn 

que eftc Poder ( que fue mui ampio) fe 
lítimoj por vna Inltruccion Iccveta. Dio- 
fcle 1 itulo de l-'ielidente del Audien- 
cia Real , que en el Perü havia de ha- 
ver , para que mas autoriz idamente tra- 
Vi'.'e los Ncgccios , i fucfe mas verpeta- 
íínilode ¿Q Dibfelc f.icultad de perdonar a to- 
^TaÍ^!(''-"- ^^^^ ' qiiiilcrquier Pcrfonas , que huvie- 
R al '^" delinquido en qualquier genero de 
del Perü, deliro , aunque fuefc de Icfa Mageftjd 
akicécia humana , no folo en los que fe huvie- 
doCjalca. fen cometido antes de la data de los Po- 
deres , pero aun en los cometidos dct- 
pues , 1 también en lo tocan:c á Oficio, 
i ala injuria,! daño de las Partes, pues 
cfto de Derecho , no folo en el Fueio 
Judicial , pero aun en el de la Concien- 
cia, lo puede hacer el Principe, quando 
no fe puede hicer Paz de otra manera, 
'eomo podia acaecer en cfte cafo. Q_e 
pudicfe repartir los Indios, que elluvie- 
fen %acos , ó vacafen , por muerte , pri- 
vación , ó en otri qualquier manera , i 
elto , en calo que la Tierra no clhiviefc 
enteramente pac fica , i que las Perionas 
A quien los eiicomendafe , los tuvielen 
de la manera que los tcnian los otros 
Encomenderos , para lo qunl fe le dio vn 
OiieCaf- Poder particular. Que pudiefe gratifi- 
ca pieda car á los que fe feñalafen en fervicio del 
dar Re Rgi ^ ^^ la forma , i manera que le pa- 
partimií- reciefe , i ponerles en fus Delbachos ti- 
to», i ha- , ■ 1 u 1 ,- x-- j ,- 1 
. tulos , 1 palabras honrólas. Y diolelc 

ficaciones P'^^^^i" » P'"''i p'ovecr Governacioncs, 
Corregimientos , i otros Oficios vacos, 
i que vacafen , como no diele Gover- 
nacion para nueva Conquilla. Y en 
Inftnicíó la Inftrucion fecreta , le le mandó , que 
fecicta a hiciefe ellas Provifiones , halta tanto 
Galea, que el Rei otra cofa proveiefe ; i que 
avifnfc de las Pcrfonas , i de fus ca- 
lidades , para que el Rei hiciefe lo que 
fúei'c fu fervicio. Que tratafe con los 
Vecinos Caftcll.mos , i Naturales , fo- 
bre lo que conviniefc ordenar , para 
la perpetuidad , i bien de la Tierra, 
i hacer en ello las Ordenanc^as , que 
le pareciefen convenientes al fervicio 
de Dios , i del Rei , bien , i fofirgo 
de la Tierra , Habitadores , i Natura- 
les de ella , i hacerlas guardar , en tan- 

•n to que el Rei otia cofa mandafc. Y pa- 

Kevoca— ' . , ^ . . '. 

ciondcla *"* l"'^^'' '¡i tnatcna , que fue principio, 

leí délos ' ocafion de las alteraciones , fe gover- 

Repartí- naie , conforme á las revocaciones , que 

mientos. el Rei havia mandado hacer de la Lei 

de los Repartimientos , i que no tocafc 

en otra coHi de las nuevas Lcies. Que 

viefc todas las Cédulas , i Provifiones, 

que fe cometieron á Blufeo Nuñez 



dias Occidentales. 15^ 4- 

Vela , i vlíifc de ellas , i las executafe, 
como viefe que convenia al fervicio de 
Dios , i del Rei , como ü á él inflen 
dirigidas. Diofcle largo Poder , p.u.i Poder al 
hacer juilicia , aü en Caufas Civiks, Galea pal 
como Criminales, de Oficio, i ápedimcn- " ''•f'^" 
to de Partes , afi contra el \ ifo-Rci, infticia- 
Govcrnadores , ) Jufcicias , que havian 
fido , i enin, como contra qua¡efqu;er 
otras Perfonas , como en la Periona de 
el Vilo- Rei , no executafe mus de pa- 
ra mandarle venir , fi vicfe que afi cun- 
venia , pacificada la Tierra , i tomada 
Refidencia. Y poique, en femejuuces 
alteraciunes , concurrian fiempie Pcno- 
nas Eclefiallicas , en confianca de no 
fer calHgados , por fer cxemptos , crau 
los que mas delafotcgaban , fe ordeno, 
que fe alcánzale Breve del Pontifice, pa- 
ra calligar los culpados ; i que entretan- 
to , échale de la Tierra á los perturba- 
dores de la Pat , é inquietadores de el 
Pueblo. Y también !"eíicrivio á los Pre- 
lados , que los cltiga'en , con parecer 
del Licenciado de la Gufca. Que pu- 
diefe hacer Guerra, contra los que per- 
mnneciefcn en defobediencia , i rebeldía, 
i que procúrale de darlos á entender, que 
quando no aceptafen la gracia , fe ha- 
via de venir al rigor. Y aunque fe acor- 
dó , que no fe havia de hacer la Guerra, 
halla que el Rei lo mándale , toda- 
vía parccia , que eíla facultad aprove- 
charía , para atemoricar , i para que U 
gracia fe elHmafe en r.^as , i la mer- 
ced , que le les ofrccicfe. Dieronlc Def- ^*"" ''** 
pachos, para los Vilo-Reies, Governa- ,,„^,,,. 
dores , Audiencias , Pueblos , i particu- „,rj-^ _ 
lares Perfonas de bs Indias , para que le Girmitni' 
obedeciefen , i diefen todo favor , i cefrovin* 
aiuda de Gente, Armas, i de todo lo "*' í*« 
demás que pidiefe. Qiie pudiefe giftar, ""*" ^•■"*' 
á fu alvedrio , lo necefario, de la Real """'^\ 
Hacienda , para la pacihcacion , 1 admi- ,>,.,„„„ 
nilbacion de jufticia , con parecer del qugqu* 
Audiencia , ü dos de los de ella , junta- tid:Jf,t , 
mente con los Oficiales del Hacienda. I^^ ^-"'^ 
Qiic de todas las cofas fucedidas , reci- 1"' /"'""» 
bicfc información , i la embiafe al Rei. ""' '"'^'* 

Y/- 1 • j _ VTtncípií 

porque , Icgun la indignación , que „,,„„,;,^ 

aquellas Gentes de el Perü mollraban Xac atin. 

contra Blafco Nuñez , i concepto, que 1. 

de fu afpereca , i condición tenian , fe Facultad 

podria creer, que con dificultad los Re- ^ <^a(ca, 

beldcs fe qucrrian reducir , ni deshacer ^^'^f =' " 

fus Gentes , fi le vicfen en la Tierra , i ", "."^" 

r r L • ' L 1 1 celano 

peniaíen , que havia üc bolvcr al cargo, g„ ^.^f-^j 
parecía á algunos, que leria bien, que en neccla-— 
llegindo el Licenciado de la Gafca, ría», 
falicfe Blafco Nuñez de la Tierra , i fe 

cm- 



lí< 



p 



is4g: 

Parecer 
íobre fa- 
Jir de Li 
Tierra 
B l>i'co 
Nuñei. i 
q.ie fuefe 
con Gi(- 
ca algiin 
Caballe- 
ro , que 
piidiefe 
quedar 
por Vi- 
íoiici. 



Ordé del 
Reí . fd. 
Torable á 
B 1 a fe o 



lulchr» 
«Jl mers 
tailitts in 
Mcie p e- 
ttuntiSy'^ ñ 
«Ott rarljt 

hits ¡71 h»f 
tem ver' 
fuf cadtt. 
Se. 907. 
Jíift.j. 



DecadaVII 

embinfc con el Licenciado de la Galea, 
en fu lugar , vn Caballero fufrido, i pru- 
dente , con quien los del Pcríi no tu- 
vieíbi amill.id , ni enemiíUd, para ma.n- 
tencrlos en igualdad , i jufticia , i que 
cite (pacificaba la Tierra ) quédale por 
Vilbrrci. Y havicndofc cmbiado á Flan- 
des eftos Dcrpuchos , el Rei los aprebo, 
añadiendo fojamente , que fi ( no em- 
bargante ellas Provifiones) Gonzalo Pi- 
^arro continuafe en fu Rebelión , el 
Licenciado de la Gafca , ¡ los nuevos 
Oidores , que fe havi^n de embiar , no 
cntendicfen en mas que en las cofas de 
la jufticia , i dexafen á Blafco Nuñez 
viar de fu Governacion,corao viefe que 
conviniefe , fin que tuviefc necefidad 
del parecer del Audiencia , falvo en las 
cofas , que era obligado por los Pode- 
res , é Inílruccioncs,quc llevó , dándo- 
le todo favor, i aiuda para ello , refer- 
vando al Licenciado de la Gafca , i á 
los Oidores, el declarar, fi Goncalo Pi- 
caño peimanecia , ó no en la Rcbelioni 
con lo qual moílró el Rei , que no 
queria que Elafca Nuñez faliefc de la 
Tierra , ni que de acá fe cmbiafe otra 
Perfona en fu lugar , i la eftimacion en 
que tenia fu Perfona , digna por cierto 
de vn Rei, agradecido al buen celo de 
Blafco Nuñez, á la limpieza de fu ani- 
mo , i á los muchos trabajos á qut le 
pufo por el Rei , i á la conftancia con 
que acabo fu vida tan honrofaraente en 
k Batalla. 

CAT. VIL *De otras Ordenes, 

que fe dieron al Lie. de 

la Gafca. 



E M A s de lo come- 
nido en el prece- 
dente Capitulo , fe 
ordenó, que la Ciu- 
dad de Panamá fe 
pulicfe dcbaxo de la 
fupcrioridaddel Au- 
diencia de el Perü, 
para que cíluviefe con m;üor cuidado, i 
advertencia en lo que de allá fe le cni- 
bi:ife :\ mandar. En quanto al falario del 
Lie. de la Gafca , no huvo limitación, 
fino que llevo orden , para que los Ofi- 
caaG'jii- cíales de la Real Hacienda de Panamá, 
^alo Pi- i de! Pcrü, le pioveicren de lo que bu- 
harro, viefe meneflcr. Diofele vna Carta del 
Rei, para Gonzalo Pi garro ,ordcnaI^do- 
le, que ca lo que tocaba .i la pacifica- 




Et Reí 

iefcrive 
con Gaf- 



I. L I B R O I. o 

cion de aquellos Reinos, hiciefc , como 
fe confiaba de fu fidelidad j i que creicn- 
tio el Rei , que en ella no havia hnvido 
falta, proveio al Preüdcnte , i la nueva 
Audiencia, i lo demás que de el cnten- 
deria j lo qual fe higo , porque de mejor 
gana acéptale el perdón, i no cnreiiJiefe 
que el Reí tenia enojo con él ; porque 
Cfl tal cafo Je convenía darle á entender, 
i afimifmo a los demás , que el Rei hi- 
ciera demonltracion con cafligo : i al 
mifmo tenor fe efcrivió á otros los mas 
Principales. El Lic.de la Galea pidió, 
que fe mándale á Alonfo de Alwiado 
(que á la iácon fe hallaba en la Corte) 
que fuefe con el , poique podia niudar 
mucho en la paz, por ei mucho crédito 
que en el Reino tenia j i que en cafo 
que fe huviefc de llevar la pacificación 
por rotura, el dicho Alonfo de Aivnra- 
do podía Icr de mucho provecho , como 
lo tuc en tiempo de Vaca de Callio •, i 
que para cito convenia , que el Reí le 
hónrale, i encomendafe mucho, que en 
ella Jornada Je acompáñale , i iuud.,ie 
en todo 5 porque prendándole de ella 
manera , Le tendría de él maior fegun- 
dad. Y aunque, quando le trataba Ue cf- 
te punto , huvo parecer, que no fe dc- 
xaíé bolver á las indias a Alonlóde Al- 
varado , porque en las primeras Cartas 
de Blalco Nuñez , adonde avilaba de al- 
gunos , que no cumplía que elluviefcn 
en la Tierra, ponia entre ellos á Alon- 
fo de Alvarado ; i porque en algunas 
platicas fe havia moltrado Amigo de 
Goncalo Pigarro , i porque fe havia 
fabido que clcrivia aviíos de acá , jun- 
tamente con Barrieiitos 5 i por cílr.r 
mandado, que no fe hicicfe , fe embio 
vn Alguacil deldc Valladolid tras vn 
Criado fuio , que llevaba las Cartas, i 
por embarazarle en prenderle en Coca, 
otro fu Compañero las enterró en laCa- 
ballciica, de manera , que no fe pudie- 
ron havcr , i defpues vino con ellas el mif- 
mo Alvarado , ofreciendo de molbarlnsi 
i porque eítab;! picio en la Corte , por 
Requifitoria de las Indias , por cicito 
defafio que havia hecho , con todo ele, 
por la inllancia que hico el Lie. de la 
Gafca para llevarle configo , le permi- 
tió que 'íWQ^c , i fe le hicieron mercedes, 
dándole Titulo de Manlcal , para ubíi- 
gaile á fervir , cnnforme a la confian- 
za que el Lie. Gafca de él hacia. 

Y poique p:u-eció que podiia conve- 
nir dcxar lüs ludios, que (vJuncaloPi gar- 
ro havia cn^coaiendadü , duraiif e las aite- 
raciülKS 5 á lij Peiibnas que los tenían, 
' B á 



Caica pi- 
de -, ijiie 
vaia cori 
él Alón- 
fode Al- 
varado. 



Parecer,' 

<]l'C 1,0 

tiielva i 

Alvara- 
do* 



Alouíóríé 

Alvara- 

lasíi).;í.ií- 

CCüiVillt- 

!o dcMa- 



Comino 
á Gilcar 
fobrc -lili 
tar lo-Iii- 
dios, a los 
>.]iis Pi- 
c irro lo'> 

> 

di6« 



Revoca- 

ció di la 
Ordena- 
ba , ijue 
trata de 
las ¡utor- 
rnicioiies 
de los \'- 
magroj, i 
Pigarros. 



El Lie. 
Ifíiglo de 
la ilente- 
ría , Oi- 
dor de Li 
ma. 

Mujdafe 
á Gafca, 
que haga 
jiiíKcia á 
Alólo de 
Mendo- 
Si , t^oi- 
losliiclios 
q le qui- 
to Pi\-Ar- 
ro. 



lo Historia de las In 

á lo menos no haviendo Partes, que pie- 
tendiefen fer fuios ; i havicndolas , con- 
ven. !iia hAcer alia jullicia, á lo menos 
fj(.iiJo la Paite ■delpojada, por fegiiir al 
Vilbrrei , lo qual feria dclanimar á los 
que havian fcguiJo la voz deiRe¡,pues 
que hivicndo fiJo defpofeido en las In- 
dias , havian de acudir por el remedio 
■a Caltilla •, i aunque ellos dos calos ef- 
taban rcicrvados al Rci , fe remitieron 
á la prudencia dei Lie. de laGafca, pa- 
ra que en ellos hic:etc lo que viefe que 
convenía: i lo milmo le hico en lo que 
tocaba ;i las R-:fidencias, pues le juzgaba, 
que llevan Jofc intento de perdonar delitos 
p ;liid.is,conv;nicrc,o diíunular del todo, 6 
dilatar, para quando lis cofas eltuvielen 
alentadas} i lo niifnio fe le reniitió, en 
quanco a tomar información de l.i pri- 
lion del Vforrei , i de otros delitos; 
porque parecía podrían mover algún ef- 
candalo. Revocóle la Ordenanza, que 
mandaba , que el Audiencia fe informa- 
fe de los exce'.'os hechos en las cofas de 
D. Francifco Picarro , i D. Diego de 
Alm igro , i que fe quitafen los Indios 
a los que fe hallafen culpados. Porque 
pareció , que la execucion de ella Or- 
denanca era contraria á la paz, i fofie- 
go , que fe pretendía, fegun los muchos 
que en los dichos exctfos fueron culpa- 
dos , i la parte que eran para aiuda á 
confeguir el fofiego, ó impedirle ; i ella 
revocación fue mu; conforme al tiem- 
po , i cll ido de las colas. Proveiofe por 
Oidor del Audiencia, en la Plaga de Li- 
i'on de Tejada, que era muerto, al Lie. 
Iñigo de ia Rcnteria ; i mandóle , que 
todos los Oidores traxefen Varas , i al 
Lie. de la Gafca,quc oicfe á Alonlb de 
Mefa , V^eclno del Cuzco , Natural de 
Toledo, i le hiciefe jullicia, relHtuien- 
dolc les Indios, que Gonc.^lo Picarro le 
havia quitado , por havcr Icalmentc fc- 
guido la voz del Rci. Ella rs la fuma 
de los Defpachos , i Comiiuuies ,que fe 
dieron al Lie. de la Gjfca , haciendo 
de él la confianga , que fe vé por ellos: 
el quil pidió , que en dexando aquellos 
Reinos pacíficos , fe pudiefe bolvcr á 
Calli'la, i luego ti.ub de hacer fu via- 
ge , porque las cofas eílaban en ellado, 
que pedían diligencia ; i el Reí fe tu- 
vo por muí férvido de los del Confejo, 
por la buena refolucion ,que 
en todo havian to- 
mado. 

)(^A )v^)C K^X 




días Occidentales. 

CJT. FUI. T>e druerfas tofaí 
proveídas para algunas Tro- 
viñetas de las lu- 
dias. 

Lie. Cerrato, 
Prcfidcnte del 
Audiencia de 
Santo Domin- 
go , i á otras 
partes ( como 
queda dicho) fe 
avisó , p;.ra que 
la parte de las 
nuevas Lcies, 
que eílaban revocadas , no fe executa- 
fen j i ella vez fe ordenó, que en todas 
las Audiencias los Oidores traxefen Va- 
ras. E'ilaba en la Coree Hernán Vane- 
gas , Caballero de Cordova , antiguo 
Conqiiill.idor en el Nuevo Reino de 
Granada, que havia venido por fu Pro- 
curador , en elle cafo de las nuevas Le- 
les , al qual fe dio vna Carta, acordada 
de la fuccfion de los Repartimientos de 
los Indios, en las Mugeres , é Hijos de 
los Conquilladores, i todo el defpacho, 
en conformidad del que llevaba el Lie. 
de la Galea, en quanto a la revocación 
de las nuevas Leies , i á él fe dio Ti- 
tulo de Marifcal, por la Población que 
hico de Tocayma , i por otros nauchos 
lervicios. Y al Lie. Gongalo Ximenez 
de Qiiefada , que en eib facón anda- 
ba en la Corte, pleiteando con el Ade- 
lantado Don Alonlb Luis de Lugo, fo- 
bre cierr.is cantidades de Oro , que le 
pedia , ha\'icndofe entendido mejor fu 
valor , i fervicios , mandó el Rei , que 
haviendo h;cho Rcfidencia por fu Pro- 
curador , del tiempo que allí f^overnó 
el Licenciado Miguel Díaz de Armen- 
dariz , ni otro en fu nombre , fe la bol- 
vlcfc a tomar , al qual ( porque en lle- 
gando Jorge Robledo á la Provincial 
de Cartagena , con el Titulo de Marif- 
cal de Antíoquía , fe le dio de Tenien- 
te deGovernador en Antloqula , Cart.a- 
go, Arma, i Santa Ana de .Anccrma) 
le embiaron vna gran reprchcnllon , i 
fe le ordenó lo que fe dirá en fu luí^ar, 
declarando , que la Ciud.id de Aiuío- 
qula caía en la Governaclon de Pop-a- 
yán : con que el Govcrnador de Car- 
tagena dexó la prttcnllon , de que era 
de la fula. Y en eila ocation luán de 
Vega , Señor de Grajal , qiie era Embaxa-' 

dor 



If 4^- 



Los Ou 

dores da 
las Aii- 
dienciaSy 
que trai- 
gan Va. 
ras. 



Hernia 
Va ¡legas 
budvcal 
Nuevo 
Reino. 



Hernán, 
Va liegas 
lleva Til 
tillo de 
Mariícat, 

Gonqalo 
Ximenez 
de Que- 
fada buel 
ve á la 
gracia de 
ei Rei. 



Reprehc 
íiojí de el 
Rei al 
Lie. M¡- 
guülDiaz 



Antio- 
qiii£ de- 
clara el 
Re! íer 
de la Go- 
vcriiació 
de Poi>a- 
yáu. 



I 



dor del Rei en Roma , prcfentó , en lu 
nombre, al PontifTi:e para prioier Obii- 
po de Popayan , al Macftio Juan, de el 
V'alle. ■ Y al Licenciado de la Garca fe 
ordeno , qne advii'tiefc al Licenciado 
Miguel Díaz de Aimcndariz , que de- 
xufe la Rclidcncin del Adelantado Se- 
baílian de Belalcacar , porque havien- 
ddfé i'tftirado el Viforrei á íu Governa- 
cion ,. parecía que no convenia defabrir 
aquel Hombre , gran Soldado , i pode- 
ixifo en las Indias , i de quien (en aque- 
lla gran calamidad ) el Viforrei fe havia 
ido á favorecer, porque aun halla elle 
punto , que ferian los veinte i qiiatro 
de Agollo de elle Año, no fe fabia fu 
muerte , con haver fucedido á. diez i 
nueve de Enero. 

En elle mifmo tiempo fuplico el 
Rci al Papa , que mándale erigir las 
Igleílas Catedrales de México , los Re- 
,,, íes , i Santo Domingo, en Mctropo- 
... . .,;liranas •, i á lop Obilpos de ellas , por 
-£v. - Ar^ohifpos , dmloles toda el autori- 
dad neceiaiiá pira el vfo, i exercicio de 
fus Dignidades , i que mándale em- 
; bJar el Palio á cada vno de ellos Ar- 

' ij'obifpos, porque impoitaba mucho pa- 

ra el lervicio de Dios , i buen govierno 
ffereve de Elpiritual de las Indias, i defcargo de 
fu Sancí j-j j^^ai conciencia. Aíimifmo fe fupli- 
dad para ^^ p^|. ^,^^ Breve , para que qualefquie- 
' r ifc-fo- '^ Sacerdotes , 6 Rcligiofos pudiefen 
res mnni- nianifellar , fin caer en irregularidad, 
fií-ftcnlos ni peligro alguno de concipncia , qua- 
cnalostra lefquiera delitos que fupiclbn , tocan- 
rtos tesa mal tratamiento de Indios, i que 
lo pudiefen hacer fuera de confcfion, 



jtamírtc 
Ide los I 
id ios fu 



fue- 
' ra de có- 
Fdion. 



haciendo los tak'S Religiofos , i Perfo- 



nas Eclcfiailicas protellacion , que por 
fu dicho no fe procediele a efulion de 
fangrc , ni mutilación de miembro ; i 
que en los tales c.ifos pudielen fer tef- 
tigos , i decir fus dichos , i depoficio- 
nes de oficio , i á iníl»nci:i de Partes, 
íin caer en otra ninguna irregularidad, 
ni en otro vicio , ni dcffólo , los qua- 
3cs Breves eran fumamcntc necefuriosj 
i que no los pudiendo dcipachar per- 
perpetuos , fucle por tiempo limitado, 
durante la convcrhon , e inilruccion de 
Breve pa '^^ indios. Y también fuplico á fu San- 
raque los tidad , que pues las prefentacioncs de 
r^biCpos los Obifpos de las Indias fe havian he- 
íelaslii- cho, con intención de que los Prela- 
ús no Jos elluviefcn ficniprc en ellas, fin ha- 
/aian a^ ^^^ aufencia , para que los Indios fue- 
Roma a • n j I 1 r ■ 
A(it»i Li- '^" rneior inlnuidos : lo qual no lena, 

tJin.iApof fi elluviefen aufentes , por ir á vifitar- 
flemm. Limina ^poftolorgm , i no fe podría cou-' 




HI LíbkktÍ: ^' I i' 

féguir ei fruta de la inflruccinn, de que 
Nueílro Señor feria mas férvido ; por 
lo- qual , i por la gran dillancia que 
hái de las Indias a Roma , no podrían 
cumplirlo , concedicfe Breve , por el 
quiíl tuviele por elcufados á les dichos 
Prelados , prefentcs , i futuros , difpen- 
fando con ellos. 

CAT. rX: ^^íe el General Hi^ 

7iojofa vcupa a ''Tanama, , i. em- 

bia al Capitán T alamino eti 

feguimiento de Melchor 

Verdugo. 

Olviets'do á lo qne 
pifaba en el Pcrñ, 
entre tanto que lo 
refeiido fe trataba 
en Cali illa , havicn- 
dofe aufentado de 
Panamá el Capit;'.n 
Juan de Yllanes,por el poco favor que 
halló para el fervicio del Rei en los de 
Panamá , i con fu aufencia haviendofe 
apoderado D.Juan de Mendoca del Ar- 
tillería , viendo el General Pedro de 
Hino^ofa, que hsvia cfpirado el tiempo 
de las Treguas , i que de Caílilla no pa- 
recía nueva ninguna, determino de en- 
trar con toda fu Gente en la í "iudad, 
adonde fe recibió contento, pareciendo, 
que clbuido allí el Avnjadn , acndiri?. mu- 
cho dinero del Perú , en que le engaña- 
ron -, porque no embargante que Pedro 
de Hinojofa calligaba bien los cxccfos 
de los Soldados , i no mataba ii nadie, 
ni tomaba á ninguno fu hacienda , ha- 
via muchos robos , i los mifmos Capi- 
tanes los hacían , procurando qne no lo 
cntendiefc el General. En elle punto 
le tuvo avifo , que Melchor Verdugo 
havia llegado a Nicaragua , i que por 
comifion de la Real Audiencia de los 
Confines , levantaba Gente contra Pi- 
carro •, i havicndo tratado de lo que fe 
havia de hacer , acordaron, que el Ca- 
pitán Juan Alonfo Palomino fticfe en 
vna Nao á Nicaragua , bien armnda, 
i proveída , i procúrale Ác dr^iLicer a 
Verdugo. Y para eftar m:;s apercibi- 
do , en Panamá nombró por C.ipirancs 
a D. Pedro Luis de Cabrera , ñ fu ^'er- 
no Hernán Mexia , Pablo de Menefes, 
Juan de Vargas , Hermano de Garcíla- 
{o -, i ordenó , que Don Pedro Luís de 
Cabrera , con ciento i veinte Soldados, 
fuefc a ocupav la Ciudad de Nombre 
■ ^ ' ^« de 



.., 3 entra- 
da de los 
Soletados 
ce Hino- 
jofa ei.Pa 
iiania.fiie 
perjudi- 
cial. 



noi'T.t'ta 
Capiía- 
11 es en hi 
Aunada. 



En Pana- 
má (e fa- 
be , qiic 
Gjfca va 
al Pciii. 

Hlnoiofa 
embia á 
Vela Nh- 
ñez , i á 
otros al 
Pcrü. 



Palomi- 
no t]ue- 
ma e» Ni 
raragua 
vna Nao 
del Perü. 



Palomi- 
no fe biiel 
ve á Pa- 
namá. 

Melchor 
Verdugo 
va conGé 
te por el 
Mar del 
Norte , á 
Nombre 
de Diof. 



tz Historia DE las In 

de Dies , i guárdate aquel Puerto de 
Vcriiugo , i de Codos los que no lieiidp 
Amigos quificlcn entrar en el. Los de- 
más Citpitincs citaban en Panamá, con 
fus Couipañias, adonde fe tuvo avilo en 
eftala^on,quc el Rci cmbiabaalLic.de 
1.1 Galea A pacificar el Perü, i que con- 
firmaba la Governacion á Gonzalo Pi- 
caño , al qual pareció á Hinojola de 
cmbiar á Juan Veiazqucz , Vela Nuñez, 
i a Blas de Saavedra , con Maitin de 
i\larcon , Natural de Truxillo , á los 
qu.iles halla cite tiempo havia tenido 
prefos en fu Aimada. 

Melchor Verdugo , hítviendo to- 
cado en Puerto Viejo , quilo prender á 
Cárdenas , que alli govcrnaba por Pi- 
porro, i cfcapandolelc, paso á Nicaraguaj 
i havicndo cuenta al Audiencia de los 
Confines, de lo que pafaba en el Perü, 
i la tiranía de Pi^arro , pidió licencia 
para levantar Gente , para fervir al 
Rci. En elle tiempo llegó el Capi- 
tán Juan Alonfo Palomino , i man- 
dó quemar vna Nao, en que havian lle- 
gado Diego López de ^uñiga , Efqui- 
vel , i otros , que deftenó el Capitán 
Lorenzo de Aldana de la Ciudad de los 
Rcies. S.ibido ello en la Ciudad de 
León, falió de ella vn Alcalde , llama- 
do Biedma , para impedir , que Juan 
Alonfo Palomino tómale Tierra ; pero 
i.i lo havia hecho , é ido a vn Eílero, 
adonde cilaban algunas Naos, i Caba- 
llos , i quaiido los de León llegaron, iá 
lo havia tomado , llevado al Puerto , i 
fe havia recogido en fu Nao > i los de 
Nicaragua , fin ningún miramiento, 
mas de fu provecho , le vendían Caba- 
llos ,i quanto queiia, de que avisó Mel- 
chor Verdugo ;il Audiencia , i embió al 
Oidor Peuio Ramírez de Quiñones, pa- 
ra que piovciefc lo que al l'ervicio del 
Rci parecicfe convenir. Pero Juan Alon- 
fo Palomino , en provciendolc de lo que 
huvo menciter , le bolvió a Tierra- fir- 
me v i el Melchor Verdugo Icvontaba 
fu Gente en Nicaragua, con la qual, i 
con quatro Barcos (]uc hi^o , (alió por 
el Dcfaguadero de Nicaragua á la Mar 
de el Norte, para ir á Nombre de 
Dios , llevando por Capitanes 
á Ñuño de Guzman , i a Ro- 
drigo de Efqui- 
vcl. 



♦** * * » « 

* # # 

* # * 



días Occidentales. 



if46. 



'1 cri. 




Cy^T. X. ^e Francifco de Car- 

vajal falto del Cuzco ; ; lo que 

hip contra los que tenian 

lavozdelRei. 



N T R E tanto que pafaba 
lo que fe ha dicho , en 
Tierra- firme, i Nicara- 
gua , Francilco de Cir- 
vaial , falienüo del Cuz- 
co , mando Jar dos Ca- 
ballos , i Armas a Dcgo Daiva , por- 
que con algunas cfcuias ie quedaba , i 
con diligencia llego al Pueblo de Aya- 
bire, adonde hallo al Capitán D. Mar- 
tui de Guzman, que por Alonfo de To- 
ro citaba en la Provincia del Collao , i 
le dio veinte Soldados que tenia , i él fe 
quedó , por mucho dinero que dio á 
Carvajal ; i fabiendo Centeno, que Alon- 
fo de Mendoza citaba en Hilabe , em- 
bió treinta de á caballo , que le prcn- 
diefen ; pero no fe atrevieron a pafar la 
Puente del Delaguadero , que fe arma 
fobre haces de Pa)a : i labido por Alon- 
fo de Mendoza , fe retiró a Chuquito, 
con once Soldados , adonde llegó Car- 
vajal , i le dio vna Compañía de Infan- 
tería , i otra á Morales , i á Caílañcda; 
i á Juan Julio de Ojcda dio el Eítan- 
darte, que llamaba Real. Hi^o Maefe 
de Campo a Dionifio de Bobadillaj Sar- 
gento Maior , á Baltafar de Cepeda, 
Hermano del Lie. Cepeda } i con la 
Gente que llevaba, i otra que le embió 
de Arequipa Pedro de Fuentes , iá tenia 
docientos i ochenta Soldados. Diego 
Centeno , havicndo viado de menor di- 
ligencia de la que pedia tan prompto 
enemigo , como Carvajal , falló de la 
Villa de la Plata con ciento i ochenta 
Soldados, haviendolos pagado del dine- 
ro de la Caxa Real , i luio, i de otros 
Amigos, V i caminando la buelta de el 
Cuzco, fin faber nada de Carvajal, en 
Ch.i}.iiita le juntó con ti Luis de Ri- 
beiu, dcfpuesdc haver paíado mui gran- 
des trabajos, i en Paria determino, que 
delcanfafe la Gente algunos dias, para 
también faber alguna nueva de fus Ene- 
migos i i á nueve de Abril liipo , que 
Francifco de Carvajal le iba a bufcar ; i 
juntos Lope de Mcndoija , Alonfo Pé- 
rez de Caílillejo , Luis de Ribera , Rc- 
tamofo, Ribavadencyia , i otros ( para 
determinar loque havian de hacer, por- 
que también les havia llegado la nue- 



Fráfifc© 
deCsrv.i» 
jal llega 
á Ayabi- 
re. 

Centén» 
embia á 
prender 
á Alonf», 
de Men- 
doza. 

Frácifco 
Carvajal 
hace Ofi- 
ciales , i 
C.ipiu- 
net. 



Centén© 

fabe , que 
Caí vajal 
va tu (ii 
demanda 



rS 4^; ' T - Jy E C A D A V 1 1 

va de la muerte de el ^^i^o^•ei , i 
Victoria de Gongalo Pífano, en Añ;i- 
,'-*^""""' quito ) acordaron , que pues en coJoS; 
\.^*) ^, los Reinos del Pcrü no tenia el Rei , de 
i los de- '"^ parce, declarados a otros, lino a ellos, 
mis fieles i 1-t fortuna favorecía tanto á Goncalo 
aciierd.ui Pi^arro , é iba contra ellos tan cruel 
de dcsha- Eiieaiigo con mas podcrofas fuerzas, 
cci- fi) b- p,.,j [ji^,^ retirarle , pues ellaban ciertos, 
xercito. i^i^j^ mucha parte de los que alli eíla- 
ban, fe hivian de pafar á Carvajal, en 
dcfcubriendo fus Vanderas : allende de 
que tenian veinte Soldados enfermos. 
Para poner ella determinación en efe£to, 
acordaron , que Lope de Mendoza bol- 
viefe con los Soldados, que tenian por 
folpechofos ,.á,la Villa i i que con ios 
leales ( que ferian como noventa ) aguár- 
dale Centeno , halla tener mas particu- 
lares avifos de Carvajal, para que en tal 
cafo fe bolviefen a juntar , i tomar al- 
gún litio fuerte , adonde defenderfe, 6 
retirarle á los Chichas , halla que Dios 
mejorafe los tiempos, i el Partido Real, 
pues que en las dificultades es bueno 
poner tiempo enmedio. 

Francifco de Carvajal iba en de- 
manda de Centeno , para acabar la Guer- 
ra de arriba , i acudir á la Ciudad de 
los Reies , adonde pcnfaba hallar á Gon- 
ígalo Pigarro , pues iá era acabada la 
"' Guerra de abaxo. Y llegado al Pueblo 
de Hayohayo , fupo Centeno , que ef- 
I a Gente ^^^^ ^'^ Pana , i que tenia docientos 
de Lar- Soldados ; i aunque de los de Centeno 
vnjal de- havia quien defeaba pafarfe á Carvajal, 
lea pafar- muchos de los de Carvajal defeaban pa- 
fe áCen- fai- a Centeno , porque conocían , que 
teño. jg yQj ¿qI [^£¿ havia de permanecer : i 
aquí dcxaron a Carvajal diez Soldados, 
bien armadiís : i aunque toda la Gente 
fe entibió mucho con ella fuga , Car- 
vajal no hi^o fentimiento , antes fe rcia, 
■ - i dccia , que lo h^vian hecho de cobar- 

des, i que bolverian alus manos. Tu- 
vo Carvajal a\ilo , que en el Cuzco ( fa- 
bido que Centeno ellaba en Campaña) 
fe hacia Gente para focorrer á Carva- 
jal , el qual cfcnvió á Alonlo de Toro, 
que no tenia para que moverle , pues 
fu Pcrfona bailaba para mas que Cen- 
teno j á lo qual relpondió Alonlo de 
Toro afpcramente , i delafiando á Car- 
vajal , para quando le vicien. Carvajal, 
que íleniprc tenia en poco á Centeno, 
Frácifco i fe burlaba de él , mandó marchar apric- 

í^lir" *^ ' í"^''* h^ll'irle defcuidado. Defde Ca- 
" '^"f lacoUo, cinco Leguas de Paria, fe em- 
DieKoCé biaron Corredores a reconocer a Cente- 
Teno. 00 , i Carvajal fue liguiendo j i labido 



I. Libro I. ■ - r. ; . 13,., 

de los Corredores , que no fe hallaban 
los de Centeno en forma de pelear , li- 
no de retirarfe , embió a otros , i el ca- 
minaba , halla que pudo defcubrir á los 
de Centeno , i dixo ; ^/e aquellas mas 
tenian miiejira de huir , que de -pelear. Die- 
go Centeno embió á Juan Orciz de ja- 
rate, Hernán Nuñez de Segura , Jua- 
nes de Cortaba, i á otro, con orden de 
feguir á los Corredores del Enemigo j i 
reconociendo la Gente que llevaba, pro- 
curafen de faber fu intención , i él íe Retftnda 
fue retirando. Los Corredores , como ile Diego 
fe conocían con los de Carvajal, habla- Ceiueno, 
ron con ellos, i fe retiraron , i alcanza- 
ron á Centeno media Legua de Paria. 
Carvajal , villa la retirada de fus Ene- 
migos , fe alojo junto á vn Arroio , te- 
niendo lie/npre ( como Capitán experi- 
mentador) muchas Rondas , Cuerpos de 
Guarda , i Centinelas , para que no le fu- 
cediei'e defalbe , tomándole delcui- 
dado. 

C AT. IX. ^le frojigue lo que 

gafaba en la Guerra, entre Fran^ 

cifco de Carvajal , i 'Dtcgo 

Centeno. 

I E G o Centeno , que 
havia parado media 
Legua de Paria, en 
vna Qiicbrada , fa- 
biendo que fe havia 
alojado Carvajal, 
bolvió fobre c¡ con 
fus noventa Compa- 
ñeros , para ver 11 podría facar alguna 
Gente á Carvajal i 1 acertando á dar en 
Cuerpo de Guarda , adonde eltaba el 

Capitán Morales, huió, diciendo , que '^^o'-'C 
i ... * tCMo re- 

íos Enemigos cllaban alli , i que eran [,„¡,|^,p f_ 

muchos. Francifco de Carvajal falió lúe- bre Fian' 
go al Campo , ordenando á fu Macfe cifeo da 
de Campo , que fórmale vn buen , i fuerte Carvajal, 
Efquadron de Picas. Centeno, oiendo el 
lumor que havia , poniendofc en orden 
el Campo , fiendo ia el Alva , ellando en 
parte que le podían oir, decia ,que dcf- 
amparafen al Tirano , i acudicien al Rei, 
mirando por fu honra, i le acordafen de 
la fidelidad , que le debían ; pero como 
iá fabian la poca Gente, que tenia , nin- 
guno fe movió, i Centeno le retiró, i 
Carvajal echó tras é! al Capitán Mar- 
tin de Almendras j i fintiendo que anda- 
ba á las manos con Centeno , con fu 
Gente ei) orden, marchaba , i Centeno 

F*3 ■ • ^ 




Eírgoíc 

tciio pro- 
oiralaa i» 
car laGc- 
te 1 Car- 

d I e fe 
mueve. 



Fvacirco 
«leCaTv.n 
jai -rá fi- 
guícdo i 
DiegoCé 
teño. 



DiegoCé 
tciio fe vé 
en pcl'i- 
gio , i es 
íbcorcido 



DiegoCc 
teno.t Lo 
pe de Mé 
doiji f« 
juntan. 



ínhnmi- 
íüdad de 
Fiaiicíí- 
co de 
C.irva).il. 

^M«> res 
AuhUfunt 
tnulti -JO- 
lunt c¡ft 
focij tu* 
fortuni-y 
fedf ca- 

i,t aliiiniie 
fibi ofetn 
^hqu'n ff- 
ratyomne! 
finditiin 

tur. í>cot. 
• io.aii-3.» 



«4 Historia dí: las Tn 

caminib.i la l)tiolta de Chayanta, adon- 
de iá ic aguardaba Lope de Mcndogaj 
el qual , labido qucvn Cuñado de Alon- 
Ib de Toro , i otro Sold.ido le querían 
pafar a Carvajal , (m darles mas tiempo 
que para confefav , los hi-^o dar garrote 
la noche de la Saotiííma Rcfurreccion 
de Nueftio Señor. Carvajal folicitaba 
el pifo , para alcanzar u Centeno ji lle- 
gados á piícllo ,<|uc pudian jugar los Ar- 
cabuces, Diego Centeno, con los mejo- 
res Soldados , hacia roilro en la Reca- 
£»uarda ; i por havev andado aqivel día 
mas de d¡c£ Leguas, el Caballo de Die- 
go Ctnteno fe cansó , por lo qual los 
EneiYiigos lá pcníaban tenerle en las ma- 
nos j peio viéndole en tanto peligro el 
Teforero Efpinél, Pantoja , Cortaba, i 
el Padre Domingo Ruiz , valerofamentc 
le ibcorrieron , i pelearon tanto , que 
derribaron á Pedro de Soria, i' á otro, i 
con fus Cíchallos le falvaron j i havien- 
dofc apeado vn Soldado, llamado Vidal, 
para hacer fuerte con vn Arcabuz , no 
pudo tan prello.ponerfc a caballo , que 
cargindo l'obre el , le prendieron. Car- 
vajal folicitaba á fu Gente , que camí- 
nale , pero no podia , }>or el canfincio, 
i Centeno ganaba Tierra j i licndoia tar- 
de , la noche los dcfpartió : i Francif- 
co de Cuñiga , Natural de Talavcm, 
nprovechanUoie de la efcuridad , fe piso 
a Carvajal , dehimparando u Centeno, el 
<|ual , con mucho canlancio , i hambre, 
llego a )uatarfc con Lope de Mendoza, 
i Carvajal (aunque de noche) mando á 
Alonfo de N4cndoga, que iiguicfe el al- 
cance , i el paró en aquel Lugar , que 
le tonío la noche , fm Tiendas, ni abri- 
go , i la paso mui afpera de frió, i nie- 
ves j i por no dcxar de ejecutar lij cruel- 
dad , mando atar de pies, i manos al Sal- 
d;udo preio , dicho Vidal ,i defnudo, pe- 
reciendo, 1 pidiendo la muerte , le hico 
cftár atormentado toda la noche. Vida!, 
como fu :\ngi;ilia era tanta, para provo- 
c.ir á Carvajal, que le dicfc la muerte, 
le decia , que era mal Chriítiano, cruel, 
c inhumano j i el le reía : i llegado el 
dia , mando a fu Aigujcil Cuntillana, 
que le diefe garrote , ellando iá cali 
difunto. 

Centeno , i los que con el iban, 
Tiendofcfcguir del Enemigo, acordaron, 
que era bien hurtarle el viento, i bolvcr 
á Pana , por el Camino de Sacáca, i pro- 
curar de meterle en el Cuzco , adonde 
podría fcr quí" hallafen Soldados , para 
afrontar al Enemigo , en lo qual em- 
^leudiera giaa hecho, íi no le íaUára h 



DI As Occidentales. 
Gente ^ pero lii^goTe le huieron , los 
que no penrara,c3mo Amigos de fortu- 
na, que fueron Alonfo Pérez de Efqui- 
\<\ , Mnrtin de Corneta , Diego de Me- 
dina, Majuelo, i otros, i con todo efo 
proíiguio fu camiiio. Carvajal ieguia, 
con dcfco de frtber el delignio de Cen- 
teno, porque de los que fe le havian hui- 
do, vnos decian,qu'j fe iba a meter en 
li")S Andes j otros, que al Cuzco : i cfto 
creió mas aqtiel curfaJo , i aftuto Capi- 
tifij f p^rcciendole, que h diana alli lo 
que dcfeaba , act>Tdó d; Icgiiii le adonde 
fuefe -, i alí 'lo 'hacia muí á la ligera.- 
Centeno poco 'fe detuvo en S-icaca , por-'' 
que conocía la prelteca del Enemigo,- 
i flaquera en los iiiios, i no la íilt.i de 
fu animn , le daba cuidado, que no ha- 
via de fucederlefudeíignio. Carvajal, fin 
Bagige , por ir mas ligero , no paraba 
de dia, aunque las noches eran ternero- 
fas de fno , i tempríUdcs , animando a 
los fuios , fiempre caminaba ; i aunque 
tenia mas de o-jhcnta años , llevaba mas 
vig-ir que los mo^os. Llegado Centeno 
á Paria , fe le quedaron Girón , Villa- 
Roe! , i otros Amigos , i los que le ha- 
vian dcxndo iá eran cinquenta. En Ha- 
yohayo dio Marz á los Caballos j i Car- 
vajal fupo alli, que Centeno citaría dos 
Legur.s de aquel Pueblo ; pero los Hom- 
bres , i Caballos iban ran deshechos, i 
caniados, que qnanJo Centeno fe pulie- 
ra en alguna embofcada , tuviera vna Ic- 
ñalada Vitoria. Lleg;ido Carvajal á Ha- 
jfohayo , halló flete Soldados de los que 
havian feguido á Centeno , i á todos los 
mando ahorcar. Mas adelante fe juntó 
con Carvajal Francifco de Retamofo, i 
por interccfion de Alonfo de Mendoza 
no le ahorco ; i los que fe huían de Cen- 
teno, fe iban a los Montes , por apar- 
tarfc de .TqucUa crurlifima Guerra. 

Pafada la Puente del Dcfagu.idero, 
Centeno ( que íá llevaba poca Gente) 
la man^ió cortar, i aquí fe le huieron fu 
Sargento Maior Hernán Nuñcz de Se- 
gura , i Francifco de Tapia , Alguacil 
Maior -, i aqui tomó Canas de Arequi- 
pa para Carvajal , por las quales fupie- 
ron , que en aquel Puerto eftaba vn Na- 
vio , con Merculcrias para Chile , i 
acordó (con paiTcer de lus Conipaño- 
jos ) de embiar al Capiv-.m Diego deki- 
vadeneyra con catorce Arcabuceros, pa- 
ra que le oaipafc,i ín él fe pudiefcn ir 
adonde huvicfc voz del Reí ,hi quil hí- 
90 Rivadeneyra, con-;o fe le mandó. Y 
lleg-ando Centeno a Chucuito , adonde 

eftaba D. Martin 4c Guzmán por Aloi>íb 
..... ^g 



iV^^i 



tono, cjiíé. 

dí(7gi).os 
'.'ev., en 
hi retira, 
da. 



Multum 
in'erefl, " 
cxfeditHf' 
que,n;:far ' I 
c':n¡s srf.lf' 

K«ra avli 
in i'trris, 
nigrorue 
Jirn'd /■/»» 
c-ignc , tfl 
fiáts. 



Qufdafe 
la <v:ntc 
á Cente- 
no. 



trno cor- 
ta laPiien 
te de cl 
De 'agua- 



dero 

la 

na 



de 

Lagu- 



DicgoCé 
teiio eui- 
hia ü ro- 

NavfD a 
Ai-cqi¡í,rv 
P'ir.i (A* 
vjx/c. 



; 'ra lal 
virfe en 
Areijui- 
pa. 



15'4<^- Decada VI 

de Toro, viendo que les iba las vidas, fe 
adelanto Lope de Mendoza , que era lli 
Amigo , i le dio á encender , que havia 
muerto á Francifco de Carvajal , é iban 
á matar á Alonfo de Toro ; porque el 
alboroto que de efto fe havia de feguir, 
ó Toro fe levantaria por el Rei , ó á lo 
menos el rumor les daria lugar para fal- 
varfe : creicndo D. Martin de Guzmán 
D!f 'oCé lo que le dixo Lope de Mendoza , lo 
r , o va ^viso al Cuzco , adonde fe alborotaron 
mucho, i Centeno proieguia fu camino 
á Arequipa , i Carvajal le feguia , defeo- 
fo de acabarle la vida , i la Guerra jun- 
tamente. 

La nueva del desbarate de Carvajal 
entriíteció mucbo á Alonfo de Toro, 
Confufió porque Centeno era fu enemigo, i para 
de Alón- jaljr contra él no tenia Gente , i el to- 
íorfilo ij^.^j. jjj ^,^^2 del Rei no le parccia , que 
rp.poi a jj^(^¡j,i^ p^,.^ falvarfe de la ira de Cente- 
nueva ral x^ .-l il- r i j i i 

fe de la "°- Y en elta -.Migultia, faltándole la pa- 

mntrrc ciencia, para aguardar el fegundo avifo, 
de Car- i la prudencia para tener fecreta la mala 
vajal. nueva, llamó i Tomás Vázquez, i á Luis 
Garcia de Samamés, i á Diego de Silva, 
i los molbó la Carta de D. iVIartin de 
jju:dtbet GuzTián , á tiempo que iá havia rumor 
'■^''¿ll¡r^n la Ciudad , holgandofe muchos , de 
i ' que huviefe novedad en las colas. Y ha- 
oue accul viendd platicado con eltos lus Amigos, 
rarf.Scot. fobrc lo quc fe havia de hacer , acorda- 
4i.an I. ron de ir!eS los Reies , adonde les pa- 
recía que iá feria llegado Gonzalo Pi- 
A'onfoHe qarro , i para ello mandó , que filiclen 
Toro de- lufgQ fuMuger, i otras Dueñas , como 
termina ^^^-jor pudieitn , acia la Puente de Apu- 
imparar ™^^- ^f'" '^'^ '"^ avivó mas el rumor, 
•iCuzeo. i creicndo que Diego Centeno , con fu 
Exercito vencedor , ellaria cerca de el 
iMboro- Cuzco, falió Alonfo de Toro de laCiu- 
;o en el dad con algunos Aniigos, en fcguimien- 
U2CO. ^.Q ¿^ f^,s jVUigcrcs. Salido Alonfo de 
Toro, fe comentó á robar, i laquear, i 
Martin de Salas, i Bautilla tomaron Va- 
ras de Jullicia , i llamar.dofe Alcaldes, 
decian , que Alonfo de Toro , i otros, 
eran Traidores. Llego luego otra nue- 
va, diciendo , que la primera fue fal'a, 
i que Centeno iba huienio , con que 
huvo nuevo alboroto, arrepentidos de lo 
que liavian hecho, los que trataron mil 

Monfode ¿^ ^íonfo de Toro , el qual no creió 
Toro ha- , , ^ , ■,- , ,- 

•e cafti- l'Jfgo el fegundo avilo ; pero delenga- 
'os en el nado , bolvio al Cuzco , é higo ahorcar 
uzeo, á Salas , á BautiíVa , i á Soto Maior ; i 
á Hernando Diaz mandó cortar vna 
rijanoj i á otros dio diícrentes 
caíligos. 



II. Libro I. 



if 




CAT. XII. §lne la Gente de 

T>iego Centeno fe deship ; i lo 

que fucedi^ á los Soldados de U 

entrada de las ^Provincias de 

el Rio de la 

Tlata. 

A MINANDO Diego 

Centeno á falvarfe, 
fupo, que entre los 
pe eos que le fc- 
guian, fe trataba de 
enrraife divididos 
en los Montes, por 
no caer en manos 
del enemigo fiero, 
é inhumano , i procuro , que el Padre 
Domingo Ruiz los hablafe , para oue 
en tanta ntccfidad no lo hiciefcn , fino 
que fe cntiafen todos en el Navio, para 
afegurarfe j i conformándole en ello , ca- 
minaron la bueita de Arequipa, i Pedro 
de Fuentes , temiendo de maiores fuer- 
zas, li dcfamparó. Centeno fue al Puer- 
to de Quilcu, adonde Rivadeneyra ha- 
via de aguardcir con el Navio , i en el 
camino le alcancnron Hernando de Sil- 
va, i Gómez de León , que iban á ha- 
blarle , dt parte de Pedro de Fuentes, 
para que fe dttuviele , dándole pal:;bra 
de alcancarlc perdón de Gonzalo Pi- 
caño , i entre taino tenerle clcondido, 
i feguio. Refpondió , que no qucria po- 
nerle en la fe de Tiranos , que no cum- 
plían palabra : llegados á Quilca , fe tur- 
baron mucho , por no hallar la Nave > i 
la caula fue , que Rivadeneyra , no la 
hallando alli , pnsó a Arica, i halló des 
Navios, el vno en la Mar, i el otro en 
Tierra , i de el de la Mar fe apodeió 
con vna ellratagcma ; i viendo que lle- 
gaba Gente, fin mirar fi era Centeno, 
ó Carvajal , fe fue al Puerto de Qiiilca, 
i no llegó a tiempo , porque Centeno, 
i fus Compañeros fe havian cfcondido, 
el qual los rogó , que fe dividicli^n , pa- 
ra falvarfe , i conftantcmente , por fer- 
vicio de Dios , i del Rei , llcvafcn aque- 
lla perfccucion , conlervando con tantos 
trabajos el nombre de Leales , antes que 
darle al Tirano; i no fiendo mas de qua- 
renta, con muchas lagrimas, i triílega, 
fe dividieron. El Capitán Lope de Mcn- 
doga, Luis Perdomo , i otros fe fiíeron 
á los Montes de acia Pocona ; Diego 
Centeno, i Luis de Ribera fe fueron á 



Centeno 
Iltga a 
Arequi- 
pa , ¡ Pe - 
dro de 
Fuentes 
la del: m-; 
pai.a. 



Cintero, 
i lus Ló- 
pañcros 
no h..llnii 
e! Na vio, 
que ha- 
via deie- 
rerlliva- 
líeaeira. 



Cenrero, 
i fus Lo- 
pañi ros 
fedividf, 
per lal- 
varfc. 



t6 Historia de las Tn 

^ la Cuera , cerca de Arequipa, adonde 

/' ""* muchos di;!S cftiivicren. Luis de León, i 
¡"Z^,quÁ 4'°"^° P<^'"^2; de GuíliUcjo , con otros, 
fiditxuc- t^^ucron acia Guárnanla ^ Juan Oitiz de 
r*. Tase. ^arAte , el Fadre Domingo Ruiz , i otros, 
an. x- tomaron otro camino, queriendo vivir 

entre las Fieras j i fi convinieíe , mprir 

antes que Icr Traidores. 

Rivadcneyra , ganado el Navio, 

fue á bu llar los Compañeros al Puerto 
Francif- ^^ Quilca , a tiempo que llegaba Car- 
eo dcCar vajal i el qual , labido lo que pafaba, 
vaia! lie- procuro, con engaño, tomar el Navio; 
ga áQ^il i no pudicndo, cl'craMÓ a RivaJcMcyra, 
ca, i qiiie ofreciéndole buen tratamiento , i dan- 
re tonur j^,ig p, labra de feguro , fi quena faliri 

el Navio V, ■ r r ^ 1 

de R"va 1"^'"*^ tvwo por mejor, no furfe de el 
dciicyra. Carnicero , i lin Aguja , ni Carta , def- 
pues de grandes hambres,! trabajos, le 
llevo Dios en falvo á la Colla de Gua- 
temala. 

Francifco de Mendoza ( de quien 

fe dixo, que muerto Diego de Roxas, 

echó á Felipe Gutiérrez , i fe algo con 

la Gente) fue continuando el defcubri- 

niie:ito , por diverl'as Tierras , con ad- 

Frácifco miración de los Barbaros, viendo en los 

de Men- Hombres , i Caballos colas nunca vif- 

dcKja ati tas , i que les parecían Divinas j pero el 

da eii m «^^^ numero les d.iba atrevimiento pa- 
deí'^ubrt- , . . . r 

. ,, la acométenos , i ali tuvieron muchos 
mierodc ,' r 1 , , 

hs Pro iveciicucncros i i entre otros, íaliendo de 
viiiiriasJc noche veinte Soldados á recoger Vitua- 
elRiode Ha , llevando muchos Caballos para 
la Plata, traerla , los hirieron , i mataron vemte 
i tres, aunque á ningún Callellanoj pe- 
ro fueronio» figuiendu hilla vn Fuerte, 
que tenían hecho , de donde lalió la 
Gente, i prendieron algunos Indios, de 
los quales fe entendió , que no tenian 
Losln- otra creencia, fino el adoración del Sol, 
dios, que j ¿^ 1,1 Luna-, i une peleaban de noche, 
por tener el hivor de ella , i en las de- 
más colhnnbres hallaron , que eran co- 
mo los otros de las Indias. Y no lle- 
vando Francilco de Mcndoga ninguna 
noticia de el de fcubrimiento que hacia, 
haviendo caminado mucho iil Oriente, 
fupo , que fi fcguía aquella derrota, ha- 
llaría Hombres cmo ellos. Y pafadas 
veinte i cinco Leguas en vna Provincia, 
dicha Yanoana, ie dieron la mífma noti- 
cia •, i los Naturales vellian Cueros de 
Animales , pintados, i labrados > i pro- 
vocados del poco numero lie los Cafte- 
llanos , los acometieiT>n halla mil i qui- 
nientos con fu Flechería, i pelearon vn 
Tato , halla que maltratados de las Efpa- 
das , Langas , i Ballcflas , i de los Per- 
ros , fe retii,.iioü. pálidos los Caílella- 



pelean c6 
Ja Luna, 
por tener 
fu favor. 



DiAS Occidentales. 

nos de ella Tierra, tanto anduvieron, 
que fueron u dar en el gran Rio de la 
Plata , adonde Seballi ¡n Giboto \\\qo 
aquella Fortaleza , de que ellos Calte- 
llanos recibieron gran contento , por ha- 
ver fido los primeros , que por aquella 
parte le huviefeu defcubierto , teniendo 
eiperanca de dar en alguna Tierra proí- 
pera , i ricaj i no embargante, que Ni- 
colás de Heredia quedaba atrás , Fran- 
cifco de Mcndoca , arrifcadamente fe 
determinó de ir el Rio arriba , para ver 
qué Gente Caílellana era la que le de- 
cian que eilaba poblada en aquel Rio, 
i los Indios que habitaban de la otra 
parte, acudían á vender Peleado, Maiz, 
1 Frutas ; i conviniéndole tomar Len- 
gua ( porque los Indios recatadamen- 
te fe eliaban en Tus Canoas , i no 
querían lalir a Tierra ) tuvo forma 
para prender dos por engaño , i de 
ellos entendió , que el Rio arriba 
hallaría Gente Calkllana j pero qije 
no podría fubir fin Vergantines , por 
la dificultad de el camino ; i con to- 
do efo anduvo trece jornadas , cami- 
nando por aquella parte , que ten- 
dría el Rio doce Leguas de ancho. 
Y como no halló Población ningu- 
na , detenninó de dar la buelta á la 
Fortalega de Gaboto. La Gente, que 
havia dexado atrás , llegó á la Pro- 
vincia de los Comichigoncs , adonde 
Nicolás de Heiedia , i Ruy Sanchea 
de Hinojoiá acordaron de parar , por- 
que hallaron abundancia de Vitualla. 
Francilco de Mendoza acordó de de- 
xar el Río de la Plata , fin que le 
fucediefe cofa noLablc , mas que def- 
afiaiulofe dos Soldados , el vno mató 
al otro , i le prendió , i defpues le 
cortó la cabega en la Provincia de 
Yanoana. Llegndo adonde fu Gente 
cllaba , dio la alegre nueva de haver 
hallado el Rio de la Plata , i prome- 
tiendo grandes Riquezas , pertuadj;» 
á la Gente , que bolviefcn 
defcubricndo por el 
Rjo arribu. 



1 5" 4^: 



r.o! Caf- 

tellanos 
de Feli- 
pe Gu- 
ticrrezdá 
ene! Rio 
delaPU, 
ta. 



Frácfíco 
de Mcii-* 

do^a, Jcf 
piics de 
doce ¡or- 
na His 41t 
dídafpoc 
el Rio da 
la Platal 
buelva a^ 
tras. 



Frári/co> 
de MenJ 
do^a a- 
CHsrdade 
dexar ct 
Río de la 
Plata , i 
bufcar fj^ 




9^^. 



154^- 




CJT. XIII. ^e frofigue lo que 
Jucedio a los Soldados , de la en- 
trada del Rio de la 'Plata , que 
fueron con Felipe 
Gutiérrez. 



TcOLAs de Heredia , á 
quien competía el cargo 
fuperior de aquella Gente, 
porque Vaca de Callro, 
en fu Inftrucion , afi lo 
mandaba , en defefto de 
Felipe Gutiérrez , i de Diego de Roxas, 
que iácran muertos (como queda dicho) 
trataba de cob rarle, i no le fiíltaban Ami- 
gos, en particular vn valiente Mo^o , lla- 
mado Diego Alvarez,i con él Pedro Bar- 
ba, Bernardino de Balboa, i otros : los 
quales , teniendo ella conjuración fecre- 
rrícifco ta , citando Francifco de Mendoza foli- 
«eMédo- citando la partida, para profeguir el Dcf- 
*" ^\ cubrimiento del Rio arriba, le acometie- 
Púnala— ''°" > ' '*^ mataron a Puñaladas , junta- 
rlas, mente con fu Maefe de Campo Rui Sán- 
chez de Hinojofa. Y como el cafo fe 
conceitóconfecreto, i fe tuvo, i la cxe- 
cucion fue prompta, i determinada, no 
huvo en el Campo alboroto , ni dcfor- 
dcn, porque luego Nicolás de Heredia 
publicó las Ordenes de Vaca de Calbo, 
i moílió ,que los muertos eran vfurpado- 
res de la Real Autoridad , i trató de ir 
defcubhendo las Provincias del Rio de la 
Plata. Salidos de aquel lugar , finticron 
falta de B^ftimentos, por ellár los Maí- 
ces en Vcr^a ; por lo qual bolvió atrás, 
á lo que Felipe Gutiérrez , i Diego de 



Nicolás 



mina de 
bol ver al 
Perii. 



Roxís havian dcfcubierto , i llegó á la 
Provinciade los Diaguitas , i hallaron tam- 
bién, que los Maíces no ellaban maduros: 
por lo qual, el Cacique Lindo aconfeja- 
b«, que fe quedafen allí tres Mcfes, hnf- 
ta que en la Tierra huviefe manteni- 
mientos, que él fe obligaba dcprovecr- 
^^ losdeOvejas, Aveftruces, i algún Maíz. 
Nico.as £(:|.g confejo á todos parecióValudablc; 

dianoad P*^*^*^ "° ^^ queriendo aceptar Nicolás de 
miti" el Heredia, mandó á Pedro López de Aia- 
cófejodcl Í3, que con quince Caballos fuefe á So- 
Caclqiie Concho , catorce Leguas adelante, i que 
lindo. rcconociefe el mantenimiento , que ha- 
ría. A Diego Maldonado cmbió á otra 
parte, con otra Tropa de Caballos, i él 
figuió lu camino, conociendofe claro fer 
verdad lo que Lindo havia dicho : por- 



DecadaVIII. Libro!. tj 

fervicio comia Yervas, i Raices, i ado- 
lecía , i de cfta manera anduvieron vn 
Mes. En ella gran neccfidad ( i por ño 
perecer) llamó Nicolás de Heredia á los 
mas Principales, i quifo iaber el parecer 
de cada vno } i defpues de haver mucho 
porfiado, con la diverfidad de opiniones 
que havia, porque muchos no quifieran 
dexar aquel Defcubrimicnto imperfeólo, 
dando trabas para fullentarle , cnnctan- 
to que el Maíz fe cogía : al fin prevale- 
ció el confcjo de bolver al Perú , por- 
que Nicolás de Heredia lo defeaba , como ^^ Here- 
luele prevalecer el de los Superiores, '^'=»<^e«r 
fiempre que en los confejos defcubren fu 
afcdo. Y caminando la buelta de aquella 
Tierra, hallaron cnTucumán abundancia 
de Algarroba, i deMaiz , por lo qual Ni- 
colás de Heredia acordó de parar allí. 

En eíle aficnto fe murmuraba mu- 
cho , teniendo por mal dexarlo dcfcu- 
bierto j i confiderando Nicolás de He- 
redia , que era poca honra futa bolver á 
pafar la Sierra , i entrar Pobres en el 
Perü, mudó confejo , i teniendo noticia 
de la Provincia délos Nunis, embió á 
Diego Alvavezá ver fi havia baftimen- 
to. Por eftas cofis ia era aborrecido 
Heredia de los Soldados, los quales de- 
cían, que Francifco de Mendoza los go- 
vcrnaba mejor , i- lespefaba de fu muer- 
te , porque Heredia era cabezudo , i no los Sol- 
quería confejo , i el tornar al Perü lo dado». 
fentian á par de muerte, diciendo, que 
bolviendo Pobres , no tenían con que 
pagar las deudas que hivian hecho, pa- 
ra entrar en aquella Jornada , i que era 
cierta fu muerte en las Cárceles, execu- 
tados por los Acreedores, por lo qual an- 
daban defabridos, i trilles. Bolvió Die- 
go Alvarez diciendo , que havia bafti- 
mcnto, i Nicolás de Heredia le higo fu 
Maefe de Campo , i figuió fu camino. 



Nicolás 
de Here- 
dia, abor- 
recido de 



Soldados 

de la eu- 

crada,i]o 

1 111-. - ■ Qi'ice» 

contra la voluntad de muchos , que tue bolver al 

principio de paflones , i diferencias, de Períi. 
l.as quales refultaron muchos inconve- 
nientes. Llegados k efta Provincia, 
en el primer Lugar hallaron poco Baf- 
timcnto , i menos en el fegundo , por 
lo qual fe acrecentó el defcontento de 
la Gente , i en particular , porque 
echandofe los Soldados á la fombra de 
vnos grandes Arboles , eran tan ponco- 
ñofns , que fe les hinchaban Ins caras : i 
continuando el camino ( hallando fiem- 
pre poca comida ) llegaron á la Cor- 
dillera , que eftá enmcdio de aquella io'sHom 
Tierra , i el Perii , de que pesó a Here- bres. 
día , porque iá fe le havia pafado la gana 



Arboles 
poniónos 
fos , cula 
fombra o 
fcndia á 



que iá fe íentia la hambre, i la Gente de de bolver á aquella Tierra j pero ot.os, 



que 




Diego Pe 
tez Becer 
ra habla á 
DiegoAl- 
vaiez. 



Diferíii- 
cias entre 
Diego Pe 
rez Recer 
ra, i Uie- 
go Mva- 
lez. 



x8 Historia DE las 

que eran amigos de Francifco de Men- 
doza , i de Rui Sánchez de Hinojofa, 
i los que eibibaii delcontcatos de Here- 
dia , por duilc pel'adumbre , iá querian 
entrar en el Perü , i lo hicieran , ü las 
nieves , i las cvecientcs de los Ríos les 
dieran lugir , porque era por el mes de 
Hebiero de cite Año. 

CyíT. XIK ^i€ la Gente de 

la entrada del Rio de la 'Plata, 

fe refolvió de fal'ir al Te- 

rü. 



Vivándose algo las d¡- 
fcnlioncs de elta Gente 
de Nicolás de Heredia, 
dixeron al Mael'e de 
Campo, que Lope Sán- 
chez de Valen^ucla , i 
Diego Pérez Becerra lo querian matarj 
i lo melmo dixeron á los otros , que 
qucria hacer de ellos Diego Alvarez. El 
Becerra no fe altero , pareciendolc , que 
no havia caula : Diego Alvarez lo cre- 
io , i andaba fiempre armado , i acom- 
pañado : Diego Pérez Becerra habló i 
Diego Alvarez , ¡ le dixo, que no le pa- 
recía que havia para qué andar de aque- 
lla muñera , i pues era Maele de^ Cam- 
po, fe huviefc cuerdamente i i fi algu- 
nos alborotadores havia, que los maia- 
fc , que él le aiudaria : Diego Alvarez 
rcfpondio doblada, i defabridamente, de 
que Diego Pcrcz concibió maior folpe- 
cha, , i juntandofe algunos Caballeros, 
amigos "de Diego Pérez , que eran los 
principales Gabriel Bermudez , Antonio 
Ruiz de Guevara , Diego Pantoja , i 
Gonzalo de Soto , hablaron al Maefe 
de Campo , i le rogaron apretadamen- 
te , que fe declarafe , i que 11 alguno 
huviefe delinquido , le caliigile , i an- 
dando de aquella manera , no diefc oca- 
fion á algún efcandalo , que no fe pu- 
dicfc remediar. Refpondió , que fabia, 
que Diego Pérez Becerra le queria ma- 
tar : i como ellos Caballeros conocían, 
que no tenia tal propofito , le lo afir- 
maban, i importunaban, que no lo cre- 
iefc , i porfiando en fu opinión , fe fue- 
ron triftes, viendo que no fe queria alle- 
gar á la ra^'on, para ficar de raíz aque- 
llas tramas : poique aunque Diego Pé- 
rez era Caballero , fibia poco , i era 
aparejado para qualquier queílion , i 
Diego Alvarez era liviano , i cabe^-u- 
do , fin quererle todas veces fujctar á 



Indias Occidentales. I5'46 

ragon , i era Maefe de Campo, i valien- 
te , i con muchos amigos. Los fubiedi- 
chos Caballeros , viendo el negocio muí 
enconado , bolvieron á Diego Alvarez; 
i aunque le apretaron mucho porrliA 
Paz , no aprovechaba , i al cabo dijo^» 
que vendria Nicolás de Hcrcdia , ^u^ 
andaba defcubricndo , i haria judicial é 
ia fe hablaba mas claro entre la Gcnte^^ 
i fe havian aumentado las fol'pechas. Lfc-i Nico^„ 
gó en ello Nicolás deHercdia,i hallan-'.^e Jierc- 
do tan gran alboroto, procuro ( aunque "'•'>'»om- 
con gran rcmifion ) de faber la caufa de ,^' '^cmi» 
aquel incendio, i con maior tibiera dc- 
xo de purgar fu Campo, de los quefem- jy¡^¡ 
braban ci^ania , ficndo nccefario en tales toteJiyanS' 
cafos con celeridad , i fcvcridad cortar, tum m «• 
i arrancar la raiz. Inflando Diego Al- xtrñtibHs 
varez con Hercdia, que fe dicfe la muer- /«f<"V«* 
te á Becerra ; i confultando fobre ello, ?'■"/"'"• 
i cafi citando acordado, vno de los pre- ■ *^°'^"*'/J 
lentes dixo , que no lo connntina , por- ^ 

que no tenia tulpa. Sabido por Becerra Nicolás 
hablo libre , c imprudentemente , con- de Herc- 
fiado en fu valentía. Heredia , defperta- día viene 
do con ello , tomo el negocio mas de «" 4 mo- 
verás, é hi^o amigos a Becerra, i Alva- "" ^^*" 
rez } i fabicndo , que Gabriel Bermu- "■■"• 
dcz hablaba mucho en la buelta del Pe- 
rü , le embio á llamar, citando con fus 
amigos, los quales le quifieron acompa- 
ñar , diciendo , que no fuefe lolo, por- 
que le queria matar j pero no quilo la 
compañía , i citando en la Tienda ha- 
blando con Heredia, i el Maefe de Cam- 
po , como era de Noche, pasó vn Sol- 
dado , haciendo gran ruido con las Ar- 
mas , filió el Maefe de Campo , i fe 
abngó con él, i huvo gran ruido, acu- Alboroto 
diendo mucha Gente , Un que nadie di- en el Cá- 
xefe de donde havia procedido j por vna pode Ñi- 
parte fe daba la culpa á Lope Sánchez colas d» 
de Valcn^-uela , diciendo , que fe havia '^"«'l'»- 
cncaílillado en fu Tienda , con muchos 
Amigos armados .-otros á Diego Alvarez, 
por andar ficmpre armado , i acompa- 
ñado de Noche, queriendo ruatar á Die- 
go Pérez Becerra, lln culpa, i havia mu- 
chas voces, i pocas laconcs j i al fin fe 
fofegó , con tratar de la buelta del Perü, 
contra la voluntad de los que lo con- 
tradccian. Nicolás de Heredia , vien- 
do que Gabriel Bermudez , Pantoja, , ¡^. 
Becerra , Yaicncuela , i otros muchos, ¿¡^^ ^ '■ 
porfiaban en la buelta al Peri^i , dixo, con rra fu 
que era impofible lullentarfe en aque- voluntad, 
lia Tierra , i que bohielen al Perü, buclvcen 
con que no fuefe por camino no cono- '•I" ^ ^'"■' 
cido , fino que ic bufcafe aquel por "! "^ 
donde havian entrado , i como era In- 

vier- 



X5'4^. Decada V í 

viernft, i Iiavia gran dificultad, por las 



ll, L IBRO I. 19 

las Civiles, por loqual iban apercibidos. 



de i-iere- 
día fe có 
form.i c5 
cl pire- 
cer de los 
denias. 



j/\o¡urvS , Frios , i Nieves , decían , que como Hombres de Guena , i ;icord;iron 

de llamar á Pedro López de Aiala , con 
la Gente que con él h.jvia quedado , i le 
aguardaron en Sococha , en la Provincia 
de los Chichas. Llegada la otra Gente, 
fueron cam.inando , i conociendo Kcrc- 
dia , que algunos le le querían apartar, 
los quitaba las Armas, i los Caballos. Los 
Soldados dccian , que iá havia dpirado 
fu jurifdicion , i que no la tenia , pues 
eftaban en cl Peri'í , i en el Termino de 
h Villa de la Plata , adonde governaba 
el qu? le dio ci Poder, que era Vaca de 
Caílro: Heredia refpondiadel.ibrrd.imcn- 
te, por lo qual los Principales determi- 
naron de dcfampas-arle , i bufcar al que, 
en nombre del Rci , governaba cl Rei- 
no : i vna Mañana, fin poderlo cltorvar 
Nicolás dcHciedia , le fklierfin del Aiu- 
iamiento Pedro López de Aiala, Gabriel 
Bermudez , Pancnja , Becerra , Soto, 
Rengilo , con halla telenta Soldados, i 
ledixeron , quefeiban al Perü , caniados 
de fu imprudencia , i mal govierno, á 
buicar la períbna , que en nombre del 
Rci governaba. 



eran cfcuías , i como los Indios atírma- 
ban , que por alli havia camino (aunque 
aípero ) vilto , que la Vitualla le acabaDa: 
fe havia de emprender , o perecer. 

Nicolás de Heredia , aconlcjando, 
que pues iá clbiban determinados de fi- 
lir al Perii , fuefe por cl de Tucuman : fe 
lo contradixeron , porque en quatro mc- 
fesno podían llrgar,ifena acabarle, por 
lo qual filgunos Soldados le cblígartm 
de dcfcubrir cl camino , que los Indios 
NIcoIjs havian dicho. Nicolás de Heredia cuer- 
damente fe conformo con el parecer de 
los mas, i por clcunir ruidos, por la di- 
A'iíion de los ánimos , tomó la V^anguar- 
dia con Gabriel Bermudez , i fus Ami- 
gos , i dexo en la Retaguardia , á vna 
Jornada , al Macfe de Campo , con los 
fuios : i de ella manera, fin mucha difi- 
cultad , filieron á los Llanos de Salta, 
por donde pala el Real camino de los 
Ingas , que va del Cuzco , á Chile , i 
afentaron fu Campo cnvn Valle, lligeto 
a la Villa de la Plata , adonde hallaron 
Ballimento , i defcanfiron. Y porque 
Nicolás haviendo dicho Nicolás de Heredia, 
que proveído de lo que havia meneller, 
havia de bolver al Delcubrimiento } i le 
dixcron, que Saavcdra, Natural de Lo- 
groño , havia hablado fueltamente con- 
tra elle parecer, fe enojó mucho: 1 ba- 
ta i Saa- blandole Saavcdra, i dándole fitísficion, 
vedra. afirmando , que no havia hablado cofa 
en fu dcfervicio , en fu mifma Tienda, 
íin admitir cfcufa , i fin confefarle , le 
mandó dar Garrote. Hecho cílo , de 
que no tardó Heredia en pagar la pe- 
na , mandó , que la Gente fe qucdafe 
alli , entretanto que iba por focorro j i 
aunque , contra voluntad de todos, 
quedaron á cargo de Pedro López de 
Aiala , i caminando Heredia , pregun- 
tando á los Indios por las nuevas del 
Perú, dixeron , que Mango Inga, ha- 
via falido por los Montes con los Indios 
Cheriguanaes , i con otras Naciones 
Negras, i havia muerto á todos losCaf- 
tellanos , que citaban en Chuquifaca, 
i tomándolo por burla , caminando al- 
gunos Días, cerca de Nagunca , junto á. 
vn Rio eftaban Indios de Guerra, enfi- 
"Nlcolas tio fuerte , adonde los Caballos no eran 
de Here- Je provecho , i cajendo el de Diego de 
d¡3 tjtne Torres, natural de Alcalá, le tomaron, 
laTauer- * cortaron la Cabera : mas adelante , vn 
tís C^vi- í^í^io les dio noticia del eftado del Rel- 
ies delPe- "o i i '^c mano en mano los Indios les da- 
ríi. ban cuenca ( aunc^u e confufa ) de las Guer- 



Los Sol-i 
dados no 
quieren 
conocer 
áNIcolás 
de Here- 
dia poc 
liiperior. 

Nicofíj 
de Hcre- 
lia e? dci- 
fampara- 
dodc mu 
ches de 
fusSolda^ 
dos. 



de Hcrc 
día file a 
Jos Llanos 
del P.TU, 
e ínjiifta- 
jncce ma 



C yíT. XV. ^ el Ma^ 

r'ifcal Jorge Robledo entro en 
la Governacíon ¿r Tofatan , con 
^Poderes de el Licenciado Mi- 
guel T>iaz de ArmetidariZt 
i lo que hico el AdelaH' 
tado Belalca- 
§ar. 

ExAKDO DefaíTiparadd 
á Nicolás de Heredia, 
como fe ha vifto en el 
precedente Capitulo, 
no conviene paf.r ade- 
lante, hafta ver lo qus 
tota al Adelantado Sc- 
baftian de Bclalca^ar : el qual, falido del 
Quito , en Pallo nombró por fu Tfnícntc 
al Capitán Francifco Hernández Girón, 
como lo prometió. Alli fupr» Belalca- 
^ar , que el Juez Miguel Díaz de Ar- 
mendariz havia proveído porGovernndor 
de Antioquia, Arma , i Cartago, á Jorge 
Robledo , i dado mandamicnt» , para 
que fo pena de mil Callellanos , el Ade- 
lantado dexaíc aquellas Poblacionesj 
cofa , que ni pudo hacer , ni ( como fe ha 
viílo ) el Rei lo tuvo por bien : i fupo, 
que havian prendido en Autioquia á 
'-^ Ai Ma- 




El Jitc-i 
MIjucl 
Día?, etn^ 
[ii3 aRo- 
bVHo á: 
1 na pavea 
ái. Ja Go- 
vcrnició 
de Popan 

iáll. 



En la V;- 
IbdeAr- 
ma no jd 

lo!gcRo 
bledo. 



Jori^eRo- 
blrdo h\- 
ce violen 
cía eiiAr 
tna. 



Adflanti 
doBílal 
ca<jar den 
te las vio- 
lencias V- 
fadas por 
Jorge Ro- 
bledo. 



xo Historia de las I 

M;idroñcro , fu Teniente , i embiadole 
al Juez, de Rcfidcncia, i que con letenta 
Soidados iba Robledo, la buelta de Ar- 
ma , llevando por Alférez a Hernando 
Gutiérrez Altamiranoj i que el Comen- 
dador Hernán Rodríguez de Sola , i 
Otros , que querían mal al Adelantado, 
le aconlcjaban, que pues llevaba Provi- 
íloncs, lino las quitiele obedecer, fe apro- 
véchale de las Almas ; cofa , que Jorge 
Robledo j^ por fer ambiciólo ) oía de bue- 
na gana. Llegado á la Villa de Arma, 
i p¡ dentadas las Provifiones , los Regi- 
dores no las quificron admitir , dicien- 
do , que no conocían al Juez de Reíi- 
dcn.;ia , que las havia dado , ni havian 
vilo los Reales Poderes que tenia, pa- 
ra revocar á fu legitimo Governador, 
que era el Adelantado Belalca^ar , i fo- 
lo vn Alcalde , i vn Regidor eran en 
favor de Robledo : decian mas , que 
Aliguel Diaz no tenia Poder para go- 
vcrnarlos por tercera Pcrlona, i que Ro- 
bledo fuelc á Cali , adonde citaba el 
Adelantado, i que tiatafe con él ; i pa- 
fando fübre cito algunas palabras , el 
Maril'c.il Robledo arremetió áSoj:ia,quc 
poi Bclalca^ar goverr.aba , i le quebró 
la V'ar.\ , i le mandó prender , é hico 
lo m;lmo de todo el Cabildo, con afpe- 
ras pnfioncs, i mandó tomar los palos, 
para que el avifo no fuete al Adelanta- 
do ; pero Sebaltian de AiaU , con gran 
i'iefgo, fe le llevó , i reforjado el Ma- 
ri fcal de mas Gente, pasó áCartago,con 
detciminacion de hacer lo mifmo , que 
de los Regidores de Arma , lino le qui- 
fiefen recibir. 

En teniendo el Adelantado Belal- 
ca^ar avifo de la violencia que havia 
vfado el Marifcal Jorge Robledo , en 
Antioquia, con haver prendido á fu Te- 
niente Midroíiero, i cmbiadole prefo al 
Juez Miguel Diaz de Armendariz , i de 
lo que h ivia hecho en la Villa de Ar- 
ma , lo ílntió mucha; i en particular, 
que no llevando Defpachos legítimos, 
entrafe quebrando Varas, i haciendo ta- 
les defacatos, con autoridad de quien no 
fe U podia dar , fiendo el Adelantado 
el verdadero Governador } i determi- 
nando de no pafarlo en difimulacion, 
einbio .i llamar á fu Teniente General, 
Francifco Hernández Girón , que citaba 
apaciguando ciertos Indios ; i garafabcr 
bien lo que pafaba , embió á Ancerma 
al Capitán Maldonado , i á Miguel 
Muñoz El Marifcal Robledo , á pun- 
to de Guerra , dexando prefo el Regi- 
mierao de Arma, i en ¿¿uarda del Puc- 



NDiAS Occidentales. IJ4Ó 

blo al Capitán Alvaro de Mcndoga, 
llego á Cartago, adonde governaba por 
el Adelantado Pedro López Patino ; el Ancerma 
qual , i todos , le dieron la enhorabuena ' ^^irtago 
de fu Uceada , i prefentadas las Provi- f ""^^ ^ 
liones en el Regimiento , i leídas , pa- 5ig",j 
recio , que pue.s no conilaba por ellas, cierta for 
que el Rci dicfe facultad al Licenciado ina. 
Miguel Díaz, para que por tercera Per- 
lona ie hiciefe recibir en las Provincias, 
protcilaron , que rcfervaban á falvo el 
derecho del Goveinador Belalca^ar : i 
luego fue aconfc'jado de ir á Santa Ana 
de Ancerma , adonde le recibieron de 
la manera que en Cartago , i embió al 
Capitán Gómez Hernández , i á vn 
Clérigo, llamado el Bichillcr Diego Ló- 
pez , 1 á Pedro de Velai'co, con las Pro- 
viiiones , a requerir al Adelantado , i 
vna Carta del Juez Miguel Diaz , i 
otra fuia , amoneltandole , que fe eilu- 
vicle en la Ciudad de Cali , halla que 
llcgafe el Juez , i eilo con algunas juf- 
tificacioncs. Ellos Menfigcros fe encon- 
traron con Miguel Muñoz , i con el 
Capitán Maldonado , que iban a Ancer- 
ma , por mandado del Adelantado , i 
dieron ¡a buelta á darle avifo , que el 
Marifcal Robledo quecaba en Ancerma. 
Llegados Gómez Hernández , que era * _ 
Vecino de Ancerma , i los demás , á ^ §^ °' 
requerir al Adelantado , le hallaron muí 5¡a i ^e, 
fcntido , por las prifiones que el Marif- quexh á 
cal h.avia hecho , i tiaió mal á Gómez Belalca— 
Hernández , poique le havia recibidoj ^^^r 
el qual le dilculpaba , que lo havian 
hecho , por haver vifto , que el í^laríf- 
cal entraba con mano armada , i que 
no le podian lelíitir j pero que 11 le da- 
ba treinta Arcabuceros , con ellos bol- 
veria la Villa á fu devoción , i pren- 
derla al Marilcal : pero no vino en ello, 
i mandó detsner á Gómez Hernández, 
i le dixo , ^ue mñafe Robledo , ^ne los 
manda»iientos de los Reíos eran Jeme- 
jantes a vna faeta , que heria, 
b tnataba. 




CAT. 



IS4^' 



C AT. XVI. T>e lo demás 
que iba haciendo el Alarifcal Jor- 
ge Robk'do , en virtud de los "T ade- 
res , que le dio el Licenciado Mi- 
guel "Diaz, de Armen- 
dariz. 



Década VIII. Libro Intstii .] ssst 

Pcríbnas que vían de Oficios Reales, fía 







Marifcal Jorge 
edo, juzgan- 
do de la tardanca 
de Gómez Her- 
nández , que el 
Adelantado iria 
contra él , porque 
le conocía por 
Hombre de jui- 
dctermino de ha- 



, i otr is Armas , i pulo Efpias 



Safe no:tt 
feltbrari 
t ti m o re 
"vulghnam 
invidiam 
fufcitAt, 
t/nnlos ae 
eeniit , Ó* 
in Ji d ¡ai 
Jiruit. Se. 
5)a6. 



ElReí re- 
prehende 
al Juez 
M I giél 
Díaz, por 
lo ijue hi- 
^o coiiRo 
bledo. 



cío maduro , i fevcro 
cer Picas 

en los caminos. El Adelantado tenia en 
vn Pueblo , llamado Vixcs , á vn Cria- 
do fuio, para que no pudicfe ir , ni ve- 
nir nadie , que no fe fupiefe. En las 
Ciudades muchos eftaban neutrales , i 
Robledo eíluvo por embiar z pedir al 
Juez , que enrrafe en la Governacion, 
i retirarfe á Antioquia ^hafta fu llegada, 
i halla ver en qué paraban las cofas del 
Peiü , i elle fuera buen confejo : pero 
era de tal condición ^ que nada de loque 
trataba executaba , i en vn punto penfa- 
ba vna cofa, i luego determinaba otra, i 
nada hacia con conílancia ^ i íe fiaba de 
pocos de los que con él eftaban : tenia po- 
co fecrero : hacia mas rumor, i ellruen- 
do con fus cofas , de lo que eran en fubf- 
tancia , i las trataba con poca pruden- 
cia , confiando de la voz del Pueblo mas 
de lo que conviniera , i muchas veces le" 
peso de haver entrado en la Provincia 
con los Poderes del Juez , en que tenia 
mucha raqonj porque havicndo el Juez 
Miguel Diaz avifado al Rei de lo que 
havia hecho con el dicho Jorge Roble- 
do, demás de la reprehcnfion , que por 
ello fe le embió, por haverle dado tal car- 
go antes de tomarle Refidencia , aliende 
de la injulHcia que fe hacia al Adelanta- 
do Belalcacar , en cuia Governacion 
caiarí aquellos Pueblos ; el Rei quería , qu¿ 
Jorge Robledo tuviefc por fuperior al 
Adelantado , i por eíto no fe le higo en 
Caltilla otra merced , fino darle titulo 
de Marifcal > i proveib también , que el 
mifmo Robledo dexafe las Varas , i qutí 
fi hiu'iefe ido á defcubrir , bolvicfe , fo 
pena de perdimiento de todos fus bienes, 
i de caer en laá penas en que incurren las 



tener poder , ni facultad , i quebrantan 
lus mandamientos de fu Reí , i Señor 
natural : i cita Orden fe próveió cafi al 
mifmo tiempo que fe tratdsan ellas co- 
fas en la Governacion dePopaián. Pala- 
dos algunos Días , que Gómez Hernán- 
dez elluvo en Cali , el Adelantado, fin 
hacer demonltracion de pefadumbre , le 
dexó bolvcr á Ancerma , i á los deinás 
Mcnlageros , i afeo mucho al Marifcal 
Robledo lo hecho, i haver entrado con 
mano armada , i diciendo , que luego fe 
falicfe , i dexafe laTierra libre, donde no, 
que fe fatisfaria. El Marifcal , con elle 
avilo , clluba con recato , i muí preveni- 
do , encendiéndole en ira los que tenia 
configo , i aun diciendole , que fuefe á 
bufcar á Belalcacar, i lo miimole decían 
los fuios , cuios mterefes fon los que ficm- 
pre hacen precipitar a los Superiores , por- 
que de otra manera , pudiera Icr que no 
hiciera lo que hico. Salió, pues, Belal- 
cacar, de Cali j en demandadel Marifcal^ 
á quien vnos aconfejaban , que fe retirafe 
á Antioquia *, i otros , que á punto de 
Guerra ialiefe al eiKuentro al Adelarta- 
do, i ninguno , que fe humillafe: Final- 
mente, mando abrirla CaxaReal, aun- 
que vn Oficial ( por no dar la Llave ) fe 
hu!Ó, i faco tres mil pelos , que en ella 
havia , i ordeno , que el Bagage , i Gana- 
dos , i algunos Amigos, le agüardafeh en 
la Villa de Arma, porque quería ir a Car- 
tago a ver defde alli el rnovimíento que 
hacia el Adelantado : porque , cafo que 
fuefe contra él , fe retiraría á Antioquiaj 
i delde Ancerma embió á proteftar,i re- 
querir al Adelantado con vn Cavallero 
de Cordova, llamado Diego Gutierre-z 
de los Ríos , i defde Cartago higo lo 
míímo con el Theforero Sebaílian de 
Magaña. El Adelantado también cmbio 
á requerir al Marifcal, que bolviefe á la 
CaxaReal el oro que havia facadodeella, 
defcerrajandolaj i quebrantándola,! que 
dexafe libres los Pueblos de fu Governa- 
cion , que havia vfurpado : el Marifcal , ve- 
conocido tarde de los hierros que havia 
hecho , embió a Pedro de Velafco , i á 
Sebaftiande Aiala ^ para que dixefen al 
Adelantado , que fin mirar a dichos de 
Hombres bullicíofos , i apafionados , fe 
conformafen , cafando vnos Hijos del Ade-» 
í;ini:ado con Parientas de Doña María de" 
Carvajal, Muger del Marifcal, i en 
Arma fe detuvo aguardándola 
íefpueíladecílov 



# « # 
♦ # 



A Jeíantá 
cíoBelalca 
9a 1 fe fit-n 
te de jov- 
jeRoble- 
00, i le or 
dena>i.jue 
dexe lá 
Tierra. 



CJP. 



ai 



Historia de las I 



CJT. XVU. ^c el Adelanta- 
do Belaka^ar vÁ fobre el Marifcal 
Jorge Robledo , i Ig ht¡o 
matar. 



Amikando el Adelanta- 
do Bclalcagar , llevaba 
pocos mas de fetenta 
Soldados de á pie, i de 
á caballo, i en el vingc 
encontró á Pedro Ló- 
pez Patino, que le d¡- 
xo , que Robledo fe havia retirado 
acia 1% VilU de Arma, i luego acudie- 
ron los Menfigeios de Robledo con los 
medios de concierto , á los quales el 
Adelantado dio buenas palabras , i dixo, 
que deíeaba la concordia , i les dio vn» 
Carta en cila conformidad. El Marifcal 
Dthhe variaba en fus determinaciones, vnas ve- 
fecndafor ^^^ |j. paixxia , quc era bueno retirarfe a 
Antioquia , i otras veces ponerfe en íl- 




gun pafo , i hacer refiílcncia , porque 
el favor del Juez Miguel Diaz le acre- 
centaba la fübcrvia : pero llegando en 



tuna aifit 

fnlapfHí. 
Tac. Aun» 

Jorge Ro ello los Menfagcros con la Cuta del 
b'edo de- Adelantado , fus Amigos le afirmaban, 
tei rama „ - ■ i • r 

ác. piolo- ^^^ ^'''^" manas, i cautelas, i que no fe 
giiir en fiíi''c,fino que fe fuefc á Antioquia, i pa- 
lo» co'i- V'X ello mando falir el Bagagc , i la Gen- 
ciertos có te de fervicio. Los Mcnlsgeros engaña- 
e; Adeüu dos de las palabras del Adelantado, fe lo 
tado. contradecían , i períuadian , que tenia 
buena voluntad j i tanto le porfiaron, 
que fe quedó , i apercibió Amigos , pa- 
ra que fucfcn á tratar de los concier- 
tos , i que el fe quedaría cntrcmnto en 
la Loma de Pogo , aguardando la Paz, ó 
la Guerra. Partidos el Comendador Her- 
nm Rodríguez de Sofá , Maefc de 
Campo de Robledo , i los Capitanes 
Alvaro de Mendoza , i Rui Vancgas, 
para lo que tocaba á los conciertos con 
los Menlageros V'clafco , i Aiala , con 
orden, que no bolvicndo en doce Días, 
Lo? Xíen ^' Marifcal fe dctcrminnfc en h iccr lo 
íi geros H"^ mejor le pareciefe. El Marifcal filió 
dcRobifl- á ponerfe en la Loma de Pogo , fitio 
í*o temen mui fuerte , i afpcro, i adonde el Marif- 
cal havia hecho gran carnicería de In- 
dios : i los dichos Caballeros, i los Men- 
fagcros fe toparon con el Adelantado ;, i 
defde vn cerro vieron que iba de Guer- 
ra, i ediivieron para bolverfc , teniendo- 
Jo por mala feñal , i Rui Vancgas lo pro- 
curó mucho : finalmente , por algunas 
conlidcniQoncs pal^ron adcimítc , i h*r 



dcl Ade. 
lantido 
B>. laica- 



El Adelá- 
tado Rel- 
alracar 
máda pié 
dev á !as 
Mtiii. aje- 
ros dt]'ir 



Bilalca- 

9.'>r dctei 
mina de 
dar fobre 
Joi ge Ro 
blfdo al 
quarro 
del A!va. 



NDTAS Occidentales^ I5'4^ 

liando alojado al Adelai tado , fueron á 
fu l'icnda, i antes ce hablarle, los man- 
dó dtfiírinar > i haviendo el Comenda- 
dor Hernán Rodríguez hecho fu Emba- 
Xada, icfpondio el Adelantado, burlan- 
dofc del negocio , i mandó, que los 11c- 
vail-n á l.i Tienda del Capitán Bagan, 
adonde les mandaron cciiar prifiones, 
porque no avifafen al Manlcal el qual 
viendo, que eia pifido el termino de la 
bucita de lus Mcr-lageros , lalió con los 
de a caballo , para reconocer vn fitio 
fuerte de que aprovcch^rfe. 

Teniendo p.cfos al Comendador ge Roble 
Hernán Rodríguez , i á los demás. El do. 
Adelantado , i Fi'ancilco Hernández 
Gn'ón , acordaron de ciár de repente 
fobre el Marifcal , i a pueíla de Soi i'i- 
lieron de Garrapa, i en el Rio de Poc > 
fe pulieron á punto , para embeilirie al 
quarto del Alva , i con la lumbre de 
las Cuerdas de los Arcabuces , fubieroii 
la cueíta tan dificultofa,quc veinte hom- 
bres la defendieran á docicntos. El Ma- 
rifcal, i todos los fuios dormían dcfcui- 
dados, fin tener mas recato, que las Cen- 
tinelas , i Rondas ordinarias : i llegado 
el Dia, caió vna Niebla tan cfcura , que 
los del Adelantado fe puficnn fobre 
los del Marifcal , fin fcr fcntidos , aun- 
que dicen , que las Centinelas oieron 
el rumor, i no avifaron. Vno de los 
que guardaban llamado Vcfga , quando 
los del Adelantado citaban á tiro de Ar- 
cabuz jdixo : Ha feíior Marifcal , levan' 
tefe , que el uldelautado eftk junto a m~ 
fatros } levantófc apriela mui trille , di- 
ciendo , que havia fido cngañ.ido , i le 
pufo vna Cota , i tomó vna Piía , i 
cxortaba á los fuios á hacer lo mcf- 
mo ; pero pocos lo hicieron , pcn.*ando, 
que los Enemigos eran muchos , i que 
no les aprovecharía la refiílcncia. Me- 
dina , i Altamirano , decían al Marif- 
cal, que ccrrafe con los contrarios, pe- 
ro el decía , que iá no era tiempo. En 
cito iá los del Adelantado havian cer- 
cado vna Cafa , adonde el Mariical cita- 
ba > i no queriendo , que por fu caula 
huviefc daño , pues iá no tenia reme- 
dio, dcxócaer la Pica, i fue á bufcar al 
Adelantado , i haviendole rccebido, con 
buenas palabras, le mandó defarmar. Fue- 
ron prefos Antonio Pimentcl , Juan 
Ruiz de Noroña , Giraldo Gil , Elíopi- 
ñan, i otros ; i le mandó , que ninguno 
de los del Marifcal truxcfe Armas ; i 
embió á foltar á los Regidores , i a los 
demás prefos , i en vn Baúl fe hallaion 
Caitas d^l í»ílAiifcal, que cfcriviaalju z 

Mi- 



1^46. Decada VII 

Miguel Díaz, diciendo, que el Adelan- 
tado , I quantos citaban con él , eran Trai- 
dores, Amigos de Pi^aiTo , i que para con 
ellos eran mas necefariosCabeltros, i Cu- 
chillos, que Provillones. 

Prel'o el Marifcal , i caído en tanta 
deiVentura , por fu ambición , i por no 
proceder con iufticia,el Adelantado pi- 
dió conlejo de lo que dcbia hacer de ¿I: 
vnos decian,que le podia contentar con 
haverle prefo , i deshecho Tus fuerzas , i 
que le échale de la Tierra : el Capitán 
Francifco Hernández Girón , i otros, 
aconfeiaban , que le cortafc la cabera, 
pues en todo cafo, coiivenia acabar con 
el , i no dar lugar , li le dexaba con la 
vida , á que el Juez Miguel Diaz , i otros 
Amigos luios , le apoialen de nuevo , para 
que íuefe amover nuevas inquietudes: de 
manera, que no tuviefen repolb i i arri- 
\ T»jlalca - "landofe el Adelantado á tile parecer, 
car hace mandó armar fu Gente , i que le reco- 
matar á giefc la del Marifcal, i leembio á decir, 
JorgeRo- que fe confefafc : mando llamar ¿i vn 
Wedo. Efcrivano , i higo fu Teltamento , i fe 
confesó , i pregunto , quien le havia de 
matar? Dixeronle, que vn Negro le da- 
ría Garrote: Tornó á decir, pues yo Ca- 
vallero foi, degollado debo fer , i cono- 



I. Libro I. >?• 

ciendo al cabo la vanidad de cftas hon- 
ras , dio Viu caftañcta , i dixo , que le má- 
tale quien mandalcn , i pidiendo peidon 
á todos , i encomendándole a la Benditi- 
ílma Virgen Maria, con gran devoción, 
i conllancia , murió : luego le facaron en 
publico en vn Repoftero , diciendo el Pre- 
gón : EJ}a es ¡a Jujikia , que manda b:i cer 
el Rei nueflro Señor ^ a ejle Homhre , por 
alborotador de ejlos Reinos , i forjador , i 
oprefor de fu Real Juftuia , / porque de I cer- 
raja , i quebranto la Caxa Real de la Filia 
de Ancerrna , / je llevo «I Oro de ella , i por- 
que entró en efias Provincias con mano ar- 
mada , Atambores de Guerra , ; Fandcras 
tendidas; i lui.go le cortaron la cabega; i 
cito fucedió a cinco de Octubre de elle 
Año. También fe dio Garrote al Comen- 
dador Hernán Rodríguez de Sofá , áBul- 
thafar de Ledefma , i á Juan Márquez de 
Sanabi'ia, Vecino del Qiiito , átodoi por 
Amotinadorcs , i elle Márquez dieron 
delpues por Traidor en el Peí íi, aunque 
era muerto ; porque fue aquel , que def- 
de Pafto aviso aPigarro , con tanto daño 
del Viforrei , defalumbrandole de la no- 
ticia , que pudo tener de fus Ene- 
migos , que iba en demanda 
de ellos. 



Sic ínter- 
pretor f en' 
/¡fe niaio. 
res nofiros 
vt c/tiifam 
mortts cen 
fuerint, no 
genus cjft 
qutrendi, 
Cícer. 

Tecunitt 
Publica, 
aut Jacr* 
fnnum,^ 

qut feqUH 
tur. Ho- 
rom. Ji 
Verb. lU' 
ris, verb. 
fechUí»'» 



Fin del Líhro Trímero, 



.*7~# 







HIS- 



44 



IS^6 




HISTORIA 

GENERAL 

DE LOS HECHOS 

DE LOS CASTELLANOS^ 

EN LAS ISLAS, Y TIERRA-FIRME 

de el Mar Occeano. 

ESCRITA TOR uíNTONIO T> E HERRERA, 

Coronifía Mator de fu Mageftad , de las Indias , i Coronijia 

de CaJiílU. 

LIBRO SEGUNDO. 

CATITV LO I. €^e los que falieron de la entrada de las Trovin- 

das del Rio de la Tlata , toman la voz, del Rei , i J>or fu 

Captan á Lope de Mendoza. 



Ntretanto 
que lo que 
fe ha ciiclio 
pafabaen las 
Provincias 
de abaxo , en 
las de arriba 
los que de- 
xaron á Ni- 
colás de Hc- 
vedia , lle- 
gando a la Provincia de los Villagcs, 
toparon í, ciertos Mercaderes, que iban 
á Potofi , de los qiiales Tupieron la 
muerte del Viforrci , i todo lo que pa- 
-faba en el Pcríj ; Gabriel Berniudcz no 




fe hallo en eílo , porque fe havia ade- 
lantado , para tomar lengua de lo que 
pafaba , i en la Provincia de los Caran- 
gues fe topo con Lope de Mendoza, 
que di vid 'do de tus Compañeros , iba 
con Perdomo , Camargo , i otros , para 
falvarfc de las manos de Carvajal > i da- 
da cuenta de lo fucedido en fu Jorna- 
da , Lope de Mendoza le informó del 
citado de las coias del Pciü , i concer- 
tandofc de feguir la voz del Rei, boivió 
Gabriel Bermudcz á dar avifo de lo 
que havia entendido a los que queda- 
ban atrás , i todos con gran voluntad 
fe concercaron de fervir ni 'í.ei j i Ki 
mifmo hico Nicolás de Hercdia , que 

poco 



Gabríe! 
Bcrmu— ^ 
dtz fe to- 
pa con 
Lope de 
Mciido— 
9a , que 
hiiíc d e 
Francifc» 
Carvajal. 

La gente 
de la cii- 
tr.id.i del 
Rio déla 
DatJ, a- 
ciicMtla de 
feguir la 
voz de el 
Reí- 



hj^6* Década VII 

poco defpues llego con efte acuerdo, 
labieiido que Pedro de Soria hacia Gcn- 
jl te ea la Provinci.i de los Charcas , p.ira 

fcrvir á Goncaio Picairo , acordaron, 
que Gabriel Bcrimidez , Natural de 
CucUar , i Nicolás de Heredia, fuefen 
«on alf^una Gente á traerle al fervicio 
del Rci , o íc matalen j i que Lope de 
Mendoca fuete adonde quedaba ei Mae- 
le de Campo Diego Alvarez , i perfua- 
diefe á los que con el iban, que hicie- 
len lo que ¡os otros. Lope de Mendo- 
za les dió relación de quanto havia Tu- 
cedido , i les rcprelentó el bien, i hon- 
ra, que era fervir á fu Rei natural con- 
tra Traidores ; i les dixo las grandes ri- 
quezas dcfcubiertas en Potofi , certifi- 
cándoles , que li rompían a Carvajal, 
todos leñan riquilimos. Con gran vo- 
luntad fe ofrecieron de feguirle, ile to- 
maron por Capitán. 

Francifco ue Carvajal , villo que 
no hallaba a Centeno, que con Luis de 
Ribera eílaba en vna Cueva , adonde les 
daba de comer ¡Vligucl Cornejo, fe bol- 
Vió á. Arequipa ; i havicndo cllado aiU 
Frácifco feis dias , robando quanto havia , fe cn- 
K ^"^J" caminó a los Charcas j i defdc Chucui- 
ra]a\,^ e ^.^ ^^j^ licencia a algunos Vecinos de el 

»a vi á ^'•'^^"'^^ 5 P'^'"'' 4"^ '^" lueien a ius Calas. 
osChar- ^^ ^^^^ tiempo Lope de Mendoca ha- 
ras, vía dexado en los AuUágas á Nicol.is 
de Heredia , i con quarenta de a cabi- 
llo fue a Paria á prender á Soria , que 
decían citaba allí ; i no le hallando, em- 
bio con veinte Caballos a Pedro López 
de Ayala a Sacácay , a ver fi dci Soria fe 
tenia alguna noticia, porque importaba 
tcnc.le pv r Amigo, o matarle > i no le 
pudiendo ha\er , Pedro López de Aya- 
la fue á Cotabamba , adonde Lope de 
Mendoca penlabu alentar lu Real, i allí 
le juntaron todos. Subido en iaComar- 
Lope de ca, que citaba aUi Lope de Mendoca, 
yicncio- ;;c^,(ji,j¡^ muchjs de ios de Centeno j i 
if."'irocó '^¡i'ibiandü Corredores a laoer ue Caiva- 
Tu Gcacc i"'' 5 hilliron , que iba :i los Chaicss. 
:n Cola- C.nvnjal , huiüu de Chucuito , llevaba 
jar.iba. fu Campo forr.'.ado , murmurando algu- 
nos , que pues no havia Enemigos, fue- 



ií» 



rac! 



feo 



ra mejor que los dexára delcaníar j pe- 



ine ha 



Ar 



ro el , adivinaiiüo lo que navu de ¡cr, 
•''. ,^' folicitaba el camino j i llcg.ido :\ Via- 
:aiai, .!- ^j^.^^ j-^^^^^ ^ ^^^ 1^^ ^^g havian falido de 

Ciro,; re- ^-^ Letrada de las Piovincias del Rio de 
:a:ado. la Plata, citaban juiuos , apercibiéndole 
en Cot.ibamba j i d mdofe priela , liego 
A Paria , adonde entendió , que eib>l)a 
Lope de Mendoza en Pocona. 

En Palia j Francifco de Carvajalj» 



I. Libro II. 2.? 

tomo mueílra á fu Gente, i halló cien- 
to i veinte Arcabuceros , cinqucnta Pi- 
cas , i cinquenty Caballos. Subido por 
Lope de Mendoza , que Carv.ijal clh- 
ba en Paria, fe turbó , porque no te- 
nia mas de veinte i cinco Arcabuceros, 
i la Gente de á caballa cilaba mal ar- 
mada , i no tema Picas •, i con todo efo, 
moltrando animo , decia , que havia de 
pelear con Carvajal : fus Amigos le acon- 
fejaban , que fe encallillafe en los An- 
des , adonde podría fer , que li5S pocos 
venciefcn á los muchos ; pero Lope de 
Mendoca , confufo , no refolvia nada. 
Carvaj^il no fe dcfcuidando , caminabaj 
i aquí dicen , que fe vrdia vna conju- 
ración de matarle : i para juilificar fu 
canfa , mandó :\ vn Clérigo , que fucle 
á los que fabcron de la Entrada , i les 
dixcfe de fu parte : ^i;e pues de U y.o 
havlm rec'ih'ulo agrii-iu , no fuefen fus 
E/iemkos , i dexAj'en a Lope de Mev.do- 
ra , ([M los CHgíifhíba , certificaridoks^ 
q:ie Jl otra cafa bacian , feria el dalio 

fulo. 

Llegado el Clérigo á Lope de 
Mendoca, hico fu Embaxada , i certi- 
ficó , que qj.mdo menos fe catafe , ios 
fuios rnifmos le matarían , porque de 
mala gana andaban con el. No fue creí- 
do el Clérigo , i havicndoie cefpacha- 
do , pafados dos dias , le cmbiarcn Cor- 
redores , los qualcs bolvieron diciendo, 
que havian defcubierto a Carvajal , que 
quedaría como tres Leguas de alli. Lo- 
pe de Mendoija , aunque per fu peiíb- 
jr. era valiente , no cru de mucho con- 
feso i i confutó con ella nueva , no pro- 
veía nada; i aunque fus Amigos ie pre- 
ponían algunos expedientes , no hacia 
mas de decir , que fe pufiefen á pur:t:j 
para pelear , i embio de nuevo Corre- 
dores , á los quales afeguró Car\ai;:!, 
qac pudiefcn hablar con el j i como es 
proprio de Tiranos , i Traidores , coa 
gran fcbcrvia , i anogancia les pcrlüa- 
dia, i amonellaba, que fe quedalen con 
el, diciendo , que Lope de Mendoca , i 
Ceneeno, fo color del fervicio del "Reí, 
havian hecho grandes delitos, i que fu^ 
piefen , que los traían engai'ndoSj i 
con ello los dexó ir, i dixcroa 
fluan cerca ellaba, 
* * 



Lope 3(í 
Mendo- 
za I airn- 
']ue ron 
poca Cé- 
te> rauef- 
cra aiii-í 

Fmbaxa- 
da , t]iie 
c r.i b i a 
FrJciíio 
de Carva 
jal a los 
tif !.T Eii- 
tCdda. 



il<i Cr.r- 
vai'.l hi- 
bla á 103 
Ccrrtfio 
res ¿<i Lo 
pe dcMá 
dcija. 



* 



* # 



* 



« # 



CAT. 




Lope de 
Mendo- 
za aco- 
mete a 
Carvajal. 

Frácifco 
deCnrva 
jal no (e 
fia mu • 
cho de 
los fiiios. 

Ah Inti' 
mis ami- 
c'is femPtr 
íAvfnilií: 
frtfírtiin 
ill'is , qtt'i 
fuh tyran 
novtuunt' 
Se. iji. 
aun. i. 

Error de 
Lo;'c de 
Mendo- 
za en i>e- 
lear de 
noche á 
caballo. 



x6 Historia de laS In 

CAT. II. 'De la Vitoria, que 
Franc'ifco de Carvajal tnvo con- 
tra los Soldados de U entra- 
da de el Rio de la 
Tlata. 

O p E de Mendoza , que cf- 
ellaba en Pocóna , cono- 
ciendo que no fe efcufaba 
el pelear , mando to- 
mar las bocas de las fa- 
lidas de la Phi^a , que era ancha , lla- 
na, i cercada de todas partes de pare- 
des fuertes •, i llegando cerca del Eac- 
migo, fe toco al Arma, i dcxando Lo- 
pe de Meiidoga la Placa, falió vn quar- 
to de Legu i , con determinación de dar 
de noche en ios Enemigos. Llcg^tda la 
Gente de C;irvajal , atendía á robar el 
Bagcige de Lope de Mendoza , aunque 
Carv.ijal fe lo defendía , i procuraba te- 
nerlos ordenados > i p;n-a que fe junta- 
ítn , mmdó tocar vn al Arma , á la 
qnal acudieron todos , i mando , que 
ties C;ipit:ines , con fus Compañías, 
tomafcn lis tres Puertas de la Plaga, 
con orden , de no defimpararlas , aun- 
que fucfcn llamados para focorro. Lle- 
gada la noche , Lope de Mendoza 
in.uiüo poner á caballo , con cuerdas 
encendidas , algunos Indios , i los en- 
caminó á vna Pücita , i él determinó 
de acometer por otra , confiando algo, 
que con la confufion de la noche , i del 
pelear , podi ia fcr , que los fuios mata- 
ii:n á Carvajal •, i no fe engaño , por- 
que Carvajal aquella noche no anduvo 
ct)n la dcl'cmboltura que folia , fino 
mui recatado , i encubierto , temiendo 
de lus milmos Amigos , como verdade- 
ro Tirano , i afi pocas veces peleaba de 
noche. A Lope de Mendoza le decían, 
que no havia de pelear fino k pie, por- 
que de i,oche i.o es tan grande la fuer- 
ca de los Caballos , como de dia j pe- 
ro noquifo fino ir a caballo : i los que 
guardaban las Pucrt;is citaban con tan- 
to miedo , que il todos acometieran á 
pie por la Calle , que iba á vna de las 
Pucrias de la Pla^a , la ganaran , i 
quedaran ¡señores del Campo , i Car- 
vajal fuera mueito , 6 píelo por los 
fuios i pero pcnfando , que fcis de á 
caballo cntmnan , por donde no po- 
dían ir dos , acometieron ; i Alonfo de 
Mcndoca , dpitan de Carvajal , higo 
el hecho aquella noche ccn ius Arca- 



DiAS Occidentales.' 

buceros ; porque defcubriendo á los 
Indios , que iban á caballo , comen- 
tó á jugar fu Arcabucería ; i Lope 
de Mendoza acometió por la otra par- 
te , i todos gritaban, que fe apealen , i 
Lope de iVlendoca nunca lo quilo ha- 
cer } i con todo efo , los que citaban á 
pie, lo hicieron tan valcrofamentc , que 
á pefar de los Enemigos , algunos de 
ellos entraron la Puerta , i allí murió 
Pedro Lop.'z, de Ayala , i otros dos 
Soldados , i doce fueron heridos j i co- 
mo alli era el rumor , cargaba mucha 
Gente de Carvajal ; por lo qual , no fe 
pudiendo foítener Lope de Mendoca, 
defamparó aquella entrada j i pregun- 
ttndo , que fe havia de hacer , todos le 
decían, que fe apeale, i todos hiciefcn 
lo miímo , i bolviefcn á ganar vna Puer- 
ta, que feria la total viftoría : refpon- 
díó Lope de Mendoza, que feria mejor 
ir á lalir al Camino del Collao, i poner 
vna cmbofcada á Carvajal , i comenco 
á caminar, figuiendole la Cuballcria: la 
Infantería huvo de aguardar el dia, to- 
dos fe recogieron j i Carvajal , que ha- 
via citado la noche bien medrólo, man- 
dó ahorcar a vn Soldado, llamado fuaa 
García , bien conocido entre los de la 
entrada , que alii fe havia quedado ma- 
lo , i no le le dio confefion. Era cofa 
notable , que jamás fe vio que Francif- 
co de Carvajal hiciefe averiguación nin- 
guna , para f.icar á luz las conjuracio- 
nes , que contra él huvo , que no fue- 
ron pocas , con que afeguraba mas , é 
irritaba menos. 

€JT. III. G^e Francifco de 

Carvajalfiguc a Lo^e de Mendoza, 

i le mata; i d Nicolás de Heredia, 

i a otros. 

O p E de Mendoza, 
llegado el dia, ha- 
llo , que Ic falta- 
ban mas de fe- 
fcnta Soldados , i 
que haliandofedef 
varatado , lo que 
con\cnia cra,cn- 
trarfe en la cipe- 
fura de los Andes , dixo , que dicfcn en 
la RctagiiadiH de Carvajal , para que 
(tomando el Bigagc)entraren en ¡Oi An- 
des, adonde agualdaría la rcfoiucion que 
tomaba el Reí en Iuí cufas. Los Soi- 
d.ados de la entrada dixeron , queje fc- 

guian 



*J4<Í 



Lope d^ 
Meodo- 
^a le rc^ 
tira. 




Lo? Sol- 



la rncr.i- 


<fa 


quie- 


ren 


JV- 


lear 


f^ii 


Car' 


■aiul. 



is^e: 



■nagis fSt 
¡¡¡es pecK 
i'¡a-,& ífu 
'enli , hoc 

Melles tes 

'eatuntH 
ittient íft 
se. 140. 

nn-j. 

,ope de 
Mctído- 
ím. va a 

iilos An 



Dbcada V II 

guian para pelear , i no para tomar las 
haciendas de los de Carvajal, muchos de 
los quaks fabiaii , que le fcguian de ma- 
la gana, i quc'tenian por mas traba jolb 
encerrarle en los Andes , que dar Bata- 
lla, que aunque eran menos que los Ene- 
migos , alegremente embillicron con 
ellos. Lope de Mendoza , aunque era 
valerofo , conociendo quanta temeridad 
era regirle por los dichos de Soldados, 
i que es locuru pedia en los trabajos con- 
íejo al Pueblo, ni tomarle , caminando 
apriela , topó el Bagagc de Carvajal, 
que iba á Pocóna j i los que antes no 
querian dar en ello , viendo la ocaíion, 
lo delValijaroii de buena gana , viendo 
la riqueza que havia,quefue caufa, que 
en pequeñas vandas defamparafen á fu 
Capitiin -, porque es mui proprio de 
S-jldados , en citando ricos , no ponerle 
a peligro} i Lope de Mendoza les acon- 
lejaba, que fe guardafcn , i ractiefen cu 
en los Pueblos de los Indios , porque 
Carvajal no los tópale, i él, con trein- 
ta de 1 caballo , determino de meterfe 
en los Andes. Francifco de Carvajal, 
luego que fe retiró Lope de Mendoza, 
lalio tras él , aunque con poca orden, 
por no perder tiempo, i encontró í Ga- 
briel Bermudez , Rodrigo de Pantoja, 
i otros , que le iban á juncar con él, 
teniéndolo por mejor , que andar en la 
defvcntura de huu- íiempre , halla que 
Dios mejorafc las cofas. Carvajal los 
recibió bien , i a otros de los de la en- 
trada, i fupo que le havian tomado el 
Bagage , lo qual entendió con gian pa- 
ciencia , i dixo,que prello lo cobrarla, 
i caminaba tan apriefa, que no le pudie- 
ron feguir mas de cinquenta Soldados, 
i Lope de Mendoza iba por el mifmo 
camino, i durmió á dos Leguas de Car- 
vajal : i otro dia anduvo tanto , que le 
pareció impofible, que Carvajal llegafe 
halla allí , i por ello fe apeo a delcan- 
íar junto a vn gran Rio que fi le pa- 
jara , le alcguraba j pero Carvajal no ce- 
faba de feguirlc de dia , i de noche , con 
Guias •, i dcfcubricndo los fuegos de Lo- 
pe de Mendo(ja , eclio Carvajal delante 
n Alonfo de Mendoza, con algunos Ar- 
cabuceros : i aunque el ruido, i relin- 
chos de los Caballos fe pudieran fentir, 
el aran rumor del Agua del Rio lo ef- 
toi-vó : dio Carvajal fobie ellos, i ma- 
taron a vno, i hiñeron algunos, i otros 
le echaron al Agua : Lope de Mendo- 
ca , i Cflinaigo fueron alcanzados por 
Martin de Ahneadras , i por Diego de 
Almciidiasa fu Hermano. LopcdcMcui 



I. LiBRoII. zy 

doga echó mano á la Efpada, i fe de- 
fendía ,i dándole vn golpe de Lan^a en 
la rodilla , caió herido , por otro que le 
dieron en la cabega, i con todo efe por- 
fiaba en querer morir allí , conoc.endo 
la mala fortuna , que havia tenido en 
aquella Guerra , i lo mifnio Alonlb de 
Camargo, i cargaron tantos fobi'c ellos, 
que fueron prefos , i también Nicolás de 
Hcredia, junto al Rio ; al qual , íin mas 
miramiento , mandó Francifco de Car- 
vajal , que le diefen garrote : i llegados 
delante de él Lope de Mendoga ,1 Ca- 
margo , á efte le mando guardar , para 
jnforniarfe de colas , que defeaba faber, 
i algunas preguntó á Lope de Mendo- 
caj 1 conílantemente , no haciendo ca- 
lo de fus preguntas, cerró la boca , i 
mcno! preciando miedo , i efperancas, 
conociendo el íin de fu vida , qviifo, 
que iá que el Tirano triunfaba de fu Pcr- 
fona , no lo hiciefe de lia virtud -, por- 
que los Hombres julios , i confiantes, 
noblemente defpiecian la muerte, i ef- 
peran folo en Dios, i con la mifma bar- 
bara inhumanidad le mando matar, i 
llevar fu Cabera á 1« Picota de Arequi- 
pa, porque coníkleró -que elle Caballe- 
ro era Cabcca de Vando , i que tenia 
feguro : -a los demás de la entrada , per- 
donó el Tirano fácilmente , i le cobro el 
Bagage , -que llevaba Lope de Mendo- 
za j i de ella manera acabó Lope de 
Mendoza, Caballero honrado, i ¿el al 
Rei- 

Bolviófe Francifco de Carvajal á 
Pocóna , i mandó ahorcar a vn Solda- 
do, llamado Porras, i pasó á Cotabam- 
ba, defde donde defpachó á fu Maefe de 
Campo , para que diefe cuenta á Gon- 
zalo Pigarro , de como era acubada la 
Guerra. Treinta dias eíluvo Carvajal en 
Cotabamba , i allí dio licencia á los Sol- 
dados de la entrada , paia que fe fuelén 
adonde quillefen ji á Gabriel Bermudci, 

f)or fu calidad , i porque era de ceica de 
Li Tierra , embió por Capitán de Chu- 
quiabo j á Pedro Gutiérrez Akamirano, 
á Ayoayo; a Alonfo Caballero , a Pana, 
para que tuviefe á los Indios en julh- 
cia , i los Caminos leguios j i él le fue 
á k Villa de la Plata , á robar lo que 
havia, como lo hi^o, íla per- 
donar á judo , ni a 
injullo. 



M!í!tare 
artem pJm 
TÍmü for- 
tuna f/<'» 
rí.Plflt; 



Meiidor 
^a muere 
a manos 
de Carj 
vajal. 



Cafiríe^ 
Bermu- 
dezvapoC, 
Caivujal 
por Ca- 
}»;;aii (Je 
Chiitjuia- 



* « 



# * 

* 



P% 



* 
« # 



?:^?á 



z8 



Historia de las 1n 




Juan de 

Saave-ira 

va por 

Govfina- 

cJor de 

Guami- 

co. 



GoiTiei 
de Alva- 
rado va 
á losChia 
ch ¡apo- 
yas- 
Diego de 
Mora va 
por Go- 
veriiador 
de Tru- 
xilio. 

Prodi- 
gios, que 
fe vieron 
en el Quj 
to. 



CyíT. IV. ^le Gon^^alo Ti far- 
ro derramo U Gente : fale de el 
Gháto : emhia d reía Nuñez á 
los Reies : i Melchor Verdugo 
ocupa a Nombre de T)Í9s : i lo 
■que Ufuccd'tb. 

A VIENDO Gonzalo Pi gar- 
rió piovcido en el Qui- 
to lo que le ha dicho , i 
dado Repai cimientos a Tus 
Amigos ,rc lúe a Tume- 
bamba,dc donde ddpachó 
a Pedro de Fuelles , para que quédale en 
el Qiiiro por fuTeniente,! tuvicfe aquella 
Früiitcia bien guardada > i parccieiidolc 
que en el Pciu no haviacola que ledic- 
le cuidado, porque entendía, que Fran- 
cifco de Carvajal acabarla bien lo que 
tocaba a Centeno , determinó de derra- 
mar la Gente, i embib al Capitán Juan 
de Saavedra á León de Guanuco , i le 
porfiaron , que acéptale aquel Cargo i i 
lo huvo de hacer, porque a la fegundad 
de iu vida convenía, Paso Gonzalo Pi- 
carro á C^añaribaniba, i á Corrochebam- 
bai i aunque no pudo pacificar aquellos 
Indios, profiguió lli camino, i embió á 
Gómez de Alvarado á los Chiachiapo- 
yas , i a Diego de Mora por Tenien- 
te de TrnxiUo. Llegado al Quito Pe- 
dro de Puellcs , le dixo , que le vie- 
ron en el Cielo algur.as lumbres extra- 
ordinarias , i el Sol turbio , i dos Leo- 
nes , que pelcabia , vno de Poniente, 
i otro a la parte dc Oriente, i queque- 
do vencido el de Poniente j i que los In- 
dios ( viendo cofas tan extraordinarias) 
levantaron grandes gritos -, i deiaparcci- 
das las léñales , el Sol le aclaró. Gon- 
calo Pi^arro llegó a San Miguel , i alli 
clhivo algunos diaS , i proveio en las 
colas de Guayaquil , i Puerto Viejo, 
i Tupo lo que h.ivia paLdo en Pana- 
má del Capitán Martin de Alarcon , el 
qual mando , que llévale á Vela Nu- 
úez á la Ciudad de los Reies, i Mar- 
tin de Alarcon higo matar á Blas dc 
Saavedra, i á Levma , porque no le al- 
galcn con la Nao , en que iba Vela, 
Nuñez. 

Melchor Verdugo , lalicndo con 
fus B^os del Dcfaguadero de Nicara- 
gua , fe encamino a Nombre dc Dios, 
juzgando , que era gran fervicio de el 
llcí echar u los Tiranos dc la Ticrra- 



DÍAS Occidentales. 
firme ; i entrando con filencio en el 
Puerto, fue á vna Cala , adonde Her- 
nán Mexia tenia vn gran Cuerpo de 
Guardia , i acometiéndole , le peleaba, 
halla que los RebcWts conocieron que 
era Melchor Verdugo , el qual , viendo 
que fe le hacia refíilencia , i que acudia 
Gente , mandó poner fuego á la Cafa, 
por lo qual le falio Hernán Mexia, i cre- 
jendo que Verdugo llevaba mas Gente, 
fe fue a Panamá. Llegado el dia , Ver- 
dugo majidó a los Soldados , que no la- 
queafcTí nada , i los recogió , i la Gen- 
te que ic le quifo junur , i embió á reco- 
nocer el camino de Panamá , adonde fa- 
bida la pérdida de Nombie de Dios , dc 
que peso mucho á Pedro de Hinojoíii, 
el qual , ptníando que Verdugo iria á 
Panamá , hico muchas provifiones , i di- 
ligencias, para dctcnderle, i habló á los 
Capitanes, diciendo, que lo que Va- 
dugo havia hecho , fue calo mui feo, 
pues no tenia comifion dclRei , ni lle- 
vaba mas que vna Provilion del Audien- 
cia dc los Confines , para foconer al Vi- 
forrei,que aun no fabia que era muerto, 
i que él quería ir contra Verdugo, para 
elcufar, que no hicicfe mas daño, i re- 
quirió á los del Cabildo, que lo hiciefen 
ellos, pues de jiqucl Reino havian de dar 
cuenta al Rei. Ellos, ficndo todos dc 
acuerdo , le pidieron favor , i mandó al 
Capitán Hernán Mexiá , que caminafe 
adelante con los Arcabuceros j i el Go- 
vernador de Panamá, que era el Doctor 
Ribera, acompañado de Pedro dc Hino- 
jola , i de los Capitanes Pablo de Me- 
neies , i Rodrigo dc Carvajal , dexando 
buen recado en el Armada , marcharon. 
Melchor ^''erdugo fe pertrechaba en 
Nombre dc Dios ,i algunos Mercaderes 
ricos le cngañaion , ofreciendo de ir á 
tratar niedios,i lucrcm ádár avilo de !a 
Gente que tenia, i del termino en que 
fe hallaba j i topando con Hernán Me- 
xia , le dixeron , donde tenia Verdugo fus 
Centinelas : i con elle avifo , tomando 
otro camino, llego cerca dc Verdugo, 
aunque con gran trabajo , porque algu- 
nos murieron de fed, hicieron alto mui 
cerca de la Ciudad , i el Doctor Ribe- 
ra embió á mandar a Verdugo , que 
paieciele ante el con las Provifiones 
que tenia, para que fe hicicié lo que ei 
Rei mandaba. Verdugo tenia fu Geiite 
CB FJqiiadron,i no relpondió al Doíbor 
Ribera , fino que la.Ñ Anuas lo ha\'iaii 
de determinar. \ havie;;Júlc accii -.do 
vnos á otros , cícaiamucaron , i iimriQ 
el Capitán Rodiigo dcCarvajalji otrosí 

i co- 



I54(í. 



Melchor 
Vtidiigo 
gnni á 
Nomlirc 
de Dios. 



Pedro de 
Hiiiojofa 
teme de 
Melchor 
Verdugo 
i fe aper- 
cibe p.ira 
dv.-fc«dei" 
fe. 



Pedro de 

Hincjofa 
i los de 
Panamá 
vsn con- 
tra Me Ir 
chorVer-t 
dugo. 



le 






ElLic.de 
la Calca 
llega á 
Saca Mar 
ti ,\C.i be 
la nuiev- 
tedeiVí- 
íbrrei. 




l^ 46'. ^ :* D B C A D A V 1 1 I 

i como cafi toda la Gente de Verdugo 
eran Mcrpidercs , huieron a la Mónta- 
la Gemc ña , dcxando Ivis Armas } i los dcmiis, 
de Ver- cerrando los de Hinojofa , fueron ro- 
dugo le ^yj ^ ^.,^5 py¡. ¡.^ cobardia de los que hu- 
ieron , que por falta del Capitán j el 
qualj como mejor pudo , viendofe dcf- 
ampaiado, fe metió en los B¡ircos , i fe 
fue á los Navios i i los de Pannma , de- 
sando, en Nombre de Dios, á Hernán 
Mcxia , con la Compnñia , que era de 
Carvajal , fe bolvicron á Panamá. 

CJ'P. V. G^4e el Trefílente G af- 
ea llega a Santa Marta , i d Nom- 
bre de 'Dios , / fue recibido 
de Hernán Me- 
xia. 



Olviendo al Lie. 
i Pedro de la Gafca, 
el qual , embarcado 
en el Puerto de San 
Lucar , i con él los 
Oidores Iñigo de la 
Rentería , i Andrés 
de Cianea ,el Marifcal Alonlb de Alva- 
rado , i el Adelantado Pafqual de An- 
dagoya , i otros Caballeros , llego di- 
choianientc á Santa Marta , adonde ha- 
lló al juez Miguel Diaz de Armcnda- 
liz , del qu^l fupo la rota , i muerte de 
el Viiorrei , en el Campo de AñaquitOj 
i afimihiio el calo de Melchor Verdu- 
go, todo lo qual le pulo en alguna con- 
liiiion , pareciendoie que hallaba las co- 
fas en peor elbido de lo que fe penía- 
ba , i juzgaba, por vna parte , que feria 
bien n^ á Nueva-Elpaña , para que em- 
barcado en la Mar del Sur , pudiefe pa- 
far privadamente á tratar con Gonzalo 
Pi^arro , i encaramarle en el iervicio 
del Rei , perluadicndole lo que le con- 
venia. Por otra conilderaba , que feria 
bien ir á Tierra-firme , i hacer expe- 
riencia de la fe , i lealtad de los que 
allí h;a ia criici.dido que eílaban. El 
primer confcjo ic j>arccia peligrofo , poi- 
que fobcrvio Gonzalo Pi^arro con la 
Vicroria contra el Vilorreí , dific'ulto- 
lariicntc ic podia creer , que le havia 
de humillar , por los coniéjos , i per- 
fuafioncs del Licenciado de la Galea, 
que fabian iá que llevaba Titulo ilc Pre- 
lidenie, i Oidores para alentar Audien- 
cia , que era lo qfie en el Pcríi íé abor- 
iccia. El fcgundo era mui dudofo, 
porque en calo que los CapitaiiG* de 



. Libro II. a^f 

Pigarro , que citaban en Panamá , no 
admiticlen al Prefíjente , perdía mu- j- ' ^^*'^' 
cha reputación, i ablblutaniente que- c;;''/»/'* 
daba cenado todo camino , para tratar ^ ic re- 
de medios. En efta duda fe rcíólvió de fuelvede 
ir á Nombre de Dios , i ordenar á Mcl- »r a Nom 
chor Verdugo , que no citaba perdido ^^'^ de 
de animo , que fulpendicfe la Itva de ^'«s» 
Gente , que hacia en Cartagena , i bol- 
viefc vn Navio , que havia tomado , i 
fe fuefe á Nicaragua, i alli elluviefe, 
haíta ver el camino que los negocios 
tomaban ; i haviendo tratado algunas 
cofas con el Vifitador Miguel Díaz, i 
entre e.ias , que no fe trátale de la Rc- 
fuiencia del Adelantado Belalca^arjpro- 
liguio fu viage. 

Llegado el Prefidente á Nombre 
de Dios , Hernán Mcxia , pcnfindo 
que rcbülvia Melchor V^erdugo , tocó 
al Arma ; pero faliendo á Tierra el Ma- 
rifcal Alvarado , dixo al Doctor Ribe-" 
ra (que aun eilaba alli ) i a Hernán Me- 
xia , que el Prefidente havia llegado en 
aquellos Navios , el qual íalió a Tier- 
ra á 17. de Julio , i de todos fue bien 
recibido , i el trataba con tanta afabili- 
dad , c indultria ( que es la que ablan- 
da la fobervia ) que cada dia les parecía 



Troprtum 
tfl frHdS' 
U cenci- 



fuOi ifHS 
futs /líilií^ 

¿cre.Cic^ 



mejor , i holgaban de tratar con él. 
La familiariiiad, 1 frguricad con que le 
parecía que iá Hernán Mexia moltraba /y 
en ib trato , le dio animo para comen- l'are fibi 
gar por él iu negociación ; i pues cüe '">i"">s /,# 
era el primer Cspitan con quien topa- """"^ '^^ 
ba , convenia luego tratar de reducir- 
le. Hablóle muí particularmente , po- 
niéndole por delante fu calidad , la me- 
moria de la fidelidad de fus Palados , la 
importancia , que era fer el primero en 
reducirle , por el exemplo de los otros, 
la obligación en que ponía al Rct ; i 
luego le dio cuenta de las comifioncs, 
que llevaba , que en luitancia eian, 
etícaíhihar aquelUs alteraatncs bUaida , ; 
juaintiente^ i perdonar ¿ lodos , i afcH- 
tur el Gcv'uriiu , por el camino que mejor, 
fuefe [ara el htcn común , que era folo 
ti pT, que el Rci tema. Hernán Mexia, 
le lefpondio ; ^ue la T'mdaa que alli el feíAÍ- 
tflñha , ln tenia por el Rei , i no par cío de el 
Picarro , /' que baria en Ju feriiao quan- -^^^• 
to ie mandaje. Abracóle , agradecicn- 
dofclo , i prometió de procurar , que Jí<"''"".^ 
el Reí le hicieíc merced ; 1 rogóle, que rediiceal 
aquello cftuviefe por entünces" fccreto, ft-rvirio 
entre ellos ; i Hernán Mexia , i el del Rei, 
D'. cror Ribera aviiaion á Pedro de Hi- 
nojola de la llegada del Prefidente , i 
de lu íüima de proceder , i buenas 

nauci- 



G.ifia ha 
h'í* á Kcr 
ii.in Me- 
xia , p.ux, 

i-üe í'sa 




50 H I S T o Rl A D E L A S I 

tnucñi-rts , que d-aba de paz, i de .quie- 
tud. Llegó cu elto Melchor Verdugo 
con dos Navios , i cierta Gente , con 
<}ue fe alborotaron los de Nombre de 
Dios i por lo qual el Prcfidence le bol- 
vio á mandar , que fe fucfe á Cartage- 
na, ó Nicaragua , dexando allí la Gen- 
Te que llevaba ; i aunque le pesó de que 
no le quiíicle para el fci-vicio del Rci, 
obedeció , i fe bolvió á Cartagena, def- 
de donde le vino á Caiiilla á dar cuen- 
ta al Rei de lo que paiaba. 

Cyf-P. ^/. ^e el Trefidente 
Cajea continúa fus negociaciones, 
i entréi, en Tauamá , adon- 
de fue bien reci- 
bido. 

' N Panamá , luego que Ce 
entendió la llegada de cl 
Prelldente , i de Alon- 
fo de Alvarado ; á vnos 
les paiecia bien , i dc- 
EI Lie. """"■"" cian , que pues el Rei 

Cafca vi no embiaba Peifonage de Cnpa , i Ef- 
Panami. ^^^^ ^ ^ra fcúal ^ que el Preüdente lle- 
vaba la Govcrnacion para Gongalo Pi- 
caiTo. Otros decian , que pues lleva- 
ba Oidoí-es , el negocio iba por otro 
camino j i para íalir de duda , iá de- 
fcaban verle «n Panamá i i bolviendo 
á hablar con Hcrnnn Mexia , i parc- 
cicndole , que quedando aquel Prefidio 
á lU devoción , iá llevaba feguras las ef- 
paldas, determino de ir á Panamá, con 
gran conüan^a de reducir á los otros 
Capitanes , como havia reducido al pri- 
incro , no cblbinte que iá fibia la gran 
confimca , que havia entre Gonzalo 
Pigarro , i Pedro de Hinojofa, al qual, 
con cl Mariical Alvarado ( a quien orde- 
nó , que luego fe partiefc u Panamá) 
cmbió vna Carta dci Rei , adonde Ic 
ordenaba , i encargaba , que diefe al 
Prefidcntc todo favor, c hicicfc loque 
^e üt parte le mandafc. Hinojofa , pa- 
ra «utcrarfc mejor de lo que palába, em- 
bió á llamar á tiernan Mexia > i ha- 
viendofc informado de la intención del 
Préndente , de lo que fe pudo alcancar 
que llevaba en comilíon , dcfpacho á 
Gon<;alo Pigarro ; i llegado Alonfo de 
Alvarado , todos qucrian laber qué ha- 
via , i que jii7.gaba que havia de fcr •, cl 
qual , como iba bien informado de el 
Prcfi-lentc , dccia : ^a el Rei no que- 



N D I A s Occidentales. 

Jizndo a fus SuMitos toda faíisfaccion , i 
j>OHer aquellos Reims capaz ^para lo qual 
embiaba aquel Clérigo ^fufrido , / bien acon- 
dicionado , para que afi lo cxicv.tafe ; i que 
k il le parecía , que baviendo fucedida en 
ti Perú , lo que havian vi/lo , t muerto de 
tal manera a vit Lugar-teniente del Rei ^ 
Ji eran cuerdos^ debían aceptar aquella gra- 
cia , que era mui grande. Entró cl Pré- 
ndente en Panamá á 13. de Agoíto,fa- 
liendole á recibir cl Govcrnador, i cl 
Regimiento , i también el General Pe- 
dro de Hinojofa, con todos los Capita- 
nes, i Caballeros del Armada. Otro dia, 
dcfpues de pafados los primeros cumpli- 
mientos, cl General Hinojofa fue á vi- 
íitar al Preíidentc , i tratando de los 
hechos de Gongilo Pigarro, los efcusó, 
defendió, i julUficó quanto fupo , i pu- 
do-, i dixo al Prciu!cnte,quc entre otros 
fines, porque alli fe havia detenido, era 
cl principal aguardar, que Dcfpacho iba 
de Efpaña ; porque demás de queGon- 
calo Pífano defeaba faber la voluntad 
del Reí , era juño, que fe diefe afiento 
en aquellas cofas , i fe fupicfc como íc 
havia de vivir} i que pues el havia lle- 
gado en nombre del Rci,l« dixefe, qué 
orden llevaba, i qué fe havia de hícci} 
i aunque havian informado al Prefiden- 
te, que Pedro de Hinojofa era buen Ca- 
ballero, i tenia humos de Leal , i de- 
feaba ver á PigaiTo fuera de aquella ti- 
ranía, quería facarle con reputación, co- 
mo fu fiel Amigo. El Prelldente no 
quifo correr apricfa , ni por entonces le 
dixo mas , de que llevaba mucho bien, 
i provecho para le» del Perü , i princi- 
palmente para los que tenian Reparti- 
miento , porque llevaba revocación de 
hs nuevas Ordenanzas , i facultad para 
ordenar , i cílablcccr , con parecer de 
los Pueblos , lo que conviniefe al bien 
publico del Rei, 1 beneficio de los Po- 
bladores, i que tenia poder pai*a fofcgar 
las alteraciones. Hinojofa le refpondió: 
^ur de aq.jclh ia fe tenia noticia , ; que Je 
pc/kba , que ri') ;j dicfc la Govrrriacion á 
GjHf^k Pifarro , porque de Efpaña fe ha- 
via efiriío^quc U embtaban. A efto le ref- 
pondió cl Prefidcntc : ^e decirle antes 
de tiempo mas particularidades , no convenía 
fil auím idad de quien le embiaba .^ i que al 
o'ídiit de Gonzalo Pifarro importahe. cbc- 
áecer ¿i la voluntad de fu Rei ; porque mof- 
trando ctro. c<ifa , fu honra no podía fro re- 
cibir quieha , i dar oca fon pireí qxe todos 
cvncihicfen de el diferente concepto , de ei au^ 
h~.Jiá entonces havian tenido. Hinojofa, 
dclpucs de ellas platicas, procuró, por 

15U- 



15-46: 



Recibí- 
Riiento.q 
fchacc en 
Panamá 
al Pidi- 
détc Gaf" 
ca. 



Pedro d« 
Hinojofa 
ij'ic di'ee 
al Prcíí- 
dcute en 
las colas 
del Pciy. 



RefpiieA 
ta rie cl 
Preíiden- 
te 3 H¡r 
nojoía. 



Replica 
de Hino- 
jofa al 
Prefidca; 
te. 



I>'45- 



tídro de 
Hínojofa 
procura 
faber <] el 
Preíidcn- 
te lleva- 
ba laGo- 
veiiiaciÓ 
del Períi 
para Pi- 



Ofrecí- 
talentos 
de diver- 
fas Pcr- 
fonas al 
Prcñdeu- 



Decaúa yii 

muchas vías , de fabcr , fi la Govcrna- 
cion iba para Picaño j i no hallando 
cofa cierta , fe lo aviso , encargándole, 
que fe confórmale con la voluntad de 
el Reí , i pidiendo que le avitafc , fi 
dexaria pafar al Prcfidentc al Perü , el 
qual cfciivio á. los Obifpos , al Pro- 
vincial de los Dominicos , á los Ca- 
bildos , i a muchas Perlbnas , fu llega- 
da , con vn Fraile Dominico , llamado 
Fr. Franciico de San Miguel , dicien- 
do el defco, que tenia de pafar al Pe- 
rü , i encargando á todos el fcrvicio 
del Rci > pues demás de las Mercedes 
que les hacia , perdonaba todo lo pa- 
fado : i con ellas , i otras diligencias, 
iba el Prelidente , afegurando los áni- 
mos de los Hombres , apartando de 
ellos las malas inclinaciones , i penfa- 
mientos que tenían, reduciéndolos , co- 
mo buen Medico , al eltado , i forma 
conveniente^ 

C^T. VII. G^ie los Capitanes 

del Armada de Tanama fe iban 

conformando con el 'Prefidente Gaf- 

ca , el qual fe determino de em- 

biar las Cartas del Rei a 

Gonzalo 'F i farro , i 

á otros. 

^íMüLM^ O D o s los del Perü , que 
^^1 r^ fe hallaban en Panamá, 
iban echando de ver los 
grandes Poderes, que lle- 
vaba el Prefidcnte j i 
aunque eran aficionados 
á Pi§arro , por los grandes intcreies , que 
de el h.wian recibido , dclcaban confir- 
marte en elios con la gracia de el Rei.. 
Hernán Mexia , que fue el primero que 
fe conformo con ei Préndente , intro- 
duxo á fu Suegro D. Pedro Luis de Ca- 
brera, para que hiciefe lo mifmo j i Pa- 
blo de Mondes, i Juan Alonfo Palomi- 
no, viendo que el Gcncr.il Hinojofa lia- 
blaba mucho con el Prefidentc,iio qui- 
fieron fer los pniberos en reducirle-, i 
con fecreto le hablaron , i fe le ofiecic- 
ron j i como el Prefidcnte fe vio con 
tan buenos principios , dcicaba mucho 
pafar al Peiíi , confiado de reducir a. 
Gonzalo Píe. uro ; pero conocía , que 
no fe lo havia de confentir el General 
Hinojofa , haíbi tener refpueíla fuia. 
Rodrigo López , Señor de vn Navio, 
le ofreció al Preíidente , para ir al Pe- 




I. L iBR IT.' 3 i 

rü j pero no le aceptó , porque le con- 
venia dexar afentado lo de Panamá j i 
aunque hablaba con Hinojofa alguna» 
veces de fu ida , le dccia ( aunque ti- 
biamente ) que no le detendría, fi te qui- 
fiefc ir. Llegó en eftc tiempo vn Na- 
vio del Perü , í los que en el llegaron, 
delconfiaban mucho de la reducion al 
fervicio del Reí , ú no era por Armas; 
i avifaron de la ida de Carvajal á los 
Charcas , í no de la rota de Pocóna, 
porque aun no fe fabia , i que Pigarro 
havia falido del Quilo , í que fe trata- 
ba de embiar Procuradores del Reino á 
Caftilla. También fe fupicron las dife- 
rencias de Belalcaf^ar , i Robledo ; i el 
Prefidentc elciivio,que no fe moviefenj 
pero ella orden llegó tnrde. Los Capi- 
tanes , que de fecreto cftaban reduci- 
dos , acunlej.iban al Prefidcnte , que 
aprctafe a Huiojonr,que fe reduciefe , í 
apaitafe dePigarrojí donde no, fe ofre- 
cían de prenderle > pero el Prefidcnte, 
que conocía, que no era mala la inten- 
ción de Hinojoia, i que atendía á mnar 
por fu honra , por la confianca que de 
el havia hecho el Amigo , qucí iaio lle- 
var por bien , í moderaba , i rcmpiab.i 
el afecto de los que le inllaban , pues lá 
tema feguras las voluntades de los me- 
jores Capitanes , i con l'u buena maña 
las de todos los que ellaban en Pannmaj 
i no quifo detenerle mas en embiar la 
Carta del Rei , que llevaba para Pigar- 
ro , i efcrivirle ; i rogó á Hinojofa, que. 
hicicfe lo níiimo,reprefentandolc qu;.n- 
to le convenia ganar la gracia del Rei; 
porque pareció al Prefidcnte, que iá que 
fe detenía en ir al Perü , era bien , que. 
Gongalo Picarro , con tiempo , fuele 
pcnfando , que le convenia obedecer , i 
que fe entendiefe , que ia fe comenca- 
ba a platicar de tomar afiento en aque- 
IIps cofas , con lo qual le parecía , que 
delpertaria á muchos , para tomar la 
voz del Reí ,con que el Tiraíio íc con- 
fundiria. 

Era la fuílancia de la Carta del 
Reí , iuojlrar el ('■¡■fgnfio , lue bavia teñid» 
de aquellas alteraciones , por los daños fuce- 
díaos , i por el unpedhnento de la Inftnic^. 
cion , / coiivcrfion de los Indios ; i que creía, 
que el dicho Picarro , fii los que le havian 
feguido , no ha'Vian tenido inisncion de de-- 
Jervirle , ftno ejcufar el rigor del Fiforreij 
en no querer admitir fuplicacion de las nue- 
vas Lcics } i que haviendo oido a Francif- 
cü lilaldonado , havia acordado de etnbiar 
al Licenciado Pedro da la Gafca , pa'-a. 
^ue pufiefe la J'ierra en fefíc^o , i prove- 



El Preíi- 
dente no 

acéptalos 
ofrccí- 
mívDtos 
de jiren- 
der .1 Hi- 
r.c'Jola. 



El Prefi- 
dfntc ef- 
crive á 
Pi^arro.i 
le embia 
ia Carta 
del Rci. 



Suílancu 
de la Car 
t.\ de el 
Pie(i.¡eu- 
te áPi(jar 
to. 




le que 

«fcriv: al 
Lie Cc- 



5i Historia dte xas T 

itfe h que a fu beneficie mminiefe. T que 
for t;\nto le o)de;:úlhi , ^ue ctimpüefe lo qus 
el dicho Licenciado le ordena/e , cstíie fi fu 
fropria Ferfona fi lo vie,ndnfi , i le diefi 
todo el f&voí' qut pidicjt , par>'- cumplir lo 
que fi k (javia ordcnndo , como confiaba 
q:is baria , i ■que de fus Jer-vicios , i de los 
del Marqnis fu Hcrnia/io , tendría, 'inemoria, 
fara heícer merced a fus Hijos .^ i Hermanos. 

CAT. VIH. eue elTreJldente 

Cafe a efe r IV ib á Con calo Ti farro, 

i enihio los \Defpachos cotí 'Pedro 

Hernández, Taniagua \ i de h 

^ue entretanto pafaba en 

el Terú. 

L Prcfidentc también cf- 
crivio ;i Gonzalo Picar- 
lo vn;i C;;rta mili lar- 
ga , diciendo : ^le le 
ernbiaba la del Rei , que 
debiera dar de propria 
mano y viendo que fe -dilataba fu ida ; i que 
havlcndofc en Caftilla aítenads fobre aque- 
llas allcracirnes ^ ballandofe ^ que no can 
por defcrvir xl Rei , fino porque Blafco 
Nuñcz i!0 adiniftia la fuplicacio» , que cjia- 
ba interpKcña , para tener tiempo para que 
el Rei o'cfi ios ckl Perh , le bavia manda- 
do , que fue fi ^ pacificar la 'tierra i pita 
el bavia efirito al Rei , rué havia acepta- 
do el Ciirgo de Go-jcru.-Kior , por jervirki 
i que de tío aceptarlo , le defirvia , ; que 
Ikvr.ba la revocación <ic ¡as l^ies , / poder 
ílc perdvnar , i ardenar lo que conviniefi 
al bien ck todos , con el parecer de los Pue- 
blos : i que por i.'.Ktu , le fiipllcaba , que 
foríio Cbriftiano , i Caballero mirafc en ello 
con el amor , que fiempre havia mofirado 
a aquella Tierra. Eficargí:b;ile , que diefi 
gracias a Nucfra Señora , <k quien era 
devoto , que aquel negocio , r^ que fe havia 
metido , no fi havieje entendido por Rebe- 
Uoii , finó por dvfenja di fií jufiícia , i de- 
recho i / que pues el Rei ks daba lo que 
fedian csn la revocación de las Lcks , el le 
dicfi lo que era juio con la obediencia ; pues 
vo folo cu efio aimpíia con la natural obli- 
gación de fidelidad , qiw á Ja Rei era obli- 
gado , pero con lo que dcl'ia a Dios. To- 
do lo dcinas de l.i Caí ta , que era mui 
largí , eran cxortacioiics , para ap.iit ir- 
le lie la tiranía en que elhba :nctiJo, 
reprci'cutinJolc , quan bueno era el 
vivir ganiindo gioiu, i fima por bue- 
iios moJos. Elcrivió también el Trc- 






El PrffiJ 

dciirj di 



NDÍAS <3 CCIDEKTALfiá. 

fidcntc al Liccuciado Cepeda , rogíin- 
dolc , i ainoneíliudolc lo mifmo ; ; que 
pues en la gracia de Pifarro tííiia tanta 
parte , i era L'trido , / Miniftro del Rei 
{por lo qual tenia maieres obligacioyies di 
acudir a fu Real férvido ) hiciefi lo que 
debia ; i de las Cartas en blanco , que 
llevaba del Rei , le cmbio vna. Ellas 
Carcas pareció , que debía llevai- Perfo- 
na de coníianga , de autoridad , i uif- 
crecion , i lúe elí-g do p .ra ello Pedra 
Hernández Paniagua, Cab-.iUero de Pía- 
fcncia, que aunque Amigo de Goncalo 
Pi§arro , como nunca havia citado en 
el Perú , no tenia ninguno de los alec- 
tos , que concurrian en los de aquella 
Tierra; i oidenoíeic , que diese pi mic- 
ro las Cartas del Lie. Cepeda , i le le 
advirtió de fecrcto,que potiía dar á en» 
tender , que los Ci.p.taiies del Aimada 
quedaban con intención de entregarla 
al Preíideiitc. 

Dclpachado Pedro Hernández Pa- 
nlagua, Jhiancüco MalJonado , que fue 
á Fiandes por Procurador de Gongalo 
Picaño, i havia bueito á las Indias con ij*^,' 
el l^rciidcnte , á quien no fe dio el de- aFi-.i,>cir-« 
bido caltigü, como Rebelde, por el ex- co Mai- 
pcdicütc que le tonio de no callirar, donado, 
di.\i) al Preüdcnte , que le dicíc licencia ?"^ \^'* 
para ir con Pedro Hernández Panlagua, P^'"? 
cue Te olrecia de reducir a Goncalo Pi- 
caño ; i cr^iendo que lo decía con ani- 
mo linccio,i fiel , le la dio. LosCapi- 
tancs á'A Armada rolicit.,ban al Prcíl- ^.°',^?' 
dente, que Te piendicfc u Hinojofa , i Í2 ^1 f" *^ 
ocúpale el Armada , i no fe dilacafc, da (blici- 
porque lio convenía. El Preíldente , en cáaiPre- 
tod)C.ilo,Li queria por mano d-1 Ge- íitientc-.q 
ncral , per huir de todo termino de F^n^j^n 
Cucira; poique coníidcrab.i los malc?, 
que leluitab.m de rcíillir a la violencia, 
con violencia. Y porque le parecia,qijc 
cnirLg.indola el, le g.inaba mas reputa- 
ción con los del Pciü, i porque el miP- 
nio Hinnjoía publicaba, que el no que- 
ría l'erTr.tidor , p<>r amor de Pi^airo, i 
decía , que no aguiidaba mas Je fu ref- 
puelia , para ofrecerle a fu fcrvicio j i 
viendo el Prcfidentc , que quantos 11c- 
g.i!)au d:l Perü , certificaban , que no 
dcxaria Gonzalo Picairo la Governa- 
cicn, c imperio, que tci^iia en el Pc;u, 
lino con la vida , avisó ai Vifoirei de niVncí i 
Nueva- Erpaúa D. Antonio dt iMcndoga, hacer a- 
i á l(!s Prcfidcntcs de l.ii Audiencias déla píiciíji- 
Elpañola , i los Conliaes , que apcrcí- ''"*-^«':<5* 
b.ei'cn Gcnt'T, Caballos , i Arnris, paia "^ *J"'='^' 
qu.indo !"c lo pidiefe , porque en todo ca- 
lo peufiba feí'jncjor ruorir, ó vencer. 

En 



a Iliiio- 
jofa^ 



El Pred- 
¿tnfecc- 



(] 



is^6: 



Decada VIIÍ. Libro IÍ^ 

En el Veril , entretanto que eíto 
pafaba en P.inama , haviendo llegado 
Aiuoaio de Vlloa a la Ciudad de los 



1^ 



Rcies , con el focoiro , que llevaba á 
Chile , i teniendo embarcado á Don 
Alunlb de Monteraaior, i á los demás, 
que llevaba dellenados y aqutl Reino, 
por orden de Pi^arro , encargó el Na- 



vio á vn Francii'co Martuiez 



, que en 



Frequentif 
Jimum ¡n- 
ditium ex- 
lamitAtis 
rrndelitas 
Velle. 

Aloiifo 
de Toroi 
muerto á 
manos de 
fiiSiiegro» 



la Batalla del Qliíco liavia férvido en la 
parte del Vilorrei , i ellando cerca de 
Arequipa , fe levantaron con él, i fue- 
ron á aportar á Soconufco, en Nueva- 
Efpaña , defde donde fe fueron a Mé- 
xico. Los que andaban huidos por los 
Montes, de ia furia del Tirano , no fo- 
lamente palaban grandes trabajos , pero 
algunos fueron mnertos , como fuce- 
dió á Alonfo Pérez de Galtillejo, Cava- 
llero de Cordova , que le mataron los 
Indios , fujetos a vn Ontiberos, Alcal- 
de de Guamanga , i algunos dixeron, 
que por fu mandado, l'ambien pren- 
dieron los Indios á Luis de León , i le 
llevaron á Guamanga , i Ontiberos le 
cmbió al Cuzco , á Alonfo de Toro , que 
le mando luego matar , á tiempo que 
fe decia , que queria tomar la voz del 
Rei, i no permitió la Divina Mageílad, 
que tan grande , i tan cruel Traidor 
gogafe del dichofo nombre de Fiel, par- 
que teniendo palabras con fu Suegra, 
por fus deshoncílidades , Diego Gonzá- 
lez de Vargas, lu Suegro, le mató apu- 
ñaladas , i por los fecreros juicios de 
Dios , vino á perecer a manos de quien 
mas folia mirar por fu vida : i dixofe, 
que en lugar de tocar las Campanas á 
Difunto, las Repicaron, i ello pasó en 
la muerte de Toro ; i fe dexan muchas 
menudencias, i particularidades , de fus 
inhumanidades , porque no es mi inten- 
ción contar los delitos odiofamente , de- 
xando las virtudes de cada vno , porque 
bien sé , que ello no es menos repre- 
henfible , que la mentira , en los que cC- 
crivcn Hillona. Los del Cabildo , de la 
Ciudad del Cuzco , dieron cuenta de la 
muerte de Alonfo de Toro , á Gonzalo 
Pi^arro , i entretanto , nombra- 
ron á Alonfo Alvarez de 
Hinojoia. 





Truxillo^ 



C ^P. IX. §^e Gonzalo Ti: 
farro llega á la Ciudad de los Re- 
tes : embia Procuradores á Cajlilla, 
con orden de requerir al ^Pre- 
fidente G afea, que no vaia 

al Terü. } 



x\viENDo Gonzalo 
Picaño proveído 
algunas cofas, en í^o"í=>fo 
San Miguel, par- ^„^^^ ^,^ 
tiópara la Ciudad 
de Truxillo, adon- 
de la Clerecía, 
cantando, el Obif- 
po de Bogotá , el 
Govcrnador Gómez de Solis , i el Cabil- 
do , le hicieron vn Real recibimiento , i le 
llevaron á la Iglefia , i luego á fu Cafa, 
diciendo el Pueblo : Vitloriofo Principe^ 
hágate Dios dichofo , i bienaventurado , el te 
mantenga, i te conj'erve-y i para que le au- 
mentafen las lilbnjas , i los Aduladores, 
acertó á llegar allí, en aquella coiunturaj 
vn Dionifio de Bobadilla , á quien cmr 
biaba Carvajal á dar cuenta , de como 
era acabada la Guerra en las Provincias 
de arriba , i refirió todos fus hechos , i 
viétorias , de que Gonzalo Pi^arro cita- 
ba mui orgullofo , i vfano , i magnifir 
có la diligencia , valor , i conllancia de 
fu Capitán Francifco de Carvajal : dixo 
también el Dcfcubrimiento del famofo, i 
riquifimo Cerro de Potoli. Eftando co- 
miendo Gonzalo Picaño, dixo Diego de Diego dé 
Moi-a , que de lo que mas le fe [aba , era , que ■ °'^ '" 
fue fe mortal : pero que fi algún confíelo les 
quedaba, era , que tendrían al Señor Don Fran- 
cifco , fu Hijo , que comia con el , que fue ha- 
bido en vna India , i tendría once Anos. Ef- 
tas , i otras cofas tales , hinchaban , i enfo- 
bervecian á Gonzalo Pigarro, porque no 
tenia prudencia , para confidcrar las buel- 
tas déla fortuna ; ni los mas honrados te- 
nian empacho de decir tales lifonjas , fien- 
do eíre vicio totalmente contrario , i abor- 
recido de todo Hombre generólo. 

Partió Gonzalo Pi^arro para los Reies, 
adonde iá fe hallaban los Procuradores de 
todo el Reino , i por el camino le llegaban 
infinitas Cartas , de Perfonas , que procu- 
raban , qnc fupiefe lo que le havian férvi- 
do. A dos Leguas de la Ciudad de los Re- 
ies,le alcanco el Meniagero,con las Cartas 
de Panamá,i tupo la rota de Melchor \''er- 
dugo , la llegada del Prefidente Gafca , i h 

E re- 



ce viu 
gran adu- 
lación á 
Pi'ijatro, 



3:4- 



Historia de las Indias Occidentales, 



IJ46. 



revocación de las nuevas Leies , i mof- 
trb cié holgarle con todo , i preguntó, 
que por que no le havi.i efcrito el Pre- 
fjdciite ? El Menfagero , que ie llamaba 
Diego Velazqucz, dixo , que cnccndia, 
que no lo havia hecho , porque pcnfaba 
partirle preüo: llamó luego á los de íu 
conlulta , que eran los mas principales, 
el Licenciado Cepeda , i el Licenciado 
Benito Suarez de Carvajal , i Juan de 
Acülla, i aviendo altercado mucho, ío- 
bre dexar ir alPrefidente al Perú, ó ha- 
cerle bolvcr áCaílilla, refcrvaron la de- 
terminación para la Ciudad de los Re- 
ies , adonde ie le hi^'o vn folcmnr reci- 
bimiento , laliendo i él los Óbitos del 
Cuzco , de los Reics , i del Qtuto , la 
Clerecía , el Regimiento , con la No- 
bleza , i el Pueblo , i él entró en vn 
gran Caballo , llevando las Cam.is del 
tieno los Capitanes Juan de Acolta , i 
Guevara -, 1 para maiores muelbas de lu 
imprudencia (porque entendió , que al- 
guno de los übifpos havia hablado algo 
de él ) dixo en voz alta ; Juro a Nuef- 
tra Señora , que el que hiciere cofa que no 
deba , fea Clérigo , Fraile , b Obifpo , que 
le tengo de cajiigar : cada vm haga fu Ofi- 
cio , i dexe á los Caballeros hacer la Guer- 
ra. Entrando con efte gran triunfo, con 
gran vocería , i grita del Pueblo igno- 
rante , i bcílial , que daba grandes de- 
monílraciones de alcgria, iendo delante, 
á pie , gran numero cíe Capitanes, i Sol- 
dados, por maior honra, llegó á lalgle- 
fia Maior, i hecha Oración, fe fue alas 
Cafas de lu Hermano , i fe fentó á co- 
mer , con gran mageílad , i aparato , to- 
los Ro- candofe entretanto las Trompetas,! Ata- 
ra a n o s bp,ics, como lo vfaron los An:iguos Ro- 
vlaba,en- manos , para denotar grandeva, i como 
comía to- ^^ ^^*" los Reics de Callilla , i los Gene- 

carTrom vales de fus Exercitos : informáronle de lo afentando los votos, echando de ver, 
petas , i que havia pal;;doen la Ciudad,i perdonó 
Atabales- á Antonio Alvarez , que havia férvido 
bien alRei. 



Conijalo 
pie Jiro 
ti.ua lo- 
bte i.i ida 
de (jalea 



refiielve,q^ 
Galea no 
vaia al Pe 
rii. 

Vrinc'ifl 
ttfi ruAl 



dcxarle entrar en el Perú , i fe arrimaba 
al parecer de los que lo contradeci.m, 
que eran fus maiores Confidentes. ^ fi- 
nalmente , fe determinó , que le bolviefen 
á Callilla, en vn N.iviotan mal adcrcca- 
do , quedando al través, pereciefe, ique al l'eii:i. 
para jultificar mas la caula , fe le hicie- 
lenrequirimicntos. Tomado elle acuerdo, Gonqalo 
fe mando, que fe juncafenlos mas Pruicw í'ic.irio 
pales Capitanes , 1 Soldados , i los Pro- 
curadores de las Ciudades, i en vna gran 
Sala de fu Palacio propufo fu intención, 
i faltándole difciecion , para acabar de 
explicarla , el Licenciado Cepeda viéndo- 
le titubear , 1 que no ignoraba fu poco dicemii, 
faber , fe levantó, i dixo : 3ue el Semr "i>>'t'i>.o- 
Goncalo P ¡carro havia mandado hacer acjue- """^^ *' 

II .^ 1 I- r r pTotucUn- 

Un Junta , para que cada vne dixeje Ju fa- ' ^^^ 
recer ., Jobre la nueva , que fe tenia, de eftdr .y.a,„i. i. 
en Tierra- Firme el Licenciado de la Gafca, 
teniendo atención h lo que havia fucedido , def- Habla en 
pues de la entrada del Fiforrei^i d que el Se- lajiinta el 
ñor GonfaloPi farro, por ellos, havia aven- I-icencia- 
turad'jfu vida, i hacienda, que lo mirafen, v'^^^^p' 
corno a todos efiuviefe bien, de manera , que '^^^ 
no pcnfafe el Licenciado de la Gafca entrarfc 
en la Tierra , con fus cautelas , para hacer 
grandes cafligos , como hifo en Falencia ; i 
que fupiefen , que eftaba en Panamá aguar' 
dando d que le diej'en licencia , para entrar 
en el Perú ; que libremente cada vno ha^ 
blafe , i aconjejafe lo quefuefe mejor , en efte 
cafo , porqut el Señor Gonzalo Pifarro que- 
ría allegarfe d la maior parte. Bien co- 
nocieron todos , que ella era induñria, 
para conocer voluntades, porque fabian, 
que Pi^arro no qucria al Licenciado 
Galea en la Tierra. Votaron los Amigos 
de PÍ5arro,i con grandes ragoncs decian, 
que no convenia que entrafe en el Períi. 
Otros eran de p.arecer , que pues llevaba 
tan buen dcfpacho, le oiefcn ; i andandofe 



Luego fe bolvió á tratar del Licen- 
ciado Pedro de la Gafca; ávnos parcela, 
que pues era vn Clérigo folo , fin aiuda 
de armas, ni dinero, fe ordenafe á Pedro 
de Hinojofa, que le llevafe en el Arma- 
da , para que viílos los Defpachos, que 
llevaba , tomafen el expediente, que les 
parcciefe mejor : otros decian , que no 
fe debia dar lugar n que entrafe en el Pe- 
rú, porque era Hombre fagaz, i fin du- 
da, que rebolveria el Reino , porque la 
voz del Rci en todo tiempo es poderofa; 
que le hiciefen bolver a Callilla , o le 
dicfcnvn bocado. Picaño fentia míULcl 



que la maior paite iba favoreciendo la 
ida del Prefidentc al Perú , Goncalo 
Picaño , ó porque fe lo aconfejnron , ó 
porque de fuio lo higo,lo atajo conde- 
cir, que fu voto era , que no fuefe , i ello Concluíe 
fe concluió ; porque fiempre prevalecen le en U 
las voluntades de losTiranos, en tales ca- J'j'itajqci 
los ; i que fe embiafcn Procuradores al ^""^^'-,(^3 
Rei , á dar cuenta de lo fucedido, i pedir- ^^^ f^'^ ^¿ 
le perdón , pava lo qual fueron nombra- pitido cu 
dos Lorenzo de Aldana , i Hernando Pi- el Pcrü. 
^arro,que aun eílaba prefo en Callilla, 
á cilios negocios aprovecharon mucho 
ellas alteraciones ; i porque no fe per- 
diefe tiempo , i Aldana pudicfc ha- 
cer Refc]uirimientos al Licenciado de 
la Galea , en Panamá , le mandaron fi- 

lir 



isr 



Procura- 
dor , con 
Lorenco 



Decada VI 

lir luego de la Ciudad , diciendo, que Gó- 
mez üe Solis, n. quien tumbien acordaron 
Gome?. ¿^ nombrar por Í^rocurudor,partiriatriis 
■*^"' él con los iJefpachos que fe havian de 
llevar á Canilla, icl dinero para el gallo, 
en los quales quedaban entendiendo los 
de Alda- Licenciados Cepeda , Benito Suarez de 
113 , para Carvaial , i el de la Gama. 
Caftilla. 



C^T. X. "De losTíefpachos , que 

Gonzalo T'i^arro dib a Lorenzo de 

Aldana , t á los Procuradores , que 

embíaba d Cajlillaj ordenes fecre- 

tas , que emb'taba d 'Tedro 

de Hinojofa. 



L primer Rcquirimicn- 
to , que havian de ha- 
cer Pedro de Hinojofa, 
i Aldana , a Gatea, 
contcnia , que mojlraj'e 
las Provijiones , que lle- 
vaba del Prefidente , i de los Oidores , i 




"Reqiiirl- 
míeiuos , 
"que (c ha 
vían de 
bacer al 
Licencia- 
doGafca. 

Que lo» 

Procura- 
dores del 
Perü ef- 
torvafeii, 
q GaCca 
no fu efe 
al Perü. 



Orden fe 
creta, ¡ja 
ra c] Her- 
ná MexU 
hiciele pe 
recer á 
Gafca. 

Carta de 
los mas 
I Principa- 
les del Pe 
' rü > para 
clPrefidé 
te Gafca. 



qu luego le diefe las Cartas de los Procu- 
radores de las Ciudades , ;" de los Cavalle- 
ros, i Soldados particulares. Y refpondido 
á él , era el legando , que je helvieje ¿I 
Caftilla con los Oidores ; i refpondido , era 
el tercero , que moftrafe las Provifi$nes, 
que llevaba para fu Señoría , que era Gon- 
falo Pifarro: i hecho loíufodicho, fe les 
ordenaba , que en ninguna manera confintie- 
fen , que el Licenciado de la Gafca fuefe al 
Perii , pues fabian de la voluntad de todos^ 
porque no feria en mano de fu Señoria im- 
pedir , que no le hiciefen piefas , i que lo de- 
bían eftorvar por tedas vías ; porque aun- 
que fu Señoria , ni los que con él eftaban, 
no tuviefcn culpa en fu muerte , fe haria, 
'.gran defacato al Rei , lo qual fe debia evi- 
tar , como Fafallos fuios. Otro Recado 
•mui fecreto , que fe dio á Lorenzo de 
, Aldana (que él , i Hinojofa quemaron en 
Tierra-Firme ) era para que matafen ai 
Prefidente , 6 le embarcafen en vn Na- 
vio , i fe le entregafen á Hernán Mexía, 
que le hiciefe perecer : dieronle otra 
Carta , con mas de fetenta firmas , de 
los Cavalleros, i Capitanes , queeftaban 
en los Reies , la muior parte forjadas, 
cuia fubrtancia era , que pues ellos eftaban 
pacificas^ i contentos con la Governacion de 
Pitarra , que fe bolviefe ct Caftilla , fin ir a 
inquietarlos. Ea efte mifmo tiempo , Frai 



II. LiBRoII. 35^ 

Thomás de San Martin , á quien llamaban 
Regente, pidió licencia á Picaño para 
ir á Caflilla, i le ofreció de informar al 
Rei de lascólas paladas , i darle á en* 
tender quanto convenía a íu Icrvicio ae- 
xarlela Governacion, i que fi no hallafc 
buen defpacho, que palana a Roma a pe- 
dir la Invcllidura del Reino, para el mil- 
mo Gonzalo Picaño , haciendo aquel 
Reino reconocimiento á la Iglefia, por 
via de Feudo ji muchos Hombres, dig- 
nos de Fe, afirmaron , que de eilo hico 
juramento el Padre , i que Pigarro le 
dio la licencia , que pedia , i mucho di- 
nero para el camino. El Obifpo del de 
Santa Fé , de Bogotá, en el Nuevo Rei- 
no de Granada , havia llegado al Quito, 
i moílrandofe mui aficionado á Gonza- 
lo Pi^arro , le havia acompañado halla 
los Reies , i tratabafe de embiarle á 
Tierra-Firme , para que defde allí ( co- 
mo quien eftaba en libertad ) efcnvie- 
fe al Emperador , informándole de lo 
que pafaba , i de la devoción que á fu 
íervicio tenia Gonzalo Pífano , el qual 
finalmente embib á Gómez de Solis 
con los Defpachos , que á Caftilla ha- 
vian de llevar él , i Lorenzo de Alda- 
na , i efcrivio á Hinojofa , que en ha- 
viendo echado de la Tierra a Gafca, 
fe bolviefe con el Armada á la Ciudad 
de los Reies , i que en todo hiciefe, 
como de él confiaba. El Obifpo Don 
Gerónimo de Loaifa , viendo que ca- 
da Día le hacían maiores ierros , i de- 
facatos , i que fe anadian pecados á 
pecados , defeaba falir de alli , é ir á 
informar al Rei de todo , i lo que 
convenia á fu fcrvicio. Y conociendo, 
que no fe negociaba con Gonzalo Pi- 
caño , fino hablando, en que el Rei le 
diefe la Governacion , le prometió de 
rcprefentarle , quanto le convenia , que 
fe la confirmafe , i con efto le dexó 
falir del Reino , i le dio dos mil 
pefos de Oro , para el camino , i tam- 
bién dio otra buena aiuda de cofta 
al Obifpo de Bogotá , para 
que fuefe á Tierra- 
Firme. 



* # * 

# # j-. Oí, 

* * 

* * 

* # * * 

* * 
* 
* 

* * 



Fr.' To- 
mas de S, 
Msttiii. 



Obifpodtf 
Bogotá 
anda coa 
Pi^ario. 



Pífirro 

manda á 
Hinojo ía 
c[ bueiva 
á los Re- 
íes, en ha 
viendo e- 
chado \ 
Gafca. 

Obífpode 
losReits, 
por (^ cau 
fafe fale 
del Peiü. 



Ei 



CJP- 



3<S 



Historia de las I 



fTdalti -- 
taawfecTtx 
d» fcrtif 
»a. Scot. 

,11. 



Vela Nu- 
ñez muí 
trjílcpor 
T«íe ci\ 

manos de 




Veh Na- 
nea dtfeo 
fotScúlir 
demba- 
jos V ttata 
de trfc al 
Pevu. 



C AT. X L ^te Vela Nuncz, 
Hermano dclViforrct , trato de hiitr- 
fc de la Ciudad áe los Reies , i le 
fue cortada la Cahefa , i la Conju- 
ración , que Jé hacia , para 
tnatar a Car-va- 
jal. 

Vfrto Alonfo de Toro, 
Gonc.ilo Pi carro , que 
en clia Ti^^ti vivia muí 
alegre , inciviJo , i vfano, 
porque las colas profpc- 
rns íicmprc llevan a los 
Hombres \ \x fobcrvia , nombro por fu 
Tenicnce, en c! Cuzco , a Alonlb Aiv.i- 
rcz de Hinojol't, Confidente fiíio , i en 
los Rcies era Tu Teniente CepeJa , á^í- 
pucs de la p;ivciiJa<Jc Lorentjo de Alda- 
na. Andaba en cita Ciudad muí congo- 
jado Vela Nuñcz, Hermano dei Vi&r- 
rei , parecicndole, que de la crueldad de 
los Tiranos ^cada Dia podia aguardar la 
Muerte i ih:ivJendo vn Juan de la Tor- 
re hallado cií el Tenuino de Arcí^uipa, 
por avilo de vna India, vn gran Tcíoro, 
en vna Icpultura , que lé decía llegaba á 
ochcnra mil ducados , algunos decían, 
que queria comprar vn Navio , c irle á 
CalHUa. Vela Nuñc7. , delcolb de íalir 
del ang'iília en que 5c hallaba, hablóal 
Guardian de San Francilco , que fe lla- 
maba Frai Francifco de Santa Ana , \ fe 
encomendó á el, para que rogalca Juan 
de 3a Torre > que le Hevafc en aquel 
Navio, el Guardian lo higo, i Juan de 
la Torre le dixo , que iiarn.dc a Vela Nu- 
íic?. j i haviendolc ilgnihcado quan afli- 
gido ieluilaba , le rogaba, que a lómenos 
k facafc del Reino: Rcfpondióle, que co- 
ma podía fcr^ fta Ucvv Gatíe , pura fu fe- 
;g;ír¡diKÍ? Dixo Vela Nunc7. , fws no k 
pUtar'kín doce ^h quince /Imigoi : Replicóle, 
'¿uc fitfikfc , ji ios ylrnigos k <icmnpañc^- 
rlají , j qnicHCí eran ; i con ello fe apar- 
raron. \"c-la Nuirez dio parte de fu 
penfamieiÉto á vn Cni-vajal, a Flores, i ri 
vn Cav'alVcro del Habito de San Juan, 
i á otros , i todos \c ofrecieron de aiu- 
darlc , i concertaron , que Juan de h 
Torro llevafc vj; Navio , j todos le ha- 
dan folcmne juramento de tenerle por 
Capitán , i que vno i vno fe embar- 
carían , í vna Noche fe llevarían del 
Puerto todos los Navios que pudicfen, 
i los 4ciíiis los quemarían , ó los echa- 



NDiAS Occidentales. 

rian á fondo, i fe irían á Nueva-Efpañn, 
ó Nicaragua , i harían Gente j i en elta 
conformidad, íc eicrivió vn juríimento, 
i le firmaron todos. Ello couccrtaoo, 
fuan de la Torre fe fue á Picarro , i le 
dio cuenta de lo quepa(aba , i llamando 
;\ los Licenciados Cepeda , i Carvajal, 
informados de ello, lo tuvieron porgran 
ci imen , i Cepeda mandó prender á los 
que pudieron havcr , i á ^ cía Nuñcz , i 
tomada la conFtíi<in , le qiiifo dar tor- 
mento , i quando le dciiuidaban , le di- 
"so , qu: fe actrdafc de ¡os beneficios , q:¡c k 
hwvia hecho coa fu Hermano , i de quanías 
irces le pufo l/ic» cok el. Y ablandando 
algo de fu ficrcca , le mandó vcllir : die- 
ron tormento á Carvajal, que no confe- 
so mas del engaño de Juan déla Torrcj 
i en eili ocafion pcnHiron íer mue;tos 
los de la parte del V'iforrci , que anda- 
ban en la Ciudad : i Martín de Robles 
dÍKo muchas libertades , i del'acatos 
contra el Reí , delante de Gonzalo Pí- 
fano , haciéndole gran adulación , i él 
dixo, harta, que por hacerlos bien nos 
quieren matar , fin mollrar fentimiento, 
de que delante de fu Pcrfona fe hablafc 
mal del Reí. Cepeda, que dcConlejero, 
i Oidor del Ret , fe havia hecho Lugar- 
Tenícntc de Gonzalo Pi^arro , fenten- 
ció á muerre ü Vela Nuñcz , dixofe, 
que contra fu voluntad , porque prcci- 
famentc fe lo mandó el Tirano , á inf- 
íancia dei Licenciado Benito Suarcz de 
Cai-vajal , por no tener aquel enemigo 
en pie ; i aunque loz Obifpos , i otros 
mucho >, rogaron a Picarro, que nomu- 
j'icfe aquel Cavailero , pues no tenia mas 
culpa, que haver procurada huirle, por 
temor de la muerte , i que bailaba la 
del Hermano Viforrei, nada le mitigó, 
nj aproveclió , porque iá andaba todo 
mui coufiífo, i llenó de vicios, i peca- 
dos , fin guardar orden , ni ici. Fue ííi- 
cado luego Vela Nuñcz con voz de 
Pregonero , i en la Pla^a , por alboro- 
tador , le cortaron lu C;ibega , i mata» 
Ton á otro, por cómplice ci\ el tratado, 
con gran iaÜima de todo« j fiendo ccíá 
digna de notar , que por algún fecrcto 
juicio de 13J0S, permitió , que ellos doí 
Cavalleros, Hermanos, padeciclen tales 
muertes. 

Y porque no queden mas atrás Ini 
colas de Francilco de Carvajal , entre- 
tanto que lo que fe ha dicho pafibí en 
Panamá , i en los Reies , elKuuio en la 
Villa de la Plata , mandó llamar a 
vn Ramírez , que traía Vacx en Chuqui- 
faca i i preguntándole , que por quien 



I54<i 



Nouble 
tiJÍcíon 
de vn Jiiá 
de la Tor 

ro. 



Cepeda |l 
«Jtilercdar 
tormento 
aVciaNa 
ñcz. 



Martindd 
Robles 
habbmal 
del Reí. 
^^n ta¡m 
TihtTiumt 

rií rnólli- 
rt fi<laiti^ 

Us nñt'tgtt 
ham TacJ 
Veía Ño- 
ñez 
iUlc 



rrsíKÍftf© 

jill lo (^ 

TAU de 
la PUta. 



154^ 



Jííc Tihe- 
rius Ínter- 
ieñuttm- 
forif m'f 
iigabantr 
Tac. 



«ion coii- 
traCarva 
jal. 



Decada VIÍ 
traía ? Dixo , que por el Rei : Replicóle, 

¡uc cgu^nfe 1.^ punta ^ i la firafe a -vr: Paro; 
1 hi^'o Alcaldesa Aionlb de MenJoga,i 
á Juan Vázquez de Tapia : quitó los 
Oficiales de la Real Hacienda , i pufo 
otros , i embio á las Min.is de Potoii á 
hacer vn Repartimiento , adonde por 
iuer^-a , i de grado , le dieron gran fu- 
ma de dinero > con lo qual , i los mu- 
chos robos que hi^o , tenia fctecientos 
mil pefos de Plata , porque iá que no te- 
nia en donde exercitar la crueldad , excr- 
citaba el avaricia, que fiempre van jun- 
tas. En ella Villa de la Plata, canfados 
algunos de fufrir a efte beílial Tirano, 
que jamás olvidaba rencor , ni injuria, 
particularmente Antonio de Luxán , Bal- 
mafeda , Bernardino de Balboa, i Julián 
de Vmaran , i otros , de los Soldados 
Coníiira- de la entrada del Rio de la Plata, acor- 
daron de matarle a. Eftocadas vn Do- 
mingo , faliendo de Mifa ; i cfta conju- 
ración eftuvo fecreta muchos Dias : i 
llegado el Domingo , quando lo pcnfa- 
ron exccutar , bolvicron á platicar en 
ello , i acordaron , que no fe dilatafe mas, 
lino que faliendo de Mifa, b ílendo de No- 
che, en fu propia Gáfale hiciefc. 

CAT. XII. ^e Francifco de 
Carvajal f abe la conjuración , que 
havia de matarle , i Lorenzo de 
Aldana llega á Panamá , t da 
al "Prejídeute Gafca la Carta 
de las fetenta fir- 
mas. 

Stando juntos, de 
^^ acuerdo , en vn 
Apofento, pafados 
de treinta de los 
Conjurados, llego 
Balmafeda, i dixo, 
que Juan Ramón 
fe havia quedado, 
i no havia queri- 
do ir con él , que fe dexafe la exccucion 
para otra Noche. LuisPerdomo , i Ca- 
margo , decian , que fe hiciefe luego, 
porque la dilación era peligrofa , i no 
iabian lo que otro Día fucederia. Cier- 
tos Soldados de los que havian feguido á 
Carvajal , arrepentidos , ó tcmerofos, 
también querían que íe difiriefcj i enelle 
punto lo fintió vn Betangos , i corrió á 
Carvajal, i aunque le quilicron afir, no 
pudieron , i fe lo dl\o : luego prendió al- 



i / 




I. Libro IL , 

gunos , i hi^o matará Alonfo de Camar- 
go ,Balmarcua , Orbancja, Bartholomc 
de Balboa, Llpi ñola, xMuraies, Hernan- 
do del Callilio , 1 Arguello , i á otros 
perdonó por ruegos , i a muchos dcxoj 
porque eitecnenr.godcl Genero Huma- 
no , nunca efcudru'iaba citas cofas , ni fe 
le daba mucho, por faber lo interiordc 
ellas, i no calHgaba, íinoalosque halla- 
ba en el delito. Juzgab;ife que lo hacia, 
por parecerle,que li apuraba cl.ncgocio, 
á todos ios hallarla culpados, i conlide- 
raba , quanto le havia de aborrecer á si 
mifmo , 11 de todos fe vcia enemigo. 
Acabado elto , embio todo el Tcfoio a 
la Ciudad de los Reies , i el fe fue en 
feguimiento de ello , dexando alli por 
Governador , i en el afienio de Potofi , i 
Alonfo de Mendoca , que governaba , con 
latisfacion de todos. 

El Prefidente Gafca iba folicitando 
cuerda, i blandamente, á l-'edrodc Hino- 
jofa, para que entrégale el Armada, por- 
que en todo cafo , qucria , que fe hiciefe 
con fu voluntad. Refpondra Pedro de 
Hinojofa , que el no ba'via de faltar a lo que 
fus pafados hicieron , que fueron fiempre lea- 
les a los Reies : pero que pues los del Perú 
cfiaban en fu confianza , i acerca de lafegu- 
ridad de fus vidas , i haciendas , fu Seüoria 
no le havia hablado , /¡no por figuras , / que 
teniendo nueva del Peri-. , que P ¡farro , i los 
demás , no querían obedecer a los mandamien- 
tos de fu Magejlad , en tal cafo , U feria el 
primero contra ellos , i que de otra manera 
parecería cofa fea .¡que los de Panamá fe qui- 
fiefsn hace}- Leales , para publicar por Trai- 
dores a los del Perú. Eí Prefidente fiem- 
pre le afirmaba, que llevaba Perdón gener 
rnl, i otras mercedes dclRci. Y cftando, 
con gran defeo , aguardando algún avilo 
del Perü,á trece de Noviembre, pare- 
ció vn Navio , i en él Lorenzo de Aldana, 
el qual fe fue luego a la Potada de Pedro 
de Hinojofa, i le dio cuenta de todo lo 
que havia en la Ciudad de los Reies , i 
como llegaría prefto Gómez de Solis, 
que también era Procurador, para ir jun- 
tos a Callilla. Mucho pesó á Hino- 
jola de los dcfatinos ác Goncnlo Pigar- 
ro, i de fus Amigos, i dixo á Loren5c> 
de Aldana , qiic aunque il no quería entrar 
en les defvarhs , i locuras de Pifarro , yf«¡> 
fervir al Re: : vero que con todo efo ( pues tal 
intención tenían los del Pcru ) quería faber 
del Prefidente , ft tenia poder , par.i hacer 
h Guerra , / proceder contra ellos , i per- 
donarlos , f obedcciefcn. Y platican- 
do de eíías cofis con Lorcnco de Al- 
dina, llegarta al punto de la ouien , que 

fe 



Fraiicííe® 
dcLarva- 
ja I de (cu- 
bre C]ue le 
quieren 
mjcar. 



Fraiuíico 
deCjrva- 
jil j poi q 
no averi- 
guaba las 
coBJiira-- 
iies. 

Francifco 
deC a iva- 
jal lleva 
el Te(oro 
a los ke^ 
íes. 



Pedro de 
Hinojofa, 
qué dice 
a! Preíidé 
te Gafca. 



38 Historia de las I 

Pedro de j-^ ^^ ,,3^;^ ¿,^¿^ ¿^ ^^^^^ ^ Picfidente, 

-. , .„ 1 ainbus.de ¡icueido , la quemaron, pa- 
dcAldjiu luciéndoles , que cola un fea , 1 atroz, 
le miiel "o debía parecer , ni que ellos ganaban 
tríCava- honra en dclcubiirla. 
litios hó- El l-'rclidcntc, fubidala llegada de Lo- 
rados. i jcngo de AldiUia , 1 quan clíimauo eia en 
^^'5* ei l'crü, holgó de ello, i le dclcaba ver, 
i conocer. Lorenzo de Alosna ( quutio 
Días dclpucs de llegado) fue á viirtaral 
l'rcHdciue , 1 ie dixo, ^uc v/Ji'as ¡as Ivcu' 
ras , /■ ciejatinos , que pufiban en el Fctu, 
hav¡a tetíidü por gran dicha haver Jaliduds 
entre ac^ueiia Gente , i que Dios te huviefe 
hecho merced de verje adonde fe veía , para 
, Jupjcaríe , entendieje , que no dejcuhi cuja 

mas y que ocupar fe tn jervir al Re i , al qual 
dejtíe lUigo Je te ofrecía , i fuplicaba le em- 
torfnco pi^^J^ ^" ^í- Otro DiabolviO Aldanaávér 
deAidana '^^ l-'ieíidente , i le dio cuenca, de quan 
vifita á endurecido t Haba en la Rebelión Gon^a- 
Cdca,ife \q l^igarro,! muí particularmente le in- 
ofiece al for^jQ j^l citado de las cofas del l^crú , i 
del Reí ^^^^ venían atrás : le dio la 

Carta de las ictcnta firmas , fellsda con 
ei Sello de Gongalo Pigarro, i el Pie- 
fiücnce fe admiro de las defverguengas 
que contenía , i huvo otras Cartas para 
Particulares , que cfciivKín áfus Amigos, 
que íi el Pielidente iba al Peiü , que le 
havian de matar. El Prefidente , cono- 
dcAldana C'^ndo á Aldana por Hombre de buenos 
informa á defeos, i prudente, comentó á avivar 
Caica de mas la platica, de entregarle el Armada, 
la» cofas en que Aidana hacia muí buenas diligen- 
dclPcru. (;i^5 Pedro Hinojofaiefpondia, ^«e /«wz- 
Hen fe declara fe el Prtfidente , /' fupkfen el 
poder , que del Reí tenia , porque no era 
jujie , que dexafe a tod»s los del Perú enga- 
ñados , de la confianza que del tenían , en 
quanto a confegiúr lo que era jujlo , por gra- 
Galea no ^¡^ ^^^ ^^^^ j piomeiicndo el Prefidcntc 
da"^"por '^^ moftrar facultad, i comilionpara Paz, 
vioiccia i ?■"■'' Guerra, Pedro de Hino)ola,i Lo- 
Ncc.quod retido de Aldana, fe ofrecieron de entre- 
«ftrarifA gar el Armada al Rei , i al Prefidentc, 
mum^Kut (.,^ fu nombre, el qual ficmprefuecntre- 
fncilitas ^ jei^jenjo I los Capitanes Hernán Mexia, 
Autortrate p j^|q j^, Mcncfes , lotros, que fe ofre- 
tus amori '^'^" '^^ mat)r u Hinojola , i tomar el 
diminut - Armada, porque quilo ganarla por nego- 
ra$. Tac. ciacion , i no con langre , moílrando 
íiempre paciencia, i prudencia, acom- 
pañada con mucha auto- 
ridad. 



KDiAS Occidentales. 



154Ó 



# 4(c * * * # * 
# # # 4j= * * 
***** 
# * * * 
# * * 
* * 
* 




Gonzalo Pífano ira Tira 



CAT. XIII. §^ie el General 
Tedro de Hinojofa fe rejuelvc de 
entregar el Armada de Gonzalo "Tt- 
farro ,alI'ref}denteGafca , i redu- 
cir Jé al Jerzítio del Rei , / en^ 
qué forma fe 
hico. 

Cordanoose Pedro- de 
Hinojo a , que era Ca- 

valleio , i que nunca 
tuvo intención de ler 
Rebelde , i que declara- 
damente conocía , que 
no , i que 
quena perfevéiar tnla Rebelión, deter- 
mino de ticüger la parte mas fana , i 
parccieadole , que iá era ternpo de to- 
mar aliento en las cofas, porque no pa- 
recía bien dilatarlo mas , a diez i nueve 
de Novienibie, le concertó con el Pie- 
liJcnte de entregarle el Armada > para lo Condlcío 
quai fe acordó, que ante todas colas, por "fs-conq 
ante dos Eltru anos , fe facafcn tn^slados Pf.'ixxle 
de la revocación de las nuevas Lcics, ^'""^'°^* 
i del Perdón General, i del Poder , pa^ Am^da 
ra pro eer Encom.endas de L.dios , i 4 Ciafca. 
Dcieubrimientos , i que todo le em- 
biale al Pcrü , para que üeruio notorio 
á todos , pudielen boiver al fervicio de 
el Rei , 1 ejue la entrega del Armada 
no fe hicicfe , harta que partiefen ellos 
Delpachos , fino que elluviefc fecrcta, 
con que defde luego el Capitán Juan 
Aionlo Palomino tuviefe por el Rei 
el Galeón , que era la Capitana del Ar- 
mada ; i de guardar fccrcto, hicieron 
pleito omenage el Marifcal Alvarado, 
Lorenzo de Aldana , Pablo de Me- 
nefes , i Don Pedro Luis de Cabrera, 
i Juan Alonfo Palomino , que fueron 
Tcíligos de la Efcritura , que fobrc ello 
fe hi^o , que pasó ante Juan de Barru- 
tia i i lutgo fe ciiteiKÜó en facar los 
traslados , para cmbiar al Perü. Tuvo 
en citas colas Pedro de Hinojofa mui Metivos, 

buen acuerdo , i todos juzgaron, que V"j°,íí 

1 o • 1 u u 1 j drodcHi 

para con el Kci havia hecho lo que de- nojoía.pa 

bia , como buen Cavallcio, i que como ra entre- 
tai havia cumplido , como fiel Amigo, g.irclAr- 
con Gonzalo Pi^arro. El primer motivo mada á 
par.i ello, fue la Caita, que ei Prclidente ^**'^''' 
le dio, del Rei, en que le mandaba, que 
le favorecie/é , ¿ hiciefe quanto pjr H le 
fue fe ordenado , como f fu propria Pcrfo- 
na fe ¡e mandaft. El fcgundo , que fiendo 



1S46. 



ElPrefidé 
IB Gafen 
p r o V ce 
JOS Car- 
gos » i 
Oficiosde 
Ja Arma- 
da , á los 
miTmos q 
loj tenia. 



iDiligen- 

|:!as ^ ha- 
clPrí 
ente 
larca,pa 
juntar 

ixercito. 



ancifco 

aldona 

),rebsl- 

nota- 



DeC AD A VI 

¡a demanda de ¡os del Perú , afegurar fus Ha- 
ciendas , con el remedio de ¡a revocación de 
Jas nuevas Leies , que fue la caufidc las al- 
teraciones ; i cefando ejia con la dicha revo- 
cación , /' mucho mas con el Perdón general^ 
que el Rei hacia , claro efiaha , que ce f aba 
también elmotlvo , que tuvieron , para alte- 
rar je , i el autoridad , que dieron a Gonzalo 
Pitarra , que como fu Cabera , los defendiefe^ 
i amparafe en efto , / que fe no lo querían ha- 
cer , era manifiejia defobcdicncia , rebeñon , /' 
tiranía , en la qual, ni Pedro de Hinojofa , ni 
ningún leal Vajallo de fu Rei, debía entrar. 
Pillados algunos Di;is , que fe entendió 
en cumplir lo capituhido , el Préndente 
juzgo Icr cofa conveniente al fervicio del 
Reí , i á la lealtad ,que Pedro de Hmojo- 
fa , i los Capitanes del Aimada , havian 
moftrado , dcxailes los mifmos cargos 
que tenían, pues elle cxemplo feria im- 
poitantilsimo p.ira losdelPerü, lohico, 
1 los dio fus Patentes , en nombre del 
Rei i cuia fecha fue á primero de Diciem- 
bre. 

Partidos los Defpachos , como eftaba 
acordado , el Capitán Palomino levantó 
en la Capitana el Eilandarte Real , i fe 
publico ia entrega del Armada j i pare- 
ciendo , que convenia proveer de Gen- 
te con brevedad , el Preíidente Gafca 
defpacho á Villavicencio, Sargento Ma- 
ior del Armada , para que llevafe toda la 
Gente, que havia en Cartagena , i San- 
ta Marta , i quatru Piezas de Artillería, 
que el Prcíidente havia dcxado alli, que 
llevó de Sevilla , para la feguridad de fu 
Navio. Al Fador Chriftoval de la To- 
bibiUa , embio al Juez Miguel Diaz de 
Annendariz , que iá fe hallaba en el 
Nuevo Reino, para que embiafe toda la 
Gente, Armas, i Caballos, que pudiefe, 
á la Governacionde Popaian. A la Isla 
Efpañola embió a Bofcan, con el mif- 
mo Delpacho, para el Audiencia , i por- 
que fe aguardaba á Gómez de Solis , i 
podría fer , que entendiendo, que el Ar- 
mada eftaba por el Rei , quífiefc bolvcr 
al Perü , fe ordenó, que Pablo de Menc- 
fes , con vn Navio bien armado , fe fue- 
fe á poner en tas Islas de las Perlas, para 
compelerle á entraren el Puerto de Pa- 
namá, i á todos los demás Navios , que 
acudicien del Perú. 

Entretanto , que efto pafaba , Pe- 
dro Hernández Paniagua , i Francifco 
Maldonado , llegaron á Tumbez , i 
Francifco Maldonado , en viendofe en 
Tierra del Perú , comentó á declarar 
fu intención , defendiendo la caufa de 
Gonzalo Pi^arro contra el Rei. Frai 



Rebelioa 
noturiade 
Cíon^^lo 
Pirateo» 



II. Libro II. 39 

Francifco de San Miguel , de la Or- 
den de Santo Domingo , también llegó 
al Perü , i conforme á la orden , que 
llevaba del Prefidente , comento a der- 
ramar el Perdón general , i á publicar 
la revocación de las nuevas Leies , i las 
gracias, i mercedes, que el Rei hacia á 
todos generalmente, con que fe recibía 
grande alegría, i con fabcr , que el Pré- 
ndente ( Hombre prudcntifimo ) llevaba 
facultad , para dar tal aíicnto en las co- 
fas del Govierno , que fe viviefe quieta, 
i pacificamente , porque iá muchos cita- 
ban canfados del imperio de Gt-n^alo 
Pi^arro , i de las tiranías , i ciueldadcs 
de fus Capitanes , i de los robos que ha- 
cían , por lo qral juzgaban ( .itei ita la dif- 
crccion, i buen termino de Pedro deHi- 
nojoía) que el Armada fe pifaría al fer- 
vicio del Rei i I del ambición, i dureza 
de Gonzalo Pigarro , que no fe podria 
cfcufar de llegar á Ls Armas , pues efta- 
ba tan puefto en que havia de tener la 
Governacion del Reino , que no la de- 
xaria, fino con la vida , pues havia mu- 
chos, que por fus interefes particulares, 
havian metido grandes prendas en aque- 
lla Rebelión, 1 Gonzalo Pífano los ha- 
via hecho fus compañeros en atroces de- 
litos , enfuciandolos en todo genero de 
tiranía , para mas colorear fu infa- 
mia. 

CAT. XIV. Del T>efcubri' 

miento del Cerro de To- 

tofi. 



AviENDOSE hablado tanto 
del famofo Cerro de Po- 
tofi , de donde Francif- 
co de Carvajal facó tan- 
ta riqueza , havicndofe 
apoderado del , quando Altura 
andaba por la Provincia de los Charcas, ^^[^ '"^^ 
adonde él cftá , no conviene pafar ade- 
lante , fin decir , que difta de la Equi- 
nocial , a la parte del Polo Antartico, 
veinte i vn grados, i dos tercios j de ma- 
nera , que viene á caer dentro de los 
Trópicos , en lo vltimo de la Tórrida 
^ona , i con todo efo es mas frió , que 
Flmdcs , haviendo ( conforme al altura 
del Polo en que ella) de fer caliente. La 
caufa de fer frió es , el eftár tan empi- 
nado , i combatido de vientos , cfpecial- 
mentc dcvno,quc alli llaman Tomaha- 
vi , que es furiofo, i frío, i reina, dcide Ma- 
io , hafta Agofto. Es el Cerro ícco, i frió, 

cf. 




dePotoíí. 



Cerro de 
r o t o fi 
muí frío, 
por qué 
caufa. 



calidades 
del Ceno 
^ePotoíi. 



4© HlSTORÍA DK LAS I 

eftéril, pelado, idefabrido, que no pro- 
duce Fiutri, ni Ycrva, i es deshabitado: 
pero la fucí §a de la Plata le ha hecho 
habitable ,i abundante en crtremo, por- 
que todo acude alli. La color del Cerro 
tira á roxo eícuro : fu forma es , corno vn 
Forma,! Pan de Ac^ucar, i íobrepuja á los otros 
Cerros, de i"u campaña : es la fubida afpe- 
ra , aunque fe anda á Caballo : baxa vna 
Legua , por fu falda : tiene , defde la cum- 
bre, halla lo baxo,vn quarto de Legua: 
en fu falda nace otro Cerro , llamado 
Guainapotoíi ,que quiere decir Potofi, 
el Mo^o , que otro tiempo tuvo Minas, 
aunque no eran con Beta fixa. En la falda 
de cflogran Cerro , comienga la Población 
de CallcUanos ,c Indios, que tendrá dos 
Leguas de rodeo , adonde ai grandifima 
contratación. Los Ingas labraron las Mi- 
^ r ñas de Porcoj pero citas no las defcubrie- 
deícubiic ''*^" 5 halláronle , porque vn Indio , llama- 
yoiilasMi do Gualca,de laNacion délos Chumbi- 
liasdePo bilcas , que fon en Tierra del Cuzco , íi- 
Isfi. guiendo vnos Venados, lele fueron, el 

Cerro arriba, i fubiendo tras ellos, por 
la afperega del Cerro , fe alió en vna 
Mata , que ellaba afidaen la Beta , i arran- 
cándole , defcubrib el Metal , i el Indio le 
conoció , por la noticia , que tenia del 
de Porco : llevó vnos pedamos , á Porco , á 
enfaiar , por fuego , i labraba fecretamen- 
te el Metal , que facaba de alli , hafta que 
vn Indio , del Valle de Jauxa , echando de 
ver , que facaba mas provecho , que an- 
tes , i maiores tejos , le importunó, que 
le dixefe aquel fecreto , el Gualcafe lo di- 
xo, i fe concertaron de gocar la Mina, 
hafta que fe defavinieron, porque el Jauxa 
no podia bien labrar fu Metal , i el Gualca 
.Tto le queria decir , como beneficiaba el 
fuio , i enojado por ello, como por otras 
El fecreto cofas , dio parte de ello a fu Amo , que fe 
de la Mi- il;iniaba Villarroel, que relidia en Porco: 
"*, ^ ,*'|- el qual, hallando la riqucca, que fu Cria- 
cubre á ^^ Icdixo, hico rcgiftrar alGualca, efta- 
VHlaroel. candofc con él en la Beta , que es tanto, 
como feñalar por fuio el cfpacio de las 
varas, que concede la lei, a los que def- 
cubren, ó labran Minas, con lo qual, i 
con manifellarloante la Jufticia, quedan 
por Señores de la Mina , para labrarla, 
por fuia , pagando al Rei fu quinto j i la 
primera manifellacion, que fe higo , de 
las Minas de Potofi , fue por Abril , del 
Año de mil quinientos i qua- 
venta i cinco. 



íiorAS Occidentales. 

CAT. XV. G^íe continúa lo qr.e 

J>asb en el 'De/cubrimiento del rico 

Cerro de Totofi. 

Entro de pocos Dias , íe 

dclcubna otra Beta, que 
dicen del Eitaño , que 
lalió mui rica , aunque 
dificultóla de beneficiar, 
por fer el Metal mui 
duro. En Agofto , de cfte Año , fe 



IJ46 




*^* 


* 


=ü> # 


* 


* # 


* 


.*^ 


« * 


* 


* * 


* 


* * 



regiftró la Beta, que llaman Mcndicta. 
Enel tiempo dicho, fe defcubrióel Cer- 
ro de Potofi, i fabido el Dcfcubrimicn- 
to , luego acudieron la maior parte de 
los Vecinos déla Villa de la Plata , para 
tomar Minas , i muchos Indios , i en 
breve tiempo , fue la maior Población 
del Reino .• fue tan grande la riqueza, 
que fe facaba de eftasMiiias, que llega- 
ron á valer los quintos Reales millón i 
medio cada año , i conforme á cfta 
cuenta , fe facaban cada Dia , de aque- 
llas Minas , treinta mil pefos, i efto , ref- 
peóto á la Plata, que fe marcaba, i quin- 
taba , porque mucha ( en aquellos pri- 
meros tiempos ) fe quedaba por marcar, 
i quintar , que era toda la que andaba en- 
tre los Indios, i mucha de losCallella- 
nos : de manera , que el tercio de la ri- 
queca de Potofi , no fe manifeilaba , ni 
quintaba. Otra felicidad mui grande ha 
tenido aquel Cerro , que con havcr ahon- 
dado las Minas docientos ellados, nunca 
han dado en Agua , por lo qual fe han de- 
xado de beneficiar las Minas de Porco, 
cuio Metal es riquifimo, porque cabar 
Peñas , i facar Agua , fon dos grandes 
trabajos j i fegun el averiguación , que 
mandó hacer el Año de mil quinien- 
tos i fetenta i quatro , el Viforrei Don 
Francifco de Toledo , pareció , que 
fueron fetenta i fcis Millones los que 
fe quintaron , defde el primer Defcubri- 
miento , hafta el dicho Año , de folo 
el Cerro de Potofi j i defde el dicho 
Año, hafta el de mil quinientos i ochen- 
ta i cinco , fueron treinta i cinco Mi- 
llones : de manera , que hafta el di- 
cho Año , fueron los quintados cien- 
to i once Millones , de pefos enfaia- 
dos , que cada vno vale trece reales, i 
Vn quartiilo, i efto fin la Plata , que fe 
ha facado fin quintar , i fin laque fe ha 
llevado á quintar a otras partes , i fin lo 
que en Plata corriente fe ha gaftado , i 
lo que hai por quintar ,quses fin numero: 

def- 



Cantídacf 
dePIaia.q 
fe Tacaba 
delCerro 
de Potofi, 
en lospri 
meros tié 
pos de fus 
defcubri-, 
mlentos. 



Las Mi- 
nas dePo 
toli no ha 
dado en 
Agua. 



t 



ic^d. Década Vir 

^ dcípues ha continuatío clti miluu ri- 
queza , viniendo en Lis Flotas diez , i ÓO' 
ce millones , tníS^ i menos , i cu a, ga- 
nas la tercera p^rte para el Rei , i de cf- 
ta las doa parLcs del i-'erü. 

Teniafe á ios principios mu i gr.m 
trabajo en apartar el Mccnl de la Tier- 
ra, o Elcoiía con que citaba abragaJd 
con la íuer^-a del tuego, i deípues(..un- 
que los Antiguos no aicanc.iron el fe- 
creco de apai tai ci Metal d: U PLta con 
Abogue , íiiio el Oro , porque decían^ 
que á Tolo el Oro abracaba el Acugiic) 
los Galtellanos hallaron , que abi<.(ja 
:afi:ella- también la Plata , aunque mas tarde , i 
losAierQ ^^ j^^ otros Metales no hace cafo j i 

hró qu! pot'q^^ "O ^^^° 9'-"'<^ ^'°^ proveer á la 
lA^ogiie necelidad de apartar con íucgo , con 
bviqa. \i que por falta de leña huvieíe vna pa|a, 
>lata pa- que nace por todos aquellos Gerrds jel 
a apar- p^iu ^ 4 modo de efparto , que tiene gran- 
diíima fuerza para tundir aquellos Me- 
tales. Pero agora , fin perJerfe el Mi- 
tal pobre i que el Fucg j no podía ven- 
cer , haviendo inventada el Arte de 
apartar con Agoguc ^ dexa del todo la 
Plata pura fin ¡uego , i aun ello ha 
querido DioS proveer , porque no ha- 
viendo en toda Europa JVliaas de Ago- 
»*. j guí , fino en Hidra de Carincia , i en 
togue ^=*'ti"* 2" ^* ^''^'^ del Almadén, el Año 
le Guau- de mil i quinientos lelenta i Icis , vn 
•avdka, Portugués , llamado Enrique Garcéí, 
;omo (e halló en manos de vn indio la PiCdra 
Itfcu&rie Colorada , con que los Indios le teñían 
los roftros j que llaman Llimpi ^ i p.tre- 
ciefndole que era el Cinabrio , que en 
Cartilla llaman Bermellón , conlideran- 
do 5 que i'c laca del mifmo Metal que 
el A90guc, higo la experiencia y i halió 
fer afi , i de ella manera fe defcubricron 
las Minas de Abogue de Guancavclica, 
cerca de la CiudaU de Guamanga , lO 
qual fue el total remedio de las M,nas 
de Potofi, porque con el Acogue fe l.ico 
Plata infinita de Metales , que etlaban 
deshcchados , que llamaban defmoiitcsi 
porque el Acogue apura la Plata , aun- 
cpe fea pobre , 1 de poca lei ^ lo qual no 
5 r,. hace la fundición de fuego. Y enticnde- 
IdAco- fe, que faca el Rei de la labor de LsMi- 
¡ue para ñas del Agoguc, fin coila ninguna ,qua- 
■as Minas trocicntos mil pelos de Minas , de a ca- 
™"' torce reales í fi'n lo que procede del be- 
neficio del Abogue , que es otra gran- 
üifima riqueza, 1 iacabanl'e de clUts Mi- 
nas de Abogue ocho mil quíntales ca- 
da Año. En las Indias Occidentales no 
fe fabe que las haiá en otra parte , ni 
en África nunc'4 huvo Abogue j en Aík 



r»ni 



;S 



JtdliiJi. 




r. 1. 1 n R o i r. 4 f 

dicen que lo hai en la China : pero haílsi 
aoia no Te labe, h es poco , o mucho j ni 
fe ha Vilio mueílra de ello. 



CJT. XVI. Tic la fundación 

ds la Ciudad de Lcxa , que fe 

£oblb efe Ano de 1^46. fot' 

mandado de Gónfalú^i- 

farroi 

Es p UEs de la Vicí:o* 
ria,quc deBlafcoNu» 
ñczX^cla, Vilbrrci del 
Pcrii , tuvo Goricaló 
Picíirro en el Cunipo 
de Añaqnito , pare- 
cicndole, que no tenia 
refidencia de nadie , derramo la gente, í 
con cien Soldados embió al Capitán A!on« 
fo de MercadiUo , p.;ra que íundif'; vil 
Pueblo en el Camino P^Cal,que va de la 
Ciudad de! Quito al Cuzco ^ poique los 
Naturales hacian mu^h-s robos ,1 muer- 
tes en los Cafteilanos , que pafaban por 
aqtiella parte , con que fe acabaron de 
quietar los Naturales , que por ella caufa 
andaban alt'-rados. Parte tirmiu'^s con la _ , ,;. 
Ciudad de Cuenca, coi riendo al Norte, j^f™'."^ 
a cuio rumbo tiene ló.Eeguas a la pnrte ¿^¡^ ^^ 
del Suí- ^ confina con In Ciudad de San Loxa. 
A'ligucí 5 por el Elle confina con la Ciu- 
dad de ^.imora, que es toda la Cordille- 
ra dcfpobl da ; por el Oclle , que es el'^ 
camino que va al Puerto de Paita^ tér- 
minos de San Miguéi : tiene 2f. Leguas 
de dillrito j i de la Ciudad del Quito en- 
táSn. Legu.s , i poblada aora cntie dos 
pequeños Rios de buena agiia , en vn 
Valle mui bueno .j i fcrtil , que le 'lima- 
ba Cu XI bamba , que quere decir Llano 
alegre, adonde no hai cofa vcr.enofi, ni 
aun Molquitos. El temp'ees muí bixíno, 
i laño i la Tierra mas fna que caliente, Tempíd 

en altura de feis grados cfcalos ¿e la otra , IJ^i'-<i 

,,,,'-' , . , . dad de 

parte del Equinocial 5 1 aunque naia r^^ 

días nublólos , no fe alientan en ella, 
fino en los altos de la Sierra , i pocns 
•<}tczs cita vn Dia fin aclr.r.irfe el Cieloj 
á tiempos hai aires recios , aunque la 
raaior parte del Año ion fruves , el or- 
dinario llover es deldc Margo j h:íhi 
Agollo , i nunca nieva c:i t >da la jurif- 
dicion : hai madera provechofa , como 
fon Cedros , Ali'fos j Sauces , Nogales, 
Robles, í Morochos , de que Iviccn ta- 
blacone?, i Edificios. Ln 'as Riberas de 
los iUos huí muchas_ Arboledas, i Friitnlesj 
^ poi'» 



Feftili- 
dad de la 
Tierra de 
la juríídt. 
ciüii de 
Loxa. 



Minas de 
la Tierra 
de Loxa. 



Bañoí en 
la Tierra 
de Loxa. 



Ganados» 
i anima- 
les Mon 
tefes que 
h a i en 
Tierra de 
Loxa. 



4i Historia DE LAS 

porque por k fci uiidad de la Tierra fe 
4;ui bien todos los matitcuimientos , hai 
Frutas de CaítillíV, como Naranjas, Ci- 
dras , Limas, Duiaznos , Vbas , Grana- 
das, Higos, 1 buenos Melones, Pepmos, 
y Vcrengenas , Peros, i Mánganos , aun 
no fe daban por no haverlos plantado 
en Tierras á propofito. Hai en fu ter- 
mino muchas Mmas de Oro , i Plata, 
Plomo , Hierro, Acero, i hai Rios que 
llevan Oro, hai Piedra Alumbre, i Gnuia. 
Hallanfc muchos Mananti.ilcs, i Fuentes 
en todos los términos de ella CmJaJ , i 
todas de bupna agua. En la Provmcia 
de Carama hai vna Fuente de Agua tan 
caliente , que coíit viva no la puede fu- 
frir , fnve de Baños para hombres tulli- 
dos , i llagados , i tiene mal güito para 
beber, poique debe de paíar por Mine- 
ros de Piedra Agufre. 

Yervas como Llantén , Manganilla^ 
i otnis de Caitilla, fe hallan , i los Natu- 
rales vfan de Raices de gran virtud me- 
dicinales, para dolores, i frió. El Maíz 
en partes da cien anegas por vna , ochen- 
ta , i cincuenta ; i el Trigo , i la Ceva- 
da á treinta , quarcnta , i cincuenta , i 
el trigo fe confcrva tres Años , i mas , i 
es de gran fuftancia , i nutrimento. Y 
todas las iemillas de Calblla fe han da- 
do, como Garbanzos, i Lentejas,! Hor- 
talizas , como Ajos , Cebollas, Peregil, 
Culantro , Yerva Buena , Lechugas, 
Bergas i todas las demás, i muchas Flo- 
res de olores, llevadas de Caílilla,fin las 
que en la Tierra hai. En quanto á los 
Animales , hai Oíos , LeonciUos , Ti- 
gres (aunque pocos) i Venados, i Ove- 
jas de la Tierra , i de las de Caíblla, 
Cabras , Puercos , i Vacas , Yeguas , i 
buenos Caballos , Palomas , Tórtolas, 
Perdices de tres géneros , Pavas, Galli- 
nas , i Palomas de Cartilla. En todos 
los Ríos hai Peleado de Efcama, i Cue- 
ro , i mui guílül'o , Abejas , que crian 
buena Miel, aunque no pican; hai mu- 
chas Sierras , i mui encumbradas , por- 
que toda la Tierra es doblada , i mu- 
chos Edificios , i Apofentos , que man- 
daron labrar losli gas , de Cantería, de 
quatro en quatro Leguas, i de cinco en 
cinco , en que fe apofentaban , quando 
caminaban, 6 la Gente de Guerra, que 
cmbiaban de vna parte á otra. Los 
Reales Caminos de los Ingas fe procu- 
ran de fullentar, i citan leguros de Sal- 
teadores, i Fienis. Llamóle cita Ciudad 
prmicro la ^.irga, i aoia fe llmia Loxa. 
Eltuvo primero pobh.da en Cangacham- 
ba, i por fer Tierra algo eaüciuc , fe mu^ 



Indias Occidentales. i5'4'^ 

dó adonde agoia cita. Todos los Veci- 
nos üc ella (^lud.id fe precian de tener La geine 
buenos Caballos, i Arm.is , que fon de "^e Loxa 

Malla, Coracinas , i algunos Coklcces, jf I"';'"!* 

' ' . " . , ,- de citar 

aunque no Ion muí neos , i liacele muí ^.^^^ ^^_ 



buena Poívoia , en cantidad, Huúas, i tj,ada. 
Hierros de Lang.^s, Rodeas, i Sillas u8 j 

Caballos. Haie govcinudo cil.i Ciudad 
por Corregidores , que proveen los Vi- 
l'orreies , i cida Año le nombran Alcal- 
des Oroinarios , i Regidores. Ella Ciu- i^^yc^ ^ 
dad es del Obilpado del Quito |, i de la juriídíció 
junrdiccioii de lu Audiencia, i antes era de la An- 
de la de los Rcies. Tiene elta Ciudad fu d»cciadcl 
Igl-fia, 1 dos Monafterios de Santo Do- Qü'^*»' 
mingo , i San Francifco. Los Naturales 
tienen tres diferencias de Lenguas en toda 
lajurildiccion, Paltas, Cañas,i Malacatas, 
i la del Cuzco havia de fer común á to- 
dos por el mandamiento genci^il de los 
Ingas. Los Naturales van en crecimien- 
to , por fer la Tierra lana , i el trabajo 
moderado , i que gocan de libertad. Es 
Gente bien agcltada ; i los Cañares foa 
de maior ragon , que lus otros. Su vef- 
tir es como los demás del Peiü , i fu 
adoración era de la niilmn manera , i las 
Sepulturas también. H.iccfe mucho fru- ^^ con; 
to entre ellos con la prcdicaciun de el veníon á 
Evangelio; contaban los Años por doce la t-elw- 
Lunas, i dividían los tiempos en Vera- « fr"t» 
no, é Invierno : crian ganados ; i de la V-''°^^','' 
Lana, i del Algodón que ficmbran,ha- . .Ij.^., 
een Ropa, i para cultivar le aprove- dej_oxa. 
chande las herramientas de lo.s Caitel la- 
nos. La diviiion de los Términos de los 
Pueblos , era cofa conocida , por QuC" 
bradas, Cerros , ó Rios: teman Dias fe- 
ñalados para fus Mercados, i alli troca- ír^f^'OS'ío 
ban vnas colas por otras, o por Oro, i j^ (jeios 
Plata, i tenian fus Pefos, aunque iá vfan Caftella-- 
de los Caitellanos. Los Caciques folian nos. 
caitigar delitos, iá fe les ha quitado, por- 
que vlaban crueldades. Huvo eíle Año 
entre los Indios vna general pcllilencia 
por todo el Reino del Pcrü , que co- 
mentó demás adelante del Cuzco , i i'e 
eltcndió por toda la Tierra , de la qual 
murieron gentes fin cuento : era el mal Peílüen - 
que daba vn dolor de cabega, i accidente cía qne 
de calentura mui recio , i luego l'c pa- ¡i^°,^" 
faba el dolor de la cabtca al nido iz 
quierdo, i agravaba tanto el mal, 
que morian en dos, ó 
tres dias. 



en clPerü 



^* 


*** 


*** 


**# 


**# 





CJP. 



ÍS4^' 







Domingo 
de líala 
fale con- 
tra Diego 
de Ábre- 
go. 



I 



l^nAlgua 

:il halla 
k Diego 
le Abre- 
jo ciego, 

le mua. 



Domín- 
D dclra- 
entra 
I lov ía- 
os Ma- 
lí:!. 



Decada VI 

CjÍT. XVII. "De lo qne^í^faba 

en ejie Año en las Trovincias del 

R'io de la Tlata. 



O M I N G o Martínez de 
líala , que govcinib;i 
en el Rio de la Placa, 
i havia dexado en fu 
lugar , en la Ciudad 
de la Afumpcion , al 
Contador Felipe de 
Caceres, mientras andaba 50. Leguas de 
ella , p.icilicando ciertos Indios , tábido 
que algunos Vecinos fe havian aufenta- 
do,cido con Diego de Ábrego, que an- 
daba amontado , bojvió a la Ciudad , i 
con algunos Soldados , i quatrocicntos 
Indios, de la Nación de Yapernes , fue 
en bufca de Diego de Ábrego , el qual 
procuro de apartarfe : pero caiendo en 
manos de Domingo de Irala tres Solda- 
dos de los de Ábrego , luego los ahor- 
có, fin oírlos, i lin confefion , i lo mif- 
mo quifo hacer de otros , fi los muchos 
ruegos de los que con él iban , no lo 
impidieran , i buclco á la Ciudad , de- 
xando mui apretadas ordenes , para que 
obedecicfcn á Felipe de Caceres , fe 
bolvib ;\ fu Jornada > i Felipe de Cace- 
res pufo gran diligencia en bufcar á Die- 
go de Ábrego , con orden, que adonde 
quiera que le hallafen, le matafcn, i vn 
Alguacil le h;»l!6 folo , i ciego en vn 
Monte , i de vn golpe de vn Arpón , le 
mató. Muerto Diego de Ábrego , Feli- 
pe de Caceres pcrfeguia á los que fue- 
ron con él, i los quitó las hacierklas, i 
las Armas dábalas á los Indios Yaper- 
nes , que havian andado tras ellos. Do- 
mingo de Irala con I zo. Caftellanos, i 
tres mil indios fubió por el Rio, i en- 
trando por la Tierra , fue a dar en los 
aCentos de los Maias , i temiendo que 
alguna gente fe le fucfe al Peiü , dexó 
el buen camino, i entró por otro traba- 
jofo con mucho fentimiento de los Sol- 
dados , i por havcr dado en Tierra def- 
pobiada , i anegada de aguas , huvo de 
bolverfe adonde falió , con muerte- de 
muchos, de hambre, i frió , i publica- 
m-rnte fe decía , que Domingo de Irala 
tenia muchas Guardas por todas partes, 
para impedir á que nadie falicfe de la 
Govcrnacion , porque el Rci no fupiefe 
lo que en ella pafaba , fino por fus Car- 
tas, porque tomaba quantas ie cfcrivian, 

i fijokiUba a los c^ue las e.tubiaUu, aua- 



I I. L I B R o I I. 4c i 

que fueíen Oficiales Reales ; tan apode-' 
rado elbba iá en la Tierra , que fus Ami- 
gos ic atrevían á entrar en las Calas , con 
varias ocuüones , i colores de robar , i 
afligir las gentes , i dar cuchilladas por 
las caras , i hacer femejantcs violencias, 
fin que los caftigaíc, con que á vnos fu- 
friendo , i con otros atemorizando , lo 
tenia todo en fujccion, porque fue ficm- 
pre hombre, que con las perionas de au- 
toridad, i de rcfpeto, fe raolbó blando, i 
fuave , i con los huaiildes fobervio , i 
menofpreciador. 

Llegaron en efto ciertas Provifiones 
Reales, por las quales fe mandaba , que 
no fe hiciefen entradas, ni dcfcubrimien- 
tos, ni rancherías entre los Indios, fino 
que todo ccfafe en eleflado en que fe há- 
llale. Mandó pregonar eilas Piovifío- 
nes , i defpachó al Reí vn Regidor, fij 
amigo , llamado Pedro de Molina j i 
porque nadie efcriviefe , le hico acom- 
pañar de Nuflo de Chaves, que con 30. 
Soldados, publicando, que le embiaba á 
poner en freno a los Indios Pupies , que 
fon de la iurifdicion del Brafil , porque 
hacían mala vecindad á los de la Corona 
de Callilla, que confinan con ellos ; Nu- 
flo de Chaves dexó aviado al Regidor 
Molina,! rebolvió ibbrc los Indios Pu- 
pies, i los calligo ,idexóen paz con los 
de la Corona de Cartilla, i para qfie ade- 
lante cefafen las diferencias , pufo tér- 
minos en los confines , i feñales , para 
que todos conociefen fu Territorio , con 
que cefaron las Guerras , que tcnian los 
Indios vnos con otros , por efta caufa: 
dixofe, que Nuflo de Chaves anduvo mui 
rigurofo con aquellos Indios , i que lle- 
vó al Afuncion muchas Mugercs, i Mu- 
chachos , i que fobre elle cafo Domingo 
de Irala no higo demoníliracíon ningu- 
na : entendiófe , que quifo tener refpe- 
to á Nuflo de Chaves , por fer perlbna 
Principal ( como fe ha dicho , que lo 
vfaba con los Maiorcs.) 

Vi lio por las Provifiones , i defpa-« 
chos que havia recibido , que no fe tra- 
taba de ir Governador por el Rei , acor- 
dó de repartir la Tierra , i encomen- 
dó Indios a Portuguelcs,Franccfes, Le- 
vantífcos , i otros , contra las Ordenan- 
zas Reales , con que acabo de cfírmr.r 
fu imperio , i para mas afentar la tira- 
nía ( porque algunos murmuraban del 
Repartimiento ) echó Vando , que na- 
die tratafc mal del Repartimiento , ib 
pena de cien mil maravedís ,i cien aco- 
tes , á quien no los puJiefc pagar , i 
C,on codo efo mandó , fo giavcs penis, 
F¿ que 



Tradlft 
Cenmrio' 

<¡l<OS i'fi 

fpQt'js , éf, 

rintiüiitif-i 
ri exjuíri 
que novas 
finxs , ó> 
■varia pr^ 
dandi -jis. 
cabula. 
Tac. hiíl; 
4 

<íe Irjla 
tiene tira 
ni?adoel 
Covierno 
del Rio 
de la PJa^ 
ta. 



Domingo 
de Iraia 
embia vn 
Regidor 
áGaíUUai 



44 H I S f o R 1 A D E L A S 

que los Soldados no fuefcn á fus rep^r- 

' timicntos , por lo qual no falia nadie de 

Domingo 1^ Ciudad , i fe introduxo en coltuni- 

de líala bre, que los Indios firviefen á los Chnf- 

encomié- tianos, ¡ dándoles fus hijas , ó hcima- 

f da Indios ^^^ ^ j|-,jj,^ ^ (-^5 j^^l'^S ^ pQ^ yjj ¿^ p^, 

concra las 2-cntefco, i amiftad, i los fcrvian , por- 

■rJ ?'^^ que los Ghnllianos tenian muchos hi- 
Keales. ? . , j .- i_ • ■ 

JOS : pero aprcro elto, con aelabrimien- 

to general de Chrirtianos, c Indios, con 

otro Vando, en que mandó , que nidie 

tratafe , ni recibicfe nada de Indio, que 

Dom?ni»o "^ i'^-^ck de fu propio Reparcimienco, 

de líala ^°" 'i'-'^ vino á quitar totalmente el 

procede Comercio , amiftad , i trato de aquc- 

tiranica— lias Gentes , porque los Callellan-^s ef- 

mciite. taban emparcnrados (como fe ha dicho) 

los vnos en los Repartimientos de los 

otros. 

Todo cfto haz'a Domingo Marti- 
íiez de Irala , confiado q.ic havia de cf- 
táv mucho tiempo en aquella Tierra, 
en que no fe engañó : porque no ha- 
viendo en ella Metales , no fe queria 
hacer gnfto , embiando Armadas , fino 
dar por afiento aquella Governacion, la 
qual pocos apetecían por la mifma cau- 
Domln- ^^ Y para mas afegursríi: en el Go- 
f , . vicrno ( entre otras colas j aítutamcn- 
bre aftn- ^^ uiplico al Reí , que le mandáis to- 
to , prc- ni'ir refidencia , porque fabia , que no 
cura COI - faliendo , ni cfcriviendo nadie j no fe 
reivarfe podia tener relación de fu manera de 
en la Co- piocedcr. Aliende , de que havicndo 
vtin.> lo ,-[janofamente sanado la gracia del Obif- 
mente. P^ ' como nuevo , i mal mtormado en 
k Tierra, decia á los Clérigos, i á to- 
dos , que los Vecinos no traba jafen en 
efcrivir al Rei , porque los de! Confe- 
\o tenian los rincones de fus Eíludios 
llenos de tales Cartas fin abrirlas ; i 
porque Domingo de líala tuvo avilo, 
que fe havi.in alterado los Iriguanes, 
embió al Capitán Nuflo de Chaves con 
docicntos i cinquenta CaltclLmos, i tu- 
vo con ello.s muchos reencuentros , i 
refriegas , por fer belicofos , i porfia- 
dos , i aunque con grandes trabajos , i 
peligros j finalmente los domó , i tru- 
xo configo X la Ciudad de la Áfump- 
cion la niaior parte de los Caciques , i 
Señores de aquella Tierra , que pro- 
metieron, i juraron de fer Fie- 
les , i vivir en paz. 

)(§)( 



* * 


# * 


# * 


* 


* 


* 


* 


* 


* 


* # 


* « 


* # 



Indias Occidentales! 

CJT. XVin. ^e el LkencU^ 
dd Juan Terez de Tolofa llega á U 
1 r$vincia áe Venezuela , i hace 
jujiíciade Juan de Car- 
vajal. 



i;46. 




PtilU'vlIvsl 



Legó á la Ciudad de Ca- 
ro , al cabo de mucho 
tiempo , que fue proveí- 
do el Licenciado Juan 
Pérez de Tolofa , Juez 
de Refidencia de la Go- 
vernacion de Venezuela , i halló halla 
fctenta Soldados , que citaban con mu- 
cho temor , i dcfcohfuclo , que fe haviaa 
hecho fuertes en la Iglcfia de la Ciu- 
dad , aguardando c.ida dia , que fucíe 
fobre ellos el Licenciado Juan de Car- 
vajal , para matarlos, i robarlos, los qua- 
les fe confolaron , i esforzaron con la 
llegada del Juez , que informado de las 
oprcfiones , i grandes cxccfos hechos 
por Carvajal , i de la libertad , fin pro- 
porción , con que vivia , coníideíando, 
que el verdadero principio para comen- 
tar fu Refidencia , i poner la Tierra ea 
jurticia, i quietud , era facarla de manos 
del Tirano , determinó de ir adonde cf- 
taba con quarenta buenos Soldados de a 
pie , i de á caballo , confiado , que treinta 
que con el eílaban de los de Felipe de 
Vtcn,i otros muchos, que contra fu vo- 
luntad le fcguian,fc le pafarian, con que 
tendría fuercas fuficientcs para oponcr- 
fele. Partido de Coro , tomó el camino 
de las Montañas , peníando atajarle por 
fi quifiefe irle al Reino de Granada , i 
aunque tuvo algunos impedimentos de 
los Indios de Guen-a , que le figuicroa 
halla p.alar los Llanos, que dicen deCa- 
rora , que tienen diez i feis Leguas de 
largo , i feis de ancho, i fon mui abun- 
dantes, adonde fe provcieron de Mniz, i 
Carne de Venado. Haviendo defpues de 
ellos Llanos , caminado tres jornadas, 
topó diez i ficte Soldados de a caballo, Lícnicu- | 
que Juan de Carvajal (fiendo avilado de ^.'^ To^o- a 
los Indios ) cnibi.iba á reconocer que 
Gente era la que llevaba el Licenciado 
Juan Pérez de Tolofa , el qual fe dio 
tan buena maña con veinte i cinco Cínrviiilt 
de á caballo , (¡uc aunque fe quificroii 
alar2;ar en dcfcubricnuolc , fe mez- 
clo con ellos , i los habló , i cjcnítró 



(a riju 
con (íi z 
i íicti-'íol- 

", de 



d.v.lc 



1 !>-" oje- 
dcccii. 



íi 



I5'4^. Década VI 

ks Proviíloncs Reales , á 1 .s qu.iles, 
obedeciendo llanamente , fe quedaron 
con el. 

Los dichos diez i fíete Soldados 
Relació de Carv.iial , dixcroa, que haviu (alido 
?"s r^"^°" ellos del afiento del Tucuyo , i 
os o .a» quedaba en vn Lu:íu- llamado Qui- 
Carvaiji °^''^ <^"''' ic^cnta bolu-idos , aguaiva i- 
alfiiezXo '^'^ '^ relación que llevarían , i que lof- 
loia* pechando , que podía fer el que iba 

algún Juez Real, havía dicho que pen- 
faba luplíear de las Proviliones , i po- 
neríe en reíillencía. Con cfte avifo, 
Juan Pérez de Tolofa caminó toda la 
Noche , i al amanecer dio fobre él , i 
le prendió juntamente con vn Tenien- 
te luío , llamado Juan de Villeg.is , al 
qual , con otros líete , continuando 
Carvajal en fus Liviandades , havia 
penfado cortar la cabera otro día. 
La Gente , villo tan impenfado acae- 
cimiento , fe turbó : perp en viendo 
los Dcfpachos Reales obedeció , i con 
el prefo fe fue el Juez al Tucuyo , adon- 
de oió á Girvajal ordinariamente , i 
conclu.b el pleito , fue fentenciado á 
muerte , i executada la fentencia : con 
T » 9"- P^go l''S injultas mueites de Feli- 
¿"v!¡rr P^ '^^ ^^^'"' ' Bartolomé Bdgar, Die- 
fcntécia 8" R-oniero <, i Gregorio de Pla'encia, 
doárauct * otros mil delitos , i no pareció á 
te.iexe Juan Pcrez de Tolofa , ni á otros , fi- 
cut.idaU no remitir algí del rigor de las Le- 
fenteucia. ies , porque iblo eñe Tirano hartaba 
para inficionar mas Gente de la que 
con él ella'ia , i porque afi convino al 
fofíego , i quietud de todos , que fe- 
rian docientos i quince Soldad..s , gen- 
te efcogida , entre ellos fetenta de á 
caballo , los qualcs tenian muchas Ye- 
guas, Caballos, Vacas, Puercos j i Ove- 
jas , aunque pobres de vellidos , i fin 
ningún Oro j por lo qual acordó de 
embiar parte de ellos á vna entrada, 
paa que guardando las Ordenanzas 
Reales , para en tal cafo dadas , faca- 
fen algún provecho, i efte fue el pri- 
mer Juez de Rcfidcncia , que 
caftigo tirano por tela de 
juicio, en pena cor- 
poral. 



ir. Libro II. 



4^ 





C AT^. XIX. T>e vna breve de f^ 

cr'ipcion de la Trovincia de 

Venepiela. 



Os limites de eftaGo- 
vernacion de Vene- 
zuela , conforme al 
Áfiento de los Ale- 
manes , comiencan 
defde Mamcapana, 
halla el Cabo de la 
Vela , por Mar docientas Leguas, i Ma- 
racapan.i es puerto leguro,cl mejor de 
toda la Corta , los Indios comarcanos 
habitaban defde dos a fcis , i á diez Le- 
guas , que fe llamaban Chiugotos , i es 
toda vna Lengua : tratan algunos , vi- 
ven en Sierras , es Gente belicofi , pe- 
lean con Arcos , i Flechas , i tienen 
Yerva , i guardan mal la Paz con los 
Ca(l:ellanos5 i quince , i veinte Leguas 
mas adentro , es Tierra de Rabanas , i 
los Indios fon de la mifma Lengua , i 
comen ellos , i los de la Colta , carne 
humana. Los Alemanes, que nunca qui- 
fieron p iblar , i los Govcrnadores An- 
tonio Sedeño, i Gerónimo de Oital, 
dertruieron ella Tierra , i también los 
de Cubagua , por los muchos Efclavos 
que en ella hacian , i porque los Ti- 
gres , cebados en la gente muerta , han 
confumido á los Indios , i muerto á fjefcires 
muchos Cartellanos. Es Tierra de mu- deftruún 
chos Venados , i el Rio Vnare tiene á Maraca 
mucho Peleado , i fobre las Pcfquerias P-"" > t 
tenian los Indios grandes Guerras, i fe p^^^ ^^ 
comian vnos á otros, i en cada Pueblo * '^' 
havia Carneceria publica de carne hu- ^ 
mana j ai cien Leguas de Maracapana, ^ j _^ ^ ^ 
harta la Provincia de Bariquicimeto de carne hu- 
Tierra llana , con caga , i pelea , i los mana en 
Tigres la tienen perdida : defde Ma- Maraca-- 
racapana, la Corta abaxo , en el medio pana, 
de Coro , i Maracapana , que fon cin- 
cuenta Leguas de cada vna de eftas 
partes , fe halla Burburata, Pueblo don- 
de hai vna Salina , que provee á los 
Indios de aquella Colla : feis Leguas 
adentro , en la Sierra , cftá la Laguna 
de Tacarigua , que boxa doce Leguas, 
i tiene cinco de ancho , i habitan In- 
dios, en algunas Islas, que hai en ella, 
que tratan en Oro , i Ropa de Algo* 
don , i cftan cerca de los Indios Cara- 



cas. 



Defde el Puerto de Buiburatata ^ 

la 



4(5 Historia DE LAS 

la Ciudad de Coro , hai cinquenta Le- 
guas : el Puerto de Coio no es bueno, 
poique tiene poco abrigo , i la Ciu- 
dad cílá dos Leguas i media del Puer- 
to , i a vna Legua de ella hai vnas 
buenas Salinas , i á fcfcnta , la Colla 
abaxo , le halla la Laguna de Mará- 
caybo : á doce Leguas de la Ciudad 
¿c Coro , hace la IVÍar vna enfcnada de 
Tierra , que cali fe podria llamar Islaj 
llamafc Paragoana , i los Mareantes la 
nombran el Cabo de San Román j tie- 
ne veinte i cinco Leguas de circuito} 
es Tierra llana > abundante de cacas, 
jio tiene Rio : los Indios fon domelti- 
cos : en el medio de ella Tierra eílá 
vna Sierra, que fe defcubre de la M-.ir: 
. mvegaiado dcfde Coro , dilcurrió Ara- 



I>:dias Occidentales. I5'4(j. 

brollo Alfingcr, por la Coila abaxo , i 
en la Laguria JVlaracaybo pobló vn Lu- 
gar de Chrilliunos , üicho JViarac.iybo, 
que eílaba á la otra vauda de la Lagu- 
na , la buclta del Cabo de la Vela i dcf- 
de allí entió por la Tierra, i llegó al 
Valle de Vpare , que cita poblado por 
Santa Marta, á treinta Leguas del Cabo 
de la Vela , i defde Maracaybo , halla 
elle Valle , hai fcfenta Leguas , defde i„dfosd- 
Bariquicimeto , halla el aliento de Tu- Ja f;o\ cr'^ 
cuyo , hai cinco Leguas , i los Indios nación de 
fon de nación Cuybais , i Coyones , i Veneciie- 
de otras diverfas Lenguas : es gente be- ^*' copien 
licofa , i la maior parte come carne ^^'"''«^ '"'n 
humana, i cito , quanto a la Go- 
vernacion de VcnC" 
§uela. 



mana. 



Fifí del Libro Segundo* 




HIS- 



i>4(í. 



4:^: 




HISTORIA 

GENERAL 

DE LOS HECHOS 

DE LOS CASTELLANOS, 

EN LAS ISLAS, Y TIERRA-FIRME 

de el Mar Occeano. 

ESCRITA TOR ANTONIO T> E HERRERA, 

Coronijia Maiot de fu Magejfad , de las Indias j i Coronijia 

dé Cafttlla. 

LIBRO TERCERO. 

C AT ITI) LO I. T^e la prifon de Tedro Hernández Taniagua, qué 
llego al 'Perú , i h'tfo fu Embaxada a Gonzalo Ti farro , i lo que 
fus Amigos le aconfejaban que hiciefe. 




Avian Llegado á Pa- 
namá algunos Na- 
vios de el Pciü , por- 
que no obftante , que 
Gonzalo Pi^arro era 
aconlejado, que no de- 
xafc íalir Oro, ni Plata, haila que afen- 
tafe fus cofas , porque íeria dar fuergas 
contra si miímo , parecía a algunos de 
fu confulta , que aquello era también 
poner en gran ellremo de necefidad , i 
apretura de todas las colas a los del Pe- 
ríi , i que mejor era quitar el comer- 
cio. Y á primero de Enero de eíte Año, 
llego otro Navio del Pciíi con avifo, 
que los Obifpos de los Reies , i de Bo- 



gotá , Gómez de Solis , i Frai Tomas 
de San Martin, quedaban en Truxillo. 
Llegados á Piura Pedro Hernández Pa- 
nlagua, i Francifco Maldonado , era allí 
Teniente de Pigarro vn Villalobos, 
mui gran apafionado fulo ; i por confe- 
jo de Francifco Maldonado , quitó á 
Paniagua los Defpachos que llevaba , i 
fc los dio á Francifco Maldoruido , i 
pufo á buen recado la perfona de Pa- 
nlagua; aunque Juan Rubio (á cuio car- 
go ellaba en San Miguel ) le trataba 
bien. Eilo fintió mucho él Preíidentc^ 
porque el Menfigero no debia fer 
impedido , i mucho menos el que iba 
en nombre Real j i también íintio h 

feal- 



Panfaguai 
es piefo 
en Piiira, 
i Frínci'f. 
coMaldoi 
nado íe 
declara 
por Re-j 
btlde. 



'48 Historia de las 

fealdad de Francifco Mak'onado, i aque- 
llos buenos , i leales ,qiie cft;bun cnPa- 
tiamá , conforlnadcs con el Pielkicnte, 
juzgaron elle por nial cafo, i gran felo- 
niti , i moftiaban deíeo de feívir al Rei 
en el caíligo. 

Loii atroces delitos , las muchas 
muertes, hechas por Francifco de Car- 
vajal, con bellial , i ííeía crueldad , fus 
grandes lobos , i las muchas quexas que 
del acudían, de los que mataba fin cau- 
íi, hicieron, que por vn natural reco- 
nocimiento , ó porque vn Tirano ficm- 
pre aborrece a otro Tirano , Gonzalo 
Picarro comentó a aborrecerle , á !o 
tí'oücalo qu.d aiudaba el ambición del Licencia- 
í'i^arro ¿o ^>peda , que como Teniente Gene- 
co!r.iei!<;a j-^j jf,| principal Tirano , havia liegado 
" ^ V c- - á tr.l punto , qu5 no quería igual en 
ciíco de ^' mandar , 1 con muchas ragones per- 
Gaivajal. fuadió , que le convenia matarle , i cd 
ello quedaron de acuerdo. Pudo fcr por 
quitarle mas de ciento i cinquenta mil 
pcfcj que tenia , aunque por los pecados 
de hiuchos no huvo eftfto, i ali le man- 
daron llamar , qiiando él eilaba para ir 
á los Rcies j i llegando cada dia gran- 
des nuevas a Pí^urro de la riqueca de 
Potofi , entraron muchas Barras de Pla- 
ta, que le embiaba Carvajal , de los fe- 
tecentos mil pcfos , que fe dixo que ha- 
via juntado , i todo mandaba que fe 
guaidafe , porque fu maiór gufto era, en 
lo que fe robaba á la Hacienda Real, 
i á la de losLeales: i fus Sequace3,que 
eran los corrompedores de toda virtud, 
-f ^/...i también le imitaban en efto* porque co-' 
feri ejl, """^ "° havia caítigo en nada , todo ibá 
qu'm infi- fi" ftcno , i fin rcfpeto Divino , ni Hu- 
ciíttur e- mano , i en eíle tiempo entendía Picar- 
exercitus ^o Cfi dar cucnta á las Ciudades de la 
Ule , eum -^¿^ ¿^ i^^ Procuradores á CalliUa , i de 
' ^ Ja elperanca que tema , que le le havlíi 
tcs,&pcr- "^ conhrmar la Governacion , promc- 
fd¡a efl tiendo, que de aquello havia de refultar 
imfumt.r. la defeada quietud , i beneficio del Rci- 
Sco 7JO. DO, le llego avifo de la prifion de Pe- 
hift.ti. jj-Q Hernández Paniagua , i que fusDcf- 
pachos los IJcVíiba Francifco Maldona- 
do. Llamados a fu Confulta los Licen- 
ciados ^cpcd« , Carvajal, Machicao , i 
Rubíes, ic acordó que fuefe fuclta Pedro 
Hernández .Paniagua , i fe le bolvicfen 
iS-Tío ^"^ Defpachos , pava que él m:lmo los 
mailj lol- '•^'^'"'^ ' P^'T'-ic todos dixeron ^ que nati:- 
lar á Pa- raluicnto debía guai darle ci Derecho de 
íiijgua. las Gentes , i que lo contrarío er,i iibor- 
recido de Dios, i de los hombres. Lle- 
go primero á la Ciudad de los Reies 
JFf.ancifco Maldgíiado ^ i dio cueuta de 



iNblAS OcClDtNTALES. I?4"^. 

fu vi.ige á Caíbda , i a Flandes , ¡ lo 
quf p.ifiba en Panamá , i cei tincó á 
Gonzalo Pi^Mvro , que el Rei fe haVu 
tenido por dcfervido de lo que le havia 
hecho en el Pcrii , i que havia pregun- 
tado : ^den es efe Gtnala P ¡catre? ^vlu- 
chos dixeron , que elle Alaldonado en 
publico hablaba bien del feívicio del 
Rei ; pero que en fecreto ( defabrido 
de la poca honra , i acogimiento que re- 
cibió en la Corte del Rei , i poco cafo 
que del fe hico ) aconfejaba a Gonzalo 
Pigarro , que vendiefc bien fus fcofas. Fi- 
nalmente llego Paniagua , acompañado 
de vno que le embiaron, para que no le 
dcxafe hablar, ni tratar con nadie, i Pi- 
garro le dixó , que pues tenia de comerá Co-icaJo 
que parecería, mejor con "vnas Cuentas , i PíiraiTo 
•vnas Oras , i^iíi no andar alborotando Rei- a mt iiac:» 
nos , i llevando Cartas , por lo qual podría ^ Paaia- 
fer fue fe hallafe burlado^ i que f hdidaba 3^'^* 
con nadie , le cortaría la cabera. Refpon- 
dió Paniagua , que no havia ido fino ¿í 
fervirle j i que pues era CUiballero, no ha* 
via di hacer cofa fea ;[ replicóle, qucferuh 
aquello af , nu perdería lUida en ello ; 1 ha- 
viendo hecho fu embaxada , le dio la 
Carta del Rei , i la dei P.cfidcntc ; i 
villas , fin que á nadie comunicile , ni 
mortrafe jamas la del Prcfidente , ni la 
del Rei , fe juntó con fus maiorcs Con- 
fidentes, á vnos parecía , que íc Huma* 
fe a Hinojofa con el Armada , i llévale 
configo ál Prefiderte : dtrcí reproba-- 
bail elle confejo, diciendo, que lo que 
fe havia proveído , i llevaban Loixngo 
de Aldana , i Gómez de SlIís , era lo 
que conveuia. Porqi:e fi Gulca entraba, 
no havia duda , fino que era cierta la 
divifion en el P^eíno ; quarito mas , qtic 
nadie podía negar , que-havicndo Miná- 
tro , embiado por el Rei , qvlc Rprefcn- 
tife fu Peifona Real , que de ieis mil 
Callellanos que havia en el Pcrü , le ha- 
vian de fcguir algunos, pues los ofendí- ^r,"*'^, 
dos por ei deílierro,por la {)rivaci.on de- ,,¡ ¡^„ „;•, 
fus Haciendas, i Ofiaos , por lo que fe pcVtíJ'r qxí 
ks tomaba de fus dineros , i rentas,. poK/^Ar'";. 
las muertes de los Deudos , i Amigos, Tacit. 
que fe havian hecho, era cierto, que ha- 
vian de hacer novedad , allende de los 
que fe moverían fo color de Icaltud^ 
que no ferian pucos : ni del Adclaijta- 
do Belalcagar havia tanta llguridad , pa- 
ra que por fu Governacion dexafe de 
meter gente , i entraría él miíma con 
la filia , pues ficmpre acudía a ho coiaSi 
del RcL, i las del Nuevo Reino , pcn-» 
fundo ganar honra : i que no iiuag,;».» 
fe cij dar Uigur , a que O^ica n.^uiie 

cu 



ííoiKjalo 

dtfnacha 
j Paiiia- 
guj , pa- 
ra ijiie 
Diielva al 
Preíideu- 



os Sol- 
ados , cj 
aii def- 
rrados 
Nica- 
igua.tra 
¡de ma- 
ir a Go- 
ie7 de 
olis , í 
carfc 
VcINTa- 
io. 



Decada Vil 

en ninguna manera en h Tierra , ni cre- 
iefe á lo que el Reí le efcrivia , porque 
eu conlíguiendo lo que convenia á fu 
férvido, quando mas feguro eíhiviefe, 
le cortaría la cabcca j i luego defpachó 
a Paniagua , con Carta para el Prciidcn- 
tc, i no rcfpondió á la del Rei , dicien- 
do , que ia havia cl'crito con los Pro- 
curadores. 

CAT. II. T>e los apercibimientos 

que el'PrefidenteGafca hacia farA 

la Guerra ; i que el Obifpo de los 

Reies llego a Tafiama , i también 

Gómez de Solts , i fe confor^ 

mb con el Trefi- 

dente. 



L Prcíldente, i Ca- 
pitanes dePanamá, 
conociendo , que 
no fe efe ufaba la 
Guerra, acordaron 



a 
Don Antonio de 
Mendoza , Viforrei de Nucva-Efpaña. 
Concite Deipacho fue D.Juan de Men- 
doza j i para que de Nicaragua, i Gua- 
temala acudicie aiuda, embiaron al Con- 
tador Juan de Guzmau al Prelídentc , i 
Audiencia de los Confines. El Navio en 
que iba el Obifpo de Bogotá , i Gómez 
de Solis navegaba} i aunque tratabablan- 
damente á doce, ó qumce Soldados, que 
iban deserrados del Períi por Goncalo 
Picarro , i los proveía en fus neceiida- 
dcs, quiileron matarle, c ufe con el Na- 
vio á Nicaragua , en el qual iban ciento 
i cinquciita mil Pelos de Oro > i eftando 
para exccutarlo , Rodrigo Mcxia lo dcf- 
cubrib á Fr. Tomás de San Martin , el 
qual lo reprehendió mucho , dicien- 
do, que ¿1 fabía, que Gómez de Solis era 
muí fiel al Reí i i que pues iban todos a 
Tierra- firriiC, adonde eftaba el Prefiden- 
tc Gafca , llegados allí , entenderían lo 
que mas convenia al fervicío del Reí i i 
con ello fe fofego el negocio por enton- 
ces } pero bolviendo los Soldados á fu 
determinación , i barruntándolo Fr. 
Tomás de San Martín, cautamente ha- 
cia , que Gómez de SoUs elluvíefe de 
noche con buena guarda. El Obiipo 
Don Gerónimo de Loayfa iba en otro 
Navio mas velero , i llego primero u 




Comei 

de Solis 



I. L I B R O I 1 1. 4 ^' 

las Islas de las Perlas , i entró en Pana- 
má á veinte de Enero , i fe fue á S.in p,„,., 
Fiancífco , i dio gracias á Dios, que el ■ . ^^ 
Armada eibjviefe por el Reí , i el Preíi- j^^ n^ 
dente le fue luego á ver, i le llevo á fu a Pana- 
Pofada ; i havícndo mucho platicado en iná,! afil- 
ias cofas del Pcrii, afirmó , que Pigano "la • '!"« 
no fe reduciría fin Armas , no obilante P'í^*'*' 
que en el Pcríi havia muchos buenos ^ ."^ 
Caballeros , i Soldados fieles al Rei, ¿^jg^j 
aunque feguian á Picarro , como opri- 
midos , por no fer muertos. Llega- 
do el Navio de Gómez de Solis á las 
Islas , Pablo de Menefcs le dio Car- 
tas de Hinojofa , i Aidana , en que le 
avifaban , que el Armada eltaba por el 
Rei : Gómez de SoUs dixo , que el no 
havia de contradecir aquello , fino hacer 
lo míi'mo , como Hijodalgo} i juntos fe 
fueron á Panamá ; i Gómez de Solis 
acudió luego al Piefidente , i fe le ofrc 
CIÓ al fervicio de él , i le entrego quan 
tos Dcl'pachos llevaba de GoiicaloPi- llega a 
^arro. El Obifpo de Bogotá, i Fr. To- Panamá, 
mas de San Martín , también fueron á ver a Gal- 
ver al Prefidente}i defpucs de muí lar- '^''^ ' ' , 
gas platicas, i dilcurfo,le conformaron |;.jy¡¡-¡o 
con el pai'ecerdcl Obiipo de los Reas, ¿el Rei, 
que lo del Pertí no fe acabaría fin fuer- 
za. Por lo qual el Prcfidente fue plati- 
cando con Pedro de Hinojofa, Lorcnco 
de Aidana, i Alonfo deAlvarado, de ia 
forma que en ello fe havia de tener j i 
aunque el concierto de la entrega de el 
Armada clUba fecreto , el ver entrar , i 
falír en cafa del Prefidente á los Capita- 
nes , i tratar con el con tanta reveren- 
cia , i familiaridad , hacía fofpechar á 
muchos, i aun ci ccr lo que eltaba hecho. 

CAT. III. ^le Franctfio de 

Carvajal llegh a la Ciudad de los 

Retes ; i el Prefidente Gafa embio u. 

Lorenzo de Aidana con quatro 

Navios á la Cofia del 

Terü. 

Aunque fiempre , como 
ic ha víllo , fe andaba 
entre los Tiii.nos con 
grandes lolpechas , i re- 
cato , en elle tiempo fe 
trat;iban los negocios con 
tanto cuidado, i fe tema tanto avifo, que , 
los Hombres no le fiaban de si mif- 
mos , porque el h.iblar , i aun el iruiar 
era muí peligrólo } i el Qidor ^imuc, 
G - que 




El Oidor 
Zarate 
muere có 



fb Historia de las In 

que fiempve fe eftuvo retirado en la 
Ciudad de los Reics , agiinidaiido al- 
guna mudanza de bs colas , andaba tan 
tcmciofo , que ni falia de cafa, ni con- 
lentia , que nadie le vifitafe , aunque le 
havian cafado vna Hija contra lu vo- 
luntad , i dicho muchas palabras feasj 
j haviendo caído malo de cámaras , le 
vifito Gon(jalo Pigarro, i of.ecio cier- 
tos polvos, que el tomaba. El Oidor, 
inadvertidamente , los tomó , i fe mu- 
rió , de que no mollro Gonzalo Pi^ar- 
forpechas ro mucha pena j antes todos los de fu 
dcferaro cafa entendieron, que los polvos le ma- 
figado. taron. Eftando , pues , Gonzalo Pi gar- 
ro , i fus Capitanes mui folpechofos, 
de no havcr tenido , en muchos dias, 
ningún avilo de Panamá , i teniendo 
gran cuidado , por ia taidanga del Ar- 
mada , aviíiuon a Pedro de Puelics , al 
Qiiito , i á todos los demás Capitanes 
de las Provnicias , que eftuviefen aper- 
cibidos , con la Gente á punto , i bien 
armada , i todos fe telpondieron mui 
bien } con lo qual Gonzalo Pigarro no 
temía de ninguna cofa, de quantas po- 
dian luceder. Y eílando en ellas foípe- 
chas de Guerra , llegó el Capitán Car- 
vajal de la Villa de la Plata con ciento 
i cinquenta Langas , i trecientos Ar- 
cabuces , fcgun le dixo , con infinita 
de tos Re cantidad de Plata, con la qual , i con la 
íes. vida le quedó , por haver llegado en 

tiempo , que tanta neccfidad havia de 
fu Perfona. Entro en la Ciudad, lalicn- 
dolc a recibir Gonzalo Pigano , con 
mucha Gente dea caballo,! mucha Mu- 
flen 5 porque iá en cfte tiempo , ó tres 
dias antes , fe huvia tenido nueva , que 
de ellos fg havian vilto fcis Navios en el Puerto 
lo» Re- ¿Q Manta , que havian dado buclta á la 
beldes. ^Jai-^ j en no haver tomado el Puerto, 
fe tuvo por cieno fcr de Guerra. 

Con la determinación del Preíi- 
. dente, de que Icgun la común opinión 
bimí""' ^^ ^"^ Capitanes,! los avifos que fe tc- 
tps que nian del Pcrü, de que no havia que ef- 
Gjfca ha pcrar en la icducion de Gonzalo Pigar- 
ceenPa- ro,nien la pacificación de la Tierra, 
fin Guerra , demás de las proviliones 
que havia hecho , fe aderezaban los Na- 
vios , lé cncavalgabacl Artilleria, i ade- 
rcg;iban Arcabuces , i otras Armas , i 
reñnar , i hacer la Pólvora ; i porque 
pareció conveniente llevar en el Arma- 
da vn Navio de remo, embió á las If- 
4 Navio» las de las Perlas al Capitán Vcndrell, 
alPerii. con Maitranga , para labrar vna Galeo- 
ta de veinte i dos Bancos ; i entendió, 
en que fe comprafcn Cab¿illo$ , Muías, 



DIAS Occidentales. 

i Machos , para la Jornada. Y como 
cada dia tenia fu Cotifejo con los mas 
principales Capitanes , fe acordó , que 
pues Gonzalo Pigarro no tenia Navios, 
ni Artillería , feria bien embiar delan- 
te algunos Navios, que anduviefen por 
la Colla , acogiendo á los que quifiefen 
dexar al Tirano j para lo qual fe efco- 
gieron , i pertrecharon quatro Navios 
mui veleros , i metieron en ellos tre- 
cientos Soldados, bien pagados , con- 
forme u la liberalidad que fe vfaba en 
el Perú , pareciendo , que todo era mc- 
neíter , para competir con la prodigali- 
dad de Goncalo Pigarro -, i á los pro* 
prios Capitanes convino dar mui largas 
aludas de colla , para entretenerle en 
Panamá : con que fe higo experiencia 
del animo generólo , i prudente del Li- 
cenciado Pedro de la Galea 5 i tratan- 
dofc de la Perfona , que havia de ir con 
los Navios , fe tomó buena refolucion 
en elegir a Lorengo ,dc AÍdana , aíi 



I? 47: 



Frácifco 
de <-ar- 
vajal cu- 
rra en la 
Ciiid.id 



Los Na- 
vios fe 
ven ¡1111 
to á Man 
ra , i fof- 
pechan 



ñama» 



El Prén- 
dente dc' 
termina 
embiar 



In telllei 

r« rjxior 
rtfpctlus 

h*htniut 



por el crédito , que en el Perú tenia, 

i por la experiencia, como porque ha' 

verfe buelto de Embaxador de Pigar 

ro , Capitán del Rei , no podia dexar f"",j* 

de caufar movimiento en los ánimos de ■^^'"^ 

todos , ver tal refolucion , en Hombre, 

que por tan cuerdo era tenido. 

CAT. IV. ^e Lorenfo de Al^ 

daña ^arte fara el Tern ; 'Diego 

de Mora fe declara por fervidor del 

Rei \ i lo que por ejias cofas 

proveib Gonzalo Ti- 

¡arre. 

Ombrado Lorengo de 
/M Aldana por General de 
'* los quatro Navios, fue- 
ron por Capitanes Juan 
A Ionio Palomino, Her- 
nán Mcxia,i Juan de Ylla 
nes j i aunque iba de buena gana Hernán 
Mexia, no quería fervir dcbaxo de Loren- 
go de Aldana j pero con cierta traga, que 
dio el Prcíidcnte , los acomodó , i ordenó, 
que también fuefe en cílos Navios el Pro- 
vincial de la Orden deSantoDomingo,pa- 
radár Cartas, i publicar la revocación de 
las nuevas Leics,i el perdón general ; i 
ello con advertencia, que halla llegar á la 
Ciudad de los Reies, no tocafcn en Puer- 
to ninguno, porque Gongalo Picaño cf- 
tuviefe masdcfcuidado, no teniendo nue- 
va cierta de ia entrega de fu Armada. 

Par- 




1! 



II 



IS47' 



I 



órenlo 

e AM.i- 
a llega 
Túbez. 



)Iegodc 

'íoiadef 
mpaia 
Triixi- 
o . i fe 
ialfer- 
•cio del 
!.ei,i to- 
\ cóAl- 



Alda. 

toma 
ítiialla 

Tru- 
llo , i 
ifpacha 
s Pro- 
íiones 
cales a 
s Go- 
ruado- 
5 de cl 



Decada Vil 

Partieron, pues , eílos Navios á 17. de 
Febrero , i haviendo navegado muchos 
ciiasjcon malos tiempoá , no pudieren 
dexar de llegar a la Colla; i fieiido def- 
cubicvtos de los Navios , que bolvian 
con Paiiingua , cmbiaron á faber, quienes 
eran ,en vna Baila, 1 á eftos mandó Lo- 
renzo de Aldana meter en fu Navio, 
porque no fe fupiefe que era el; i dando 
bordos, llegaron cerca de Manta, i def- 
pucs áTumbez , adonde eílaba Bartolo- 
mé de Villalobos , por Gonzalo Pi^arroj 
cl qual , concibiendo fofpecha , que no 
eran de Amigos , pues no llegaban al 
Puerto, embió avifo de ello á Truxillo, 
que cftá de alli 1 10 Leguas , al Capitán 
Diego de Mora, el qual embió el avifo á 
la Ciudad de los Rcies,i cl fe pufo en 
camino para ella , llamado de Gonzalo 
Pi^arro , i de pocas Leguas fe bolvió, 
tomando por mal agüero , que fe le ca- 
ió laEfpadade la cmta, i desjarretó el 
Caballo j el qual , como quien fe havia 
cmbiado a. ofrecer al feí-vicio del Rci, 
recogió lo que tenia, i lo embarcó en 
vna Nao, i a fu Mugcr , i ofreció de lle- 
var configo k quantos quifiefen ir á fer- 
vir al Rei , i fe lugo á la vela la buclta 
de Panamá. Los que quedaron en Tru- 
xillo ,avifaron de ello á Gonzalo Pigar- 
ro. La noche llguiente dcfcubrió vn Fa- 
rol, i fe fue á él , i halló que era Loren- 
zo de Aldana, i todos fe fueron á Tru- 
•xillo á tomar bailimento , de que lleva- 
ban gran neccfidad. Llegados á Truxi- 
llo , fahó á Tierra Diego de Mora , i le- 
vanto Vandcra por el Rci , é hicieron 
piovifion de Vitualla, i embiaron diver- 
fos Menfageros á muchas partes, con los 
Defpachos del Prelidente , efpccialmente 
á losChiachiapoyas á Gómez de Alva- 
radojájuan de Saavcdra , a Guanucoj 
a Juan Porcél , á los Bracamoros ; i á 
Alonfo de Mcrcadillo , á la Ciudad de 
Loxa, avilándolos, que fuefcn á juntarfe 
con fu Gente con Diego de Mora,que los 
aguardaria enCaxamalca , adonde acudi- 
lia ci Prcíidcntc con Gente de Guerra. 

Goncnlo Pigarro , luego tuvo la 
nueva de lo que havia hecho Diego de 
Mora, con que quedo cierto de la per- 
dida de fu Armada , porque no lo hiciera, 
fi no con fcguridad de que el Armada 
cftaba por cl Rei ; pero luego llegó va 
Padre de la Merced, que certificó la buel- 
ta de Diego de Mora, i Lorenzo de Al- 
dana j por lo qual i"e proveio ,que el Lie. 
León, Natural deS.Lucar ,con algunos 
Soldados, fuefe á poner cobro en Tru- 
xillo , i defender aquella Ciudud j i Jiólc 



Rcügio- 
fo de la 
Merced, 



I. L IBR O I I I. 5-1 

los Repartimientos de Diego de Moraj 
i ordenóle, que a cargo de aquel Padre 
de la Merced embiafe cu aquel Navio, GorKjaÍQ 
en que iba , las Mugcres de los que fe ha- ^\.'' ^ 
vian huido á Panamá, fin dexarlas llevar hacer Re 
Oro , Plata , ni Indios de fervicio ; i que (^ucrimíé 
aquel Padre, que era Comendador de la tos all're 
Merced , de los Reies , hiciefe vn Rcque- íideiue 
rimiento al Prefidente, firmado de mu- ^°" ■"" 
chas Peí lonas , cuia fullancia era : ^le 
Jexafe ir libremente á Cajlilla a les Procu- 
radores de Gonzalo Pi farro , i del Reino del 
Perú , i que el Prrfidente no entraj'e con Ar-- 
mas , hafta que el Rci rejpondiefe , i que de-' 
xafe libre el Comercio. Al punto que cílo 
fe proveio, íe encendió, que en el Puer- 
to del Collao fe havian levantado por el 
Rei algunos Hombres j i ordenaron al 
Sargento Maior Juan de Silvcra , que 
los deshiciefe : mandóle también, que fe 
quemafen les Navios que havia en el 
Pueito del Collao , porque acudiendo el 
Enemigo, no fe aprovéchale de ellos. 

Salió el Lie. León del Puerto p.na 
Truxillo á 16. de Abril , en vn Galeón, 
con poco menos de noventa Perlonas ; i 
llegados cerca de Santa , quifieron pa- por ordé 
rar alli, para faber lo que havia en Tru- «^ePi^ar- 

xillo; i a inftancia del Clérigo Bultafar 1^°' ^f" 
11,- ! j r 111 Temen 

dcLoayla, que con achaque de curarle 

de vna enfermedad , fe havia falido de 
los Reies, pafaron al Puerto de Guana- 
pe, fiete Leguas de Truxillo j i fabicndo 
que en cl Arracife havia Navios, fe al- 
borotaron , i quifieron bolver i los Re- 
ies; pero Loayfa los detuvo , diciendo, 
que no daban buena cuenta de si, bolvien- 
doie,fin faber por qué : en fuma , Loayfa 
falió del Navio, i fucá Truxillo , adon- 
de halló al Capitán Juan Alonfo Palomi- 
no , que le dio los traslados auténticos 
del perdón, i revocación de las nuevas 
Lcics, i le informó, que preilo Uegaria 
cl Prefidente con Gente de Guerra , con- ct t • • 
tra Picaño. Loayfa, buelto al Navio, ^j.^,, f¡. 
higo relación de todo , i pcrfuadió al junt.icoii 
Lie. León , i á los demás, que le fuefen Lorenco 
á juntar con Lorenzo de A!d;i¡ia; el qual, de Alda- 
haviendo defcubicrto el Navio, embia- "^' 
ba dos que le tomafen : i haviendofe en- J^'J'^'^* 
contrado , le juntaron los vnos con los J"^'""-'' 
otros, con mucho contento, 1 fe fueron cipiñt.tüe 
á Truxillo: i el Clérigo Loyfa folicita- nc-vi¡t,fu. 
ba á los Capitanes, diciendo ,quc él fa- fer ndíj. 
bia , que P¡ carro , i los Suios eilaban «iendi fSt 
con mucho miedo, 1 turbación, que no '-'-""'í*' 
fe perdiefe tiempo , porque. fin duda, "|*'''"* "» 

* ,- , , ' . ' hUct?i re- 

i^ ios npicfjban , caerían 
luego. 



El Lie. 
Leoí) va. 



te en Trii 
xilio. 



G5 



deunt. 

Scot.48. 

anc.i. 



CJP^ 



Juan Ae 
Saavedra 
j otros 
Capita- 
nei acu- 
den a jun 
tarfe con 
Diego da 
Mora, en 
Caxamal 
ca. 

Eartolü- 
iHc dcVi 
llaiobo$,l 
Frácifco 
deOlmof 
toman la 
voz de el 
Reí. 



Loreiufo 
^de Alca- 
na , i los 
dcmásCa 
•pitaíies 
efcriven 
Á Píjar- 




5i HlSTORlADE LAS I 

CJ'T. V. 'De lo que hi^o Diego 

Je Mará , en la Ciudad de Trux'illo, 

con la llegada, de los Navios de 

Lorenzo de Aldana ; i lo que 

hacia Gonzalo Ti farro ,para 

fu defenfa. 

O R E N 5 o de Aldana, 
en havicndo «chado 
en Tierra los enfer- 
mos, de Tus Navios, 
fe fue la buclta de 
los Reies , i Diego 
de Mora , con toda 
la Gente de Pie , i 
de Cabaljo , que fe le juntó , fe fue á 
Caxamalca , adonde ( viltos los Defpa- 
chos Reales , i fábida la reducion del 
Armada ) acudieron Juan de Saavedra, 
de Guanaco j Gómez de Alvarado , de 
los Chichiapoyasj Juan Porcél , de los 
Bracamorosi Alonfo de Mercadillo , de 
Loxa,defam parando las Ciudades , i lle- 
vando la Gente de provecho , que fe- 
rian , en t )dos los que alli fe juntaron, 
mas de quatrocientos Hombres , bien 
armados , i muchos de ellos bien ;\ Ca- 
ballo. Bartolomé de Villalobos, -en cftc 
tiempo , con la Gente que facó de San 
Miguel, Tumbcz, i Maria Vélica, ca- 
minando por la Sierra ,á feívir á Pi^ar- 
ro , en los Reies lupo , que fe havia de 
topar con Juan de Saavedra , i Gómez 
de Alvarado , que tenían mas Gente 
que ¿1 } i con parecer de todos, fe bol- 
vio á Piura , ii tener la Ciudad, i k Pro- 
vincia por el Rci. SabiOtoello por Fran- 
€Ífco de Olmos, que tenia A Puerto Vie- 
jo, porGon^alo Pigarro , fue á Guaya- 
quil , i mato á Manuel Ellacio , que go- 
vcrnaba por Pi^arro, i tomo la voz del 
Rei. 

Lorenzo de Aldana , i los demás 
Capitanes, vifto que el Comendador de 
la JSleiccd nijeria bolver a la Ciudad de 
los Reies , le dieron Caitas para Gon- 
zalo Pigarro, dándole cuenta de las de- 
terminaciones tomadas en Fanama , i 
las caulas porque todos los Capitanes, 
i Caballeros havian acordado de fcguir 
la voz del Rci i i le dieron traslados de 
la revocación de las nuevas Leics, i de 
el perdón , para que los derramafc ; i 
llegado á dar cuenta a Goncaio Pii¿ar- 
ro,de la perdida de Truxilío , de los 
dos Navios, que fe le havian ai^-ado, i 



NDIAS O CCIÚENT ALES^ 

de la entrada de Diego de Mora en la 
Sierra, para hacer allí Cuerpo de Ges> 
te , le mando, que no habí afe con na- 
die , i que lo tuvicfe fecrcto -, i llcndo 
publico lo que Lorenco de Aldana ha- 
via hecho , fe quexaba mucho de él ; i 
decía, que fi ( como Telo havian aconfe- 
jado) le huvicra muerto, que no huvie- 
ra hecho tan gran traición : i fus Pri- 
vados le decian , que él fe tenia la cul- 
pa , pues muchas veces le dixcron , que 
le matafe. 

Publicada ia la nueva de la redu- 
cion del Armada , i teniendo lá la Guer- 
ra por cierta, defpues de muchas Con- 
gregaciones , fe acordó , que fe hicicfe 
Gente , i pai-a ello fueron nombrados 
por Capitanes de Caballos , los Licen- 
ciados Cepeda , i Carvajal , porque les 
parecía , que citaban muí prendados en 
los negocios : fueron Capitanes de Ar- 
cabuceros , Juan de Acolla , Guevara, 
i Juan de la Torre : Capitanes de Pi- 
cas , Hernando Machicao , Martín de 
Robles, i Martin de Almendras ; i que 
el Macl'e de Campo Carvajal tuvicfe 
cien Arcabuceros , que andaban á caba- 
llo. Entre cílos havia Capitanes , cu- 
ias maldades , i atrevimientos , les die- 
ron mas mentó , que fus proprías per- 
fonas. 

Luego fe tocaron Caxas , i echaron. 
Vandos,para que todos fe puliefcn de-^ 
baxo deVanderas, i fuefcn á recibir pa- 
gas , fü pena de muerte i i Gonzalo Pí- 
fano mando repartir dinero: á ios dos 
Capiíianes de Caballo , dio cínquenta 
mil Calidlanos > i porque fe fabia , que 
los Mercaderes no havian de ir á la 
Guerra , fe tomó concierto con ellos, 
que dielcn Armas, i Caballos , i muchos 
dieron dineros. Al Capitán Martin de 
Robles fe dieron veinte i cinco mil Cnl- 
tellanos j otros tantos a Michicao •, otros 
tantos á Guevara; quaienta mil á Juan 
de Acoft.i j doce mil ü Martín de Al- 
mendras i otros tantos a Juan de la Tor- 
re ; otro tanto á Antonio Altamirano, 
á quien nombró por Alférez del Eilan- 
daitc Real ,para focorrer á la Gente del 
Ellandartc, que tuvicfe necefidad : i da- 
do el dinero , brevemente le higo la 
Gente. 

Las Compañías de á caballo tenían 
cíen Lancas ; ochenta , el Ellandarte 
Real ; el Maefe de Campo , cien Arca- 
buceros j ciento i treinta el Capitán Juan 
de Acoltu i ciento i doce el Capitán 
Guevara j cinqucnta el Capitán Juan de 
la Tone, porque en ella Compañía en- 
traban 



ir4<^^ 



Pi(,-irrQ 
fe liti.te 
deLorcn- 
^o de Al- 
dana. 



Gonzalo 
Piíjario 
compone 
fu Excr«. 
cito. 



In htllit 

civil l/US 
com'ía^it, 
vt etiam 
•vii fnmd 
ferf>,;tt 

Ducis KO' 

tren , & 
man:* fuf 
tineiinr. 
Se 85». 
hlít 3. 

Socorros" 
de dine- 
ros , iji:e 
da Piíf.ir- 
ro a fus 
Capita- 

tiCS. 



'i;4<5. 



DíviTas, 
que lle- 
vaban en 
losEftan- 
dartcs , i 
Vaadc - 
ra» » los 
' Capira- 
iiesdcl^i- 
^acro. 



^i 



' Quinien- 
tos mil 
Pefos ¿a 
itoPi^ar 
. lo en a 
I percibir 
■ fa Excr 
I oico. 



Década VII 

ti aban los de la Guarda de Gongalo Pi- 
^arro : ^ Lutin de Robles , ciento i trein- 
ta Picas : Michicao , ciento i doce: 
Martin de Almendras , cinqucnta. El 
Ellandartc de Cepeda llevaba , de vna 
p.irte, la Imagen de Nuelba Señora, i 
de la otra las Armas de Gonzalo Pigar- 
ro. El Lie. Carvajal , de vna parte á 
Santiago , i de la otra vna Cruz colo- 
rada. Carvajal fu antigua Vandera: 
Guevara, Corazones, i vna Cifra 4en- 
tro de ellos , que dccia : Pifarro : Ma- 
chicao vna Cifra , que decia : Pifarroy 
i vna Corona de Rei encima j i los otros 
llevaban fus Divifis : las Armas Reales 
folamente iban en el EílandarteReal. 

Hicieron fu muellra, pulieron fus 
Cuerpos de Guai*dia , i de noche fe guar- 
daba la Cmdad , i en Cafa de Goncalo 
Picarro havia vn gruefo Cuerpo de 
Guarda , i él entendía en dar focorros 
de mil , i dos mil Pelos , i quinientos 
á muchos , que no eftaban dcbaxo de 
Vandera, i aun á los de las Vanderas, 
allende de lo que fus Capitanes les da- 
ban. En la muellra general , que fe to- 
mó , pareció mui pompofo Gonzalo 
Pifarro , i huvo raas de novecientos 
Hr'mbres , mui lucidos , i bien arma- 
d(A , i encavalgados : tenian mucha , i mui 
buena Polvera, i buenos Arcabuces ; i por- 
. quepiociiró, que todos los Soldados an- 
duviefen a. caballo , compró mucha can- 
r tidad de leguas , i otras tomó j de ma- 
' ñera , que pareció haver gallado en to- 
do elle quinientos mil Pefos , i le que- 
do gran cantidad de dinero , que llevó 
contigo. 

CAT. VI. 'De lo demás que ga- 
faba en el, Terü \ í de la cegue- 
dad , é infolenáa con que pro- 
cedía elLuenciaáo Ce- 
peda. 

I^/U!WS^ N T ES de lo fobredicho, 
^//^f>Sp^ embio al Sargento Mn- 
é^jí^^ joi" Silvera por Gente, 
^X^^^ i dinero a la Vil'a de la 
mi Plata i -u Antonio de Ro- 
bles al Cuzco , al mif- 
mo cfcíflo; á Lucas Martin, a Arequi- 
pa •, i otro embió á Pedro de Puelles ; i 
á todos los demás Capitanes embio Men- 
fígeros , con inllrucciones de como ha- 
vi^in de caminar, i adonde fe havian de 
juntar, dándoles cuenta de lo que pali- 
.ba , i juíiificaado fu caula , diciendo; 



I. Libro III. 



f3 



ve. 



^le ernbiando al Rci a Lomeo de Aída- 
nn con Defpacbos , le havia- tomado vna Ar- Gon^afo 
mada^ qnc le havia c ojiado gran te foro ^ i ,1'^''''^°- 
aora iba contra el; i que el Lie. Pedro de f^j q^, 
la Gafea , á quien el Rei embmb.i a pací- vernado- 
ficarlos , iba con mano arm.ida á dcfafoj'e- res , que 
garles y i cajligar a los que havian entendí- 'e acud.i; 
do en las cofas pafadas : que por tanto mi- ' 'oque 
raje» , que á cada vno iba tanto como a el, * 
en hacer la Guerra con diligencia j i que Ji 
por cafo fe dixefe , que el Rci perdonaba 
lo pajado , fupicfen , que no era verdad; 
porque quando aquello fe havia proveído en 
Cajiilla , no je Jahia la muerte del P'ijorrei 
Blafco Nuñez Felá; i que hajla que fcen- 
tcndiefe Iv que [obre ejlo ei Rei proveía, pen- 
faba rejijlir a la entrada del Lie. Pedro de 
la Gajca: quanio mas, que el ejlaba infor- 
mado^ que el Rei no le einbiaba, para que íe 
quita fe la Governacion , fino para que prp- 
fidiefe en el Audiencia Real ; i que lo fabia 
mui bien 5 porque Francifco Maldonado , que 
havia luelto de Caftilla , i de Flandes , lo 
certificaba ; i que lo mifr.o havia qua ido de- 
cir el dicho Le. Pedro de la GaJca, en las 
Carias que le havia efcrito con Pedro LI:r- 
nandez Paniagua , fino que fus mifmos Ca- 
pitanes le havian engañado , ; le hacían en- 
trar de Guerra en el Reino : todo lo qual 
confirmaba el Lie. Cepeda , con mu- 
chas rn.cones, que daba, diciendo; ^e CcpedáV 
el Rei e-ra de aquello mui defervido ; i que Jo cjuc eC- 
el Lie. Pedro de la Gafea havia cometido crivc por 
traición , en detener ¿i los Procuradores, 
que iban al Rci , i que j afámente fe le po- 
día hacer la Guerra ; 1 a buelta de cíio, 
no fe deituidaba de hacer dinero, por 
mil caminos , forcanJo á muchos á iv 
a la Guerra , i refcatandolos , i toman- 
dolo de depofitos de difuntos, i de otras 
partes } i con todas ellas diligencias, co- 
mo fu ingenio no era mucha , mas de- 
feaba , que efpcraba. 

El Lie. Cepeda , á bueltas de In 
iuílificacion de la caula de Gonzalo 
Pigarro , con juramento an^na^aba, 
que havia de cortar la cabera , al que 
habíale cofa {'c.\ del Señor Goncalo Pi- 
tarra, ni puficle elcnipulo en fu cauliij 
i contra muchos Caballeros procuraba 
indignar á Gonzalo Pigan o, 1 le pedin, 
que le dexafe matar cinqucnta ,-quc le 
allanarla la Tierra ; porqix no qucria 
que nadie hiciefe traición al que fci- 
via. Otras muchas fierecas,i blasfemias 
decia ( fcgun fe creió ) por afcgurarfe 
con Pifarro , i hace riele muí confiden- 
te , porque havia muchos que le que- 
dan mal , i procuraban poner fofpccims 
CU él j i. parii mas fundar -fu fidvüd-.id, 

pro- 



El tic. 



el Reino, 
en . con' 
fortnidad 
de Pifar- 
ro. 



Amena* 

c-'S'i jni- 
iro Cruel 
dt! Lie. 
Cepedái, 



El Lie. 
Ceprda 
procura 
t]ue fe ha 
gaProce- 
fo contra 
el Pr£Íl- 
dCDCe , ] 
Jo»Capi- 
tancs , q 



con el. 

El Lie. 
Cepeda 
fírma la 
leiiceiicía 
c o n r ra 
Gafca , i 
losLetra- 
doslo re- 
huían. 

Miferri- 
m» e/i cS- 
áülia /«i- 
ditorum 
tyranU cü 
ncn folum 
-qucfiíilé 
eaufnm 
haheint 

■ÜMlll ti' 

n¡eant,feÁ 
etiam pa- 
■Viíii, quod 
timuerint. 
Se. ^45. 
anii. 4. 



^iian de 
'Acoftavi 
á Triixl 
lio, i bncl 
■ve a los 
Keies. 



5r4 HlSTO RÍA DE LAS I 

procuro que fe hicicfe Procefo contra 
el Licenciado Galea , i los Capitanes, 
que hp.vian entregado el Armada ; p.ira 
lo qual niaiiuo Gonzalo P¡^arro,qiic le 
juntaien los Letrados , que havia en la 
Ciudad , á los qualcs > por Derecho, 
moílro los delitos de Galea , i de los 
Capitanes > i como todos andaban ame- 
drentados , ofrecieron de firmar la fen- 
tencia; la qual declaraba : ^e ai Lie. 
Pedro d" la Cafca fe le corta fe la Cabera; 
i arrajtrafen , i hicicjhi quartos a Hino- 
jo fa ^ i a ¡os deinas Capitanes. Los otros 
Lccrad;'S dixeron á Gonzalo Pigarro: 
^te no debían firmar efa fentencia , por- 
que Qafca era Sacerdote , é incurrían en 
Exco'/Hunion ; i que ft aquellos Capita- 
nes fabian que e fiaban feutenciados , fe 
¡es cerraba totalmente la puerta de acudir 
a fervirk , de que no fe debía perder ¡a cf- 
persnfa , pues ¡as cofas podían tomar tal 
caminu , qua p/idiefe fucedcr , que ioíijiefcn 
¡a hoja. Y la icntencia fe quedo firma- 
da de Cepeda , el qual ia tenia á todos 
can nicdrofos, que temblaban, temien- 
do que á cada momento fe les podían 
ofrecer ocfumcs , nunquc livianas, con 
que psrdcr las vidas : porque iá las co- 
las ellaban de manera , que de las ha- 
ciendas no hacían cafo. 



CA'P. VIL ^le Gonzalo Ti- 
farro embib for la Marina al Capi- 
tán Juan de Acofta , para impedir, 
que la Gente de los Navios de Al- 
dana no Jhlicfe a Tierra ; i que el 
Governador Juan de Saa- 
vedra fe declara por 
el Rei. 



%f:^. A B I D O que los Navios 
Reales havian falido de 
Tn.xiUo , fe provcio en 
la Conliilta de Pic.irro, 
que <:i Capitán Juan de 
Acoíla , con cinqucnta 
Arcabuceros, bien a caballo, fiicfc a im- 
pedir , que ívo tomnfrn Agua en la Cof- 
ia } 1 llegado á TruxiUo , no le detu- 
vo mas de dos dias, temiendo, que Die- 
go de Mora , que eíbiba treinta Leguas 
en Caxamaka , i los Navios la Coila 
arriba , le podían tomar cnmedio j 1 bol- 
viendo a los Rcies , fupo , que los Na- 




NDiAs Occidentales. 

Navios de la ida de Juan de Acoíla, 
echaron en Tierra ciento i cinquenta 
Arcabuceros , i le pulieron vna embof- 
cada en vnos Cañaverales j i haviendo 
prendido Juan de Acoíla á algunos del 
Armada , queriéndolos ahorcar , le avi- 
faron de la embofcada ; i que 1¡ iba por 
el camino de la Marina, tomaria Gente, 
que hacia aguada ; i caminando :i ello, 
prendió halta veinte Soldados, i Marine- 
ros, i losembió á losReiesj i aunque los 
déla embofcada lo íintieron, nole pudie- 
ron alcanzar, por ellar a pie; ¡Juan de 
Acoíla fe fue a Gavia, 18 Leguas de 
los Reies , á efperar lo que le le nian- 
dafe. A los píelos hico velHr Gonzalo 
Picaño , i armar , i tratar muí bien , i 
afcnti'.r en lasCompañiasj i de ellos en- 
tendió mui cumplidamente lo que pafa- 
ba, afi en el Armada, como en Panamá, i 
que de alli havia el Piefidente cmbiado a 
Nueva-Efpaña, i a otras partes , por Gen- 
te , Armes , i Caballos. Entendió tanj- 
bien de cílos prcfos , que Fr. Pedro de 
Ulloa, Compañero del Provincial de los 
Dominicos , havia falido del Armada á 
hulear comida, i luego embiaron a hul- 
earle , i Goncalo Pi^arro le tuvo prefo 
en lu Cafa algunos días , para infoi marfc 
mejor de lo que havia: determinóle lue- 
go, que el Lie. Carvajal, con ciento , i 
cinquenta Langas , i otros tantos Arca- 
buceros , con ios quales, i la Gente de 
Juan de Acoíla , fuefe la Colla abaxo, 
haíla deshacer ü Diego de Mora , i a to- 
dos los que clbban en Caxamalca ; i ci- 
tando para partir , el Maefe de Campo 
Carvajal , dixo á Gon^-alo Picarro ; ©«e 
tío c&njiaba bien de Benito Suarez de Car- 
vajal^ prquc temia, que fe pafaria al Rci^ 
como hifo quando llegó Blafco Nuñez en 
aquellas Partes ; i que fe acordafe , que le 
havia tenido prefo mucho tiempo en la Car- 
tel publica , con pc¡¡g¡ o de muerte , i defpo- 
feido de fu hacienda. Dixole también 



i>4;. 



Goiigal© 
Pi^nrro 

vifte a los 
que pren 
dio Juan 
de Aler- 
ta ,iíjbe 
de filos 
lo quepa 
íaba cu 
Panamá. 



Pi'varrc 
cinbia có 
tciice al 
LícCaí;- 
vajal á 
dciJiaccr 
a Diego 
deMora. 



vios ellabnn en el Puerto 



?anta j 1 



havicndüfc wmbien tenido avilo en ios 



^líc mirafe , que todos fus Plcrtnanos eran 
Criados dc¡ Rei , por lo qual no podía dexar 
de pafarfe a fu Parte ; i que fi hafia en- 
tonces havia hecho lo contrario , fue por 
'vengar la muerte de ju Hermano el Fañor 
Ydán Suarez. Todo lo qual, dicho con 
eficacia , movió a Gnn^'alo Pigarro á no 
encomendar ella jornada al Lie. Carva- 
jal, en que acertó mucho: como acerta- 
ra, li en todo tomara los confcjos de ci- 
te Carvajal , porque era Hombre de ma- 
ravilloib ingenio , i tfli.;nativa, que con 
■fu gran experiencia aprovecbaba mucho 
para tener verdadero conocimiento de 
h\% cofas. Fue proveído para cite nego- 
cio 



Goncalo 
Pí^ntro, 
l'or CGM- 
íejo de 
Carvajal, 
revoca a 
Benito 
Si.'arcz, i 
cn;bí.i á 
Juan de 
AcoftaciS 
era Diego 
dcMora. 



IÍ.47. 



fuan de 
Mavedra 
/i al ler- 
i'ício del 
Reí , con 
9 lofqtic le 

a ftguir. 

" i' , • 
31 • Prtmt* 

(• virtHtiém 

3e ftfivel»- 

k :ius vitijs 

¡I) ncfuirun 

;il 'ur , ti 

li. nfudtyr» 

W>: fe- 

tus afmd 

fr'tncipem 

luftum,(¡r 

'itfientem. 

Se. 745- 

'O Hiílor.i. 

al 



[i. i 



Decada VIII 

cío Juan de Acoíla , con docientos i 
ochenta Hombres , i fe partió luego la 
buclta deTruxillo , i no pasó de la Bar^ 
ranea , que fon veinte i quatro Leguas 
de la Ciudad de los Reics , por lo que fe 
dirá en fu lugar. 

Caíi al mifmo tiempo que Juan de 
Saavedra recibió los Defpachos del Ar- 
mada , le llegaron i Guanuco , adonde 
citaba, dos ordenes duplicadas de Gon- 
zalo Pi^arro , llamándole con la Gente 
que tenia , i la mandó aderezar ; i en 
laliendo con ella bien armada , i á. pun- 
to de Guerra', dix-o : ^c H quería ¡r el 
fervir alRci; i porque no pcnfaba fárfara 
nadie a que hktefe coja contra fu voluntad^ 
le figuieji quien qu.fiefe j i todos lo hicie- 
ron , falvo Francifco de Efpinofa , de 
Valladolid , con otros dos, o tres , que 
fe fueron á. Gonzalo Pigarro, i le die- 
ron avifo de lo que pafaba ; i mando á 
Efpinofa , que con treinta Soldados bol- 
viefe á Guanuco, i defpoblafe la Ciudad, 
i fe llevafe las Bellias de carga , i Caba- 
llos, i Vecinos, que queduon , i los In- 
dios de fcrvicio : á los Indios halló al- 
eados , i á machos de los Vecinos hui- 
dos i i con los que quedaron , bolvió á 
la Ciudad de los Reies , i Gonzalo Pi- 
caño fe lo agradeció mucho, i le higo 
lu Maeílrc-Saia , i le pareció que havia 
hecho gran hajaña, i adquirió gran pre- 
mio. 

CAT. VIII. 'T>e vna glorio fa. 
Vitoria , que tuvo Diego Cente- 
no en tí Cuzco ; / que Gonzalo 
Yi{^rro llama a Juan de Acof- 
ta , para embiarle d las 
provincias de 
arriba. 

Alido Francifco de 
Carvajal de las Pro- 
vincias de arriba , m>is 
parecía que faltaba la 
Guerra , que comén- 
tale la Paz , porque 
no ccfaban las fofpe- 
chas , los miedos , las opieíiones , ro- 
bos, i otras delVcnturas i i hallandofc 
en t.il eílido, en Uegmdo Antonio de 
Robles al Cuzco , que llevaba Provi- 
fian de Governador, fe trocaron las co- 
fas , bolvicndo á la Guerra ; porque por 
orden de Gont^aio Pigarro juntó cI di- 
nero, i Gente que pudo, i fe encaminó 




, L IB RO I II. yj- 

la buelta de la Ciudad de los Reics > i 
en llegando á Xaquixaguana, que es qua- 
tro Leguas del Cuzco , fupo , que ha- 
viendo citado Diego Centeno eicondi- DicgoCé 
do en la Cueva poco menos de vn Año ^^"° f^'e 
con Luis de Ribera , padeciendo gran- 'aCue 
des trabajos, con maraviliofa conllau- j^ r!*^"" 
cia, que ilultra mucho u los Hombres, quepud» 
fe refolvio de falir j i haviendo juntado Juncir íe 
haíla quarenta Soldados de los de la vá alCu^ 
Guerra palada, con otros algunos, que co. 
eran los pnncipales Alonfo Peicz de 
Efquivél , üicgo Alvarez , Dicfo Or- 
tiz de jarate. Negral , i el Padre Do- 
mingo Ruiz , con gran determinación 
fe eiicammó para el Cuzco (aunque al- 
gunos dicen) que ciertos Vecinos le 11.a- 
maron ; otros, que Hinojofa, con pro- 
mefa de aiudaile ( fea como fuere) que 
en fabiendo Antonio de Robles , c Hi- 
nojofa , que Diego Centeno iba al Cuz- 
co , bolvieion á la Ciudad j i fabiendo 
que Centeno llegaba cerca, fe pufieíou 
trecientos Hombres en Efquad.on ce, I,-» 
Piaga , i cmbiaron á reconocer á Cen- 
teno á Franciico de Aguirre, Hermano 
de Perucho de Aguirre , aquel u ouicn 
mató clMaefe de Campo Carvajal, en 
Guamanga j el qu,<l , llagado á Diego 
Centeno, fe quedo con éi , i le avi^ó ¿c "«'^'t inlr;) 
la forma del Elquadron de los del Cuz- 
co, i del litio que tenian ; con !a o ¡al 
relación , guiando Francifco de Aguirre, 
Diego Centeno determinó de no perder 
1.1 ocafion , i de entrar por laCaUc de l'oiiv 
Nuciera Señora de la Merced , de n.-che, 
Vifpeni de Corpus ChrilH j i apeandulí 
de los Caballos , acometió el lado de el 
Efquadron, tan furiofamente, ce n la de- 
terminación que llevaba de morir, ó ven- 
cer , que en poco tiempo deshigo á los 
Pigarios, mató ocho , \ queduon mu- 
chos heridos j i tita fue Viéloria mni 
glorióla para Diego Centeno , porque con Ccnte-no 
tan poca Gente ,1 mal armada, fue he- cnclCiiz 
cho animólo emprentier la entrada de '^°' 
vna Ciudad tal. Algunos dicen, que los 
de la parte de Hinojola , por fu mandado, 
no quificron pelear. Q¿iedo píelo Anto- 
nio de Robles , á quien otro dia higo 
cortar la cabcga , poique en la Ciudad 
luego fiiC Diego Centeno obedecido , i 
recibido por Caudillo : tomo cien mil 
Callcllanos,que hallo, de Goncnlo Pi- 
garro; i repartidos entre !n Gente, pa- 
ra que fearmafe, nombro por Ca¡jitanes 
de Infanteria á Pedro de los Rios , i á 
Juan de Vargas , Hermano de Garcüafo: 
de Gente de á Caballo , á Negral : Mae- 
fc de Cmi^'o, Luisds Ribera; : con qua- 

trc- 



lu; Luí.*. 
nis retu.' 
& tol'et 



Vi'ftoria 
de Dieüo 



íf47- 

DiegoCé 
tCHO hucl 
ve i la 
Villa d« 
la Plat.i 
con 400 
Soldados 



Gonqalo 
Plqano 
llama á 
Juan de 
Acorta >i 
le embia 
contra 
Centeno. 



Defig- 
nio» de 
Pífano, 
en cafo 
de delíia 
Cías. 



milimo 
citique crt 
duluí lió- 
nos mt- 
tuenhtrt- 

ribus prof 
fe'ií i» ■ 
fcrtn¡% Ó" 
Ínter /»</■ 
verja mt- 
¡ttr- Tac. 
Hiftor, 



\ 



5"<í Historia de las I 

ti ocientos Soldados , poco mas , ó me- 
nos , falió de la Ciudad , i fue por el Co- 
Uao arriba, la biiekn déla Villa de la Pla- 
ta, para forjarla , i procurar de traer al 
fervicio del Rei á Alonfo de Mendoza. 

Havia en cfte tiempo talido de Are- 
quipa Lucas Martin con i jo Hombres, 
para ir á la Ciudad dclosRciesá fervir á 
Gongalo Pigarroji á quatro Leguas de 
Arequipa le prendió fu Gente, i le lleva- 
ron a Diego Centeno , eligiendo por Ca- 
pitán á Gerónimo de Villegas > i havien- 
dole juntado con el , fe habluba de con- 
ciertos con Alonfo de Mendoza. 

Todocílo, con lo que hicieron Mer- 
cadillo , i Porccl , i con lo que fucedio 
cu San Miguel , llego a noticia de Gon- 
zalo Picarroj pero como Pedro de Pue- 
llcs tema la maior faerca en las Provin- 
cias dcabaxc), i confiabí , que no haría 
lo que los otros , dctciinino de embiar a 
llamai a Juan de Acolla , para cmbiarle 
a. las Provinciíis de arriba , contra Die- 
go Centeno , con propofito de ir en fu 
fcguimiento, poique tenia 900 Hombres, 
buena Gente, i entre ellos los mas prin- 
cipales Vecinos de la Tierra j porque juz- 
gaba , que allanando lo de arriba con las 
fuerzas de Pedro de Puclles , i las que el 
tenia , fe podria baltantemente oponer 
contra qualciquicia otras, que contra él 
fe juntafen ji qu.indo lo de arriba le fu- 
ceJiefe ílnieltramence , defdc alli tenia 
aparejo para metcrfc en el Reino de Chi- 
le , 6 en los Andes , ó en otras partes, 
para afegurarfe , que aunque cito no lo 
nianifellaba Gonzalo P¡^arro,afi fe en- 
tcndia en fu Campo. 

Con la buclca de Juan de Acolla, 
fe alboroto mucha Gente, i fe le huie- 
ron 106 Soldados, llevando por fu Capi- 
tán á. Gerónimo de Soria , Vecino de el 
Cuzco } i en eltaocafion corto la cabe- 
ra a Alonfo Mcxia , Yerno del Conde de 
la Gomera , i a otro Soldado , i llevó 
prefos a otros ( de quien fofpcchaba) á 
los Rcies j i llegando a la Ciudad, man- 
dó Gonc.ilo Pi^arro , por parlerías fla- 
cas , i de poco momento de Hombres vi- 
les, degollar á Antonio Altamirano , Re- 
gidor del Cuzco , i fu x\lferez General, 
porque le pareció , que andaba tibio en 
fu fervicio , i no por otra caufa : tanto 
era el miedo, i fofpcchas , que iá tenia> 
i repartió fus Bienes , i Encomiendas, i 
dio el Elhmdarte Real a D.Antonio de 
Ribera , que poco antes havía lle- 
gado de Guamanga, con treinta, 
o quarcnta Solda- 
dos. 




NDIAS O CCIDENTALESJ -^ r 

CAT. IX. ^íeGmfaloTi^arri 

determino defalir de la Ciudad de 

los Retes , con el Excrcito 

en Campaña. 

L Lie. Cepeda, que con- 
fidcraba la fuerza , que 
havia de tener el per- 
don general del Reí , i la 
revocación de las nuevas 
Leíes , con la Gente de 
la Tierra , pues en fuftancia era todo lo 
que dcfe:iba , i que por eíto , al mejor 
tiempo Gonzalo Pigan© havia: de fcr 
defamparado , parecióle , que fe podia 
prevenir elle daño , con que Gonzalo 
Pi^arro hiciefe jurar , í firmar á todos 
los Vecinos , que le feguirian , contra 
quien quiera que fuefe , i fe ofrcciefej 
i ficndo todos llamados , i juntos, el Li- 
cenciado Cepeda les dixo la caula de 
eñe llamamiento ; i fin hablar nada en 
el perdón , ni en las nuevas Lcies , ni en 
en el Afiento , que el Rci daba en fus 
peticiones , les reprcfcntó la obligación en 
que eftahan a Gonzalo Pitarra , por el def- 
aérimiento de la 'Tierra , i por el peligro^ 
en qnc por defenfa de fus hacitndaí , fe ha- 
via p.'ícjlo. Lis qaaks tenia» de mano de fu 
Hermano j i dixo : ^e baviendo jujiifica- 
ds t'^i^o la caufa cm el Rei , embiando 
P j' ■.radoYcs a informarle de los agravios 
; 4Í .dos .,1 de lo fucedido , i cjlado de las 
cojas , d ¡es quales havia detenido el Li' 
cenciado Pedro de la Gafca , / tomado ftt 
Armada al Señor Gonzalo Pifarro , que le 
havia cQJlado mucho teforo.,fin orden de tJ 
Reí ; pues fi la tuviera , ¡a huviera mof- 
trado , i emHado con Pedro Hernández Pd" 
niagiia ; i demás de cfio , entraba en fu fu- 
rijdiccion , haciendo Guerra , ; alborotando el 
Reino , derramando Cartas , i Efcriturasper^ 
judiciales a la común quietud. EJlaba deter- 
minado de rclijii; le la entrada en aquellos 
Reinos , ccn toda fu pufibilidad , / fuergasj 
tanto por lo que a el tocaba , como por lo que 
a todos convenia : confiderando , que fi el 
Lie. de la Gafc.i fe entremetiera luego en ío- 
íu.ar cuenta de todo lo fucedido en tantas Ba- 
tallas , Muertes , i jílbotatos pa fados , en 
iodos los quales , los que alli fe hallaban 
pre ¡entes , eran tan ínter efados ; por lo 
(jual., aunque hajla entonces fe havia tratado 
ele la defenja de las haciendas , ia fe trataba 
de la fcgurídad de las haciendas ., pcrjhias^i 
honras j i que el intento que fi Seúori.t 
bu-via ietújj jpúia '/iuiudarjes llafuar ^ era 

£aríi 



;ü 



Juramen- 
to que fe 
hace a 
CoHíjalo 
Picaño, 



Llanur 
miíto ge 
neral de 
todos los 
que efta* 
ban eii 
losRciesi 
í lo que 
Cepeda 
1«$ dicct 



^U?' 



Decada Vi 

¿ara f «í cada v>io luego le diefc fu pare- 
cer , prumetiendoles ( como Cataliero Hijo- 
dalgo) ifi necefario era y luego ¡o juraba , de 
tiu tocarles en Jus Perjonas , tti Haciendas^ 
fino uexarlos ir libremente adonde quiHefen^ 
i que el que le quificfe jeguir , hablaje claroy 
fot que je lu havia cíe prometer , i firmar de 
Jii nombre ; con apercibimiento , que cada vm 
miraje lo que protnetia , porque el que Je que- 
bran:aje Ju palabra , haviendojela dadoy 
qitando le "vieje tibio en Jos negocios , /jajla la 
conclujion de Ja Guerra , contra quien quiera 
que fue/e y Je ba:iafaber , quemui pocas fof- 
pechas bajiarian ^ para cortarle Ja Cabera. 
Dicho ello , hablo Gonzalo Pi^arro, 
confirmando, i añadiendo, que caüavno 
le di ele fu parecer. 

A la propolicion, que fe ha dicho, 
ninguno osó contradecir, i todos fe ohe- 
15^ ÍKral.q"to cieron de fcguirle , i hacer quanto les man- 
.fj,do> hacen dafe , con toda fu poílbihdad , palando 
i aGói|alo algunos mas adelante , prometiéndolo 



Ofreci- 
ipiéto ge- 



;, fin ofar 
contrade 
cirle. 



íet líber 
'vtnerit. 

'Pomp. 



con lifonjas , i defgarros , encareciendo 
la merced , que Gonzalo Pi^arro les ha- 
cia. Sacó luego el Licenciado Cepeda 
vn Papel, adonde fe contenia vn lólcm- 
}j^if<¡uis ne juramento á Dios , i á fus Santos 
dsmii ela- Evangelios , conforme á lo que fe prc- 
tdtirunni tcndiaj i cn haviendole leído, le firmoél 
•("Jf*"* primero, i todos le firmaron, i Gonzalo 

rrvHslII P'í^'J^o les '^io > P°'' el^° » ^^s gracias: 
' i luego fe trató , que Juan de Acoíta, 
por el camino de la Sierra , fuefe al 
Cuzco , con trecientos Soldados , lle- 
vando por Maefe de Campo á Pacz de 
Sotomaior : por Capitán de Caballos , á 
Mtrtin de Olmos : de Arcazueeros , á 
Diego Guillen : de Picas , á Martin de 
Almendras , i que Ucvafe el Ellandarte 
Real Martin de Alarcón : i con efta or- 
fuan de den , Juan de Acorta lalió en demanda 
acorta fa ¿jg Diego Centeno, de la Ciudad de los 
e coiiCjé j^ejgg ^ Je donde trató luego Goncalo 
■^l«co. P'S'»i'i"o de facar fu Gente , temiendo, 
que por eftár los Navios Reales , á 
quince leguas del Puerto de los Reies, 
le le huiría a ellos , fi Uegafcn , i por 
efto , en Yeguas , Muías , i Machos , fe 
procuraba , con mucha diligencia , de 
poner los Soldados á Caballo , i fe echa- 
ban Vandos , para que todos fe aperci- 
j biefen para falir , amenacando fiempre 

f[ de matar al que fe quedafe ; para lo qual, 

falidode la Ciudad, havia de dexará Car- 
vajal, con fus Arcabuceros. 

Con ellas cofas , andaban todos 
tan afombrados , que vnos fe efcondian 
en los Cañaverales , otros cn Cuevas, 
otros enterraban fus Haciendas , otros fe 
hacian malos : i determinado , que otro 
Dia faliefe Gonzalo Pi^airo , citando 



11 



n. Libro 1 1. ' "^ 'S7 

para ello apercibido , con mucha Gen- 
te , parecieron tres Velas cn el Puer- 
to , con que fe alborotó la Ciudad , i 
Pigarro llamó á Confulta , i fe acordó, 
que luego fe faliele vna Legua de alli, 
adonde le juntafen los Soldados , i otra 
de la Mar, porque nadie fe huiefej i que 
antes de tomar el camino determinado, 
fe fupiefc la intención de Lorenzo de 
Ald.nna , que iba en aquellos Navios , por- 
que podria fer, que por via de negocio, 
fe pudicfe tomar el Armada , pues otro 
remedio no havia , porque havian ( por 
confejo del Licenciado Cepeda) quema- 
do , i afondado los Navios, que tenian, 
de que el Maefe de Campo Carvajal 
mormuraba mucho, diciendo , que aun- 
que era afi , que eltuban defarmados aque- 
llos Navios , que él fe metiera en ellos, 
con quatrocicntos, ó' quinientos Arca- 
buceros , i ganara los que llevaba Loren- 
zo de Aldana. 




Hombres 



Gonzalo 
Pjcarro 
faca fu 
Gente de 
laCiudad 
de losRe- 
ies. 



Parecen 
los Na- 
vios de 
Aldana,. 
«fea de; 
Coilao. 



■? 



CAT. X. ^e Gonzalo Ti farro 

Jale con el Exercito , de la Ciudad 

de los Reies , i lo que le dixo el 

Captan Chrijioval de Teña , em- 

biado por Lorenzo de 

Aldana. 



AviENDOsE juntado en la 
Pla^a toda la Gente , ca- 
valgó Gonzalo Pi^arro, 
i falió con las Vandcras 
tendidas , llevando harta 
quinientos i cincuenta 
i defde el fitio , adonde 
acordaron de hacer alto , embió ocho 
de á Caballo, queeftuviefen efcondidos, 
para tomar la Gente , que faliefe de 
los Navios , ó las Cartas , i Provifio- 
nes , que fe echafen en el Real , i eftu- 

Mcdiodia, 



vieron , harta otro Dia , 



que Gonzalo Picaño mandó , que Juan crr.bia í. 
Fernandez , Alcalde de la Ciudad de los hablar á' 



Reies , fuefe al Armada , para que que- 
dafe en rehenes , i los del Armada em- 
biafen vn Caballero , que dixefe la ra- 
^on de la ida del Capitán Lorcngo de 
Aldana , i de los demás Capitanes : i 
como el Alcalde pareció folo en la Cof- 
ta , fe acercó con vn Batel el Capiran 
Juan Alonfo Palomino , i le llevó al 
Armada , defde donde pareció a Loren- 
zo de Aldana , de embiar al Capitán 
Chrirtoval iíc Peña , Hombre cuerdo , i 
" H da 



Jos del Ac 
mada> 



^S HlSTORIADELAS I 

de valor, suinquc le ruccJib mal la pa- 
•^'^^"f cificaciun de Veragua, que tile Año ha- 
nv,,, vía intentado , por orden del Almirante 
al Capitá ^°" l^'^g'-' t-oion. Llegado el Capitán 
Chriao - Peña, á Titrra , qiiifo Gonzalo Pigar- 
vaidePe- ro , que entrafe de Noche en lu Excrci- 



na 



to , i le llevaron á fu Tienda , con el 
qual eílaban todos fus Capitanes : lleva- 
ba el Capitán Peña ias Proviíioncs 5 i 
Poderes del Licenciado Pedro de la Gaf- 
ca , el Perdón general , la revocación de 
las Ordenanzas, i con buen femblante , i 
gracia , dixo , lo mucho ^que aquellos Rei- 
nos ganaban , en obedecer a lo que el Reí 
mandaba , i conforniarfe con fu 'voluntad, 
■"• aceptando las gracias ^ i mercedes Reales ^ i 
claramente dixo , que la voluntad del Rei 
no era , de que goiernafe Gunfalo Pifarro: 
Chrifto-- Y él le preguntó , que como podia afir- 
val Je Pe- mar , que el Rei no quería , que el gover- 
fia, habla n^fe ? Rcfpondió , .que aquello era ftndu- 
claro al 1 ^,^ ^ ^^^^^ ^^^ emlnaba con tan grandes Po- 
^^"°' deres al Licenciado Gafca , para tul efec- 
eo , fabiendo lo que pajaba en el Perit , i 
que pues , en tres años , el Rei no bavia pro- 
zrido otra cofa , no habiéndole , en todo ejle 
tiempo , • emhiado in pefo de Oro , de fu Real 
Hacienda , claro ejiaba , fer aquella fu Real 
Locura, I voluntad. Tomó luego la mano el Liccn- 



dclaciiio 
del Licen 
ciado Ce- 
peda,! de 
•tros. 



Píqarro 



ciado Cepeda , i dixo , que prometía, 
que havia de hacer quaitps a quantos 
iban en el Armada, i de caíligar al Li- 
cenciado Pedro de la Gafca ,porfuatre- 
yimienio , encareciendo mucho la gran 
traición , que havia hecho , en detener 
los Procuradores del Señor Gongato-Pi- 
^arro , i de aquellos Reinos , i también 
k del Capitán Lorenzo de Aldana, en 
ir contra fu Señoría , i otras femcjantcs lo- 
curas , i defatinos , en los qualcs , no fue fo- 
loel Licenciado Cepeda. 

Mandaron falir á todos los Capita- 
trata de ncs , i quedando folo el Capitán Peña con 
cohechar Gonzalo PicaiTo , defpues de muchas pla- 
aChiiíto ticas , que con el tuvo, le ofreció cien 
val dele- j^j| (J^j-j^qj ^ j] ¿^^ orden , como pu- 

diefe tomar el Galeón del Armada, que 
era , en el que confiítia tod.ila fuerga de 
Refpnef- ^''''- P^ña dixo ,havcrlere'pondido,qué 
ta de <^'l '10 era parte para aquello , ni tcndria 
Chrifto- animo paraemprchenderlo > i aquella No- 
val de Pí», che, durmió en la Tienda de Don Anto- 
na a 1 1 uio. de Ribera, i a la Mañana, fe bolvió el 
Alcalde Juan Fernandez , que ellaba en re- 
henes en el Armada , adonde le hicieron 
buentratamicnto,i llevó muchos trasla- 
dos del Perdón general , i de las demás 
Provifioncs Reales , porque temieron, 
que Gonzalo Picaño no debió de mof- 
trar las que le havian cmbiado , i fue 
aíi , que no las vieron , fino Cepe- 



NbiAS Occidentales. 

da , i el Macfe de Campo Carvajaí, 
porque del Licenciado Benito Suarcz,iá 
fe recataban mucho, i no andaba , fin pe- 
ligro de la vida. Y Goacalo Picavro 
quemó las Provifioncs , delante de algu- 
nas Pcrfonas , jurando <§€ calligar tan 
afperamente , á quien las havia embiado, 
como havia hecho a los que halta enton- 
ces le havian ofendido j i el Alcalde Juan 
Fernandez , dio Itcrttamente algunas Car- 
tas , délas que le dieron en el Armada ,á 
algunas Pcrfonas, i otras hi^o perdidn^as. 
Hafe dicho , que Gonzalo Picarro tuvo 
Confuirá con los Capitanes , fobre lo 
que les parecía de aquellas Provifioncs, i 
que refpondió el Macfe de Campo Car- 
vajal, con lus acüilumbradas gracias, i 
dichos donofos , que íe aprovtchafen de 
ellas, í que Cepeda le reprobó tila flaque- 
ra j pero io no hallo raltro , de que ello 
palale, como algunos lo cuentan : í def- 
pues de ello , cihivo dos Días Gonzalo 
Picarro en aquel Alojamiento , fin fuce- 
dcr cofa nueva. 

CAT. XI. ^íe Con falo Ti far- 
ro acordó de caminar la buelta de las 
Ciudades de arriba , i la Gente frin- 
ci^al , que le defamf>arb , i lo que 
hifo Juan de Acofia , i 
que le embib á lla- 
mar. 

¡JUSTANDO Gon^aloPi- 
^ano para caminar 
con lu Excrcito.por- 
qi:e mejor fe cxccu- 
tafe fu crueldad, cf- 
cogió el maior bár- 
baro , i bcllial Miníf- 
tro de ella , que fue 



»J47- 



na 



^arra. 



'Btre ftm' 
fer acci- 
dit, vt iVt 
cui exitii, 
aut ctadtc 
filiqHa in- 
flit , mhil 
I .i ti »nimi 
pr*f,ig¡at. 
Scot.78. 

Ann.i. 




Pedro Martin de Sicilia , el qual quifo, 
quequedafe por Alcalde de la Ciudad de 



Pedre 

Martín 
losRcies ,i le mando, que fi alguno fucfe dcSicilIa, 



del Real , fin licencia , á la Ciudad , ó fin 
ella fe qucdafe , que fin mas información, 
le ahorcafe. Y para executar ella orden 
Pedro Martinde Sicilia , echaba muchos 
Vandos, i traía configocl Verdugo, con 
muchos Cabclbos , i junto al Rollo , mató 
clmifmo vno á puñaladas , i todos iban á 
la Ciudad con licencia, icón el!a( fo co- 
lor de provecife de algunas colas ) fueron 
con fus Armas , i Caballos el Captm 
Vafeo de Guevara , Nicolás de Ribe- 
ra, Hernán Bravo, Francifco de Ampuc- 
ro, Diego Tenorio, Alonfo Ramírez de 
Sofa,Vt'lafco de BafíiO- Nuevo , Martin 

de 



Hombre 
cruel.quc 
da por Pí- 
fano ea 
los Relés. 



1547. 

Los í\ Ce 
hiiic ael'i 
cano- 

El Capitá 
jiun de 
la Ton* 
lale tras 
los hui- 
dos, i pré 
de áHer- 
nan Bra- 
vo, 



jdfortri 
fuoq SilU • 
ti Toruna 
nm prifc^ 
'AHÍtima - 
tU virgi- 
uto txpt' 
tre. Tac. 

Dos cafos 
n f¡ fola- 
nétc vsó 
nifcricor 
lia Gon- 
laloPi^ir 
a. 

/afeo de 
liievara, 
Nicolás 
leR ibera 
nemigos 
. , ¡cPicar- 

riii 

f ' Diego 
7 ^^aldoua 
'''t ofehuie 
™'' cNochc 

•^^ eligro 
e.i hogar 
;,f« (slva 
I) losNa 
ios del 
Leí. 



DECXtJA VI 

¿e Menefcs , Diego de Efcobar , i otros, 
i en laliendo de la Ciudad, á mas andar, 
tomaron el camino de Truxiilo, i fien- 
do viltos por las Centinelas, dieron avi- 
lo, i Goncaio Pi^arro echo tr^s ellos al 
Capitán Juan de la Torre , con algunos 
Arcabuceros , i havicndolos ieguido ocho 
Leguas, alcanzo á Vafeo de Guevara , i 
á- Francilco de Ampuero , que á media 
Noche, Te havian quedado , para recoger 
la Gente , que quedaba , i dando de mano 
á las Armas, le detuvieron , con amena-' 
gas , i acometimientos, que por fer de 
Noche , fe pudieron alargar , i cfcapar 
de el } i pareciendole , que aquella era 
toda Gente de calidad, con lo qual no po- 
día ganar nada, determinó de bolverfe, 
i topo con Hernán Bravo , Cunado de Ni- 
colás de Ribera, i le llevó á Goncaio Pi- 
garro , i eílando confefandole , para dar- 
le Garrote, llegó Doña Inés Bravo, fu 
Hermana , Muger noble, difcreta , i de 
Santas collumbres, i tales rabones le di- 
xo á Gonzalo Pigarro, que afi por ellas, 
como por fer de las mas Principales de 
la Tierra , por honra fuia , le concedió 
la vida , i ella fe le llevó á la Ciudad. 
Elte cafo , i el de" Diego Pantoja , que 
también fue prefo , huiendofe , fueron fo- 
los , i álosquales perdonó Gongalo Pi- 
^arro , i no fe vieron perdonados otros, 
quepecafen contra efte Tirano j el pri- 
mero , fe atribuio á la bondad de Doña 
Inés Bravo i i el fegundo , ala virtud de 
Diego Pantoja , porque era mui bien 
quilío , i fue maravilla hallar mifericor- 
dia , en tanta fiereza , é inhumanidad. La 
fuga de eftos Cavalleros , alteró mucho 
los ánimos de la Gente del Real , porque 
fuera de Vafeo de Guevara, i Nicolás de 
Ribera , de quien fiempre fe conoció, 
que aborrecían á. Pigarro, nunca fe cre- 
io , que los otros le defamparáran, i afi 
andaba furiofo, idclabhdo ,i ordenó ,quc 
nadie fucle á la Ciudad , i que fi Lis Guar- 
das topafcn alguno , le alanceafen. 

La mifma Noche, que pasó lo fobre- 
dicho, avisó el Capitán ¡Vlartin de Ro- 
bles k Diego Maldonado , el Rico , fu gran 
Amigo , que Goncaio Pigarro le queria 
mandar matar , i como él andaba fofpe- 
chofo ,derde la muerte de Altamirano,fu 
Amigo , 1 porque muchas veces Pigarro 
le tuvo para mitar, creio lo que Martin 
de Robles le embio a decir, i luego, fin 
mandar enfiüar C.iballo( aunque tenia al- 
gunos buenos )i fin hablar palabra á na- 
die , fe faliode la Tienda encubiertamen- 
te, con Capa, i Efpada , i anduvo á pie 
toda la Noche, haita llegar a vaos Caña.;; 



II. Libro IÍ. -^ ' yp 

vcralcs, junto á la Mar, tres Leguas del 
Armrda , adonde fccfcondió, i temien- 
do de fer hallado , Caballero en vn haz 
de Paja , con vn Indio , que halló por 
guia , fe fue á. los Navios , llegando el 
hazdcfatado, i apunto de ahogarle. Lue- 
go, por la Mañana, el Capitán Martin de 
Robles, fue á la Tienda de Diego Mal- 
donado , i como no le halló , lo dixo á 
Gongalo Pigarro, i le aconfejó, quele- 
vantafede alli elExercito , porque no fe 
le fuefen codos , i que no diefe licencia 
a nadie, para ir a la Ciudad , i él la pi- 
dió, para algunos de fu Compañía, que 
tenian nccefidad de comprar algunas co- 
fas j pero que él queria ir con ellos, para 
que no fe huiel'en , i que decamino, que- 
ria mirar el Monallerio de Santo Domin- 
go , adonde fe decía , que citaba Diego 
Maldonado , i llevarle , porque con fu 
publico caíligo, todos efcarmcntarian, í 
no fe huirían. Todo ello pareció bien a, 
Gongalo Pigarro , i le dio licencia , pa- 
ra ir u la Ciudad ; i tomando Martin de 
Robles dos buenos Caballos de Diego 
Maldonado , llevó configo á los que le 
pareció , de fu Compañía , i en llegando 
a la Ciudad de los Reies , tomó el cami- 
no de Truxillo, diciendo ,á los que iban 
con él , que arrepentido de andar en de- 
fcrvicio del Reí , iba á procurar perdón de 
fus culpas, i quele figuiefen, porque en 
aquello acertarían para con Dios , i con el 
Mundo. 

C^y. XII. ^te Gabriel de 

Roxas , i fus Sobrinos Benito 
Suarez, de Carvajal , i otros Ca- 
balleros , i Soldados , defampara' 
ron á Gonzalo Ti^arH , i Id 
coitfufion en que Je 
vio, 

'A Sobredicha novedad de 
Martin de Robles , cau- 
só maior aibororo en el 
Campo de Pigarro , i fue 
tal , que rodos penfaron, 
que no havia de quedar 
nadie, oque havian de matará Gongalo 
Pigarro , ef qual luego mando marchar, 
pareciendole , que aquel Alojamiento era 
infelíce para él, pero la miíma Noche fe 
huió Lope Martin , Vecino del Cuzco: 
i haviendo hecho alto , a dos Leguas, 
mandó, que el Licenciado Benito Suarez 
de Carvajal eftuviefe de Guarda aque- 

Hi Ha 



Martin 
deRobles 
engaña á 
GoiKjalo 
Pi<jai ro, i 
ledeiam- 
para. 




étO^ H 1 S T O R fX' D E L Ais 1 

Ha Noche, diciendo, que (i el Exercito 

. j „ _ le apanubii doce Leguas de la Cuidad de 
níto de ^^^ Reies , no le. le huiría nadiej i ellan- 
Carvjjal, do de Guarda cite Licenciado, fe huió 
con biic aquella inifina Noche , con Marcos de 
na com Retamoio, fu Alférez , Pedro Juárez de 
jíañia.de- ECcobcdo, Francifco de Mnanda , Her- 
xa avilar ,.^jj¡-,q ¿^ Vareas , i otros muchos. Y 
lo . *~^ 

porque havia Gonzalo Pigarro dado li- 
cencia :i Don Antonio de Ribera, Alfé- 
rez Real, i a otros Vecinos de los Re- 
ies , para que fe quedafen : coníidcrando, 
que le convenia prendar Perlonas , de 
nombre , i fama , para que dicten repu- 
tación , 1 autoridad a fus cofas , dio el 
, , Ellandartc Real á Gabriel de Roxas, 
•unhjZfita V^^^ ^'^^ Capitán andaba forjado ; co- 
te aliqua iK)ciendo el intento del Tirano, no qui- 
militum, £o empeñarle mas con él , i determinó 
<^ ¡ociorü de ponerle á todo peligro , por ialir de 
*%««■ fe- oprefion > i juzgando, que fe le ofrecía 
¿reganttir [5^,£,•^.^ coiuntura, viendo defamparado el 
-veref.tej Qym.[^gi adüiidc Citaba de Guarda Beni- 
■abrumPun ^^ ouarez dc Carvaial, la milma Noche 
turcorfiri fc fulió , fin fcrfentido, i con él fus So- 
-vfilidiarü brinos Gómez de Roxas , Gabriel Ber- 
«rí«í. Se. mudez, el Capitán Caceres , i otros Ca- 
vallcros , i Soldados. A la Mañana , quan- 
Goníjalo ¿q Gongalo Pi^^arro lo fupo , no fe ma- 
PKjario lavillo tanto de Gabriel dc Roxas í aun- 
cho que S"^ *^ P^^""* ^^ p^i'der a Cavallero de taa 
le dexafe g''^'^ autoridad ) como fintió mucho cl 
Benito calo del Licenciado Benito Suarcz , i 
Suaiezde conoció fu perdición , i difcurria , juz- 
.Carvajal. gando , que havia fido la caula , dc ha- 
verfc huido , cl havcrle quitado la Jor- 
nada ', que fe dio á Juan de Acorta : otras 
veces pcnlaba , que fi le huviera cafado 
con fu Sobrina, como lo havia concer- 
tado , que no le dcfamparara , i daba la 
culpa de ello al Licenciado Cepeda, i al 
Maele de Campo Carvajal : i con colera, 
los decia , que havian de fer cauta de lu 
deftruicinn. Conlblabanle, diciendo , que 
fe engañaba , porque íi le dieran la Gen- 
te ,que llevó Acolta , de la mitma mane- 
n le fuera , i con menor peligro, i ma- 
ior daño del Exercito , pues fe llevara 
vn gran miembro de él , en que decian 
verdad j porque defde la muerte deBlaf- 
co Nuñcz , fiempre pensó el Licenciado 
Carvajal dcfamparara Pi^arro,i pafarfe al 
Rei , lino que nunca ie le ofreció coiun- 
tura. 

Tanto entrilteció la falta de los di- 
Trífteíja chos Cavalleros , á los del Campo , que 
'dclosSol i^Q fe otaban mirar vnos a otros, i con- 
dados dc f,jcraban , que pues fe havia ido al Rei 
rorlaCc ^' Licenciado Carvajal, que havia muer- 
te , ijuc fe to al Viforrei , i havia metiüc ratitas pren- 
ibaí 



Nt)TAS OcCIbENTALES. Íf4<5. 

das , con Pi^arro , contra el fcrvicio 
Real , i dcxaba en el Exercito el valor 
de mas de quince mil ducados , que el 
Perdón, que fe decia, que generalmente 
fe ofrecía , debia de Icr cierto. Otro 
Dia , caminando el Exercito , fe falieron, 
a vilta dc Pigarro , dos Soldados, llama- 
dos Juan López , i Francilco Guillada, 
confiados en tus buenos Caballos, dicien- 
do , qut todes fuefen a fervir al Rei , i no 
le permitió, que los figuiclen, porque no 
fe fuefe la Gente con ellos. ElDia. fi- „, 

guíente , caminando por los Llanos, la 'j,*a!*' 
P , . . • . ^ ? caaa Uia 

buelta de Arequipa , le fueron muchos (^ y¿ ¿^j 

Arcabuceros , i alguna Gente de á Ca- Exercito 
bailo, i cada Dia le le difminuia,i con deP¡<,-ar- . 
todo cío mollraba buen animo , i dill- ro. i 

mulaba , i encubría fu dolor , diciendo, i 

que los que quedaban, eran dc mas prohada. spemvuU 
virtud , i fee , i que con ellus havia de Con- * '*!'""* "' 
qui[lar ,de nuevo, el Perú. Algunos fueron ""*"" "' 
prefos , i de Noche los ahorcaban, de ¿gi^y^^^ 'J 
prcllo, fin darles lugar á Confelar , i á VifiJ. 1 
otros daban de ellocadas , i laucadas ; i 
de elta manera fe iba caminando, fin que Comojiif , 
le quedafen trecientos Hombres,] le re- tiadfaani 
celaba fiempre, que no le tocafen algu- J?* ^^^ 
na al Arma falla , que fuefe ocafion , de ,**' ' 1 '* 
que fe le huiefe la Gente: i defde aquicm- q^^^ ¿g 
bio al Comendador de la Merced , dc p¡carro. 
Ti'uxillo , mui Confidente fuio , i á vn 
Criado , con Defpachos , para cl Capitán 
Juan de Acofta. En elle Viage,niLedie- 
ron á Goncalo Pi^airo colas notables, 
antes de llegar al afiento de la Nafca, 
que fon lélenta Leguas dc la Ciudad de 
los Reies , porque huvo nuevos defafo- 
ficgos , ahorcando Pcrfonas , ruidos , i 
difguílos, entre fus Capitanes, i diferen- 
cias de pareceres con Gonzalo Pi garro, 
en lo qual tuviera mucho que decir, fi 
io no tuviera determinado depafar,por 
cfta Hiíloria del Perü , ligeramente , del- AutoN 
pues que el Prefidentc rcduxo el Arma- po^^ f*" 
da al fervicio del Rei j porque muchos la cnveeíti 
t ,- • ^ 1 ■ j ^ Hiitoria 

han elcrito puntualmente , i aun dexara r . 

de efcrivirla , fino fuera , por et'cufar de ir- nientc. 
laabufcar, en otra parte, á los que aquí 
leieren las generalidades dc las In- 
dias. 

Poco defpues de fiílido Gongalo 
Picaño de fu primero Alojamiento, 
i huida la Gente, que fe ha dicho, al 
Licenciado de la Galea , iendo á gua- 
recerle á Truxillo Don Antonio de Ri- 
bera , por cancelar los delitos palados, 
cl Alcalde Martin Pigarro , Antonio i 

de León , i otros algunos , que que- ¡ 

daron en los Reies , tacaron dc repen- 
te cl Pendón dc la Ciudad , i le levan- ; 

ta- 



IS4^' 

En l.iCIíu 
dad de lo» 
Reies.fa- 
caii elPé- 
donReal, 
i toman 
la voz del 
Reí. 



¡Lorenzo 
de Alda- 
ni manda 
haceiPro 
vilioiies 
de Guer 
ra en loi 
Keies. 

Lorenqo 
de Alda. 
na embía 
Jos Perdo 
oes á los 
Charcas. 

Trincipes 
mortales 
'Ktmfub. 
eterna $f- 
fe fHtant- 
Tac. 



Temor de 
Gonijalo 
Pi^arro. 
deque fu 
Gente le 
ha de de- 
famparar 



í r DeC A D A V I 

taron por el Rei , pregonnndo las Pro- 
vilioncs Reales , que á cite punto havia 
embiado Lorenzo de Aldana al Regi- 
miento , 1 con efta voz acudió mucha 
Gente á la Mar , que con la que que- 
do efcondida , i con liciencia , i con la 
que bolvio huida del Exeicito,era buen 
numero, adonde eftabaen Tierra el Ca- 
pitán Juan Alonib Palomino , con cin- 
cuenta Soldados, con los Bateles apun- 
to , para recoger álos que acudían, hu- 
iendo á la Mar : porque fíemprc le te- 
mía, que Gonzalo Pi^arro havia de re- 
bolver } i para que no tomafe a nadie 
en del'euido , havia Lorengo de Aldana 
embíado , en ícguunicnto de Pigarro, 
doce Soldados , i ordenó al Capitán 
Alonfo de Caceres, que fue vno de los 
que huieron con Gabriel de Roxas, que 
rccogiel'e toda la Gente , que acudicie 
de fuera: mandó hacer Pólvora , Picas, 
i otras Armas : embió al Capitán YUa- 
nes,en vna Fr.ig.ita , p.ua que llévale a 
la Coila de Arequipa vn Fraile , con 
Defpachos del Preíidente , p.ua Diego 
Centeno , para Alonfo de Mendoza , i 
para el Sargento Maior Silveira , en los 
Charcas} i ellos milmos Defpachos em- 
bió por Tierra , é Indios , que echafen 
Cartas en el Exercíto de Juan de Acolla, 
i que todos los que fe havian buido de 
Pigarro , cntralen en la Ciudad , i la 
guaidafen : i todo fucedió felicemente, 
como lo defe.Tba Lorenzo de Aldana, i 
defde entonces fe iba conociendo , que 
prcllo havia de caer el imperio de Gon- 
zalo Pi^arro. 



CAT. XIII. T>el alboroto , que 

huvo en la Ciudad de los Reies , con 

la nueva de la buelta de Ti farro, 

i que llama á Juan de Acofta, 

que vaia á juntarfe 

con él. 

Odavia , no obftante lo 
proveído por Lorenzo de 
Aldana , fe ellaba en la 
Mar , adonde tenia con- 
figo los Soldados , que 
havia llevado de Panamái 
i porque tuvo noticia, que fe em biaban 
avifos a Gonzalo Pi^'arro,delo que pa- 
faba en la Ciudad de los Reies , prove- 
ió, como fe impidiefe : i haviendo llega- 
do nueva , que bolvia , poco defpues fe 
entendió , que fue invención de él mif- 




ir. Libro II. - - - :* 6i 

mo , pnia divertir , que no le figiiicfen,^ 
porque ttmia , que en íabiendo íl: Gen- 
te , que era fcguida , le havia de dcxar 
folo. Ella nueva , de la buelta de Pi^ar- 
ro , altero mucho á la Ciudad de los 
Reic-s, porque aun no havia en ella or- 
den de renitencia , por lo qual todos fe 
retiraban á la Mar , á la protección del 
Armada , aunque algunos fe fueron á ef- 
conder, en díveifas pirtes, pira lalvarfe, 
como mejor podían j i palada preíto ef- 
ta turbación , llegó avifo , que Gonzalo 
Pigarro caminaba aprieia, con gran mie- 
do de fu mifma Gente , entre la qual, 
llevaba mucha guarda de fus mas fieles 
Amigos : i para evitar la fuga de la Gen- 
te , i que no llevaba mas del Ellandartc 
del Licenciado Cepeda , porque delde la 
Noche , que fe fue Gabriel de Roxas, 
i le dexó el Eilandaite Real , mando, 
que no fe llevafen mas Armas Reaks, i 
all iba ficmpre caminando , matando al- 
gunos , de quien tenia ibfpcchas,. ivhin- 
do grandes crueldades él , i fus Capita- 
nes. Tuvofc también aviio , que Gon- 
zalo Pi carro havia mandado al Clérigo, 
fu Confidente , llamado Diego Martm, 
que con quince Acemiilas, cargadas de 
Oro , atravefafe por los defpcblados , i 
lo entérrale, porque fus Soldados no le 
matafen, por tomarfelo. Pareció, á nue- 
ve de Septiembre , que el Capitán Lo- 
renzo de Aldana falieíé áTieria, con to- 
dos los Capitanes , í Gente de Guerra, 
i de la Ciudad fe le higo gran recibi- 
miento , i el Armada quedó a cargo del 
Alcalde Juan Fernandez , al qual fe en- 
tregó, con la folcmnidad, que fe reque- 
ría : : de ella manera bolvio, con gran- 
difimogullo,i Ungular contento, la Ciu- 
dad de los Reies, a la Real obediencia, 
moftrandofe , con repicar las Campanas, 
dando gracias á Dios , i con otras muchas 
dcmonlbaciones. 

Los Defp.nchos , que llevó a Juan de 
Acoll:a,el Padre Comendador de la Mer- 
ced, de Truxillo, contenían Ordenes de 
Goncalo Picarro , para que dexando el 
camino , que llevaba , fuefe á juntarfe 
con él , procurando todo lo pofible , que 
fu Gente no fupiefe lo que paiaba , acerca 
de los muchos, que le havian delampara- 
do. Juan de Acorta, para encubrir nTtjor 
lo que fe comentaba a murmurar , higo 
publicar nuevas favorables á Goncalo 
Picaño, como haverfc ganado por éi los 
Naviosdel Armada. Y aunque ella , i las 
demás nuevas , fueron feínbradas con ar- 
tificio , ídifimulacíon ,el Maefe de Cam- 
po Pacz de Sotoraaior,i el Capitán Mai tin 

de 



Trrbacíó 
enlaCiu- 
dad de 
los Reies, 
por la 
nueva de 
la buelta 
de Picar- 
lo. 



Gonzalo 
Pi^airo 
rnáda cf- 
cc líder fvi 
te foro, 
porq tlí> 
le niate^ 
por ello. 
Imperin 
arrióla, á' 
nimias »- 
fes multlK 
tnolefiias . 
halfere, . 
Plut. , 

Loreiigo 
de Alda- 
na entra 
eii laLiu- 
dadde los 
Reies , i 
bnelvo í 
Ja cbedlc 
cía del 
Rei. 

Orden <(e 
Goncal© 
Picarro a 
Juan de 
Acoña. 



6X HlSTORÍA DE LAS I 

de Olmos, parte por conjeturas, i parte 
Paez de ^^^ avifos de Indios, alcuncaron a iabcr 
Sotom ^^ verd.id de lo que pafaba , i también lo 
jor,i Mai- , /- 1 n I 

tíndcOl- 1"J^ liavia elcnto (jongalo ri^arro, i el 

moi.tratá l^adre de la Merced havia concertado 
de m.it-ir con Juan de Acofta , que fe dixefe , i 
ajilan de publícate : i cada vno , por fu parte, 
Acofta. determinó de matarle, i por algunas Cé- 
ñales , conoció el vno , en el otro , cfte 
,, penlamicnto , i con gran confianca , fe 

defcubrieron, i concertaron, con mucha 
Gente honrada, de ponerlo por obra; i 
queriendo efectuarlo , Paez de Sotoma- 
ior tuyo avifo , que Juan de Acolta l'e 
hallaba en fu toldo , con fus Capitanes 
Diego Guillen , i Martin de Almendras, 
i teniendo cito por novedad , temió, 
que haviendo fido el negocio comunica- 
do con tantos , era deicubierto : i di- 
cicndole , que aümilmo JuandeAcoña, 
havia juntado muchos Arcabuceros, te- 
miéndole de lo que podía iuceder, aviso 
á todos los que pudo, a mucha pnefa, i 
los hi^o poner á Caballo , i publica- 
mente falieron del Quartel , halta trein- 
ta i cinco , caminando a mucha priefa, 
la buclta de Guamanga, i eran los prin- 
IIMaefc cipalcs elle Paez de botomaior , Martin 
P «""de '^^ ^^™°* ' ^^ Alférez General Martin 
Sotmna- ^^ Alarcon , Fernando de Alvarado, 
Sor, con Alonfo Rangcl , Antoniode Avila ,Gar- 
hafta tre cia Gutiérrez de Efcovedo , Sotelo , Mar- 
Sntaicin- tin Monge , todos Perlonas honradas , i 
«o de a los mas principales , que iban con Juan 
Cavallo. ¿g Acült.i , i brevemente llegaron a la 
-r^^^ de C'"dad de los Reies. Quandofe falierou 
Acorta. ^^^ QLiartel , mando Juan deAcoita to- 
car al Arma, i cmbio tras ellos muchos 
Arcabuceros, de á Caballo , i no los pu- 
dicndo alcancar , fe bolvieron. Higo ius 
Informaciones, i ahorco a algunos, que 
labia , que entcndian el negocio , i ü 
llega al otros, que eran foipcchofos, i afi llego 
Cuzco. i ;\ la Ciudad del Cuzco, adonde quitólas 
pone wn- Y.„;i<; ^ ^^^^^ f,i nombre del Rei , tenia 
, , luieltns el Capitán Diego Centeno , i 
dcxvi en ella por Alcalde a Juan Váz- 
quez de Tapia , i paso mui de priefa á 
juntarfc con Gonzalo Picaño, como fe 
lo havia mandado , aunque en el cami- 
no le le huieron otros treinta Soldados, 
que tamDÍen fueron á aportar á la Ciu- 
dad de losReies. Salido Juan de Acorta 
drasicoii del Cuzco, a doce Leguas, fe le huió el 
veinte ! Capitán Martin de Almendras, con vein- 
ocho Sol- ^Q [ ocho Soldados, de los mejores, que 

. , ' - Gente , que alli havia quedado , que fe 
luán de JU'i'-O con el, quito las Varas a los que 
/Vcofta. lastcniaUji las bolvio k los que eftaban 



tiinn de 
Acofta 



del Reí. 



Capitán 
^lartia 
dcAlmen 



NDiAS Occidentales, i $4-7 

por el Rei , i cmbió prcfo,a los Rcics, a 
vno de ios Alcaldes de Juan de Acorta , i 
el fe fue á la Ciudad de los Reies , porque 
no le pareció de juntarle con Centeno, 
refpe£to de las pailones pafadas , i de la 
muerte de Francii'co de Almendras , fu 
Tío. Juan de Acorta, vilto que la Gente 
fe le iba tan á menudo, proveió de cami- 
nar , á mucha priefa , con mucha guar- 
da , porque no le matafen , i con todo 
elo , lele fue mas Gente ; de manera, que 
llego á la Ciudad de Arequipa , con me- t . 

nosdedocientos Soldados , i halló á Gon- Acoftalla 
galo Pigarro con otros docientos i ochen- gaá Ate- 
ta , ha\ lendo tenido cerca de rail en la »jiiipa , i 
Ciudad de losReies,fm otros mil i qui- fe junta 
nientos , que tenia por el Reino , con ^" ^*^**- 
Vanderas , i Capitanes : i llegado Juan '*** 
de Acorta . fe trataba de lo que harían, 
porque para hacer rortro á fus enemigos; 
tenia poca Gente, i para huir, era mu- 
cha la que tenia. 

C^T. XIV. G^eTiiego Cen^ 

teño va la buelta de la trilla Áe 

la Tlata , / fe confedera con Alonfo 

de Mendoza , i con qué con- 

dícmies. 



Olviendo al Capitán Die- 
go Centeno, quedeípucs 
de lafamofa V ictoria,que 
tuvo en el Cuzco, con- 
tentando á la Gente , íc 
falió de la Ciudad , la 
buelta de la Villa de la Plata j i haviendo- 
fele juntado algunos Soldados de Arequi- 
pa, íalio á él Diego Pacheco , i fe le jun- 
tó con quarenta Soldados mas, i de todas 
partes le acudían otros ; i hallandofe en 
efte termino , defpucs de haver recibido 
los DefpachosdclPrelidcnte , fupo/í?/á- 
lida de Gonzalo Pifarro, ele ¡a dudad de ¡os 
Reies , / que Juan de jicüfia iba al Cuzco: 
embio a! Mstejlre-Efaiela Den Pedro Gonzá- 
lez de f arate , i a Luis Garda de Samames- 
a la l'^illa de la Plata , para que dtefen wvi/o 
a Alonfo de Alendóla , de todo lo quepa/aba^ 
i le dixcfen el ^ran feri-icio , que al Rei ba- 
ria , en dcclararfe por él , pues todos les Ca- 
balleros ■, i Perfonas principales .y que andaban 
con Gonzalo P i carro , le havian dexado, i'ijlo 
que ¡a voluntad del Rei tra , que no gover- 
nafe , traicndclc ¿ la memoria la^ grandes 
tirantas , crueldades , / robos , cjhc ha- 
via hecho , i [obre todo , la demanda tan 
fea , que írali , en haver fe declarado con- 
tra fu Aíagcfiad , /« obedecer afta Reales 

Pro- 




Centeno 
va reco- 
giendo 
Gente . q 
le acude. 



Embaja- 
da, q Die- 
goCente- 
no cmbia 
á Alonfo 
deMcudo 
ca. 



r5'47* I>ECADA VII 

Pm'ijlones , ni querer admitir a los qv.e 
en Jii nombre ) il>an a governar , i que 
nñrafc , que lo de bajía entonces , havia 
jido (on alguna color , i que lo de adclan* 
te ) por ninguna 'via , ni color , lo podía 
defender. 2 también le embib a dear ^ que 
fe acordafe. , que era Caballero , / la itt' 
famia , que fe le havia de feguir , en 
fíiantener tan mala cmprefa , i que no 
hai'ia para que penfar en las pafones fa- 
fadas , del tiempo , que Jlonlo de Toro^ 
i Francifco de Carvajal , havian hecho la 
Guerra , porque H las tenia olvidadas , pues 
todos los rencores fe buvian de dexar , por 
hacer, tal férvido al Rei. Y aunque las 



I. Libro ILtotziH 



^y 



fobredichas 



otras facones , djxeron 



los Menlajeros á Alonfu de Mendoza, 
' i él citaba determinado de acudir al Rei, 
no le havia refueko , íi iria á los Re- 
ies , ó Te juntaria con Centeno , por 
las diferencias paladas j pero en oienJo 
las ragoncs , que fe le dixeron , luego 
levanto VanJera por el Rei , i con- 
certaron j que cada vno fuefe Capitán 
de íu Gente , i que á ninguno de fus 
Soldados , fe pidiefe cuenta del Oro, 
Plata , Armas , i Caballos , que tenian, 
ni de otra cola alguna, porque haviendolo 
ganado bien , ó muí en la Guerra , lo 
querían retener j i con elle acuerdo , falió 
de la Villa de la Plata , i fe fue a Centeno, 
i fe recibieron, con gran alegría, i con- 
tento y ofrecicndofe, el vno al otro, el 
Diego amiftad , fin frnude , i fin malicia, como 
jCenctno, hiía de la virtud. Y haviendo difcur- 
i Alonfo rido , i platicado fobre lo que havian de 

deMendo h^^er , confiderando , que las cofas de^ 
Ca,van en 1 ,-^ ■ • j- r 

\ j la Guerra eran vanas , i quan xjiverlo 
demanda - j i ' , tt 

deGonca "" acontecía tener , de lo que losHom- 

loPi^arro brcs fe prometían , acordaron , por cn- 
¡ tonces , que pues fe hallaban con roas 

T3uxcogí- de mil Hombres de Guerra, mcdiana- 
t*re dehtt mentc armados , fucfen por el Collao, 
belliexttu gri demanda de Gonzalo Pigarro , i á 
rfetncer jqj^^^ cierto pafo , para que no fe les pu- 
tidíHftare '^'c'^huir , porque pafando adeJante , te- 
rnm muta ^"'3" la falta de comida. Y aqui fe dexa- 
ri»»j, «í| rá á Centeno, .i á Alonfo de Mendoza, . 
ftnverfio-^ i a Goiigalo Pi^arro, en Arequipa, 
ni exfofi. j fg bolveiá á trat?ir d»' 

t«w..Scot. Préndente 

lOOO. 

Hift.5. 



I 





CAT. XV. '^te el Trefiden- 

te fale de 'Panamá , para ir. al 

Irerü , i lo que contiene la ref- 

puefia , que Gonzalo 'Ti^ar- 

ro le embib. 

Iendo partidos los 
quatro N.ivios, que 
llevo Lorenzo de 
Aldana al Perú , el 
Prtli dente, mu i de 
veras , felicitaba lu 
■ pai tida con el Arma- 
da, que le quedaba ji 
haviendo vfado en ello de fuma diligen-- 
cía , defpues de haver avilado al Rei, de 
quanto, halla entonces, fe havia hecho 
en fu fer vicio , i de la elperancu , qi.e 
fe llevaba, de continuarlo coa lelicidad, 
fallo de Panamá, por el Mes de Abril, 
con toda el Armada, que era de veinte i 
dos Navios, dcxando orden de la parte, 
i lugar, adonde havia de acudir In Gen- 
te, que Uevafe, para ir en fu feguimien- 
to } i comentándole á navcg.ir , como 
aun la Gente de Mar no era tan dieílra, 
en aquella navegación de la Mar delSíir, 
como lo es aora, contra. lo que fe havia 
determinado , fueron á dar entre el P..io 
de San Juan, i el Puerto de la Buenaven- 
tura : i porque todos defde alli ttnian 
por impofible la Navegación para el Pe- 
rú, dccian, que fe debi.ibolver a Tierra- 
Firme. El Prtfidentc porfiaba , que no 
havia de bolver atrás, por el perjuicio, 
que al bien de la Jornada refultaba , de la 
dilación, fino que quando mas no pudie- 
fe,queria falirá Tierra , en el Puerto de 
1» Buenaventura. En ellaperplcxidad ,fe 
levanto vn viento Norte, tan frefco , que 
los pufo en mucho trabajo, con vna terri- 
ble Borrafca , con mucha Mar , i Aguace- 
ros , con los quales trabajofamente pu- 
dieron dar fondo en la Isla Gorgona , falvo 
el Navio de Don Pedro Luis de Cabrera, 
que dio en la Buenaventura , i con la Gen- 
te, pnfando intolerables tr;!bajos , fue á fa-» 
lir áCali , i Popaián , i al cabo fe' fue a 
juntar, muchos mcfcs defpues, con el Pre-» 
fidente,en Jauxa. Vifta la dificultad de 
aquella Navegación, el Prefidcnte , con 
íl General Pedro de Hinojofa, i cincuenta 
Arcabuceros, fe entró en la Galera, que 
fe havia hecho en las Islas de las Perlas , i 
remando, con gran trabajo, por c.iufa de 
las corrientes , llego á la Isla del Gallo, 
adonde halló á Pedro Hernández Panla- 
gua, 



El Prefi- 
dcnte Po- 
dro déla 
Oafca la- 
le de Pa- 
ñi má la 
biieita de 
el Perü. 



El Preíi- 
denteCaf 
ca.apreta 
do de la 
neccfidad 
no quiere 
bolver a« 
eras. 



Pedro 
Hernán- 
dez Pan la 
gua.topa 
en la Isla 
del Gallo 
conelPre 
(jdence 
Galfia. 



Rerpiief- 
tadeGó- 
Calo Pi- 
^arro al 
Prcíideii- 
te Gafca. 
coiiPani- 
agua. 



64 Historia DE LÍvs I 

gua , que bolvia del E-'ciii con la rel- 
puelta de Gonzalo Pi^airo , cuiafullan- 
cia era : Jgradecer al Prefidcnte ¡os htií- 
'nos confejos , qite en fu Carta le dih: t'epre- 
feutar los grandes Jervicios de fus Herma- 
nos , ;' Juios , al Rei , no le haviendo ijueda- 
do npJa de todo lo ganado , por havcríogaf- 
tado en fu férvido^ hallandojc ftn vn palmo 
de Tierra , de qiianto havian adutúrido fax a 
la Corona : moftrar , que ejiaba rnui infor- 
mado de la Grandeva ^ Potencia ^i FiÉlorias 
del Rei : defender la r adonde lo hecho contra 
^Blafco Nuñez : moflrar , que aquellos Rei- 
■vos , i la Real audiencia , le havian hecho 
Jomar el nombre de Governador^ con el.qual 
havia , a fu cofia , pacificado las Provincias, 
i pucjio en quietud mil Leguas de 'Tierra^ 
^ue havia , dej'de Pafio , hajla Chile, cajii- 
gando íí muclKs , que por fus intcrefes , inquie- 
taban la Tierra , ; que H no defeaha la Go- 
vernacion, fino que a todos los Caballeros de 
los Reinos , parecía , que no convenia , que la 
ílexafe , hafia que fu Magejlad mandaje oti a 
cofia, viflos los DeJ pachos , que ¡levaban los 
Procuradores y i que defieaba , que el Licen- 
ciado Gafica fuefie al Perii, para que viefie, 
que aquellos Reinos no fie podían governar ,fii- 
710 por quien de ellos íuviefic niui gran expe- 
riencia , ;■ que prefiupuefio , que fie pudiera agra- 
viar , de que no fitendo recibido , eficrivia a los 
Cabildos , mofirando de intentar cgfias nue- 
vas , fie afieguraba de aqueUa , i otras fiofpe- 
chas, con fiólo el buen concepto , que del dicho 
Licenciado Gafica tenia. Todo lo demás de 
la Carta , era reprefentar lu fidelidad , i 
defeo de lervir al Rei , i lemitirfe á Pe- 
dro Hernández Panlagua. 

CAT. XV I. G^ie el Trefiden- 
te Gafca llego a la Bata de San 
Matheo , i lo que alli froveth, 
i que ttt el ^ííto mataron a 
'Pedro de Ttielles , t la Ciu- 
dad tomó la voz del 
Reí 

IsTA por el Prcfidente Gaf- 
ca la Carta de Pi^arro, 
haviendo dado febo á la 
Galera , fe partió para la 
Baia de San Matheo, de- 
xando orden al Capitán 
Pablo de Menefes , que de ello avilafe á 
todos los Navios : defdeaqni embió Dcf- 
pachos á Cali , al Adelantado Sebaftiaa 
de Belalca^ur, i al Nuevo Reino , al Juez 
Miguel Diaz de Armcndaviz , para que 




, 1 Juan 
otros Ca- 



N D í A S O C C tD E N T A L E ,S. 

con brevedad embiafcn Gente ; i dio or- 
den, que la de los Navios fucfc foccrri- 
da de Vitualla , de la que fe lle\-aba de 
i'efpeto , porque iá fentian gran falta de 
ella, en tanto ellrcmo ,que mucha Gen- 
te fe quería echar en Tierra, a la ventu- 
ra, para que fe fucfe fuílentando de rai- 
ces i pero llego en elta ocafion el Capi- 
tán Gómez Arias , con vn Navio de Ni- 
caragua, que el Audiencia délos Con- 
fines embiaba, cargado de Vitualla , con 
que fe íocorrio aquella gran necefidad. 
Llegado el Prefidcntc con la Galera, i 
el Navio del Adelantado Pafqual de An- 
dagoia, que le figuió , i otros, al Puer- 
to de Manta , fupo , que elkban por el 
Rei las Ciudades de Truxillo , Piurá, 
Guaiaquil , i Puerto Viejo, i defde alii 
le acudieron luego con ehefrefco, imas 
en particular , le avifaron del cafo de 
Truxillo, de la reduciondc Mercadillo, 
Portel , i Gómez de Alvarado 
de Saavedra , i que ellos , i 
pitanes , cftaban con la voz del Rei en 
Caxamalca , i cíla nueva le dio mu- 
cho contento , juzgando , fer gran feli- 
cidad , haver reducido á tantos con las 
diligencias hechas, 1 no con Armas > i 
á los dichos Capitanes , i á las dichas 
Ciudades , aviso de fu llegada , i a los 
Capitanes del Armada , animándolos a 
todos , i dándolos clperan^a , de veríc 
preílo con ellos , i en cite punto llego 
avifo á Puerto Viejo , de los de Guaia- 
quil, pidiendo focorro , porque Pedrode 
PucUes embiaba Gente , defde el Quito, 
contra ellos ,fabiendo, que eftaban por 
el Rei , con Pedro Lunar , Vecino del 
Quito. El Prefidente embió á Pablo de 
Menefes, con el maior focorro , que pu- 
do , para los de Guaiaquil , i con el , á Don 
Antonio de Guarai , para que pafafe á 
verfe con Pedro de Puelles, i como fu 
Amigo, que era , le perluadicfe,quede- 
xafe el fcrvicio de Pi^arro , ofreciendo el 
Prefidcntc de perdonarle fus delitos , i 
crueldades i pero efta diligencia no fue 
necefaria , porque Hernando de Sala9ar, 
vno de los Capitanes , que tenia Pedro de 
Puellc^^endo iá mui publico en laCiu- 
c1i(3a^ , que en codas las demás 
jaí^ia moftrado al Rei , pa- 
eoienJoicc»!» afrentofa, que por caufa 
^áe vn HoHlbie beltial , como Pedro de 
Pyellc^ , en fola aquella Ciudad de San 
Francifco, del Quito , fe mantuviefc la 
dcfobediencia de fu Natural Principe, 
concertó con fus Amigos, que fueron los 
Principales, Hermofilia , Tirado, A^lori- 
11o, i «tros, de matarle, pues de otra ma- 
nera, 



1^47. 



El PrcíH 
déteGafi 
ca llega á 
Maiua, i 
fabe, que 
algunas 
Ciudades 
eftaban 
por clReí 



Cíim non 
minu! fiR 
Imfirato- 
ri¡ conftlio 
fhf trate, 
quam ¡¡¡fi 

rfí'o.Ccfarg 




Hernído 
de Sala- 
car trata 
de matar 
á Pedro 
de Pue- 
lles, en el 
Quito. 



IS47- 



Muerte 
oc Psdto 
de Pue- 
llcsicoino 



paso. 



I 



J^ui ex 
if temúfimo 
\ tfuUmifsi 
i miifitciusí 
i Hunjitam 
! f>fnerit 

rnf>áudefi- 
! derií, 

Pluc. 



't 

•• Dcfafio 

'" de Diego 

'. ie Vrbi- 

'*■ ;ia aHcr- 

itf lando de 

>ala(^ar, 

lo es te- 

lido por 

uño. 



Década Vi 

neri no podia filie de aquella opicfion, 
1 vil Domingo de Man;ina , fo color de 
irle li acompañar á Mila , le mataron en 
la canva á puñaladas , i faliendo fucri, 
aunque le les quilo oponer Diego de 
Ovando , que era otro Capitán , tanta 
fuerza hicieron con la voz delRei , que 
matando algunos, prevalecieron, i cor- 
taron la cabega á Pedro de Pueiles , lu 
puficron , adonde él fue parte, que fe 
puüefe la del Viforrei , i quedando aca- 
bada la perfidia de elle Capitán, que aun- 
que noble , muí fiero, inhumano , i tan 
codiciofo, que aunque de lo robado , fe 
havia hecho riquifimo , aora era mucho 
mas avaro. La Ciudad de San Francifco, 
del Quito , quedó por el Rei : dixofe, 
que Pedro de Pueiles , en fabiendo la re- 
ducion del Armada , i otras muchas nove- 
dades , i que el Prefidcnte fe aguarda- 
ba, havia embiado fecretamcnte al Capi- 
tán Diego de Vrbina, a ofrecer al Prefi- 
dcnte dcalgar Vandera por el Rei, i fer- 
virlc,con los Soldados que tenia; i que 
Diego de Vrbina halló al Prefidente en 
Tumbez, el qual quifodefafiar defpuesá 
Hernando deSalagar, por la muerte de 
Pedro de Pueiles : pero ni al Prefidente, 
niü nadie, pareció, que defendia buena 
caufa , en bolver por vn Rebelde , culpa- 
do de atrocifimos delitos ; con cuia muer- 
te, fue Dios, i el Rei férvido , i pueftas 
en libertad tantas Gentes oprimidas. Sa- 
ladar embió a llamar á Pedro Lunar, que 
iba contra Guaiaquil , avifandolc de lo 
que paíiiba , donde no, que iria contra 
él , i luego obedeció, i las Provincias de 
abaxo quedaron delembaragadas , para 
que el Adelantado Scbaftian de Bclalca- 
gar, que fe apercibía con fu Gente, i la 
del Nuevo Reino , pudiefen entrar libre- 
mente'enel Perü. 

C AT. XVII. ^le el Trefi- 

dente llega a Tumhez : las Ordenes 

que da : la Gente , que le acude , t 

que va a Truxillo. 



\0 Resto fue el Prefidente, 
avifado del fucefo de San 
Francifco , del Quito , i 
con diligencia cmbió las 
ffracias de ello al Capitán 
Salagar , i Patente , para 
que governafc por el Rei : ad virtiéndo- 
le, qucelluviefccon mucho avifo , para 
no dexar tomar pie j fi algún Tiraijo qui' 



II. Libro IIÍ. 



6s 




F.I Prefi- 
dente (a le 
á Tierra 
en Tum- 
bez.- 



fiefc fullentar el nombre de Pic.irro , i 
que con el Adelantado Bclalcagar tuvie- 
fe toda buena correfpondencia, i entre- 
tanto que ello pai'aba , el Préndente ha- 
via mandado facar á Tierra, en Puerto 
Viejo, a todos los Enfermos del Arma- 
da, 1 con diligencia provekio quanta \'i- 
tualla fe pudo haver , i fe partió para 
Tumbez, adonde llegó á fin de Junio, i 
halló, que Pablo de Meneies havia exccu- 
tado lo que fe le havia mandado, i fupo 
lo que havia hecho Diego Centeno en 
las Provincias de arriba. En faliendo á 
Tierra , halló Menfagerosde Lorenzo de 
Aldaiw , de Hernán Mexia, de Diego de 
Mora, Gómez de Alvarado, Juan deSaa- 
vcdra , MercadiUo , Porcel , i de todos los 
demás, que cllaban juntos en Cochabam- 
ba, i á todos defpachó con mucha dili- 
gencia, agradeciendo el fervicio , que al 
Rei havian hecho, en procurar, con tan- 
tas veras , la extirpación del Tirano , i an- 
tes de fal ir de Tumbez, defpachó al Nue- 
vo Reino al Licenciado Miguel Dinz de 
Armendariz, para que embiafe la Gente, 
que de fu voluntad quifiefe ir á fcrvir, 
i no otra , i al Adelantado Seballinn de 
Belalcagar , que luego fe puficfe en cami- 
no con la que tenia recogida , i que Her- 
nando de Saladar , pues id fe entendía, 
que en las Provincias del Quito no havia 
novedad , fuefe con la Gente que tenia, 
que era buena , i bien armada , á juntarfe 
con él,en Cochabamba , i ordenó á Don 
Juan de Sandoval , que qucdafe porGo- 
vernador de Piurá; i porque cftando pa- 
ra filir de Tumbez, llegaron el Padre Bal- 
tafar de Loaifa, i el Padre Juan Rodrí- 
guez , á quien embiaba Diego Centeno 
á diir cuenta del ellado de fus cofas : al 
primero ordenó , que fuefe al Quito, jics,idilí- 
á felicitar á Saladar , que podia facar gencías 
trecientos buenos Soldados , i eílár alli, ^^' ^^^ Z 
halla que otra cofa fe le oidcnafe , pues fu ^"" 
Perfonaeramuifuficiente, para tener en }i,„'tar el 
fce aquella Ciudad : i al Clérigo Juan Ro- Exerelto. 
driguez,bolvió luego ádefpachar, loan- 
dolos hechos de Centeno, i fu fidelidad, Diego 
i dándole animo , para profcguir fus em- Centeno 
prefas , pues a la verdad ( aunque en algu- 
nas cofas tuvo infelicidad ) no fe puede ne- 
gar, que mollró gran pecho á los Rebel- 
des , i conllancia en fus intentos , pade- 
ciendo grandes peligros , i adverfidades, 
por la fee de fu Principe. 

Acudieron afimifmo a Tumbez muchas f'''^'"" ^^ 
Perfonasparticulares, áofieccrfe al Pre- ^^'.^ . 
Ijdente , e inhnito numero de Cartas de ,j ^. 
todos les del Perú : vnos , ofrcciendofe ^-¡dire. 
de fervir : otros, contando fus trabajos, Tachí.jí 
I i 



ProvííTd-: 



conftante 
en el fer- 
vicio del 
Re!. 

Í^Hsd4m 
iujfu Vi- 
teflij Ínter 



El Prefi 

C.1 avila á 
Niitfvatl 
paña , i a 
otras par 
tes , q no 
ha mciieí- 
ter locoi- 
ros> 

El Prcíi- 
dcute de- 
clara por 
General 
delExcici 
toaPedro 
de Hiiio 
jofa. 



El Prefi- 
déte va á 
Triixlllo 



Ventura 
Beltráníe 
paía al 
fervicío 
del Rei. 



El Prén- 
dente no 
quiere >q 
elExerci- 
ro enere 
cnTruxí- 
11o. 



66 H 1 á T o R 1 A D E L A S 

i dLfvcnturas : oíros , aJegiandofe de l.i 
libertad , que cubrabnn , laliendo de la 
lugecioii uclTiiano j i a todos ixlpondió 
tan giacioiamciite, poielciito, i de pa- 
labra, que n nguno dexó de quedar l'atis- 
techo. V poiquceiPrclidcntc le hallaba 
en TuiTibcZjCon quinientos Hombres, i 
con los del Quito , i los que citaban jun- 
tos en Cocli,.bamba, fe juzgaba , que 
ha.'ia kificicntc Exercilo > aliendc , que 
Biltalarde Loaifa , i muchos, certifica- 
ban , que todos dexarian al Tirano , pa- 
reció, que pues iá todas las Ciudades ci- 
taban por el Rei , no havia para que va- 
Icríe de las aiudas de fuera , le avisó á 
Nueva-Elpaña, á la Efpañola , i á otras 
partes , de lo bien que las cofas del Rei 
le havian encaminado , por lo qual , no 
havia necefidad de embiar focorro ; i lue- 
go fe trato de pafar adelante , haviendo 
ordenado a Pabio de Menefes lo que ha- 
viadc hacer con el Armada, de la qual fe 
delpidieron algunas Naos, porque lá no 
eran menclter , porque havia declarado á 
Pedro de Hinojofa por Capitán General 
del Exercito , al qual dio orden , que con 
toda la Gente fuefc por la Sierra , a juntar- 
fe con los queaguardaban en Coch^bam- 
ba , i el Prelldente , con mediana compa- 
ñía , por los Llanos , fe encamino aTru- 
xillo. 

CJT. XVIII. ^le el Tre- 
Juiente Gafia ordeno al Ge?ieral 
'Pedro de Hinojofa , que fue Jé al Va- 
lle de Jauxa , i que alli fe jnn- 
tafe todo el Exer- 
cito. 

L puerto fobredicho llego 
\'enturaBeltráncün tres, 
ó quatro Compañeros, 
que haviendo citado en 
guarda del Puerto de 
Gaura por Gonzalo Pi- 
^arro , le ÁfíCo , e iba á fervir al Rei, 
arrepentido de fus malas obras paladas; 
i havicndofe tenido maior noticia de la 
Guerra de las Provincias de arriba , el 
Préndente embió a mandar á Pedro de 
Hinojofa, que en ninguna manera fe pen- 
fafe, que fe havia de entrar en la Ciudad de 
losRdcs, porcfcufar daños, é inconve- 
nientes, gallos, i otras colas, de la Gente 
de Guerra, i que fcdicfe mucha pricfa, 
para llegar á Jauxa , porque aquel puello 
parecía mui á propofitOjpara dar calor 




(I 



INDIAS Occidentales. ij^ 

á las cofas del Cuzca , i de Diego Cen- 
teno: i aGafpar de Roxascmbio á íacar 
la Gente de Guerra de la Ciudad de los 
Reies , i orden a Lorenzo de Aldana, 
para que a¡li quédale por Govcrnr.dcr , i 
en guarda del Pueito , i Armada. Llegó 
en tito el Prelídentc á TruxiUo , i en 
palando á Santa , bolvio á la Sierra , i 
hallo , que eran llegados el Capitán Pa- 
lomino, con cien Soldados del Armada, 
i el Capitán Hernán Mexia , i los Li- 
cenciados Carvajal, i Polo, i Don Pe- 
dro de Cabrera , que delde la Buenaven- 
tura , trabajofamcntc havia íubidoaPo- 
paián , 1 delde allí baxadoal Peiü, i tam- 
bién le falieron á ver los Capitanes Vaf- 
eo de GucVita , FranCifco de Olmos, 
Pardave , Diego de Alora , Serna , Gó- 
mez Anas .Juan de Saavedra , Gómez de 
Alvaradoj Porcel , Mercadillo, Martin 
de Robles ,Caceres, i otros. 

El contento , que todos moftraban, de Mil Sol- 
ver encaminada aquella Jornada, con tan dicío>;bil 
buen fundamento , era muí grande , i armados 
maior el que tenían , de verle fuera de ^'^•^^'ápoi 
las Ibfpechas , fubervia , inhumanidad ,i ^' ^^' " 
codicia de P:^arro , i fus Minillros , i J^""* 
Amigos , i con ella alegría citaban la 
juntos mil buenos Soldados , bien ar- 
mados, i deleolos de llegar quanto antes 
á las manos con el Tuaiio , mui arre- 
pentíaos de las cofas paladas , conocien- 
do , quan a ciegas havian d..do la m.no 
á Pi^arro , para levantar fu lobervia, 
i executar la tiranía , ccn tanto derrama- 
miento de fangre, de tantos, i tan bue- 
nos Hombres, fin culpa: porque entres 
Años , que podia havcr , que fe trataba 
efte negocio, que comento como cofa 
de juego , havian muerto en Batallas, i 
Reencuentros , halla el Día que defem- 
barcó el Picfidente , quinientos Hom- r f- 
brcsji ahorcados, i degollados, docien- rt\\.wxl\ 
tos i quarenta , i entre ellos, mas de fe- el Peiü 
tenta Vecinos , que el que menos tenia ¿'ííáe t 
de Renta , eran mas de diez mil calle- l'rincipi. 
llanos , i muchos tenían a veinte , i '^^ '-'' ^* 
treinta mil , i algunos mas , i eran Per- ^. "'"*^' 
lonas de mucha calidad , Conquílladores, 
i Pobladores del Reino ; en la muerte de 
los qualcs , ie hacia tan poca averiguación, 
que fin dexarles ordenar fus Almas, ni 
difponer de fus Haciendas, por qualquie- 
ra flaca fofpecha , que havia contra la 
voluntad , ó conveniencia de Goncalo 
PigaiTo , ó que algo hicicfen,ó dixeicn, 
ó les pareciefe , que fe imaginaba, que no ^ ,, 
melc de lu güito , luego eran muertos , i . ¿¡ 
fus bienes repartidos , como fe antojaba Coneald 
á Gonzalo Picarro , i las Encomiendas Picairo 

de 



1547. 



Semper 
; I 4V.'vit, (¿r 
yWó tiran- 
n'üii t,m • 
for» fir.t 
infecía y Ó* 
firdidaa- 

libertas e- 
plm abefi) 
ime nec 
fctire ijuí 
vtíisi licet 

.gquifeu 

•is. Scot. 
:j p.An. 

h 



■\ 



D E C A D A V 

de Indios fe ponían en fu Cabera , ó las 
daba ákis Amigos.Yquando iáfalióGon- 
calo PicaiTo de la Ciudad de los Reics, 
hnvicndo perdido la vergiienga total- 
mcnce al Rei, creció la crueldad de ma- 
nera , que no fe daba lugar á macar loa 
hombres con el Cabeilro , ó con el Cu- 
chillo, lino que barbara, i íuriofameiue 
los hacia matar á eftocadas , i lancadas, 
d.mdo libre autoridad , para que qual- 
quier Soldado , que fiíuiei'e de otro , que 
no eílaba firme en el férvido de Gon- 
cato Pi carro , le pudiefe matar , porque 
juntamente con el nombre de Traido- 
res, de que nadie le efcapaba, juftamen- 
te pudicfen tener el de Crueles , en4an- 
grentando las manos en los Amigos , i 
Cainaradas, por codicia de robarles lo 
que tenían, i por ganar la gracia del Ti- 
rano , confirmada con tan inhumano , i 
bcllial fervicio , lín querer aprovecharfc 
de la benignidad del perdón general, que 
fe les ofrecía ; el qual llego tan en buena 
coiuntura , que permitió Dios, que los 
principales autores de ellas alteraciones 
no pudiefen go^ar de eíla gracia , por- 
que iá fe havian muerto vnos á otros. 

CAT. XIX. ^le el Captan 

Juan de Acó fia fe junta en Aie- 

qni^a con Gonzalo T'tcarro , el 

qual efcrive a 'Diego 

Centeno. 



Olviendo á Gonga- 
lo Pi^arro, luego que 
legó á la Ciudad de 
Arequipa , aunque \% 
halló fin gente, por- 
que toda fue á fcrvir 
con Diego Centeno, 
higo AÚX.O en ella » agviardando á Juan de 
Acorta , i por fiber de Centeno > i ha- 
viendo entendido , que fe hallaba junto a 
la Laguna Titicaca con la Gente del 
Cuzco, la Plata , i Arequipa , que fe- 
rian al pie de mil hombres, a los quales 
fuera á bufcar determinadamente , fi hu- 
viera llegado Juan de Acolta , el qual, 
defpues de haverle cfperado aUi diez i 
fietc dias , llegó con ciento i ochenta 
hombres, haviendofe topado en el cami- 
no can el Obifpo del Cuzco Frai Juan 
de Solano , que le perfuadió mucho , que 
'^1 m p:rdiefc tan biien.í ocafion , como la que 
?i, I no /^ ^^ ofrecía , para ponerfe en gracia del 
icrc. R"i , i cenferv.ir la honra , la vida , i ha~ 
6Jl>ij¿ i * lo <1"*1 Juan d.« AcolU Is lef-; 



I ir. Libro IIL 67 

pondió, que por 'ninguna cofa q:ieria hacef^ 
cofa fea , ni faltar á la confianza , que ei 
jimigo dH hacia. Dixoi'e , que como hom- 
bre de poca nobleca , juzgó que en el 
fervicio del Rei , adonde havia tantos / 
JN obles , no pudiera tener lugar , fino/«¿,„^^„p 
mu;ha infamia, por los deiit.-is comcti- hjtceilci* 
áci^ .f i crueldades inhumanas, i ello m i f- /««■'•< '^.^■ 
mo fe di.-io par Carvajal. Con la llega- '^' olftn-' 
da de Juan de AcoiU le contó la gente, ^^ '"'"* 
i fe hallaron quinientos buínos Sóida- ""■ '"' 




Ob.T- 
) de el 
azco 
rfiude 
[itaii de 
:ofti,q 

V3 



dos bien armados , i ricos con los bie- 



fi s piopd- 



Í\ 



nes de los que fe havian huido, i de los launt:^ 
que fe miraban, que para obligarlos , li- andada 
beialmenre entre ellos fe repartían. Die- ^f-equiag 
go Centeno , que hivicndofe juntado ''•«"''«'«'•• 
con Alonfo de Mendoca , que tenia tve- '1""^ ^^° 
cientos buenos Soldados , trataba lo que * 

fe havia de hacer , fabiendo , que los 
Enemigos ellaban en Arequipa , i con 
parecer del Obifpo del Cuzco , que goq 
ellos fe havia juntado, acordaran de le- 
vantarfe de Hayohayo,é irfc al defa.o-ua- 
dcro , i fortificarfe en aquel paÍT j i 
aqui fue adonde León perfuadia a Silve- 
ra , que havia fido Sargento Maipr de D'e^d 
Gong.üo PicLirro , que macafe á Diego Ceiuen'o 
Centeno , encareciéndole , que maiores ía!)e Jo» 
colas debia á fu amiílad j i foípeehan- deíigníos 
do, que fuefe trato doble, le dió cuen- '^'^^'^aíl 
fa , i mandó dar luego garrote á León. '^°' 
Y ertando con defeo de úbcr lo que ha- 
cia Gonzalo Pigarro , de quatro Solda- 
dos que fe huieron á Centeno , i del Ca- 
pitán Antonio de Vlloa , que bolvia á 
Chile, que también fe le pasó ,fupieron, 
que falia de Arequipa, i que llevaba in- 
tento de meterfc en Chile , ó en el def- .^'", Tí 
cubrimiento de Felipe Gutiérrez , la ^.g^td fe- 
buelta de las Provincias del Rio d* la cHs.^uÁm 
Plata, pafando por el Lugar, que le te- /"« ««f» 
nian tomado, i que havia fentido mucho, "'""'• i-**, 
que Alonfo de Mendoca fe huvicfe con- ^'"^' 
formado con Diego Centeno. 

Ellando Goncalo Pigarro en Are- 
quipa por confcjo del Licenciado Ccpe- p?"^^ '* 
da , i de Francifco de Carvajal , efcri- cfcrive á 
vio á Diego Centeno , diciendo .• ^ie DiegoCá 
havia llegado en aquel Pueblo , fabidas las teiioj 
altgr aciones fucedidas , para dar orden ^ en 
que la Tierra no fe defrulefe , / que con 
ejh mifmo celo havia detcnr.inado de efcr'r-* 
vrrle , porque defpues no tuviefe rafon de 
quexarfe , de lo que fucediefe , / fue le per- 
donaba todo lo pafado , havida confidera- 
cion , a que fabia , que la culpa no fue fuia^ 
fno de Lope de Mendoza , ; de eíros , que 
havian pagado fu hierro , / que alirnde de 
tfo^^le of recia todos los partidos , qu-e Is 
faredefen jujlos , ¿arcí lo qual k ponis 
1 2, ea 



-6;8 HlSTORIADELASl 

'€n cafid^fíncio/t ^ que (juando híco matar h 

Gafpar Rodríguez de Camporredondo , con 

fer todos los Capitanes dg parecer , que 

también el muricfe , pties tenia la mifma 

culpa , folo GunfaU Pifarro le havia defe:i- 

dido , per la buena voluntad que fiempre le 

tuvo. La caula de efcrivir ella Carta á 

Canias Q^j^j-giio ^ (g jj^o que fue , por defcui- 

po^ que j^^j.^^ ^^.^ j^j. ]yg^^. ¿ qyg pafaíe Juait 

Picaño , *'% r ^. .^ r 

eicríve á "^ Acolta Icguraniente , a juntarle con 

Ceiueno. él- Otros afirmaron, que por poner fof- 
pechas , i delconfian^as entre él, i Alon- 
í'o de Mendoza : otros , que por haveí* 
algunos del Campo de Diego de Cen- 
teno , que fe carteabart con Pigarro , i 
defeaban pafarfc á él, fe cfcrivió la Car- 
ta, i fe embió con Francifco Bofo , pa- 
ra que con ellos tratafc , i quc era el 
vno Diego Alvarez, Alférez General de 
Diego Centeno, el qualfilvó el peligró 
de la vida j con la prevención de decir 
la verdad k Diego Centeno, antes que 
Francifco Bofo llcgafe : eíle dio íu Car- 
ta á Centeno, i en fecreto le dixo quan- 
tü pafaba. Y vifta la Carta , le vefpon* 



ÑD'iAS Occidentales. 

dio con gran com;dimrcnco, agradecicn- 
dele la buena voluntad que le tenia , confs'. 
[ando las buenas obras , que díd havia reci- 
bido ; afi:idicmh , que en recoriociniicnto de 
ellas , el maior pjrvicio que le podía hacer ^ 
era , que queriendo boher al férvido del 
Rei , trabajaría de manera , que -no peligra' 
fe ¡u ptrjuna, ni pe rede fe fu hacienda ; i que 
ciernas de cflo , fu Magejiad le baria merce- 
des ; i que le Jupíicaba , con f derafe la dife- 
rencia que havia , rn vivir con quietud , i 
defcanfo , b andar como andaba ; certificán- 
dole , que quando cfte negocio locara a otro^ 
que no fuera el Rei ^ninguno fe le mo'hdra 
maior fcrvidor. Efcnvio afimiimo Diego 
Centeno al Licenciado Cepeda, i á Fran- 
cifco de Carvajal, i encargo de palabra, 
que dixefe á Carvajal , que le prometía ^fi 
pifaba al férvido del Rei , de hacerle per- 
donar lo pafad» , /• darle cien mil Ca,7ella- 
ftos , para lo qaal le daria la feguridad que 
quifiefe. Ella proiri^fa fe hi^o con in- 
dullria , porque Centeno conocía 
bien la mucha codiciade 
Carvajal. 



I-i" 47. 



Diego 
CeiiCtr.u, 
cjiíe ni- 
poiidc á 
P¡9atro. 



Diego 
Centeno, 
que oFre- 
ce á Zc'pe 
da , i 4 
Carvaiil, 

p.ifeu al 
RtI. 



Fin del Libro ^crceroé 




HIS- 



i5'47 



•^9 




HISTORIA 

GENERAL 

DE LOS HECHOS 

DE LOS CASTELLANOS, 

EN LAS ISLAS, Y TlERRA-FlRME 

de el Mar Occeano. 

ESCRITA "POR ANTONIO 'DÉ HERRERA, 

Cotomjla Matar de fu Mageflad * de las Indias , i Coronijla 

de Cajlilla. 

LIBRO Q^U ART O. 

CATITVLO I. ^e Gonpalo Tifarro , vijlá la rej^uepa de 'D'iegk 

Centeno , fe determinb de falir de Arequipa , i prucuro , ^ue JuaU 

de Acojla matafe de noche á Centeno , i que fue 

fentído. 



'rsncifco 
5o (o biifl 
e con la 
e(i)iiefta 

lio. 



O referido fue lo 
que Diego Cen- 
teno refpondió a 
Gong lio Pigar- 
ro , con que fe 
bolvió Francifco 
Bofo , i antes de 
entraren el Cam- 
po de Gongalcj 
Pig^irro, fe topo conFnncifco de Car- 
vajal, que en todss maneras quiio faber 
lo que pafaba,! le encaigo, que no di- 
xefe , que en el Exercito Real havia 
mas de Iccecientos hoinbies., i que me- 




nos dixeíc á nadie cofa algunn ^ de lo 
que havia tratado. EntcnJid > por Gon- 
zalo Pigarro j quanto Diego Centeno 
rcipondia, rompió las Cartas , fin leer- 
las, i determinado de falir de Arequipa, 
dixeron algunos, que llevaba propofito 
de ir pacificamente a la Provincia de los 
Charcas , en cafo que Diego Centeno le 
dcxafe p^lar, i que fe lo embió á pedir. 
Otros afirman, que fiempre llevó inten- 
to de dar batalla , i probar la fortunaj 
finalmente fue marchando la buelta de 
Dieg ) Centeno , llevando de vanguar- „^ja de 
da á íu Maefe de Campo Fraacifc i de Centeno» 

mu;. 



^^^3rr(S 
va en de-* 



'tntm prof- 
iera evf 
/íiunt C9- 
¡entibus 
Déos ai- 
'verfifpef 
nentiLils- 

Liv. 



Diego 
Ceiictno 
rópe las 
Cattasde 
fimxio. 



Tfiiaii de 
lAcoílaen 
tía en el 
Capo de 



7® Decada V 

Carvnjal. Diego Centeno havia dcfpa- 
chado al Padre Pantalcon , Clérigo de 
Mila,con Cartas para el PrtUdente Gal- 
ea , dándole cuenta del citado de las co- 
fas del Reí ,en las Provincias de arriba, 
i de la confederación que havia hecho 
con Alonfo de Mendoza , tan piove- 
choía a fu fervicio ; i como ia quedaban 
juntos, caminando elle Sacerdote a buf- 
car al Prefidcntc , dio en manos de los 
Corredores de Piífarro , i luego le ahor- 
có el cruel bárbaro Fiancifco de Curva- 
jal , con el Breviario al cuello , fin ref- 
pcto de la Dignidad que tcni-i: de ma- 
nera , que ia traía fus manos facrilegas 
tenidas en la fangre de Religiofos , i 
Eclefiafticos. También caieron en ellas, 
en elle camino < halla veinte Soldados, 
i k todos ahorcó , fin mifcricordia , ni 
darles tiempo de confcfar. Ellando Gon- 
zalo Pi^arro cerca del Extrcico Real, 
bolvió a embiar á Diego Centeno vn 
Capellán fulo, i el Obifpo del Cuzco le 
mandó prender : pero Diego Centeno, 
aunque citaba nnii doliente, quifo ver al 
Clérigo, i dándole las Cartas, las rom- 
pió publicamente fin quererlas leer } i 
preguntadas algunas colas , le bolvió i 
embiar al Obilpo. Entendido , que los 
Enemigos fe iban acercando , ordenó 
Diego Centeno , que aquella Noche ef- 
tuvieíe el Campo pueílo en Batalla j lo 
qual fe hi^o con buen confejo , porque 
haviendofc determinado en el Campo 
de Gonzalo Pigarro , que el Capitán 
Juan de Acolta , con veinte Soldados ef- 
cogidos , procúrale aquella Noche de 
penetrar los Quarteles del Campo Real, 
i llegar al Toldo de Centeno , de donde 
fabian, que no podia faltar , por hallarfe 
enfermo , i que hiciefc toda la fuerca 
pofible para matarle } Juan de Acolta 
llegó con tanto tiento , que tomo las 
Centinelas , i hallandofe mui cerda de 
la Tienda de Centeno , le fintieron vnos 
Negros , que luego tocaron al Armaj 
por lo qual fe huvo de retirar, fin per- 
der ningún Soldado , dcxando c^ 
Campo Real en gran con- 
fufion. 





III, LlBROlI. 

CJT. II. Tic lo que fasb en 

la Batalla áe Gítarina , entre el 

Exercito Real , i Goncalo 

Ti ¡arre. 

L Día figuicntc jque fue» 
ron veuuc de üétubre. 
Viernes por la muñaiva, 
mandó Diego Centeno, 
que le cmbia.en Corre- 
dores , i que le pufícfe 
el Exercito en Batalla , en el qual havia 
docicntos Caballos , ciento i cmqucnta 
Arcabuceros , mal proveídos de Pólvora, 
i los demás Picas , t^ue en todos pafa- 
ban de novecientos Hunibies, i fia Ar- 
lillcria. £ia Maefe de Campo Luis de 
Ribera , Caballero de Sevilla , valier.te, 
i honrado: Capitanes de Caballos Pedro 
de los Ríos, de Cordova; Gerónimo de 
Villegas,! Antonio de VUoa , de Cace- 
rcs \ i Alférez General Diego Alvarcz, 
¿el Almendral ; Capitanes de Infante- 
ria , Juan de Silvera , Juan de Vargas, 
Francifco de Retamofo, Negral , Dic» 
go López de Zuñiga , i Rodrigo de Pan- 
toja , i Sargento Maior Luis García de 
Samamcs. Era Maefe de Campo de Gon- 
calo PigarroFiancifco de Carvajal, hom- 
bre alluto, díellro en las Guerras delta-, 
lia , de ingenio prompto , i vivaz , de 
maravillofo juicio , i en tedas fus colas 
diligcntifinío, i de cuerpo , aunque tan 
viejo, 5nui cxercitado, i fufridor de tra- 
bajos. Capitanes de Caballos, el Licen- 
ciado Cepeda , i el Bachiller Guevara: 
de Infantería Juan de Acoíta, Hcrnai.da 
Machicao , i Juan de la Torre : tenían 
ochenta buenos Caballos , docienros i 
ochenta Arcabuceros , dieflros, mui dif- 
ciplinados , i proveicos de buena Pólvo- 
ra , i los deniás Picas j de manera , que 
por todos eran 487 Soldados : i eñando 
los Exercitos á la vííla en el Campo de 
Guarina,fe fue el vno para el otro, ha- 
ciendo gran rumor la mucha Mufica que 
llevaba Gonzalo Picaño, de Chirimías, 
i Trompetas , halta que ellando á fcif- 
cicntos pafos,el Maefe de Campo Car- 
vajal mandó hacer alto á fu Exercito , i 
Caminando el Real cien pafos mas, tam- 
bién parft. Salieron de los Pi jarros 40 
Arcabuceros, i en los Cuernos de Efqua- 
dron de las Picas , puficron dos Mangas 
de otros 40 Arcabuceros cada vna , i 
Goncalo Picarro fe pufo entre elle Ef- 
guitdron, ifu CabftUcria, citando iu Gcn-^ 



IJ47.. 



Exerciro 

Real qué 
gente lle- 
va para 
Bat.illa 
deGuaríj 
na. 



Gonral» 

Picairo 

fjt^c gctc 

tjVre en 

laBatalla 

deCtuvi] 

na. 



c 

na 

iubicem 

Jtugnsque 
fi¡fnm¡t a 
tnorim. 
Ovld. 



1 5^47. Deca da Vi 

te tan alborotada , i defcora de comen- 

Vi fremit q^x lii Batalla , que no veian el punto, 

HcercquMi j^jg llccT:,r ü las manos.. Del Exeicito 

cum uei f j^ggi echaron tuera treinta Arc.ibuceros, 

„ / que comencaron si efcaramucar con los 

dedit 1 i jarros , 1 viendo irancitco de Carva- 

j.U, que no le movia el Excrcito Real, 

para provocarle á caminar , i que con el 

movimiento fe delbrJenaíe , mandó al 

iuio, que anduvicíe diez palos mui def- 

pacio , i no mas j i quaiido muchos de 

R t liad ^^ Diego Centeno vieron aquel pe- 

Giiarina. q^ic"^ movimiento de los Pigarros, con 

vna imprudente prelumpcion , i confian- 

Omnia e §3» Contra la voluntad de los Capitanes, 

nim non i en particular de Chriltoval de Herbas', 

froferant't que fue Govcmador de Arequipa , Sol- 

cUra cer- cjaJo de Ho mcnos experiencia de Guerra, 

'■ 'fl -''""^' que Carvajal, que.ba en vnas Andas, por 

■j la gota ; el qualdixo, que íi no aguardaban 

) & ctca. ai Lnemigo, a pie quedo, le perderían, ío- 

¡j' -Lív. licitados de vnos Clérigos Vafcongados, 

u,j jClcrigos que colérica, i furiolamentedecian , que 

Vafconga citando parados , perdían reputación, pa- 

dos.íoiici recicndoles, que nodian confiar mucho 

tan laBa- , • 1 1 a j 

calla de ^" ^ ventaja del numero, acordaron de 

Guarína. "' carchando. Francilco de Carvajal, dcf- 
pues de havcr dicho , que eihba conten- 
Carvajal, tilimo de hallarfe con tan valerofos , é 
q dice a invencibles Hombres , como quien fabia 
n- iiiiExerci- declarar bien fus conceptos, i tenia fuer- 
' ^*' q-i. en perfuadirlos , con mucho efpiritu 

los certificó del buen lúcelo , que havian 
de tener en la Jornada , diciendo , que 
.; , no fe contcntalen , ni efperafcn tener 

por premio de ella vn Caballo, vna Ca- 
dena, ni cofas tales, fino la grandccade 
las riquezas de aquellas Provincias j por- 
que el Oro , i los Teforos , eran el Ani- 
ma del Hombre , que fe havian de con- 
feguir con aquella dichofa Vidoria, que 
los prometía ; con que no iolo ricos, 

I pero que ferian los mas famofos , i d¡- 

chofos Hombres del Mundo , i que fi 
contra toda ragon de Guerra los desfavo- 
reciefe la fortuna , procurafen á lo me- 
nos , que él , ni ellos; , no muriefen , fin 
venganza , como en cfcéto feria , me- 
diante fu valor , i como Hombre vigi- 
lante , i que eftaba mui atento á qual- 
quiera movimiento del Enemigo , ha- 
/ viéndole fucedído fu defignio con el ca- 

ii minar del Exercfto Real , de nuevo man- 

do , que no fe moviefen, i quefe dífpa- 
raíen folos quatro Arcabuces, conloqual, 
el aftuto Capitán, provocó mas á los del 
Éxercito Real , los quales, fin confide- 
rar la diftancia en que fe hallaban los 
Pigarros , comencaron á caminar , dif- 
parando fu Arcabucería, i fueron ácm- 



# 



II. Libro IV. • '^' 71 

beftir las Picas caladas, con poca orden, 
i concierto, i el Arcabuceria no era de 
fruto, por ellái los Enemigos mas apar- 
tados de lo que conviniera ; i cllandofe 
quedo Carvajal , quando conoció , que 
el Campo Real citaba a trecho compe- 
tente, con gran orden, i furia le fue á 
afrontar , dilparando fu Arcabuceria, 
quando dio la feñal,tan apunto , i con 
tanta igualdad, que derribaron de la pri- 
mera rociada ciento i cincuenta Hom- 
bres del Campo Real , i entre ellos á 
los Capitanes ; con que fe abrió el Ef- 
quadron , de tal manera , que á la fe- 
gunda rociada huicron , fin que las vo- 
ces del Capitán Retamolo,quc citaba en 
Tierra herido , los pucüefen detener. £xerc'to 
La Caballería Real embutió á la de Pi- Real e« 
garro , i dexó a pocos en las Sillas, delVarata 
mataron el Caballo á Gongalo Pigarro, doeiiGua 
i Garcil^fo le dio el fuio : Pedro de los '''"*• 
Ríos , i Antonio de VUoa , dieron con 
iu Infanteiia buelta , para acometer por 
vn collado al Efquadron de Pigarro , i 
como vieron huida la Infantería , tam- 
bién huió la C.iballeria, aunque halla en- 
tonces lo h wia hecho bien. Los Pigar- 
rosno fe defordenaron , halla llegar al 
QLiartel del Exercito Real , matando á 
los Enemigos, que al principio, huien- 
do, aportaion al Bagagc de Pigano , i 
fe llevaron mucha cantidad de Oro, Pla- 
ta, Caballos, i Muías , i fe falvaron mu- 
chos, porque no quifo Carvajal, que fe 
les dielc alcance, temiendo , que á huel- 
las de los que huían, fe le fuelen los lu- 
ios , i por ello los cebó en el Bagagc 
Enemigo , que fue íiico mui rico. Die- 
go Centeno fe efcapó , por la buena di- 
ligencia de Amigos, que le aiudaron, i 
con el fobrefalto mejoro de fu enferme- 
dad , i llegó á la Ciudad de los Reies, 
no perdido de animo , aunque las def- 
gracias atierran el coragon , refuelven el 
vigor natural, i turban los efpiritus. Mu- j^,^rtos 
rieron de fu Exercito mas de trecientos g,, ]a g^. 
i cincuenta , con treinta , que á fanguc talla de 
fria higo matar Francifcode»Carvajal , i Cuachia. 
entre ellos ahorcó al Padre Frai Goncalo, 
de Mifa : murió el Maefe de Campo Luis 
de Ribera: los Capitanes Silvera, Rct^- 
mofo , Diego López de ^uñiga , Negral, 
i Pantoja , i el Alfírcz Diego Alvarez, 
i otros muchos buenos Soldados. De los 
Pigarros murieron hafta ciento , i eiítre 
ellos vn Hermano del Licenciadíy Cepe- 
da, el Capitán Pedro de Fuentes , Gó- 
mez de León , el Camarero de Pigarroj 
i otros.^ ' 

Confeguidacfta Vitoria , mui fuera 

d« 



j-L Historia DB LAS 

(de la efperan^a de los vnos , i de los otros, 
por hi dich.i, é indulbiade Carvajal \ por- 
que fi vn Hombre falo , i- vna fortuna , fe 
acompañan conveniíntemente , para ha- 
cer vna einprela , fe vé que hacen cofiís 
maravillofüs. Gongalo Pi^arro muí vfa- 
•no , para premiar á los fuios, repartió la 
.Tierra, dando grandes Encomiendas, di- 
ciendo , quG todo lo qucria para elloi > i 
como losdcfeosde los Hombres no tienen 
fín,cmbio al Sargento MaiorBobadilla á 
tomar el Ore , i Plata de las Minas > i 
Diego de Carvajal fnef.lo mifmo á Are- 
quipa, i Juan de la Torre fue al Cuzco, 
para poner aquella Ciudad en fu devo- 
ción : i mando , que todos los Soldados 
de Centeno fe afcntafen en fu fervicio, 
fo pena de muerte , i que les perdonaba 
lo paíiido, como no huviefen hecho coíiis 
H^omT'* Señaladas en fervicio del Rci. Con eftas 
*JfTr/., " cofas, fe fue Pi^arro á Chuarito, á los 
jkí J^vi- Pueblos del Reí , i los Capitanes , que 
tUmrtcí- cmbio á las partes dichas, ahorcaron al- 
til/iisodip gunoscn el camino: i defpues fue el Li- 
f'fguine cenciado Cepeda al Cuzco , i ahorcó al 
exfUntJe Alcalde Juan Vazquez de Tapia, i al Li- 
in § ver- j.g,^j,¡.jjQ Martél , i á otros : i finalmen- 
■»ar¡ti¿-& re, mientras cltuvo frefca la memoria de 
ficdevitio la Batalla, todos los Minillros de Pilar- 
ín vitium r-o, en todas partes, exercitaban fu cruel- 
dtfedere dad , i desfogaban fu rabia , i vengaban 
in fcelui lyj odios , i pafioncs , i luego robaban 
tranfiltut. q^,¡^,,^Q hallaban , i de ella manera daban 
de vicio en vicio, i de maldad en mal- 
dad. Juan de la Torre , i el Cabildo de 
laCiudad, embiaron a Juan deBuílingaj 
con veinte i dos Hombres , para que pren- 
diefe a los Caciques de Andaguailas, para 
que diefen V^itualla al Exercito : i pafa- 
dos algunos Dias, pareció á Gonzalo Pi- 
caño , que le convenia ir á la Ciudad 
del Cuzco , adonde entró con gran triun- 
fo , magnificando mucho fu Vitoria, 
publicando, que havia tido dada de Dios, 
i prometiendofe grandes felicidades : de 
cfta uo pudo gogar el Capitán Hernan- 
do Machicao : porque haviendofc huido 
de fu lugar , qiiando los Enemigos fe iban 
a encontrar , temiendo déla jullicia, i de 
décarva- '* ventaja del Campo Real , por eílc cafo, 
jal mida FrancifcodeCarvajal le hi^o matar , con 
la miíma impiedad, que á los demás i con 
que quedó premiado de los grandes férvi- 
dos hechos, de vn Tirano á otro , aun- 
: que no ballanteracnte caftigado : era 
de San Lucas deBarra- 
ineda. 



Indias O cci dentales. 



15 4/. 



Sccc.91 1 



Fricifco 



matar 
Machi 



. # 



%" 






CAT. III. 7)e las cruelda- 
des , que Francifco de Carvajal 
hacia en el Cuzco : i que llegado 
el '^Prcfidente á Jauxa , dtd los 
O fetos del Exercito , i c ornen - 
fd a marchar , la huel- 
la de ci Ene- 



migo. 




N Entrando Pigar- 
ro en el Cuzco, 
cmbió á fu Priva- 
do Fiancilco de 
Elpinofa a la Vi- 
lla de la Plata , á 
recoger el Tcfo- 
ro , que alli hu- 
viefc , i llevar la 



Frícl/ce 
dchfpiívo 
fa lo q ha 
ce en )a 
Villa de 
la Plata. 



Gente , i Armas, que hallafe : robó haf- 
ta fefenta mil Pefos, i ahorcó á tres , ó 
quatro, que le parecía , que no eran de 
la devoción de Gonzalo Picaño. Die- 
go de Carvajal no fue mas piadofo en 
Arequipa , porque defpojó quanto ha- 
via, halla los Clavos de las paredes, i fe 
llevó las Mugeres de los que havian fér- 
vido á Diego Centeno , tratándolas tan 
deshonellamente , que dos de ellas , de 
rabia, fe mataron. Llegadas eftas Mu- 
geres al Cuzco , Doña María Calde- 
rón , Muger del Capitán Gei-onimo de 
Villegas , compadeciéndole de fu ác'í- 
vcntura , i quiga fentida de la perfecu.? 
cíon de fu Mando , que i\\& vno de los 
vencidos en el Campo de Guarina , ha- 
blaba con menos tiento , de lo que en 
tan pelígrofos tiempos convenía , pues 
iá del todo Piqarro , i los fuios , eftaban 
olvidados de Dios, i del Rei, i de todo 
aquello , que podía fcr julio , i á ragon 
conforme ; i haviendole advertido , que 
la Doña María Calderón le llamaba Ti- 
rano, i decía, que no podría durar, cm-. 
bió á Francifco de Carvajal , que fin 
el refpcto , de que como Muger, fe. 
le ppdia difimular fu ínconfideracion, i 
que era fu Comadre , i Perfona princi- 
pal , i que dichos con dichos, í no con 
obras , fe han de pagar , efpecialmcnte 
con Mugeres , la higo ahogar , con las 
manos de dos Negros, i colgar de iu 
ventana , porque no fe fítbinn compa- 
decer de nadie , ni dífimulir , no folo 
palabras , que ofendían , pero ana mita 

las 



Diego <fe 
Carvajal 
vía cruel- 
dades en 
Arequipa 

DcñaMa 

ría Calde- 
rón habla 
mal de Pi 
«jarro. . 



randa df 
liñú idt« 
dicía di* 
¿}ls funt 
■vliifctnd* 
éf Yionfü- 
nis- Scot.j 



'?47» 

Ml'ís hie 
fi^tofriu 

■■ z'erl-it 

r / lem- 
US , & 

\r.ivitir 
tdend't 
xpetet. 
\c. ?i. 
nti> !• 

-.1 Prec- 
ie nre ía- 
le 1.1 ro- 
; la deGiia 
íiia. 

■': ' 

W I 

l4 1 



tptttr tf 
fumme 

'alegefl* 
rntulor. 

;re, qué 
ice de la 
■'t.T ríe 



di? i 



m 



fc 



Decada VII 

las íéñales íe caftigaban con 1h vida, 
porque los Imiios eran biílaiuillr.ios 
tcftigos , para tener á qualquiera por 
condenado : á tanto havia llegado la 
rabia , i el ñnor de aquellos Hom- 
bres , que ia no fe vfaba caftigo , que 
no fuefe derramar langre ■■, porque la ira 
implacable de ertos Tuanos no perdía 
ocaíion , ni tiempo , para execucar fu 
crueldad. 

Llegado el Preíidente al Valle de 
Xauxa,vilto, que como defde el prin- 
cipio fe havia confiderado aquel nego- 
cio , no fe podia clcuiar de fcr llevado 
por Armas , folicitaba la labor de los 
Arcabuces , Picas , i otras Armas , que 
fe havian mandndo hacer > i fu cuida- 
do, movia a los Capitanes á ponerle en 
todo mui de veías. Liego, en ello, la nue- 
va de la rota de Centeno , i tanto mas 
fue fcntida , quanco generalmente fe ef- 
pcraba lo contrario j porque la juílicia 
de la caufa , el valor de los Soldados, 
i Capitanes , i el numero , lo promcrian, 
juntamente con el aborrecimiento, que 
iá todos tenian á las coílumbres de 
Gonzalo Pigarro , i de los fuios. Oió 
el Preíidcr.te cíla dcfgracia , con ani- 
mo confl:'.nte , loando la Divina Ma- 
gcñad , i coniolando á los que le da- 
ban el pefame de la mala foi tuna, que 
tuvieron los Capitanes Reales , dixo: 
^e lús efcñ9s dependen de fus caufas^ 
i que las caufüs Jóh de dos maneras , b 
m. nifiefias al Hombre , b ocultas : las ma- 
nifi-cffds fon , las que mediante las raccties 
pobab.es , b necefar;as , caufan que el a:ii- 
r/io fe fofiegue con ellas j i las «cultas , que 
^or Jcr fobre la capacidad del Hombre , b 
.indeter}tii}iadas fe le el'cunden ; por, lo qn.il 
los buenos eyitenciimktJíos juzgaban , que I* 
Fortuna efíaba en el nu/H«ro de las fe- 
gUfidas caujas , la qual trae , i difpmfa fus 
Jiienes de tal manera , que de ello no fe 
fiiede dar ra^on alguní , aunque mu- 
chas veces contra rafon agra'-jíc a los 
buenos , ; favorezca a los malos , /' ha- 
■ga ft'.ceder 'va>:cs los efeclos bien en- 
caminados •, t lleve los mal guindos a buen 
fin ; de donde fe infiere , que ¡os Cielos^ 
¡a- Efirellas , i todas las efpecies de las 
cofas fon producidas de alguna caufa prin- 
cipal ^ i no de la Fortuna. La qual han 
querido algunos , que es aquel juicio , i 
rapn , que fegnrancnte lleva al Hombre 
al verdadero camino de adquirir todo ge- 
r.ero de bienes Temporales •, i que otros 
penfaron , que es vnn, natural Potencia^ 
imprefa en el Hombre dicbofo , como el pe* 
fo en la piedra , i ¡a virtud atraíUva 



I. Libro IV. j j^ 

en la Piedra Imán ; pero que verdadera- 
mente es vna cofa , de la qual refuítT/t 
efectos no antevi}] os , ni entendidos de lo; 
Hombres , fino que picceden d" la [urce 
voluntad de Dios , que da los bienes , / los 
males , las victorias , / las pérdidas , ct 
quien es férvido.,: quando es Jeiviúo^i que 
muchas veces permite , po)' ¡us ( cuUos jui- 
cios , que quien tiene mas jufiicia j pier- 
da el Pleito ; i afi era el cafo Jucedido 
en Guarina ; porque no dclia d: J(r ¡le- 
güda la hora final del cafligo de ¡a tira- 
nía , delitos , i crueldades de Gonfalo Pi- 
(íirro , i de ¡os que ¡e fegulan. \ con cf- 
to que oieron al Prefiücnte , quedaron 
de mui buen animo , los que juzga- 
ban á Gonzalo Piqano por t-'.ii bitn 
afortun.iüo , que Ls parecia que tenia 
( como dicen ) pucllo el clavo á For- 
tuna , i que por efto era invencible. 

Y haviendcfc difcuirid;-) en el Con- 
fcjo, fobre lo que fe deba de hacer, 
fe acordó , que los C;ip;tancs iNlcrca- 
diUo , i Lope Martin , faeicn luego a 
Guainanga con cinquenta ¿ircabuce- 
ros , i tomafen los Ciminos , para que 
fe pud;c¡e tener noticia de lo que los 
Pigarros hacían en el Cuzco , i rcco- 
gicfcn la Gente , que huviefe efcapi- 
do de la rota de Gu^rina. Lle¿aaos 
los dos Capitanes á Gua marga , íe 
adelanto Lope Martin veinte Le- 
guas mas arr;ba , con ctoite Sc-iua- 
dus , i prendió a Pedro de . BuÜin- 
^a , que por orden de Górmalo I' i gar- 
ro ( como fe ha dicho ) aneaba en An- 
d.i2,ujvl?s, i ahorcó á dos Coreos, cran- 
des dclinquentcs, i dio líbertrid a ocho, 
ó diez Soldados de Centeno , i fe bol- 
vió á Guamsnga j i porque pareció al 
Confejo , que no er.i bien ir fin Ai tille- 
ría con aquel Exercíto , i para que fe 
pudielc llevar con toda bre. edad , or- 
denó el Prefidentc al Matifcal Alonfo 
de Alvaiado , que fuefe a ios Reies a 
llevar la que alii havia , con fus apare- 
jos , I también para que recogiefe a los 
Soldados , que de Guarina , i otras par- 
tes huviefen acudido á aquella Ciudad, 
i el dinero, i vellidos que huviefe, por- 
que !a Gente los hivia mcnellcr j la 
qual , de mui buena voluntad, 
fervia, i padecía qualclquier 
trabajos- 



# í: Í;: * ;4 # 

# * * * * 
* # * * 

* * 



El Preíl- 
deiirt em 
bul (ios 

nc aGua, 



Nutrir am 

¡luj:c /¡n- 
feraéastm 
Ctfar. 



C^T, 



74 



HiST ORIA DE LAS IN 



C AT. IV. G^te fe proveieron 

los Oficios de el Exercito ; i las 

muertes , i crueldades , que los 

Tiranos hicieron , hajia 

ejiepunto. 



L Prcfidente deter- 
mino de enco- 




mendar 



pro- 



veer los Oficios 



del E-xcicito , lo 



— 4aP5*i quaí hi^^o en c(ta 
minera ; A Pe- 
dro de Hiño jola 
hi^o C.ipitan Ge- 
neral , como eftaba proveído j al Marif- 
cal Alonfo de Alviindo, Macle de Cam- 
po , con la mirm.i limic;icioii , que Vaca 
de Calho dio elle Oficio á Peralvarez 
Holguin -, al Licenciado Benito Suarez 
de Carvajal , Ali^ercz General ; Sargen- 
to Maior , Pedro de Villavicencio : Ca- 
pitanes de Caballos , D. Pedro Luis de 
Cabrera , Gómez de Alvarado, Juan de 
Saavedaa, Diego de Mora, Rodrigo de 
Salag.ir , i Alonfo de Mendoza : Capi- 
tanes de Infantería, D. Baltafar de Caf- 
tilla , Pablo de Mencfes , Hernán Me- 
-xia de Guzuián , Juan Alonfo Palomi- 
no , Gómez de Solis , Molqueía , Don 
Fernando de Cárdenas , Francifco de 
Olmos, Gómez Arias, el Capitán Por- 
tel, el Capitán Serna dcCarrion , el Ca- 
pitán Parda vé j i porque iá era llegada 
el Artillería , i las Municiones , i con- 
venia , que para governarla , fe piove- 
iefe Perfona de autoridad , experiencia, 
i diligencia , el Prcfidente , confideran- 
do la calidad , i buenas partes del Capi- 
tán Gabriel de Roxas , de cuios fcrvi- 
cios tenia baíUnte relación , determinó 
de encomendarícla. Iban cambien en 
compañia de el Prefidencc, los Obifpos 
de los Reies , i de San Francilco del 
Quito , i el de la Ciudad del Cuzco, 
que havia aportado alli , haviendofe , por 
gian dicha, falvado de la Batalla de Gua- 
rnía , i los Provinciales de Santo Do- 
mingo , i la Merced , i otros muchos 
Ckrigos , i Rcligioibs i i haviendofe 
tomado mueftia a la Gente de Guerra, 
fe hallaron qnatrocientos Caballos , qui- 
nientas Picas, i fetccientos Arcabuceros, 
fin otra mucha Gente , que cfperaba , i 
la que iba ¡k-gando. Y por no dcxar 
confufo lo que fe dice , qi-c el Licen- 
ciado Chrilloval Vaca de Caílro , i el 



días Occidentales' 

Prcfidente Pedro de la Gafca eligieron 
los Maefes de Campo de fus íLxerci- 
tos , para folamente lo que tocaba a la 
Guerra , es de laber , que fe vsó en 
Cartilla , que el Maefe de Campo del 
Exercito , que es en Francia el Marif- 
cal ,que también lo fue en Efp.ña , tu- 
viefe el mifmo poder, que el Capitán 
General , que como íegunda Perfona fu- 
ia, lo difponia todo , fin rcfervar lo de 
lajullicia, i particularmente enlasln- 
di.is , adonde vlabaii mal de tan gran 
poder i pues por qualquií*ra antojo , i 
liviana caula , i muchas veces por ira, 
i por venganza, cniligaban con lavidaj 
i por efcutar ello los dichos dos Gover- 
nadores , limitaron ella autoridad , i 
nombraron Auditores , ó Alcaldes M«- 
iores; i aunque les toca el conocer de 
las caufas de los Soldados, i al Barrachél 
de Camp ña executar lo que le le man.- 
da , ambos Oficios eüán fubordinados al 
Maefe de Campo , que como la fcgunda 
Peifona dtl General , executa las rcfo- 
lucionesdel Conleio,dá las ordenes, eli- 
ge los alojamientos , reparte los Quar- 
teles , 1 hace todo lo demás , que po- 
dría hacer el Capitán General j i por- 
que los que govcrnaban Tropas de In- 
fantería fe llamaban Coroneles , como 
fue en la difciplina del Gran Capitán, 
i en las Conquíitas de Oran , Magar- 
quivir , i Bugia , adonde lo fueron el 
Conde de Altamira , Pedrarias de Avi- 
la , D. Pedro de Granada, i Venegas , i 
Efpinoia , á los quales la Hiíforia del 
Emperador D.Carlos Quinto, ignorando 
los términos Militares, llama Geneíalesj 
i en los primeros Años del Emperador, 
en la prefa de Maya, i jornada de Sal- 
vatierra , adonde eran Coroneles Gu- 
tierre Quixada , Diego García de Pa- 
redes, Rcngifo, i Diego de Vera, por- 
que á ellos Oficios llaman iá Mae- 
fes de Campo : dicen Maefe de Cam- 
po Grneral , al que primero llamaban 
M.'cfe de Campo folamente j i el Titu- 
lo de Coronel dura en las otras Nacio- 
nes , i los Coroneles proveen las Com- 
pañías : las de la Nación Efpañola 
fe han refervado los Capitanes Genera- 
les de ¡os Exercitos ; i Yo vi en vna 
diferencia , entre vn Alemán, i vn Ef- 
pañol , que le dixo el Alemán , que er» 
Capitán como el j i refpondió el Efpa- 
ñol, que era afi i pero que la Provifion 
del vnoera de Coronel , i la del otro de 
Capitán General. 

Pareciendo, pues, que fe podia mnr- 
char en demanda del Tirano , fue falien- 

do 



Los Coi 

róñeles 
aora fon 
Maefesdc 
Campo. 



E! lUfít 
de faní 
po al pi 
fente í 
1 1 a m . 
Maefe d 
Campo 
CcncraL 



Deca da Vi 

do el Exercito de Xauxa , Compañiu por 
Compuúni , á zs>. de Diciembre , con 
gran defco de poner fia en tant.is ciucl- 
J.ides , como los Tiranos viaban j por- 
que h.iíha el dicho día, le tuvo porvcr- 
dera relación, que tueron los ahorcados, 
i degollados ciccientos i ochenta Hom- 
bres , i fct, cientos los muertos en Ba- 
tallas, i Reenquencros, Gente muí h m- 
rada , rica , i buenos Soldados : íue ca- 
minando el Exei cito la buclta de Gua- 
manga , para deldc allí ir á pafar el Rio 
de Abancay , al qaal embió el Pre- 
fidente á reconocer , á Pedro Alonib 
Carrafco , á Alonfo de Mefa , i á Ori- 
huela, Períbnas de recado , i experien- 
cia- Hivia el Prefidente embiado a Juan 
de Elpinola , para que puirefc diligen- 
cia , en que los Cyciques de la Comar- 
ca no permitiefen, que fe acudicie con 
Mantenimientos ¿ la Gente de Gongalo 
' Jeó ejí Pigarro, i l'abcr los pafos del Enemigo; 
i vsó de tanta l'olicitud , que viéndole 
Goncilo Picaño privado del aiuda, que 
por aquella parte tenia , elcrivió á J>uan 
de Elpinola , amenazando al Prefiden- 
te,! á él con paiabias tan feas, e in- 
dignas, que b litara decir, que eran con- 
formes á quien á Dios , i á íü Principe 
havia perdido la vergüenza , i el refpe- 
to ; porque haíia aquel punto, en el mi- 
ferabie citado, que las cofas fe hallaban 
en aquella tiranía, todo era laibmofo, i 
lleno de atrocidad-, i ello es lo fucedido 
en ellos acontecimientos , halta en fin 
deelleAñfoji por guardar la orden co- 
mengada, no le profiguen halla, fu lugar. 



S47 



aGente 

^üc'tiJ á 

is Tira- 
Ci ,is , i en 
« .s Bjcí- 
íi ^\% de 
üi^U Rc- 
po, |:aún. 



rrog»- 

• d de 

• on^.ilo 
, i(j.i rro, 

tsjlas 

il.ibras 

DntiM el 

!reliden- 



O^Ks ty 

j t t H s, 

ilbdit- 
•..nte, vo- 
i fía tes a 
. bruts 
¡dent\ 
V ali- 
tidconf- 
; :¿íti4r, 
iiod a- 
ox , & 
(tlium 
i» pt 
C 3 38. 
nu-4. 



CAT. V. De lo que pafaba eit 

ejie tiempo , en el Nuevo Reino de 

Granada ; / de la pacificación. 

de los Mufos , i Co- 

limas. 

N elle tiempo , no le ce- 

í",.ba en el Nuevo Rei- 
no, de continuaren la 
pacificación de las Na- 
ciones de los Indios Co- 
marcanos , cfpecialmcn- 
los Mufos , i Colimas 5 i no havicndo 
Hdo de provecho las cntrixdis , que en 
fu Tierra hicieron los Capitanes Luis 
Lanchero , Martínez , i Valdcs , lle- 
gado el Licenciado Miguel Diaz de 
Armendariz por Juez de Refidcncin , i 
Governador al Nuevo ReiiK) , havicn- 




II. Libro II L ^y. 

dofc de detener alli , por havcrle or- 
denado el Prefidente Gaica , que no én- 
trale en la Govcrnacion de Popayan, 
por no dar caula al Adelantado Sebaf- 
t.an de Bciaica^ar de alterarle, por el 
cafo del Marilcal Jorge Robledo , de 
que el milino xA.rmcnaanz fue ocafionj 
porque para la Guerra de el Pcrü le ha- 
via meneller. Pruveio al Capit.m Pe- 
dro de Urfua , fu Sobrino , que en fu 
lugar havia citado , para que cnrr.fe 
con docicntos Hombres , el qual pobló 
en ella Provincia la Ciudad de Tíldela, 
en vna V^ega junto al Rio Zaibi, i por 
la propinquidad de las Sierras , los In- 
dios , con l'us ordinarias acometidas , le 
inquietaban , de manera , que no le dcxa- 
ban laiir a .bulcar comida; 1 conociendo 
que alli no fe podía conlcrvar, pidió al 
Lie. Miguel Díaz , que ic pcriniticlc ir 
á delcubiir el Dorado, i aü quedo dcf- 
po,bIada ¡a Ciudad de Tudcla,i los Na- 
turales de Ja Tiei-ra tan vfanos , que le 
atrevían á faJir a buicaj- á los Caitella- 
nos por los Ciiaiiiios , i a ios Indios 
Mofeas , que iban de Tunja á Veiez, i 
de Velcz a Santa fe , aunque apartados 
de fu Provincia , á feís , i ocho Leguas, 
i para ello íc confederaron con ci Ca- 
cique á¿ Saboia , Indio Molca; i con 
ella confederación militaron contra los 
Calle! lanos , i ie encarnizaron tanto, 
que algunos de los Indios Mofeas , con 
el calor de Jos Mufos , mataron á fus 
Encomenderos, i los Mufos quedaron tan 
cebados en la Carne Humana, que da- 
ban muchas traJnochadas a los Indios 
Mofeas , debaxo de paz , i cgujo ma- 
nadas de Ovejas Levaban Hombres , i 
Mugercs , i ios mataban, i cotnian , i 
bolvian por otros; i tanto fue crecicn- 
íio la ferocidad de los Mufos , que po- 
co á poco iban confumiendo a los Mof- 
eas Coraarcaiíos ; i vi lio por los Cabil- 
dos de las Ciudades de 5anta Fe, Tun- 
ja ,i \'c;cz , la gran pcrdidicion , i mc- 
nofcabo , que Jiavia de los Naturales 
Moícas de fus Encomiendas , acudie- 
Ton a pedir remedio a los Minillms Rea- 
les , i para refrenar la baibara crueldad 
de los Mulos, haciendo en ellos cxcm- 
plarcalligo; i haviendole dado bailante 
información de los daños, íc hico Jun- 
ta General de Prelados , Rdigiofos, 
i Perlonas de otros ellados ; i havicn- 
dofe confultado fobre la juflicia de 
la Guerra , le determinó , que lo era 
por fer contra Indios Caribes , co- 
medores de Carne Humana , i que fe 
Ki de- 



Pofc'acíó 
dclaCín- 
dad de 
T udtla. 



Pedro <Je 
Vi (na va 
a deílu- 
brir el 
DoiodjOo 



l-w In- 
dios ion- 
ios , mili 
crueles, i 
comedo- 
res de 
Carne 
Hiimaiu 



En eí 

Nuevo 
Iveíiio fe 
detercnl- 
«a , que , 
la Guer- 
ra contra 
los Mu- 
fo's, es juf 
ta. 



Luís Lá- 
chero en 
tra con- 
quiftádo 
á los Mu 
fos. 



Poblado 
de la Vi 
lia de ia 
Trinidad 
delosMu 
ios. 



La Villa 
de laTri- 
iiidad le 
mudo á 
ocia par- 
te. 



Calida- 
des de la 
Tierrade 
los Mu- 
los. 



•j6 Historia de las I 

ídebia proveer vn Capitán , que con 
Gente fuefe á calligar los Mulos, por 
¡os muchos daños, muertes, i robos, que 
fcavian hecho en los Comarcanos , de 
que tantas querellas havia , i que elle 
Capitán poblal'c vn Pueblo , que fuelc 
freno de eftos Mulos } i teniendofe fa- 
tisfaccion del Capitán Luis Lanchero, 
algún tiempo deipues de lo que le va 
refiriendo, fue á ella Guerra con fefen- 
ta valerolos Soldados , bien armados , i 
proveídos de lo que havi^n mencílcr. 

Llegados con fu Capitán al Re- 
partimiento de Paya , de Indios Mofeas 
de la Provincia de Velez,i tomando por 
devoción á la Santifsima Trinidad, con 
prefupuello de govevnarfc como bue- 
nos , i fieles Chrillianos , entraron 
conquiftando ellas Provincias ( i aun- 
que con pérdida de algunos Soldados) 
llegaron d vna Loma, adonde iendo mar- 
chando, dcfde vn Peñol tiraron vn Flc- 
ch.-i^o al Capitán Luis Lanchero , i ie 
acertó por vn hombro, que le pasó vn 
Saio de Armas , colchado de Algodón, 
de qiiatro dedos de gruefo , á cuia cau- 
fa hicieron alto , i con la fuerga de la 
lerva le cmbaró el Capitán -y i creicndo 
los Soldados , que muriera de ella heri- 
da , le rogaron , que para premio de fus 
trabajos , hiciele vna Población en aque- 
lla Loma , con prefupuello de mudarla 
adonde mejor difpoficion huviefe, i ali 
fe hi(jO , 1 fe llamo , la Villa de la Tri- 
nidad j i en teniendo falud , el Capitán 
fue ;i reconocer el fitio , adonde el Ca- 
pitán Pedro de U riba havia poblado:! 
ellando alli alojado , llego el Capitán 
Juan de Ribera con focorro de Gente, 
porque iá faltaba buena parte de la de 
Luis Lanchero , i con el focorro fue- 
ron á ver li Caldera , adonde ella aora 
la Villa, proveída de Agua, Leña, lerva, 
i litio de Aires faludablcs, porque el fi- 
tio de Tudela no pareció á piopofito, 
por elliir fuera de la Comarca de la 
Tierra ; la elección del fitio fue buena, 
por lo qual fe ha confervado la Pobla- 
ción , aunque la Guerra ha trabajado 
mucho a lüsCiillellanos, por averie mu- 
chas veces rebelado los Naturales. Es 
de ordinario cita Provincia caliente , i 
húmeda , i abundante de Aguas : hai dos 
Veranos , i dos Inviernos en el Año, 
i no porque fea mas frió , ni mas ca- 
liente el vn tiempo que el otro, fino 
porque el vn Verano comienza de prin- 
cipio de )3icicnibre , halla fin de Febre- 
ro i i el Invierno de principio de Mar- 



NDíAS Occidentales' 

qo , halla fin de Maib , i entonces en- 
tra otro Verano , que dura haíla fin de 
Septiembre i i el otro Invierno , lo que 
relia del Año : difereuciafe el Verano 
del Invierno, porque el Invierno es Uo- 
viofo , i el Verano feco , i lo mas or- 
dinario llueve de noche , i pocas veces 
de diaj i los vientos que mas dañan, fon 
vracancs , que vientan de Norte á Sur, 
i de Sur á Norte , con grandes True- 
nos, i Relámpagos ,i caen algunos Ra- 
los. Es Tierra de muchas Sierras , con 
grandes , i pequeños Ríos , i Lagunas, 
abundante de ]VIantenimientos,i de pOf 
eos palios para Ganados. 

C AT. VI. Tie algunas farti- 

CHlaridades de los Mufos , i Coli' 
mas , en el'Diftr'ito de el Nue- 
vo Reino de Gra- 
nada. 

Os Indios , defpues 
que fe les ha quita- 
do el comer Carne 
Humana , van en 
aumento : es Gente 
de pocos Tratos , i 
Grangcrias , de mo- 
derado entendimien- 
to, de buena difpoficion, i proporción; 
andaban defnudos , nunca reconociercí 
Señor, fcguian el confejo de fus Viejos, 
rcfpetindo a los mas valientes: aora vil- 
ten Mantas , i Camifetas , por haverfe- 
lo perfuadido los Callellanos : viven en 
Barrios, i parcialidades , i otros de por 
si i i adonde vn Indio hace fu labran- 
za , alli fabrica fu cafa. Son holgaza- 
nes, ociipanfe mucho en beber , i def- 
pues de borrachos , fe matan vnos á 
otros : fon crueles , que no perdonan 
Padres a Hijos , aunque iá citan algo 
corregidos : fon tan codiciólos, que por 
qualquier intercfe perdonan qualquier 
muerte ; i entretanto que no hai latif- 
faccion , dura la Guerra. Entre los de vn 
mifmo Apellido pocas vcccá hai pafio- 
nes. Llévale la viuda todos los Hijos á 
fu Tierra , i toman el Apellido de la 
Madre \ i fi matan algún Indio, por fus 
Collumbres no ellán obligados ii la ven- 
ganza ,i fatisfaccion de elle agravio los 
Parientes del Padre , fino I03 de la Ma- 
dre , con todos los Indios de lu Apelli- 
do : hablan generalmente vna Lengua 
en cita Provincia. 

Ella 



i;47' 




I)- 4 7- 

Alcura 
df la VI- 
■Ui Je la 

"íülúdid 



OpÍBÍOll 

drIojBar 
baros > i 
;eica de 
¡a trea- 



Decada VII 

Efta la Villa de la Trinidad en fíete 
Grados déla Linea Equinocial, i de todas 
las Sierras fe parecen las Guardas da el 
Norte, i del Sur , que es vna Cruz de 
quatro EilrcUas , bien formada, i fe parece 
bien alta de la Tierra , i en fin de Agof- 
i;o,i mediado Mar^o , no hace fombra 
el Sol de medio dia , por ninguna par- 
te. Ella elle Lugar veinte i quatro Le- 
guas de Santa Fe, i que parte Termino 
con ella, i también las de Tunja , Ve- 
lez, i la Palma. Quaato al principio de 
el Mundo, tenian eitos Barbaros , que 
vn Hombre , que llamaban Are , que 
liempre ellaba echado , i que no era 
Hombre, como fombra de Hombre, la- 
:ion del bio > cn vnos palos , roíhos de Hom- 
Muudo. bres , i Mugercs , i echándolos en el 
Agua , fe levantaron vivos , i los casó, 
i fe apartaron , i comentaron á cabar 
la Tierra , i nunca mas vieron á cfte 
Are, i que ello pasó de la otra Vanda 
del Rio Grande de la Magdalena. Sus 
oraciones , i lanteriaseran por el Agua, 
i los traía el Demonio mui engañados, 
i hablaban con él , dundoles á entender, 
que no es bueno kibir al Cielo, i otras 
mil ceguedades. Tenian al Sol por Pa- 
dre , i á la Luna por Madre, i quando 
fe eclipfaba, lloraban , diciendo : Ma- 
dre , adonde -v^s , i nos de xas ? Buelve acá, 
conjueianos , que quedamos fin ti ufólos ; i 
quando ello fuccdia , tocaban fus Trom- 
petas , Flautas , i Alambores , i otros 
Inltrumentos. Y entonces les daba á 
entender el Demonio, que fe queria bol- 
ver el Cielo con fu claridad , de arriba 
abaxoj i lo mifmo hacian , quando fe 
ecliplaba el Sol , i no le tienen por Dios, 
como otras Naciones de las Indias , di- 
losMu- Ciendo,que ellos fueron criados prime- 
ro que el Sol , i la Luna , i nunca fu- 
pieron quien los crio, halla que la Doc- 
trina Chnltiuna fe lo ha dado á enten- 
der. Qiiando fucedian Tormentas de 
Truenos , Relámpagos, Aguas, i vien- 
tos , pedian locorro á la Luna , fopla- 
blan adonde venia la Tormenta , i con 
aquello entendían que le dcíviaba,i 
que iba a otra paite i i fi no, 
que no quena oir lus 



I. Libro IV. 



77 



"reencia 
Jeloslu- 
Jios.Mii 

ITos,; co- 

'limas. 



fos,i Co- 
lJm.is lio 
tiene por 
Díofes al 
Sol, ni a 
la Lima. 





C ^T. VIL ^e cQut'müa la 
^efiripc'ton , Cofiumbres , i co- 
fas naturales de Mufos . i Co- 
limas , Nación en el Nue- 
vo Reino de Gra- 
nada. 

'N pariendo las Mu- 
geres , fe van i 

Eir,^^ los Arroios , i fe 
/(^i laban, i también 
y^^ á las Criaturas, i 
' ' las cmbuelven en 
vnas hojas de Vi- 
hao , que fon ver- 
des , i anchas, 
i anchas , i las tienen en los bracos no 
mas de tres dias , dicen , que porque no 
fe hagan perchólos , i luego ponen la 
Criatura en vna Cunillade Cañas, quan- 
ta cabe el cuerpecillo , i atan los bra- 
^ js por las muñecas , i molledos , por 
las piernas, i por la garganta del pie, i 
por las pantorrillas , i los ponen la ca- 
bera abaxo , i los pies arriba , arrima- 
da la Cuna á la pared , empinada , pa- 
ra que fe hagan las caberas recias , i re- 
dondas: no los muelhan á andar , haíla 
que ellos , gateando , fe levantan , en- 
feñados de naturaleca , i cmpiegan de 
por si á andar , lo qual hacen dentro de 
vn Año de como nacen. Quando tie- 
nen quatro , ó cinco Años , los ponen 
fus nombres de Arboles , Piedras , Icr- 
VrfS , ó A-mmales , tomados de fus Pa- 
rientes. En edad de diez i fcis , ó diez 
i fíete Años cafan las Hijas , concier- 
tan \o& Purientes el cafamiento , fin que 
lo fcpa la defpolada , i vu el dcfpofado 
adonde eíla,i fe entretiene con ella tres 
dias , alhagandola , i ella le riñe , i da 
de puñadas, i palos. Y p alados 1 os ti es 
dias , fe aplaca, i güila la comida, i fe 
la embia con fu Madre , o Paiicnta , i 
luego duerme con ella , quanto dura 
aquella Luna , fin confuinar el Matri- 
monio , i hace vna labranca de Maiz 
para la defpolada , i Suegra , i da las 
Cuentas , que es el dote j i fi es rico, 
dalas vnas taldillas con Cafcaveles , á fu 
vio, que fueqan á la forda , quando an- 
dan ; I fi durante los tres dias íe confu- 
ma el dicho matrimonio , la tienen por 
mala , i deshoneíbii i fi en algún tietrí' 
po comete adulterio , hai muchos, qu¿ 
con enojo facijajentc á si miíinc-sTc fle- 

chanj 



Los Mu- 
los,! Co- 
)Im.is co- 
mo crian 

los ]^ 
ños? 



Los Mt* 
los,! Co« 
limas, 
ajilando 
dan iiorn 
bre á los 
Hijos» 



T« 



Historia de i. as In 



clian , i niucrcn , i otros , Cjuc fe lutif- 
faccn con quebrar quantiis Tinajas, 
Ollas, i Vafijas hai en cala, i 'íevi al 
Monte mas -cerrado , i hace viia Gho^a, 
i fetncte en ella, i clU vna Luna , bal- 
ta que la Mugcr tiene la cafa proveída 
de otras tantas Valijas , i ella te va á 
bufcar , i Je toma poi- los cabellos , i le 
arrallra , dándole de coces , haíla que 
fe cania, i mano a mano fe buelven jun- 
tos a fu cafaj i fi el Marido que fe fle- 
cho mucre , üis Parientes fe le ponen 
muerto febreras rodillas ,i le ha de llo- 
rar alli , rin.conicr,tr£s dias,i no ha de 
beber lino vn poco de Ciiicha, que es 
el Vinodc Maiz j i pafados los tres dias, 
Ja echan de la cafa, i eraierran al Ma- 
rido, ó le tuertan entre dos hogucrasj 
i tolt.vdo , le ponen en -vna Barbacoa, 
con fus Armas , que fon Arco , Flechas, 
Macana, i Pav.cs, i sá cabo del Aíío le 
cnticrran, i no fe ha de hallar prefente 
la Mugcr por el delito , la q«al anda va- 
gabunda , porque en el Pueblo nadie la 
éi de comer , i por ciio toma por re- 
jTicdio hacer vna labranqa de Maíz , en 
paite mui folitai'ia, para fuftentarfc, hal- 
la que fus Parientes , i los de fu Mari- 
do fon Amigos, i entonces van por ella, 
i la llevan con honra , i la buelven ii ca- 
far. En las honras del muerto fe baila, 
i cantan triilementc fus ha^Mñas; beben 
sel Viüo del mueito , halla caer. 



CJ'P. VI 1 1, ^w va proji- 
gu'tendo en las C^fiumbrcs , i vfos 
ile las Naciones de el Nue- 
vo Reino de Gra- 
nada. 



!^2^U^^ U A N D O muere el Mari- 
do de fu muerte natu- 
ral, el Hermano hereda 
las Mugares de el di- 
funto , porque teñen dos, 
tres, i mas j i li muere 
por ocafion de la Miiger , el heredero 
no eftá obligado á recibirla. En la muer- 
te de algún Principal , la mas que- 
rida Mugcr pone la cabeca en fus 
Todillns,i las otras toman el cuerpo, de 
manera, que todas tienen el cuerpo fo- 
bre las rodillas, i quando van a comer, 
dcxan Paricntai'en fu lugar, i en aque- 
llos tres dias todos beben , i hacen las 
ceremonias , i tueftan ci cuerpo , i le 




días Occidentales! 

hacen cn;balfanvar con cierto betún he- 
diondo , que tienen. Es Gente ,que con 
facilidad le ahorca , i flecha ; i aconte- 
ce ahorcarle , porque la Alugcr tardó en 
guiiarla comida, o porque el Vino no fa- 
llo á ki gíiílo i i con poca ocalion re- 
pudian las Mugcrcs , i ellas quedan con 
libertad de Cjíarle. No tienen Ici , ni 
preccpío , qijC guardar ,ni que les obli- 
giie a yjici^a, mas de la que el damnifi- 
cado pueda dar al d:iñ;idor,todo es ven- 
ganza í i en quanto á Ritos , no tienen 
Santuarios , ni Adoratorios , ni cono- 
cen a Dios , i and*ba el Demonio en- 
tre ellos tan defcübiertamcntc, que bai- 
laba con ellos , i iTvoíhaba que bebia: 
víanle coxo , con vn pie de Gallo, ca- 
bera de Perro, cuerpo de Hombre, ma- 
nos de garavatos , con vñius de Águila, 
i facilmcnrc admiten ¡a Santa Fe Cató- 
lica j i dcfpucs de bauricados , no ven 
tan fácilmente al Demonio : i Dios, por 
fu infinita mifericordia, los va cada dia 
mas apartando de a<|ucl error, i cegue- 
dad , en que citaban. 

EÜos Indios tijeron fiempre mui 
belicofos,i afi parece, pues echaron de 
fu Tierra a los Melcas , i á los Nauras, 
que eidn valientes : vfaron mil ardides 
en las Guerras , como hoios encubier- 
tos, i cmpungados de púas mui agudas, 
i enerboladas de icrva peiiifcTa , i tram- 
pas mui cncubieitas, á las entradas de los 
Bofqucs , con que dcfped.i-^aban mu- 
chos Hombres. Ellos Naur;« le retira- 
ron a vna Provincia, cr.tre el Rio Gran- 
de , i ei de Cararc. EsGcnte rica , aun- 
que era delnuda , i aora villen como 
los Mofeas. Mataron ellos N auras cier- 
tos Callellanos al Capitán Pedro deUr- 
íua, i ie los comieron , i todos murie- 
ron de cámaros , i dcfpues acá no han 
querido comer C'arnc de Callellanos, 
falvo alguiKís, que comian el coracon, 
para hiucrlc valientes , i le reparcian 
entre muchos. Entre todas c(las Gene- 
raciones de Indios hai muchos Hechice- 
ros , i Aibolarios : creen mucho ea 
agüeros : no tienen por pecado matarle 
vr.os a otros con iervas , i de otra ma- 
nera > i acontece fer el Hijo de vn Pue- 
blo , i el Padre de otro, i hdlarfc con- 
trarios en la Guerra , i fiecharfe rabio- 
famente, i á la noche dormir juntos, i 
á la mm'iana bucIvcn a fu puello j i íí 
medianeros hacen las pnces , fe fitif- 
faccii con dnrfe Mantas , i Cucr.t.is , i 
luego con Vnrtis lavg;;s (c dan vnos a 
otros de palos, halla qucbr.irlas, i que- 
dan Amibos j i van u beber , i dura k 

borra- 



'í5'47; 



El Demo 
DIO Como 
ícmoftia 
ba entre 
los Indio» 

Los In- 
dios del 
Nuevo 
Reino re 

cibeii bíc 
U FéCa. 
tollc;^ 



T^ o? r»- 

dío* Naii 
ras po|: 
que no 
comían 
cirne de 
Cartería- 
nos? 



,547' 



Icsgfa- 
aitre 
idios 



Decada Vm 

borrachera vn Mes. Solían dcllle allí 
ir á ca^a de Indios de otra Nación, 
para comer j i fi no tenían , mata- 
ban al Hijo, ó al Padre, ó a la Mu- 
ger , para dar de comer al Hucfped. 
Ella Provincia fe llama Muufa , de don- 
de los Indios tomaron el nombre de 
Mulos. Y la Caldera rodeada de Sier- 
ra , adonde ella la Población , ie lla- 
ma Chiguachi , i la Lengua que hablan 
es clAr.i , de buena pronunciación , i 
fácil de aprender. 

Siempre eftos Naturales pobla- 
ron en fitios alcos , i efcombratios, 
que participaren de Montes , para der- 
ribarlos , i hacer lus Sementeras , por 
fer Tierra mas dcfcanlada , i junto á 
vicio Fuentes frefcas , adonde hacen fus ca- 
labar- fjos de alto para labarfc , porque en 
ello fon mui vicioPjs , i adonde quie- 
ra que pueblan , hulean Tierra Tana, i 
pocas veces enferman j i fi acontece, 
es de cámaras , refriados de labarfe tan 
á menudo fudnndo , i también de ci- 
to les proceden grandes calenturas. En 
algunos Valles hai Indios , que crian 
Papos , como Melones en las gargan- 
tas , i no han hallado remedio pira 
ellos , i los ahogan. Dábales a ei. ten- 
der el Demonio , que las enfermedades 
dichas , fe las pegaban los Chnllianos, 
i para ellas tienen remedios de itrvas, 
que no querían molhar á los Chrillia- 
nos , i fi fe las llevaban , eran moli- 
das , porque no l;is conociefen ; i pa- 
ra la ierva pongoñofa , quando fe fle- 
chaban , no teman contruierva , ni otro 
remedio , fino cortar la carne , lo 
qaal hacian cruelifimamente , i po- 
\ etncdio, eos efcapan > i cortados , laban la 
t, lino cor herida Con Agua caliente tres dins, 
para abaxo; i fi algunos efcapnn, fiem- 
pre quedan m.incos. Ella la Trinidad 
poblada á feis Leguas de la Cordille- 
ra de el Nuevo Reino , que llaman 
Paramo , por fu ielo , i altura , i fer 
Tierra rafa , i alli hace diítincion la 
Tierra caliente , de la fria. Cae ella 
Cordillera á la parte del Oriente, i de 
el Leile , i Suelte , i Sur de la Tri- 
nidad , la qual corre del Nordeíle al 
Suducíle , va de las Sierras de Santa 
Marta > i fegun fe tiene noti- 



Libro I V. 



7^ 






ÜHciida 
;icrva> 

^lo tiene 



arla car 



k 



cia , corre halla 



« « 

* 
* * 

* 



Chile. 



# * 

* 



*** 



CAT. IX. ^ie profigiie lama* 
teria de el precedente , tocante 
al Nuevo Reino de 
Granada. 

\á%^ Una Legua de la Tri- 
nidad ella el Rio Zaibi- 
que , juntandcfe con 
otros Ríos, le hi.te cau- 
dalolb , que corriendo 
al Norte , va a pafar 
por entre dos altos Peñoles , que pare- 
cen Torres, que llaman Furatcna , adon- 
de los Indios hacían fus udoratorios : al 
miior Peñol llaman Tena , que quiere 
decir , Marido ; i al incnor, Fura, que 
fignifica Miiger > i Furatena es como 
decir, M.indo, i Muger > i alli dicen, 
que hai grandes ofrecimientos de üroi 
i havienuo entrado , á eíla noticia de el' 
Oro, el Capitán Juan de Ribera con dos 
Soldados , cllando fobre ellos , faiieron 
á él tres mil Indios Mufos , i el Capi- 
tán a caballo , i los Soldados á los uos 
ellrivos, fe defendió de ellos feis Leguas, 
aunque le mataron el Caballo; i porque 
para huir fe aparto de él vn Soldado, 
los Indios le alcanzaron , i mataron , i 
el Capitán , i el otro Soldado , dicho 
Antón de Palma , faiieron falyos , por 
haver muerto al Cacique ,' que de ocia 
manera no pudieran cfcapar ; i oi dia 
cuentan los Indios efte por gran cafo, 
porque Ribera mató á muchos. 

Los Arboles que tienen , fon vnos 
Almendros , acopados como Pinos, i la Avboleí 
almendra es como vn riñon de Carnero, i fruclife- 
cl meollo como vndedo,dulce como laAl- ro-.de la 
mendra de Caíl¡lla,i firve para almendra- Tierna de 
das a los enfermos. El Qiioque es otro ^^ 
Árbol, que lleva laFiuta,como huevode 
Ganro,icomeledc ella: hai Ccdros,Ma- 
deraoloiola,de que fe hacen Ca.x,.s, Puer- 
tas , i Ventanas , i es Madera colorada. 
El Cariuri tiene la Madera recia, es Ár- 
bol grande , i efparramado , fiíve para 
lo mifino. El Guayacán firve para pof- 
tes , i cofas tales, es Aladera incorruo- 
tiblc : para ¡o mifmo firve el Numore, 
porque es fortifimo. Hai la Xagua,con 
,que fe tiácn de negro: fu cumo es blan- 
co , como .•\gaa -, i vn Mancebo travie- 
•fo exprimió vna Xagua en la Pila de el 
Agua bendita , i Hombres, i Mugcres 
fe tiñeron los rollros , i los dedos, con 
gran admiración , halla que vieron que 
.,Cia Xaguá. Los HÍ£Ucroiies ( dccuias 



S^o Historia de las T 

ruíccs fe hacen buenas Rodclns ) dan 
f I Árbol j_{j^^^5 j3[^ erai;dcs, como Navanbs,mut 

' ,' duiCCs. Ll que ie echa a doimu- deba- 
es Aqí.'a- j 1 , ' ,-1 I.- T o 
uj^ xo del Aquapa , íe Icvaiua ninchado; 

i li es InJio , por cllár delnudo,iebien- 
ta. Hai otro Árbol , cuia corcega firvc 
como Cáñamo , para hacer logas. El 
Hobo es alto , i acopado , fu cortean, 
i cogollos^ firveii para hinchacones , i 
llagas de piernas , i fe coinen los cogo- 
llos,! aprovechan para las cámaras. Hai 
Nogales , i Robles lilvellres , que <?n- 
geros, ferian buenos. Hai tres maneras 
de Ceybas , Palmas ¿c miichis maneras, 
i la MaJLra es negra , como Evano. 
Hai los Arboles , de donde ib faca la 
Termerjtina, i el Animc. 

CJT. X. G^ie profigtie las cofas 
de ios Mujbs , i Co/r//as tan par- 
ticularmente ; porque fon cafi las 
mifrnas , ejiire Líj tiernas Ns- 
cioncs de aquella 
Tarte. 






mm 



Otro? Ar 

boles fiuc 
liferos de 
la Tierra 
delosMii 
los. 



Frtitas de 
OftiUa, 
que íe di 
C11 clNiíc 
.VoReiuo. 



^j^'v ^ f.^ Teven afimirmo la Palma, 
rl- :-i L-'l^, que da la Fruta , que fe 
llama Cahcpais , que es 
Y'\ !'^C^^ ibllento de los Namra- 
f'uil Kr^ijl^ ' es 1 " los C u ras , Pa lias , i 
Aguacates ,que fon como 
grandes Pci as verdrñ.iles. Los Nifperos 
nacen en partes húmedas. El Guaitncro 
es como Madroño , i la pepita fe come 
coc;di,comofjarvan(^os. Y otro xArbol, 
del taní:iño del Ciiueio, da la Friila co- 
ran Friloles , gruelos como Nueces. Ei 
Guamo es grande como Nogal , es fu 
Fruta vna vaina larga , tomo vara de 
medir , tiene pepitas grandes , como Ha- 
bas , fon dulces como Acuc rr , i de ca- 
lidad fría. Otro Árbol empinado , i de 
recia Madera-, cuia Fruta es de hechura 
de vn Machete, dulce , i de olor, como 
Ahiiizquc. Hai tres, o quatro géneros 
de Gi!:imos,que da;i la F'iuta, como Al- 
garrobas : tiericn clGranadiilo , de que 
hacen Parrales , i tienen !a Fruta como 
Pepinos. Otros Arboles cch.ui c! Eri§o, 
como de Callana, grande como Naran- 
ja,! tiene dentro tres, ó quitro Callanas, 
del güilo de las de Caililla •, i todas eílas 
ÍMUtas fe comen frdcTiS , porque luego fe 
dañan, falvo el Almendra dicha. Hai otras 
much,.s Frutas, de que fe aprovechan 
Jos Naturales , que no tienen fabor , ai 
Olor, ni efeíto de viitud. Haalc Jado c« 



NDIAS O CCIDtNTALES^ 

aquella Tierra Naranjos, Limones, Li- 
mas , Toronjas , i Cidras , Higueras , i 
Ubas, i también las hai filvellres , i fe 
dan también Cañas dulces , en gran abun- 
dancia. 

El grano principal ,de que los In- 
dios fe fullentan, es el Maiz , los Frifo- 
ks , i la Yuca, Batatas , i Turmas de Tier- 
ra, i la Pu'ia, que es Fruta dulce, i de 
buen olor. Los Pápalos fon como Me- 
lones , el Árbol es alto , i la Fruta es tier- 
na , i fria , las pepitas fon de color de 
Pimicr,ta , i de labor de Mailuerco. Han 
llevado de fuera los Plátanos, i el Ma- 
ney. D<.r-fe bien los Repollos, Rábanos, 
i Lechugas , Melones , i Vcrcngenas, 
Pepinos,! Calabazas, Nabos, Moitaga, 
PcTcgil , Culantro , Cebollas , 'V'erdo- 
lagas , Icíva buena, i Arroz, i todas las 
Frutas , i Legumbres tienen los Natura- 
les en mas que Las fulas. Hai otras mu- 
chas íervas , Arboles , i Frutas , que fe- 
ria largo decillas ; pero lo dicho es lo 
mas fullancia!. 

Quaiitoá los Animales, hai muchos 
Puercos canos , que tienen el ombligo 
en el lomo, i c:troj pequeños, pintados, 
cafi como Javalies, Tigres, aunque po- 
cos , pero mui bravos , Leones , que no 
hacen md , lino al Ganado } i otras 
dos maneras de Tigres , que no ha- 
cen mai , i otros , que andan íirmpic 
en el Aguí, como Galgos, \ tienen pies, 
i manos de Ganlbs. Los Gatos negros 
de Monte van a las Gaiiin^s , i llevan la 
prol'a Jebaxo ocl braco, ilc van en tres 
pies. Los Ofos negiús , como los de 
Callilia, no hacen daño, fino al Gana- 
do menudo. Los Oíos hormigueros, 
quahdo aiidan , echan la cola ( que es 
largaVfobre la cabera, i ciñcla con el 
pelcurco , i va andando de hormigue- 
ro en imrmigucro, i faca la lengua co- 
mo media vara de medir, e h'nchcfe de 
hormigas , i recógelas , i fe las come. 
Hai Dantas, i Venados , como las de 
Clliila , i r^tros bermejos , que pare- 
cen Cabras Mónteles , i Ion mejores las 
Piedras Segares , que en ellos fe ha- 
ILin. í^as Guiditinaj.'.s fon como Lie- 
bres , i las borrillas , que meten fus 
hijuelos en vna bolfi , que tienen en \x 
barriga , aunque lean diez , fon gr.in- 
des defpobladoras de Gallineros. Los 
Animalejos llamados Umazca , que en 
pariendo fe le hace á cada hijo vna te- 
ta , i lí^s trae, haftn qne eílun crirdos. 
El Armadillo , de que nñicho fe ha lu- 
blido , que tiene cinco vñas en cada 
mano , con que caba la Tierra , adon- 
de 



i?4?. 



Hórrala 
ía de Cal 
tilla, que 
íe da en 
los Mu- 
fos, i Co- 
limit. 



Anima- 
ks de I; 
Tierra d. 
los Goli 
-Tías, 



Piedra! 
Bct¿aie% 



\S4?^ 



* T ^ -r D E C A D A V T 

¿: Iir.b:t:^" , cs manfo , i íc come. El 
Perico ligero tarda tres horas en fubir 
vn Árbol , anda de Noche , i cada vez 
qnc aléala Mano , da va griro , i tarda 
media hora depafoápafo : cs del tamaño 
de vn Mono de Berbería ,-i es feroz , i 
nohaccm.ü. Vnos Gatos hai, que duer- 
men todo el Dia , i ca^nn toda la Noche 
Paxaros , i Rutones. tLl Pizma , de ta- 
maño de vn gozque grande, es de mala 
catadura, el Hocico largo, i fu voz de 
Paxaro (jilguero , defiéndele de los Per- 
ros , los Calicllanos los llaman Texones. 
Los Erizos ion como los de Caltilla , i el 
maior es á manera de Puerco Efpin, eii 
el arrojar, i defpedir de si las púas. Ai 
muchas diferencias de Micos , Ardillas, 
Perdices, Codornices, Pabos de Arcabu- 
co , Halcones, Cernicalns, Buhos, Le- 
chugas, Mochuelos, Palomas Torcazas, 
Tórtolas, Gallinazas Negras , Gallinas 
de Cartilla, Gallipabos, Puercos de Caf- 
tilla , Ganado Vacuno , Perros , i Ga- 
tos : Yeguas , Ovejas , i Cabras, fe dan 
mal , i todo fe cria con trabajo , por los 
Gufinos , que recien nacidos les da , i 
defpues con qualquier fangre , que de 
qualquier ocafionie les haga, muere mu- 
cho del dicho Ganado. 

C AT. XI. ^e acaba, lo tocante 
á las cofas del Nuevo Reino de 
Granada , / U fundación del Au- 
diencia , / Chanciller'ta Real 
en el dicho Rei- 
no. 

N efta Provincia hai Minas 
de Oro de fcguir , i no 
fe han poblado , por fer 
fitios baxos , i enfermos: 
el Oro , que fe ha facado, 
cs de veinte i vn qui- 
lates , i cnticndefe que hai Minas de Pla- 
ta. Aqui eftán las otras Minas délas Ef- 
meraldas, que fe labran con Acequias de 
Agua , con poco trabajo de los Natura- 
les. Hallanfe, con las Efmcraldas, algu- 
nos Crirtales Diamantinos , i duros, co- 
mo las milmas Elmeraldas, i algunas Be- 
tas de las Efmcraldas , fe hallan entre 
Calcidonia , que cs vn Marmol blanco, 
i haíefacado deerte Cerro , que llaman de 
"i toco, de lajurifdicionde la Trinidad, 
grin riqueca de Efmcraldas , i dicen los 
Caftcilaiios , i Naturales , que quando 
.vna Elb-ella pafa por cite Ceno, parece 




TI. Libro ÍV. ti 

que refplandece mas a la viíla « que las 
otras , i que alumbra fobrc el Cerro, co- 
mo la Luna , quando es de íeis; Dias. 
Otras Mmasfe dcli.ubricron , en contor- 
no del Cerro , en comarca de vna , i de 
media Legua , i otras también de Efmc- 
raldas , en el Cerro de Abipi , tres Le- 
guas de Ytoco , 1 no fe liguen , por no 
haver Agua. También hai Minas de Ve- 
riles , entre los quales fe facan vnosCrif- 
tales grandes , mui lucidos, claros , i traf- 
parentcs. Hai Minas de Cobre , Hierro, 
i vna Tierra negra, con que los Indios ti- 
ñen fus Mancas , dicen , que crece quan- 
do la fiembran , como vna Planta. Hai 
Alumbres , Añil , i Pailel , i Arboles, i 
Yervas , con quedan Tincas, de diverias 
colores. Hai vn Venero de Piedras , de 
que fe hacen Aras para el Altar, que ef- 
ta n pafadas de Margagita , dorada , i 
placeada, que parecen bien. 

En toda U Tierra hii muchas Fuentes Sal en 
de Agua de Sal, algunas quaxan , otras abundan- 
no ; 1 feis Leguas de la Trinidad , hai vna *^'^ '^ 'sa- 
gran Fuente, que llaman dcTupa ,adoi)- ''j*'" '"' 
de fe hace mucha, i mui buena Sal, fo- ' °*' 
bre la qual huvo grandes Guerras , vnos 
queriéndola defender , i otros ganar} i 
es cofa de notar, que todas las Fuentes 
de Salde aquella Provincia, fe hallan en 
quebradas de Agua dulce. Hacefe en efta 
Tierra algún Vellido de Algodón , por- 
que le coge mucho de ello : hilafe algu- 
na Pita : comencabanfe á hacer algunos 
Ingenios de Acucar : la tabrica de las f aonc* 

Cafas, es Tapiería: las de los Indios lona ^^ t'f*' 
, f^¿ 1 • .fas de los 

manera deChogas, aunque de cien pies jy,£j,foj 

de largo, i veinte de ancho, algo enar- 
cadas, i mui fuerces. Todas las Mercan- 
cías , que van á la Trinidad , i a todas 
las Poblaciones del Nuevo Reino, fuben 
por el Rio grande, en el genero de Bar- 
eos , que llaman Canoas , que fiempre vfa- r „ .<"®^ 
ron los Indios , lalvo que laton maiores, ^^,^^5 ¿^ 
porque de ancho tienen quatro pies , 1 jas que 
de largo fefenta , fon de vna piega, i de vfars los 
Cedro , caben en ellas cien Botijas , de Indios, 
aquellas en que fe lleva el Vino de Caf- 
tilla, i á veces mas , i doce Indios , que 
bogan, i navegan, i comida para veinte 
Dias, que tardan en fubir al Puerto del 
Angoílura , i bolver halta Tamalame- 
qiic , el qual Puerto ella cerca de la Ciu- 
dad de Mariquita, que ella veinte i cinco 
Leguas de Santa Fe , i llamafc aquel Puer- 
to del Angollura, porque alli fe enangol- 
ta el Rio grande , en trecho, que por vna 
parte tiene vn gran Peñol, i por la otra 
vnaSerrecuela, que noledexan.eílender, 
i de aqui nü pueden fubir. ^ 



oidores» 
proveí- 
dos para 
elAiidien 
cía dei 
Nuevo 
Kciüo. 



ííoníjalo 

Xlmenez 

deQuefa- 

da,Marif 

cal del 

Nuevo 

Reino. 

Pr-ímia 
•viTtntum 
Jipi vela- 
cius vieij! 
(tcqutrun- 
tur > id a- 
fud tiran' 
tjum,fecus 
afuíi l'rin 
cipem iu 
ftitm & fn 
f¡ence,qHÍ 
& Jifero, 
fetnper t» 
men vinu 
tes premijt 
frofequi - 
tur > aiit 
faUempro 
fiqui de - 
het. Se* 

745.n'ft 



81. Historia de laS 

Y haviendole aumentado mucho la 
contratación del Nuevo Reino , aii por 
havcrfe iá abieno, i allanado la Nave- 
gación del Rio grande , como por las 
muchas Poblaciones , que íe havian fun- 
dado ) teniéndole gian experiencia , de 
que, ni con el govierno de los Coi regi- 
dores, 1 Govcrnadoics, ni con el de los 
Jueces de Reíidcncia , fe confcguia del 
todo lo que fe pietendia , que era lo que 
tocaba al aumento de la SantaFéCatho- 
lica,i converlion de los Naturales , i el 
afiento de la policia temporal , pareció 
al Rei , que convenia poner vna Real 
Audiencia, i Chancilleria, en el Nuevo 
Reino , que refidieleen la Ciudad de San- 
ta Be de Bügotit, para loqual fe dio Sello 
Real , i fe dieron los Dclpachos , Orde- 
nes , c Inllruccioncs , que fe libraron, 
quando fe fundaron las otras Audiencias 
de las Indias,! fe nombraron por Oido- 
res el Licenciado iVlelchor Bravo de Sa- 
ravia, Natural de Soria, aunque no fue, 
porque le mandaron irá icrvirenla Real 
Audiencia de la Ciudad délos Reics, el 
Licenciado Mieres , el Licenciado Ga- 
larga , cl Licenciado Beltrán de Congo- 
la, el Licenciado Gutierre de Mercado, 
i el Licenciado Pedro de Saavedra , i 
porque murió vno , fueron los quatro 
pollreros. Fue proveído por Filcal cl 
Licenciado Bolaños , i por Alguacil Ma- 
ior Juan Mcndoga de Arte.iga : encar- 
gólelcs mucho cl hacer Juílicia recta , i 
derapaiionadamciite , i guardar las Or- 
denes , é Inítrucciones , i no dar en las 
locuras , i vanid;ides , que dieron los Oi- 
dores de otras Audiencias de l;is Indias, 
lino govemarfe con mucha prudencia, 
que aquello es el verdadero acertar ; i 
porque el Confcjo vino en entero cono- 
cimiento <ie los grandes fcrvicios , que 
el Licenciado Gonzalo Ximenez de 
Q^iefada havia liccho a la Corona Real, 
en el Delcubnmicntode tan rico Reino, 
i los trabajos increíbles , que en ello pa- 
so , feledioTitulo deMarifcaldel Nue- 
vo Reino : facultad para levantar vna 
Fortaleza , ndonde le paicciefe fer ne- 
ccfaria, i fer Alcaide de ella : Privilegio 
de Armas , demás de las que él fe tenia: 
dos mil ducados de falario cada año : vn 
Regimiento en la Ciudad de Santa Fe >i 
fe le mando , que con la Nueva Audien- 
cia, fe bolvicfc á las Indias: porque fien- 
do Perfona de tanto valor , el Rei tu- 
vo confideracion a lo mucho que podia 
fcrvir en los Defcubrimientos de las 
grandes Tierras , que fe entendía , que 
taltaban por defciibrir. Y al cabo de 




Indias Occidentales. i5'47 

fus trabajos , lúe piemiado cl Licencia- 
do Gongalo Ximenez de Quetada, 
porque los Principes julios , aunque 
tarden ,no dexan los lervicios fin piemio. 

C AT. XII. De el afiento, 
que je h'i^o cotí 'Juan de Sana- 
br'ta , para proveer las 'Provin- 
cias del Rio de la Tlata , i lafun^ 
dación del Audiencia de la 
Nueva Galicia. 



As cofas del Rio de la Pla« 
ta paiaban de la mifma 
maijera , que arras fe ha 
virto } i aunque añuta- 
mcnte Dumingo Martí- 
nez de Irala , inilaba, 
que le le tomafe refidcncia , por desha- 
cer con eílo las malas nuevas, que llega- 
ban de fu procidcr , por mucho que lo 
procuraba impedir: F"inalmcnte, el Rei 
fue informado de lo que pafaba , í nun- 
ca fe pudo dar orden en focorrer aque- 
lla Gente, haita que Juan de Sanabiia, 
Natural de Mcdellin , íuplicó al Rei, 
fe le hiciele merced de la Governacion, 
i Capitanía General del Rio de la Pla- 
ta , 1 ofreció de llevar á fu colla cien Ca- 
fados , 1 docicntos i cincuenta Soldados, 
fin ellos, i que poblarla vn Lugar en el 
Puerto de San Francifco,cabc la Isla de 
Santa Catalina, i otro álaentradadelRio 
de la Plata ,en la parte mas conveniente, 
con parecer de los que mejor ie le pudie- 
(en dar. Que llevaría Trigo , Cebada, 
Centeno,! otras Semillas, para cultivar. 
Que no llevaría nadaa nadie por el pafage, 
falvo ocho ducados , por el flete de cada 
Perfona , í feís por cada Niño, llevando 
cada Niño vna Caxa. Qiie llevaría ocho 
Rcliginfos Franciícos á fu coila , para fer- 
vir al Culto Divino, i para entender en la 
Convcrfion de los Indios. Que llevaría 
quatro , o cinco buenos Navios , para el 
pafage de la Gente, i quatro Verganti- 
nesdeiarmados, conlu Ligazón, i Hier- 
ro , i refcites , para contratar con los 
Indios, i dos mil Varas de Paño , mil Ca- 
mífas , dos mil pares de ^apatos , qui- 
nientos Bonetes colorados , con Teíli- 
monios de los precios de todo , para 
que lo pagafcn los del Rio de la Plata, 
con el tres tanto , i fe lo daría fiído, 
mancomunándole de diez en diez. Y el 
Reí admitió ellas condiciones, i mandó, 
que Uevafe mil quintales de Hierro , i 

cicu- 



Ofred 

miétosd 
juaii d 
Sanabiú 



Condicí 
ncsdelí 
fitnto d 
juSdcS 
nabria,^ 
rael Ri 
de iaPLí 
u. 



154; 



I 



ti Reí 

manda, q 
losPortu- 
gueics de 
el Braíll, 
fe pro?u 
re.^noen 
eren en lu 
demarca- 
ción- 

El Rej 

manda, q 
[c provea 
lo ncccfa- 
rio , paia 
el Culto 
Divino. 



Decada V 

tiento de Acero , para las Herramientas 
de las Giangerias, i Fr.iguas, i Oficia- 
les , de todos Oficios Mecánicos, i Baf- 
timcntos , para el camino , i ocho Mc- 
fcs dcfpues , para fultcntaríe , entretanto 
que fe cogia lo fembrado , i feis Orna- 
mentos, para decir Mita, bien cumplidos. 
El Reí dio á Juan de Sanabria li- 
cencia para poblar, i dcfcubrir , Titulo 
de Adelantado , la Tenencia de las For- 
talezas , que cdificafe , el Alguacilazgo 
Maior , con los acoílumbrados falarios, 
i facultad , para repartn- Caballerías de 
Tierras. Mando , que en el Pueblo adonde 
rejidícfe el Governador , no huvicfe mas de 
doce Regidores, ^te los alguaciles no lleva- 
fen de los derechos de las execuciones , á mas 
de cinco por ciento. Nombro por Te forero^ de 
aquella Provincia , al Capitán Juan de Sa- 
iafar. Con cftc Delpacho, le fuejuande 
Sanabria á poner en orden , en Sevilla, 
i ellando entendiendo en ello , íupo el 
Rei , que Portugiicfes embiaban Gen- 
te al Brafil , por lo qual , le mandó ad- 
vertir de ello , i que Iblicitafe fu parti- 
da , i procurafe de impedir , que no fe 
cntrafc en ninguna cofa de fu demarca- 
ción, 1 que fediefe pafage , i matalotagc 
de valde , á colla de la Real Hacienda, 
á los Religiofos , i que fe gaftafen tre- 
cientos ducados en Ornamentos , i íé les 
dieieafimifrao Vmo , i Aceite , para feis 
Años, para facrificar. Y ellando Juan de 
Sanabria loliciiando lu partida , murió, 
por lo qual, fe advirtió a fu Hijo, para 
li quifiefc continuar en el afiento de fu 
Padre , i ella fue mucha defgracia, por- 
que fe perdió laefperan^a, que fe tenia, 
deque en las cofas de las Provincias del 
Rio de la Plata , fe havia de tomar algu- 
na buena orden , adonde nunca cefaban 
Entradas, i Viages, ádefcubrir laTicrraj 
i los Callellanos , por el abundancia, i 
domclliqueca de los Indios , mas Veci- 
nos , i Comarcanos, lo palaban con mas 
defcanfo , i por calavfe con las Indias, 
tenian mucho numero de Hijos , que lla- 
man Mellizos , como ficmpre fue, i es, 
en aquellas Provincias, aunque la noti- 
cia , que cada Dia mas fe iba teniendo 
de las nquecas del Peiii , los inquietaba, 
i entre las otras caufas , porque Domingo 
Martínez de Irala, nodexaba en ocio á 
los Soldados , era efta, porque no fe le 
fucfen , i embiaba con diverfas Tropas á 
los Capitanes , i quando a vna parte, 
quando :i otra > i buelto Nuflo de Cha- 
ves , del Brafil , le embió con ochenta 
Arcabuceros á la Entrada, adonde mata- 



líí. LiB^o IV. f 83 

ron á Juan de Aiolas , i defcubrió mucha 
Tierra, i pacificóla Gente, i halló mu- 
chas N aciones de Labradores. 

Y no haviendo, por aora, otra cofa 
que decir , del Rio de la Plata , ellando 
iá lascofasdel Nuevo Reino de Galicia, 
en Nueva- Efpaña, tan alentadas, i bien 
encaminadas, que convenia mudar forma 
de Govierno , deleando el Rei el bien 
de la Gente ; i porque los Subditos , i 
Naturales , que pidieien Jullicia , la al- 
can§afen , celando el fervicio de Dios 
Nueílro Señor, la paz , i fofiego de los 
dichos Subditos, acordó de proveer vna 
Audiencia , que rcfidicle en la Ciudad de 
Compoílela, del dicho Nuevo Reino de 
Galicia , en la qual huviele quatro Oi- 
dores , Alcaldes Maiores , como los del 
Reino de Galicia , de ellos Reinos de 
Callilla,queelluviefen Subalternados al 
Audiencia , i Chancilleria Real , que re- 
fide en México , i para el delpacho , i 
expedición de los Negocios , 1 Pleitos, 
que acudicien al Audiencia, fe les dieron 
Ordenanzas, i te proveieron juntamente 
todos los Oficios conciernentes al Icrvi- 
cio de ella, 1 fueron los Oidores , i Al- 
caldes Maiores, el Licenciado Lebrón de 
Quiñones , el Dotlor Sepulveda, i por 
fu muerte 

el Licenciado Contreras 
cenciado de la Marcha ; i Alguacil 
Maior Diego de Navarrete ; i ordenbfe- 
les, que fuefen afables, i benignos, que 
efcufafen las vifitas , converlaciones , i 
trato de las Gentes, apartándole, quan- 
to pudiefen , de toda domeftiquéz, i 
familiaridad de nadie, para cllár mas li- 
bres en la adminiilracion de la Jullicia, 
porque fu Mageilad ( pues la Tierra ef- 
taba con quietud ) queria, que fe quita- 
fen todos los vfos, i collumbres paladas, 
i fe viviefe , conforme á las Leies , i 
que para mejor introducirlo , vn Oidor 
anduviefe ficmnre por la Tierra , desha- 
ciendo agravios : no fe detuvo mucho 
tiempo el Audiencia en Compoílela, 
porque pareció, que el Sitio de Guada- 
laxara , dcmus de fer mas agradable, 
mas fano , mas fértil , i abundante, eftá 
junto á vn Rio , con buenas Fuentes, 
Aguas , ;i Palios, para Crianzas , i Labran- 
gas , grandes Montes, para Madera, i 
Lena , i el temple de la Tierra tal , que 
ni da pena el calor, ni el frió, con mu- 
chos mantenimientos de Trigo , Mau, 
Fritóles, Vacas, Carneros, Puercos, i Aves 
de Caílilla , i de la Tierra Caca , i Peleado, 
i Frutas de Caílilla, En fu Comarca ,once 
L 2, Cor- 



A lidien— 
cia.que fe 
pone en 
el Nuevo 
Reino de 
Galicia. 



Oidoreg 
de laNue 
va Audié 
cía del 
Reino de 
Galicia. 



, el Licenciado Ofeguera, 
i el Li- 



Notentif' 
fima impt 
tío mijfe- 
rationemt 
llxndi /»- 
qiientiam 
ér lenit»' 



^4 Historia de las I 

Corregimientos , todos con lus Parti- 
dos, i de la parte de la Barranca , que 
dicen hacia los ^acatccas veinte i cinco 
Lugares, losdoSjConegimientos, iCa- 
be^-as , jos demás de Encomenderos j i 
afimiCmo , la Población de las Minas de 
los Ciicattcas , condocientos ¡cincuenta 
^ Pobladores , i los de bs Muías de Gua- 

chinango , i otras , i los Pueblos , que 
dicen Davalos , que fon nueve Cabeceras, 
con fus Partidos, de grande hcrmofura, i 
fértil Tierra , que confinan con Guadala- 
xara , de cinco, haiVa doce Leguas, i la 
Provincia de Colima , que confina mas 
Comarca con Guadaiaxara, que con Compórtela. 
dcGiiada De todo lo dicho, ni del aficnto, i Comar- 
laxara, ía ca,no ella Compollela tan adornada, antes 
ra,í fértil ^g Tierra falta de BalHmentos, mal po- 
blada, i con muchas malas Savandijrvs, el 
temple demafiado de húmedo, i de ter- 
ribles tempellades , i fobretcdo, no cita- 
ba en Comarca difpueita , ni commoda, 
para adminiltrar Jullicia, poique de mui 
lexos fe havia de acudir al Audiencia, lo 
que no es en Guadaiaxara ; i era en cile 
tiempo Obifpo ,dcl Nuevo Reino de Ga- 
licia , Don Gómez Maiavér. 



C AT. XIII. Tíe lo que el 
Rei manda a 'Don Antonio de 
Mendoza , acerca de las Islas 
de 'Poniente , i lo que ordena 
u los ^Padres 'Dominicos , fa- 
ra la Converfion de los Indios, 
i provee , que fe den por Es- 
clavos los Caribes de las 
Islas de Barlo- 
vento. 



El Reí 
no<]»iiere 
q fe to 
que en co 
fa perte- 
neciente 
á la Coro 
na de Por 
tugal. 









L Rei ( haviendo 
'X3^ f ibiendo lo que en 
"^^^ las de Poniente 
havia hecho la 
Gente del Arma- 
da , que cmbib el 
ViforreiDon An- 
tonio de Mendoza 
defde Nueva-Ef- 
paña, afi por relación del mifmo Vifor- 
rei , i de los Soldados , que por via de 
la India Oriental , bolvieron á Caililla, 
como de las inñancias de Portuguefes, 
i qucxas que dieron , por havcr cntra- 




ndias Occidentales. i5'4'^ 

do, como ellos dccian , en lo que no 
les tocaba ) ordeno á Don Antonio de 
Mendoza , que fi tenia averiguiido , que 
las Islas , que iu Armada ocupo , caían 
dentro de los limites , que conforma al 
afiento , que mandó tomar con el Rei de 
Portugal , peitenecian á la Corona de 
Callilia, 1 de Lcon, las confervafc} don- 
de no , que las dexafe , porque no era fu 
intención entrar en lo que tocafe á Por- 
tuguefes , ni contravenir á lo con ellos 
alentado. Y porque era cofa mas cla- 
ra , que el Sol , que todas las Islas de 
Poniente caen en la demarcación de Caf- ^o" An- 
tilla , Don Antonio de Mendo(ja pensó '*^"'° ^^ 

deíde lucido en cmbiar a pacificar todas . ,f," °^* 

n ri i- 1 , 1*^ 1 MI nalla.qne 

aquellas hlas , lalvo las de los Malucos, lasislasdc 

porque aunque caen en la mifma dcmar- Poniente, 
cacion de Caílilla , por el aliento toma- pertenece 
do con la Corona de Portugal, no lepo- aCaftilla. 
dia tomar en ellas : pero otros cuidados 
impidieron , que Don Antonio de Men- 
doza no lo pudiefe cxecutar, i por elto 
ledifirió, halla que fue el Viforrei Don i 

Luis de Velafco. 

Era en elle tiempo Obifpo de Gua- 
temala Don Francilco Manoquin, Va- EIRcí.ce 
ron de Santa Vida, i mui celoíb del fer- lofodela 
vicio de Diosj i por el cuidado, que de converG» 
ordinario fabia,queel Rei, i fu Real, i delosli». 
Supremo Confejo de las Indias ponia,en '^'°*' 
lo que tocaba ala Policía Elpiritual, i 
diligenciaen el Culto Divino, liendopor 
el Obilpo avilado , ordeno á Frai Tho- 
más Calillas, Vicario General, enNue- 
va-Efpaúa , de la Orden de Santo Do- 
mingo , i á Frai Th( más de la Tone, 
i a otros Religiofos de la mifma Orden, ; 

querefidianen los Términos de Chiapa, 
que porque havia fido informado , que 
entre los Términos de Goagacoalco, 
Tabafco , i Chiapa, á las efpaldasde los 
^apotecas , eftaba vna Provincia de In- 
dios aleados, fin converfacion , ni trato 
con ningún Chriltiano , por lo qual no 
podian venir en conocimiento dcnuellra Coralíloa 
Santa Fe Catholica , havia acordado á ciertos 
de encomendarlos , que con todo cuida- Padres 
do , i caridad , procurafen de reducir Domím- 
aquella Gente, para que eltuvicfen quic- eos, par» 
tos , i Icemos en lus Pueblos , i que !? convec 
j*^ , .- I - non , en 

para poderlos traer mas fácilmente a ^.¡gjjjpja 

obediencia , el Rei dio comifion á los vinciadí 
dichos Religiofos , que los prometiefen, NiJcvaEÍ 
en fu Real nombre , que viviendo pací- paña, 
ficamente , no ferian en ningún tiempo 
encomendados á nadie , ni enagenados 
de la Corona Real, ellos, ni fusSucce- | 

fores, i que demás de elto , por tiempo 

de 



LOS In- 



15-4;, D E C A D A V 1 

de feis Años , no fe les pondria tributo 
alguno. Los Rcligiolbs cmprehcndie- 
roii, con animo Santo, cfta emprcfi , i 
mediante fu buen Exemplo , i fu mucha 
i Doélrini, cxccutada con difcrecion , i 

I piudencia , en breve tiempo pacificaron 

aquella Gente, i la convirtieron á nuef* 
tra Santa Fe Catholica , porque adonde 
los Naturales dan lugar al exercicio de 
las armas efpirituales , manifielto es el 
fruto , que ellas hacen en breve tiem- 
po , mediante la gracia de Nueiho Se- 
ñor. 

Los Indios Caribes de las Islas de 
'j'.'** *"." Barlovento , continuaban en dar gran- 
a !)esdclas ^^^ moleftias á la Isla Efpañola , Ja- 
lii islas de malea , i a la Coila de Tierra-Firme, 
lili iJarloven i mucho mas á la Isla de San Juan , i 
if o, hacen tanto mas aumentaba fu infolencia, 
nachoda quinto por caufa de las nuevas Lcies, 
'? ^" • nue lo prohibían , los Chriftianos no 
amaica i '^ h¡ician Guerra , ni los tomaban 
^'erraFir P°r Efclavos , que es lo que ellos mas 
ae. lientcn , porque el morir peleando, 

antes lo tienen por gloria j i como en 
particular , la Lei , que de efto trata, 
j, era tan apretada , que mandaba , que 

por ningún cafo , en Guerra , ni de 
otra manera , aunque fuefe por titu- 
íii ■ lo de Rebelión , ni por Refcate , ni 

en atra forma , fe pudíefen hacer los 
Indios Efclavos , haviendofc quexado 
li los Vecinos de la Isla de San Juan , de 

facultad Puerto- Rico , que de las Islas de la 
lad^<i^ Trinidad , Guadalupe , la Dominica, 
»n pa Santa Cruz , Martininó , i otras , fa- 
1 hacer ''*" muchos Indios Caribes , que les 
(clavos hacían grandifimo daño. El Reí , fin 
loiCari embargo de efta Lei , dio licencia á 
*• los Vecinos de la Isla de San Juan, 

para que los pudíefen hacer Guerra j de- 
clarando , que los tomafen por Efcla- 



II. Libro IV. 



«f 



vos , como Encmi 



gos 



comedores de 



carne humana , con autoridad , é in- 
tcr/cncion de la Jullicia , para que fo 
color de eftos , no quitafen fu li- 
á otros. Y ello es lo que pa- 
en todo efte Año de rail 
quinientos i quarenta 
i íiete. 



bertad 
so 








C^T. XIV. ^e el Trefi- 
dente Gafe a determino de ir en 
demanda del Tirano , i Jé orde- 
no , que fe echafen 'Fuen- 
tes en el Rio Afu- 
rima. 

Ran los principios del 
Mes de Enero de elle 
Año de mil quinientos 
quirenta i ocho, quan- 
do marchando el Fxer- 
cito Real en demanda 
de Gonzalo Pi^.uro , que obltin.ioamcn- 
tc permanecía en fu Rebelión , llt go á 
la Ciudad de Guamarga ,derdedoi, de pa- 
só á la Puente de Bilcas , adonde le no- 
tó vn gran defcuido de Gonzalo Pi^ar- 
ro , porque quemando ella Puente (co- 
mo lo pudiera hacer ) ponía al Exercito 
Real en necefidad de hacer otra , en 
que huviera dificultades , clpccialmcnte 
con el impedimento, que él pudiera po- 
ner. Pafada la Puente de Bilcas, fin di- 
ficultad , que fe tuvo por buen prin- 
cipio , llegó el Exercito a Andaguai- 
las , adonde alcanzó al Prefidente el 
Adelantado Belalca^ar, quedcxaba atrás 
mas de trecientos buenos Soldados , i 
bien armados , i también Ikgó Ditgo 
Centeno , con vna buena Tropa ue 
Caballos, i Pedro de Valdivia ,Gover- 
nador de Chile , i el Licenciado Pe- 
dro Ramírez de Quiñones , Oidor del 
Audiencia de los Confines , con ciento 
i quarenta Soldados, i el Contador Juan 
de Caceres , con muchos Vellidos , i 
dineros para los Soldados , los quales, 
por fer Invierno padecían , i por ella 
caufa adolecieron muchos , i el Campo 
fe huvo de detener en Andaguailas mu- 
chos Días , aguardando el buen tiempo. 
El Governador Pedro de Valdivia era 
Pcrfona de gran experiencia , i )uitío, 
en cofas de Guerra , i pasó á las Indias, 
havícndo férvido en las ocnfiones , que 
en fus tiempos fe ofrecieron , en Italiaj 
por lo qual , no folo el Exercito reci- 
bió, con fu prefencia, general contento, 
pero particularmente el Prefidente , el 
qual , defde entonces , aunque conti- 
nuaba en llamar á los Confejos á los 
Capitanes , comentó á tener otros mas 
particulares , con menor numero de Pcr- 
fonas , para relolver lo que fe havia de 
hacer , los quales eran el General Pe- 
dro 



1548. 

El Exercí 
to Real 

llega á la 
Ciudad 
de Gua". 

manga. 

Yerro de 
Gonzalo 
Picarte, 

Satis , é' 
ínilaudem 
& adglo- 
riam tclii 
inuiofecif 
fe videb»- 
tur Ceiar. 

El Líccn* 
ckdoRa* 
mircz lle- 
ga alLxer 
cito ,con 
Gtiue de 
Nicara- 
gua. 



Pedro de 

Valdivia, 
Soldado 
d<i>r:inde 
experien- 
cia. 



86 



MlSXOKlA DE LAS I 



Pcrfonas 
delConfe 
jo del Prc 

lidente. 

Por qué 
califa vi- 
no dcChi 
le.alPerü 
clGovcr- 
iiadorPc- 
dro de 
yaldivla. 



Exercito 
Real Tale 
de Anda- 
guailas. 



ÓYo de Hinoiolu: el Capitán General del 
Artilleria, Gabriel de Roxas : el Macfc 
de Campo Central, Alonfo de Alvara- 
do : el Adelantado Sebaltian de Belalca- 
car, i Pedro de Valdivia, de quien dicen 
algunos , que vinoal Pciü a fervircnefta 
Guerra, havicndo enlencJido , que el Prc- 
íidentc Galea elhiba en el Remo ; i otros, 
que fu venida fue, acafo , a provecrfe de 
lo que havia mcneiler , para ius Con- 
quiltas: lo que le ha podido entender es, 
que haviendo cmbiado al Perü al Capitán 
Antonio de VIloa, que murió firviendo 
al Rei, en la Batalla de Guarina, por Ib- 
corro de Gente , Armas , i Caballos, 
villo , que por las alteraciones , no bol- 
via con labievedad, que havia menclter, 
porque cada Dia mas , iba delcubriendo 
en el Reino de Chile tan grandes Pobla- 
ciones , que íus fuercas no bailaban para 
emprchender , de ponerlas en fu jccion , fe 
vino í'i la Ciudad de Santiago, i en vn 
Navio , que havia llegado del Pciú , fe 
«mbarco , para procurar de llevar el ma- 
ior Ibcorro, que pudiei'c, i profcguir fu 
intento. Traxo ochenta mil pelos de 
Oro , parte luios , i parte , que tomó á 
Particulares , que fe bolvian al Pcvü , á 
los quales dcxo en la Tierra, i quedó en 
ella por fu Teniente el Capitán Francif- 
co de Villagra , que era fu Maefe de Cam- 
po. Y llegado a la Ciudad de los Reies, 
labicndoel ellado de las cofas de la Guer- 
ra , fue al Exercito, i dixofe, que el Pre- 
lidente le dio Titulo de Coronel, por hon- 
rarle , porellár proveídos los Oriciosdel 
Exercito. 

Haviendo pafado el Invierno, i no 
pareciendo , que convenía detenerle mas, 
partió el Exercito Real de Andaguailas, 
la buelta del Valle de Abancai , que eílá 
veinte Leguas déla Ciudad del Cuzco j i 
porque Gonzalo Pi^arro havia hecho 
quemar todas las Puentes , fe acordó, 
que convenia mas hacer Puente , para pa- 
(i\v el Rio de Apurima, que ir rodeando, 
i perdiendo tiempo , i padeciendo mu- 
cho trabajo a bufcar paío á otra parte. 
Con elle acuerdo, fe mandó , que fe in- 
tentafe el echar Puente, por quatro par- 
tes , por defatinar al Enemigo, i ello fe 
encomendó á Pedro Canafco , Lope 
Martin , Don Pedro Portocarrcro , Tho- 
más Vázquez , Antonio de Quiñones, 
i Juan Julio de Ojeda , los quales fue- 
ron á ex'ecutarlo á los Lugares , que fe 
les feñalaron , con la Gente , que fe les 
dio : pero porque el palo havia de fcr 
por Cotabamba , ordenó el Prefidente, 
que Gabriel de Roxas , Pedro 4e V^ildi- 



NDiAS Occidentales. 

via, Diego de Mora, i Francifco Her- 
nández Girón , Teniente del Adelantada 
Belalcagar , fucfen á reconocerle , i \év la 
orden, que fe havria de tener en la fabri- 
ca de la Puente, i qué litios podria ocu- 
par el Enemigo, de la otra parte del Rio. 
Y havicndofe conformado con la opinión, 
de que el paío avia de fer por Cotabamba, 
fe ordenó á los Capi:anes , que lo tenian 
á cargo , que hicielen mueltra de echar 
las Puentes, por los Lugares, adonde ef- 
taban , i al Capitán Lope Martin , que 
era el que ellaba en el palo de Cota- 
bamba , que no obllante , que no cltu- 
viefe mui apercibido con los Mate- 
riales , no moílrafe hacer Puente , i 
que todos pufiefen grandes Guardas, 
para no dcxar pafar á nadie , de la otra 
parte del Rio , porque no fuefen avi- 
fos a Gonzalo Pi garro , de lo que fe 
hacia. 

No fue de provecho el avifo , que 
fe embió al Capitán Lope Martin , por- 
que refpondió , que tenia comentada la, 
Puente^ i que prejio ejiaria acabada. El 
Prefidente no quifiera tanta diligencia, 
pero porque el Enemigo no lo lintiefe, 
ni pudiele tomar lengua , fe ordeno en 
el Confejo , que con alguna Gente , le 
adelantalen Pedro de Valdivia, i el Ca- 
pitán Juan Alonfo Palomino , para de- 
fender la Puente, i que el Exercito ca- 
minafe apriefa. Y en elle punto , llegó 
avifo , que de Noche , tres Soldados de 
Gonzalo Pigairo , con algunos In- 
dios , havian quemado algunos Ma- 
teriales de la Puente , de que fe tu- 
vo fentimiento , por el mal recado 
de los que la guardaban j por lo 
qual , fe acordó , que el General Pe- 
dro de Hinojofa fuefe luego á dar ca- 
lor en la fabrica de la Puente , con dos 
Compañias de Arcabuceros , i que fi- 
guiefe Gabriel de Roxas con el Ar- 
tillería , para hacer fuerza con ella, 
i aiudar en el negocio. Y también le 
ordenó , que fuefe mas Arcabucería 
en feguimiento de el General Pedro 
de Hinojofa , con los Capitanes Her- 
nán Mexia , i Pablo de Menefes , é 
hicieron pafar d nado algunos Solda- 
dos , de la otra parte del Rio, los qua- 
les defendieron , que otros de Pigar- 
ro , que con Indios bolvian á quemar 
lo que quedaba de la Puente, no lo pu- 
dicfen hacer. Y también aqui fe co- 
noció otro yerro de Gonzalo Pi gar- 
ro , que fue , embiar á cofa tan impor- 
tante , tan pocos Soldados , reqniricn- 
do negocio j en .que tanto le iba , ma- 

iov 



T - • ^ 



15-4»- 

Ad futer- 
biam fifi 

mur fecun 
da fortti ■ 
n». Scot. 
^1 8. Ana 
II. 

Los Sol- 
d a d os 
dclExerci 
to Real» 
pasa de la 
otraparre 
del Rio 
Apurima 



Juan de 

"Acoftavá 
i impedir 
a Pufntc 
de v-ota- 
bamba. 



JuanNii- 
iez de 
Prado, fe 
paCa al 
Exercito 
'Real, I a 
.ila lo cj 
.'afaba en 
:) de Pi- 
;atro. 

Exercito 
Real pafa 
el Rio A- 
piirima. 

Tercero 
t^erro de 
Cíon^a lo 
Pí^arro, 



Decada VH 

ior fucrca. Porque quando con fu 
Exercito dieni vilta , de la otra pnrte 
de el Rio , ni lu Gente le le pudiera 
huir , ni pafar al Exercito Real , por 
la grandeva del Rio , ni dexára de po- 
ner al Exercito Real en gran trabajo: 
pero como Gonzalo Picaño , i lus 
Sequaces , ellaban Tobervios con tan- 
tas profperidaues , andaban ciegos , i 
no acertaban cola buena. Los dichos 
Capitanes echaron vna Balfa en el Rio, 
i ( aunque ccn mucho peligro , por 
lu gran corriente ) aventuraron do- 
cientos Soldados , que felicemente pa- 
faron de la otra parte , i algunos Ca- 
ballos , á nado , i otros perecieron, coú 
Jo qual , i la mucha diligencia , que 
fe ponia , la Puente fe iba hacien- 
do. 

Havia eftado defalumbrado Gon- 
calo Pi^arro , viendo que fe intenta- 
ban Puentes , en quacro partes , i 
en tenienuo avilo , que la de Cota- 
bamba iba adelante , embió ( aunque 
tarde ) al Capitán Juan de Acolla, 
con treinta Caballos , i ciento i cin- 
cuenta Arcabuceros , para impedirlo, 
i ordeno , que fahefe mas Gente en 
fu feguimiento j i haviendo echado de 
ver , que de la otra parte andaba Gen- 
te del Exercito Real , determinó de 
moíharle con cinco , 6 íeis de á 
Caballo , i dexó embofcada toda la 
otra Gente , i fucederia bien fu de- 
fignio , lino que Juan Nuñcz de Pra- 
do , que iba con él , apretando fu 
Caballo , fe paso á los de cl Rei , i 
aviso do todo , i viéndole dcfcubier- 
to Juan de Acofta , fe retiró , i en- 
tretanto fe acabó la Puente , i con 
gran priefa paso el Exercito , i el Ar- 
tillería , i con la mifma fubicron la 
Colla , que tiene dos Leguas. El Ge- 
neral Pedro de Hinojofa , i Pedro de 
Valdivia , con novecientos Soldados, 
porque fí el Enemigo ganara aquel 
puclto , fuera muí dificultólo cl pafar 
adelante , por la fortaleza del Sitioi 
i elle fue otro yerro de los 
Pi jarros. 



I, Libro I Y. 



8/ 



tAT. XV. Como ,fafado el Rio 

ApirimA , Je vitron los Exerc't- 

tos , i la Orden ■, que fe dio en 

entrambos ,j>ara dar fe 

Batalla. 



I O fue bien de t)ia, 
quando p.(reció Juan 






^^^i¿á.V^ deAcoíta,contre- 

Nl^;^ cientos Arcabucc- 

V^jHv^i^ el fitiü , que tenian 
^'AiJkd^^ el General, i Pedro 



^tí 



^ 



ros, i algunos Ca- 
, para tomar 



de V aldi\ 




Valdivia , \ co- 
hio le vio ocupado , fe retiró , conocien- 
do fu dclcuido } 1 los Capitanes Reales, 
folicitaban la lubida del Artillería , i lo 
demás del Exercito , en que fe gaüaron 
tres Dias , por la alpcreca , i dificultad de 
la Tierra. Eltaba Gon^-alo Pi^arro toda- 
vía en el Cuzco, con mucho cuidado de 
faber , qué Gente de Pie , i de Caballo iba 
con el Exercito Real , i los Capitanes, 
que le governaban : porque entre otras ad- 
vertencias, que los del Exercito Real tu- 
vieron, fiemprefue, que no pudicfe to- 
mar Lengua, ni que por ninguna parte 
faliefe nadie , que le pudiefe dar avilo nin- 
guno, por lo qual Gonzalo Pi^arro (fo 
color de hacer rcquirinncntüs al Pieíi- 
dente , que no palaie adelante ) embió 
dos Clérigos , para que reconociclen k> 
que pudicfen , pero entendido lu propofi- 
to,el Prefidcnteno losdexobolver. En- \ 

tretanto fe conlultaba en el Exercito de 
Gon9alo Pi^arro, lobre lo que fe havia de 

hacer : á Francifco de Carvajal parecia, , ^^''"" 
r 1 ir' der radi- 

que pues con tanta relolucion el Exercito ^.^ jg^^j 

Real le iba á bufcar , que debia de fcr po- ^^j^,^ \-^_ 
derolo , i que no convenia aventurar el bre lo q 
negocio en vna Batalla , fino dilatar la debia ha- 
Guerra, lo mns que fe pudiefe , porque la cer el E- 
dilacion era buena para todo, i poner cl xercitode 
negocio cnclalvedho de la fortuna , era "»"^°* 
peiigrofo, i mucho mas acercarle al Exer- 
cito Real , pues iá tenian experiencia , que 
la Gente fe les iba : otros , que le fiaban en 
valentía , i eftimaban la reputación , de- 
cían , que fe debia de aventurar , i feguir 
la buena dicha , que fiempre los avia acom- 
pañado , porque confilliendo todo en 
aquella Batalla , para fiempre quedaban fe- 
guros , i abfolutos Sefiores del Reinoj 
allende, de que andar campeando,! mu- 
dando alojamientos , i Provincias, era ce- 
bar- 



Quinto 
yerro de 
Con^alo 
jPigarro. 



Pigarro 
determi- 
iia de acó 
meter al 
Excrcíto 
Real de 
3>Iochc, 
por tres 
J^artes. 



88 Historia DE LAS 

bardia , de lo qual no fe debía dar vna mi- 
nima leñalal Enemigo, que vencido en 
tantas ocailoncs , temía aquellas Vanderas 
Viólonofas ,i valeiíifos Soldados. Y arri- 
mándole Goni^alo Pi^arro á elle confejo, 
dcxo el falud.ible del f.igáz Carviíjal , i 
determino de í'alir del Cuzco , con mas 
de novecientos buenos- Soldados de Pie, 
i de á Caballo , bien arm.idos , i cncaval- 
gados, i los quinientos de ellos Arcabu- 
ceros , mui cxeicitados , i con l'eis Pie- 
cas de Artillería, i fue con el Campo al 
Valle de Xaquixaguana, quatro Leguas 
del Cu/xo, adonde tomóvn fuerte litio 
en el camino , por donde el Exercito Real 
havia de paíar -, cola , que mui tarde cxe- 
cutó , porque fu falida de la Ciudad , fue- 
fe para campear, retirándole , ó para im- 
pedir los palos al Exercito Real , i bufcar 
alguna aventajada ocaílon , para desha- 
cerle, fue mui tardiaji elle fue el qum- 
t-> yerro que higo , por no tomar el con- 
fejo del V^iejoFrancilcode Carvajal. 

Ellando iá en lo alto , el Exercito 
Real , comengo a caminar , i baxando 
por vna gran cueíla , fuco Goncalo Pi- 
^aiTo fu Exercito del Alojamiento, puef- 
to en B Italia : vnosdixcron , que fue fan- 
farria , para atemorizar el Enemigo , i 
que vicie el arte con que le governaba , i 
fu poder ; i otros , quepareciendole, que 
baxarian los Soldados del Exercito Real 
á la deshilada , i canlados , feria buena 
ocallon de acometerlos : pero liiceciole 
diferentemente, porque le vio con mejor 
orden,! mas numerólo de lo que pcnfa- 
bai por lo qual , fin dcxarlc tomar mu- 
cho aliento , determino , por confejo 
de fus Capitanes, de acometerle aquella 
Noche por tres partes , con cncamifa- 
da i 1 tampoco le fuccdio bien , porque 
haviendofele huido dos Soldados, enten- 
dieron ferdcfcubiertos, aunque otros di- 
xeron , que no fe fiaron de iu Gente, 
porque fiend o de Noche, temieron que 
fe les fuclcn ; i otro üia , echaron vna 
gran vanda de Arcabuceros, por vna lo- 
ma , para intentar de abrir camino por 
alli , para dar en el: Exercito Real ; pe- 
ro los Capitanes Hernán Mexia, i Juan 
Alonfo Palomino , los hicieron refif- 
tencia , con trecientos Arcabuceros, 
i dexando el intento , fe retiraron j i 
pareciendo á Gabriel de Roxas , que 
aquella eminencia era mui á pro- 
pofito , para hacerle daño , mandó 
llevar alli quatro Plecas de Art,l]eria, 
con que hacia tirar tan a menudo, 
que ponia en confufion el Campo de 
Goncalo Pi jarro , porque daban ea- 



Indias Occidentales. 

-ti-c la Gente . i mataron junto á fu 
Tienda u dos Criados , i vn Caballo, 
por lo qual mandaron baxar todas lus 
TicnJas , i Toldos , i los Artilleros an- 
daban mui diligentes , i certeros , por 
los buenos premios , que les daba 
Gabiiel de Roxas > i los Pigarros bol- 
vieron fu Artillería contra él, i aunque le 
tiraban npriefa , no le haziandaño. 

Acabado de baxar el Exercito, lue- 
go fe pufo en Batalla , conforme á loque 
iba acordado 5 porque en cfto, todos los 
Capitanes fe remitieron á la prudencia, i 
experiencia de Pedro de Valdivia , que 
tenia bien confiderado lo propio , i lo 
ageno. Primero facaron vn Efquadron de 
trecientas Picas , con dos Mangas , de 
ciento i veinte i cinco Arcabuceros ca- 
da vna, á cargo de los Capitanes Her- 
nán Mexia, i Juan Alonfo Palomino ; i 
otra en la fíente, de ciento i cincuenta 
Arcabuceros, d los qualcs femando vifi- 
tar , para ver fi llevaban baftante recau- 
do de Balas , Pólvora , i Cuerdas j i á 
las efpaldas de elle Eíquadron , que ha- 
via de embeílir por frente á la Infantería 
Enemiga , que iba en vno folo , pufie- 
lon el Eítandarte Real , con docientos 
Caballos ,paia falirdc allí, al tiempo del 
pelear , i acometer á la Caballería Ene- 
miga , fin embaragarfe con la Infante- 
ría , pues havia lugar para ello. Hi- 
gofe otro Efquadron , de decientas Pi- 
cas , guarnecido de dos Mangas, de do- 
cientos 1 veinte Arcabucerob , a cargo 
del Capitán Valentín Pardavé , con or- 
den , que elle Efquadron embilticfe, por 
vn collado , al de la Infintei ia Enemi- 
ga. Otros dos Elquadrones fe hicieron 
de Caballciia , vnu de ciento i veinte 
Caballos , i otro de ochenta , que ibarj 
a los lados bien di liantes j de mane- 
ra , que no fe pudiefcn cílorvar , ni 
recibir impedimento de nadie ^ i á las 
efpaldas del Efquadron menor de la In- 
fantería , iba otro de ciento i cincuen- 
ta Caballos , á cargo del Adelantado 
Seballian de Belalcacar , con orden, 
que en cerrando el dicho menor Efqua- 
dron de la Infantería Real , él embif* 
tiefe al menor Efquadrott* de ia~vCsh>- 
hallcria de Pícarro , i no antes , i ello 
como cola importante , i que fe h'a\ia 
de governar en coiuntura , i á tiempo!' 
fe encomendó á Belalcacar j advirticn- 
dole, que fe alargafc al falir, para arre- 
meter j de manera , que no tópale con 
lu mifma Infantería , i la dclordenafe. 
Al Capitán Don Alonfo de Mendoza, 
ic mandó , que con fu Compañía de 

Ca- 



1548, 



Suum y ^ 
hoflium t-{ 
xercititm 
locorum ^ 
tü,naturit 
queKegto- 
nis nofctt, 
Lív. 

Ordédel 
Exercito 
Rcal,pa- 
ra la B^i 

talla. 



Decada Vil I. Libro IV. 



8 



Caballos, que eran mas dceinqucnta, 
clhiviclc de rcl'pcto , para acudir á la 
p.ate , que juzgile mas necelaria , en 
la coiuntura , i ocaúon que le parecie- 
le , rcmiuendofe cito á fu prudencia, 
i del Capican Diego Centeno , que ha- 
via de ellar con él. Al Capitán Pablo 
¿c Menelcs fe ordenó , que cftuviefe 
con ciento i veinte Arcabuceros fuel- 
tos , para trabar efcaramuga. Gabriel 
de Roxas pufo líete Pieg.is de Artille- 
ría a la mano derecha del Excrcito , i 
las quatro , que higo baxar de la loma, 
a la izquierda, por dexar abierta, i dcl- 
embaracada la frente á los Etquadronesj 
i con cita orden fe fue caminando la 
buclta del Enemigo , halta tomar vn 
fitio baxo , i cubierto, adonde no po- 
dia fer ofendido de la Artilleria de los 
Pigarros. Gabritl de Roxas, vifto que 
el Enemigo fe havia acercado-, i que le 
delcubria, mandó difparav el Artilleria, 
que hi^o daño en los Enemigos , i la 
de ellos pafiban por alto las balas , por 
la baxc^a del fitio, que tenia el Cam- 
po Rc.il i i haviendo Fi ancifco de Car- 
vajal reconocido la orden del Exercito 
Real , con el agudeza de fu ingenio , i 
la experienci¿i, dixo : ^te era impofible, 
que no ejluviefe alli Pedro tie FaUlivia apor- 
que aunque havia en el Perú mucho ^^ i niui 
experimentados Capitanes , era en la Guer- 
ra de aquella Tierra > pero que de la de 
£uropa no ha'via mas que el Capitán Chrif- 
toval de Herbas , que muí ib en la Batalla 
de Guariría , ; fe perdió , por no tomar fu 
confejo , i Pedro de Faldivia : i el mifmo 
Fraiicifco de Carvajal, que avifadamcn- 
te conoció, que otro ninguno podia or- 
denar aquel Exercito de aquella mane- 
ra, fino Valdivia. 

CAT. XVI. ^e caminando los 

ÍL.xcrc'tt«s á embefíirfe , fe dtshi- 

fo el de los Ti farros ; / lo que 

Jucedib dejpues dedef- 

hecho. 

C^S L Dia fíguiente nueve 
"~ de Abril bolvió el 

Exercito Real a oide- 
narfc en la ir,itm;i f r- 
ma , con mucha pref- 
te^a , i brevedad , mof- 
traudo en ello ios Sol- 
dados mucha experiencia j i en eltc pun- 
to les djxo el Prclídcntc : ^le todo ohe- 
ildado» dem 4 l^ Jrraasy i- que lera UMUicííí ¡^ 



Ptefi- 
It^ceCaf- 
, qué 
• cealoi 




Los Re- 
beldes fe 
di&hacen 



que con gloria eterna de fus Profefores fo- 
juzgabíi el Mundo ^ i los 'vence a oí e^ hacían 
ejf remas ganancias , pues en in punto que- 
daban jcñores , i pojccdores , de los IJtm- 
bres , de los Teforos , ;' de tos Reinos , i 
Provincias > i al inllante fe pasó del Cam- 
po de Pífano, al Real, Garcilafo , con 
vn Primo fuio , i algunos otros , i tras 
ellos fe falió el Licenciado Cepeda , i 
le figuió , para prenderle , o matarle, 
Pedro Martin de Sicilia, i le alanceó 
el Caballo i i le alcanzara á él , fino /„ ^,^,7;^ 
fuera focorrido del Campo Real : i en nem w- 
elte focorio , le piefumc , que mataron o'itmi fa- 
á Pedro Martin de Sicilia, porque en ftar^d* 
elle dia murió j i luego fe pat,ó el Ca- ^"'"*' 
p¡t;:n Diego Guillen, con d-ce Arca- ^^* 
büceros } 1 Cepeda dixo al Picfidtnte, 
que no peleafe, porque á la noche fe le 
pafaria toda la Gente de Pigarro , ó la 
maior parte, i pareció buena la adver- 
tencia. Por el contrario Gonzalo Pi car- 
ro , i Francilco de Carvajal juzgaban, 
que no les convenia dilatar la Batalla, i 
caminaban á embelbral Exercito Real} 
i el Capitán Pablo de Menefcs tr;ibo la 
efcaramu^i, i di l'paraban las Mangas de 
los Elquadrones , con buena jscafion ; i 
en vn punto , fin dar lugar á mas , los 
Rebeldes , como Gente confufa , i per- 
dida , ellos milmos fe defordenaron , i 
huían, defamparando á Pi^arro , i á Car- 
vajal, quedando palmados, perdiendo el 
animo de pelear , 1 de huir , mil ando co- 
mo les fucedia la confianza Popular. 

Los Soldados del Exercito Real 
dieron en los Rebeldes , i el Sargento 
Maior Villavicencio prendió á Gongalo 
Pigarro , que le dio las Armas : Juan de Gonzalo 
Acorta , el Bachiller Guevara , Fiancif- P''í-i'-'9 
co Maidonado, el que fue, i bolvió de 
Flandes , i otros también fueron pre- 
fos. Gonzalo Picaño también fue lle- 
vado al Piefidente , que le mollró fu 
ierro , i le conloló j pero queiiendofe 
efcuiar con rabones altivas, 1 iobervias, 
clPrcfidentc le refpondió: ^e ninguna 
rafon havia , Divina , ni Humana , con que 
fatisfacer , adonde intcrvenia delito de Re- 
belión , / de i obediencia contra fu natural Prin- 
cipe , ejercitando tanta crueldad , 1^ injuficia, 
como él hacia ;i fin dcxarle replicar mas, 
encomendó la guarda de él a Diego Ccn- «Se- 
teno. Francilco de Carvajal fue alcan- 
zado ,huiendo, i le llevaba al Piefidentc 
Pedro de Valdivia, tan rodeado de Sol- 
dados, i con tanta grita, i vcceria , que 
fi no le defendiera el nutoiidad de Pedro 
de Valdivia, le hicieran pedii^os , como 
rabiólos : tan ofendidos citaban de él , i le 
M de- 



is 



ptcfo.^ 



El Pre- 

fi d e B re 
Gafca ha 
b\i áGon 
^alo Pi- 
caño > i 
le rtfpon 



Piíjarro 
f í n t en 
cúdo á 

t'oc e/lva 
■le»th , iK 

triiíts J>rfi 

l'ii , Ó" 
fce!tj}ismi> 

flirt í con- 

clxJrrt 
fslfit V«i, 

q.Hil rxrt 
/celrfH C- 



90 Historia de las I 

íkciiin muchas iiijurins, i afrentas, traicn- 
tlole á 1 1 memoria ius robos , crueldades, 
ic.ii-iiiccrias , l'entidos de tancas rauer- 
■tcs inliumanmiciite, i por livianas cau- 
■fus cxccutadas en Hermanos , Parien- 
tes , i Amigos } i en todo c.ilb le qui- 
ii-rju miitir, i (íl holgir-í de ello , 1 á 
iiiidií fflpondia : conliJcrorc iiiucho, co- 
mo tiendo cite Hombre tan fiero , c 
inhumano , i haviendo ofendido á tan- 
tos , lUMica huvo cfe¿to ninguna conju- 
ración de quantas huvo paia maarlci i 
■•vnos lo atribuían á íu fortuna , i otros 
á fu lagicidad , i alhicia, que era mui 
grande , i ella fue la que mas le valió, 
■RLinquc lo mas cierto fiíe la voluntad 
*lc Dios , que le perfcveraba , para que 
coa publico caltigo pagafc ius grandes 
tlehtos. 

Mandáronle tener :\ buen recaudo, 
i el Prclidcncc llamo al Conl'cjo , que 
eran los Übilpos , 1 los m.iiores Capita- 
nes , el General Hmojofa , Gabnci de 
Roxas , Alonfo de Alvarado , ei Ade- 
lantado Belalca§ar , i Pedio de Valdi- 
via} i le ordeno , que fe dicfen gracias á 
D.os , i fe lupielc la cantidad de los 
muertos , i fe cnterrafeii luego , i fe 
cmafen los heridos j i comcticndofe i 
Alüilo de Alvarado , m hallo de am- 
bos Excrcitos roa» de quince , o vein- 
te mu.'rtos. Platicóle , ú feria b:en 
cxecutar la juíhcia luego en Jos pre- 
fos , o refervarla para el Cuzco ; i á to- 
dos pareció, que le hiciele lucg), quan- 
to á Gjncalo Picarro , i á los Capita- 
nes , por el embarazo de guardarlos , i 
peligro de huirle , i porque no podían 
cllár quietos los ánimos de muchos i-e- 
boltofos , mientras aquellos vivielcii;i 
por tanto , fe cometió la información, 
íentencia , i cxecucion de ellos al Mac- 
fc de Campo Aionlo de Alvarado , i al 
Oidor Cianea. 

Los Cjmilarios luego pulieron 
p^r obra fu comiíion , i declararon á 
Coméalo Pigarro por Traidor , i f«mo- 
fo Tirano , i le fcntenciaron i cortar 
publicamente la cabc^-a , 1 que fe pu- 
ficfc en el Rollo de la (ciudad de los 
Reies, i fus Caías ic dcrnljifcn, i fem- 
brafen de Sal , i para perpetua memo- 
ria fe puíiefc en ellas vn J^ctrcro , que 
declárale fu delito ; i ello le hico en cl 
lugir ad-iiiic fu Campo fue dcsliecho, 
i fue ei íi i de los PiCj-arros-, p irq.uc no 
puede cilir ücmpre vna mitma gran- 
dc(,"i , i honra en vn in:lmo J^inage, 
fienJ ) li;nicados los termines nuciría 
giojia , CQvao todin Ui otras colas d¿ 



te;, tú do 
a ÜJUCft^ 



NDlAS O « CIDENT A LES. '5'48. 

eñe Mundc; , aunque nucíhos:' deíco^ 
no tienen fin , ni termino alguno : h-' í'ion! f,,. 
nalmcntc fe infiíió de los perveriós 'i'i'iy "••'''«;/.<. 
tentos de Gong. do Pigarro , ouc ranis '''■'" ' ^ 
veces los malos, i los Trai<lo'rcs a 'fu' I',.'/,"""' 
Principe conllgucn alegría , i piolpero^ !Ír'"~X 
fin de fu vida , aunquegocen algún titin^'/.s,<« Tó* 
po de fus bifiKS. iS/; t-.iUuU 

El día figuiente fue aVraílradjo , ^^ í^^l'^inh, 
hecho quaitos Francilco de Caivajal, ''■h-"*"<i<> 
i llevados poner en las Pucrtis de la ^'""'''''"'' 
Ciudad de el Cuzco , 1 la cúicq:} , c<n\ hV'*''* 
la de Picarro , a la CiudaJ de los Re- ' ^* 
íes , i lu cafa derribada , i lembrada de riicTco 
Sal , con vn Letrero , que declaró fu dt c.ir- 
traicion } i fue cofa notibl-c, la Gen- vaj.ii.i'.a, 
te , que con alegría acudía á \ cr fu 
muerte, como de Hombre fiero , c in- 
humano. 

En cl poco tiempo que duró el 
Procelo , que le higo contra cite Car- 
vajal , cl Licenciado Cianea pasó con 
el algunas cofas ; i entre otras, le dixo 
citas, o femcjantes palabras: ^c fe ha- 
via Jiempre mayaviUado , -de fue haviendo 
cu-nocidu tan ant:ctpadameMe las ílefvcntu- 

tas , que baviatt Jucedtde en aquellas Pío- „,.. 

viHCtcis , como fe havia (clnido .i hi furie <-a'.«¿//; 
de los Tiranos! T que ft lo hifo por enri- t'í'- tiiX 
quearje ( de que je h&vim 'vijlo claics ^'l'""''' 
mi4ejiras)n!as buvkra acertido en fewir ai 'JJ tf"" 
Jiii , de doiule tenia el prtmiu mas cierto^ i a'„ /'^ 
mas honrado : i que pues a a ckjv , que 
¿a cedida le bavta llevado ¿i -jUit taMas 
inhumanidades , ko acababa de enUmUr^ 
que havia fuíojit penjam!a,to en tan cpa- 
m ugor } pjiquc pcnjar con fu pete, .cía ex- 
liuj^mr el Genero Humano , j hi mmoilít 
de lo por vemr , era locura , / atezuricr.r P"f'"> "t- 
los Hombres cou la crueldad^ pata ^¡tíedmje ^'"''•'"■•'*. 
cou el Iniptiio , tampoco era buen ccnje'v f""'""'"'» 
pmque los Reics fon dados de D'os ,'' i uJ^^'^ 
qmea los Cajlcluinos han obedecido fcmprc "♦'• 

;• han cjl^do Jujelos , ;' tarde , o te»ii>rmo ia 
Corona ha-v.-a de vencer -, / que ¡o ejae mas 
le üdn:u\iba , era , que en el diUurjij de las 
cofas havia echado de ver , que Je guiaba 
tn is por foj/una , que per lafon : cofa , que Duhenm 
cdni.rabn en vnvifjo ^ como i.'l,tun cxpoi- r.^U.o:r, 
mentado , que podia hav:r conaldo , que les 
Homhes vfalan tlel adulación ^ por e! m.e- 
du ; /' que metidos en jcguir a los Tiranos^ 
alaban en robos., hürn,cidtos ., i en otrvi infi- 
nitos vicios , de que eran cauj'a los Supe- 
riores ; por le qu.u no daba tanta arpa ai 
¿eíior Gonfxlo Pifcrto , por no fiber ¡nu- 
cho de el Mumiu , fino a fus fe les ami- 
gos , en no haver corregido fu anihlüon , i 
dadole d entender , que qmntjs te fniian 
üídu 0. viv* ^Hien ^>mt , j>m er^t^clarl. 



illtri trr'f 
'i'ff lillt. 

"' freti, 
cttdunt 



f>-H.ier.ii/i, 
"te ¡ium 

í"' Exer- 

aiiii, 4r 



j ocdfo 
]ifj.ie<fic 
r.'tt ti 

i-:'rfe Tí 
) in-ü- 
i'vere. 



Prefi- 
«ceGaf 
c entra 
« el Cuz 



,> l'ftícía- 
Hi «is en el 
¡. Uzeo. 



Decada Vi 

^ue muetto el Fiforrei^ la Gente havia ck 
eucrcr mas la gracia del matador , que de 
el mucrío , con que pudiera fer ^ que Je bu- 
viera reducido ; i quando no ,o hiciera , yni- 
raraii ellos por fu preprio tnterejc , pues ha- 
"vian tenido lugar , i tiempo , i les pud.era 
ba-vcr ahicrlo los ojos paia ello , el cxem- 
plo de los muchos , que ftempre ejluvieron 
íonjiantcs en la fe de fu Principa , ; de otros, 
que cada día los iban defamparando , por 
no "vcrfe manchados con el fucio nombre de 
traidores. 

Todas ellas , i otras cofas , dixo el 
Lie. Cianea , con mucha modclUa , á 
Fianciíco de Carvajal , doliendofe del 
milcrable punto en que fe hallaba; pe- 
ro aunque las oia con atención , poco , ó 
nada rcfpondia , como Hombre, que no 
tenia arrepentimiento de tantas cruelda- 
des, i pecados j i ali acabó como mal 
Ghiirti.tiio. 

También julliciaron alli al Capi- 
tán Guevara , i a Juan de Acolla, Na- 
tural de Villanueva de Barcarrota. El 
Preíidente dclpacho á todas partes, avi- 
lando de la '. látoria , i ordenando, que 
fe diefen á D;os publicas gracias por 
ella , por el mucho bien que refultaba 
al Remo , i que fe prtndiefen en las 
Ciudades todos los culpados en la Re- 
belión i i otro dia entro en el Cuzco, 
adonde fue niui bien recibido , i con 
demonllracion del triunfo de Vi£toria 
tan provechofa para todo el Reino , re- 
dimido de vna gran oprefion , llamán- 
dole : Fencedor dicbofo , Padre de la li- 
bertad , i bien afortunado. 

En el Cuzco fueron jufticiados 
Francifco Maldonado , el Capitán Juan 
de la Torre, Vc¡gara,el Bachiller Caf- 
tro, el Capitán Diego de Carvajal, Fran- 
cifco de Efpinoia , Diego de Contreras, 
Gongalo de Morales , Garcia Muiíoz, 
Alonfo de B;edma , Hernando de la 
Sierra, Francifco Martin Bermejo, Dio- 
niíio de Bobadilla, Gonzalo de los Ni- 
dos , i Bcrnardino de Valencia , pcir 
notables Rebeldes. Muchos fueron ago- 
tados, i echados a. Galeras, dcflcrrados 
•X Callilla, i á diverlas partes de las In- 
dias,! en penas pecuniarias; i otros lla- 
mados a pregones , i fcntenciados en re- 
beldía; i porque eran muertos en la Re- 
belión Pedro de Fuelles, Juan de Porras, 
Alonfo de Toro , Pedro Martin de Si- 
cilia , Hernando Machicao , Pedro de 
Fuentes , Chrilloval Beltran , Antón, 
Dominga de Orvaneja, Galceran Fcr- 
rcr , Franciico González , Mateo de 



II. LlBROlV. 91 

Roxas , Pedro de Vivanco , Raltalar 
de Cepeda, Blas de Soto, Juan Garcia, 
i Bartolomé de Aguilar,i Klurqucz, fa- 
mofos Traidores , i crueles Tiranos , fe 
procedió contra fa fama , i bienes , i 
fu:ron declar.idos por tales , i lo mifmo 
fe hico con Francifco de Almendras;! 
que en la Villa de la Plata , adonde era 
Vecino , fuelé ai'olada fu Cafi , i fcm- 
brada de Sal, i pucílo vn Padrón, con 
vn letrero , que declárale fu delito. Tam- 
bién Al">nlb de Alvarado confoló mu- 
cho a Gonquio Pigarro,cl pocD tiem- 
po que vi\ io ; i no le dixo otra cola, 
acerca de las paladas , mas de que fe cf- 
pant.iba, como no havia conocido fu ef- 
tado , pues Dios le havia dado tanto 
tiempo , 1 lugar paia ello , fino que vi- 
vía cxccutando muertes en inocentes , i 
Hombres no defendidos , temiendo ne- 
cefaríamciite á muchos, pues de muchos 
era temido. 

CAT. XVII. ^le elTrefiden- 
te Gafca repartió Las Encomien- 
das ; i el defcontento de los 
que quedaron fin 
nada. 



U E G o fe trató del cafo 



del Líe. Cepeda ; por- 
que fobre los delitos de 
rebelión , i homicidio, 
i otros , caía el fer Oi- 
dor de la Real Audien- 
cia; por lo qual , decían , que no debía 
gogar de la gracia general ; pero el Pre- 
fidentc lo remitió al Reí j i venido á 
Caftilla , porque huvo intereles de par- 
ticulares Perfonas , fue píelo , i murió 
en la Cárcel. 

Pafndos algunos días , defpues de 
lo fucedido , pareció al Prelldtnte no 
dilatar mas el cumplir con los que ha- 
vian férvido , pues ellos lo dcfcaban , i 
fülicitaban , i la gratitud es parte mui 
necefaria para la confervacion de los 
Litados. Primeramente confiímó por 
Governador de Chile , ;\ Pedro de Val- 
divia, i le dio Titulo de ello , porque 
no le tenia legitimamente ; i la Govcr- 
nacion fe limitó , defde el Valle de Co- 
piapo, halla quarenta i vn Grados, Nor- 
te Sur ; i Lelle Oelte , cien Leguas l¡v 
Tierra adentro, con entero peder para 
delcubrir, poblar, i repartir la Tierra} 
i fus Valdivia el primero , para que le 
M i bol- 



Ver'ifi'tmx 
t /I illa ir» 
gica f'.n- 
tét:a:m:il- 
tos rime/tt 
neccjfe ejl 
^tii » muí' 
lis ttmC' 
tur , idee 
qui alies 
ojc'idiint, 
ipfi eiiam 
formidíh 

Jl TttVHnt» 

Iliftor.i. 




Historia de las I k días Occidentales. 

por h neceíldad que havia de Pelos, de valor de qLintrocicntos i cin- 

quenta tnaravedis cada Pelo j i hni quicio 
dice , que Millón i medio) no dio á 
todos contento , por algunas caulas , i 
porque liempre los Pobics embidian a 
los Ricos. Y falido el Prefidenrc de 
Guaynanma , fue proveiendo algunas 
cofas , por conlejo de los mas eAperi- 
mcntadüs de k Ticira j i deteiminó de 
hacer vna Población en la Provincia 
de Chuquiabo , por cllár cnniedio del 
Camino , que va de Arequipa á los 
Charcas , que fon ciento i letenta Le- 
guas , i enmedio de el que va del Cuz- 
co á los Charcas , que hai ciento i fe- 
fenta, porque entre tan gran diftancia, 
i adonde tanta contratación havia era 
bien , que huviefe Pueblo de Caftella- 
nos , para obviar muchos inconvenien- 
tes, que dcclbir. tan apartados, fe ofre- 
cían. Elb Población cometió el Prcíi- 
dente á Alon'.o de Mendoga,! ordenó 
q le la Uamafen Nueftra ijeñora de U 
Paz , por fer fu fundación en tiempo 
de Paz , defpues de tantas altcracionesj 
i á los diez i fiete de Septiembre en- 
tró en la Ciudad de los Reies, llevando 
á fu mano derecha , debaxo de vn Pa^ 
lio , que llevaban los Alcaldes , i Re- 
gidores , el Sello Real , en vna Caxa,' 
lobre vn Caballo , cubierta con vn Pa- 
ño de Brocado : fue recibimiento muí 
lolemne , con vnivcrlal alcgria del Pue- 



9X 

baK icio 

fu PerfíMia , con orden, que llévale al- 
gunos Soldados } i para dividir el Exer- 
ciro , cmbio Govcrnadores a todas las 
Ciudades del Reino j licencio al Ade- 
lantado BeLlca^ai-, para que fe bolvic- 
fc á fu Govicrno , agradeciendo lo que 
hivia férvido ^ i a. otros embio a fus 
Tierras, con ei'peran^a de repartir prcf- 
to la Tierra : avisó al Capitán Vane- 
gas , que le iba á fervir con cien Ca- 
ballos del Nuevo Reino , que fe bol- 
vicfc : cmbió á Gabriel de Roxas , á 
Alonfo de Mendoza , i á Diego de 
M ira, a recoger los Tiibutos , i Quin- 
tos Reales , i para que facafen algún 
dinero de los que tcmian de calligo, 
por haver feguido á Pi^arro , pues no 
podian fer todos calligados con pena 
de far.gre i i acabado eito , fe fue á la 
Cuidad de los Reies , para afent^.r el 
Audiencia Real , para que fe adminiítra- 
fcjulticia y i porque las ¡VIercedes or- 
dinariamente aumentan el deleo , quifo 
hacer el Repartimiento con madura 
confideracion , i parecer de D. Gero- 
niino de Loayfa , Obilpo de los Reies, 
i le refolvió cael Aliento dcGuaynari- 
nia , i cometió la publicación al mif- 
mo Ar^obilpo , i oiden , que lepartie- 
fe mucho dinero > i efcnvió vna Carta 
general á todos los beneméritos , la 
qual leió en la Ciudad del Cuzco , en 
vna Iglefia , defde el Pulpito , f 'r. To- 
mas de San Martin , cu ia luítanciaera: 
^e hi(o aquel Repartimiento de ciento i 
cinquenta Encomiendas , que havia , ;»/- 
raudu a los férvidos , i méritos ^ i no a otra 
cofa , con la maior igualdad , /' jiijiicia^ 
que havia podido ; / que de ia mifma ma- 
nera repartiría todo lo que vacaje , entre- 
tanto que cfluviefe en el Perú , fólamente 
en les de aquella Tierra , teniendo cuidado^ 
d que no entrafen otros de fuera , ni licva- 
fen mda en ella j creiendo , que al que aora 
no le havia calpido la fuerte , otra vez le 
iocaria ; i pues que ninguna cofa de las 
que havia podido hacer en fu férvido , la 
havia dexado , les rogaba , que confule-' 
randa , que j:imcls fe havia vijio , que en 
tan poco tiempo , ni con tan poca GentCy 
tanto je huviefe gajlado , ni él aplicaba pa- 
ra si mas del trabajo de fervirlus , fe con- 
tentafen con lo hecho , pues no petendia^ 
ni quería ^fino haver hecho lo que confor- 
me a fu pequeño talento debia , como Chrif- 
tiano , en Jo vicio de Dios , ;' de fu Rei. 

Elle Repartimiento ( aunque im- 
porto «Ad» Aá« uias de vu Millón de 



1V48 



PmuíH 
blo , por verle libre de Tiranos ; i tod'a 'jr""' 
la Gente , á voces , bendecía al Prefx- rllTySi 
dente, 1 le llamaban : Padre, Refaura- \. 
dor , ;■ Pacificador^ dando gracias á Dios, 
por haver vengado las injurias hechas á 
fu Divina Magcltad. 

Poco antes havia falido para Chi- 
le Pedro de Valdivia, iendo por Tierri 
á Arequipa, embiando embarcada alguna 
Gente, Armas , i Pertrechos ; ¡ fiendo lle- 
gados, los Vecinos de Ch;!c , á quien 
tomó el Oro , que traxo al Perü , fe 
qucxaron al Preiidcnte , i prelcntaron 
algunos Capítulos , cuia fuitancia era: 
El Oro que les havia tomado : hotniddioSy 
que havia hecho : inteligencias que tavia 
íenidi con Gonzalo Pi farro, i mal excmplo Pfcírodd 
que daba de ju Pcrfona ; i porque á ello V.ildivia 
fe anadia lo que algunos dccian , que hitclvs al 
iba al^-ado , por haver admitido en fu ^ ' " 
compañía algunos dclinquentes, demás 
de los que fe havian dellerrado para 
Chile , á los quales difimulaba infolen- 
cias , que iban haciendo , ni que á los 
mandamientos del Prefidentc parecía, 
que havia moftrado teocr el debido rcf- 

pe- 



mado dfi 
Gaíca. 



>Í48. 



ÜECA DA VII I. Libro I V. 



Pedro de 

Valdivia, 
i i'fJro 
íleHin.-i- 
joQ buel- 
ven i los 
Reits. 



Pedro de 

Vaidivía 
bneive á 
jChüe. 



El O'idoí 
Cianea 
bue!ve al 
Cuzco. 



peto , dcffi:ic!io a Pedro d:; Hiiiojo- 
l";i , con orden, que liguiele ci cami- 
no que Ueviiba , i le aicancafc , lo co- 
lor , qín los Soldados , que iban con 
el , no hiciefen defordenes , ni agra- 
vios á nndic de h Tierra , i que le 
hiciefe bolver por bien a la Ciudad 
de los Reics ; i que no queriendo, 
vfafe del autoridad Real , que para ello 
le dio. 

Pedro de Hinojofa le alcangó en 
el Valle de Atacama , i comedidamen- 
te le dixo la comiíion que llevaba , i 
íín eítruendo ninguno , los dos bolvie- 
ron ala Ciudad de losReies,por Mar, 
quedando la Gente, que iba caminando 
á Chile , á cargo del Capitán Francif- 
co de Ulloa. 

El Goveniador Valdivia , enten- 
did.as las quexas , que de el havia , i 
todo lo que fe le oponia , fatiífi^o baf- 
tantemente al Prefidcnte > i defcargado 
de todo , le mandó bolver á fu Govier- 
no , como quedafen los delinquentcs, 
que con él fe iban , i para ello le aco- 
modo en el Galeón de Gonzalo Pignr- 
ro , i vna Galera , que llevo de Tierra- 
firme , adonde embarcó cmquenta , ó 
fefenta Soldados mas , con Pertrechos, 
i JVIuniciones , i llegó á los Puertos de 
Chile en el fin de cite Año. 

Dabiife mucha priefi el Prefiden- 
te en alentar las cofas de la Jufticia , i 
ponerlas en el luftre , i autoridad que 
convenia , i por via de Audiencia fe 
comentaban á defpachar negocios, 
porque la era ido el Oidor Cianea á 
la Ciudad de los Rcies , adonde era 
Corregidor el Licenciado Benito Sua- 
rcz de Carvajal , i tenia con los Pre- 
lados , i Provmciales de las Ordenes 
mui ordinarias Juntas , para que con 
diligencia fe difpufiefcn bien todos los 
medios pofibles , para que fe hicicfc 
mucho fruto en la converfion de los In- 
dios. Comentó á poner en platica (me- 
diante la prudencia de Pedro de Hino- 
jofa , Gabriel de Roxas , Lorengo de 
Aldana , i Alonfo de Aharado ) lo que 
tocaba a la tafacion de los Tributos, 
reformando los abufos de tiempos 
tan conxiptos, como les 
pafados. 



93 




C^T. XFIII. T)e lo que pa- 

so en el Cuzco con Francijco Her^ 

nandez, Girhn , i que el^TreJidcnt^ 

le dio el DcfQiibrimiento ds 

Fel'íj?c Gutiei' 

reñ. 

^I ^MUE ti^ L defcontento , que mof- 
^ pM^>^^ traron en el Cuzco los 
j^'p''CfJ^ Soldados , que le tenían 
pj¿:íU-iíg por mas leales , i que 
I^^J^P^f^ fe juzgaban por mas be- 
ncnientos , tue grandifi- 
mo j porque no conociendo á otros , íl- 
ro á ellos , por dignos de premio , re- 
putaban por injuria , que de aquellas 
Mercedes huviefe cabido parte vl los 
que en algún tiempo havian defervido 
al Rei , 1 de aqui fe levantaron mur- 
muraciones , diclias con libertad Mili- 
tar i injurias contra Pcrfonas particula- 
res i amenazas de nuevas alterncicncsj 
dcfcortefias contra el Pvefidcnte , con 
nota de ingratitud , i de injullicia ,i acu- 
ciados los Soldados de algunos Rtli- 
gioibs , que antes los debician íolegarj 
el que parecía mas impaciente , i que 
hablaba con grande arrtgarcia , era el 
Capitán Franciico Herrandtz Giren, 
á quien havia tocado el Repartimiento 
de Guaynarima , ci'e valia i:utve mil 
Pcfos de renta , i tra vno de los que 
tenia Gonzalo Pigano j i dccia colas, 
que moñraban mal animo , con tanta 
libertad , que ccmo fue Ce los mui lea- 
les , i que m.aiorcs tr-.bajos padeció en 
las Rtbelioncs , i era Hcmbre de valor, 
i tenia gran opinión , trdcs-; les qucxo- 
fos hacian cabrga de él } el qnal , ó 
porque fe rfconociefe , i no kr prin- 
cipal en efta comocicn j o poiqiic vci- 
daderamente quifíefe maniíeüar fu agra- 
vio , no quifo trtár en el Cuzco , i pi- 
dió licencia al Arccbílpo Loayfa , pa- 
ra ir a lignificar al Prtfidcnte , que le 
havia dado poco , rcfptfto á lo que ha- 
via férvido , i mucho queiiavia galla- 
do , por lo qual fe hallaba nui adeu- 
dado ; i no fe la qreiitrdo ciar el Ar- 
cobifpo,fe fue a Xaquixaguraiíí , con 
algunos Soldados. Fl Lie. Ci;,jvca.^ que 
er:i Jufticia Maior cu tlCrzro, le' cnv 
bió luego á llaiTur, mediante vi.; Carr-a, 
que comedidamente k eícrivió ccr\ vn 
Alguacil; pero Franciico F!rrní-:rr.-7 510 
quilo ir , i dixo al Alguacil, qne fe boi- 

vie- 



E! CfBc* 
ral , def" 
concciuo 
de lüsSol 
dados tu 
elCuzcpt 



Frácí/cq 
Hcrnau- 
dfi Gí- 

roiihabla 
con líber 
tad. 

líon Je' 
(t.~.T erro- 

£.'!t¡A fOf 

cíTe cftñ 
¡(tí, tt'imiü 
íCTKrr.tn)/)' 

Tanñis, 
fií rr.e- 

rU'JJ'et. 

T.ic.Hirr 
ter. 4. 



fia Veo 

liflT.lll- 

de? Gr'ó 

r.\ ' 1 -c. 

C:.;r:3. 



T>i! noñc 
tic "t^titia 

Hiit. 4. 



El Oídcr 

Cianea 
caftigavK 
motiii de 
elv-iizco- 

itoc cfl g!lf 
ceta dif- 
cor.iie re- 
mrdium, 
neme ¡I 

V!¡41 Jílttr 

■vt ma\:'f 
ni fromf 



^^'4 Historia de las I 

"\'ielc,quc el icTpoiuicria.} i luego, pnr 
otra nano , icfpondió, diciendo : ^le 
facía efe rúdiJlas a fu ijmiidado ^ ft entendie- 
ra que cotn-enia al fcrvicio del Rei , i que 
cvíiío quien {-onoíta Ja Gente del Reino , ha- 
via procurado d: apartar fe, por quitar oca- 
ftones , aunque haflara vcrfe en tanta ne- 
cejidad, i dcfrrcpíttado , para andar dejl er- 
rado por caminos , en ¡os quaies bavia oide 
•decir cofiís a Soldados , que era. bien , qt4e 
mirafe el Lie. Cianea por sí. El qiial,vil- 
:ta cib Carta , i fabiuo que en la Ciudad 
Iiavia Juntas de noche , i Conibitcs , a 
donde le comunicaban colas, que mol- 
tnib.in malos principios, previno a fus 
Amigos , para que en calo de necefidad, 
ilc it',u'i)iecieren ; i ordeno á Alonlb de 
Mendoza , que fiiefe a prender á 
á ■Fr-incifco 1-í.crnandcz > i recibien- 
do infürmacioii contra los Rcboltofos, 
ahorcó a Juan de Kílrada , por nmoti- 
fiador ; i dcílcn-ó al Capitán Hernando 
de Bcnaventc , á Diego de Avalos , i á 
Gerónimo de Torres , por co haver tna- 
•nifcftado c! Mntin •, i no le .pareció pa- 
jar mas adelante, lino diíimuJar. 

El Capitán Alonlb de Mendoza al- 
'Cancó á I''ranciico Hernández , i bol- 
vio con el al Cuzco, i decia, que fe 
Iiavii ido, porque los Amotinados no le 
hicieien Cabecu , i liieronlc por Cárcel 



S D I A S O C C 1 D E K T A L E S^ 

la Cafa de Juan de Saavedra : hecho el 
Procelb, le le tomó Pleito omenage, de 
que ie pi dentaria ante el Prefidente , a. 
quien fe remitió la caula j i luego fe fue 
á la Ciudad de los Rcies , llevando con- 
figo aD Baltafar de CalHlla , Hijo del 
Conde de la Gomera , fu gran Amigo. 
A nueve Leguas de los Reies, le llegó 
orden del Pretidcntc , para que no fuefe 
á la Ciudad i 1 aunque , por medio de 
■fus Amigos , p-ocuró la licencia de el 
PrcfiJer.tei i agurirdandola, fe entretu- 
vo mas de tres Me!bs , como no la pu- 
do haver, Ib bolvió al Cuzco, adonde le 
llegó la licencia , i fue á la Ciudad de 
los Reies j i pareció , que con el buen 
acogimiento , que fl Prefidente k hi- 
^o,i mucho que le honró, fe fofego, 
i fe detuvo muchos dias en aquella Ciu- 
dad , molbando ciHr mui contento , i 
fatisfechcj pero el Prefidente mucho fe 
maravillaba, deque haviendofe fofcga- 
do lo de Nucva-Efpaña , i todo lo de- 
más , con los buenos expedientes , que 
•íc havian tomado, no acabafen los áni- 
mos de la Gente del Pcrü de quietarfe, 
tomando diverfos pretextos , para re- 
bucltas , i fedicionts > i la caula de 
ello , íc daba a las grandes Rl- 
quecas de aquellas Pro- 
vincias. 



1^48. 

tifuhver- 
tanlur ai 
cocterorií 
terrorem. 

Se. i so. 
aan. 4. 

Alófo de 

Médo^d 

prende i 

Frácifco 

Heniau- 

dezGiró. 



StJ vobi* 
maximii 
d¡f Crimea 

fenei quoí 

0pei,pr*, 
ciptii bel' 
lotum fitit 
í" Tac. 
Hiíl. 4- 



Fin del Libro Quarto. 




HIS- 



■^%r- ■. 



15^^ 



9S 




HISTORIA 



G 




N E R A L 



DE LOS HECHOS 

DE LOS CASTELLANOS^ 

EN LAS ISLAS, Y LIERR A-FIRME 

de el Mar Occeano. 

ESCRITA TOR ANTONIO 1) E HERRERA, 

CoroHÍjla Maior de Jh Mageftad , de las htálas , i Coronijia 

de Cajiilla. 

LIBRO (QUINTO. 

C AT IT^ Lo I. 'De lo que hacia Domingo Martínez de Traía, eÁ 
el Rio de la Tlata ; / que el Capitán Nnflo de Chaves fue el pri- 
mero , que paso de ejlas Trovincias , á las 
de el Terü. 




O M I N G o Mattincz de 
de Vrala , que tenia 
porconvenicncia, para 
lii confeiTacion , traer 
ficinprc U Gente del 
Rio de la Plata , en 
t)om!n continuo movimiento, 

I go I.íar- i cxcrcicio , pufo en platica, c]uc le ¡li- 
rinez de cíele vn.i entrada del'de el Puerto de San 
iralifi- Fernando, por la Tierra de los Mayasj 
1. *'j" f porque el Capitán Nuflo de Chaves, 
PlAta a "^"^ navia entrado otra vez por aquella, 
derciibrír P^i'cc. con ochenta Soldados , afirmaba, 
íl Psrii. 'i'JC Cía abundapte <ic comida j por lo 



qual, i porque, como los Soldados de 
I''clipG Gutiérrez , i J^ic^o de Roxas 
havian llegado con Francilco de A'len- 
doca , hníta ver el Paraguay , tambiea 
Domingo de Yrala qiieria penetrar haf- 
ra las Provincias del Perú , de las qua- 
Ics , por muchos caminos , fe tenia graa 
roticia. Salió Domingo de Yrala de U 
Ciudad del Alumpcion , con eilc inten- 
to , llevando docientüs i cinquenta Sol- 
dados Callellanos, i tres mil Indios Ami- 
gos ; i entrando por el Puerto de San 
Fernando á la Provincia de los Mayas, 
i ligiiicndo fu Viage hafta los Tama- 
cuas, 



9<í 



por 



Historia de las In 

Tierras ¿c diferentes Na- 



Nuflo de 
Chives 
entia en 
Ji» ^no 
v¡ ocias 
del Pera 



Agulin 
de Zara- 



coas 

Clones, con gran noticia de muchas Mi 
ñas de Piata , h.illandofc la Gente can- 
íada del largo , i trabajofo camnio ; i juz- 
gando que era impolIblc,que tan gran- 
de prolperidad dcxafe de cílár defcu- 
bi^-rta, i ocupada por otros, le refolvie- 
ron de dar la biielta. 

No quilo, con todo ello, Domin- 
go Martínez de Yrala , que totalmen- 
te le dexafe el intento comentado j i 
para informarfe bien de lo que havia , i 
fabcr el paradero de aquella Tierra , i 
la fullancia de lo mucho que los indios 
promctian de ella , acordó , que el Ca- 
pitán Nuflo de Chaves , con algunos 
Compañeros , proliguiefe el camino ; i 
tanto porfió Nuflo de Chaves, que aun- 
que con grandes peligros, i trabajos, fi- 
nalmente falió á los Charcas , que era 
la Tierra, de que los Indios daban noticia: 
i aqui diré , que no tuvo ra^on Aguílin 
de jarate , en referir , que Domingo 
Martínez de Yrala fue el que falió álos 
Charcas) porque teniendo la Governa- 
cion de las Provincias del Rio de la Pla- 
ta , aunque tiránicamente, no fe puede 
preíuaiir , que la havia de dexar, i tam- 
bién el Exercito , por entrar en Tierra, 
que como juzgó mui bien, eílaba pofei- 
da por otros , ni apartarfe del Govier- 
no , que vfurpaba con tanto artificio, 
de manera , que como también parece 
por los Efcritos , i Memorias de aquella 
Tierra , Yrala fe bolvió , i Nuflo de 
Chaves acudió al Prcfidcnte Pedro de 
la Gafca , i le hi^o relación de fu jorna- 
da , el qual le honró , i ellimó en mu- 
cho aquel Dcicubri miento ; porque no 
obllante,que los Soldados de la entra- 
da de Felipe Gutiérrez, llegaron al Pa- 
raguay , no entraron, ni falieron de aque- 
llas Provincias , por parte que fe pudiefe 
abrir el comercio , i comunicación coa 
ellas, dcfde los Charcas, como fe defea- 
ba , i como lo higo Nuflo de Chavesj 
i conociendo el Prcfidcnte la importan- 
cia de cito , ordenó á Nuflo de Cha- 
ves ,que bolvicfe i la Ciudad del Afump- 
cion por el mifmo camino , para que 
quédale mas claro , cierto , i reconocido, 
i le aiudó con dineros , para que fe re- 
parafe. 

Y porque defde antes que llegafe el 
Capitán Nuflo de Chaves fabia el Prc- 
fidcnte el dcfcontento , con que fe cita- 
ba en las Provmcias del Rio de la Pla- 
ta , i la forma de govicrno que fe tenia, 
i en todo cafo convenia poner en ello 
remedio, i que fe abricfc aquella cootra- 



DiAS Occidentales! 

tacion, ellaba determinado de embiar vn 
buen Govcrnador , con buen numcfa 
Gente , i para ello higo elección de el 
Capitán Diego Ccnt( no , afi por fcr 
Vecino en la Provincia de los Charcas, 
adonde tenia fu hacienda , por donde há- 
via de fer el comercio , i comunicación 
de tan grandes Tierras , como porque 
era Perfona mui benemérita , de gran 
govierno , i autoridad para cofas maio- 
res, cuia lealtad eílaba tan conocida , i 
probada en cofiís mui grandes. 

Bolvio íi falvamento Nuflo de Cha- 
ves á la Ciudad del Afumpcion , i el 
Prcfidcnte Gafca dio á Diego Centeno 
el Titulo de la Governacion, feñalando- 
le por Términos , i Limites de ella toda 
la Tierra, que fe contiene LelleOellc, 
defde los Confines del Cuzco , i de los 
Charcas , baílalos Términos del Brafil, 
entre los dos Paralelos, que el vno rcf- 
ponde al Trópico de Capricornio , que 
por otro nombre llaman Antartico, que 
diíla veinte i tres Grados , i trein- 
ta i tres Minutosj de la Equinocial, 
acia la parte del Sur ; i el Paralelo, que 
acia la miíma diíla de la Equinocial ca- 
torce Grados , procediendo Norte Sur 
derecho Meridiano , con que fi fundafe 
fuera de eílos Limites algún Pueblo 6 
Pueblos , creiendo poblar dentro de íu 
Governacion, le tuviefe debaxo de ella 
haíta que otra cola fe proyeiefe. 

CJT. I I. T>e la Injlrucñon, 
que el Trefidente Gafca dio al Ca- 
ptan T>iego Centeno , para la Go^ 
vernac'ton de las Trovincias de 
el Rio de la Tlata ; i de 
otras cofas de 
ellas. 

Ara el Dcfcubri miento, 
Conquilla , i Población 
de las Provincias de el 
Rio de la Plata , dio por 
Inltruccion el Prelidcntc 
Gafca al Capitán Diego 
Centeno : ^ue pracurafe , con todo fu po- 
der , de traer por bien a los Naturales , al 
comcimiento de nueftra Santa Fé Calulica^ 
i que dexafe quietamente hacer fu oficio ^ 
los Predicadores , con cuio parecer , i coñ-r 
fejo fe le niandaha , que biciefe todo lo /o- 
caní. a la Conquijfa ; / qus quandu fin ri- 
gtxr no fe pudiefe hacer , fe le ordenaba , que 
no vf*fe de el y mas de ^uantopdra el efec 

to 



i;4, 



DiVgoC 

telo, pr 
vc'ido G 
vernadc 
del Rí 
de laPia 
ta. 




Inftfuci 
ció á Die 
go Cen: 
teño. 






^* 1^48. Decada VIí 

io de ello convin 'efe , procurando , i^ue fuejc 
la reme cvH íjd.i vt'id:idc¡on ^ cfcií ¡nklu cl ajpjrefiíy 
áijs exhi quinto nofible fuefe. ^le como fuefe pacifi,- 
hcd-.nnul- cando ^ fue fe poblando y repartiendo ^ i enco- 
titm Koie „¡.f¡(in,i4¡) Iq qiio p-jcificafe ; porque de no fe 
adbiberí " pobUndo , Jino bolLmdo , /■ andando por la. 
toavemr. ^'f'"''^ ) f^'[ 4^»t^ir , «/ poblar , fi figue gran 
nam fípi defcrvicw a Dios ^ por efiragarfe la Tierra^ 
foruaffe- i njat.ir/éi i aufcntarfe los Naturales, i no 
'"'^' """^ fe remediar los Caflellanos, los qutlesacon- 
los n-.iget. j^^^ j:jI¿j, p^y,/¡^Q¡ ¿I, femcjantes Conquifas, 

Ani ' defines de haver trabajado mucho , / que 
lo que je repartiefe , fe cncomendafe a bue- 
nas Perfen.is , i de buena conciencia , / que 
fi)¡iü| , huviefen férvido. §ue fobre todo , tuviefe 

Rii Tribu'uv! ^j.,j^^ cuidado con la conferioacion , i buen 
'*'*! 'l'^f tratamiento de los Naturales ; d; minera, 
noiicMtn 9"^ "" fi ^^^ híclefen vexaclones , »i molef- 
fro angit t¡'-is , ¿ que los Tributos fmfen tan modera- 
fií» rerur» dos , quefc combidafin , con el buen trata- 
Tac. Ann. miento , i juflicia , que fe les biciefe , ¿i abra- 
4" ^ar las cofas de nueflra Santa Fe , / nucftras 

hienas coflumbrcs , tafando los dichos Tri- 
butos , con parecer de Perfonas Eclcf afleas, 
porque parecería mal , que fiendo la Gente 
pobre , fe le hiciefe pagar mas de lo que pu- 
diefe. ^le la Gente que faliefc del P.rií, 
para efa Jornada , no hiciefe daño en la 
itierra , ni llevafe conftgo a los Naturales 
de ella, ^e no llevafe a la Conquifia Per- 
fomi alguna , de las que en las alteraciones 
con Gonzalo Pi farro , fe hallaron contra el 
Hei , ;■ efo fe havia de entender de los que 
eran incapaces de go(ar del Perdón general, 
que fe concedió , Jino que efos tales fucjen 
prefos , i entregados a las Jufticias. Eltas 
fueron las principales coías , que el Pre- 
Dicgo fidente encargó á Diego Centeno , el 
Centeno qual , eftando paraexecutarlas, i comen- 
mijfire. ^.^j- adiíponerla Jornada, muño , i fu 
muerte hi^o mucha falta, porque fi lle- 
gara a las Provincias del Rio de la Pla- 
ta, fuera el total remedio de ellas,porque 
era Caballero de buenas inclinaciones, i 
defeos , fiel á fu Rei , por cuio fcrvicio, 
eonrtantemente padeció grandes traba- 
jos,i fue folo,el que llegó á pelear campal- 
mcntc, de poder á poder, con los Tiranos. 
Die>»o d« E," ^1 pi incipio del Ano figuiente,llc- 
Saaabria gó al Rio dcla Plata Diego de Sanabria, 
llega al el qual , por muerte de fu Padre, quifo 
Rio de la continuar el afrento , que tenia hecho con 
Pjaca.i fe el Rei , para la provifion de aquella Tier- 
pieidc. J.JJ ^ j jyg Navios , que llevaba , fe perdie- 
ron á la entrada del Rio, i pocos Solda- 
dos aportaron á la Ciudad del Alumpcicn, 
por el camino, que hico Cabcca de Va- 
ca : i continuando Domingo Martínez 
de Yrnla, en el Govierno , por la muer- 
te de Centeno , i por ladcfgraciade Sa- 



I. Libro V. 517 

nabria, como en la Tierra havia muchos 
Mefticos , que cllaban emparentados con 
los Indios , i los Caballos havian multi- 
plicado mucho , ui era maior la fuerza de 
losCaftellanoSji ta[iibitn,poiquel.iC hrif- 
tiandad , por la buena diligencia del Obif- 
po,iba haciendo mucho truto,fc tcnian 
maiores fuerzas, por lo qual hacían ma- 
iores entradas, i particularnuiuc hicie- 
ron vna al Otfce , 1 dieron en grandes def- 
poblados , de donde bolvicron ccn mu- 
cho galto, 1 trabajo : dcipues !c hico otra 
al Norte, i l'ubio el Capitán Kuflo de 
Chaves , por el Paraguai, fubicndo con 
muchos Baxeies , i Canoas , i ciento i 
cincuenta Arc;ibuccros,i decientes Ca- 
ballos, i defcubrió mas de trecientas Le- 
guas, i bolvioalLes NordcUe, por las 
Provincias de los Javes , i topó con mu- 
chas Generaciones de Indios, con las qua- 
les fe tuvieron muchas Refriegas, i con 
otros, que vfaban la Yerva pcn^'oñola, 
con que mataron algunos Caílcllanos, ¡ 
por los grandes trabajos padecidos , fe 
bolvieron al Afumpcion ochenta Caile- 
Uanos, i dos mil Indios Amigos, i el Ca- 
pitán Chaves , con cincuenta Callella- 
nos ,quele quedaron , llegó a la Provin- 
cia deiosTaguamacis,i pobló en el Rio 
Guapai,parapoderfe reparar con el fo- 
corro del Períi , adonde fe topó con el 
Capitán Andrés Manió , que por orden 
del \''iíorrei , Marqués de Cañete , eftaba 
poblado en la Cordillera , i por efcufar 
diferencias , acudieron al Viiorrei , el 
qual, por gratificar a Nuflo de Chaves, 
le dio la Governacion de los Moxos , de- 
clarando por fuperior á fu Hijo Don 
Garcia de Mendoza, que nunca fue á ella. 
Y bolviendo el Capitán Chaves álosTa- 
guamacis , i hallándolos alterados , los pa- 
cificó, i fundó la Ciudad, que llamó San- 
ta Cruz de la Sierra, por vn Pueblo de 
cfte nombre , á tres Leguas de Truxillo, 
afi llamado , adonde fe crió, i efta Pobla- 
ción ha permanecido, i es de mucho fru- 
to , para lo que fe pretendía de la Contra- 
tación delParaguai, i fus Provincias. 

Tuvo el Capitán Nuflo de Chaves 
necefidadde ir á la Ciudad, ó Villa de 
la Plata , i dexó en Santa Cruz, en fu 
lugar , al Capitán Saladar , i entretanto 
los Indios Chivichicocis, i otros de fu 
diílrito , fe alteraron,! mataron algunos 
Callellanos , i fe juntaban en vn Fuer- 
te , que havian hecho , para ir fobre San- 
ta Cruz, fue á ellos el Capitán Chaves, 
i los venció, i dcshicoel Fuerte , i rom- 
pió á otros , que iban en fu aiud.n , con 
que fe puíieroacn obediencia áentiem- 

N vo 



Chuqiiis- 
bo, c] fig 
lu'fica. 



t!ms fihi 
boni msrts 
valent, 
quam ali- 
li lont 

ligts. Ta- 
cíc. 



•98 Historia de i.as i 

po del Vifoirei Conde de Nieva , le 
icbelaron los Chaiguanacs, i innturoii 
ni Capican Andrés Manió , i delpobla- 
lon la Ciudad de la Nueva Rioja , i el 
Pueblo de la Barranca , fue á ellos el 
Capican Chaves , por la Provincia de 
los Tipioncs , con i'ctcnta Arcabuceros, 
i caltigo á los Rebeldes ; i havicndo dcl- 
cubicrto , en la Provincia de Yvatin, 
muchos Metales , u treinta Leguas de 
Santa Cruz , bolvió con fctenta Solda- 
dos, con Fraguas , i Herramienta , para 
tomar mejor racon de las Minas 5 i ha- 
viendo vifitado otros Pueblos de Che- 
riguanacs , i teniéndolos pacíficos , ef- 
tando hablando cojí los Caciques, en la 
orden de lu buen govierno , i trata- 
miento, lalib de través vn Chcriguanae, 
fin ier fentido, i con vna Macana , le 
dio vn golpe en laCabeca,dc que mu- 
rió : i en lo del Rio de la Plata, fe ha 
pafado tan adelante , por no dcxar co- 
fa por decir , i en particular , de tan 
famofo Capitán, digno de memoria, por 
fus hechos , i por fer Hermano del Maef- 
tro Frai Diego de Chaves , de la Or- 
den de Predicadores, dignamente Con- 
fefor del Invi£tifimo Rei Don Felipe 
Segundo , el Prudente , de gloriofa me- 
moria. 

CAT. III. €^e Alonfo de Men- 
dofa pobló la Villa de la Taz , en 
Chuquiabo ; i de cofas tocan- 
tes á efta Trovin- 
cia. 

LoNío de Mendoza , á 
quien el Prefidcnte Gaf- 
ca havia encomendado el 
alentar Pueblo en Chu- 
quiabo, que fignifica He- 
redad de Oro , por vnas 
Minas , que alli citaban , fue a cxecutar 
fu comifion en aquella Tierra , que fe 
llama la Provincia de los Pacafas , que 
es mui poblada de Gente rica, i hacen- 
dada de Ganado : i a veinte de Oftu- 
brc, de elle Año , dio principio a la 
fundación , con particular orden , que 
le dio el Prefidcnte , que procúrale de 
cftablecer el Pueblo , con maior nume- 
ro de buenas coflumbrcs , que de Le- 
les : es la Tierra fria, i feca : comien- 
zan las Lluvias , dcfdc Diciembre, haf- 
ta M.ir^o, i del'dc Abril , hafta Agollo: 
es grande el frió, i ai muchos velos, de 
manera , que las Ycrvas, i Arboles , le 




NDiAs Occidentales, 

agollan , ifccan. LosMcfcsde Septiem- 
bre , Oftubre, i Noviembre, fon tem- 
plados , i comienzan á brotar los Arbo- 
les , como en la Primavera, en Cartilla, 
en tiempo de Aguas: no corre viento, 
que dé pefadumbre, i los Aires fiempre 
fon templados , falvo en el tiempo de 
los frios, que caufun catarros, i dolo- 
res de collado. Fundófe la Ciudad en 
vn Valle hondo , que tiene media Le- 
gua de baxada, Tierra rafa, fin Mon- 
te, i en vna ladera, por abrigarla de los 
Aires, tiene muchas Fuentes, de buenas 
Aguas, i vn Rio, que lleva poca Agua, 
que pala por el Valle , i con las aveni- 
das vil furiolo : tiene muchos Paños , i 
Aguadas, para los Ganados de la Tier- 
ra , i para las Ovejas , i Carneros de Caf- 
tilla, porque leda mucha cantidad de ello, 
i algún Ganado V'acuno : i en cite diftri- 
toai plantadas muchas Viñas, Higueras, 
Membrillos , Duraznos , Peras, Ciruelas, 
Manganas,! Camuelas : ai muchas Se- 
menteras de Trigo , i de Maíz : coge- 
fe también aquella rica Ycrvadclos In- 
dios , tan vfada , Un.mnda Coca. Danfe 
las Cañas Dulces, i fe hace mucho Acu- 
car, i en los Valles calientes déla Jurif- 
dicion , ai Naranjas, Cidias , Limas, i 
Limones, en mutha cantidad , i las Vi- 
ñas , Frutales , i Sementeras, fe benefi- 
cian con Agua de riego, i fe plantan en 
Julio, i Agoíto , que es quanao mas feco,i 
agoílado ella el Campo. La Fruta co- 
mienca a maduraJ' por Enero : las Ven- 
dimias fe hacen , defde mediado Abril, 
hafta todo Maio : al entrar , i falir de las 
Aguas, fuele haver algunos turbiones de 
Piedra, que dexan las Viñas fin racimo, 
ni grano de Vba : por Oftubre ficmbran 
Papas, que fon á manera de Criadillas de 
Tierra , i fe cogen por Maio, que es vn 
genero de mantenimiento, que fe come 
cocido en Agua , i firve de Pan , i para los 
Indios es de gran luflento : la Raiz de la 
Coca es otro mantcmiento de mas regalo, 
i otras Semillas, que fon de mucho fuf« 
tentó. 

Ella Provincia es de las mas pobladas 
dtl Reino ,cada Parcialidad, Linagc, 6 
Aillo , vivia de por si : pero el Vifoirei 
Don Francifco de Toledo , los redu- 
xo á Pueblos , i á vivir en Vecindad, 
i forma de República, con Calles , Pla- 
cas , Iglcfias, Parroquias , Alcaldes, i 
Regidores, i con ello la Dct'trinaChrif- 
tiana ha hecho mas fruto. Ella Gente 
es de baxo entendimiento , i pufilani- 
mc : fu vcllir es como los demás del Pe- 
rú , flicihnencc aprcr.Jcn , i facilmmtc 

ol- 



1543 



Sitio de 
laCiiidad 
de Nuef- 
tra Seño- 
ra de U 
Paz. 



Abundan 
Cía de Ja 
Tierra de 
Chiiquia« 
bo. 



I 



Ch II íju fa- 
bo, Tierra 

fértil,! ri- 
ca , i muí 
poblada. 



D. Fratt' 
cifro de 
Toledo 
pone los 
Indios J 
vivir cu 
vecindad. 



'154- 



ít,, 



Comarca 
■áe Chii- 
quíabo. 






Indios de 

Chiiqiiia- 
boJl- go- 
viernan 
Conforme 
alas Le- 
^es deCaf 
tilla. 






D E C A D A V 

oivid.iü , i en particular la Dechina 
Chriííiana : v¡a;i lus Joias , i Digcs, 
Hombres , i Mugercs : iá vfan Som- 
breros , i las Mugercs traen trcnga- 
dos los cabellos , íin tocas : hablan la 
Lengua General , que fe llama Aima- 
rán , 1 también la de los Ingas , i po- 
cos hablan la particular. Eltá de vein- 
te i tres , á veinte i quatro Grados 
de altura , acia el Sur : defde los tre- 
ce de Septiembre comienzan á crecer 
los Dias , i el maior es a trece de 
Diciembre , i buelve á igualarle a los 
trece de Margo , i á los trece de Ju- 
nio es el menor Día , que todo es 
opoíito á lo de Callilla. Dilta erta 
Ciudad, de la de los Reies , docientas i 
veinte Leguas ,á la partede arriba, yendo 
á los Charcas; de Potoli,ochenta Leguas: 
de Oropela , que es en el Valle de 
Cochabamba , cincuenta Leguas , i 
con todas parte Términos , i del Cuz- 
co ella cien Leguas , las qualcs fon 
en aquella Tierra algo maiores , que 
las ordinarias de Callilla. Fue cita 
Tierra fujeta á los Ingas , i á ellos 
tributaban : los de treinta Años arri- 
ba , iban á. la Guerra : los de veinte 
i cinco , fe ocupaban en Fabricas de 
los Reies ; los de veinte , en limpiar 
los caminos , i las Piedras de los 
Campos } de manera , que los dexa- 
ban limpios , para fembrar : los de 
diez, Años , iban a coger Paxaros , de 
todas fuertes , i cagarlos , para pre- 
fentarlos al Inga : los de cincuenta 
Años , labraban las Heredades. El 
adoración , en tiempo de fu Gentili- 
dad , i fus coftumbres , era de la mif- 
jna manera , que las otras Naciones 
de aquel Reino , i en Dangar , Bai- 
lar , i beber fu Vino de Maiz , i nun- 
ca vno bebe folo , fino que ha de brin- 
dar al Compañero , i de eilas borra- 
cheras nacen muchos pecados : es 
Gente , que fe contenta con poco , no 
mira á Mañana: hacenfe ellos fus Cafas, 
Vellidos , i Calcados. En quanto á la 
fucefion de los Caciques , ó Curacas, 
aunque antes de los Ingas tenian fu ra- 
qon , defpues no huvo , fino que los 
Ingas mandaban : aora fe goviernan, 
conforme ¡i las Leiesde Callilía. 

A doce Leguas de efta Ciudad, 
acia la parte del Norte , eftá la gran 
Cordillera nevada , que pafa por todo 
el Reino , defde Cartagena , hafta el 
Ellrecho de Magallanes : en elle diftri- 
to hai miichgs Arboles Silveitres , que 



Mí. Libro V. '^ ^y 

dan fruto, i no de tnal fabor; i otros, 
que firven para madera , i en efpecial 
Cedros. Todas las Legumbres , Horta- 
licas , i Frutas de Callilla , fe dan , i 
mu i buenas Granadas , i Melones , i 
Aceitunas , aunque no fe da Aceite. 
Hallanfe en la parte Montuofa Oíos, 
Tigres , Leones , V^enados , i en la 
Tierrafría Guanacos , i Vicuñas, délas 
quales le faca la Piedra Becar : hai mu- 
cha cantidad de Ganado Caballar, Mu- 
lar , i Alnar , Cabruno , Ovejuno , i 
Vacuno : iá fe ha dicho , que no es 
mucho , por la frialdad de la Tierra." 
hai buenas Minas de Oro , i Salinas, 
de donde fe provee toda la Comarca: 
demás de la Iglefia Parroquial , fe han 
hecho defpues , en ella Ciudad, tres 
Monallerios de San Francifco , San 
Aguftin , i la Merced , i vna Cafa de 
la Compañía de jesvs : tiene vn Hof- 
pital , adonde fe curan Caltellanos , é 
Indios , fundado de Limofnas del Rei, 
i de Particulares. A veinte i quatro 
Leguas de la Ciudad de la Paz , cita 
el Lugar de Indios , llamado Copa- 
cavana , á vn lado de la Provincia de 
Chuquito, en vna punta , que hace la 
Tierra , i entra en vna gran Laguna, 
i en la Iglefia eftá vna Imagen de Nuef- 
tra Señora , que ha hecho Milagros ; i 
fue el primero, que teniendo vna India 
vn Hijo Tonto , i Perlático , i que mu- 
chas horas del Dia le daba Gota Coral, 
i fe hacia pedamos , i otras veces fe iba á 
echar en la Laguna, i ellaba tan tulli- 
do, que fu Madre le daba de comer, i 
quando fe aulentaba , porque no fe le 
échale en la Laguna , o fe mátale , le 
dexaba atado, de Pies, i Manos, ávnaü 
Eftacas ; i viendofc i-^ mui canfada, i 
afligida , de mirar por el Hijo , i cu- 
rarle , le llevó á la Iglefia, i le ofreció 
á la Bienaventurada Virgen , con tan de- 
voto coraron, que Nueftro Señor fue fér- 
vido, de darle falud , i entendimiento, 
mediante la intercefion de fu Bendita 
Madre,i fervia en la Iglefia laño , i buenoj 
i defpues fuccdieron otras muchas co- 
fas notables : con que ha llegado á 
frequentarfe machóla vifitadc 
aquella Santa Ima- 



Miichos 
Ganados 
en laTíec 
ra deChu 
<]u¡abo. 



Minas , I 

Salinasiai 
muchas 
en Chu". 
quiabo. 

Ciudad 
déla Pai 
tiene qui 
troMoni 
fterios de 
Religio-í 
fus. 



Nueftra 
Señora de 
Chuquito 
hace mu- 
chos Mía 
lagroSc 



S' 



en. 



* 
* * 



* 
* * 

* 



* 

* * 

* * 
* 



Ni 



C^P, 




loo Historia de las I 

C AT. IV. T)e lo que fe frove- 
. 10 ,fara elbuengovierno delTe- 
rú, i otras partes de las 
Indias. 

AviENDO de partir, 
para el Pcrü , los 
tres Oidores,nuc- 
vamcnte proveí- 
dos , para iervir 
en el Audiencia 
Real de la Ciu- 
dad de los Rcics, 
que fueron el 
' Doólor Melchor Bravo de Saravia , Her- 
nando de Santillán , i Maldonado , en 
lugar de los tres, que faltaban : el Reí 
mandó , que fe les dixefe de fu parte, 
.5°"^* 1*^^ ^« tanto mas havian de ejlimar ¡a ekc- 

*"'^'°'j 1 cion. que bavia h'i'cho de fus Perfitt.is. pa- 
parte del , ^ ,■ • ■ , A ■ , 

Rei álos ''^ ''^ jíuaiencia ae los Keies , quanto los 

Oidores fortamentos de los Oidores Cepeda , Lifort^ 
^elPcrü- ;■ jilvarez. havian fido., quales havrian en- 
tendido : i que quanto peor fe havia gover- 
tiado aquellos^ tanto mejor efiaban ellos obli- 
gados á portarfe , para que rejplandeciefe 
mas fu virtud , /' valor : i que aunque fe 
les daba Injiruccion de las cofas , que dejde 
%Af¡tnf fió acá , fegufi las relaciones del Perú , Je po- 
fimfir tn ^¡¡^ j¿,. ^ ^,.^„ tantas las que de nuevo fe 
*** ^ " ofrecían con el tiempo , que la verdadera 
Jnjlruccion , era la prudencia , con que fe 
havian de havcr en las ocafiones , pues el 
Hombre cuerdo , havia de ejiár thuí cuidi- 
defo , para andar ftcmpre con ellas j ; que 
fues iá efiahan en el Pcrii tan introducidas 
las alteraciones , convenía , que íuvicfe» los 
oídos mui atentos a qu.ilefquier platicas , que 
fe comcn¡afen , procurando de no dar mate- 
ria a nadie , con palabras , ni otras demonf- 



futahat 



traciones , para concebir mala opinión del 
jíudiencia , ni de ninguno de ella^ porque 
- no fe irritafen , ni difgujiafen , i fe difminu- 

0jfc>i ire, i^j-^ 1^ ejlimacion , en que convenía , que 
P. f"^fi tenido aquel Tribunal , teniendo en cjie 

cafo por mejor , hacer , que decir ; pues lo 
'Ctntinuiés vno , fe echarla de ver , que procedía de 
Mjfncfuí puro celo de Jujlicia ; i el otro , de odio 
toittdes particular , que ofendía mucho a la liber- 
"""oTi '"mi "^^ '^'^ ^"^" Minijlro : para lo qual , era 
frr "ifU ^^"'^^'^ ^'" loable ^ efcufar lademafiada^ i 
fllietAt* " '°*^('""^ familiaridad , ; compañía ; porque 
JacitUx. '■/'fWí'ií de quccaufaba entbidia ^efpecialmen- 
te entre Gente tan fofpecbofa , vidriofa , i 
atrevida , como los Cajiellanos de las In- 
dias , difmimia mucho del autoridad , tn 



jsjDiAS Occidentales. 

que debían eftar^ para fcr de todos tanref- 
petados. Todo lo qual , era mui nece- 
fario , para la quietud , i confervacion 
de aquellos Reinos : porque aiudandolo 
con la julticia, con la recl:itud , con la 
honeilidad, i buenexemplo en todo ge- 
nero de virtud, no havia duda, lino que 
fu govierno lena profpero, quieto, i di- 
chofo,en aquellos Reinos : pero que íi 
daban lugar a la negligencia , al ambi- 
ción , á la pailón , al avaricia , al deleite, 
i á los demás vicios, que feguian á eílos, 
fupicfen cierto , que les havia de fucc- 
der peor, que a fus Predeccforcs. 

Y en efta mifma fa^on , fe pro- 
vcicron otras coias, que paiecicron con- 
venientes , para el buen govierno , no 
folo del Perü , fino para otras partes de 
las India5. Primeramente , fe ordenó 
al Audiencia de la Ciudad de los Reics, 
que diele á entender á los Indios , que 
clluviefen en el Perü , que fueron lle- 
vados de Guatemala, i Nicaragua , que 
eran libres, para que á fu voluntad, hi- 
ciefen lo que quiliefen , fin que por 
ningún camino nadie les pufiefc impe- 
dimento en ello. Que los que llevafcn 
Mugeres de Canilla á lae Indias , die- 
fen informaci-n , de como eran Cafa- 
dos, i Velados con ellas, i que de otra 
manera no pafalen. Qiie menos fe con- 
fintiefe palar a nadie de las I^lasdc Ca- 
naria , lin licencia. Qiie ninguno fe 
firvicfc de los Inuios , que citaban puef- 
tos en la Corona Real : poique le en- 
tendía , que en ello havia abufo , i el 
Rei queria , que fuefen tratados, como 
fuios. Qiie fi.- exccutafcn las Leics del 
Reino , en cafos de adulterio , contra 
Meftigas , Cafadas con CaÜellanos , co- 
mo fe hace en Canilla. Y porque los 
Governadores , en avencindandol'e vno 
en alguna parte , ó yendofe á vivir a 
ella , no le dexaban mudarfe , adonde 
queria , fe mando , que catJa vno tuviefe 
libertad , para irfe á vivir adonde quific- 
fe. Que todas las Audiencias, Chan« 
cillcrias, i Govcn adores , tuviefen par- 
ticular cuidado , de procurar , que tra- 
bajafen los Indios, porque con ocaüoa 
de las Guerras paladas, fe entendía, que 
fe havian dado al ocio. Que havien- 
do peftilencia en Lugares de Indios, fe 
moderal'en las tafaciones de los Tribu- 
tos; de manera, que los pudiefcn pagar. 
Que fe ordenafc al Licenciado Pedro de 
la Gafca, que provciele , que por aora 
no fe lievafe nada álos Chriilianos, Na- 
turales del Pcru , por fus Entierros : ,i 

que 



1548. 

Tgo !u 
comferi, 
omni» rig 
na,C':z'¡:» 
leSíNnfio' 
nes, eo ■u/t. 
que proffg 
rum impc 
rium ha- 
buiffe , di 
apud eos 
vera con^ 
filia valut 
runt, vbi^^ 
cuque gr» 
tía, amori 
•voluptas 
ta corrurA 
fere , fofi 
paulo im» 
minittí O' 
fes, adef- 
ttim imft^ ' 
rium, /e, 
firemcfer- 
vitm im- 
pofta efi> 
Saluft. ■ 

OrdenesJ 
para c\ 
buen gOi 
viemo 
del Peritj 



15-48. Decada V íí 

quetrataíé con los Obifpos la oidcn,que 
en ello fe havia de d;ir , 1 el Reí orde- 
nó a. Don Diego de Mendoza , Herma- 
no del Marqués de Mondcjar, qucáU 
fagon , era lli Embaxador en Roma, 
que para aumentar la buena obra del 
Hofpital , que fe havia fundado en la 
Ciudad de los Reies, en la x'ldvocjcion 
de la Concepción de Niiellra Señora, 
adonde fe curaban, i albergaban muchos 
Pobres , fuplicafe á fu Santidid , que 
concedielc algunas Gracias, é Indulgen- 
cias , como las tenían otros Hofpitales de 
ellos Reinos. 

Luego que fueron fentenciados ,en 
«r Perü , los culpados en la Rebelión de 
Gonzalo Pi^arro , el Prefidente Gaf- 
ca dio orden , que fe defpichafcn , i 
que cada vno fuete á cumplir fu fentcn- 
cia. Fueron embarcados veinte i íietc 
en vn Navio , condenados á Galeras, 
-._ . de donde fe efcaparon : fue vno de ellos 
me Ma- ^"^rtolomé Math.'os , Artillero de Con- 
teos, Hó- 5''^° Pigarro ; i haviendo aportado á 
brc deSá- iVlexico , i acordandofc de tantas ofen- 
ta Viii.í las hechas á Dios, pidió el Habito de 
b"™m° ^^"^° Domingo , adonde recibió con 
P.cbclde. cuidado las cofas de la Religión : de tal 
manera, que en breve alcanzó el Don 
de la perfección j i por la fatisfacion de 
fu Stnta Vida , fu; cmbiado , con otros 
Religiofos , á la Florida , de donde la 
Ojcdieacia le mindb veniráCaltilla , i 
en el viage feahjgoj i ello fe ha dicho 
a^ui , piia que fe vea las tragas , que 
tiene D.o^, para llamar fus Criaturas í 
fu Santo fcrvicio, 

C^T. V. T>e lo que fe ordenh, 
fara elbuengovierno dsl Audien- 
cia de Los Confines , i ftc 
dtjirito. 

^ ^B\BiBa j^ Ra iá Prefidente del Au- 
^ Wa/r^^. piencia de los Confines 
el Licenciado Cerrato, 
que havia pafado de la 
de Santo Domingo , al 
qual fe ordenó, que en 
la provifion de las Encomiendas fuefen 
Conqulf- preferidos los Conquiíladores , á los Po- 
tadores, bladores , aunque no fuefen cafados , por- 
feanpre- que cn aquella Audiencia fe dudaba en 
feíidoí á cfto, i que por fer gran cllorvo, para 
dor« '* Convcrfion , echar los Indios cn las 
Minas, en las Provincias de Honduras, 
Guatemala, Nicaragua, i Chiapa , en 
íiinguna manera fe hiciefc j i l^e tam^ 



■biil oL'.cj 

si £ 1¡ 

fe'- 




I. Libro V. lor 

poco fe cargafen ; í que quanto á los 
Efclavos hechos por via de Guerra, fe 
mandó , que ante todas cofas , fin efpe- 
rarmasprobanca, niavcr otro titulo, fin 
embargo dequalquier pofelion ,que hu- 
Viefc de fervidumbre, ni que elluvielen 
errados , el Audiencia pronuncíale por 
libres todas las Mugcrcs, de qualqutcr 
edad, i todos los Varones , Niños , que 
eran de catorce Años abaxo , al tiempo 
que los tomaron , i fe huviden tomado 
en qiialquier Guerra , Entrada , o Ran- 
cherías , que le huviefen hecho en Tier- 
ras de Indios Amigos, i En-migos, por- 
que ellos no fe pudieron hacer Elcla- 
vos , aunque fuele por ocafiun de Re- 
belión} i que á los que fe huviefen he- 
cho Efclavos en Guerra, quenofucfen 
de los fufodichos, i el Pofeedor no pio- 
bafe , que el Indio, que tenia por Eicla- 
vo, fue havido cn Guerra juila, 1 que 
cn ella fe guardaron , 1 cumplieron las 
diligencias , i forma dada por el Rci, 
fuefen dados por libres, aunque por los 
Indios no fe probale cofa alguna ; de tal 
manera , que la probanza le cargUe al 
Pofeedor , i no al Indio , aunque ellu- 
vicfe errado, i tuvicfc el Pofeedor Car- 
tas de compra, ó otros Títulos : porque 
los tales , por las prefumpciones de li- 
bertad , que tienen en fu favor, fon li- 
bres , como Vafallos de la Corona : i 
aunque entre los tales Indios huviefe al- 
guno , que pareciefe haver fido vendido 
por el quinto Real , con todo efo , el 
Audiencia hiciefe Jullicia , oiendo al 
Filcal , i fiendo convencido , fe pigafc 
á la Parte , lo que fe le debíefe , de la 
Real Hacienda. Y que quai.toá todos 
los demás , que no RiefnElclavos, por 
via de Guerra , que pietcndiefen por 
otras vias , eran Efclavos de ellos , de 
pofcfion de Efclavos , reclamafen en 
libertad , i llamadas , i oídas las Par- 
tes , fe híciefe breve , i fumaría Julli- 
cia , guardando la Lei , vltimamente he- 
cha, acerca de los Efclavos. Havianfe 
aleado en la Villa de San Pedro, que es 
de la Governacion de Honduras , los Ne- 
gros: el Audiencia fe dio tan buena ma- 
ña, que nombrando vn Capitán contra 
ellos, fue con Gente, i los rompió , i 
ahorcó al Capitán, i fue de mucho pro- 
vecho la diligencia con que fe proveió, 
i executó : porque quando fe detuvie- 
ran mucho , acudieran tantos Negros de 
otras Provincias, que fuera negocio di- 
ficultofo defofegar. 

Otras muchas cofas fe proveieron, 
i ordenaron , elle Año , al Audiencia de 

l»s 



Iridios ñor 
íeeché á 
lasMinas, 
ni le cat- 



Miigcrcs. 
de qiul- 
kjuier e- 
dad > no 
fcá Efcla- 
vis,ni'los 
Niños, d» 
catorce 
Años aba 
xo. 



Que fe 

guarde U 
Leí hecha 
acerca d« 
los Efcla- 
vos. 



Negros» 
ainados 
en Hon; 
duras • 



prelados, 
«jiie lean 
favoreci- 
do';, reve- 
renciados 

i cftima- 

dos. 



Oidores, 
DO fe ocu 
pon en 



grágerus 



Yucatán, 
Cocumel 
¡Taba feo 
biiclvnn 
aldiftrito 
de Méxi- 
co. 



Qne los 
Iridios fe 
junten en 
Pueblos 
grandes, 
para fcr 
inejordoc 
ti'inados. 



Encomen 
dcros, no 
venda, ni 
truequen 
fus E neo - 
/niendas. 



¡Adelanta 
doMontc 
Jo dexe 
los Indios 
i defpue- 
ble vna 
Villa en 
ía Vera- 



101 Historia de las 

los Confines : Primeramente, que fe obc- 
decicfc al Prclndo, i le remiden fus Cen- 
l'uras, i que la Real Audiencia le diefe 
mano, con todo favor, i autoridad , pa- 
ra que con ella pudicfc adminiílrar fu 
Oficio , i de todos ( como era vagón ) 
fuclc reverenciado , i ellimado,i que el 
Prefidente , en todo quanto pudiefc, 
cvitafc , que nadie hiciefe mal trata- 
miento á los Indios , i que con todo 
cuidado lo calligafc , i que procúrale, 
que los Oidores de aquella Audiencia no 
feentremetiefencn ocuparfe cnGrange- 
rias, Dcícubrimicntos , ni en otros nin- 
gunos aprovechamientos , porque fus 
Pcrfonas debian citar libres, i defemba- 
racadas , para ciludiar , i velar en ha- 
cer Jullicia , i no en otra cofa. Que 
el Reino de Yucatán , i Provincia de 
Cogumel , i Tabafco , bolviclen al dif- 
trico del Audiencia de México , por 
haverfe entendido, que eftaban mas Ic- 
xos del Audiencia de los Confines, que 
de México , por lo qual fe dexaban de 
fcguir muchos negocios ; i qucparaade- 
lante , el Audiencia de los Confines no 
fe entremeticfe en co{;\ ninguna, tocan- 
te á las dichas Provincias, fino que Ic- 
vantafe la mano de lo que á ellas toca- 
ba : i que en ellas Provincias fe juntafcn 
los Indios , en Pueblos grandes , para fer 
mejor doílrinados en las cofas de nuef- 
tra Santa Fcj porque de eftár derrama- 
dos , i apartados, vnos de otros, no lo 
podían íer ; i para que de mejor gana 
lo hiciefen , el Rei mandó , que por 
cierto tiempo , fuelen libres de pagar 
Tributos , i que los Encomenderos no 
pudiefen vender, ni trocar los Pueblos, 
que tcnian en Encomienda , vnos á. 
á otros , porque en mudando Señor 
Encomendero , los Indios hacian nove- 
dad, i efto era mui perjudicial para la 
Convcrfionj i que los Pueblos de Cham- 
poton , i Campeche , que fon Puertos 
de Mar, fe pufiefcnen la Corona Real. 
Y porque el Adelantado Don Francif- 
co de Montejo fe reteníalos Indios , que 
le fueron quitados, porque conforme a 
las nuevas I^cics, nolospodia tener, co- 
mo Miniftro Real ; i no quifo defpo- 
blar vna Villa , que havia poblado en la 
Provincia de la Vera-Paz, aunque fe le 
mandó ; porque citaba ordenado , que 
nadie cntrafe en eíta Provincia , fino que 
fe la dexafen libre li los Religiofos de 
Santo Domingo , para que ellos enten- 
diefen en la Convcrfion , i fobrc efto 
tuvo algunos defabrimienros con los 
l^cligiofos : el Reí mandó al Viforrei 



Indias Occidentales. i5'4^í. 

Don Antonio de Mcndoca, que embiafc 
Perlbna, que luego defpoblaJc el Lugar, 
i dexafe libre la Provincia á los Padres 
Dominicos ,i que para llevarlo ;\ debido 
cfcfto , vfale de todo el poder Real, 
i caíligafc al Adelantado , fino obede- 
ciefc luego , i le quitafc los Indios, pa- 
va que la Lci fucie cumplida. A Ins fo- 
bredichas Ordenes fe añadió , advertir, /• '^' ■ 
que quando no eran bien cumplidas , i civitmíe 
executadas , ellas milmas , en lugar de gibus ever 
fer el aiuda de vna República , eran fu mwr.Plin^ 
deltruicion. 

CAT. VI. Tfe otrasTrovifiones\ 

que el Rci h'tp,para otras partes 

de las Indias. 



RovEiósE afimifmo , etf 
eíle Año , que las Or- 
denanzas, que la Ciudad 
de México hiciefe , pa- 
ra fu diílrito, fe guarda- 
fen , i cumpliefcn, ficndo 
aprobadas por el Viforrei. Alonfo de 
Vil lajiueva. Procurador de la Ciudad de 
México, rcprefentó al Rci loS muchos 
férvidos hechos por aquella Ciudad , en 
diverfas ocafioncs , i el amor , i obe- 
diencia, con que fiempre havian acudi- 
do a fus ordenes , i cumplidolas j i lo 
que moítrando vltimamente aquella Ciu- 
dad , quanto deleaba ocuparfe en fu 
Real fervicio, havia gaftado, para poner 
en orden la Gente de Guerra , que em- 
biaba al Períi , por el llamamiento del 
Licenciado Gafca , aunque pornohaver 
fido menefter, la mandaron quedar , co- 
mo á la de Santo Domingo , Nuevo 
Reino de Granada , i otras partes. Y 
porque délos fervicios de la Ciudad hu- 
viefe perpetua memoria, i pareciefe , que 
el Rei fe tenia por férvido de fu lealtad, 
le fuplicaba , le hicieíe gracia de dar 
Titulo á la Ciudad de México, de mui 
Noble, Infigne, i Leal , pues tan juf- 




tamcnte lo merecía. El Rei , acatando 
fus fervÍGÍos , tuvo por bien , que fe in- 
titúlale muí Noble , Infigne , i mui Leal, 
i que lo pudiefe poner en fus Armas, 
i en todas , i qualefquíer partes , i Ef- 
críturas , i vfar de cite Titulo, paralo 
qual fe le mandó dcfpachar Privilegio, 
lo qual debieron de hacer los de México, 
defpertados de las alteraciones del Perú, 
i como fe havrii villo en el difcurfo de cita 
narración , en ninguna ocafion dcxaron 
las Ciudades de los Reinos del Perú , de 

mol- 



Titulo íe| 

muí No- 
ble, Infig* 
lie, i muí 
Leal, a I4 
Ciudad 
de Méxi- 
co, 



i5"4"- DecadaVI 

moftiarfe rniii Leales al Rci , m;is de 
quaiito clluvicion opriaiidas de los Ti- 
ranos. 

Y como nunca deK.iba de Iiaver 
en los Indios alguna rclpiracion de fu 
antigua Gentilidad , i vivia todavía en 
ellos el aniia de bolver á ella, i fi pu- 
dieran, ninguna ocafion dexaran pafar, 
Los In. ^" ^'-•^ "O It' intentaran : los Indios de 
dios de Titiquipa , en la Provincia de Guaxa- 
Tíclquipa ca , que es en Nneva-Eipafia , toman- 
eiiGuaxa ¿q por Cabega á vn Cacique , fe le- 
ca.ieai^a yap,jm-o,i ^ confiados de la alpereca de 
las Sierras , fin confiderar , que para 
mantenerle, havian meneller mas, que 
k fortalcga de la Tierra ; pero en lle- 
gando ella novedad á noticia del Vifor- 
rei Don Antonio de Mendoza , como 
en tales colas es el mas i'aludable reme- 
dio la diligencia , ün perder tiempo, 

-. _ .„, embio al Capitán Don Tnltán de Are- 
D.Tnlta ^ \ a r^ 

deArelia- ''¡"10, que con buen g'ílpe de Gente, 

no fofie- hien proveída , i armada , acuJió , i 
galos ni- le dio tan buena miña , que brevemen- 
inores de te huvo á las manos al Cacique , que 
Gi«x;aca f^ u^.n^bj £)on Sebaftian , é higo Juf- 
ticia de él , i quedó lolegada el altera- 
ción , fin mas derram.imiento de fan- 
gre ; porque entre otras cofas , que le 
mando Don Antonio de Mendoza , fue 
que la pacificación fe hiciefe con la ma- 
Niievo '°'' ^^^vidad pofible , no calligando, fi- 
Reinode "° ^ 'os principales movedores del al- 
Galicia, teracion , i ello con toda brevedad , i 
no pague preftega. Mindo el Rei en cfta ocafion, 
por (Vis q.je por termmo de feis Años , no le 
Ano? mas pagafe en el Nuevo Reino de Galicia 

^"^ f'fX m^s del diezmo de Oro , i Plata , que 
modelo- r ■ r ■ i i i- r 

ro i Plata cogiele , i que los reales no vahelen 

mas de treinta i quatro maravedis ; i al 
Reales Audiencia de Santo Domingo mandó, 
no valga que haviendo aprobado vnas Ordenan- 
mas da gas , las mándale guardar dos Años, 
34.mara- harta que el Rei las confirmafcpormas 
tiempo, fi la experiencia enfcñale, que 
fe debia de hacer , i que fe mi rafe bien, 
Sine cAHjl fe entendía, que el mucho numero 
faelicts "'-' Procuradores , Elcnvanos , i Letrados, 
olimfuere cra de mucho daño para la República, 
futtiríqHe i quc avifafcn de lo que en ello les pa- 
funtvrbes i'ecia , i del remedio , que fe 

^°'"'"' debia de poner. 



#,#,*,# * * * 

?fí^ ^ ív 75- * ^ 

***** 

* * * * 

# * * 

# * 

* 



II. Libro V, 



lo: 



vedis. 




CAT. VIL ^le el Trejláen- 
te Cafca entendía en afentar las 
cofas de los Reinos del 'Ferü , i 
de las Ordenes , ^ur dio Jfa- 
ra jü biíen go- 
bierno. 

N el principio de efte Año, 
havian llegado á la Ciu- 
dad de los Rcics, los Oi- 
dores Melchor Bravo de 
Saravia , Hernando de 
Santillán , i Pedro Mal- 
donado ; i haviendo iá quatro Oidores, 
porque Cianea era buclto del Cuzco, 
adonde ( como fe dixo) quedó por Cor- 
regidor el Licenciado Benito buarez de 
Caivajal , entendió el Prefidenteen en- 
caminar mas de propofito las colas de 
lajullicia, i ponerla en reputación , co- 
mo Vafe de todo bien. Acudían muchos 
á pedir fu derecho, i hbravanfe los ne- 
gocios con toda libertad , i brevedadj 
con que la Gente conoció la diferencia 
de aquel tiempo , al de los Tiranos , i 
que los Autores de maldades no havian 
de quedar fin caftigo. Y porque el fe- 
gundo cuidado , aunque el mas princi- 
pal , era, el que tocaba ala Converfion 
de los Indios , i Predicación del Santo 
Evangelio: aunque el Prefidente havia 
ordenado á los Obifpos , que fe fuefcn 
á fus Refidencias , quifo detenerlos, 
para comunicar como fe havia de enca- 
minar efte negocio, para maior fiivicio 
de Dios , i dcfcargo de la conciencia 
Real, i con ellos , i el Audiencia, tu- 
vo muchas Juntas , de donde refultó 
embiar Vifitadores, por todo el Reino, 
para que fupiefcn, i fe informafen, co- 
mo eílaban las cofis de la Doftrina,, i 
como hacian fu oficiólos que la teriian 
á fu cargo , porque con las Guerras to- 
do eftaba depravado : i ordenóle afimif- 
mo á los Vifitadores , que fe informafen 
de los agravios , i malos tratamientos, 
que (os Encomenderos huviefcn hecho á 
los Indios , i qué tributos los llevaban, 
i que en los Pueblos, Cabeceras, plati- 
cafcn , qué cantidad de tributos podrían 
pagar , en qué cofas, i como los paga- 
ban á fus Ingas , i Señores , en tiempo 
de fu Gentilidad , para que con efta re- 
lación , fe pudíefe tomar refolucion en 
lo que fe debia de proveer , fin hacer á 
nadie agravio. 

Pítr- 



Añode 



Jiifticía 
vafe de to 
do bien. 



Romans 
fcelerum 
jtn.fer 
ffrever* 
M'niftret. 
Claud. 



Informa» 
ció de los 
tributos» 
como ft 
pagaban 
á los In- 
gas. 



Carear 
Indios.la 
Carlos de 
fu natura 
Ic^a, i !u 
cerlosHf- 
clavos. 



Los In- 
dios no 
fa\%í del 
Pcrii, pa- 
ra nlngu- 
iia parce. 



Expedifii 
te quanto 
á los fe r' 
viciosPer 
fonales. 



Efclavos 
Indios.ib 
foli;tamé 
le (cqui- 
jCan. 



1Ó4 Historia de las 

Partidos los Viluadoics , fe trato de 
loque tocaba á los tres puntos, de car- 
garlos Indios, de los Efchvos ,i de fa- 
carlos de fu naturalcca , i de mudarlos , ó 
de llevarlos á difercn:cs temples. En 
quanto :il primero punto, en vna Junta 
délos Prelados, i del Audiencia , i de 
algunos Religiolbs , que eran Frai Tomás 
de San Martín, i Frai Domingo de San- 
to Tomás, i de otros , i de Alonfo de 
Aivarado, Gabriel de Roxas , Aldam, 
Hinojola , Diego de Mora, i otras Per- 
fonas de buena intención , i experien- 
cia , fe platicó mucho : porque parecia 
cofa dura, que fe cargafenlos Hombies, 
como Bellias , i adonde havia ( por la di- 
ligencia de los Cafkllanos) multitud de 
Beílias , Mulares , i Caballares , pareció, 
que aquello fe podia hacer j pero que 
adonde aun no las havia , harta que las 
huviefc , fe podia difimular , pues era 
confonnc á la collumbre de la Tierra, 
con que los Indios de la Sierra no en- 
trafen en los Llanos , ni ellos en la Sier- 
ra, ni fuefen lacados de fus naturalezas, 
porque la deílemplanqa de las Provin- 
cias ofcndia mucho llevar ios nacidos, 
en Tierras calientes, alas frias,i los de 
las frias , a las calientes , i fobrc todo, 
que en ningnna manera fuefen facados 
del Perü , para ninguna parte : i que 
en lo que tocaba á quitar de las talas 
los fervicios Perfonales del todo , no 
havia lugar por entonces , halla que 
huvicfe maior numero de Negros , i 
otros que trabajafen, i Acémilas , que 
traginafen , como arriba fe dixo : por- 
que ficndo nccefario , para la fuftenta- 
cion de vna República, Perfonas, i co- 
f¿ís i las perfonas , para governarla , de- 
fenderla , i ampliarla ; 1 las cofas , para 
fullcntarla, i ballecerla , faltando eílc 
fcgundo medio, era impofible dcconfer- 
varfc. Quanto al punto de los Efclavos, 
aunque lá en el Perü cllabamui recibi- 
do, que no los havia de haver : por- 
que aunque quedaban algunos de los 
llevados de otras partes, i no fe acababa 
de defarraigar la coílumbre , de hacer 
los Caciques Efclavos a fus mifmos \'a- 
fallos , por livianas cauf.is , el Preíiden- 
te, i el Audienciíj dieron tales ordenes, 
que elle negocio fe afentó , de manera, 
que para adelante no fe platicó mas 
cíle nombre de Efclavos , lino que la 
libertad fue general por todo el Reino. 
Quanto á los Tributos , haviendo los 
A'ifitadores ( mediante el juramento, 
que fe les dio ) hecho liclmente fu Ofi- 
cio , i referido al Prclidentc lo que 



Indias Occidentales. 

h.ivian hallado , en diverjas Junta"; que 
tuvo con el Audiencia , i los Rciígic-- 
fos, i los Caballeros, que fe han dicho, 
defpues de haver mucho platicr.do cu 
ello , fe hico la tafacion de lo que ca- 
da Indio havia de dar, i que el tributo 
fuefe de las cofas que tuviefe , i no de 
otras , no queriendo , como no fe qui- 
fo, entrar en dillincion de Subditos, 
porque los ganados en Guerra, h.winn 
de {er diferentemente tratados , de los 
que voluntariamente fe dieron á la Co- 
rona , fino que todos fucRn iguales j i 
con ello , como con la tafacion que fe 
higo , los Indios quedaron contentos, 
parecicndoles , que pagaban mucho me- 
nos de lo quehacian en el tiempo deles 
Ingas, i que vivían con maior libertad: 
i á los Encomenderos fe mando , que 
no les llevafen mas de lo tafado , lo pe- 
na de bolverlo con el quatrotanto , por 
la primera vez, i la fegunda , privación 
de la Encomienda , o Repartimiento: 
poique los Pueblos pierden el amor de los 
Principes, quando ibnmui agravados de 
Tributos. 

Entretanto que el Prefidcnte íe 
ocupaba en ellas cofas, también atendia 
en acomodar a muchos Caílcllanos,que 
havian férvido en diverfis maneras , iá 
que no los havia podido dar Encomien- 
das , i casó muchas Viudas ricas , con 
que fati'sfico a muchos : i mediante la 
diligencia de Gabriel de Roxas , de 
Alonto de Mendoza, i Diego de ^IoraJ 
á los quales , como á Perfonas de auto- 
ridad , havia encargado la cobranga de 
los quintos Reales, i otros dineros, que 
le debian al Rei , recogió tanta fuma 
de dinero , que pagó novecientos mil 
pelos de Oro, que fe halló haver galla- 
do , dcfde el Dia que entró en Panamá, 
hafla que fe acabó la Guerra , los qua- 
les tomó prcftadosi cola de gran confi- 
dci ación , que el Licenciado Gatea entró 
en Tieria-Firme , fin dinero ninguno , i 
que huviefe hallado tíntafumaprcllada, 
con la qurd hiciei'e la Guerra, i pacificafeel 
Reino, i la reftituiefe en tan poco tiem- 
po : pues haviendola pagado , i hallán- 
dole con vn millón , i trecientos mil 
ducados, para llevar al Rei, no havien- 
dofele traído nada , dcfde que comencó 
la Rebelión , viendo bien encaminadas 
las cofas de la Predicación, i Conver- 
fíon , í las de la Jullicia, mediante los 
buenos quatro Miniftros, que queda- 
ban en el Audiencia Real , á los aualcs 
encargó mucho , que en todo íT que 
pudiefen governar con las Leies , no 

vía- 



i5'-tv 



C»m Trh 
cefs i'i ^. 



gittiUiiu- 
re hcliifcr 
vttinm ir\' 
íticire fi- 
tefl'.eoruni 
re» o qiiit 
Jciffos de' 
d'tderufit, 
folo cafe - 
qui» , éf 
amiciti» 
cottentus ! | 
tjj't áthet: 

Scot.j í4¿\ 
Aun 4. '• 
Encomí- 
deros , ^ 
Tributo* 
han de lie 
var , i las 
penas có- 
tra cl qiiC 
excede. 

Sífe cbfe^ 
<¡uii¿ exni» 
tur k pifié 
¡>¡ tr¿m 
Princtpem 
cúm ncrv» 
tnert ten- 
tamurSz 
3i4'A«5 
4« 



Novccíc- 
tosniíl pe 
fos de O- 
ro gaño 
Gafca en 
laGiietra 
del Perú, 

Cafc.1 lie 

va al Rei 
vn millón 
¡ trecien- 
tos mil 
ducados, 
i le iksa 
la Tierra 
pacifica. 



D E C A D A V I í 

v(;»(cn de imperio , ni paJer , i hecha 
i.mibien la taricion d¿ los Tributos, co- 
mcnco á penfar en bolvcrfe á Cuílill.i, 
lin aguardar orden del Rei , porque i a 
U tenia pira bolvcrlc , liempre que 
aquellas Provincias quedafcn en buen 
citado ; i porque no le quedaba por or- 
dcnjr, fino lo que tocaba á Tucuinán, 
k Chuquimayo , i á los Chunches, que 
Uamiban la Entrada de Diego de Ro- 
xas , la primera encomendó al Gipi- 
tan Juan Nuñcz Je l'raJo : la fegunda 
al Capitán Diego Pilmnino ; i la ter- 
cera al Capitán Fi-ancilco Hernández 
Girón , al qual ficmpre havia tenido 
coRÍigo , honrándole mucho , parccien- 
dolc , que de aquella manera fofegaba 
aquel cfpiritu , que le parecía inquieto, 
que juzgaba , que le quitaban , qvianto 
el fe prometía , que fe le debía j i no 
havia mejor expediente , que echarle 
de la Tierra , dándole aquella Conquílla, 
porque no diele en alguna delcipera- 
cion } i porque en cita ocafion eran 
muertos los Capitanes Gabriel de Ro- 
xas , Diego Centeno , i otros , i li.i- 
viun vacado muchos Repartimientos, 
trato de diltribuirlos , para g'-atificar á 
los que no le pudo dar nada en la otra 
dilbibucion j pero no la quilo publicar, 
hafta el tiempo de fu partida. 

C^T. VIII. T>e lalnjlruicion, 
que el Trefidente Gafia dio al Ca- 
pitán Jua n NuíiL'z de Trado , }>a- 
ra la pacificación , i T oblación 
de la Provincia de Tucu- 
mán , / fu T>efcri£- 
don. 

ySf'ii'UE quando faliefe para 
^ fij Conquifta , llcvafe 
Religiok'S , i Clérigos 
de Mifa , de buena vi- 
da , i cxemplo , para la 
predicación , i conveí ílon 
<le los Naturales , juntamente con los 
cjuales procurafc, que ¡os Indios fucfcn 
bien tratados , i mirados como Próxi- 
mos , i favorecid )s , fin conl'entir que 
íe les híciclcn fuerzas , robos , ni da- 
ños , i que callignle al que lo h ¡cicle. 
Que no ^-\^^^ ^^^ j^^, Términos de ruConciuíftano 
meta en ^ ^ ,- , . j ^ ' 

ruGovicí 'cotinntieíe meter Indios de otra paite, 

noíiidlos "' po"" vía de Yanaconas , ni de otra 
de otra manera contra fií voluntad } i que en 
parte. cl^o cltuvicíc á 1% orcen , que paréele» 



ÍÍ49- 

¡^Ncc vtcn- 
, dürü in- 
ferió, vhi 
lejiihs 
, agifof/it. 
'Tac. aun. 

lis- 



I Juan Mu- 

Prado vi 
por Go- 
vernador 
<le rucu- 
in«n. 

Diego Pa 
Jorainová 
áChu4iii 
: mayo.' 



Cafca di 
la entra- 
da de los 
Chuchos 
iFrancif- 
eo Her- 
nández 
fallón; 




I. Libro V. loj" 

k al Cubddo de la Villa de la Plat.i, 

porque en el cumplimiento de ello no 

hi V cíe fraude. Que hicíefe ella puci- 

fitacíon con acuerdo de los Reii^io- 

o 

fi)S , procurando , que ¡os Naturales 
coi;fintiefcn predicar las coius de nuef- 
tra Santa Fe Católica , i Dudtrina de 
el Sagiado Evangelio, i el enleñamien- 
to de buenas Collun,bies , i de buena 
Policía , i coIhs de la Leí Natural , i 
de buen Govierno , i Jullicia , ¡ á la 
obediencia del Rei , fin rompimiento 
de Guerra ; i que en cafo que ello no 
fe pudiefc hacer , fuefe quanto mas fin 
daño , i con mas confervacion puJieíe 
fer de los Naturales. Qiie para que la 
dicha pacificación fe hiciefe con mas 
fina conciencia, procur.tte , por los In- 
terpretes , de darles a entender , que 
principalmente iba u enfeñarlos las co- 
fas de la Fe Católica , i las buenas Cof- 
tumbrcs de ella, i el eílado , que debían 
tener en fu Govierno, Policía, i admii.if- 
tracion de Juílicia , para vivir , como 
debían , á Hombres de ragon , i lo que 
p.ira todo ello les aprovecharía ellár de- 
baxo de la obediencia del Rei , hacíen- 
dofelo entender vna , dos, i tres veces, 
i mas , quantas paieciefe a losClciigos, 
i Rcligiofos, por manera , que la con- 
ciencia Real qucdafe dtfcargada j fobre 
lo qual , al dicho Juan Nuñez de Pia- 
do , i á losReligiofos , i Clérigos fe en- 
cargaba fus conciencias. Que en las con- 
trataciones , que con los Natuaales hu- 
viefen de tener losCallellanos, no fe hi- 
ciefe violencia , fino que fe les diefe fatif- 
faíCion , i equivalencia , de manera que 
quedafcn contentos. Que conquíftada la 
Provincia, i hecha la Población, no con- 
fintíefe , que los Naturales fuefen apre- 
miados -u ir á las iVl I ñas de Oro, i Plata, 
ni á otros Metales, ni áPeíquerias, con- 
tra fu voluntad ; pero que d los di- 
chos Indios , con lu voluntad , quific- 
fen ir á trabajar , lo pudiefen hacerj 
de maiiera , que los Conquílladores , i 
Pobladores , que los tuvíel'en en Enco- 
mienda , fe pudíefcn aprovechar de 
ellos , como de Perfonas libres , tra- 
tándolos como tales, no les dando tra- 
bajo dcmafiado , procurando fu vida , i 
falud , como la propría de los Calle- 
llanos. 

ítem, que de todo lo que rcpiírtíe- 
fe, i de lo"! Oficios de Alcaldes , i Regi- 
dores, que proveicfc, diefe relación á la 
Real Audiencia de los Rcies , para que 
fe viefe , i aprobafe lo que hiciefe , i 
í'e prüveicfe lo que mas convíniefe 
O al 



La pacH 
ficaciou 
fe haga 
con tod% 
fuavidad^ 



Los Tn^ 

díos,qiiá 
fe les ha» 
vía de dar 
á enten- 
der?. 



Las COH'Í 
tratacio- 
nes con 
los Indio* 
fe hagan 
íiii violli 
cía. 



Los lu^ 

dios no 
ícan apre 
múidoscn 
ir a las 
Miaat. 



Defcri'^- 
cioi) Je la 
Provin- 
cia deTu 
cu mi. 1 11- 
ries,! Día 
guitas. 



Santiago 
del fe te- 
ro > San 
Miguel 
de Tucu- 
miu . N. 
Sfñoradc 
Talavcra 
I Cordo 
va , de la 
Kueva 
Andjju- 
cia. 



106 Historia de las I 

al icivicio lie D¡os , i dtl Rci , i bien 
de la Provincia , l'egun , i como fe la 
mand.íba en la Provilion,que le le havia 
dado de Capitán,! Juíticu iVlaior. Que 
tuvielb gran cuidado en el buen reca- 
do , que havia de hiver en la cobranca, 
i guarda de los Derechos , i Quintos 
Rtaks , halla tanto que le provcieibn 
Oficiales. Qiis ti algunos Caltellanos 
tuvict'cn Repartimientos acia aquella 
pirte , que iba á poblar , cuios Indios 
no fervian , ni citaban de paz , los re- 
quiriefe , que t'uelen á la pacificación 
de ellos j i no lo haciendo , los pro- 
vcicfe á otros , que fuefen á la Con- 
quilta , relervando á Luis de Soto, Ef- 
crivano publico-, i del Cabildo de la 
Villa de la Plata , el qual cumpliefe, 
con cmbiar vna Perlona con Ai mas, i 
Caballo , atento á la necefidad que 
h.via en la dicha Villa de fu Pcrfona, 
para los negocios que fe ofrecían. 

Elbi Govcrnacion deTucuman,Iu- 
ries , i Di.iguitas , comienza pal'ado el 
dillrito de los Pueblos de los Chichas, 
que firven en la Villa Imperial de Poto- 
fi en otros Pueblos , que fe dicen Mo- 
reta , Cochinoca, Sococha, i Calabin- 
do i i pafados eftos Pueblos , fe atra- 
viefa vn defpoblado de quince , ó vein- 
te Leguas , que es Tierra mui fria , que 
propiamente fe llama la Cordillera , i 
luego fe baxa a Tierra templada , i ca- 
liente, por donde pafa el Camino , que 
va del Perü á Tucumán , apartado de 
las Poblaciones de los Indios, por la fe- 
guridad de los que falen , i entran en 
clhi Governacion. Los Pueblos de los 
Caltellanos , que iá citan poblados en 
cita Governacion , fon Santiago de el 
Eltero , S. Miguel de Tucumán , Nuef- 
tva Señora deTalavera, i Cordova, de la 
Nueva Andalucía. Es Santiago el prin- 
cipal, i que primero fe pobló, que ef- 
ta en altura de veinte i ocho Grados: 
los Naturales es Gente vellida , i mui 
domeítica , que eltan poblados en dos 
Ríos caudalolbs : vno , que pala por 
junto u la Ciudad , que llaman del Ef- 
tero -y porque quando va crecido , hile 
de madre , i fe cltiende por muchos 
bracos , i eiteros -, i como la Tierra es 
muí llana , empantana, i baña gran can- 
tidad de Tierra; i quando baxa el Rio, 
fe tiembran en lo mojado grandes fe- 
mentciMS de Trigo , Maiz , Cevada , i 
otras muchas colas, i all es la Tierra fér- 
til de comida -, porque aunque falten las 
lluvias del Cielo , las inundaciones del 
Rio hacca -la Tierra abundante. £1 



Í4Í?J 



\ 



NDIAS O eCIDENT A LES. 

otro Riq fe llama el Salado , por fer él 

Agua falobre , corren de Poniente a 
Oriente, por Tierra mui llana, i en dif- 
tancia de diez , o doce Leguas el vno 
del otro ; tienen mucho , i buen Pel- 
eado , grande , i pequeño , que es el 
principal fuitento de los Naturales. Có- 
gele entre los dos Rios mucha Miel, 
Cera , Algodón , i Algarroba , que es 
fuilento, 1 dura todo el Año : cogeíe 
Grana, Añir, con que fe da el aguí, ama- 
rillo, 1 negro :\ las Lanas : tienen los Ve- 
cinos mucho Ganado de todo genero, 
maior,i menor: hai mucha Ca^a de Ve- 
nados, Ciervos,Tigres, i Leones, i otros 
Animales , Perdices , Palomas , i otras 
muchas Aves , grandes , i pequeñas , i 
buenas Salinas. El rraiornpiovechamien- 
to, que tienen los Caltellanos en aquella 
Tierra , es Ropa , i Liento de Algodón, 
que es la moneda con que fe contrata, 
i ella talado á medio pelo de Plata cor- 
riente , cada vara , que es á quatro reales 
la vara, i fe lleva mucha cantidad .a ven- 
der á Potofi. El temple de la Ciudad es 
calido , aunque laño : el fitio arenofo, 
i !aliti"al,por cuia caula no fe pueden ha- 
cer buenos Edificios , porque lalta la 
Piedra, tienen vnabueua Acequia, que 
riega muchas Viñas, i Huertas, i fe co- 
mienzan a hacer obragcs para el bene- 
ficio de las Lanas, i Paños negros, i de 
colores, Saiales , Baietas , Fragadas,i 
Cordovanes > i en el dillrito de cita Ciu- 
dad no hai Mineros de Plata, ni de Oro. 

CJT. IX. ^te continua la1)ef. 

criación de la Gcvcrnacmi , t 

'Provincia de Tticu- 

man. 

^^^^^ ^ fegunda Ciudad, que fe 

! /^J^j pobló en efla Governa- 

^'p»^fé cion , fue San Miguel 

^^.fer«;> de Tucumiin , que eihi 

' ^"^ en veinte i ficte Grados S M*a;ucl 
i medio , á las faldas de de Jucu- 
Montañas , i Sierras alberas , i tiene ÍT^", ' .-' 
buen aliento , 1 vna Acequia, que riega ¡af,-nto. 
las Huertas , Viñas, i Heredades : pa- 
fale por vn lado el Rio de laQuebradii 
de Calchaqui , i tiene cerca otros ma- 
chos Rios,defde dos,halt;i feisLcguas,, 
que baxan de las Siertas , de los qualcu "" 
fe hace el Rio , que pafa por Santiago 
del Eftero: es Tierra abundante de Trigo,. 
i de Maiz, i Cevada : cogcfc Viro: tie- 
nen Ganados de mucho Genero, i mucha. 

Ga§aj, 



Surtía go 
del Efte- 
ro , Tier* 
ra abun- 
da nce > ) 
(iii MU 
ñas. 



I 



Wí49' 



t 



ralavera 
juarenta 
; ciiicoLe 
juas de 
Santiago, 
ni veinte 
I (eis Gra 
ios. 



üortiova, 

tierra ds 
mucho 
Ganado. 



h 
.1 



Para h 

Gfnce de 
los Char- 
cas , i fllS 
r'ovfn 
cias Co- 
m.ucanas 
c$ mejor 
el via?2 
de el Rio 
dehPJ.i- 
ta , ^ara 
venir a 
íJaftilJj. 



Década Vil 

Cn^a: cogen Algodón, i mucho Lino, 
de que hacen bucii Liciico : el temple 
C3 el mejor , qac de los otros Putíblos 
de l.i Goveip.acioii : go^a de mejor Ma- 
dera pura edificar : tiende alguna noti- 
cia de Minas de Oro. El tercero Pueblo, 
que le fundo , es Nucllra Señora de Ta- 
lavera , llamada, en Lengua 'propria,Ef- 
tcco , eli:a p(^biado á la orilla del Rio 
Salado , 4f Leguas de Santiago del Elle- 
ro ; tiene vna Acequia , la mejor de la 
Governacion , que rieg-a gran cantidad 
de Tierra, N'iáas , Huertas , i Hereda- 
des, cogen mucha Algodón ,de que ha- 
cen gr.ui cantid.id de Licng^o : Algarro- 
ba, Miel , i Cera, i las colores para te- 
ñir las Lanas , i mucha Ca^a : tienea 
mucho Peleado , i no hai Minas ; ella 
en altura de veinte i feis Grados. 

El vltimo Pueblo esCordova , ea 
altura de 31 Grados i-meJio, cfla, en 
buen temple ,,go5a de Invierno , i de 
Verano : tiene grandes Campañas , coa 
buenos P.tihis , adonde todo género de 
Ganado multiplica mucho : pala por vn 
lado vn Rio, con buen Pefcado : á Le- 
gua i media hu vna "Sierra , con ma- 
chos Valles, bien poblados, adonde hai 
Mmis de Plata, cogen Trigo, Cevada, 
Maíz , Legumbres , i Vino : tienen las 
colores para el benchcio Je la Tinca de 
las Lanas, i mucha Ca<jM, i Salinas. Elle 
Pueblo elH en buena Comarca : tiene, 
por la parte de Levante , á f o Leguas, la 
Ciudad de Santa Fe, de la Governacion 
del Paraguay , i Rio de la Plata , i pobla- 
do labre la B.irranca de él j i por la par- 
te del Poniente, a otras fo Leguas, tie- 
ne la Ciudad de S. Juan de la Frontera, 
de h Provincia de Cuyo , de la Gover- 
nacion de Chile. Elle Pueblo es la cfca- 
la de muchis partes , para paíar al Rio 
de la Plata, pira la Navegación de Caf- 
tilla, por 1er por aquí el viage mas bre- 
ve , i Icguro , i de menos coila , i por 
Tierra mas baílccida, i lana : hai en ella 
Governacion poca Gente Ca Heliana ; i 
fi huviclc la que es meneller, fe pacifi- 
carian muchos Indios , que cllan ¿a 
Guerra, con que feria riquiilmaj i fi fe 
cnconicndalcn los Indios , que fe .con- 
quillatcn , por tres , 6 quatro vidas , mu- 
cha Gente dexaria el Perü , i feiria á ef- 
ta Gjvernacion , por fu fertilidad, i fe 
havrian de poblar otros dos Pueblis: 
vno en el Valle de Salta , que es de los 
mejores , i maiores de las Indias , de 
mui buen temple , en altura de if Gra- 
dos : tiene buenas Tierras, i Paitos para 
todo Ganado , buenos J^ios , i muchos 



I' Libro V. 107 

Arroios,i Acequias para las Sementeras} 
cilaiia elle Pueblo enmedio de los Na- 
turales, que le havnan de acudir junta- 
menrc con los del Valle de Calchaqui , i 
de los Valles de lujuy , Onvaguaca , i 
todos los que hai halta el pafige del Rio 
Eíieo, i Ici Pueblos de Cafaoindo , So- 
cocha, Cochinca , i Moreta , i los In- 
dios Apatair.as, i con ella Población fe 
afcguraria la Tierra , entre el Ptríi , i 
Tucuman , de manera , que iria vn 
Homlv.e folo defde el Peiíi á Tucu- 
man, Rio de la Plata, i Mar del Nor- 
te j i ellnrá elle Valle" cien Leguas de 
la Villa Impeiiul de Potoíi, i feicnta de 
San B;-rnardo de la Frontera , del Va- 
lle de Tari ja , i cinquenta de Nucllra 
Señora de Talavera. 

El otro Pueblo , dicen , que ha- 
rria de ellar aclonde cíluvo vn Pueblo, 
llamado Londirs , en el Camino de Poblaoio 
Tucuman , a la Governacion de Chile, "^^. ' ^" 
i fe defpobló , por la poca Gente que i^sfeác' 
havia , es en el Valle de Q^iinmibil, [,¿ hacer' 
es Tierra fértil para fembrar Trigo, 
Maíz , i Cevada, i huvo buenas Viñas, 
i Arboledas , i de buen temple , i fon 
todos los Naturales Diaguitas , Gente 
vellida , i de mucho Ginftdo de la Tier- 
ra, con muchas Minas de Oro, i de Pla- 
ta> i concito fe hallaria bien poblada 
cllaG'^vernacion, i fcguros los caminos 
de Chile , i del Perü. En vertientes de 
las Sierras del Valle deTarija, i del Va- 
lle de Omaguaca , en los Llanos , que 
baxan ucia el Paraguay , junto al Rio 
Bermejo,' ellaria bien otra Población , i 
gocaria dcLlanos, i de Sierra, i hai mu- 
cha Gente vellida, i Ganados; es Tierra 
fértil , i de buen temple, i cae en Co- 
marca de todas las Provincias del Peí ú, 
i Paraguay 1 i vendria á eílár enmedio díT 
Nuellra Señora de Talavera del File- 
ro , i de S. Be: nardo del Valle de Tarija, 
á fefenta Leguas de cada vna , i fefenta 
de la Ciudad del Afumpcion del Para- 
guay, i a cinquenta del Valle de Salta:- 
i citando los Naturales por todas pir- 
tes cercados de Pueblos Callcllanos , no 
podrian dexar de admitir la Dcftrini 
Chriftiana, i. hacerle entre ellos con fe- 
guridid ; ell.iriíi también a cien Leguas 
de la Villa Imperial de Potoii , i lo de- 
mas fe puede caminar por Agu^ , por el 
Rio Bermejo abaxo, i por el Paraguay, 
i Rio de la Plata, a C.Jlilla , vi.igcfe- 
guio, i breve, por Pucitos mas fanrs, i 
ballecidos de comida : ptíblariafe á me- 
nos colla , por la parte de la Governa- 
cion del Paraguay , i Ria de la Plata, poc 
O 4 tener 



Io8 H 1 a r o K i A D E LAS Tn 

tener por ella mejor recaudo t'e Gentí, 
Cabillos, i Armis , i fcr Tierra ll.^nvl, 
i convenirles mus que á Jos de Tucu- 
man , por abrir Puerto para el Perü, 
por camino mas cercano, lan rodear por 
la Governacion de Tucuman , o por la 
de S.iniíi Cruz de la Sierra , por donde 
foliiin pafar , para Gomunicaile con el 
Pciíi. 

Efta Governacion , i Provincia de 
Tucumán, por vna parce tiene á Chile, 
Confines ; ¿j {^ ¡yjai- j^l Sur •, i por otra la Mnr 
''f '^ ^'° del Norte, i Rio de la Plata ; i por la 
~. - otra paite los Reinos ucl Ptiu ; i por 
el Oriente las Pro-> incias del Río Ber- 
mejo , que es caudaiolo , i cnfancha , i 
engí andcce el de la Plata , el qual to- 
ma liis Aguas de muchos Rios caudalo- 
fos , i nace en el Valle de lujuy , que 
los Indios llaman deXihixibé, i de otro 
Rio , cjue pala junto a la Cordillera de 
Elleco , que aora llaman de Cianeas, 
porque mataron alli u Juan de Cianeas, 
i por otro nombre Rio Grande. A la 
pute de Chile hai grandifima cantidad 
de Tierra poblada , i por defcubrir, haf- 
ta el Ellrecho de Magallanes , de lo 
qual hai gran noticia en la Ciudad de 
Santiago del Ellero , que comunmente 
Tierra no llaman la Trapalanda, i en Chile dicen 
deíciibicr \^ 5^1 ; i fegun muchos Pilotos dicen, 
*** hai delde la dicha Ciudad de Santiago 

á la Mar del Norte , i fu Cofts , al Puer- 
to, que llaman de Buenos Aires, cien- 
to i ochenta, Leguas , i algunos dicen 
menos ; i el Rio de la Plata , por lo 
mas cerca ella, ochenta. Leguas cfcafasi 
i la Mar del Sur , por lo mas cerca, 
cftara de Santiago ciento i veinte Le- 
guas, por la Colla del Reino de Chile. 

CyíT. X. 7)e la Ciudad de San- 
ta Cruz de la Sierra , i fu GO' 
vernacion : calidad de Id 
Tierní , i otras co-. 
fas. 

Nticuamente vivian 
ellos Naturales en Alien- 
tos , que llaman Tape- 
ras, i en Aibeicas reco- 
gian el Agua llovediza, 
pata beber , i alguna* 
veces perecían de fed , i fe mataban 
por ei Agua. Ellos Indios fueron mui 
pcrieguidos de los Chcnguanaes , que 
coBÜaan con ellos, i de los Titanes ,«^uc 
eíUii tremu i. cinco Leguas de San- 




Di as Occidentales^ 
ta Cruz, en buena , i fértil Tierra. En 
ella Tierra de los Titanes hai Minas de 
Cobre, Plomo, i Plata. 

Los Indios Chiquitos es Gente be- 
licofa , i buena j i buenos Labradores; 
cogen mucha comida de Maíz , Frifo- 
les , i otras Legumbres , i cogen tam- 
bién Algodón : andan las Mugeres vef- 
tidas : vün ellos Indios la lerva moital, 
i traxer-nife de paz, i coy muchos de 
los Cheriguanaes fe llevaron á poblar 
l'into i Santa Cruz de la Sierra j por- 
que los Cheriguanaes de la Cordillera 
de Vitupuc , i los Titanes , i Pirata- 
gurics fon tan cainiceros , que fe los 
comian. Tienen los Naturales de la 
Tierra Je Santa Cruz mucho Algodón, 
i. mui bueno : ha» Tinta para ello ne- 
gra , amarilla,, colorada , i acul , de 
raices,! vna hoja de vn Aibolito pe- 
queño : «lia hoja fe cuece , i la bene- 
fician , i hacen Panecillos para la Tin- 
ta , i el Árbol dura muchos Años. 

Ella Ciudad tiene l'u aliento al 
pie de vna Sierra , en vn Llano , i de 
alli adelante comienzan los Llanos mon- 
tuofos, i faltos de Agua , i algunas de 
las Cafas ellán cubicitns de hojas de 
Palma. Tiene ella Ciudad vn Arroio, 
que Tale de vnas Peñas , que deílila 
de ellas , que fcrá como vn hnqo : lle- 
ga el Arroio á vnas Lagunas , que efr 
tan quatro Leguas , i iubc de ellas 
tanto Pcfcado , que es maravilla , i 
es mui delicado , i fuavc : hai Frutas 
de la Tierra , como Plátanos , Gua- 
yabas , Pinas , i Granadillas , Amba- 
bayas ^ Luvimas , Tucumay , frutas 
gultofas , i fuaves. Unas Palmas hai, 
que dan fruto , de que fe faca Harina, 
i es de mucho fu liento , i en gran can- 
tidad : De CallilUa hai Ubas , Melones, 
i Higos muchos } i los Arboles duran 
poco ; las Granadas , i Membrillos fe 
han dado mal } el Trigo no fe da bien: 
crccfe , que fe dará en la Tierra de 
los Chiquitos , porque fon Lomas con 
Aguas , i Arroios , i frió , i calor , i 
fu tiempo : el Maiz fe da bien , i de 
ordinario fate a cien hanegas, de vna, 
i lo« Frifolcs , i otras Legum- 
• bres de la Tierra. 



1549 

Minas, dt 
C otre, 
Plooio , i 
Pl.ita cu 
la Titrra 
de losTi- 
taiies. 

Los In- 
dios Ch¡- 
quitos 
buenos 
L;' bracio* 
res. 



Tintas pa 
ra losPa- 
ñ o s eii. 
S a n t a 
Crin d^ 
la Sierra» 







CA'P. 



Uú 



«f49. 




fi !■ 



LaTIcr- 

1 a de los 
Indios 
Pavéanos 
es ft'íA. 



Cañas 
dulces fe 
dan en 
Santa 
Cruz. 

Abundan 
cía de la 
Tierra de 
Sanca 
Cruz. 



Decada V II 

C AT*. XI. ^e continúa las co- 
fas de la Governacíon de San- 
ta Cruz de la 
Sierra^ 

N los Indios Paycanos, 
veinte Leguas de la 
Ciudad, fe diinvno^ Ca- 
labazos, mui hermoios 
á la vifta , tan grandes, 
que algunos hacen á Bo- 
tija i media, i dos Botijas de Agua; fir- 
ven de tener Ropa en ellos : es Tierra 
mui efluente, i mui fVia : el frió es def- 
dc Maio , halla, principio de Agoílo j i 
fuele 1er tanto , que fe leh todo el Al- 
godón , i fe han villo elados los Albo-, 
les , que llaman Ambabayas , hafta las 
raices : elle daño es , quando corre el 
viento Sur, i es de ordinario defde me- 
diado Junio , hafta fin de Julio , i el 
calor mas recio es por Navidad. Co- 
mienzan las Aguas por San Francifco: 
la iementera por Todos Santos : la co- 
fecha en fin de Margo : en el tiempo 
de las Aguas fe fuele impedir el cami- 
nar por los Ríos, i porque fe empan- 
tanan quatro jornadas de Palmar , i Bof- 
que , que comienza el Palmar, i ello es 
veinte i cinco Leguas antes de llegar a 
Santa Cruz , i no fe camina efta Tier- 
ra en el Mes de Junio , hafta Oftubre, 
por falta de Agua, i algunos han muer- 
to de fed , i otros la llevan en los Ca- 
labazos. 

Danfe en Santa Cruz , i fu Co- 
marca Cañas dulces , ficmbranlas vn 
Año, i duran muchos , i danfe nueve, 
ó diez Mcfesj i li de aquí pafa , flore- 
cen . hacen de ellas mui buena Miel, 
i ifiaravillofo Azucw. En vnaBarranca, 
cerca de la Ciudad , hai gran cantidad 
de V^enados pequeños , mucho Ganado 
Vacuno , Puercos Montefes , muchas 
Perdices , Pabos, Faifanes , Papagaios, 
Tüzenes , tan grandes como Urracas, 
que tienen el pico tan grande , que de 
lo alto de el fe hace vn Frafquillo mui 
galano , amarillo tranfparcnte , i algu- 
nos entreverados ; hai muchas Tortu- 
gas, i otros Animales Montefes, i Ofos, 
como los de Cartilla , Tigres en canti- 
dad ; hai Cuervos grandes, Dantas, el 
Animal que trae los hijos en la barri- 
ga , Liebres, Conejos, i mucha diver- 
íldad de Pájaros : muchas Cenas, i mu- 
chas diferenciiis de Mices ; cantidad de 



I. L IB R o V. 109 

Vivoras , i otros Animales mui pongo- 
ñofosji mortales, i grandes Culebias: 
Arboles de Cañafiltola , mui buena, i 
nr.ui grucfa ; Algarroba en cantidad, i 
Garrobilla para cuitir, que la luela , i 
baqueta viene a quaienta , i cmqucnta 
dias. El Árbol Guay;icán le hai en gran 
cantidad , i otios Arboles Mcdicinalesi 
i el Aziga , que es la Teimmtina de 
aquella Tierra ,que le iaca de vnAibol 
glande. Todos les Indios de ellas Pro? 
vincias, i de la de Tucumán , es Gen- 
te humilde , i ro ii/trirc^da : Icn Icohi' 
tras : entran bien en las colas de nuef- 
tra Santa Fe Católica : híiblan la Len- 
gua Diaguita , que es general cnlie ellos, 
íjunquc tienen otras quatro Lergur-s par- 
ticulares : los Varones fe veltii,n de 
Plumas deAvelbuz , con Mai.tas gran- 
des ; las Mugercs las trajan menores, 
que hacian de Paja, i Lana de fus Ga- 
nados : tenian Caciques, aunque los obe- 
decían mal: criaban A velliuccsmanlos. 
Gallinas, i Patos : iá fe villcn como los 
del Perú, porque los CaÜellanos les hai\ 
molbado á aprovecharle 4^1 Algodón: 
es Gente bien partida : tenian lus con- 
trataciones , no por grargeiia, fino pa- 
ra lupiir á fus necefidadcs > peí o iá con- 
trátala los que fon laoino!. j i ( cerno fe 
ha dieho en otros lugares )furd6 á San- 
ta Cruz el Capitán Nuflo de Chaves, i 
la dio cfte nombre , porque fe crio en 
Santa Cruz de la SiCtra , Lugar ceica 
de Truxillo. 



CJT. XI I. TielasTrovinctas] 

que bal en la Conqutfia de el ChU' 

quiwayo , adonde el TreJide^iU 

Gafca embio al Captan 1)Jego 

T alumino , que foblo á la 

Ciudad de Jaén. 

Legó el Capitán 
Diego Palomino 
con ciento i cin- 
quenta Solda- 
dos , á diez de 
Abril de elle Año, 
al Rio de Chu- 
quimayo , ni pafo 
de Chench'pe , * 
donde cftaba poblado vn Criciquc con 
fu Gerte , i tenian por Cní,,s vná.-» Ra- 
madas fobre horcones, cubiertas á ma- 
nera de terrados , adonde vivian, quan- 
do no Upvia , por el calor j i para de- 

fen' 



los In- 
dios do 
Santa 
Ciiiz , £ 

Tiiciiniá 
Gf ntc hu 
milde , i 
tf má biá[ 
laFéCa: 
tolica. 




La Gen- 
te i^u; vi- 
ve ca 1-1 
orilla liel 
KioCluí 
tpim.iyo. 



ElRio .de 

CIllLllli- 

de , ¡ fe- 
roz. 



Riberi 
del Rio 
de Chii- 
qti¡ni.iyo. 



El Capi- 
tán P.iio- 
míno ya- 

^ «I í< ;*> 



lio Historia de las I 

fcnJcile de las Aguas, tenían otras Cafas 
redondas , cubiertas de Paja •, i por vi- 
vir eÜa Gente ala urilla de dk Rio, que 
es mu; grande, i caudalolo , tienen lus 
Labrancas nun pegadas con ¿1 , i andan 
en el Ri'j,de manera, que es maravilla> 
porque nadando, ti^ran a los Calleüanos 
muchas Varas , con eltolica , i nadan 
con vna mano fuera del Agua , en la 
cual ¡levan las Armas , i lo quf h »n mc- 
ncilcr , i fobre la caheca , i dcfdc que 
fabcn andar , iabcn n:.dar Hombres , i 
Mug'-ies , las quales, aunque citen pa- 
ridas, con la Criatura palan el Rio> i ü 
las tirnn con Hallcíhi , o Arcabuz , fe 
cabullcn , i van a lalir buen trecho fue- 
ra: vxüi^ l-i comida ( aunque Iba buena 
h c.ir<^a ) con folo Ucvar vn Calabaco dc- 
baxo del bra^o ,6 en el pecho, qiic fon 
"randes , i largos. El Rio es fcioz , i lle- 
va mucha Agua, tanto , que no hai Caf- 
tcili'.no , que no tema de pafarle , por 
buen nada'dor que lea , i li ic pafa , def- 
cae mucho por él abaxo. Los Indios, 
que contratan en el, nunca van por Tier- 
ra, aunque fcantrcs, i quatro Leguas, 
como fea Agua abaxo : licmprc andan 
dcfnudos , aunque tienen Ropa de Al- 
godón , comoCamifetas, i Mantas, que 
quaivJo las llevan, es rebueltas al brago, 
i por maravilla fe las ponen, porque an- 
dan llcmpie en el Agna: traen el cabe- 
llo corto , i muchos audan crefquiiados: 
las Mugcrcscon vna Mantilla, del om- 
bligo u medio muslo, le cubren, i por 
el pecho ciñen vr.a taja angiitade Al- 
godón, i en las pantorriUas, i molledos 
de los bracos fe aprietan mucha Cha- 
quii a, ó Conchudas, con buclt:;s de cor- 
•del delgado , i lo mifmo hacen , por 
gala, los Hombres. 

Hai en cita Tierra mucho Maíz, 
que fe da de quatro en quatro Mefcs, i 
Yuca , i otra.s Raices , i mucha Fruta 
ordinaria de las Indias , i Jaguas , par» 
teñirle como Negros , i puUarle : hai 
niui buenas Tunas, fuera del Valle, por 
donde coire el Rio, que tendrá media 
Ixgua de ancho , falvo algunas Vcga.i, 
i Ancones, que el Rio hace : fon Sierras 
altas, de la vna , i de otra vanda de el 
Rio, es Tierra de Monte , a manchas; 
el Rio lleva mucho Peleado, que lo to- 
iTian con Red, á manera dcChinchorro: 
en el Valle hai muchos Venados , que 
t<Tman con Redes, i La^os } i querien- 
do el Cap can Palomino pafar elle Rio 
tan peligrólo,! dificultólo, cmbio á lla- 
mar al C/iciquc, el qual luego acudió de 
vn ) Qon muchos íydlps , i JjHÜinicri^ 



N D I A s Occidentales. 
tos , é hicieron feis Bailas de Madera li- 
viana , i pasó el Fardagc, i los Caliclla- 
nos , que ni) fabian nadar , porque los 
otros ib^n arrimado* á las Bailas , i los 
Indios iban delante, tirando cada R.itfa 
con logas, i lc»s Cabillos también paüt- 
ron á nado: feis dias fe tardó en elle pa- 
fage , i ficmpre scudian los lnd;os con 
Vitualla ,i á hacer reverencia al Capitán,; 
que ellos llaman Mochi,la qual haccii 
pidiendo la mano , i en lugar de befar- 
la , la lamen con la lengua. Pafado el. 
Rio , iubieroii la Siena tres Leguas, a; 
vna Provincia , llamada Perico , que afl 
la llamaron los primeros Callellanos, que 
la defcubrieron. Los Naturales traen 
Camiletas , no mas largas de halta el 
ombligo,! Mantas angoltas : andan tref- 
quilados : fu Lengua es diferente de la 
del Rio : pelean con Langas , Macanas, 
Dardos, i Tiraderas : tienen buenas Ca- 
fas redondas , cubiertas de Paja : no es 
Tierra mui fria , i es abundante , i de 
buenas Labranzas , i bien poblada : U'» 
tienen Señor Principal , mas de que foa 
Principales de ocho , ó diez Cafas , i eo 
cada Cafa hai tres , ó quatro Morado- 
res : el Principal trae vn Collar de Con- 
chas de Almejas, compuelbs como Lao- 
nas de Coracinas, á manera de Gorjal 
de Malla : duermen en Barbacoas, fobre 
Petates , ó Literas de Juncia : las Mu- 
gcres andan, como las de Chenchipe , i 
por Pinjante traen á los pechos vna 
gran Concha , como vna mano , i lle- 
van dos , ó tres GSimifctas, encima vna 
de otra : de las orejas cuelgan vnos 
Cañuticos largos , i en el bc^o baxo 
horadado , fe ponen vna pajilla , i otros 
traen agujerada la naiiz, i fe ponen 
vna hojica dt Nácar , ó de Plata , que 
da fobre la boca : quando liacen reve- 
rencia al Capitm , le nombran , i le 
huelven las efpaldas , i el los ha de ib- 
plar , i con ello van contemos , por- 
lo tienen por paz , i cortefia ; i tie- 
nen Arboles de Fruta delante de ití$ 
Cafss. 

De la dicha Provinci.i,á ladcChe- 
rinos, hai Gete Leguas , que es mui po- 
blada en las dos RiL>eias de vn Rio cau- 
dalolo : es fértil , i de Gente bclicof»; 
vilten como los de Perico : tienen Len- 
gua de por si : vían Langas de treinta 
palmos , Broqueles , i Rodelas de palo. 
Tiraderas , i Macanas. En elle Rio de 
Cherinos hai mucho Oro : hai quatro 
parcialidades en la Provincia: fon en las 
Colhimbres, i Habito , como los de Pe- 
riíp , i af udicion de paz. 

De 



«5 4^^ 



£1 Capt* 
C.ui Palo» 
mino en»* 
tra en U ' 
pro •■ ¡11- 
cia dcPoi 
tico. 



Coftam- 
bres , í 
vfos de Ix 
Provin- 
cia dePe«i' 
I Ico. 



I 



El Capí- 
t.ii; Palo-.N 
mino pa- 
fa á la 
Provin- 
ciadeChe 
riiios. 



If49. 

¡El LApl- 
tan l'a, 
lumiu-a 
enera en 
las Pro- 
viiibiasde 
Silla , i 
Chacjyn 



La Ciu- 
dad de 
Jaeiii po- 

bUJa tn 
Chacayn 



.« 



-a Cíii. 

iid de 
', irnora, 
lobl.ij.i 
■nel Va- 
,1c de Za> 
nará. 



Decada V 

DeCherinos paso el Capitán Palo- 
mino ¿ laProvincu de Silla, iChacayn- 
ga , adonde pobló la Cudad de Jaén: 
es Sierra, i Tierra alta, aunque no mui 
doblada , i de buen temple ; traen Ca- 
mifetas de Algodón , halta la rodilla; no 
tenían Señor Principal : en todo fon le- 
mejantes i los de Perico , i Cherinos; 
beben elBrcvage, que es la Chicha de 
Maiz,,i lo muelen en B.itanes de Piedra, 
i en otro de Palo , a manera de camillon. 
La Provincia de Copallén es de la mii- 
mi manera, falvo que traen fus Brague- 
ros : es Gente belicofa : no traen cabe- 
llo : fus Armas fon las mifmas; van á la 
Guerra mui empenachados : es Tierra 
abundante : tienen muchas Ovejas ; las 
Mugcres traen Mantas largas , como 
Gitanas , el cabello largo , i van á la 
Guerra con Macanas: kmen la mano, 
en feñal de paz. De la mirma manera vi- 
ve la Gente de la Provincia de Llanque, 
6 Langa ; i lo mifmo los de la Loma del 
Viento, como los del Cuzco j i traen el 
cabello fuelto, i largo : traen las mifmas 
Armas, i Micanas , i Puñales de Huelo, 
i Rodelas de Palo : es Gente lucida. Los 
Tomependas es Gente bien difpueita: 
fon Yun!ías ; vilten como los otros; fon 
grandes nadadores : tienen mucha Miel 
de Abejas ; las Mugeres fe trenzan el 
cabello como las Caitellanas. Los de el 
Valle de Vagua , también fon Yungas, 
i en todo com 5 los otros ; es Gente bien 
domeílica ; es Tierra de mucha abun- 
dancia; hai mucha Miel, i Frutas; que- 
daron entonces por andar las Provincias 
de Anta, Coanda, Tabancaras , Palan- 
da,Xaroca, i Combinbinanama , todas 
de Gente Serrana, cxli del trage de los 
Cherinos , Tierra mui fértil de comida, 
i carnes , i rica de Minas de Oro , i 
otros Metales. 

C^T. XIII. T>e la Toblacion de 
la Ciudad de ^amora. 

h. Ciudad de Camo- 
'^ raefta poblada 2o 
Leguas de Loxa, 
_ pafada laCordille- 
|r^^ ra , que divide las 
vertientes de la 
Mar del Sur á la 
s§xí5ír«?;fí!^s'*rói!í<K- del Norte , i al) 
ella en las vertientes de la Mar de el 
Norte, Lefte Oeíledelade Loxa, i el 
Valle , i Aliento adonde cílá poblada, 
en Lengua de Indios , fe Uauíaba ^a- 







n r. L I B R o V, m 

raoiá, la vltima larga : poblóla efte Año 
el Capitán Alonlo de Mercadillo j i 11a- 
mbia al¡ , por la femejanga del nombre, 
j porque él era desamora; el qual, bol- 
viendo con alguna Gente de fervir en 
la Jornada de Xaquixaguana á fu Go- 
vierno de Loxa , ocupo la Gente que 
llevo en ello , con la Compañía que 
higo con el Capitán Hernando de Be- 
navcnte ; el fitio adonde fe pobló , fe 
llamaba Poroauca , que quiere decir. 
Indios de Guerra : tendrá cita Ciudad 
veinte Leguas de Termino , ella feten- 
ta Leguas de la Mar del Sur : eftá en 
altura de feís Grados de la otra parte 
de la Equínocial, noventa Leguas de la 
Ciudad del Quito ; fu temple es calien- 
te, 1 húmedo : el viento mas ordinario, 
que corre , es Norte , i no es deftem- 
plado ; quando no llueve , ella el Cie- 
lo mui fereno , i con las lluvias ( que 
Ion muchas ) fe levantan las nieblas ; en- 
fermedades contagiólas no las hai > i los 
Naturales , para las que tienen , vfan 
del Tabaco , i el AguacoHa , que es 
otra ícrva , que á todo aplican ; hai 
vnas Nueces , que crudas matan , i co- 
cidas es nutrimento. 

La Tierra es en partes llana , i dobla- 
da de Lomas, Sierras, i Montañas; en 
los altos hai Cedros, i otros Arboles in- 
corruptibles , que nunca los confume la 
humedad : en todos ellos Términos fe 
han defcubierto Minas de Oro , en las 
qualesfe han lacado Puntas, i Granos, 
de grandeva nunca vifta j i al Rei Don 
Felipe II. fe prefento vno de i8 libras 
de pelo : otros Metales no le han buf- 
cado , por feguir las Minas del Oro , que 
han lido de mucho provecho , i los In- 
dios nunca las conocieron ; hacefe en 
eíta Tierra Sal del Agua l'alobic ; nacen 
tres Ríos en la Cordillera , que corren 
Oelle Lefte , i fe navegan con Canoas, 
i las Aguas fon buenas , i delgadas , que 
nacen de Mineros de Oro , i lo llevan. 
Toda la Tierra generalmente tiene mu- 
chas Arboledas de Frutales, i diferencias 
de Arboles domellicos , i lilvellres ; de 
las Frutas de CaltiHa fe llevan Membri- 
llos de S. iMiguél de Piura j i en ella 
Ciudad fe dan Naranjos, Limas, Limo- 
nes, Cidras , i Higueras; en lo baxo la 
Tierra es de Zabana , i en la Siena de 
mucho Bolcagc, i Arboledas : es abun- 
dante de Maíz , Yuca , i de todos los man- 
tenimientos de la Tierra; no fe da Tiigo, 
ni Cevada, i fe han fembrado Verengcnas, 
Pepinos, i Calabucas, que fe dan bjcii, 
i toda la demás Hortaliza de laCalliila. 

Hai 



Confínes 
de la Cía 
dad de 
Zamora-, 
que po- 
bló elCa- 
pitáMer- 
cadillo. 



Minas dft 
Oro ricas 
en Tierra 

deZam9-< 



ra. 



los In- 

idioi i'.o 
tenían ca 
minos ai) 
chos , i 
R.ales.li- 
uo íc"- 



La Ciu- 
dad de 
7am«ra. 
bien la-^ 
brada , i 
frazada. 



iii Historia de las I 

Hai en c(t; Tiena Tigics,i Leon- 
cillos, ;¡unque pocos: Ovejr.s de la Tier- 
ra ; i del Gnr.udo de Callilla fe dá el Va- 
cuno, Puercos, i Cnbrus , Gallinas de 
Cítliilla j i hai Palom.iS, Perdices,! otr.is 
Avts buenas; i en losRios mucho Pel- 
eado, i bueno: las Abejas no pican , i 
h:i?cii mucha Miel : Culebras , i Vivoras, 
pocfis. Defpues que i'c conquiltó h Tier- 
ra , fe han abierto caminos anchos, i 
Reales , porque primero no havia fino 
fendrtS ; i aunque la Ciudad eilá poblada 
en litio llano, la Tierra es tan afpcra, 
que no puede andir Carrctcria , m Re- 
qias , por lo qual los Indios meten los 
Batimentos de fu propria voluntad , por 
el mucho aprovechamiento que de ellos 
fe les figue: la Ciudad elVi bien traca- 
dn, i labrada de Madera , i Piedra, que 
(on los materiales, que tienen para tabri- 
car: la Ge ¡te ella bien pioveida de Ca- 
ballos , i Armas, como Arcabuces , Lan- 
gas, CoracaSji Cotas-, i como la Tier- 
la es nueva, no hai Mcfones, ni Ventas, 
íino en to.ios los Pueblos de N atúrale , 
i Repartimiantos, hai v ñas Cafas , que 
llaman Tambos, depuradas para npofen- 
tar á los Caminantes, en las quales le dá 
la provillon conveniente de mantenimien- 
tos , por fus dineros , tafados los precios 
por Aranceles , pueltos por la Julticia: 
hai en ella Ciudad vna buena Igkíia , i 
vn iN'Ionafteno de la Orden de Santo Do- 
mingo , que edificaron los Vecinos á fu 
colU , i hai fundadas algunas Capella- 
nías ; i aíí el Monafterio, como la Igle- 
fia , eltán bien proveídos de üi ñámen- 
los para el culto Divino , i por la Co- 
marca eftán Clérigos, i Frailes ocupados 
en la doftrini de los Naturales, a los 
quales pagan los Encomenderos. Reliden 
en ella Ciudad vn Teforero , i vn Con- 
tador, que tienen cuidado de cobrar lo 
que pertenece al Rci de fus Quintos , i 
marcar el Oro de las Minas, en las qua- 
les andan Negros , con buena orden , por- 
que hai Ordenanzas hechas para fu regi- 
miento , i buen tratamiento. Qiíanto á 
las Coílumbres de los Naturales , poco 
diferencian en ellas en el tragc , i en lo 
demás , los vnos de los otros , ni en la ef- 
t.atura,roftro,ni facciones ,i hablan vna 
Lengua , i generalmente fe entienden 
con ella ; i no huvo mis Señorío entre 
ellos ,de reconocer cada Población áfus 
Caciques , i Capitanes , i cada vno de 
ellos tenia partidos , i conocidos los Li- 
mites, i 'í'erminos , i las dichas Pobla- 
ciones no eran todas juntas , fiíío por 

£aiTÍo¿ f á yUU vüos de ocro$ j i de pu< 



NDiAS Occidentales. ^5'4S)i 

ro holgagane» le andaban muchos de 
vna Población en otra , d x mJo la pro- 
pria naturaleza: fon de poca ra^on, i 
trabajo •, i antes que los Gailellanos los 
comencaron á enícñar la policia , todo 
era mataife , i rubarfe vnos á otros , i 
aora fe villen , i conocen vergüenza , i 
mas ra^on: Ritos, ni Sacrificios no los 
vlabanji fi algunos hacian , era al Sol, 
de quien reconocían todo fu bien : lo 
que toca á las Congrcgricioncs de Bailes, 
Fieílas,! Borracheras en fus tiempos, 6 
quando bolvian viftorioíos de la Guer- 
ra , también lo vfaban , i peleaban coa 
Langas, Rodelas , Dardos arrojad! eos, 
i Hachuel.is de Cobre, i Macanas, co- 
mo Montantes : governabanfe por la 
cuenta de la Luna , i por ella hacían fus 
Sementeras : criaban muchas Ovejas de 
las del Pcríi ; i por fu muerte fucedeti 
Hijos , i Hermanos : dormían en Bar- 
bacoas , i Hamacas : tcnian V^iíijas gran- 
des páralos Brevages : los Pleitos , que 
aora vfin entre ellos fumariamente, los 
determina la j-uíticia, ó los ^'líitadores 
de cada Año , que van á deshacer agrá» 
vios. 

C^T. XIV. ^te quaho Ta^ 

dres de la Orden de Santo 'Do* 

mingo fueron a predicar a la 

Florida ; i lo que les 

fitcedib. 



E s E A N D o algunos 

Padres Dominicos, 
que los Naturales de 
la llorida no cartcie- 
fen de la predicación 
del Santo Evangelio, 
i que entre ellos fe 
prcdicafe, como en las otras Provincias 




de las Indias , pcrfuadiendofe , que ún 
las Armas de los Soldados allanarían la 
Tierra , para fer admitidos , i oiJos , el 
Padre Fr. Luis Cáncer propulb fu lanto 
defco al Rei j i como quiera que efto 
Líele muí conforme á fu Católica pie- 
dad , ordeno , que que¡ ¡trido ir a efectuar 
fu fanto propofito , defde Sevilla , los Ofi- 
ciales de la Cafa de la ConírataLion dlejen 
todo lo que huviefen mcneflcr , para s) , ; para 
¡os Religiofcs , que con H fuefcn , afi de pu- 
fage , como de Ornamentos piira celebrar, 
i todo lo demás -fifi >ie , en Kue-va-E, pa- 
ña , adonde ¿I lo efcogiefe •, i parcciendo- 
le , que delde Nueva- Efpaña fe enca- 
núuaria roejor al Vilbnci Don Antonio 



Fr.tiiSl 
Cáncer 
pids licJ* 
cÍ4 p.ir« 
ir a la 
Florida, 



El Rti 

máda H )t 
recaudo 
á Fr.i iiis 
C.incer, 
pora ia 
predica- 
clon de 
la hloii? 
da. 



Ui. 



}$^9' 



Década V 

de Mendoza , cohio cel'ofo del fcrvicio 
de nucílro Ücñov > luego dio á elio Padre 
ieI aviamiento que havia mcncHer , con 
otros tres compañeros , que fucioii Frai 
Fr.iíGrs- ¡Gregorio de Betcta , Frai Diego de To- 
gorio de lof-i , i Frai Juan Garcia , i cmbarcnn- 
Bcteta.Fr. j^f^ ^j, yn NaVio, que iba ñ folb cíio, 
í?*"5'^'i cuio Maeílrc eta Juan de Aran:! , lietr:- 
Diego de ^'^''^ "^^''' ^' A vana , i la Vigiua del Af- 
Toloía cenílon de nueftro Señor de CÍle Año 
eáfl á la fueron á furgir a la Coila de la Florida^ 
Floirida. en altura de veinte i ocho Grados , po- 
co mas , ó menos ^ i el Día figuiente 
lalió la Chalupa dé vn Navio de Altó 
Borde , en que iban á Tierra ton cin- 
co , ó feis Marineros j con orden de no 
hacer mas de reconocer fi havia Puer- 
to para el Navio j pero fellos lo hicie- 
ron al revés , que como vieron gran 
hermofura de Arboledas j quiíieron lahr, 
i al inllantc vno que vio tres Indios, 
voceo , diciendo: hd'ws^ Indios j los de- 
más i fin mirar adonde citaban , ó co- 
ino iban, echaron manó , los vnos á Irt 



3. 



riza 



i los otros á los Remos , i 



retiraron , i antes que llegaíen al Na- 
Vio , les dio tan gran refriega ^ tjufc deí- 
•*r.fíree& caieron del Navio , i por iacarlos de 
íodeBc- peligro, fue necefario irlos á favorecer j 
•taqiiie- i aquí el Padre, llamado Frai Giegorio 
de Beteta , quifó folo falir á Tierra , con 



e (alir á 

rierra en Hj-opofito de quedarfe en ella , aunque 
a Fiori' - '^ -^ ' T 



I 



<t 



l. 



nb pareeian Indios : pero no le dexa- 
rdn. 

Cobraba la Chalupa ,' i mejorando 
ti tiempo , vifto qu£ en aquella Colla 
no hallaba» el Puerto que bufcaban, 
auiique eftaba cerca , fnefon la Colla 
arriba acia la Baia de Miruelo ,■ ó de 
ApaJache , i llegmon á veinte i ocho 
Grados i medio , i fue la Chalupa á 
TielTa j porque el Navio con feis Le- 
gua» no fe podía acercar a ella ; i el Pa- 
dre Frai Luis Cáncer, i Frai Juan Gar- 
cía falíeron á. Tierra todos , i con mal 
corifejo fe fueron al JVlonte , adonde ef- 
tuvieron con peligro, porque allí,- mas 
»Flotí3» fácilmente pudieran fcr flechados p que 
en lo rafo : durmieron la Noche en vna 
Isleta algo, apartada de la Tierra >' á la 
inañana anduvieron otras tres Leguas 
en bufca del Puerto ^ i no hallándole, fe 
bolvieron al Navio : éon cílo tornaron 
cerca de donde primero havían recono- 
cido la; Tierra, , . i el Piloto , llevando 
caíi por fuerza los Marinero? , porque 
de mala gana ( por el miedo de íos In- 
dios) fe acercaban á Tierra , fue :i def- 
cubrir , i con él ios Padres Cáncer , i 
Fr.DiG^o de Tolofa, i j:a^eütraiKÍo por 



ItofosDo 
áinicus 
>len I 

''' rif rra cr? 



III. tic R O V. [ ir 

vil.i Biit, vieron tres , ó qtiatro t-mciios- 
do í'^fcidores ; i porque el Padre Fj ai 
D:cgo de 't'oloía , i vn buen hambre, 
Ihaladcí Fuentes , importunaro.i ni Pa- 
dre Ca:iccr , qiu- los dexaie fiiir ;i Tier- 
ra, vilto q:!cnó fe haUaba la B.;i;idcí Éf- 
piritu Santo , í que los otros P.'.drcs im- 
portunaban tambi:n , porque los dexa- 
íen falir j i meterle por ios Montes ad::- 
iantc j lo iiuvo de conceder ni Rcii- 
giofo , con oi\lcn , que fino vicfe In- 
dios , fe fubiel'e en vn Árbol , defdé don- 
de, fi.i fcntrar mucho en laTicn-a, veriá 
lo que havia : ellando el Religii^o cri 
el Á;bol ^ falieron halla quince, 6 vein- 
te Indios de entre vna e'pclura; villocf- 
to filio Fuentes de prelio con vna In- 
dia , que dcldí el Avana llevaba por In* 
tcrprcte , que era de la mifma Tierra: 
porque aquellos Indios no matafen al 
Religiofo antes de fer oido j i luego fa- 
lló á Tierra el Padre Cáncer ; el qlíal 
llcgido u los Indios , ficó de la manga 
algunas bugcrins , i fe las dio , i cfti- 
hlandolas en mucho , fe llcg,u"on a él, 
i tambieri al Padre Frai Dicíío de To- 
lofa^ i juntandofe con ellos Fuentes , í 
la Iridia ^ fe hincaron de rodillas , i 
iromen^aron a decir las Led.mias , i íc 
encomendaron á Dios , i también los 
In-lios fe inciron de rodillas , i en aca- 
bando 5 pi^aticaron con ellos : dixcron- 
les fu intento , i fupieron j que la Baia 
del Efpiritu Santo ellaba? jornada, í me- 
dia de allí. 

La India Interprete , viendo tan- 
ta paz , ell{iba mui alegre , i el pa- 
dre Canccf^por conocer mejor el ani- 
mo de los indios , dixo , que tenia 
en el Na\;io mas que les dar, que que- 
ría ir por elloj fue ^ í bolvió j í halló, 
tanta Gente, que le iba á abracar , que 
quedó maravillado ; i aunque cono- 
ció , que era por lo que cfperaban que 
les dieíe , como era el camino para ¡o 
que fe pretendía , holgó de ello , ma- 
ravillandofc mucho , que como todos 
defeaban Machetes, Cucliillos , í Cuen- 
tas, i otras cofas, no arrebatafcn de ello, 
i dándolo al hermano del Cacique, 
para que lo rcpqrtiefe , quifo que lo 
Iiiciefe el rriifmo Padre j i porque el Pi- 
loto daba pricfa al Padre Cáncer , íc 
huvo*" de embarcar, i el Padre Frai. Die- 
go dfe Tolofi con Fuentes, i h ilndis 
Interprete fe quedaron en Tierra con 
mucbíí paz ^ i defco de fcrvir íí Dios. 
Solvieron dtfci Dií^ para ver lo que fe 
havia hecho del Religiofo',' r parcc'cn- 
doquc la Tierra no citaba legura, (t dc- 
P tuvic- 



Los P.íí 

drcsCaii-i 
c «r,í 16' 
í'>f:i i:a- 

Inri no ¡oí 

Floi'idóS. 



Lrs Tfi- 
f?fo^ Fio- 
ridoí 1 ccf 
ben b\-TÍ 
al P.idrc"' 
Cancel. 



El r.i^fd 
Tolofa, 
FiiPnrc;, i 
la Íf7tí'a 
ínrripr?- 
tí-,'* ijti-?- 
fí .' ■\ eti 
r\^.r■^ ÍC 
h Fio:;* 



BlU del 
Er^iirítu 
S Miro t'í; 
ne (eis » b 
fiere Is 
gn? de 
aigo. 



Los In- 
dios tío 
ri.ics o- 
frcfen de 
dár.ilíVi- 
dreTo'o 
fi i li In- 
día , t a 
Fuentes. 



Lo'iF'orí 
d'is mata 
al Palie 
Tolof.i ,i 
aFtieiices. 



ICTI4. H 1 S T O R I A D E LAS 

tuvieron con la Chalupa , aunque qua- 
tVo Indios ofrccian Pcfcado , i vn Ma- 
rinero , fin decir nnda, fe echo al Agua, 
i en lalicndo á Tierra , le traían de vna 
parte á otra , i aunque le decían los 
Caltcllanos que fe bolvíefe á embar- 
car , el trille decia , que no le dexaban, 
que ialicle el Padre con la Cruz j en 
fin fe le llevaron , i con el Navio fe 
fueron á biifcar la Baia del Efpiritu 
Santo. 

Ocho Dias tardaron en llegar á la 
Baia ) i otros tantos en entrar dentro, 
la qual tiene feis , ó ficte Leguas de 
largo , i di.i de Corpus Chrifti lálieron 
los tres Pndrcs n decir Mifa en Tier- 
ra , i encima de vn Cerrillo vieron vn 
Bohio , i vn Indio á la puerta, i aun- 
que le hicieron muchas fcñas, para que 
fuefc por vna Camifa no fe mudó , de- 
xaronlela colgada de vn palo en la Mar: 
paiaron vna Legua mas adelante , i vie- 
ron B'jhios fin Gente , i iá que fe que- 
i'i.an ir , fiílió vn Indio con vn manojo 
de Plumis en vna Vara , corriendo , i 
diciendo á voces : jímigos , amigos, buc 
no (jlas , ven acá , no ejpada , como de- 
cir , que ofrecia paz ; en fin , con te- 
mor los vnos , i los otros fe acerca- 
ron , i dieron la Vara con las Plumas, 
i los Padres los dieron Camifas , i los 
pidieron , que los llevafen el Religiofo 
con Fuentes, i la India, i ellos lo pro- 
metieron , i otros veinte , ó treinta 
Indios acudieron de piz , faliendo del 
Monte fin llevar Arcos , ni Flechas, 
con efto ellos fe retiraron á Tierra , i 
los Padres á la Barca , i al Navio, adon- 
de hallaron, que havia llegado en vna 
Canoa vn Careliano , de los que en 
aquella Tierra h.ivian quedado del tiem- 
po de Hernmdo de Soto , que fe ha- 
via huido de fu Amo , el qual fe lla- 
maSa Juan Muñoz , i cafi havia olvi- 
dado fu natural Lengua , i dixo , que 
los Indios que recibieron al Padre Frai 
Diego de Talóla , i á Fuentes, 
luego los mataron , i que te- 
nían vivo al Mari- 
nero. 





-'.t. .• ■ 



1 Ñ DI Á S O e C I D E N T A L E si 

C AT. XV. ^e continua h 
que fucedib á los quatro Relu 
giofos ^Dominicos , que fue-- 
ron a predicar á ía Flo- 
rida, 

Como los Indios havían 
prometido de llevar el 
Religiofo, i el Chriftia- 
no , no obftante lo que 
el Soldado havia dicho, 
acordaron de bolver 4 
Tierra á ij. de Junio , i los Indios fe 
havian pafado á la parte contraria, á la 
vanda del Le(le,y pcnfando que los Cas- 
tellanos íaldrian á Tierra , fe eftaban eíñ 
condidos j i viendo que fe detenian en 
la Barca , falieron de entre vnos Pinos 
ocho, 6 diez , i fe les hi^o mui de mal 
de ir á lo rafo, adonde fe acerco la Bar- 
ca. Llegados á la Plaia , entro vn Indio 
en la Mar mui denodadamente , i dio al 
Padre Cáncer el Pefcado que llevaba, i 
por ello le dio vna Camifa j acudió otro 
con Pefcado,! no le queriendo recebir, 
lepidio vna Cruz, que alli tenia, de dos 
palmos, i con acuerdo de los otros Re- 
ligiofos fe la dio, i mui de veras la be- 
só, i fe fue á Tierra , i la dio ri befar a 
la India Interprete , que alli havia ido, 
i porque ellaba defnuda , aun no la co- 
noc¿an, i de mano en mano fue dando á 
befar la Cruz a todos los Indios que alli 
citaban. La India daba voces , i decia: 
Veni ach , que ejlos no traen Balicjlas; 
vno de la Chalupa dixo : Aladalena ey 
aquella, i aunque la llamaban los Padres 
que entrafe en la Mar, no lo hacia, por- 
que los Indios no la dexában. Los Padres 
fe acercaron , i falieron el agua á la cin- 
ta , i conocieron que era ella , i dixo, 
que el Padre , ; los Chriftianos eflaban jun- 
tos en cafa del Cacique , i fi mintió, fue, 
porque la amenazaron fi decia que eran 
muertos. "■ -5' »eiui»T 

Dixo afimifmo la Interprete Mada- 
lena , que toda la Tierra fe havia alboro- 
tado , penfando que era jírmada , / que ella 
/oí havia dicho , que no eran fino quatro 
Frailes , que los iban h predicar grandes co- 
fas , i que por sfo ft havian juntado alli 
hafta fefcnta hombres. Y como el Padre 
Frai Luis Cáncer defcaba oportunidad, 
para faür á Tierra , fin licencia fefalió 
de la Barca,- el agua harta la cinta, i di- 
ciendo , quédenle con Dios , tras él fe 
iba el Padre Frai Juau Garcia , al- 

qual 



15^49 



1 

Lí TiiffU 

Intetpre- 
tf llimii 
InsP^dres 
i á losC*f 
t«ilanot. 



J 



El Padre 
Fr. Luis 
C.Tiicer (a 
le á Tier- 
ra ün licé 
cú. 



¡ 



i^^p; Decada Vi 

qiial con muchas importunaciones hi§o 
bolver el l'adre Fray Gregorio de Bc- 
teta , antes de llegar á los indios, por- 
que liempre temió lüs cautelas , i lue- 
go mando Tacar muchos relcates para 
darles , i concertó con Frai Luis Cán- 
cer , que otro día fe viefen , i procura- 
fe , que fuelen llevados allí el Religio- 
fo Frai Diego , i los dos Chriilianos , i 
entre tanto que ello fe trataba , citaban 
muchos Indios en la Chalupa con Frai 
Juan Garcia , efpantado el Padre Fiai 
Gregorio , que ellos huviefen llegado 
á ella , i que los Marineros fe lo hu- 
viefen conleiitido , i con algunas coli- 
llas que fe les dieron , fe fu.ron los In- 
dios contentos : los de Tierra , aunque 
el Padre fe quifo quedar con ellos , no 
fe ló conlintieron , i rogaron , que fe 
fuefe á la Chalupa , i aíi lo hi§o , i 
ellos fe fueron con intento de bolver el 
Religiofo, i los Chriítianos. 

Y liendo verdad , que el Religio* 
fo, i los Chrillianos eian muertos, por 
la Rehvcion que hi^o el Soldado que fe 
havia huido en la Canoa , i por la fof- 
pecha que fe tuvo , de no haver queri- 
do aquellos Indios al Padre , bolvieron 
al Navio , addnde fueron mui folicita- 
dos de los Marineros , para bolverfe á 
Nueva-Ei'paña , porque la maior parte 
cílaban enfermos , i el ballimento fe 
hallaba podrido , i aquel Navio no era 

' para andar por aquella Cofta , porque 

con feis Leguas no fe acercaba á Tier- 
ra, i padecían fiempre de Agua , i con 
todo efo acordaron de bolver otro Dia, 
para certificarfe de lo que havia de los 
Compañeros, i diefen orden de bolver 
á Nueva-Efpafla , ó bolver íi otra par- 

;i Padre í^^- ^ Martes a veinte i cinco de Junio 

:ancer por la mañana , entraron en k Chalupa, 
rfia f\- i diciendo el Padre Frai Luis Cáncer, 

larfe en qyg penf iba quedarfc en Tierra , porque 
aquella obra no fe podia hacer fin fan- 
gre , i que el amanfaria los Indios con 
las CüfiUas que llevaba. A dos Leguas 
andadas les dio vn gran temporal , que 
penfaron perderfe ; decia Juan Muñoz 
el Soldado al Padre Frai Luis , que 
aquella tormenta era porque Dios no 
queria que faliefe á Tierra , porque le 
havian de matar ; lo qual feria íln du- 
da , pues fu huida fe havria fabido , i 
con ella los Indios entenderían la ver- 
dad de la mueitc del Religiofo , i el 
Chriftiano. 

Otro dia á los veinte i feis , el 
Padre Frai Luis porfió en fu propofito, 
i llegando cerca de Tierra , vieron ln«. 



la. Flori 



II. Libro V. ir^ 

dios en los Arboles , que no lo tuvieron 
por buena feñal : pero baxaron , i avifa- 
ron á otros , i muchos cruzaban de 
vna parte á otra , con Arcos , i Fle- 
chas , i el Padre Frai Luis Cáncer fe 
aparejaba para falir a Tierra , i el Pa- 
dre Fiai Gregorio de Beteta le perfua- 
dia , que no lo hiciefe. Preguntaron 
por la Lengua , dixeron que citaba !e- 
xos de alk, los Indios preguntaron por 
el Efclavo, él fe levanto en pie , i los 
dixo : Ftíjm aquí , quenifms matar co- 
mo a los otros? Con lo qual pareció, 
que fe turbaron ; el Padre Frai Luis ie 
dixo, que calíale , que no fe los efcan- 
daiígai'e ; el Padre Frai Gregorio le di- 
xo , que no podia haver Gente mas 
cfcandaligada que aquella , que por 
amor de Dios le detuviele vn poco , i 
fin mas faitó en el Agua, i dcfdc Tier- 
ra pidió vna Cruz pequeña , que fe 
le havia olvidado j dixeronle , que no 
havia quien la Uevafe , porque aquella 
era Gente de mal arte, i que por amor, 
de Dios fe bolviefe, no quifo : falió vn 
Indio del Monte , abracólo , i llevólo 
del brago , i falieron otros , que le lle- 
varon de priefa , i vno le quitó el fom- 
brero , i luego vieron como le mataron 
con grandes , i muchos golpes , i con 
vna gran grita ialieron todos los In- 
dios de priefa á flechar á los de la 
Chalupa , moíliíando los hábitos , los 
quales fe bolvieron al Navio , i roga- 
ron al Piloto , que los Uevafe á otra 
parte, como era obligado, el qual dixo, 
que era concento : pero que para co- 
mentar nuevo viagc , tenia neccfidad 
de bolver al Avana a proveerfe de mu- 
chas cofas , que faltaban en el Navio, 
i á veinte i ocho de Junio le hicieron 
á la vela para el Avana : pero el tiem- 
po no les dio lugar , fino para ir á 
Nueva-Eipaña , y llegar a Saa 
JuandeVlíia, adiez ynuc- 
ve de Julio. 



Los Flor! 
dos pre-. 
gil n can 
por N«- 
ñez fu Ef- 
clavo , q 
ielec hu,-. 



Los F'or! 
dos ma- 
tan á Fr. 
Luis Can 
cer. 



tos FJoít 
do» aco- 
meten á 
los Caf, 
ce I la nos 
de la^h;^ 
lupa. 



*** 




€JP. 



tlí 



Historia de las 




ti Preíi- 
dcntcCif 
C 3 di'xa 
erdeu pa 
ra que el 
Rc^jartl- 
miécode 
las Enco- 
miendas 
fe Inga 
de f pues 
de pav ti- 
fio, 



CAT. XVI. ^e el Trefidente 
Cafca partió de la Ciudad de los 
Retes fara Caftilla , i el defion- 
tento que huvo quando fe piihli' 
ch el fegundo Refartimiento 
de las Encomiendas^ 



N T R A D o el Año de 
mil i quinientos i cin- 
cuenta , i determinado 
el Prefidente Gaíca de 
bolver ji Callilla , pare- 
ciendole , que para la 
quietud de los Reinos del Peiü , no le 
quedaba cofa por Iiicer, pues para otro 
cfedo no havia fido fu jornada , lia- 
viendo munJado apercebir los Navios, 
que hifta Panamá le havian de llevar, 
i dido fus D fp ;chos á Francifco Her- 
nández Girón para la Conquilla de los 
Chunchos , los quales luego con folcm- 
iiidad fe mandaron piegcmar en la Ciu- 
dad de los Reies , para darle maior au- 
toridad , i con cfto obligarle mas á fer 
fiel, i embarcada la Placa , i Oro, ref- 
taba fol.imente la publicación de la 
Provifion de las Encomiendas , que ha- 
vian vacado defpues de la diftnbucion 
de Guaynarima, las quales el Preliden- 
tc tenia repartidas , i todos eltababan 
mui atentos á ver , íi cíle Reparti- 
miento falia con mas fatisfacion que el 
otro , i era grande el rumor que ello 
caufaba en la Ciudad de los Reies , adon- 
de havia gran numero de Soldados , que 
como todos fe tenian por beneméritos, 
cada vno tenia por cierto el premio; 
pero el Prefíjente , por no oir las que- 
xas de los que qucdafen mal fatisfc- 
chos , que fabia , havian de fer dichas 
con libertad militar , determino de de- 
xar orden , para que el Repartimiento 
fe publicafe defpues de fu partida , í 
quedando todos en grandifima fufpcn- 



iKDiAS Occidentales! 

Oidores le propufieron algunos incon- 
vcnicnies , quiii--ion, que uicgo fe pre- 
gonara la Cédula : pero conliderando, 
que poJria fuccdcr algún elcandalo en 
aquella co¡uiituia de iu partida , fe 
acordó , que k- proveicfe por todos vn 
Auto, cuia futtancia era , que les pa- 
recía , que exccurar entonces la dicha 
Orden j havia de fer de gran inconve- 
niente , afi porque halla que los ve- 
cinos cñuviefcn proveídos de Negros, 
i de Acémilas , i huvicfe CaftelUnos, 
que quifiefen fervir por fus foldadas,les 
parecía , que no fe podría vivir , por- 
que con los defalbficgos pafados, losCaf- 
tellanos no havian podido , ni tenido 
lugar de fe proveer de Negros , ni de 
Acémilas , porque todos entendían en 
fervir á fu Mageilad , ó en favorecer 
la Rebelión de Goncalo Pic.irro , i 
en fullentar Armas , i Caballos, i man- 
tener SülJ.idos , gallando en lUo quan- 
to tenian , i que los Calleilanos no ve- 
cinos , que cllaban en el Perü , queda- 
ban Con el habito , i coadicion de Sol- 
dados , en que tanto tiempo havian vi- 
vido , i eran raros los qje querían afen- 
tar á ibldada , i por elta necclldad fe 
tenia por cierto , que los vecinos , de 
quien dependía todo el foficgo de aque- 
llos Reinos , i la fuítentacion de todos 
los que no eran vecinos , lo recibirían 
afperamente, i de ello parecía, que po- 
día tener alguna dolencia el folícgo que 
iba en creciiniento , i que por tanto 
paiccia , que haíla tanto que el Reí 
fiiefe fobre ello cj-,.fultado , i que otra 
Cola mandafe, i pafafcn algunos dias,no 
íc debía del todo quitar los fL-rVieíos 
perfjnales : pero que las tafas fe moJe- 
r.ifcn , í los dichos fervicioS peí fonales, 
quanto fuefe pofible , en tiempo, i nu- 
mero de perfonas. 

Declarado elle Auto , el Prcfídcnte 
Gafca fe fue á embarcar, haviendo en- 
tregado el Repartimiento á vn Sccre- 
rio del Audiencia , i en haciéndote el 



lí^». 



Aiidíécía 
de iovRe 
¡e5rii(¡)cB 
de la cxe 
ciició de 
la Ccdul» 
qi;e tiiiira 
ti f.rvi- 
cio ^ler- 
fonal de 
losLidioá 



Que fe 
moJeren 
la; rafas 
de lobTri 
bitos , í 
los luvi» 
cío? per» 

fly!13!f-5 

en el tié- 
pr> , ; lur- 
ntTo de 
peiloius; 



Prefidente á la vela 



qut 



fue á los 



lion , citaba 



para 



irle á embarcar al 



Callao , que es el Puerto de la Ciudad 
de los Reies , i en aquel punto le lle- 
gó vn Dcfpacho del Reí , en el qunl, 
entre otras, iba vna Cédula, pox la qual 
mandaba , que de las tafis de los Tri- 
butos, fe q.iitafc el Icrvicio pcrfonal de 
los Indios ;. i haviendo cxortado a los 
quatro Oidoies, Cianea, Saravia , San- 
tillan , i Maldonado , la esecucion, i 
gualda de elta otdcn, HDn<jue los dichos 



primeros de Febrero , el Secretario le 
abiió por mandado del Audiencia , i 
notificó á las perfonas a quien toca- 
ba , i las Cédulas de Encomienda dio 
el Ar^vibifpo de los Reies por comi- 
fion del Prefíjente Gafca , porque no 
las dicfc el Audiencia con Titula Rea!, 
aunque defpues dcfpacho Pio\ ¡fi^nes, 
parí que las Jurticias les dicfcn la po- 
ícfíon : porque en aquella fic-m , i def- 
pues , fe tenia por inconveniente , que 
las Cédulas de Encomienda de ludio.) fe 

■ die- 



di rite la- 
te de ios 
Reies, } 
fe cubii- 
ca el R«- 
pattimié 
jO de las 
Lii«oniié. 
dail '' 



iSS^' ' Decada VlfJ. Libro V. ij>f 

dicfcn por CedulaReal. Ido el Prelidcn- fe oía otra cofa fino dcfefpefaciones. 



tCj quedaron en aquel punto j con aran 
dilima gloriafuia, en mucho fofíego aque- 
llos Reinos , cuio Imperio es el maior 
que nunca Principe tuvo en la Tierra, 
pues la linea de la demarcación de las 
Indias , contiene la mitad de todo el 
Orbe , en todo el qual no fe halla cofa 
que haga rcfiftencia á la voluntad del 
Reí de Caítilla , i de Lcon , que le ha 
adquirido coa el mas julio j i honrofo 
Titulo , i caufa de todos quantos Rei- 
nos ha havido en el Mundo, afi por la 
Imperl» conce£on del Pontífice , como Vic.;-: 
/• "L?" rio de [eíu-Chriüo , como por el cui- 

dias, ma- •' ^ r» i r 

íor que dado , que lu Corona Real iicmpre pu- 
nficaPrin (o en la predicación del Santo Lvargc- 
cípstiivo lio , i apartar aquellas Gentes Eaib.r:s 
de la idolatría ^ i otras bcltiaud-dts; 
por lo qual ha lido Dios férvido ^ que 
fea el Imperio mas obediente , i fiJTto 
de quantos ha havido j pues cuando 
tantas Leguas apartado j le obedecen j i 
cumplen los Reales Mandamientos, co- 
mo en fu mifma Corte ^ i dtmas de ci- 
to es tan fértil ^ i abundante de todas 
, las cofas, que Dios crió para la fuften- 
Xinperi(J t^cion , i alimento de los h- mbrcs , i 
/• . ~,.- píi>''i fu riquecaj i recreación, comí to- 
obedicn— "^^ '^' °'^*"*^ partes del Mundo , que 
te , rico, ante» eñaban delcubiertas .' pues tiene 
leomodo los mifmos climas , i contlelaciones , i 
en muchas paites es lin comp ración 
muí mejor , como pucce p-)r toJo lo 
que cae debaxo de los Trópicos , í 
Équinocial ^ i los Naturales han da- 
do , i dan k obediencia con n ucha 
humildad , i por la Divina Gracia 



reciben por la maior paite la DG¿í:ri- 
Doftrini na Chriftiana , con toda la obedieil- 
Chriftia-- j,j^ ^ qyg fgjj quieren cnfeñar ^ i ílr- 
da ^'a\ ^^" '^°" Uafieca con los Tributos que 
Indioi,. ^^ '" imponen , i de ellos , i de fus Tier- 
ras, fe han facado tan grandes tcforos, 
que han enriquecido los Reinos de la 
Corona de Caítilla, i ellos á toda Eu- 
ropa , i á gran parte de A fia , y Áfri- 
ca, de manera * qne la maior parte de 
Oro , i Plata , que corre , es traída de 
cfte Imperio de las Indias Occidenta- 
les. 

Y bolviendo á la publicación de los 
Repartimientos, aconteció , que los que 
mucho confiaban , quedaron defrauda^ " 
dos de fu efperanga, i vi los que menos, 
con mas contento de lo que imagina- 
ban ; i por cito los proveídos fe moíha- 
ban alegres , i los otros con defefpera- 
cioa , i blasfemias airadamente malde- 
cían al PieíidcBtc , i fu ventura , i no 



lentimicntos, e injurias, qualcs en tales 
caíüs lus vía la Gente libre , como es 
la Soidadcfca. Y como á la íacon ie 
hallaba Francifcn Hernández en la Ciu- 
dad de lus Reies j i era Capitán de buen 
crédito , i iba á la conquifta de los 
Chtinchos j no teniendo otro remedio^ 
todos fe acomodaron con cl , i le fue 
con ellos al Cuzco ^ para encaminar la 
jornada , havicndo cmbiado á las Ciu- 
dades de Arequipa , i la Plata á levan- 
tar G^-ntc. Llegado el Capitán Francil-- 
Go Hernández al Cuzco , no p necio á FráncÍA 
muchos buen con ejo haver cntregido co Her- 
ías Arma-i a Franciíco Hrrnandez, aten- "^i^ezCíí- 
■' " ■ roa llegA 

alCuiea^ 



tas las lo'-pechas que havi i de fu fef , 
inquietud de animo, i drcian , que fue- 
ri m jor coafcio hiverfei- llevado con- 
uco á Jiitilii } i aij iq'jc es de creerj 
que GiLa lo conlIJ-ró todo con fu 
p.-.iJéncia j no debió de querer vfar de 
cita viole iGia í por tn dar materia de 
habúif :\ h G.-nte del Peiü , i fuefe por 
advertencias ag?nis ^ ó porque el Au- 
diencia d- fia m >tiva lo hiciefe ^ efcri- 
Vio al C -rregidor, que era Juan de Saa- 
vcJra , porque iá era muerto el Licen- 
ciado Carvajal ^ que eíluviefe muí ic- 
catadví , i Ibb.e nvifo ^ pprque facedientf ■ 
do alguna novedad, con tiempo le pu- 
d.efe atjar ; por lo qual d Corregidot 
ron 'aba de noche con buen numero dá- 
Ge.ue , i deD'a la teida apercebida, pa- 
ra acudir á lo que pudiele fuceder coa 
diligencia^ 

CJT. XVIi: me los defafo-- 
ficgos que havia en el Citzco , i 
ló q:ii paso entré él Correr} djr 
Jum de Saavcdrá ^ y Fran- 
cifco Hernández Gi- 
rón. 



L recato con que andaba 
Juan de Suavedra en el 
Cuzco í dio que Ibfpethar 
al Cí'pithn Franciíco Her- 
nández j i atnique á los 
principios no hi§o mucho cafo , defpucs 
comen^'ó á temer., i andaba mas acompa- 
ñido, i en fu csla tenia buena guarda, i 
en ella hico vna platica á aqu'-na Gente 
perdida, amiga de rebucit2s,i novedades, 
fácil para llegar á qualquier atrevimiento, 
i encareciendo la obligación, que le te- 
nian,pues por fu provecho dtxaba fu quie- 
tud^ 




'j^l tum 
fcHte lu- 
br c» »i 
tButnndü 
Jidt »gi'í 
hule mi- 
n*r difji 
cult»¡ in- 
tft Scot. 
8^9 hilt 

Juan de 
SaaveJia 
qué dice 
a f ranctf 
co Her- 
nández? 



ii8 Historia DE las I 

tud, i entraba en trabajos de conquÜLis, 
j fe les encomendó, poique iblpecliába, 
.que tanta Ronda, i recaco, debía de fer 
■para matarle , i todos promptamente 
ofrecieron de morir por él, i defenderle. 
Sucedió fobre ello , que aumentándole 
las l'üfpechas , Francifco Hernández ame- 
nazó, i aunie pufo en Armas, i el Cor- 
regidor falló á la Pla§a con Gente aper- 
cibida, i porque no le llégale á rompi- 
miento , el Alcalde Juan de Berrio , el 
Capitán Vafeo de Guevara , i otros , fe 
interpufieron , i trataron , que fe vicfen 
el Corregidor , y Fruncifco Hernández 
en la Igleíia , adonde le dixo Juin de 
Saavedra , que fe maravillaba mucho de 
él , que fe ofendiefe , porque rondaba: 
pues lo hacia antes que el éntrale en el 
Cuzco : replico Francifco Hernández, 
que le parecía cofa nueva , i que demás 
de ello le havian dicho , que lo qucrian 
matar ; por lo qual fe havia fortificado 
en fu cafa, para dcfenderfe. El Corregi- 
dor replicó , que no le havian dicho ver- 
Aid , porque todos le dcfeaban fcrvir , i 
que échale la Gírnte fuera de la Ciudad, 
i coiTícn^afc á difponcr fu jornada , que 
le daría todo el favor , i aiuda poíiblc 
para eila , á lo qual refpondió Francif- 
co Hernindcz Girón , que liempre ha- 
via penfado tener en mucho á los veci- 
cos , i morir por ellos , i con cito fe 
fueron , no celando las fofpechas , i re- 
catos de las partes. 

Sucedió, dende á dos Dias, que que- 
riendo cxccutar vn Alguacil vn Man- 
damiento del Corregidor, en vn Solda- 
do, llamado Santillevan, por caufa Ci- 
vil , i qwericndofe defender el Soldado, 
anduvieron a las manos , i llegando el 
Corregidor , prendió al Soldado ; luego 
fueron á decir al Capitán Francifco 
Hernández Girón , que el Corregidor 
quena ahorcar al Soldado. Francifco 
Hernández Girón , que á la fagon fe 
hallaba en fu cafa con el Alcalde Berrio, 
i Diego de Silva le rogó , que fuefc 
al Corregidor, i le dixeíe , que él efta- 
ba prcllo de pagar lo que dcbia Santif- 
tevan , i que le dexafc , i en el mifmo 
punto los Soldados aperccbian fus Ar- 
mas. Diego de Silva, en llegando á la 
Plaga , perfuadio al Corregidor , que 
no tratafc de ahorcar aquel Soldado, 
porque feria caufa de mover el defafo- 
licgo que andaban procurando de impe- 
dir , porque los Soldados tomaban las 
Armas contra él , i que por tanto le 
diefc aquel Soldado , i el Corregidor 
fe le dio, diciendo , f«f la hacia dt bhtrnk 



NDiAS Occidentales^ «55 o. i 

voluntad , por ejcufar tibueltas , aunqu» ¡^.^erhaf ' 

hítcia cortíta la jevcridad de que convenía dife flmt 

v,ar ea a¿u¿i cajo ; per» que advhtiefe^ rmUtarií 

qm aquel perdón havia dt Jer caufa , que iafacein' 

aqueíia ¿ente Je hxiej'e pior , i mas arto- «•"•'"■i^'^' 

vaate , i le Levo á cafa de Francifco ''. '"'.'. 
, , , • , , día eivm 

Hernández , i viendo , que era grande „y,/^;,„,, 
el movimiento de Armas , porque iá („„ g„¡„ 
Francifcj Hernández traía malos penfa- obntcefsi- 
niientos , bo»vió al Corregidor , i fe lo tatem,<¡H€ 
aviso, el qual mindando facar á la Pía- 'H^rum hf 
ci el Eitandiice Real, higo llamamien- '""*'' ^*' 
- .-1» u r,...^.M ¡ '" .»»«'- 

* t» iadtft- 



to de toda la Gente de la Ciudad 
mandó , que quatro vecinos principales „ta„~t"~fie 
fuelbn a cafa del Capitán Francifco Her- ,„iles fit 
nandez con dos Efcrivanos , á reconocer detener, 
lo que hacia , i bolvicron , diciendo, que &corrKm 
tenia mucha Gente armada , i alterada, ?'""■ '''^^ 
i bolvió á embiar á Garcilafo , y á Vaf- "^¡¡"JjJ'; 
co de Guevara, con orden , que dixefen- ' " 
á Francifco H*rn.inJez, que luego como. ji,ai, ¿^ 
Capitán , y V^afailo de fu iMageftnd , fue- Saavedra 
fe á ponerle debaxo de fu Real Eil;an-:maiiJa q 
darte , los quales hallaron á Francifco'''^ ^'* '•* 
Hernández dcfarmado , i mui fentido de ^"^ 
tal alteración , i moftrando de ella mu- r ¿gp^j. 
cha pena , fe ofecó de ir luego al Ha- cífcoHca, 
mamiento del Corregidor , i queriendo lundez. 
fubir en vn Caballo para ello , los Sol- 
dados no le dtxaron , impidiendófclocon 
las Armas, afirmándole, que el Corregi- 
dor, fi iba , le cortaría la cabera, por- 
que el fin de loj Saldados era comen- 
tar vn gran rebelión. 

Sabido por Juan de Saavedra lo que 
pafabá, bolvio á mandar, que de nue- Juan de 
vo fuefe requerido Francifco Hernán- Saavedra 
dez, i los Soldados también , i que de- *" po"*'^ 

xafen ir libremente a fu llamamiento al P"'"° '■^ 
^ ■ I - ,- /^ fa Fran- 

Capitan , i apercibió lu Gente , ponien- clfcoHec 

dola en Batalla j de la Infantería dio car- nandez. 
go al Capitán Juan Alonfo Palomino, i 
él fe pufo con la Caballería , i quilo ir 
contra los Soldados * , luego entraron 
Religiofos , y perfonas Priiicípalcs , i 
trataron de medios , en los quales mof- 
traba Francílco Hernández venir de bue- 
na voluntad : pero los Soldados arrogan- 
tes, y atrevidos no querinn , antes bra- 
beabr>n contra la multitud de la Gente 
de la Ciudad , i decían , que entre ella ' 

tenían mucha de fu parte, que ofrecían 
de aíudarlos , i matar al Corregidor, i 
á otros. Finalmente fe pufieron en or- 
den a la puerta de Francifco Hcrnardcz, 
i alli fe hicieron fuertes : pero tanto le 
porfió , que vinieron , en que íe vicie 
Francifco Hernández con el Corregidor, 
quedando en prendas por fu ícgundad 
Gar^ijiafo j Vafeo de Gucvaia , Diego de 

i)iiva. 



El Corre- 
gidor del 
Cuzco , i 
iFraucifco 
Hernán- 
dez fe veé 
para tra- 
tar de me 
dios. 



tos Sol- 
dados deJ 
Cuzco 
perfuadé 
á Fráclf- 
co Her- 
randeacl 
aljamien 
te. 



Decada Vil 

Silva , i Juan de Beriio , á los qiiales 
quitaron las Armas. Fue con ello Fraii- 
cifco Hernández á la Igleíia , y defpues 
de grandes porfías , fe acordó, que Fran- 
cifco Hernández fe bolvicle á fu cafa, 
i entregafe al Corregidor Icis Soldidos, 
los mas culpados , que él léñalo , pira 
que fuefen delterrados ; i haviendofeio 
dicho , no querían pafiír p^r ello : pero 
el les dixo , que lo havia prometido , i 
que lo havia de cunTplir , pero que fe 
fuefen á efcnnder , que era el remedio 
que h.ivia. El Corregidor, aunque def- 
h\qo la Gente , en fu cafa ellaba con 
buena guarda , porque los Soldados no 
queriendo pafar por lo acordado , como 
ia faltaba en ellos el freno del mie- 
do , i de la vergüenza , perfuadian á 
Francifco Hernández , que matafcn al 
Corregidor , i fe algafen con la CmJad, 
pues iá no podia haver fegaridid , ni 
confian^x entre ellos : pero Francifco 
Hernández lo dcfviaba. Otro dia quifo 
el Corregidor ponerfe en armas : pei'o 
fue primero Juan de B'^rrio á decir á 
Francifco Hernández, que hacia mal en 
no cumplir lo prometido, i él fe defcul- 
paba , con que no era mas en íu mano, 
i tanto le periuad 6, que le hi^o ir de- 
baxo de fu fet , i palabra á verle con 
el Corregidor, i porque los Soldados no 
le fintielen , fe fue con vna capa dilimu- 
kdo , en caigas, i tn jubón , i en Ue- 



I. Libro y. iip 

gando, el Corregidor le prendió, dcien- 
do palabras de enojo , i mandó echar 
prifioncs. Sabido por los Soldados , fe 
fueron por diverfas partes, vnos al Mo- 
nafterio de Santo Domingo, adonde el 
Corregidor embió á prenderlos , i algu- 
nos fe hicieron fuertes en la Torre , i fe 
dieron debaxo de promefa , que ferian 
perdonados. Otros fe quedaron á perfua- 
fion de vn Soldado , llamado Benito de 
Aguilar, i fe defendieron valerofimente. 
El Corregidor con demafiada priefa hi- 
qo ahorcar á vn Dom'nguez , que no 
era de los mas culpados ; a dos muido 
cortar las manos izquierdas 3 á vno tres 
dedos i á otro dcfterro , i procedía con- 
tra Francifco Hermndez , para cortarle 
la cabega, juzgmdo qué con aquello fe 
acabaran los lumoresj alególe por fofpe- 
chofo, i al cabo ordenó la fentencia de 
muerte , i no halló Letrado que la qui- 
fiefe firmar ; por lo qual le embió a la 
Ciudad de los Reyes , con guarda de 
veinte Arcabuceros , con pleito omena- 
ge , que hi^o de prcíentarfe en el Au- 
diencia , adonde le dieron en fiado , i 
dexaron bolver al Cuzco, porque havien- 
dolc cafado con DoñaMencia, hija del 
Terrero Almaráz , i de Dv)ña Leonor 
Portocarrero , pareció á los Oidores, 
que ellaba con el animo quie- 
to , i fofc'gado. 



ElCorre-i 
gidor del 
Cuzco 
prende á 
francil — 
co Her- 
nández. 



* # 
* 



Francifco 
Hernán— 
d<-z fe ca- 
ía, i buf U 
vealCui 
ca 



nt: 



Fin del Libro Quinto, 



H 

;aibnsí> 




HI$- 



i%9 



*Í5, 




HISTORIA 

GENERAL 

DE LOS HECHOS 

DE LOS CASTELLANOS, 

EN LAS ISLAS , Y TIERRA-FIRME 

de el Mar Occeano» 

ESCÉITJ T O R A NT O Mió T) É UÉRRÉRAí 
Coren'íJU Maior de fu Mageftad j de las Indias , / Cerofüjla 

de Cajtilla. 

LIBRO SEXTO* 

CATirVLO i. ^(e el Tr eficiente Gafe a llegh d Tamma , i la dU 

ItgeHciá que ponía en fu partida para llegar a Caftilld con la Tlata , en 

todo el prefente Año de mil I quhútntos i cincuenta. 



Ntretañto 
que lo que fe 
ha dicho,pa- 
fiíba en clPe- 
lü ,cl r'iclí- 
dente Gafe a 
iba navegan- 
do la buclta 
dcTieiraFií- 
me , adonde 
llegó á doce 
de Marceo, i halló Defpaclios dclRei , he- 
chos en Jiiufel:is, on que le ngrndccia lo 
mucho que havia trabajiído en la quietud, 
i pncificacion de los Reinos 3c'TPei ií , i le 
decía, que hftViii pr«vcUo por Viibnei de 




Ñueva-íErpáña á Don Luis de Vclafco, i 
de aquellos Reinos del Períi á Don An- 
tonio de Mendoga , que á la fiícon íe 
hallaba governando en Nueva-Efpañ.i, 
entrambos piudentifiínffs Gavilleros, 
cuia virtud , i valor cftabá conocido 
por müi larga experiencia : i porque 
podría fer que no fe pudicfen dcfpa- 
char con tanta brevedad , le encarga- 
ba mucho que fe dctuvicfc alli , hal- 
ta que llégale el Viforrei , Don An- 
tonio de Mehdo^n , i que en tcdo 
cafo diefe híácxi como vinicfe n Cnf- 
tilla en todo él Año de mil i quinien- 
tos i cíh'qlicnta , el Oro , i Plata que 
Jk^viad* Gy,>biar , poique jnxgando ius 

Ene- 



dtuí 3| 
Prefidfñ-j 
te Gifc; 
qi'c fe de 
té »,i, bal 
tj que Ik 
Ciit 3! Pe 
I ij D Ar. 
r< nlo d| 



. . -^ Decada Vil 

Enemigos, que en efte tiempo no po- 
dría liL-gar , hician fus delignios , i 
traían ius inccligencias , á proj'olito de 
aprovechaj-le de la ocaiioii, entendien- 
co , que poJnaii hacer maiores efcftos, 
<jue adelante. Ella orden de clperar al 
Viloirci, holgara el Prelidente ,que le 
turnara , en tiempo que la Navegación, 
para el Peiú , no tucratan dificuitofa , i 
tardía , porque le bolvicra á cumplir- 
la j pero conílderando , que las cofas 
qucüaban , en aquellos Reinos , en tal 
citado, que no importaba fu prefencia, 
mas de p.a'a el cumplimiento de la or- 
,den del Rei, trato de loque mas con- 
venia á fu lervicio , que era llegar á 
ElPreíIdé CaítUia el Oro, i Plata , con la brcvc- 
" ^^" Jad que el Rci defeaba, para lo qual, 
nadepa. fu pavtida del Perü , i llegada á Pana- 
lar áCafti ma , fue mui -acertada : i porque el yen- 
UaJin era do , no fe pcrdicfcn , ni dcítruiefen los 
bargo de Pueblos de Tierra -Firme , ni el fofiego 
la orden ¿^ ¡q^ Reinos del Perü , fe tórnale ápo- 
jlclKei. j^gj. ^^ tuibacion, como fin duda fuera, 
fi elPrelidentc no huvicra llegado ¿Pa- 
namá, pues loS Alterados, quede Nica- 
ragua fueron á Tierra -Firme, hallaran á 
las Ciudades de Panamá , i Nombre do 
Dios, con folos los Vecinos,! Merca- 
. deres, i hicieran lo mifmo, que Hernan- 
do IVl^chicao , i Pedro de Hinojofaj 
.porque no ai duda , fino que apoderados 
de las dos Ciudades, i del Tclbio Real, 
que llevaba el Prclidcntc, quccon loque 
tomo en Truxillo, i Paita, eravn millón 
i quatrocientos mil ducados, fe acredi- 
taran , para que de muchas partes les acu- 
diera Gente perdida. 
ElPrcftdé Viendo el Prefidente lo queelRei 

:e Gafca mandaba, i la initancia que hacia, para 
m.inna a- que fe Uevafe con brevedad el Oro , i 
derecar Plata, i lo mas que fe havia de temer, 
;I Arma- ^^.^ ^j tiempo, fila Hacienda fe aguárda- 
la viú' ^^ ^ "•' *^' ' 1^^*"^° corren \''racanes , que 
entre las Islas , empichan á princi- 
pios de Agoílo, i algunos Años, en fin 
de Julio , 1 fon mui pcligrofos , i el In- 
vierno , que en el Golfo comienza en 
fin dcOftubre, que es peor fu peligro, 
que el de los Enemigos. Mandó , que 
con diligencia fe entendiefe en refinar la 
Pólvora, i aderezar las xA.rmas, que ha- 
via llevado del Pcrü , con intento de traer 
aquella Hacienda á mejor recaudo , i 
proveer otras de nuevo , en cavalgar el 
Artilioria,que tambicn havia llevado del 
Perú , i pafarla á Nombre de Dios ; i 
por.iue fi'io acudicfe Armada deCallilla, 
pareció, que fe podía hacer baílunte de 
diez i nueve Nhos , que de dos Flotan", 



la. 



bi 



1. Libro VI. izi 

fe hallaban en Nombre de Dios , todas 
grandes , i medianamente provcidas de 
Municiones , i Artilicna, rehaciéndolas, 
con la que, como dicho es, le havia lie- 
vado del Perü , i que de otras partes 
havian acudido, para venir en el Arma- 
da, hallo , que havia ciento i cincuenta 
Hombres, éntrela Gente, que del Pe- 
rü havia ido con el , que por 1er experi- 
mentada , bien armada , fegura , i pren- 
dada , para hacer lo que dcbia , por el 
Teforo, que cada vno traía, era bien que 
fe viniefe en acompañamiento de la Real 
Hac enda. Mando embargar todos los 
Navios, aunque algunos citaban depar- 
tida para Cartilla, i también otros , que 
fe querían partir para las Islas , porque 
en ellas no dicfen lengua de la falida de 
crta Armada : con la detención de ertos 
Navios, fe halló, que havia quatrocien- 
tos i cincuenta Hombres , con otros, 
que el Governador Sancho de Clavijo 
havia detenido en Panamá, para bolver- 
losá Cartilla , por Cafados, Holga^-anes, 
i Gente , que fe podía paíar la l^lata , i 
Oro á Nombre de Dios, perfuadióá los 
Vecinos de Panamá , que como los del 
Perú havian férvido en llevarla , halla 
aquella Ciudad , ellos firviefen al Rei, 
en pafarla con fus Recuas , hállala Ven- 
ta de Cruces , pues no havian recibido 
menos beneficio en la pacificación del 
Peí u , en que el Reí havia gallado tan- 
to , á lo qual fe ofrecierun de buena 
voluntad. 

C AT. II. 'De los defafofiegof, 
que fe levantaron en Tierra-Fitme^ 

t lo que h'tfo el Trefidente 
Gafe a. 



On la buena voluntad de 
los de Panamá , fe co- 
mencó á cargar el Tefo- 
ro , i partido en fu fegui- 
miento el Prefidente , i 
no fiendo bien llegado á 
la Venta de Cruces , fupo , que en 
Panamá havia rumores , \ novedades, 
i que todo andaba , en aquella Ciu- 
dad , confufo , i alborotado , por lo 
qual pareció al Prefidente , que con- 
venia folicitar la llegada a Nombre 
de Dios , por quitar aquel Pueblo de 
la confufion , i turbación con que cf- 
taria , por lo fucedido en Panamá , i 
para aiegurarle , con la Gente , que ha- 
(^ ria 



El Pre- 
íidcnte 
Gaíca , ^ 
Gente tic 
lie i'ara 
guarne- 
cer cIAct 
mada. 




El PrM. 
(idente 
Gaíca íaJ 
Je de Pa- 
namá. . 

Rumores 
de Pania-^ 
má. 



111 HlSTORl A DE LAS 

,, via acudido á tmbaicarle. Con cÜa de- 
Prcíidete j^^j.^^,, ^.j ,^ embio luego , la buclta 
Galea .£],,,, ' ,, i> , , • 

dilcurrc ^^ Ch.igic, en vn Baicu, u Kcoliü, i 

de lOíAl- á Márquez , el Clérigo , con orden, 
tetados que hal.ando avifojque lusque dcKian, 
cíe Pana- que h.ivian ocupaüo u Fanaina , iban 
™i- la buelta de aquel Rio , bolvieíen a la 

boca de él , i cchaícn al tr;tves dos Ca- 
ravclas , que alli quedaban , poi que aque- 
lla Gente , con la prcfa de las Caravc- 
]as , i el Hac;cnda , que del Rci le 
havia llegado nueva , que havian toma- 
do , no íalie^cn a la Mar del Norte, i 
fe tuclen a Reinos Ellrangeros , por- 
que en la Mar del bür no le podían 
confervar , pues por ella no podian na- 
vegar , a parte , qjc no dieien en Va- 
sillos del Rei , i que con nueva de los 
alterados , o fin ella , ifuel'en ficmprc. 
Rio arriba , recatados de no dar en 
ellos , h-iíVa la venta de Cruces , i que 
alli tüinukn qua'quicra H. cicada, que 
del Rci halla en , i bolviclen Rio aba- 
xo , recogiendo todos los Barcos , i 
llevándolos configo. Los lobrcdichos, 
caminando h.ilta la Boca de Chagre, 
enc.intraron á Gomtz ue Tapia , i al 
Contador Juan de Guzmán , que iban 
huiendo , i llevaban dos Barcos , que 
havian hallado en la Venta de Cruces, 
adonde quedaban los Alterados , de los 
quales ellos fe havian cicapado , per ha- 
ycr llegado media hora antes á cmbar- 
carfe , i que otros Barcos no havia , i 
juntos fe boivieron , i echaron á fondo 
las dos Caravclas, que eran viejas , i de 
poco provecho. 
Prefidéte El Prefidcnte , con' la nueva que 

Galca.có tuvo, que havia alteraciones en Panamá, 
traSajo ^ fin (aber el fundamento de ellas, defpa- 
>j^^N ^ '^'■'^^'^ ^i Rcolid , i á Márquez , conti- 
j"^."^' nuo fu camino á Nombre de Dios, i con 
mucho trabajü de los que remaban en el 
Barco en que iba , llegó a media Noche 
al Puerto de las Minas , adonde reposo 
vn rato, i antes qucamaneciefe,boivi6 
:i caminar, i con qiianto fe trabajo de No- 
che , i de Dia, Jueves , á veinte i qaa- 
tro de Abril , en la Noche, tomó la Is- 
la de Ballimentos, dos Leguas i media 
Prefidíte '^^ Nombre de Dios , porque como el 
Gafca tie í^'cnipo era recio, i con mucha Mar, i 
ne gran fe caminaba al remo , aveces, para an- 
dificiiltad dar vna Legua, era mcnefter navegar Me- 
en llcgif diodia i i porque la Legua primera, que 
a Nóbre ¿^^¿^ 3^^,^,,^ j^,^ ^^ ,^^^,j,^ ¿^ caminar. 



de Dios. 



Indias Occidentales. 1550. 

con ellos los Vecmos , i Mercaderes, 
que traían á lu cargo las partidas , con 
ius Amigos, que para aiudavlos havian 
ido, 1 ei Prov.iicial de Santo Dcmingo, 
conotrasPerionas de cciifi..nca, i que le 
eiquipaie vilo de los Barcos, en que ha- 
vian ido los Regidores Ot Paran a , i qte 
ci Prefiocnic,ci Goveinacoi ce Paiiiniá, 
i tilos , con Qicz , o ooct ArcabiiCtios, 
i los Capilares Lope Maitin, i Alniga, 
que fue Capitán ce Inlanteriaen la Guer- 
ra contra Pi^.iiro , le futlcná Ncmbre 
de Dios , i aunque hicieron giai.diiinw 
fuerza de remo, por la oificultad de la 
Mal , i dciticn,po, huvitiur. deán. bar, 
que es bolvcr adonde lalition. 

CJT. III. i^ue el Trefdente 

Gafe a llega á Nombre de iJios , i 

determina de embiar Joccrro á íP<e« 

namá , Jab'ida la alteración de los 

Contreras , i el origen 

que tuvo. 

^s &£sSi¡m ^ LPicfidente , viílaladi- 
^I^:íJ^*^ ficultad de llegar i 
Nombre de Dio» , de- 
Icando qu.i, to antes ef- 
lav en aquella Ciudad, 
por lacatia üc contulu n, 
i focoiier a Panamá, havicndo hecho el 
arribada á la Tierra-Firmc, i iio á la Is- 
la , trató de ir por Tieira , i todos le 
dixcron, que era tan tiv.bajofo, que no 
podría ir , ó que ii lo menos taidnria 
quatro, ó cinco Dias, por fer la Tier- 
ra mui cenada de Monte , i doblada, 1 
vna Legua de Ciénagas, el lodo, i Agua 
á la cinta , i muchas partes nadando, 
por lo qual , embio al Capitán Lope 
Martin , con dos Negros platicos de la 
Tierra, á Nombre de Dios , avifando, 
que otro Dia, á Mediodía , cfperaba fer 
en aquella Ciudad , i quetuvielcn á pun- 
to la Gente, i cofas, que para clfocor- 
ro de Panamá eran ncccfarias , i recado 
en los caminos, para que los Alterados 
no pudiefen faber lo que en aquel Pue- 




da lo mas trabajofo , i peligrólo , fe 
ordenó , que todos los Barcos de la Plata 
fe qucJafen en aquella Isla , halla que 
mejórale el tiempo , i que eiluyielcn 



blo fe hacia, ni fobrefaltarlos. Y Lope 

Martin llego , aquella Noche , medio ^^P''a' 

del'nudo, 1 enlodado , icón fu llegada fe °^]^^* 
' ' ° tiii llega: 

Nombre 

de Díos< 



Ca prrai 

LopeMa 
, , , ,.,- , tiii llega: 

alegraron , 1 animaron los de JNombre Nombre 

de Dios. 

Dcfpachado a Lope Martin, man- 
dó el Prefidcnte recoger todos los 
Barcos de la Plata, en vna caleta, adon- 
de cllaba , i elquip^- otro Barco , con 

Re- 



p 



1^50. 



Diego de 

Alinaraz 

¿'» nueva 

alPrtrfiJf 

te,dei.]uié 

Ion Iom\1 

telados. 



Avifo, q 
Ikga de 
Nicar a— 
gita , del 
movimié 
code los 
Altera- 
jos. 



Priuci 
píos del 
:alteraci6 
de Nica- 
ragua. 



Decada VI 

Remeros efcogidos , i a b iVlaáana, an- 
tes que amancciclc , ;i veinte i leis de 
Abiil , le partió , coa orden , que allí 
le queJalcii los B.ircos de la Plata, h.il- 
ta que acabale de abonanzar el tiempo, 
j él liguió í'u camino , i topo al Capi- 
tán Lope Martin , que iba a decir, que 
Dicgo de Aiinaiiz, Hijo del Contador 
Alm.aaz , havia llegado á, Nombre de 
DiOS, que fe havia d-.rcabuliido Oe los 
Alterados, i decia , que eran de Nicara- 
gua , i lu Cabera era Hern.ndo de 
Conucras, i quien il imaban Capitán Ge- 
neral de la Libertad, i decian,que le ha- 
vian de hacer Rei del Perú , i entre 
ellos le llamaban Principe del Cuzco. 

Llegó el Prelldcpte aquel Día á 
Nombre de Dios , i todos los del Pue- 
blo fe alegraron mucho , i abrieron las 
Tiendas, que tenian cerradas, i mandó, 
para mas animarlos , que icl\ic¿iie el Ha- 
cienda del Rei de los Navios , i fe pu- 
liefeen la Ciudad , adonde elluviefc me- 
ior , i afi , bolvieron todos los que fe 
"havian huido á efconder al Monte , i 
luego fe entendió en aderezar Armas, 
Municiones, i Vitualla , i todo loque 
era meneller para el focorro de Pana- 
má. Elle mifmo Día, en la Noche, lle- 
go á Nombre de Dios , vna Fragata de 
Nicaragua, que havia falido ,por el Def- 
aguadero , con dos Cartas , para el Go- 
vernador de Panamá , en las quaics, 
los Alcaldes de la Ciudad de Granada , de 
Nicaragua , daban cuenca, que en aque- 
lla Provincia fe havia aleado Hernando 
de Contreras , i havia muerto al Obil- 
po, i que con mucha Gente perdida de 
aquella Tierra, i defterrados del Perú, 
i de Panamá, iban la buelta de aquella 
Ciudad ,para ocuparla ,i matar al Obif- 
po, i áquantos MiniftrosdelRei en ella 
havia. 

Y dexandoal Prefidcnte en Nom- 
bre de Dios , apercibiendo la Gente, 
para foconer á Panamá, adonde havia, 
con Negros , embiado avifo , de que 
brevemente embiaria el focorro , go- 
vernando todo aquello con gran valor, 
i prudencia, fepafará á decir, como co- 
mentó , i por que fue efta alteración de 
Nicaragua. Havia fido en cita Provincia, 
algunos arios , Governador Rodrigo de 
Contreras , Caballero de Segovia , de 
los de Hernán González de Contreras, 
á diferencia de los de Pedro Gonzá- 
lez de Contreras , también Caballeros 
de Segovia , que aunque Dcfcendien- 
tes de dos Hermanos , defdc el titnipo 
del Rei Donjuán el Segundo , a quiea 



I í. Libro VL 123 

fervian en fu Cafi : i en aquella Ciu- 
dad , en elle tiempo , ion Calas , o Fa- 
milias apartadas : la vna, de elle Rodri- 
go de Contrcriis; 1 la otra, de Pedro Gcn- 
calcz de Contreras, que ts oi de Den 
Francifco de Cüntreras,Cabal!cro del Ha- 
bito de Santiago, i del Coníejodel Reí. p .« 
El dicho Rodrigo de Contreras, por ha- ¿eC5|fe^ 
ver cafado con Doña Maria de Pénalo- ras, Caba 
fa i Bobadilla , Hija de Pedrarias Davila, llcro de 
fe le dio ci Govicrno de N icar.igua , i tu- Segovia , 
vo en ella dos Hijos, Hernando, i Pe- Goveuu- 
dro de Contreras 1 i porque las nuevas "o^'^*^'^» 
Leies prohibían , que ni Governado- ° - 
res, ni Miniltrosdel Rei , pudiefcn te- 
ner Indios, trafpasó los que tenia , en 
fuiVIugcr, i fus Hijos, i llegada el Au- 
diencia de los Confines , que rcfidia , á 
la fa^on , en la Ciudad de Gracias a Dios, E' Oidoc 
fue el Licenciado Herrera, vno de los 1':'''^'^* 

Oidores de ella , á tomar Refidencia á T-''^^. 
r> 4 1 /- • I - ^ Rodrigo 

Rodrigo de Contreras, i demás ele mu- ¿^ Con- 
chas cofas , que proveio , i cargos que creías, i le 
le hico, por havcr averiguado , que la priva de 
renunciación de los Indios , que tenia he- lojlndios 
cha en fu Muger , i fus Hijos , no fue, 
comnporEfcrituralo molbaba ,vnAño 
antes, fino defpucs de la publicación de 
la Lci, quitó los Indios á la Muger , i 
á los Hijos , i los incorporó en la Co- 
rona Real, i lo conlíimo el Audiencia Rodrigo 
de los Confines. En demanda de elle °^<^ózTe- 
1 r j , I \ ras viene 

negocio, 1 para deknderlcde lo que en ¡^Qg[^n^^ 

la Refidencia fe le cargaba , vino Ro- g„ íe„i,¡. 
drigo de Contreras áCaltilla, i por mu- miétodc 
chas diligencias quehi^o , para revocar (uRcíidé. 
lo que tocaba á la privación de los In- cía. 
dios , i otras cofas , no lo pudo confe- 
guir, antes fe aprobó, i confirmó enel 
Confejo de las Indias. 



Cj4T. IV. ^e continua el ori- 
gen , que tuvo el Levantamiento 
de los Contreras. 



E L mal defpacho del 
Padie , puede cada 
vno pcniar el fenti- 
micnto , que tendrían 
los Hijos , i ficndo 
eñe mas fuera de 
medida , de lo que 
conviniera en el animo de Hernan- 
do de Contreras , comcncó á mof- 
trarlo con palabras , afirmando , que 
quando tuviera aluda , lo hiciera con 
oblits } i como cfte Moco era brio- 
(i5 ib. 




1Z4 Historia de las 1 

ib , 1 Cabailcro íic cnlidiid, fácilmente 
k iicuditnüi nnichos de l<xs Dclinquen- 
tcá del Perú , que en aquella Provin- 
cia ell.iban dellerrados , i otros de Pa- 
namá , i algunos perdidos ¿a la propia 
Tierra , amigos de novedades , i co- 
mo los del Pcríi cftabüii ofendidos , i 
acoftumbrados a vivir de r.vpma , i en 
libertad , i"c ol-Vecieron de. ícguir a 
Altcració Hernando de Contreras , i tornarle por 
dclosCó Cabega , i Capitán, i obedecerle , i 
treras, en fcguirle , adonde quifiefe ir , dándole 
Kicara- animo , i certificándole , que de to- 
S"''" das las partes de las Indias, le acudi- 

iia tanta Gente , que adonde quiera que 
llégale, feria obedecido , i no hallarla 
quien le reíilliele, porque demás deque 
los ánimos de todos citaban promptos 
para qualquiera novedad , á ¿I , mas 
que y otro , recibirían por Caudillo, 
jior fer Nieío de Pedrarias Davila,cu- 
ia memoria , en aquella Tierra , de to- 
dos era celebrada , i porque en el Def- 
cubrimiento del Pcríi tenia tanta partcj 
i el que mas en cftas perfuafiones fe fe- 
fialaba , era vn Soldado , llamado Juan 
JoanBer- Bermejo , Natural de Sc20via,i í4om- 
c'uai Re- °''^ Noble, vno de los mas pnncipa- 
beldcani les defterrados del Períi , i que entre 
maaHer- los otros tenia reputación, i nombre 
^lan^lo de de valiente , i prometíale grandes bie- 
.Cóweras. j^^g ^ refiriéndole lo que pasó en el 
o Pcríi , i que fino fuera por el mal go- 

vierno de Pi^-arro , confervára aquel 
podcrofo Imperio , fin que el poder 
del lí.ei bailara á qu tarfelc ; i para que 
no huviefe nadie , que no éntrale en 
.la Sedición , á todos daba animo , di- 
J^atjxvi- j,jj.^Jq ^ que ferian ricos , / eft:ni'.iílcs , i 
^'^Mlmflri V^^ ^^^^ fi hillaban pobres , / meíiofpi-e- 
exeront, ciados , fwí twjicfcn hitcH animo , pues fe 
fium qti les ofrecía para ello gran oca/ion. El Mo- 
jg omnes qo , ambiciólo , i óc fu naturaleza bu- 
sxfüHpf lliciofo , fácilmente encendió la ira , i 
nbmdivi ^i^y.^^(^Q el ambición , i comencó a co- 

/f ), & con ^ ,, ' , 

,. niunicar con Bermcio , i otros , lo que 
metuendi. '<^ havia de hacer, i declaro lámala vo- 
.Scot..oj luntad,que fu Padre, fu Hermano Pe- 
Ann.i, dro de Contreras , i él , tenían al Obif- 
po de Nicaragua, que era Don Anto- 
nio de Valdivicfo , de la Orden de San- 
to, Domingo , que fe hallaba en la Ciu- 
dad de Lcffln , cuia enemiftad no havia 
jido por otva cofa , fino por la pro- 
tección en que el Obifpo tenia i los 
Indios , i el cuidado con que procura- 
ba íu buen tratamiento , i reprehcn- 
fioncs , que fobre ello hacia. Y pa- 
reciendo a aquellos Hombres defefpe- 
rados , i pe;- J idos , que d.;buii gufto 



NDiAS Occidentales. I5'5'o 

al M lUcebo , i para empeñarle mns en 
el alteración , le aconlejaron , que le 
matafe , diciendo, que para confirmar- 
fe en el Imperio de la Tierra, aque- 
llo convenía , pues quantcs menos 
Hombres de refpeto huviefe , fe haría 
mejor, 

CAT. V. ^ic fe declaro la al- 
teración de los Contreras , i mata- 
ron al Ob'tfpo de Nicaraguay 
i fueron la buelta de 
Tanama. 



^T^^iBJ 




Eterminado Hernando 
de Contreras de algarfe, 
i probar lá fortuna , fe 
comencó a prevenir de 
Armas , i Juan Berme- 
jo , de veras , entendía 
en hacer á los Compañeros , í aperci- 
birlos , con fecreto , i luego fe partió 
el Contreras , con muchos Conjura- HernSdc 
dos , de la Ciudad de Granada , adon- ^^¿°''^l 
de ello paiaba , la buelta de León , que jgGrana 
ella diez í ocho Leguas de alli , dtxan- ¿^ ^ ], 
do á fu Hermano Pedro de Contreras Ciudad 
con la Madre , para mollrar , que no de León 
llevaba ella intención. Llegado áLeon, 
combidó algunos Soldados , á fu Cafa, 
á oír vna Mufica , í a ellos , i á los 
que configo llevó , reprelintó la n.ife- 
rable vida , que fe padecía en aquella 
Terra , el apretura en que los Solda- 
dos vivían , la oprcfion en que el Au- 
diencia tenia á toda la Gente , i el 
poco remedio , que havia , para falii* 
de tanta defventura , en Tierra , que ^«''"'*'» 
ellos havían sanado , i que para falir "a"' / 
de tales angultias , el quena tomar la ¡ndo /p»/. 
mano , i derramar fu fangrc , por fu ^uam u 
bien i i diciendo , í haciendo , falió «J fceU 
de Cala , para executar iii propofito, ^"^í'iísrt 
i porque algunos querían ir a armarle, "'V'"»'' 
i otros , de mala gana , le fcguian.los '''■•'""" * 
reprehendía , i amena^aoa , diciendo, ¡rtctrnto 
que los haría caíligar , como á delin- ,Mnt , é 
quentes , diciendolcs , que no havian tibí hnfu 
meneller otras Armas , i mandó á Juan 'cnt Scot 
Bermejo , que matafc al que no le fi- 684'Aiw 
guiefe. Entró en Cafa del Obifpo tan '* 
de pnfa , que aunque (, fofpcchando lo , ,. 

que era ) fe quifo efconder , no pudo, ¿"^ ^ 
i Hernando de Contreras , topando con ireras mi 
el , le mató á Puñaladas, mollrando taalObi 
el buen Prelado, en fu muerte, mucha po deNL 
contrición , devoción , i conformidad con '^^ra gua. 
la voluntad de Dios. 

Muer- 



ir I 

«Ji I 

•I . 

1 1 I 

[i I 

k I 



15-5^0. Decada VIII, 

Muerto, el übiipu , i robada ]a 
Cafa , falicrpn los Cüiijuriidos, por la 
Ciudad , gritando , Liót:itad , vi'va. el 
Principe Contreras , i en rompiendo 
la Caxa Real , i toma,do el Teforo, 
que en ella haviu , á gran prielii buf- 
caban Caballos , 1 Armas , i llamaban 
Gente , i embiando avifo á Pedro de 
.Contreras de lo que havian hecho, hal- 
la quarenta de ellos á Caballo , i bica 
LoiRebel Armados, fueron al Puerto del Reale- 
desdcNi- jo , doce Leguas de Lcon , en la Mar 
caragiia ¿q\ sur , 1 ocuparon dos Navios , i 
ociu'álos quedándole en ellos Hc;rnando de Con* 
j^? p°* . ti'cras , embió á Juan Bermejo á Gra- 
to dclRea "^'^^ , a recogerlos Amigos que uUi 
Jejo. havia , i robar lo que pudiel'c. Sabida 
en Granada la muerte del Obifpo , i la 
Rebelión , i que iba Juan Bermejo, 
pcnlando , que llevaba niaior numero 
de Gente , tomaron las Armas ciento 
i veinte Perfonas contra él , i le pu- 
íieron en Elquadion , i con ellos Pe- 
dro de Contreras , por conlbio de fu 
Madre , para reíiihr á la Rebelión , i 
por Capitán á Carrillo , al qual ( co- 
mo eran todos de acuerdo) en parecien- 
do Juan Bermejo , mataron , c hirie- 
ron á cinco , ó leis , i Te juntaron 
con Juan Bermejo, que ocupo la Ciu- 
dad , i embió vn Soldado , llamado 
Salguero , con treinta Arcabuceros , á 
tomar el Puerto de Nicoya , i reco- 
ger Gente , i Armas , 1 robar lo que 
pudicfe. Juan Bermejo luego fe falió 
de Granada , con la Gente que lequi- 
fo leguir , llevando conligo á Pedro 
LaMadie ^^ Contreras , fin que las lagrimas de 
de' los la Madre le lo pudielen eítorvar , la 
Cótrevas , qual , afligida por la muei-te del Obif- 
mui afligí po , i por ver á íus Hijos embueltos 
da por la g^ jan mala demanda , eltaba mui dcf- 
^!r'!^? confolada , i á grandes voces los lla- 
maba , i decia , que aquellas cruelda- 



de fusH 

JOS. 



des , i malos modos , no 



los 



po- 






dián acarrear ninguna honra , ni bienj 
fino mucha infamia , i trabajos. Los 
Alcaldes , i Regidores de Granada, 
luego armaron vna Fragata , i embia- 
ron avifo de lo que pafaba , por el 
Defaguadero , á Nombre de Dios, 
que fue la que arriba fe ha dicho, 
que llego con las Cartas al Prefidente 
Gafca. 

Llegado Juan Bermejo al Puer- 
to del Realejo , fe trató de lo que fe 
íeú 2 los havia de hacei- , el qual aconfejaba á 
<"ó:if vas, los dos Hermanos , que luego íe de- 
ó vaun á bjan falir de aquella Tierra , porque de- 
Panaixw. ^^^^ deferpobrc,- i de donde poeopro- 



Ttian Ber- 
nif)o acó 



Libro VI. ' 125 

vecho poJian lacnr , fi daban tiempo, 
el Audiencia de los Confines havia de 
cargar lobre ellos, con, .maioies fuer- 
zas , de Guatemala ,,'^ Honduras , i 
deshacerlos , de; donde ningún fruto fe 
les Icguia de lo que havian hecho , i 
que íiendo el fundamento principal del 
bien que efperaban , apoderarle de Pa- 
namá , i Nombre de Dios , conlíllia 
eila V?¿toria en la celeridad , llegando 
ellos antes , que la nueva de lo que 
palaba , porque fi afi lo hacian , fin 
duda aquellas Ciudades ¿rian fuias, def- , 

de donue armados , i apercibidos , po- 
drían lubir aiPerü , adonde por el nom- 
bre de Pedraiias , por el delcontcnto 
vniverfal de la Gente , por la libertad 
de vida , que deleaban , 110 havrian He- 
gado , quaijdü lerian lecibidos. Eito 
üicho por Juan Bermejo, Hombre im- 
petuolo , i arnlcado , fin réplica , en 
dos Navios , quemando otros , que 
havia en el Puerto , porque no los íi- 
guiclen , ó fuelen á dar avifo , fe en- 
caminaron á Nicoya , á juntarfe ton 
Salguero , el qual , iá tema recogidos 
lefeuta Soldados , i todos , con qua- 
tro Navios , fe encaminaron á Pana- 
má , i en las Islas de las Perlas to- 
maron vn Navio , i en dos Fragatas 
entraron , Hernando de Contreras , i 
Juan Bermejo en la vna , i en la otra, LosRebel 
Pedro de Contreras , con buen nume- des llegan 
ro de Soldados , i fueron á fureir al "V ^^"^'^ 
Ancón , que es media Legua del Puer- ^ . , 
t@ i 1 Domingo veinte de Abiil , a „áiosNa 
media Noche , ganaron quatro , ó vios 4 ai 
cinco Navios , que ellaban en el Puer- en él. 
to , i entre ellos vno bien armado , de 
Doña Maria de Peñalofa , fu Madre, 
al qual íe pasó Pedro de Contreras. 
Ganados los Navios , falio con cien 
Hombres , en Tierra , Hernando de Hernádo 
Contreras , haviendo tenido mui parti- deCótre- 
cular noticia , i relacipn de quanto ha- _. 
via hecho el Prefidente Galea , i de pa,,atná. 
fii$ pafos , i camino , i de la Plata 
que llevaba , i en Panamá , vifto lo "^ 

que pelaba , cfiaban temblando , en- 
tendiendo , que la fixr^a de los Re- 
beldes era mui grande , por los Na- 
vios ganados , i por verlos con tanto 
atrevimiento falidos á Tierra > i por 
otra parte ellos , haviendoles fuccdido 
todo á fu gufto, halla aquel punto , ef- 
taban con grande animo. 

Por la nueva , que Hernando de 
Contreras tuvo del Prefidente , ante 
todas cofas , embió tras él á Salgue- 
ro } con veinte i cinco Arcabuceros» 



Historia df. /-as Indias Occidentales. 



iz6 

á l.i Cafa de Ciui.cs , p.M"a tomar la 
Plata qiic pudiclc , i impedir que los 
de Nombve de Dios no fuefen avifa- 
dos de lo que pal'abn. Defpachado Sal- 
rnicccrdél gucro , Kcrnaiido de Contrcras , con 
toda la Gente , que feria docientos i 
cincuenta i cinco Hombres , fin los 

a Ciu- 



Hernáíío 
de' ótre 
tas em» a 
en fegiii 



Preiidcii 
te (ja(ca 



HcrnSdo 
dev-ótre- 
ras entra 

cu PjIiI* 



veinte de Salguero , le fue á 
dad , i hallando , que el Governador 
Sancho de Clavijo havia ido con el 
PrcfiJente , le higo faqucar la Cafa, 
maVlo'á ' pieiiJ'o i'l Alguacil Maior Rodrigo 
hace. ^^ Villalva : acudió luego á las Ca- 
fas del Doélor Robles , adonde labia, 
que h.ivia pofaJo el Prcíidente Gafca, 
i hallaron , que dos Días antes fe havia 
pirtido i i difcurriendo por la Ciudad, 
laqueábanlas Gafas, que Íes parecía , gri- 
Xiñáo^Libertad^iviva el Princife ConíreraSy 
i al cabo , quedaron Señores de la Ciu- 
dad , prendiendo al Obifpo , i al Te- 
forero Juan Gómez de Añaia , i i 
Martin de Marchcna , i Juan Bermejo 
los ahorcara , fino fe lo impidiera Her- 
nando de Contrcras , i huvo muchos 
Soldados , que no lo querían confcn- 
tir , i que fe atrcvieion á decir mu- 
chas palabras dcfcompueitas ; i porque 
otros defendían á Juan Bermejo , faltó 
poco , que no fe dcfavinielen , el qual 
tomó juramento al Obilpo , i á los de- 
más , que no les ferian contrarios , i 
recogiendo las Armas , i Caballos , i 
Muías , que podian , porque las Ar- 
mas de la Ciudad no las hallaron , por 
havcrlas encubierto Martin de Mai- 
chcna. Al amanecer falió Hernando 
de Contrcras , la buelta de Capira, en 
legaimiento del Prcfidente , con qua- 
renta buenos Arcabuceros , i quedó pa- 
ra feguirlc Juan Bermejo , que ia era 
fu Maefc de Campo , el qual publicó, 
fo pena de la vida , que todos declara» 
fcn las Armas que tenian , i con ellas 
le figuiefen. Partió , pues , Juan Ber- 
mejo , en feguimiento de Hernando de 
Contrcras , llevando con ligo picfo á 
"tuauBtr- J"^^" Gómez de Aiíaia. Salido Juan 
mejo, por Bermejo de Panamá , fin dcxar guar- 
quéiiode da en la Ciudad , po que le pareció, 
jcagiurja que la Gente , citando delarmada , i 
todos Mercaderes , i Oficiales , no le 
podian hacer impedimento , el Obif- 
po Arias de Acevcdo , Palomeque de 
Menefes , Hernán Cabrera de Cordo- 
va , Martin Ruiz de Marchcna , Pe- 
dro de Salinas , Mathco Ruiz de Lu- 
■cena , i Caftcllanos , trataron de po- 
ncrfc en Armas , ju7gando , que pues 
los Tiranos no pafaban de docicmos i 



en Pana 
piá.' 



ocho, bien K)s podan refillir , i po- 
ner aquella Ciudad en libertad. Arias 
de Acevcdo defpachó , por el camino 
derecho , á vn Criado fuio , ilimado 
Lozano , para que tomando \¿ delan- 
tera i Hernando de Contrcras , dicfe 
avifo al Prcfidente , en Nombre de 
Dios , de como iba el Tirano , i por 
otros caminos embio dos Negros , con 
el milmo avilo , i todos llegaron á 
tiempo , aunque la el Prcfidente , con 
el avilo de Auiiaiáz , ellaba preveni- 
do. Quedaron en la Ciudad dos Sol- 
dados de Juan Beimejo, que no le pu- 
dieron íeguir luego , i el vno fue á 
darle avilo , que la Ciudad de Panamá 
havia tomado la voz del Rei , i l.is Ar- 
mas , por lo qu.il , fe determinó de bul- 
ver a caltigar los de la Ciudad , i co- 
brarla , por lo que le importaba , para 
fus deílgiiiüs , pues fin ella cían rotos, 
i aviso á Hernando de Contrcras de 
ello ; advirticndolc , que guárdale los 
pafos deCapira , i el Boquerón, pues 
con poca Gente lo podía hicer, i aque- 
llo le importaba mucho, porque no fue- 
fe focorro á Panamá , de Nombre de: 
Dios ( adonde ia citaban aviíiidos, por 
haverlcles efcapado Lozano , e. Cria- 
do de Anas de Acevcdo ) i que entre- 
tanto , él daria orden en embarcar to- 
do lo que fe havia laqueado, i le aguar- 
daría en Panamá, para coniult.irio que 
fe havria de hacer , i también embio a 
llam ir á Salguero , para que fe juntafe 
eon el. 

C ^T. VI. ^íe los de Tana^ 
ma turnan la voz, ¿el Rei , / Juan 
Bermejo la acomete dos ve- 
ces ^ i fe la de- 
fien den. 



,~)s de la Ciudad de 
Panamá , tomada 
la voz del Rei, fe 
juntaron con el 
toque de las Cam- 
pnnas , al qual 
acudieron los cf- 



15^0. 

Arias de 
Acevcdo 
avila í\ 
Prcíidctc 
Gafca. 




En Pana^ 
má fe ar» 
man, I to- 
mm la 
voz dei 
Reí. 



Pana mi 
fe aperci- 
be- contra 
los Rebcl 
des. 



condidos , i i4 
eran mas de tre- 
cientos , aunque no todos de fcrvicio, 
i los mejores eran ciento , que havian 
venido del Perú con el Prcfidente Gat- 
ea , que no havian tenido tiempo de 
defpacharfe , para feguirlc , i nombra- 
ron por fu Capitán General á Martin 

Ruiv: 



IJ50. 



Chrlfto- 
valdeCiá 
ci va n 
giiicdo á 
losRcbel 
des. 



I 



Pedro de 
Cetreras 
fale del 
Puertode 
Perico. 



JíianBer- 
mejo.íjué 
dice á fu 
Gente. 



Década VIII. 

Ruiz de Mjrchena , i por Maefc de 
Campo, ;\ Callellanos : por Capitanes , a 
Pedro de Salinas, Cianea, i Palomeque 
de Míneles, i Juan de Lares, i acorda- 
ron , de forcificarfe en la Pla^a de la 
Ciudad , i que en ella le pufiefen los 
Negros , con palos largos , las puntas 
tortadas , i muchas Piedras en las Ven- 
tanas de las Cafas , i que las Mugcres, 
i Gente inútil , le retogiefe en la igie- 
íla. El Capitán Chhltoval de Cianea, 
fe ofreció de ir en feguimiento de Sal- 
guero , con quarcnta SoiJados , i qua- 
renta Negros , i degollarlos á toJosi 
i aunque no pareció conveniente aque- 
lla diviiion , importuno tanto , quo lé 
lo permitieron. Salió de Panamá , i 
puelLi de Sol , por el camino de las 
Cruces , i luego i'c le prelcntó delan- 
te vn L^oitugués , Ellanciero : i cono- 
ciendo , que era Gente del Rci , le di- 
Xo , que ios Rebeldes , que havian ido 
á Nombre deD. os , bolvun á Panamuj 
i conliicrando Chriíloval de Cianea, 
que los Enemigos tomarian delcuida- 
da la Ciudad , i que aquellos quarcnta 
Soldados eran gran aiuda , pira fu de- 
fenfa , con acuerdo , i voluntad de to- 
dos , dio la buelta , i halló , que por 
haver oido Pedro de Contreras , que 
quedó en los Navios , el rumor de las 
Campanas , deieando faber lo que era, 
cmbio vn Batel, con algunos Soldados, 
i Negros , i porque fe le tomaron los 
de Pan ima , acordaron de armar tres 
Barcas , aquella mifma Noche , i pro- 
bar , fi con alguna allucia podian to- 
mar el Navio de Pedro de Contreras, i 
tan buena mana fe dieron , que cali tu- 
vieron ocupado el Navio } pero finticn- 
dolo Pedro de Contreras , de prcllo hi- 
go cortar las Amarras , i fe lalió del 
Puerto de Perico , i con los otros Na- 
vios fe anduvo , de vna buelta , i otra, 
efperando fi le Uegaria algún avilo de fu 
Hermano. 

Entendido , en Panamá , lo que 
refirió el Capitán Cianea , que fue á 
tiempo , que la Gente elbba defcuida- 
da, luego fe apreftaron , para cxecutar 
lo acordado , i pufieron Cuerpos de 
Guardia , i Centinelas , las quales , no 
tardaron mucho en tocar al Arma , i 
pareció Juan Bermejo, mui determina- 
do de exccutar fu intento, por la bue- 
na voluntad , i difpoficion , que hiUa- 
ba en fu Gente , á la qual traia mui ar- 
mada , i peí fundida , para emprehen- 
der aquel negocio , porque liempre los 
iba araonellaudo j i diciendo ; ^e m 



Libro VI. 117 

dudafen de la f^i&oria , perqué toda la 
Gente de Panatna era vil , / de poco pro- 
vecho , / que al pi .rner acometimiento , i^a- 
via de bolvcr las ejpaídin , ; que ganada 
la Ciudad , confcgunian lo que eia el total 
fundamento , para llevar adelante fus de- 
Jtgntos , que iban foiamente encaminados pa- 
ra ei bien , i riquefa de todos , que Jin 
duda los prometía , / afcguraba , que fe- 
rian los mas f tuces , /" ruos Hombres del 
Mundo .- i con el brio , que hallo en la 
Gente , animo¡amtnte acometió la entrada, 
i porfió en ganar lo fortificado , ;' él mi fi- 
mo , con algunos Soldados , fiubio la Trin- 
chera , por la pítrte , que defendían Palo- 
meque de Alenefies , Juan Cabrera de Cor- 
dova^i Matheo Ruiz de Liicena. Y aun- 
que Juan Bermejo vsó de todo esfuer- 
zo , la reliltencia fue tal , que con el 
aiuda de las Pedradas de los Negros, 
que eran mui elpcías , le huvo de re- 
tirar. 

y aunque Juan Bermejo vsó de 
maravillóla diligencia , para entrar en 
la Ciudad , viito que d encuentro que 
hallo , fue maior de lo que fe havia 
dado a entender , dexando muertos dos 
Hombres de los luios : i viendo , que 
tenia muchos Heridos , acoido de rcti- 
larfe , 1 lo higo , con mui buena or- 
den , llevando la Gente muí recogida, 
i apretada , fin que los de Panamá, que 
falieron á él , le pudielen ofender , hi- 
50 alto junio al Rio de las Lavanderas, 
que cita vn quarto de Legua de la Ciu- 
dad, confiando, que fus Luemigos, co- 
mo Gente de Pueblo , no vfada a guar- 
dar puntualmente las ordenes ue lus 
Maiorcs , fe defmandaria , 1 le podría 
aprovechar de ella. Y porque cono- 
c.ó flaquera en algunos de los luios, 
por la mano que los dieron en Panamá, 
embió Menfageros á llamar á Hernan- 
do de Contreras , i á Salguero, dando 
avilo del eílado en que le hallaba , io- 
licitando , que fuefen luego á juntarle 
con el : i llegado el Día , determinó, 
que la Noche liguiente acomcticfcn á 
Panamá , porque no fe havia perdido 
de animo , aunque no le fucedió el otro 
acometimiento , el'cando ficmpre en el 
parecer , de que ióbre todas las cofas, 
para confeguir fus fines , les convenía 
ganar aquella Ciudad , lo qual podria fu- 
ceder , poniéndola fuego por cinco , ó 
feis partes, 1 procurando la entrada por 
dos, o tres, pues encendido el fuego, 
los Vecinos, i Mercaderes , con el cui- 
dado de fus Haciendas , havian de acu- 
dir á lus Calas, á poner. cobro en ellas, 

i en 



MiUtihuí 
^■iftrtittt 
fugnanAü 
n:aiH'¡ tn- 
chamenti 
dure na fo 
ttfi,i}i4am 
ffís frA- 
dtt Scot, 
748.h¡.i. 

Tiiaii Rer- 
me)o aco- 
rné tea P» 
na nía. 



JiianRer- 
mcio ft r? 
tira de Pa 
nidia' 



In cófliS» 

miit»ri 

flragem 

femper até 

¡rrtjoltnt 

trtpi'aiitm 

Scot 7} 8 



JuanBcr- 



i*í Historia de las 

i en l'us Hijos , i Mugeiai , i affgura- 
ba , que repaitidos en divcrlaí Tíupas, 
íiuíaluconrcgiiirianru intento : i havien- 
do todos loaUo el conlcjüji prometido, 
dé hacer todo lu poliblc , juraron , de no 
dcxar en Panamá Pertbna viva , que pa- 
lal'c de doce Años, i como elle parecer 
fue comunicado con todos, á loi qualcs 



^^'^r'^'dc J"''" Bermejo, en aquella nccclidad , co- 



Icgiiad.i 
vez a Pa- 
namá. 



mo Hombre lagaz , 



no trataba . como 
Soldados , lino como Amigos, i Com- 
pañeros, por via de algún Amigo, lo al- 
canzó á entender el Teforero Juan de 
Anaia , á quien todavía llevaba prelb Juan 
Bermejo , i con dilimulacion ordenó, 
que vn Negro iuio le huiel'c , i llévale el 
avilo á Panamá. 

El iiguientc Dia, Juan Bermejo fe 
aparto a vna Eltancia de Vacas , de vn 
Vecino de Panamá, á media Legua de la 
Ciudad, queelbiba en fitio fuerte, por- 
que alli quena dar de comer á la Gente, 
eon algunas Vacas , que ib mataron , i 
de cammo defcuidar á los de Panamá, 
moftrando , que fe apartaba de la Ciu- 
dad. Con el avilo de Juan de An,iia , que 
llevó el Negro , fe juntaron luego los de 
Panamá , i difcui riendo , i confiriendo 

r* • . j« fobre lo que dcbí.in de hacer. Arias de 
Anal de t . ,/■/•; 

Accvedo Acevcdo tenia parecer, qi4e luego fe jalie' 

incita e\ fe a la Campaña , / fe peleafe con los Rebel- 

falirdePa des ^ fin darlos lugar , ^«e fe acerca fen a Id 

nami apc Ciudad aporque tenia por peiigrofo aguar dar- 

\^ñ T"'í ^^^ '^^ ^*^^ ' ^'"' ^^^ mifmascaufas^quc da- 
t^ ba Juan Bermejo , i que mofirandoks la fren- 

"-^^ te y en el Campo , fe le quitaría el animo , / 
el brío , i no peleando los de Panamá detrás 
ele las 'Trincheras ^ no tendría» lugar de ef- 
conderfe los menos animofos , como acontecía^ 
de Noche , ;' quanclo no eran viftos de los Su- 
Veranen- pet'iores , i de todos , porque la vergüenza era 
^a es 2,rí ¿'"'"' cftif/iHlo , para hacer cada vno fu de- 
eftimiilo, her. A efle parecer , fe arrimaron Marche- 
para ha ;¿(j^ Caftellams^ Palomeque de Menefes^ Juan 
Gcr cada Cabrera de Cordovt, Matheo Ruiz de Luce' 
ddj* " "^ » ' Pedro de Salinas : el Obifpo , i el Doc- 
tor Aíenefes , ; todos los otros , lo contrade- 
cían, porque el focorro, que ia fabian^ que 
los embiaba el Prefidenee Gafca^ de Nombre 
de Dios , llegaría prtfto : i por tanto , era 
mas fano confejo , cjlar en la defenfa , que 
poner fe en riefgo de perder la Batalla^ pues 
como la defendieron la primera vez , la defen- 
derían lafegunda , ; ^/¿f llegado el focorro , con 
maior feguridad de vencer , podrían ir con 
lucN animo a bufar los Enemigos. 

Dcfpucsdc Mediodía, fcb-ílvieroná 
juntar , para rcfolvcrlo que en elle cafo 
íc havia de h;iccr, i Anas de Acevcdo, 
que era Caballero, i rciíonadc boodrtd. 



Indias Occidentales. 

esforzaba tu opinión , diciendo , qu: cquc- 
lla Ciudcul era tocia de Tabla , i\ia(':eui , i 
Cañas , /' algunas Cajas cubiertas de Paja , i 
qae encendtao el fuego , por muchas partes^ 
era impofible apagar lO , en e/pecial de Noche^ 
f% al nujtuo tiempo je havian de tomar las 
Armas, i pelear ^ rejifliendo a vn Enemigo 
rabiojo , ; que iá je podía llcni'ir dejejpcra- 
do , pues que hiivicndojele cortado Jus cteftg- 
niüs , no tenía otro remedí» , para jalvarjé^ 
Jino ganar aquella Ciudad, i que ganada , n» 
jolamentc era la total ruina de todos , per» 
la maníjiejta perdición de quanío el Reí te^ 
nía en las indias j /' que advírtiejen , que Ji 
temían el jdlír á la Campaña , i lo tenían 
por gran peligro , él jt ofrecía j'er ti primer o^ 
que executaje aquel confejo , i tornaría la 
Manguardia : i tanto dixo, i perluadió, 
animando á todos , que le conoció fer ver- 
dadero el refrán , que es bueno jer rico ,ino 
infüknte : porque Arias de Acevcdo lo era, 
1 pcrfonamodella,i dcbuena condición, 
i ali, aunque no quifo el Obifpo mudar 
de parecer , todos fe conformaron con 
Arias de Acevedo , que con prudencia 
de corarían, i bondad de animo, trata- 
ba elle calo. Entendióte luego en armar, 
i apercibirla Gente, que ferian trecien- 
tos Hombres , los docicntos , de poco 
provecho , pero los ciento , que eran Sol- 
dados del Perú , citaban dilpucllos , para 
qualquicia emprcia , con\o Homoies 
exeicicados, i dilciplmadoscn la Guerra: 
llevaban también docicntos i cincuenta 
Negros , acaudillados de algunos Calle- 
llanos , con cxpicfa orden , que en ha- 
vicndofe afrontado con los Rebeldes, los 
Negros acomctiefen , por las cfpaidns, 
con fus Palos, i Langas, i algunas Ba- 
llenas , i muchas Pedradas. Salieron al 
Campo , con buen animo, i orden , i 
luego que Jusn Bermejo los dclcubrió, 
quedó maravillado , de que tanta Gen- 
te huviefe en Panamá : i aunque echó 
de ver , que faltaba la fcc , i el amor 
en los fuios , con valor , á todos repre- 
fcntaba la necefidad , i el miedo de 
perderle , h.icia en ellos mudanza. Y 
lili mollrar flaquera de animo , como 
Soldado de experiencia , tomó vn Cer- 
rillo , que le pareció litio fuerce , que 
aora llaman de la Matanza , i quando 
le iba fubiendo , llegó Salguero con la 
Gente , que havia llevado á Cruces, 
adonde tomó dos partidas de Plata del 
Rei , i dcfpeidició muchas Vanas , i 
dcfpues tomó orras de Vecinos , i 
Mercaderes de Panamá , i Nombre 
de Dios , que iban para cmbaror , i 
rodo lo llevaba coiifigo , h^lta aquella 

No- 



I5f' 

Arias ( 

Acevcd 

porfía, 

IcdéBa 

talla á 1< 

Rebcld( 



Es but 

no feí 
rico, i m 
iiifolenu 



Pananü 
hace de- 
termina-- 
cíou de 
pelear cg 
losKebel- 
des. 



^ 



JuanBer« 
mejo íe 
admira de 
ver ctnta 
Gente d« 
Panamá. 



Nuf<¡ii4m 
fidei , tut 
atntr mi^ 
tH, se nt; 

ctfsit/tti 
huc illuí 

tur Tac. 
Hift. r. 



'ixSSO. 



D E C A D A V 

Noche j que le topó el Meniagero de 
■ Juan Bermejo : con el alteración de la 

Pi,.- novedad no fe pufo cuidado en mirar 

W(i pl.na (\e\ P^i" '^ Plata, por lo qudl fe defperdició 
'íiii jRe! .que mucha , i mucha fe caió en vn Rio , i 
Itttl! |ro,p!frc!c, entre maleras de Arcabucos , i mucha 
1 otra de tomaron Negros , que la enterraron, i 
.\niticuU efcondieron en divcrl'as partes. 



:e$. 



I 



CAT. VIL T>e la Batalla que 
dieron los de Tanamd á. los Re- 
beldes , los qtiaks quedaron 
vencidos. 

A VIENDO Juan Bermejo 
,^ ocupado el Cerro , i fitio 



iiiii 

km! 




fuerte , i mui contento, 
con haver llegado Sal- 
guero tan :l tiempo, en- 
tendieron en ordenar la 
Gente para la Batalla : porque conocie- 
lon , que los de Panamá llevaban fem- 
blante de querella , los quales fubieron 
el Cerro , haviendofc algunos entibiado, 
j ■ i resfriado el animo , con que fe havian 

^^ . moltrado : pero llevaban la Vanguarda 

i, Arias de Arias de Acevedo^ Marchena^ Caltella- 
j,;Acevedo j^q^ ^ Cianea , Palomequc de Menefes, 
^ .r*^ Juan Cabrera de Cordova , Mateo Ruiz 
diadeloí de Lucena^ Pedro de Salinas^ Gonzalo 
de Pana- Molhenco, i el Dod. Gaipar de Mene- 
Jna. fes, i otras perfonas de horii-a,i de valor, 
que hacian camino á los que los feguianj 
Jfinalnlente^ los vnos , i los otros llegaron 
á afrontarfc , i los alterados pcrfuadidos 
de Juan Bermejo, i de Salguero, coií pa- 
i|| labras, i obras, peleaban con tanta de- 

terminación, que luego mataron a Calle- 
llanos, que era el Maclc de Campo de la 
Ciudad, i á Reinaltes, Sargento Maior « i 
al Alférez Mariana, i hirieron á muchos^ 
i los hicieron perder tierra ,por el valor, 
i por el buen fitio que tenian j i aunque 
los Negros havian acometido por las ef- 
paldas , conforme a lo acordado , también 
perdieron tierra, por la buena mafia que 
los Rebeldes fe dieron , cuia perdición 
conliftió ,en no feguir a los vnos , ó á 
los otros : porque fin duda los desbara- 
Bataíla taran, i tuvieran U Vi&oíia-, pero vien- 
te Pana- do Arias de Acevedo el peligro, con to- 
da diligencia pasó á los Negros ,i por el 
rcfpcto que le tenian , i con fu preiencia 
tomiron brio , i bolvieí'on fegunda vez 
con buen animo fdbr'c los Rebeldes , á 
tiempo que los de Panamá reconocien- 
do el peligro , i la verguenca de fu flaque- 
^•a , defeando enmendarla, p-ini f.ilvar fu 



Qia. 



III. Libro 71. ir 9 

fu ruina , bolvieron á cargar, ¡ moftrando 
en elk punto los del Perüfu animo,! fd 
valor, i apretando á vn tiempo los Negros 
con fus pocas Balleílas^ Palos, 1 Pedradas, 
con el animo que los daba Arias de Aceve- 
do, con palabras, i exemplo, los tuibaron 
de manera, que con cerrar Idsde Panamá 
valerof miente, fueron desbaratados, i en 
efpacio de medio quarto de hora, no que- 
dó Rebelde, que no fuefe muerto, o prefo. 
Murieron noventa Rebeldes , 1 con 
ellos Juan Bermejo , i Salguero fus Cau- 
dillos , i el Tefurero Juan Gómez de 
Anaia, que fe huió de la Prifion,quan- 
do fe comentaba la Batalla , fe pufo en 
la Vanguarda, i alanceó á Juan Berme- 
jo, iá herido de vn arcabu^a^o, hombre 
no menos valiente que ingcnioío , i apa- 
rejado, pam emprender qualquiera difí- 
cultofa hazaña : murió también Benavi- 
des, de Herrado del Perü , i Capitán de los 
Rebeldes, los quales pelearon con mu- 
cha rabia : porque veian puella fu cfpo 
ran^aen la virtud, i conocian,que lafa- 
lud dependía de la Viéloria , i aun cai- 
dosj vfaban de las Armas , i en muchos, 
tomando esfuerzo, faltaba antes la fortu- 
na , que el valor : prcndieronfc los que 
quedaron vivos, que fueron quantos fal- 
taron en tierra j excepto Hernando de 
Contreras , i los otros que con él fueron 
á Capira. De los de Panamá murieron 
tres, en el hecho , i otros dos encalmados 
del gran calor ^ i muchos fueron los he- 
ridos : i eíla fue vna feñalada Viétoria j i 
tan importante, que fi los Rebeldes la con- 
figuietan, como la confiaban, en apode- 
randofe de las Ciudades de Panamá , i 
Nombre de Dios , i de los dos Mares, 
Idcgo penfaban ir al Perü , adonde por 
hallarla materia difpuella áfu modo , co- 
mo adelante fe verá , pufieran aquellos 
Reinos en tanta confufion , que con di- 
ficultad fe pudieran fofegar. Y en eílo tu- 
vo Arias de Acevedo la parte que fe ha 
vifto: era Caballero de Badajoz ,cuios fu- 
cefores aora viven en Cordova. 

Hernando de Contreras recibió en 
Capira la Carta de Juan Bermejo , en que 
le avifabajquebolviefe: porque iban per- 
didos j i le refpondió , <iue le parecía bien 
el acometer ¿ Panmid , i que Inego iría 
a juntarfe con ti : ,pero que en todo ca- 
fo publica fe , que Nombre de Dios que- 
daba por ellos , porque afsi convenia , i 
que el Governador de Panamá , / el Prc 
(idcntc Gafe a eran muertos , i luego íc 
pufo en caráino Hernando de Contre- 
ras, llevando configo á Altamirano , á 
Chhives^ i á Quixada , que prendió , p'^r- 
R G[aa 



Ví^ofíá 
de los da 
Panamá 
cótra Jos 
rebeldes. 



Les rebcí 
des pelel 
valeíola- 
mentc en 
laR.italU 
de Panaj 
mal. 



i?o Historia DE LAS 

que iban á Nombic de Dios, dcxando 
en guiída del Fuercecillo, que havia le- 
vantado en la Siena de Capira á qaince 
Soldados , con mandamieríto que le dc- 
fendicfen , haíla que los embiafe orden 
de \o que havian de hacer, i que en ca- 
fo que laiicfe Geme de Nombre de Dios 



para 



Panamá , lueíío le lo avifafen : i 



Hern.in 
do dcCó- 

t re ras l"a- 
bida la 
derrota 
de (n ¿en 
te, procu 
la cm^iar 
carfe. 



Pedro de 
CoPitre- 
ras fabi- 
da la der 
rota d c 
fu ^snti, 
fe vi á la 
punta de 

^H.im ar 

iluum,qua 

fuhieñum 

fortun* 

cunrfa e 

ñus- Tac» 

Anna.i. 



con cfto fe fue aquel Dia á dormir á la 
Venta de Chaire : i enojado de que hu- 
viefe pafado Locano , el criado de Arias 
de Acevedo, que embio á dar avifo al 
Prefíjente, la quemo, con quanto havia 
en ella, i poco defpues , con mucho dolor 
fuio , fupo la rota de Juan Bermejo , i 
proliguiéndo fu camino , paso el Jueves 
en la Noche á veinte i quatro de Abril 
con lli Gente , por cerca de Panamá 
con los tres prefos que tomó , que iban 
á Nombre de Dios , i fue la buelta de 
N tá , para h.iver de entrarfe en los 
Navios , que fu H:rmano tenia. Eita 
Victoria fucedió dia de San Jorge : cu- 
ia Fielta , en memoria de ella , celebra 
mucho cada Año la Ciudad de Pana- 
má, i con el;a acabaron los peumos de- 
fignios de Juan B.rm.'jo, los qualcs , i 
todos , ali como es diricultofo el govcr- 
narlos , cílán fujetos a la fortuna. 

Pedro de Contreras entendido el 
desbarate de la Gente de fu Hermano, 
fe fu: la buelta de la punta de Ygucra, 
i los de Panamá embiaron tras él cor» 
quatro Navios , i cien Soldados á Ni- 
colás ^amorano , á Palomeque de Mc- 
neics , i á M jteo Ruiz de Lucena , i á 
la ventura fueron á la punta de Yguc- 
ra , i reconocidos los Navios de los 
Contreras , fe fueron a ellos , los quales 
echaron la G;ntc en Tierra, i los Mari- 
neros fe alearon con los Navios, ^amo- 
rano también echo Gente en Tierra, 
vifto que los Navios de los Contreras 
fe le juntaron , i aunque figuieron los 
alterados , por entonces no pudieron 
haver mas de tres , ó qujtro Soldados, 
por lo qual Cainorano fe bolvió á em- 
barcar , i aunque quilo bolver á Pana- 
má , las corrientes le echaron la Coita 
abaxo , i huvo de fdir otra vez á Tier- 
ra en la punta de Yguera, para tomar 
agua : ¡ entonces fupo de vn eílanciero, 
que los tiranos citaban cerca , facó á 
Tierra alg jnos Soldados , los quales en- 
trando la Tierra adentro, dieron con los 
Enemigos , i prendieron halla veinte i 
CÍn"o, o treinta i los demás, que ferian 
ocho, o diez, huieron por la cfpcfura la 
Tierra adentro con Pedro de Contre- 
ías , i el Capitán Cailañcda coa algu- 



Indias Occidentales" 

nos Negros , é Indios > i ^amorsno fe 
bol VIO a Panamá con los Prefos, adon- 
de todos fueron ahorcados , con los de- 
más que fe prendieron en la Batalla. 

En (egunn enco de Hernando de 
Contreras , que tomó la via de Nata, 
también fue G^nre , i nunca pudo dar 
con él , i'alvo que en vna Ciénaga ha- 
llaron vn hombre ahogado , que tenia el 
fombrero de Hcrn.indo de Contreras , i 
otras cofas fuias , i con la cabcca bol- 
vieron a Panamá. Los que citaban en 
el Fuerte de Capira , le defampararon, 
i fe huicron, fabida la rota de [uan Ber- 
mejo ; i porque el Prefidente Gafca iba 
de Nombre de Dios con docientos i 
cinquenta hombres de focorro á Pana- 
má , gente eicogida , platica , i bien 
armada. Llegado a Panamá , fueron mu- 
chos julticiados , i el cuerpo de Juan 
Bermejo en quartos puelto por los ca- 
minos , i la cabcca en la Plaga , i en 
vn mifmo tiemp,-) le entendía en el caf- 
tigo de los otros prefos , i en bufcar la 
Plata perdida de la recua , que Salgue- 
ro havia llevado del Rio de Chigre , i 
tanta diligencia hico , que no folamcn- 
te fe cobró lo que era del Rei , pero 
gran parte de lo de Particulares , i de- 
xando las cofas de Panamá en buen ci- 
tado , i afimdmo las de Nombre de 
Dios, fe embarcó en fu Armada de diez 
i nueve Navios bien adcrecidos, i lle- 
gó con el teforo á falvamcito á Sevi- 
lla , i al tiempo que el Rei delcaba, 
havicndolc férvido , i compucíto tan 
grandes movimientos con fuma pruden- 
cia , fin haver llevado de Caítiila Ar- 
mas , ni Dineros, ni otra aiuda , ni fa- 
vor, fino el Nombre Real. Dcfde Se- 
villa defpacho á Flandes al Capitrn Lo- 
pe Martin , con avilo de lo que havia 
pafado en Ticrra-Firme , i de fu Ucga- 



155c 



Gente d 

Panamá 

figne 

Hciii.in 

dodcCe 

cr£rat. 



El Prefi 
dentcGj 
ca buelví 
a Pana 
in» en fo 
corro d: 
laCiuJac 



El Prefi 

dcnteCj.i! 
ca f.ile có 
íii Arma- 
da de Nól 
bre de' 
Dios ) i 
llei^o i 
lalvanié- 
to á S««' 
villa. 



dii en falvo con el teforo 



: nueva 



que 



del Rei fue bien recibida , por h.-dlarfe 
mui nccefitado de dinero para las Guer- 
ras eítrangeras , qne trataba. ]3c les Her- 
manos Contreras fe dixcron muchas co- 
fas > pero la verdad es , que de ellos ja- 
mas fe pudo entender , ni f.bcr cofa 
cierta, i afi es ¡a opinión, que los 
debieron de matar los Lid. os, 
ó los Negros. 
)(§)( 



Tiidío», 6 
Nf¿ros 
mataron 
á loii.ou 
tretas. 



***** 

* * * # 

* # * 

* * 



QyíP. 



lífo. 



C^'P- VIII. T)e las nuevas 
rebuehas de U Ciudad del 

Cuzco, 



Década VII r. Libro VI,' ^^^^ 131 

las pahidas : otros porque hs defaban, T'^/'"'"!, 
las íoniencubun con mil cnsÁños , c in- ','" ' / 
venciones, Icv.intandbiallós ttílimbriios, cUtur 




i ^aladif- 
poficion 
de los a ni 
mos de U 
gente del 
Perü. 

Hrdfn <5 
Te quiten 
los Indios 
de lasMi- 
nasdePo- 
tofi.fc co- 
ma mal. 



fcmbiando nuevas fingidas , dando á en- exercvus 

tender , que havia tinmas , platicas' fe- ''^« ■> cum 

cretas , conjaracior.cs , i tratos Icmejah- ?"'"'"''■'"« 

tes ^ a fin de poner l,i Tierra en líber- "'"''¿f "^■; 

tad : i nfirmnban,afi á losRéligitiids^ co- 7/¡J^'^lfi 

niD a otros ^ que cíhi alteración ib.i tiiui i, .puma. 

fundada , i que en ella intcrvei.i in los Scoc.705 

iriJS principales Pcrfonagcs de tcdi la hiíl. 1. 
Tierra, porque no podían lufrir l:i fuie- 

cion tan grande , en qite el Aüdieiicia Confuíio 

ponia á t^dos, teraieado , que havia de f^" ^^'j^ '^ 

llegar a tanto , que quando menos fe (^)|',*^^°j'* 

penlafen ^ lo color de moderación de ¿lei "dizw 

tributos , i de talas los haviari de dtxar co. 
pobres , i deiventurados : i en fuma, tcjd 

era m;edo, alteración, elcaiidalo, i drfa- jQuI vuli 

fohcgo , i por momentos aguardaban el copef.ere 

punto del rompimiento , 1 la dclver- fe^üf-^'e, 

guenga , i todavía decían á Juan de Saa- '^' "^''^'^ 

vedra , que en todo cafo fe arrilcafe , i '^\¡{J'""'-~ 

mándale ahorcar al eunos reboltofos, con ^ '■■„ 

lo qual lofegma ios rumore?; p,>,, ^,„,;^ 

Etlando la coCí en tan nl.il eflado , el Sor. 4.3. 

Capitán Juan A ionio Palomino, h'->mbrc Ann. 1. 
de pecho , i de luítancia , dixo al Cor- 



Olvif.ndo á las cofas 
del Perti , adonde en 
aquellos tiempos de- 
bía de correr alguna 
mala influencia, pues 
comentaron á albo- 
rotos, motines, i rc- 
bueltas , no acabando de fofegarfe los 
ánimos de los hombres, antes con qual- 
quiera liviana oealíon haeian movimien- 
to j paia lo qual fue gran parte la nue- 
va que fe tuvo del calo de los Contre- 
ras en Tierra-Fnme j i aunque preño 
llego avilo de fu perdición, las inclina- 
ciones de las Gentes citaban tan mal dif- 
pueftas , que no lo creían ; i á ello fe 
allegó , que haviendofe publicado vna 
Real Provifion del Audiencia de Lima, 
por la qual fe mandaba quitar los Indios 
de las Minas de Potofi , causó grandes 
murmuraciones , i defeontentos. De ef- 
tas , i otras livianas cofas , que los Solda- 
dos tenian por agravios , tomaban oca- , -^-^ „_ , . 

fiori para murmurar de la juiticia ^ co- gife los caufadores de aquella como- ''^?p '•' 



regidor, que remediafe aqiLella inquie- ^' ^ap»- 
tud,que rccibiele información , i calb- ":' ^^'?.' 



osi* 



^icnes 
\ eran los 
que ene! 
Cusco 

fnoftrabá 
, ¡ratfentl- 

^ 3Ú61)CO. 



rao acollumbrados a no verla en aquella 
Tierra, tan reputada , i ordenada, i de- 
cían en fus juntas, i corrillos, que no fe 
podia fufrir aquella vida , i eran los que 
fe moilraban mas fentidos , i prineipai 
les en el Cuzco , Francilco de Miranda,- 
Alonfo de Melgarejo^ i Alonfo de Bar- 
rionuevo , á quien fe daba mucho crédi- 
to , como mas inquietos , i atrevidos. Y 
creciendo los dcfacatos , i defcomedimicn- 
tos de los Soldados, fe trató en el Regi- 
miento del Cuzco j de cmbiar perfona 
con avilo de ello ala Real Audiencia de 
Ijima, i pareciendo al Corregidor Juan 
dé Saavedra , que era dar maior ocá- 
Con de atrevimiento á los Soldados , por- 
que irian tras el que fuefe , i le matarían^ 
io impidió , i no pudo poner otro re- 
medio, porque no tcñiá fucr^-as bailantes 
contra los Soldados , i por tanto le óon- 
venia governar con maña , i prudencia 
aquellos movimientos , crecía cada dia 
mns el rumor publico ^ i fecreto ,■ i la 
inquietud de Los ánimos de todas : por- 
que es impofible,-quc fe dexe de inficio- 
nar la Gente , adonde ai inquietos , i 
malintencionados fin calligo: vnos por- 
que temian la deftruicion que havian de 
caufar L-.s alteFacií>iies, eicarm^ntados de 



eion. El Corregidor le efcusó , dícien- regid.-?r, 
do , que pinfando hiver férvido mucho al que caftí- 
Rei , con lo qu; hifo con Francifso H¿r- g'>''^ a '"» 
tmn'kz , el Audiencia lo havia deficho^ i.ifeJciuea 
díindo a entender , luc eran paflones parti- 
culares. Llego en elle punto a la Ciu- 
dad Don Jua.i de A/Icndoga , i querien- 
do faber de Francilco de Miranda, que 
era aquel rumor que anduba ; le dixo, 
que ia fe hu-viemn algado ks Soldados , / 
muerto ¿ Juan Alonso P.zlor.úno , i á G?- 
rsnimo Cojlilla ., fi él no lo hnviera impe- 
dido } i havindolo alca,i(jido d entender 
Juan Alonfo Pai.unhio , dib las gracias di 
ello Á Fraacifco de Miranda , que le certi- 
fico fer anft i i que los Soldados padeciari 
t.intd necefid.id , qus no podian efcnfar el 
alear fe .^i aun tomarle a H por Candillo. El £| (^^^pij; 
Capitán Juan Alonfo Palomino fe cor- tan Pnlo- 
rió mucho ^ que á él fe le dixcfe til mino.ícit- 
cofa j i le tuviefen por hombre , que fe tído qm 
havia de meter en traiciones á Dios , i , , "'^** 
al Rei, i quifo fabcr de Alonfo de Bar- 1 ''■4"'-- 
riorruevo , i de Melgarejo lo que ha- civcn 
via, i halló fcr verdad , que trataban de dt i.cet*": 
al^arfe , i que lo huvicr.-ín hecho , fino dos. 
que agaardabín á fiber v en que para- 
ba lo que los Coratreras Havian iu[tcñuado 
enPrinama. 

Ra La 



Los veci- 
nos de el 
Curco 
tratan de 
(iipücar, 
de la or- 
den de la 
car los In 
dios de 
' hs Minas 



Altfració 
en el Ciiz 
co, como 
ff v.i le- 

vantjmlo 



Palomi- 
no, i Ccftí 
lia (elii!- 
¡ei) d e 1 
Cuzco. 



íj3r Historia DE t AS 

La provifion del Audiencia, paia Ol- 
ear á los Indios de hs Minas de Potofi, 
movió á los Vecinos del Cuzco , paia 
juntarÍG en c;ila del Corregidor , á pla- 
ticar en el remedio, porque les dolía mu- 
cho , i acordaron de fuplicar de ella, i 
que ordcnai'en Letrados li faplicacion, 
los qualcs pidieron , que io que ellos or- 
dcna-fcn , firmalen todos los Vecinos ; i 
porque faltaron algunas firmas , el Cor- 
regidor rompió lo orJcn.ido: dixore,que 
lo tomo por ocaíion , para eltorvar tal 
demanda. Aquella noche dos Soldados, 
llamados Alonfo de Avila , i Alonlo de 
Montalvo , avilaron á Juan Alonlo Palo- 
mino , que por conlejo de D:)n Pedro 
Portocarrero , trataban los Soldados de 
ir á cafa del Corregidor , i tomarle por 
Capitán , i algarfe , i que Ihmarisn allí 
a los V^ecinos , i á él , i á Gerónimo 
Coftilla los matarían en fus cafis , i que 
aquella noche fe havia de efeftuar cftoj 
trataron ellos dos, fi havian de dar cré- 
dito á efte avilo, i para qualquiera lúce- 
lo tuvieron á punto fus Caballos , i ha- 
blando en ello con Don Juan de Mendo- 
ca , les dixo , que lo tenia por cierto , ;' que 
el tamlr.cn pcníaba huirle , / que fi fe dete- 
nía ^er a porque confiaba del amijladde Fran- 
cifco de Miranda. Con ello fe f dieron con 
fus Almas, i Caballos de la Ciudad Pa- 
lomino , i Collilla , i palada la Puente 
de Apurima , la quemaron, temiendo de 
fer feguidos, i pararon en Abancay, ef- 
perando a faber lo que pafaba en el Cuzco. 

Sabida el aufencia de Juan Alonfo Pa- 
lomino , i de Gerónimo Coílilla , que 
eran tan principales Vecinos , creció el 
cfcandaloj i el Corregidor llamó el Re- 
gimiento , i conociendo todos el pe- 
ligro , en que fe hallaban , querían def- 
amparar la Ciudad j pero otros moftran- 
do buen animo , dixeron , que aquello 
era cofa afrentofa , i que no fe debía ha- 
cer , lino defender la Ciudad , con que 
los otros , cobrando esfuerzo , fueron del 
mifmo parecer, i trataron de lo que pa- 
ra ello fe Jiavia de hacer , í que fobrc 
todo fe dicfe avilo al Audiencia, de co- 
mo la Ciudad eílaba en la obediencia del 
Reí , por fi acafo huvicfe llegado otra 
nueva ; i porque no fe podia pafar el 
Rio de Apurima , porque la Puente fe 
fupo que cllaba quemada , Don Pedro 
Poitocarrcro , que era el que en ello 
much:> inllllia , defpachó con las Cartas 
para ci Audiencia á ciertos Indios fuios, 
ios qualcs bolvieron, diciendo , que de la 
eíra.p4>:tc dsl Rio havia mMcha Gente , i 
ello pufo en uucva cgnfulion.i U Cíu- 



INDIAS O eClDAT EN LES^ líj* 

dad, diciendo algunos, que era Juan Alon- 
fo Palomino, qus cílaba aigado , i que fe 
ti;bia de cmbiar contra el , i que fobre En elCui 
todo fe puiiele recado en la Ciudad, te- co remen, 
miendo, que daría en ella vna trafnocha- 'i"^ 1-"*" 
üa , al qual le trato de embiar a reque- \Q^^■^^Q 
rír,que dexafe el alcamicnto,i fe bolvíe- „o eftéai 
le á lu cafa, i en eito dcfpacharon á los zado. 
Reíes , a Juan Julio de Ojeda , con avífo 
de lo que pafiba. Elbndo la Ciudad cu 
ella lulpcnlion , temiendo la hora que 
havíadercbentar el mal,andaba D Juan de 
Mendoca , dando á entender á muchos 
d: íus Amigos, que fe fucfen de laCiu- Donjiiai 
dad : porque el efcandalo havia de fer ^^ M^»- 
muí grande, í entre otros , á quien iin- ^°^^ '"": 
portuniba , que fe fuefe > fue á Francif- P°"""^; 
co de Miranda fu gran Amigo , el qual fg ^^\^^^ 
fe cfcusó con decir, que los Soldados le del Cui- 
teman en gran opinión , i que fi fe iba, co. 
le feguirían , i matarían , i acabó con 
él , que efcriviefe al Audiencia vna 
Carta en fu creencia , i lo que havia de Concíer* 
decir , era , que Francifco de Miranda fe J^ ^"^" 
quedaba con los amotinados , porque le ha- ^ ^' vign. 
cian fu Capitán , pues ?w fe podia cfcufar ¿^^j 
la rebelio-a ^ i que embiandiU vna Provifion Frain-ifcc 
di frdon , pondría en ello remedio , ; caf- de Miíai 
tigaria los culpados con la comifion , que pa- <**• 
ra ello le havia de dar el Judiencia. La ^'' ?""""! 
Carta fe efcrivió , i entre ellos fe con- ^'*' *, 

j •■ .- -^ •,-■■. v re miles 

ceitaron de avilarle en cifra , i elcnvir lo d,rcorJ*u 

que palaba. Ellas tramas, atrevimientos, pefsimic» 

i dcivergucngas , nacían de lo que fuele r<fquefer 

acontecer , quando los Soldados , que rnonrbut 

es vna Gente criada en libertad , ellán t'-'l'"'' 

ociofos , porque entonces nacen entre *';'''"' *' 

11 ji- i- ,- 1 • • • »'■?«* '«1 

ellos dilcord'.as, paüones, amniciones , i ^,,,„ ^ ^ 

delcos pcfimos, i ellravagantes, efpeciaí- ochim cif 

mente quando ai algún atrevido , i ha- pert.difei 

blador, amigo de novedades, á ouien de p':»^'n,ó 

buena voluntad dan oídos, i mucho mas, '•"-""' «J 

ülos promete riquezas, i defcanfo. ffrnjn. 

i, I 
CAT. IX. ^te confmmn las ' 
rebneltas de la Ciudad del Cuz- 
co , i lo qtíe era la caufa \ 
de ellas. ' 

O N Juan de Mendoza, 
quando tuvo en fu po- 
der la Carta de FianciÑ 
co de Miranda , para el 
Audiencia j fue al Cor- 
regidor , 1 le dixo , que ¿1 fe quería ir 
del Cuzco , que hicieje lo mefino ; purchíS 
rcbentaria luego el apofierr.a , / el primero 
^:.^mn havian de ¡natar ., feria í/. Juan de 

Sa.> . t- 




tic^O\ " Decada VII 

Saavedra le refpondió , quefi el fe quería 

fuan de ^y ^ fue/e en hora bnen:i , i dicfe cuenta al 

^aave^ ^«¿íCW/'íZ de lo que allí pafaba , que aan- 

'1,0 quiere ^ : -' , . 

. (anipa- ?''^^ '"^ matajen no quería, aexar Jii cargo; 

cacalCuz porque feria dar mala cuenta de sí. Don 
';o, ai'ncj Juan de McnJocq fe fue á pciTiiadir lo 
Donjuán mcfmo á onos Vecinos , que le dixc- 
de Meii- j-gj^ ^ qjjg h^biife claro , i dixefe , co- 
'^®" d^ '"'^ ^'"* ^q>-'C^ Motin , i que fundamen- 
^" to tenia ; rerpondió , que íaücfen de la 

Fmbiiftes Ciudad, que fe lo diría : replicaron, que 
deD-!"'»" ^-^^ no. harían , mientras no viefen amo- 
de Mcw- tinada la Cmdad : replico Don Juan de 
doza. Mendoca , que harto algnda ellaba, 
pues ellaban nombrados Francifco de 
Miranda , Barrionuevo , i Melgirejo, 
para General , Maefe de Campo , i Sar- 
gento Maior , i que él fe queria ir , i 
D, Juan llevaba Carta del General, para los Oi- 
*^^ ^py dores } i dixo otros puntos fecretos,quc 
A^^Cvi ^'iv'*" pafado con JVIiranda, i que no le 
iem- parcela , que el Corregidor tenia bue- 
b!añ tras "os penlamientos : á otras porfonas di- 
él. xo , que el Corregidor fe queria algar 

con la Ciudad ; i á otros , que los Sol- 
' dados querian matar al Corregidor j i 

otras veces decia, que el Capitán prin- 
cipal de la rebelión era Don Pedro Por- 
toearrero , i de elVa manera andaba per- 
f fuídiendo á todos , que fe faliefen de la 

' Ciudad , i como no pudo acabarlo con 

nadie, ic fue folo , i luego fe entendie- 
ron fus embelecos , porque cada vno 
I cont iba lo que en fecreto le havia di- 

cho, i Soldados, i vecinos pidieron al 
Corr.'gidor , que embiafe tras él , i le 
caftigaie j i luego defpachó por vn Ca- 
bo á Don Martin de Guzman , i por 
otro á Alonfo de Bn-rionuevo , con 
Gente, para que le prendiefen: peroef- 
•apofe por buena diligencia. 

Aunque en el Cuzco fe entendieron 
los embudes de Don Juan de Mendo- 
za , no cefaron las invenciones para 
A A A\ ^'^^^'' adelante el alteración de la Ciu- 
Cii co ^^^ » ' P^*^* ^^^*^ echaron fama , que el 
acuírdan Licenciado de la Gama llegarla luego 
defaqiw- cen comifion del Audiencia, para echar 
arlaCiii' de ella á los Soldados , que no tuvie- 
dad. fen licencia del Prefidente Gafca , para 

cftár alli j i que iá hivia executado aque- 
lla comiíion en Arequipa , i Guaman- 
ga. Por ella nueva montaron efcan- 
dalicarf^ mucho, i mucho mas fus cau- 
dillos , que era Miranda , Barrionuevo, 
i Melgarejo , braveaban , amenazaban, 
i haeian grmdes Heros , con que fe en- 
cendieron tanto , que ürgiron á con- 
certar , que otro dia todos armados 
faliefen á la Plaga , y faqueafen la Ciu- 



I. Libro VI . * ' ^T -^ 1?3' 

dad , pues Dios les havia deparado tíin 
buena coiuntuia, para falir de ¡a rnife- 
ria que palaban} i la forma como fe ha- 
via de executar,fe remitió á Ins tres ca- 
beras ibbrcdichis. Llegado el dia, que 
eran los veinte i ocho de Noviembre, 
pareció á Francifco de Miranda de buf- 
car algún modo cautelólo con que iio- ^^"^v^ 
dcrle ailculpar , en C;)lo que el negocio ^¡Cfo ¿^ 
nofucediefe a fu g'JÍtoj i con elte pen- Miranda, 
fimicnco fe fue al amanecer a cafa del 
Licenciado Guerrero , fu Ami.fo , mof- 
trando ir niedrolo , por haverle querido 
matar, c higo que le Uamile á vn Cleri- 
g), dicho Pedro Sánchez, al qual dixo, 
que le havian querido matar , porque 
no queria intervenir en cierto Motin ; i FraticiT- 
que por no eíLir fcguro en fu cafa , fe codcMI- 
havia ido alli j que le pedia , que fuefe ^^ndi era 
luego á dar avifo de ello al Corregidor, ^" ^ hi- 
para que con diligencia lo lemediafe ; i //?' ^^5 

en prefencia del Clérigo , ante vn El^ !^- ^ 'l'^ 
„ 1 -1 I ,1 "' Motín 

crivano,quc havian ll.imado , protcÜo, tuelCiu 

que avifaba al Clérigo , para que dixefe co. 
al Corregidor , como el Pueblo cil.iba 
para rebelarfe , que lo remediafe 3 i que 
fino pudicfe efcufa-r de andar con los re* 
helados, i algo hiciefe, ó dixefe, feria á 
fin de mas íervir al Reí , i entender lo 
^que havia en ellos , como lo havia ef- 
crito á la Real Audiencia de la Ciudad 
de los Reies con Donjuán de Mendogaj 
i que aquello protellaba para guarda de 
-fu derecho, i que fino declaraba las per- 
fonas que en ello eran , lo dexaba de hii- 
cer , porque no le matifen. El Clérigo lo 
dixo al Corregidor en fecreto , i corno qn 
femejantes calos fe ha de confiderar , í 
mirar todo , llamó algunos Vecinos, 
que trataron de poncrfe en dcfenfi ea 
la Plaga , ó huirfe ; i defpucs de muchas 
porfius el Corregidor quilo en todo ca:- 
fo , que fe defcndiefen , i que tomafeii 
el negocio de veras : porque aunque 
aquel fuefe vn engaño, como el que hi- 
cieron á Juan Alonfo Palomino, i á Ge- 
rónimo Coftilla , en que fiempre fe afir- isltfl,<jtil 
maba,porfer los principales que anda- 'x vríe 
ban en aquellos tratos, habladores, vanos, ^dfnitit.Jí 
de malas , i pcfimas cofl-umbres , i vfa- íf'^"""*'' 

1 •. \í j r lin£Ha pro 

dos a alborotar , todavía era íu pare- v». 

^ ' ,. , ^ caces, ZT 

cer , que no le perdía nada en que vie- m.fcendh 
fen los Soldados la promptitud de que c^tibusaf 
vfaban los vecinos en tomar las Armas fuer.pr^- 
fiempre que era menefler. {enim cü 

Luego faiió el Corregidor armndo '""'" *","' 

1 ■ 1 ^ TN T> rii Mí 1 ó* 

con alcunos vecinos, 1 acudió Don Pe- . r 
dro Portocarrero , diciendo, ^-we /oí Sol- ^.j^^f^nt. 
dados efíaban. de mala- arte : porque enten-, .Scoc 54. 
diari y que ■ib.ii- ..el Ucentiad* de la. Gama Anu.i.' 

con 



D. Pedro 

roitarjr 
íeTO pide 
a! Corre- 
gidor , q 
«o í'c I II 
gu á la 
cxeoicíó 
de echar 
a les Sol 
Jados del 
Cuzco. 



los Sol- 
Jados no 
conliciitó 
<-] D Pe 
dro Por- 
^ocjrrcro 
í^l^i de} 
Cuzco. 



134 HlSTO RTA ÜE L aS 

ton Provijion de la Real yíudicncia , fara 
prenderles , i cmbiarloi a CaJíiUd , j::¡ra fo- 
fegar Ix T^ierra de tantos rumores como ca- 
da día levantaban , for tamo , que lieje el 
remedio , qn: en ello fe hfvia de poner : lla- 
mó al Alcalde Maq;uelas, i il algunos ve- 
cinos , para platicar con ellos lo que fe 
debía de hacer , i coiickiicron , que el 
Corregidor diefc la palabra de no dar 
lu^ir á que fe exccutaie aquella Provi- 
fian, mientras que tHvicfc la Vara, fino 
que permitirla, que fe fuplicafe de ella, 
i nombraron dos Vecinos , que fueron 
Don Pedro Portocarrcro , i Diego de 
Silva, para que fe llegafen á Guamanga, 
i rogalen al Licenciado de la Gama ,que 
les entrcgafe aquella Provifion , para fo- 
fcgar el efcandalo del Cuzco j i porqus 
los dos Comikuics pidieron Carta de 
creencia del Regimiento para el Licen- 
ciado de la Gama , no la dieron , por- 
que no parecicfe , que repugnaban á la 
orden Real : pero que para cumplir con 
Jos Sold;idps , fe les diclc vn Pliego en 
bi.Mico , cei Tí'üo , i fcbrc efcrito. Nófuc 
bien acabado cfto , quando avilaron al 
Corregidor, que clhiban en cafa de Don 
Pedro Portocarrcro , ciento i ochenta 
Soldados , i que cinquenta de ellos eran 
Arcibuccros ^tratofc de acometerlos , o 
clpcrar fu acometimiento, i al cabo pa- 
reció, que fucfcn Antonio de Qiiiiíoncs, 
i Diego de Silva a. ofrecerles de parte 
del Corregidor, qiie no los ccharian de 
la Tierra, ni fe les hariamal ninguno. 

C^T. X. 'De lo lernas que pa- 
só eti el Cuzco , hajia Jin de ejte 
Ano. 



N T o N I o de Quiñones -j í 
Diego de Silva , no ha- 
llaren á nadie en cafa de 
Don Pedro de Portocar- 
rcro , i f ibiendo , que ef- 
t.iban en la Plaga de 
Santo Domingo , h.illiion , que todos 
los Soldados e!iab;>n en coi rulos, á los 
q.ialcs dixcron lo qcs el Corregidor 
havia ordenado , i de fu parte les afe- 
guraron , i de todos los Vecinos ^ que 
aque. la Provifion , de que tanto temian, 
no fe cxecutaria , ni ferian echados de 
la Tierra , con lo qual mortraron de 
fofcgu-fc i i platicando entre los Solda- 
dos , lobrc ti acuerdo que fe havia to- 
mado de cnibiar á Don Pedro Portocar- 
rcro , i á picgo de Silva á hublar al 




Vi 



Ikdtas Occidentales^ íffo 

Licenciado de la Gama , no quifieron 
cor.kntir que fucfc Don Pedro Porto- 
c;-.r:ero ; porque teniéndole ellos por fu 
Prot-ctor , fi le prcndiefe el Licencia- 
do de la Gama , quedarían priv.-.dos de 
la perfona ¿c quien mas confiaban, alien- 
de tic que f.ltandoies el avilo de los 
p.tfüS de el dicho Licenciado , podría 
vna mañana dar en ellos de repente, i 
jpi-endcrlos : i con ella determinación {^£(.3. ^j 
cir.biaron á decir al Corregidor , que que era 
nombrafe otro en lugar de Don. Pedro; binn Jq 
porque no le confintirinn ir á aquel Soldado 
viage , fino fucíc llevai.do vna buena <^^'Cuzc 

tropa de Soldados para fu feeuridad ; i ^' Corre 

1 n j ? 2"íor Tu 

que en el entretanto clU'S qucdalen ¿.^ ^ 

apoderados de la cafa del Corregidor, j^a 
para que no pudiefe juntar Gente con- 
tra ellos , i acordaron , que efto fe di- 
xefe á Juan de Saivedra j con apercibi- 
miento , que fi otra cofa detciminafe, 
ellos harían lo que les parecicfe. Die- 
ron cuenta de ella refolucion á Don Pe- 
dro Portocarrcro, i le rogaron, que les 
mofbafe la Carta del Cabildo para el Li- 
cenciado de la Gi.ma jelcusófe diciendo, 
que Jiendo Carta del Cabildo , i haviendo- 
J'elii entrtgcda cerrada , i feüada , no hu- 
rla como buen Cavallero en abrirla : pero 
que haviendola vijlo ordenar , i teniendo 
tada fatisfacciott , también ellos la debían 
tener , /' fe ftv.tlo mucho j porgue teniendo 
tilos tan claras mucjlras de h -voluntad^ 
que les tenia , i del bien que les dcfcaba^ 
CDnf,afen tan foco de fu perfora , con que 
«o innftieron mas en querer ver la Car- 
ta, i fe fueron contentos de haver dicho 
á Don Pedro Portocarrcro , lo que por 
todos h.ivia fido determinado. 

Idos los Soldados , embió Don 
Pedro PortoGirrcro á decir al Corregi- 
dor , que no le confentian ir los Sol- 
dados en bufca del Licenciado de la Ga- 
jiu : el Corregidor le cmbio á rogar, 
que fucfe á fu cafi ; ido Don Pedro 
Pcrtocarrero , le dixeron , que gran tro- 
pa de Soldados iba por la calle : el Cor- 
regidor rogo á Don Pedro , que no los 
dcxafe fubir , i aunque lo procuró , no Frinríf 
aprovecho ; hubieron mas de quarenta, «^"■^'^?^*'- 
i con ellos Miranda ^ Ban innucvo , i í',""!' ^*' 
Melgarejo : dixo Fi-anciíco de Mirm- gji-.trnié- 
á\ con arrogancia al Corregidor, que fi reóiCor- 
le havia de cafigar , qug acabafe de ha- rcj.'Jor. 
cc}lo , ptrqae 'anas %cccs le hadan Dia- Jar. ác 
lio f otras General.) i otras Mae fe de Cnm- Saa^edra 
po , ;' que le prendió fe , / caflig^'e : Juan P'^''^^'^''.' 
de Saavedra cuerdamente deshice aqt^f- ""' r^"^ '^ 
lias platicas , diciendo , que no k-Mlafe co\T'"cs 
dt a^UillCf pites no fe trataba dg dh, aí le Soldadw. 



j5'5'o. Decada V 

parecia que hñZ'ia caufa. Los Soldados 
decian , f.w era gran ingratitud echarlos 
de la Tierra , que con fu fangre havian 
ganado , por [cvoir al Rci , / que eran 
infamia feria de ellos emhiarlos pobres , / 
ácf'ventnrados a Canilla , i que en ningu- 
na manera confmtirian , que Don Pedro 
Poríocarrero faliefe de la Tierra j el Cor- 
i-egidor üixo , que fue fe Antunio de pi- 
ñones en fu lugar , pues ellos lo querían^ 
que fe quedaje Don Pedro , i que quanto 
a echarlos de la Tierra , no le parecía que 
havia de que temer. Replicaron los Sol- 
daaos , que permitiefe que fe junta fen en 
cafn de Don Pedro ^ b en Santo Demin- 
\ Z'^ ■» o 1^'^ ^^ guardafen a el. Con aninjo 

■Rcrpiief- prompto le refpondió Juan de Saavci- 
t.ivjicro Jr;t ^ q^iit no h.ivia menejler fu guarda^ 
lia dejiian jp¡¡-qn¡, ¿qh ¡¿i y ara del Rei e fiaba bien, 
deSaavc- g,,,^y¿¿i¿Q j ¿ q^^g p^cs no tenian quien les 
s\¿ á s ^'^fi ocafion , no h¿rjia para que juntar- 
fe : pero que fi con todo cfo querían ef- 
tcir en Santo Domingo , b en cafa de Den 
Pedro , lo hiciefen en hora buena , aunque 
les aconfejaba , que no efcandalififen , ni 
Morotafcn •■, i que mirafen bien en lo que 
havian parado los que fe rebelaron contra 
fu Rci ; i encargo mucho á Don Pe- 
dro , que anduviefe con ellos , procu- 
rando de fofeg irlos ; lo qual tomo por 
teltimonio , i fue gran prudencia del 
Corregidor moítrar á veces paciencia, i 
fufrimiento con reputación , i á veces 
valor , lo qual nace de la experiencia 
de la variación de las cofas , que es la 
que da en todo el buen confejo. 
« . La meíma Noche acudieron mu- 

íados fe ^''°^ Soldados á hablar a Don Pedro 
untan en Portocritrero , i filian , i entraban en 
:afa d e fu Cámara , diciendo vnos á otros , que 
^. Pedro prello faqucarian la Ciudad , con que 
^ortocar acabañan fus ncccfidades. Don Pedro 
"°'.'^ fofpechando , 6 entendiendo algo , fa- 

lue lo ha ^ ' * ^" """S^ ' ^^^ ruefen: 

'in. porque en fu cafa prometió , que de 

Noche no havria juntas. Eftas palabras 
engendraron fofpechas entre algunos 
I Soldados, de las quales comentaron di- 

ferencias, i confufinn entre ellos, i Don 
li Pedro rogó á Barrionucvo , que echafe 

' de allí los Soldados , pues que Cu ha- 

ver para qué fe fatigaban. 

No huvo Doa Pedro Portocarrc- 
ro acabado de decir efto , quando Gal- 
os Sol' par Miguel , Juan Chico , i Melgarejo, 
'■''°^<^'"f entraron á ci , i le dixeron , que viefe 
uzeo fe Y^ ^//f mandaba , que alli efiaban muchos 
> Pedio ^"^^^^^^'^^ ■' refpondió , que les fuplicaba^ 
■'Pnrtocar q¡¡<^ fi fuefen á dormir, porque H no fe ha- 
cia, llat.-i heno , i con efto fe faiieron defde- 



ITI. Libro VI. 13^ 

fiados , blasfemando , i quexandofc del. 
El Conegidor, que no lé defcuida- 
ba, embió luego , que fue de Noche, á 
faber, fi havia Soldados en cafa de Don 
Pedro Portocarrero j por lo qual lla- 
mó Gente para eñár apercibido : pafa- 
da vna hora le avifaron , que iá havia 
pocos Soldados ; i bolviendo dos hom- 
bies , que havian ido por orden del Cor- 
regidor á reconocer lo que pafaba en 
cafa de Don Pedro : los Soldados , que 
citaban en la Calle , penfando que eran 
de fu compañía, les dixeron, que adon- 
de iban , pues havia de fer aquella No- 
che ? por lo qu;d el Corregidor llamó 
mas Gente , i bolvió á embiar á media 
Noche, i Don Pedro le certifico, que 
ia no havia nadie. Otro Dia por la ma- 
ñana , por confejo de Don Pedro Por- 
tocarrero , el Corregidor mando prego- 
nar, que fo pena de la vida, de Día ,ni 
de Noche no le pudiefen juntar loi Sol- 
dados de dos arriba ; i ello pasó halla 
el fin de elle Año en el Pcrü. 

C^F. XI. T>e lo que fitcedíb en 
Chile al Governador Tedro de Valdi- 
via , defde el fin del Año de mil i 
quinientos i quarenta i ocho , que 
bolvib al Reino, i lo que paso en 
fu aufcncia. 

Uando el Marques Don 
Fr.mcifco Picarro dio la 
Govcrnacion del Reino 
de Chile á Pedro de Val- 
divia , lo contradixo Pe- 
dro Sánchez de Hoz, 
moílrando vna Cédula Re,\, en que le 
hacia Governador de todo lo que po- 
blafe en la Coila de la Mar del Sur, 
pafada la Governncion de; M rqués , i 
lo que eílaba encomendado a vn Caba- 
llero , natural de Truxilio, llamado Ca- 
margo , hermano del Obifpo de Pla- 
fencia , que le hacia la coila pai-a el 
defcubrimiento , que á lo que fe enten- 
dió era lo que aora parece , defde el 
Rio de Maule , halla Chilué ; i como 
el Marqués havia proveído á Pedro de 
Valdivia , i la Cédula no era bien en- 
tendida , dixo á Pedro Sánchez de Hoz, 
que fe fuefe con Pedro de Valdivia, que 
lo haria bien con él , i afi fe le enco- 
mendó ; i iendofe con él , fe hallo en 
la población de Santiago , i le enco- 
mendó vn Repartimiento de Lidies , i 

fiera- 



EI Corre 
gidor or- 

f" pena 
de Ja vi- 
da lio fe 
ji ntcn cu 
el Cuzco 
•Soldados 
de dos ar 
riba. 




certa h 
C.ibtqa á 
P<rdro5á 
clu-í d c 
Hoz, 



tosln 
dios <i£ 

'Chile ma- 
'tanájiijii 
Eon.i i]iic 
man la 

iCilld-lil 

Vtle la Se 
Tcn.i. 

Fraiicifco 

re reedlli 
'Ca i.i Seic 
na, i caili 
ga los lu- 
dios d e 
Copia po. 

Padro de 
Valdivia 
piieala li 
Coiicf p - 
cioni 



modeAl- 
deretcTe 
íiiciite de 
Valdivia. 

Viaoria 
<liic tiene 
Val.livu 
de los Li- 

¿iOi. 



k^C tíí&rOTLl A UE LAS 

íiempiceftiiYO rrcatado ciclji embarcán- 
dole \'aldivia para el Pciü, l'cdro Sán- 
chez de iioz ,lunüado en la CeduiaRcal 
í^ue tenia , i aiuda de algunos , cjue le me- 
tieron en ello i viendo lucra ilel Reino á 
Valdivia , intentó de matar á Francitco 
de Villagrá , á quien Ivavia dexado por 
iU Teniente , i iiendo avilado del cafo, 
lili dilación le prendió, i le corto la ca- 
beca , i ahorco a, vn Remero, que foli- 
cit.bi el Motín , con que fe Iblego , i 
quaado boivio el Govcrnador , aprobó 
lo hecho, i luego tuvo avilo , que los In- 
dios del ValL" de Copiapo haviaii muer- 
to al Cap. tan Juan üoi\ , con quarenta 
Soldados , de vna ds las quadnllas que 
havian llegado del Perü , i caminaban por 
aquella l'icrra : i que afimilmo havian 
luaerco á los vecinos , i Soldados , que 
citaban en la Ciudad de la Serena , que- 
ni.indjla , lin efcapar ninguno , á cuio 
reparo , reedificación emb:o al Capitán 
Franjil'co de Aguirre, con buen nume- 
ro de Gente , el qual la reedificó en el 
fitio que aara le haila , i cait gó a los 
Jnd.os rebelados , i á los del V'alle de 
Copiapo , en que tuvo b'Jcna loitiina, 
porque llevo poca Gente. 

El Govcrnador Valdivia , hallándole 
coi'i ciento i cinqucnta hombres , conti- 
"uio el dclcubvimiento, i conquilta délas 
l*roviriCi.;s ds Arauco,Tucapcl,i Itis Go- 
mare is> i lleg.ido al V^alic de Andalicn, 
pobló la Ciudad de la Concepción, i .J- 
guii tiempo defpues fueron fobrc el mu- 
chos Indios de toda la Comarca, con El- 
quad roñes formados de Piquería , i Fle- 
chería , i peleó con ellos gran rato de h 
Noche, i le pufieron en mucho aprietoj 
i Cali en punto de perderle, porque le ga- 
naron la maior parte del alojainicnco: pe- 
ro con fu valor , i gran experiencia de 
Güenn los venció , i mató muchos. Era 
entonces fu Teniente de General el Ca- 
pitai Gerónimo de Aldcrete , i Macfe 
de Cimpo el Capitán Pedro de Villagrá, 
i levant.mdofe de alli,hic al Aliento de h 
Concepción, i higo en ti vn Fuerte, fo- 
'bre el qu;il acudieron muchos Indios , i 
iclitiaro.), i pelearon todo vn di;l, halla 
que fueron desbaratados , i muertos gran 
numero de ellos. 

Huvida cila Victoria, embió con fe- 
l'cnta de á caballo al Capitán Geroilitno 
de Aldcrete , para que veconociefe mejor 
las poblaciones de Arauco , i Tucapel } el 
qual, átravtfandü el gran Rio de Biobio 
á vado, por donde tenia mil i quinientos 
pafos de ancho, llegó a las Provincias de 
Arauco, i Tucapdj i villas tan grandes 



Indias O c cideí^tales^ 

Poblaciones, i fementeras , i que los Na- 
turales havian delimpurado tcdos los li- 
tios llanos, i retiradolc u vna coidillerade 
JMontaña,ó Sierra j i confidcrando , que 
para tantas poblaciones llcv-aba poca Gen- 
te , pasó la Cordillera , i vino a. caer a 
Talcamavida, i de alli, corriendo el Rio 
de B'.A'io, admir-do de las nnichís pobla- 
ciones oue ficmprc hallaba , fe bolv.o jl 
juntar con el Govcrnador Pedro de Val- 
divia ; el qual , teniendo relación de otras 
muchas, finias que Gerónimo de AWcre- 
tc havia villo , determinó de ponerfe en 
orden, para reconocerlas el Año figuicntc. 
La Ciudad de la Concepción ella a la 
lengua del agua, con vna buena Baia, i 
Puerto: haienfiis términos muchas Minas 
de Oro, de las qualesleha Tacado mucho: 
lus términos comienzan defdc el Rio de 
Maule, halla el Rio de Ytaten , que lla- 
man de Ytataia ,1^3 L.cguas va la Colla 
SuSuduelleí, haíla el Rio de Ytata en ^6 
.grados , i vn qiiarto , que fon i z minuto.'í, 
Dcfde ti Rio de Ytaten , halla el Puerto 
de la Herradura, hai 3 Leguas, va la Cof- 
ia al SuSudueílc , i eílú el Puerto en 2,6 
(grados i medio ; es de buen abrigo , i de 
hechura de vna Herradura 5, por lo qual le 
dieron el nombie; dcfde aqui a la Bina de 
Penco hai quatro Leguns, vd la Colla al 
Sur, i aqui ella k Ciudad de la Concep- 
ción , ella en 3Ó grados , i tres quartc», 
tjucfon 4f minutos, i en la Baia ciitran dos 
Riachuelos pequeños , el mas chico va 
por medio de la Ciudad , el C'tio eílá al 
Sur de la Ciudad , que fe llnnia R'o de 
.Llandalicn) i quando Pedro d« \aidivia 
fe determinó de poblar etla Ciudrid , tuvo 
de los Indios contradicion , é impedimen- 
to, por lo qu-.:l llegó con ellos u B.italla: 
en la Ribera dclleRio higo gran matan- 
za , como oi dia lo muellran los huclos 
que alli cllan : defde la Plaia ango'ia, 
adonde efiu la Ciudad, fubcn vnas laderas 
íigrias,que caíi guarnecen la B'i)a,quc de- 
fenvooca al Noric, i la Ciudad ella al Sur 
de la Boca , en el fin de la B^iia : las laderas, 
i aliento no es mui agradable, aunque tan 
cubiertas de he!x:dadcs,dc fintas, aibole- 
das , i viñas, que es placer: en la JVlar fe 
roma mucho peleado , i en fu Plaia ella 
vna Mina de piedra negra, ciiícarde como 
■carbón : no ^pueden efiár fcguios Na- 
vios en la Baia con el viento Norte, 
por !n qiial fe van a vna Isla, que cfiá 
á la Boca al fin de la Baia , adonde fe 
abrigan , i defde efta Boca, halla otn If- 
la, que llaman de Sr.nra Mnria , h:.i i^ 
Leguas, ella al Suducile , quarta a! Sur 
de la Eocíi de la Br.ia , i en 37 gndos, 

1 vn 



Isjo 



I 



Cerrr.i 

mod;AI 

(!f !4ttt\ 

cubit r..: 
cius f.o 
Wavioin. 
e:> Lhitc 



AíTc'rod. 
l.iC("da< 
de !.<i i>; 

Chiic. 
ckToíp-- 
Ció'd^! t 

Tif ^r^. . 
fu CoSti 



t 



í)5o. Decada Vil 

1 vn tercio de otro , que ion veinte mi- 
I ^ natos, 1 honcerode cita Isla ella la Pro- 

VHiciii de x'irauco , que hace vnaeiilcnuda 
gnmdc , comidi de las olas de la Mar , de 
«.ion;Je parece, que otro tiempo debía de 
ícr cita Isla de Santa Maria , Tierra pega- 
da con Arauco, i aoracltá delViadadcla, 
Colta,tieí leguas dentro déla Mar. 

En la dicha Isla Te fiembra Trigo, 
illiqcfta i Cevada , i fe pelea mucho Peleado , i 
jrncoa la y^o como Calamar, i de los Ojos le les 
Concep - jacan vnos Berruecos , querelp'a'idecen, 
""'** como finas Perlas, i las vían las Muge- 
res i i li como Ion blandos , i algunos 
tranlpareiites, fueran duros, eran mejo- 
res, que Perlas : en las Conchas de los 
Peleados , que llaman Choros, fe halla 
Aljófar, como Cañamones,mui blanco, 
i como no ai quien lo horade, no curan 
de ello. 

Defdc la Ciudad de la Concepción, 
hafta el Rio de Biobio , ai dos le guas , es 
mui ancho, no fe vadea por allí , ni es 
navegable : de elle Rio , al de Labapi , ai 
quince leguas , córrele áSuduelle ,en cu- 
io medio fe hace vna cnfenada grande, 
adonde ella la Provuiciade Araueo, 



C^P. XII. §lue los Negros de 
Santa Marta , i Venezuela , fe al- 
earon J de la 'Población de la Ciu- 
dad de los Reies , del 
Valle áe V£ar, 



Avia tanto numero de 
Negros en las Gover- 
nacionesde Santa Mar- 
ta , i Venezuela , i vi- 
viafe con ello«,con tanto 
defcuido , i poco reca- 
uda , i to ( en dexarlcs vfarde Armas, a que fon 
). Marca, mui inclinados ) que con fu natural fo- 
bervia,ó rulliquc^a , determinaron al- 
gunos pocos de maior entendimiento, 
preciandofc de valientes , i galanes, de 
falir de Efclavitud ( creiendo,que á fu 
placer podrian vivir entre los Indios ) i 
convocando a otros, como es Gente bef- 
twl, fin otrodifcurfo, que acudir al lla- 
mamiento de aquellos de fu color , a 
quien tienen en ellimacion , i refpcto, 
luego obedecieron, i fe ¡untaron, halla 
docicntos i cincuenta , i acudieron al 
afiento de la Nueva Scgovia , adonde 
le repartieron en Comp.iñias: hicieron 
Capitiines , i nocíbraion Rci , al que 



M^amífn 
o de los 
>íegros 
le Vene- 




I. Libro VI. 137 

con mas brio , i atrevimiento lo quifo 
1er : el qual , dando intención á todos de 
hacerlos ricos,i Señores déla Tierra., con 
la muerte de los Cnllellanos,fcñaIaba á ca- 
da vno laMuger de ellos , que le havia 
de tocar, i otras femejantes infolencias: 
luego fe efparció la fama de ella conmo- 
ción , por las Ciudades de las dos Go- 
vernaciones, i fe comengaron á aperci- 
bir , para ir fobre ellos ,afi por elcufar, 
que los Negros , que de las dos Gover- 
nacioncs , halla entonces , no fe havian 
ido, no lo hicicfen , como por atajar el 
daíño,que aquellos Barbaros podrian ha- 
cer j i rn elle medio , los Vecinos de Tu- 
cuyo , como mas cercanos , embiaron fo- 
corro á la Ciudad de Scgovia , nueva- 
mente poblada, i la mifma Noche que 
llegó , haviendo de ello tenido avifo los 
Negros , acordaron de prevenir á los 
Caltellanos ; i también, por no dar lu- 
gar á que, juntándole maior fuerza, les 
ofendicícn , dieron fobre los Cailclla- 
nos, de los quales mataron cinco , ó feis, 
i vn Clérigo : pero no les fuccdió , como 
penlaban , porque ellando fobre el avilo, 
acudieron al Arma, i pelearon bien con 
los Nsgros , i mataron muchos j los qua- 
les , viendo que el defignio no les fucedia, 
como havian penfado,fc retiraron. 

El figuicnte Dia por la Mañana, 
llegó el Capitán Diego de Lofada , con 
quarenta Soldados, de la Governacion 
de Venezuela, i no le pareciendo, que 
fe debia perder tiempo , con aquellos, 
i los demás , que cftaban en la Nueva 
Segovia,lue á los Negros , i hallando, 
que havian dexado el Afiento que tenian, 
i fe havian retirado á vna Sierra, en fitio 
fuerte, los fue figuiendo , i alcanzados, 
les ívcometió , i aunque procuraron de re- 
fillir , poniendofeen dcfenfa, brevemen- 
te los deshigo , i mató á todos, no de- 
xando , fino las Negras , con las quales, 
i algunas Indias, que llevaban, fe bolvió 
áSegovia, i aquellas Provincias falicron 
de vn gran cuidado. 

La Gente , que fe apercibió en Sari- 
ta Marta , para el efeólo de los Negros, 
iba con el Capitán Hernando de Santa 
Ana , Natural de 9^fra j 1 hallandofe en 
el Valle de Vpar, afi llamado , por vn 
gran Cacique que le Señoreó , que en 
fu Lengua ,figniHcaRio feco , ó Agua 
fcca, pareciendo el Afiento bueno , de- 
terminaron de no bolver á Santa Mar- 
ta , fino poblar alli , i llamaron á la Po- 
blación, los Rcics , porque tal Dia fe 
fundó. 

La coiiílelacion de cíla Tierra , dicen 
S los 



THciiytí 
embia (o- 
corro á \l^ 
Ciudad 
de Segó- 
vía , con- 
tra los 
Negros, 

Los Ne- 
gros aco- 
meten a 
lo? Caftc- 
llanos. 



Diego de 
Lofada 
va cu buf 
C.1 de ios 

Negros. 



Capitán 
Diego de 
Lofada, 
desbarata 
i mata i 
ios Ne^ 
groi, 



Valle dft 
Vpar.po» 
q afi lia-] 
mado.' 
Fundac'á 
de laCiu- 
dad délos 
R ríes, del 
Valle de 
Vpar, 



l)í mi un- 
ció de los 
Indios en 
la Tierra 
de Vpar, 
por qué 
cauta. 

Barbaras 

coftúbres 
de losln- 
dios del 
Valle de 
Vpar.i fu 
Comarca 



138 Historia de las I 

los Moradoies , que en los Mcics de lu 
Veíano , que fon Diciembre , Enero, 
Margo , i Abril , es mui calurofa , por- 
que rein.in mucho las Biif^s ; i que en 
lüü tres Meícs, que es el Invierno, rei- 
nan mucho las Aguas , i que por tener 
cerca la Sierra, que es ñia, i eltá íkm* 
pre nevada , la Tierra es mui enferma 
de Quartanas , i Catarros : es de Norte, 
á Sur, eíta Comarca , afpera de Sierras, 
de muchos Rios , i Arroios, pero mui 
fértil de Palios , i de quanto en ella le 
fiembra : toda la Provincia efta poblada 
de muchos Indios , que no obedecen, 
porque fon belicofos , i eíta Ciudad 
no tiene fuergas para domarlos , i otro 
tiempo huvo mas numero, i handifmi- 
nuido , porque les han dado á menudo 
enfermedades generales de Viruelas , i 
Cámaras, que como Barbaros, luego fe 
entrañen los Ríos, con que prcftomiic- 
ren ; i porque fu manera de tratarle, es 
de Brutos , 1 m d incliniídos al trabajo , íin 
tener forma de vida politica , uno obe- 
decer, i creer á lo< Mahoncs ,que eilos 
Uamm , que Ion Hechiceros , que los 
traen engañados , no folamente permi- 
tiendo , pero cnfeñando md géneros de 
vicios, i entre ellos, el conocimiento de 
muchas Ycrvas ponzoñólas , que lia re- 
cato , las dan á fus Amos , i entre si 
mifmos , por qualquier pequeño enojo, 
i deldén , que no es la menor parte , pa- 
ra que fe mueran muchos. 

CJT. XIII. 'De cofas particu- 
lares de la Ciudad de los Retes ^ 
en el Valle de Vpar , i de 
aquella Tierra. 



A Ciudad de los Reicscí^ 
tá fefenta leguas de San- 
ta Marta , á la qual re- 
conoce fujecion en la 
Govemacion , i ciento 
i ochenta leguas de la 
Ciudad de Santa Fe de Bogotá , por 
Ocaña , i otras tantas , pocas mas , ó 
menos , por el Rio j i de ^amalameque, 
con quien parte Términos en mitad del 
camino , por el Rio de Cefar , i por 
Tierra, cincuenta leguas , i al Rio de 
la Hacha, treinta leguas. Eílá alentada 
ella Ciudad junto a vn Rio caudalolb, 
que fe llama Guitapori , que íignifica 
Rio frió , como lo es , porque baxa de las 
Nieves de la Sierra, i caula las dichas cu- 




ndías Occidentales. i5'5o 

tcrmtdades de Catarros , i Cámaras , las 
quales lecunm con vna Concha de Ai- ^-otjfrj 
bol, amanera de Canela, que te da a be- ¿g auüI 
ber con Agua, en polvos, 1 cúralas Ca- có qcurá 
niiuas , aunque kan üe fangrc, lal Árbol hiCania- 
Uamiin Carapa,que íignihca cofa amar- ras,aiiii<í 
ga,como lo es el palo. El Rio Guata- í'^^'^e'»" 
jori, que baxa de la Siena, entra en el » 
Rio de Celar, á vna legua de la Ciudad, 
i el de Celar , con fu nombre, corre al 
Sur, 1 los Naturales le llaman Pompa- 
tao, que quiere decir, Señor de todos 
los Ríos, porque entian en él muchos 
Ríos, 1 entre ellos , el de Vadillo , que 
es cuudalolo , i nace de tres grandes La- 
gunas, cuia Agua es de color verde , i 
ios Indios le llaman Socu;gua , que 
quitre accir , abundólo , por la eran 
aDunuancia de Peleado, que en él fe ma- 
ta, ccn vna l<.aiz , con que lo emborra- 
chan, 1 cite Rio tntra en el de Cefar, 
i mas adelante entra otro, que dicen de 
las Auyamas , 1 \ ápor Tierra llana , haf- 
ta entrar en ti grande, de la Magdalena, 
corricnLio kttnta leguas al Poniente, i 
las Riberas ¿ci Rio Celares Tierra mui 
fértil. A veinte leguas de la Ciudad de 
los Rcics , clUn tres grandes Ojos de 
Agua , en triangulo , eninedio de vnas 
Peñas , en diit-ancia de quinientos pa- 
fos, adonde ios Indios tienen por cierto, 
■que ai. vna grandifima Serpiente , que ^"P'^nte 
ha comido niuch>;s Honibits, 1 aunque ^g¡" '.* ^ 
algunos Callellanos la han procurado re- «,,35 jg 
coneccr , han villo el K.ftro de ella , i IcsReie», 
oicron grandifimo ruido en el Agua , i que afir 
los Naturales lo tienen por tjn cierto, ^"1 'o« 
que por toda aquella Comarca no ai nin- 
guna habitación. Otios Ojos de Brea 
ai por alli , tan pegajofa , que liga á 
qualquier Ave , por grande qwe fea , i 
con ella enceran los Indios fusjcuerdas, 
para pcfcar , i para otras cofas. 

Muchos Arboles Silvcllres de Fru- 
tas ai en aquella Tierra , como fon , Plá- 
tanos, Guaiabos , i otros, \ también el 
gran Árbol , Ychagna , que fignifica 
cofa dulce ,quc da la Fruta , como vna Frutas d 
Haba, i en fu pegón nace otra Fruta, á ^'aftilla, 
manera de vna ü, i tiene labor de Pafas, ^ ^" *' 
i las Hab.isfe tienen, halla que mui fe- I'' T'frr 
cas, i molidas , fe hacen Panes , como deYpar 
Hogazas, i es buen mantenimiento. De 
las F'rutas de Caltilla , fe dan Vbas, 
Higos, Granadas , Limas , Naranjas, i los Tn 
otras muchas, i todaHortalica, mucho d/oscn- 
Maiz , Algodón, lo que los Indios han fp-^"'"j' 

mcneflerpara lu vcllir. De la Raiz El- ,''^'" v' 

' , la "31' 

cnrgonera , le aprovechan , para quun- Y^cr,\co' 

do les pica alguna Culebra, ó Vivera, i ncra. 

eo- 



I lidies h» 
ver v¡{l« 



'5 JO- 



OÍ lu- 
ios áe 
i'par vsá 
nicho 
tlTabaj 
>, i en q 
tfos. 



as Mí- 
as ricas, 

^ ;,» laTier 



Decada Vlí 

comen cruda la Raiz , i ¡a Hoja ponen 
íbbre ii picadura , i con ello lañan , i 
¿el niiCaií iCineJio vl»n losCaltellanosi 
1 ll los Naturales pueden haver la Cu- 
lebra, que los ha picado, comen luego 
cruda la Cabera, i la Cola , i lo tienen 
por mas cierto remedio. También vían 
mucho del Tabaco, paraReumas, Cor- 
rimientos , i dolores de Cabera , i lo to- 
man molido en polvo, por las Narices, 
i beben el gumo , i los hace purgar, i 
también lo vfau los Callcllanos. 

Havia cu ella Tierra tanca canti- 
dad de Tigres , i Leones, que í'e apoca- 
ba la Gente natural , i los Ganados , por- 
que acontecía matar vn León , en vna 
Noche , mas de dot.ientas Ovejas , en 
vn cercado ; i el Año de mil quinientos 
i quarenta, huvo vna general enfermedad 
de Sarampión , i juntamente la plaga 
de la Langofta , que era tanta , que cor- 
taba los Paitos, idcxabalas Campañas, 
adonde fe ponia,como abraiadas de Fue- 
go , i fe tuvo por cierto , que la Yerva, 
que havia tocado la Langolta, mataba á 
qualquier Animal que la comía: i ello 
fe entendió all , porque mui piello fe 
vio mui difminuida la multitud de Ti- 
gres, Leones, Venados, i Dantas, que 
havia. Ai afimifmoeu las Sierras de cíla 
Tierra , muchas Minas de Cobre , i Plo- 
mo , i mucílras de Plata , i no fe benefi- 
cian , por la poca poíibilidad de la Gen- 
te. Tienen los Vecinos grandifima can- 
tidad de Ganado Vacuno , i Ovejuno, 
que es lo que los entretiene en aquella 
Tierra, en la quil fe crian mui buenos 
Caballos , i fe daria mui bien el Acu- 
car, i todo lodemasquefequifiefegran- 
gear. 

CAT. XIV. 7)el origen de 
la Guerra de los Indios Chichi- 
mecas , en Nueva- 
Efpaña, 

Vnque fe ha tratado , en cfta 
Hilloria , de los Indios, 
que llaman Chichimecas, 
en las Provincias de Nueva- 
Efpaña , porque cílos in- 
quietaron mucho aquellas Tierras con 
vna impo'tuna Guerra. Para mejor in- 
teligencia de todo , es necefario faber, 
que los términos , i principios de la 
Provincia, i Tierras, que llaman Chi- 
chimecas, difta de la Ciudad de Mexi- 
<po trciiita leguas , á lü puiEc del Po- 




í. Libro VI. 159 

nience, i con los Pueblos, que llaman 
Quciitaro , Anacuara , Yurirapundaro, 
i Sichii , confinan ios Chichimecas , i 
en lo primero cíUn las Villas de San 
Miguel , San Felipe, Salaia , i las Mi- 
nas de Gnanaxuato , i Villa de Lcon) 
i caminando por ella mifma enderecc- 
ra , por donde anda el Sol , toma ella 
Tierra de Chichimecas cantidad de le- 
guas , haíla llegar al Mar del Siir , i 
al largo de ella Coila , vnas mas , i 
otras menos llegadas , caen las Provin- 
cias del Nuevo Reino de Galicia , Cu» 
liacán, Cópala, Chiametla , 1 mas ade- 
lante , U California , adonde llegó el 
primer Marqués del Valle, que le pulo 
elle nombre, i por ella parte la Tierra no 
es mui larga, porque la Mar la ciñe con 
\ n efpaciofifimo fcno, ó ancón , que ha- 
ce la buclta del Norte, de tanta gran- 
deca , que algunos pienfm , que llega 
tan cerca del parage de los V acallaos, 
que por alli ai eílrecho , para falir á U 
otra Mar, cerca de las Islas de Irlanda, 
é Inglaterra, pero ella es opinión ima- 
ginada : pero de qualquiera manera que 
fea , la prapia Colla da vna gran buclta 
áciael Mediodía, caminando al Poniente, 
i dexando vna grandifima enfenada de 
Mar, i en la punta Occidental de ella 
Coila, es la Tierra- Fitmc de la China, 
no lexos de aquel gran Arcipielago de 
San Lorenzo , adonde eílán las Islas Fi- 
lipinas. 

Efla Provincia de losChichimecai', 
i otras muchas, corren Norte Sur, 1 á la 
parte del Sur queda todo lo poblado, 
i pacifico de los Reinos de Nueva- 
Efpaña , i la parte de Poniente , i 
Norte , es lo defpoblado, i de los Chi- 
chimecas. Por la parte de Poniente , ci- 
ta Tierra no fe eílicnde mucho, por cau- 
fa de la Mar , i de la dicha enfenada : pe- 
ro por la parte del Norte , corre innume- 
rables leguas , pues no i'c ha viílo el ca- 
bo de ella, i es cofa cierta, fer lo mas de 
ello Septentrional inhabitable , por mui 
frió : porque metiéndole debaxo del Nor- 
te , fe aparta del Sol, i dentro , en lo ha- 
bitable, i bueno de eila Tierra( que demás 
de fer larguifima , es mui ancha, por ha- 
ver mucho cfpacio de vn Mar á otro) 
caen las Provincias de la Florida , Cíbo- 
la, i laGuailela ,el Nuevo México , i 
otras muchas , que ni le han villo , ni fe les 
faben los nombtcs , por cílár mui diilan- 
tes de cito, que llaman Chichimecas, i 
eilas Provincias fon á la parte del Nor- 
te , i en lo mas cercano , que á partes ef- 
tá poblado , que es acia el Poniente, 
S 2. caerv 



tos Chi- 
chimecas» 

llIUljlU 

diftjii de 
México, i 
con quié 
confinan» 



Dcfcr?p-J 
cíon de la 
Tierra de 
los chi- 
chimecas. 



140 Historia de las Ik 

caca iiis Min-AS de los yncatecas, P¡inu- 
co, el FrefnillojSan i\lartin,i el Som- 
brerete, las Nieves, i otras muchas Mi- 
nas , i afi.nilniü , la Governacion de Fran- 
cií'co de lijurra, con fus Minas deCha- 
mctla, Eiiuché , Santa Barbara, Gua- 
diana , i las Minas nuevas , cercado, por 
LasChí- todas partes, de citas Provincias , que 
chimecas le ha dicho , que llaman Chichimecns, 
Naciones i dcbaxo de efte nombre , cllan muchas 
jlifcréces. Naciones , con diteicncias de Lenguas, 
como fon Pamics , Capuces , Samucs, 
gangas, Maiolias, Guainares, Guachi- 
chiles, i otros , todos diferentes , aunque 
femejantes en las coltumbres. 

CAT. XV. ^g continua U ma- 
teria , tocante a Los Indios 
Chichimecas. 



Odo qunnto los Caf- 
tellanos han halla- 
do , de ellas Pro- 
vincias, afi al Po- 
niente , como al 
Norte , dtfde las 
Villas de San Ml- 



'■'«y^ guél , de S.in Feli- 
pe , i otr.is p irccs, 
fon mas de dociencas Ltguis de Ticira 
Calida- jnai fértil, i de buen teinpie , mas fría, 
des (lela caliente, i mas leca, que húmeda. 

Tierra de ' , , r r ■ r ■ j i 

1 Ch'- "í'^^" ' ^^''^ ' ''""hma : i en todo el 
chimecas ^'"^° » '"^^ '^^ Dvas , i las Noches cafi igua- 
les , porque parece, que no es la diferen- 
cias m is , qu-' tres horas de la Noche , al 
Día ,en fus tiempos : por la maior par- 
te, es Tierra de pocas lluvias , i aun- 
que algunos Año5 llueva menos , no 
hace nota'ole falta , porque las pocas que 
caen, baítin,i la Tierra, con lu ferti- 
lidad , }o fupls i i afi , no fe ha villo , haf- 
ta aara,en lo que ella poblado, que por 
falta de Agua,aia havido notable ham- 
bre : comienzan las Aguas por Junio , i 
ai en cita Tierra muchas comodidades, 
para fundar Pueblos , por las muchas 
grangerias , que puede haver , con las 
criauíjas de Ganados , i labranzas de Tri- 
go, i Maíz, de regadío , i temporal , i 
La Tier Grana, i Cordilleras de Minasde Plita-, 
r a de] bolviendo acia atrás , pt)r la parte del 
Chichimc 3L,r, i del Oriente, por donde corre la 
cas.cslnic- 'i'ie,|-a , hállalas Provincias de Guate na- 

"^ ,^" ' . la , Nicaragua, i Confines del Perú, es 
centro > i ' , i i » . - 

mala cu «"óolt' » P ^'' hiver poco de vna Mar ai 

las Mari- otra, i lo bueno, i fano es el lomo de 

uat. ello , porque lo que fe acerca á h« Mari' 



días Occidentales. 1551 

ñas , es caliente, i mal f.ino,i todo en co- 
mún es l'iena de pocas Minas : 1 en todo La 1 iei 

r a d 
Cliicliitr 



lo que los Calteilanos han andado en ^J^ <^ 




Tierra de Chichimecas, han hallado le- 

- 1 1 j 11 1 1 -4 , cas iniie: 

nales de grandes l'ucblos , i de que la ^^.^ j^^^,^ 

Tierra ha íido muí cultivada , lo qual f^.j^ p^ 
hace creer , que fue polcidadc Cicntc in- {^\¿^ ¿ 
cunada á trabajar,] edificar, de lo qual otraGci 
totalmente carecen los Chichimecas, te. 
porque ningún Edificio ticiicn, ni labran, 
lino poco,i en pocas partes : i las opi- 
niones, íobre qué Gentes fueron lasque 
tuvieron ella l'ierrajfon varias: pero la 
mas cierta , parece ,que ellos Chichime- 
cas Flecheros , echaron de ella á los Oto- 
mies , graodes Labradores , i los hicieron 
retirar acia México , i puede fer , que le 
delpoblalc ,por alguna gran leca , i que 
fe entralcn enella los Flecheros , como j 

aoraellán : porque contólas fus Flechas, ' 

es dificultólo decieer ,que ahuient.den á 
Gentes, puellasen grandes Pueblos, que 
en fus Cafas le pudieran defender. 

Tienen todas las Naciones de cftos ^°' ^™ 

/-.i- I- r rr» ■ r-v chimcca 

Chichimecas , tus 1 ierras , 1 Demarca-' .. , ^ 
' ' tiene lu 

Clones conocidas, i tienen Guerras, por- yífj-iaí 

que no entrena cagar, ni comer las Frii- dividida 

tas de fus Términos. No tienen ningún i conoc 

genero de Templo, ni Sacerdote, ni Lei, <^" 

m humana policía i fialgunotoma laHi- i-os Chj 

ia doncella, fin licencia del Padre ( aun- '^ '"? . 
.' ' , , ^ . 1^0 tiene 

que lea para calarle- con ella ) le flechan vi- ]g¡^„¡ ^^ 
vo : Caíanle con las Parientas mas cerca- ración, 
ñas, pero no con las Hermanas: fila Mu- Coftiíai 
ger es doncella , queda el Matrimonio ce- btes d( 1 

lebrado,i fi no, deshecho : no tiene cada ^^\ ^"' 
vno mas de vna Muger : vfan repudiarlas, ^""°"' 
por algunas caufas, i toman otra: ellos 
andan todos defnudos ,i ellas, defde la 
cintura, a la rodilla, con ci»cros de Ve- 
nados : todos fon fucios , i de buenos 
cuerpos , i como fiempre andan por 
Sierras , fuelcn fer ligeros j pero como 
fon híilgaí^anrs , fácilmente fe canfan con 
qualquicra trabajo. Al principio, quan- 
do la Tierra de ellos Indios fe comentó á 
tratar de los C'allellaiio$,quc fue porha- 
verfe defcubierto las Minas de los Zaca- 
tecas, i por algunas eilancias de Vacas, 
que le comentaron á poblar en aquella 
Frontera, ellos Indios , fin hacer daño, 
fe ialian á los caminos , a que les dicfeo 
de comer , i alguna Ropilla , porque en tot Chi 
aquella facón , con poco fe contentaban, chimeca 
i lo ellimabancn mucho ; i parece, que cnclpti 
fi entonces fe procui aran afentar alcunos *'1^'° ,- 

de ellos, le pudiera hacer racilmcnte :nc- 

' ' ,, ,- t miento, 

ro por no caer en ello , ni paular , que el ^.,.3,, ma 

negocio viniera á lo que vino, no le hico, (os, i hi 

i los indios (fegun fe haentendido) mo- mudes 

vi- 




1 55" o Decada VII I. 

vidos de fu natural inclinación , o por co- 
dicia de la ropj , como comcn^aioii á 
gulbr del abrigo de ella : i por algunos 
malos tratamientos, que los Caltsuanos 
Califa, les hicieron, le comentaron a alborotar, 
del albo- , hacer algunos daños ,i aii, convino cm- 
roEo de ^^.^^. ¿-onira ellos Capitanes , i Soldados, 

,1,;.^ , como le vio quando mano el Auelanta- 

chimecas n j j ai j 

áo Don redro de Alvarado , i otras ve- 
ces , i dar algunos por Efclavos , i hacer 
otros caltigos. 

CJT. XVI. ^le profigiie h 
que toca d los Chichimecas , In- 
dios de Níieva-Ef- 
paña. 



A codicia de algu- 
nos de los Capita- 
nes, que andaban 
en el catligo de 
los Alterados, hi- 
go fu parte de da- 
ño , cautivando á 
los que no teman 
culpa , haciendo 
las Informaciones contra los Inocentes, 
íiendo Telbgos los mifmos Soldados, 
que iban ala parte de los mifmos Eícla- 
vosinterefaJos ; con las quales Informa- 
ciones, engañaban á los Vilorrcies , que 
mediante ellas, les agradecían, loque íl 
íupician mui bien, caítigáran. Con et- 
tas, i otras Ci)las, los Indios fe comen- 
taron á defabrir,i defvergoncar, decla- 
randofe por eneñiigos : poique , ni enton- 
ces , ni dclpues acá , fe les dio ningún mo- 
tivo de verdadera paz j i li algunos la re- 
cibían, i fe bolvian á levantar , no era 
fuia toda la culpa, fino de la Gente de 
Guerra, que por fus intercfes aborrecía 
la paz , para ( como dicen ) ganar á Rio 
rebuelto : i como los Indios fon de tan 
mala, i ligera inclinación, que los hace 
l'umamente inconftantes} qualquiera co- 
fa que ellos fofpcchan en fu daño , los 
levanta , aiudandolos á ello la experiencia 
de los tiros , que fe ha dicho, i no fe pue- 
de negar , lo que por largo tiempo de 
ellos fe ha conocido , que tienen mucha 
confianza de qualquiera Perfona ,que les 
haga algún bien , i que fiempre les tra- 
te verdad , mas del que vna vez los enga- 
ña, aunque fea en cola de poca importan- 
cia, jamás fe fian , i fi le pueden coger á 
fu falvo, le matan, porque en ellrcmo 
fon vengativos , i efia condición les ha 
aumentado ver, que quando fon perfegui- 



Cu'pa de 
I , los Cjpi- 
' . tan?s , i 
Soldjdos 
en la alce 
ración de 
los Chi- 
chimecas 



Libro VI. 141 

dos , 1 por cafo les cautivan fus Mugeies, 
c Hijos, procuran con altucias la ven- 
ganga, la que con pujanza no pucdenj 
1 para ello han Uamauo á lus Vecinos , i 
Aliados , i aun á los de la Tierra aden- 
tro, i procurando de mover á Rebelión 
á los que no peniaban en ella , i quando 
no han podido , le han contentado de 
llevarfe las Mugcrcs de los Indios de Paz, 
en lugardelas luías, 1 á la Gente Chrif- 
tiana , que tienen configo, h;u;en enten- 
der, que andan allí vnos Indiosá Caba- 
llo , Enemigos luios , armados com« 
CallcUanos , que no dexaban á nadie 
con vida , afi Hombres , como Mugeresj 
i vfaban de elle ardid , para que quando 
los Callellanos fuefen lobreellos, huiefe Ardid d^ 



los Chi- 

chimecat 



Los Chi- 

«"himec-as 
iGeite vé 
juiva. 



también la Gente Chrííbana, que tenían 
contigo cautiva , i como ion Indios de DgkgM-. 
poco iaber , fácilmente lo creían , i huían, 
como ellos. 

De otra aftucia comencaron á vfar 
eftos Chichimecas , que no ha fido de 
menor coníideracion : que como todas 
aquellas Naciones mas interiores , fon, 
como ellos , muí golofos de Carne de Lo5(2hí- 
Vaca, hanles llevado algunas, i ofrecí- chimecas 
dolesde darles muchas , fi quieren venir golofos 
á aiudarlos á procurarlas, i con efte de- de laCar- 
ieo han venido , i fe aiudaban de ellos, "^ deVa^ 
en los faltos, i robos , que hacían, con *■*' 
que los incitaban contra los Callellanos, 
i como bolvian cargados, 1 vellidos de 
los delpojos , que hacían, haviendo iali- 
do de fus Tierras hambrientos , i delnu- 
dos, quedando cebados de la prela, fiem- 
pre que los Ch chimecas fronteros los 
llamaban , los teman ciertos , i afi , havia 
contra los CaÜcllanos raaior numero de 
Enemigos , i llego la cola , á que no 
folamcntc venían llamados, perodefuio 
( por gocar de la Carne de Vaca , de 
que fiempre la Frontera abundo ) fe 
iban acercando á ellas , hafta llegar adon- 
de las Vacas alcanzan : porque tanto, 
como ello , puede la nccefidad , tan for- conflanñ- 
gofa , í natural , que los Hombres tíe- bus folit» 
ncn , de bufcar la comida ordinaria j i tnfolit*^ 
como ellos Indios , en fus Tierras , ni «'>'^««'* 
crian, ni fiembran , no alcancan Pan, ''"'•'"»'> 
ni Carne, i fi algún Venado matan , es " l'*'^'Pf'* 
tarde , i han de comer muchos de el, ^aulf^^ó- 
como en Boda : por lo qual , acudían c^teris »- 
forcados , adonde havia tanto numero de n¡mahbnt 
Vacas, dándoles feguro palo losmascer- 'i"* ff* 
canos á la Frontera , i los acompañan, '^'' /^''"í 
por las caulas dichas , i porque les traen '"J')/*"*' 
Flechas, i otras cofas, que cambiaban, ^f^tlt-Tz 
i trocalian , por la Ropa , que tomaban cit, fjjft, 
de los CaltcUanos ; holgando también, 4, 

que 



¿e Omi 



I4X Historia de las 

que aquellos acudicien , porque fe ni>- 
mcntulén los Enemigos de los CallcUa- 

IIOS. 

Dcfpues que la Guerra délos Chi- 
chimecas ( de cuias coilumbres , i Tierra, 
fe ha dicho , haita ñora , lo que baña) 
comentó atener el principio, que fe ha 
viflo, 1 con los modos, que fe han re- 
ferido : fueron haciendo diverfos faltos, 
i daños, hafta que el Año prefente , ha- 
viendo partido de México feis Callclla- 
nos , llegaron , á 20. de Junio, al Pueblo 
de facían , de donde los tres fe fueron 
á la Ciudad de Compórtela j i los otros, 
que eran Francifco Hernández, Damiaa 
de Avila , i Pedro Vázquez , fueron a 

» nw pafar el Rio de Omitían, i en el Pueblo 
Lo5 Chi- f „ , ^ ,. , ' , 

chimcoa» hallaron los Indios alborotados , ] en 

alborota punto de Guerra , porque los Chichi- 
3 los del mecas los querían ir á matar , porque 
Pueblo tcnian la Doftrina Chriftiana, i fervian, 
á los Caftellanos , i daban tributo al Rei, 
i no fe querían ir con ellos alas Sierras, 
diciendo , que los Cartellanos no tenían 
poder para hacer Guerra, porque el Rei 
no lo permitía, i que havia embiado á 
los Oidores , para caftigar á quien les 
hiciefc Guerra , i que aunque ellos la 
quifiefen hacer, no podían , li primero 
•: 110 embiaban a Cartilla por licencia. Ro- 

garon á los tres Caftellanos , que fuefen 
con ellos á vn Pueblo , dicho Vaorita, 
para que los favorecíefen , pues eran 
Chriftianos: porque de otra manera, ni 
ellos, ni todos los del Valle deCíntiqui- 
pag , efcaparian ; los dos Caftellanos 
acordaron de ir con ellos , porque el ter- 
cero eftabft enfermo > í llegados al Lu- 
gar de Vaorita, que es tres Leguas, ha- 
llaron toda la Gente del Valle en Arraa, 
i que havian embiado la menuda á la 
Sierra , porque los Enemigos havian que- 
mado vn Lugar, i que fe havian juntado 
tantos Chriftianos : porque acudiendo los 
Enemigos con diverfos Efqundrones , los 
pudíefen tomar enmcdío. Eftando, pues, 
con buena guarda , los Indios Chriftia- 
Gtievra nos, en el Lugar de Vaorita ,á los 17. 
entre In de Junio , ni amanecer , parecieron los 
dioChriC Indios de Guerra, con grandífima gri- 
tíAnos . i ta, en vn Efquadron , que tendría mil 
Chichimc j quinientos : los Indios Chriíli;mos, 
^'*' que falieron al encuentro , moftraronde 

huir, i los Enemigos los íiguíeron , def- 
pidicndo fus flechas : en ello fe defcu- 
brieron Francifco Hernández , í Pedro 
Vázquez, en fus Caballos , llamando el 
favor del Aportol Santiago > i viendo vn 
Indio, que Pedro Vázquez no iba arma- 
do, dixoclCapitíUiiic los Chichiiüccas, 



Indias Occidentales. 15? o. 

muera, que c*. Indio, penf.mdo que era 
el (Jaciquc de Omitían , que tenia vn Ca- 
ballo, í Pedro Vázquez le alanceó, i á 
otro , que iba con él ; con que los In- 
dios fe comeng.iron u detener , i rebol- 
viendo los Inüios Chriftianos, fe retí- Lo* I"- 

raron los Enemicos : porque Franciico i'o»*-"'" 

- • cnírnccss 

Hernanüez,por lu parte, havia muerto r^-^.^ -¿^ 

a. otros dos Indios Principales , 1 carga- loslndios 
ba valerofamente a los demás, alancean- Chrifta» 
do á muchos ; i acudiendo otro Eiqua- no- 
drondelos Amigos, los Enemigos le pu- 
lieron en huida, bolviendo, á todo tran- 
ce , las eipaldas , harta cntrarfe en vn 
Montecillo , defdc donde febaxaron al 
Río : los dos Caftellanos mataron once: 
los Indios á muchos, i fue cofa mífte- 
riola , que con llover las flechas fobre 
eftos dos Caftellanos, í fobre fus Caba- 
llos, no lesalcangó ninguna : i de eftos 
acometimientos , fueron haciendo mu- 
chos aquellos Barbaros Chichimecas , pa- 
ra levantar los Indios obedientes, i po- 
der mejor penetraren la Tierra cultiva- 
da , i gocardel Maíz, i de las Vacas y i 
hacer fus faltos. 



CyíT. XVII. T>e lo que el Rei 

^rove'ib, en ejie Año, f ara elbített 
gov'ierno Efftr'ttual, i Tem- 
poral de las ludias. 

Si como las ocafiones iban 
moftrando la necefidad, 
que havia, de proveer en 
el buen govierno de las 
Indias : el Rei , con ci 
dcfeo que tenia de poner 
aquella nueva República en toda perfec- 
ción , mediante Confuí ta del Real , i 
Supremo Confejo de las Indias , en lo 
Efpiritual, í Temporal, con todo cui- 
dado ,cn efte Año , fe hicieron las Lc- 
ies , Pragmáticas , i Ordenes figuientcs, 
en general , i particular. Era Viiitador 
de la Real Audiencia de México el Li- 
cenci ado Valderrama , al qual fe ordenó, 
que por havcrfe mandado, por diverfas 
Cédulas , i Provifiones , que los Oidores 
de las Audiencias no cntendiefen en Def- 
cubrim lentos , ni tuvíefcn Grangerias, ni 
tratos de Mercaderías , ni otras nego- 
ciaciones , ni hicicfen Cafas, ni las com- 
prafcn : i aunque algunos Oidores fupli- 
caron , para ante el Reí , cxprefando cier- 
tos agravios : el Rei , lía embargo de 
quier apelación , ni fuplicacion , qui- 
fo, que lo fobrcdicho fe guárdale, i cum- 

plie- 




EI Li«n:! 
aíadoVal 
derrama» 
Vilítadot 
delAiidié 
cía deMe : 
xico< 

Ordenes 

delRchal 

Lkencía- 

doValíkt 

ram.i.Vf- 

(itjdotdei 

México. 



[jfo. Decada vil I. 

pliefe : i de nuevo ordeno al V^ifiudor, 
que havieudole cnteiidido, que nu obl- 
tantc U diclu orden, le laDui , que les 
Oidores no la guardaban , porque impor- 

I taba poco pagar la pena, li en contratar 

ganaban gran lunia de dineros , i que 
convendría poner penas á los que con 
ellos tuvicfcn compañía , i tr.itos , noti- 
licafc á los Üidoi es , que guardalen lo 
mandado , lo pena de privación de Ofi- 
cio, i perdimiento de todas las Merca- 
derías,! Grangcnas, i mas mil diicudos: 
i parque en touo caib , el Reí quciia, 
que cclaíen los haudes, publicafe , que 
qualefquiera Pcrfonas , que tratafen , i 
contrataleii , o hiciden compañía con 
los Oidores, por el milmo calo pcrdielen 
todos lus bienes > i mándale afimilmo , que 
los Oficiales de las Calas de Moneda, no 
pudiclen contratar, ni conirataien en Pla- 
ta fina, ni baxa, qnintjda, ni por quin- 
tar, lo pena de perdimiento de Ofic, o, i 
pérdida de U Plata, que contratalen , i 
mis lus bienes : i que nin^uní Perl'ona 
contrátale con Oro, en p )lvo, ni en te- 
XU.'los,nien oti o ninguno, qu; nocllu- 
viefe tundido, enlaiaüo , i quintado , fo 
pena de ler p^-rdido , para la Cámara: 
porque de contratar e de cita manera, 
j prelhrfc vno á otro , fin fundir , ni 
cnlaur, le Icguian muchos inconvenien- 
Que no tes; ni tampoco fe puiíelen traer , ni 
venga In- gj^biar Indios a ellos Reinos , de ningu- 
losai^a^ na parte de las Indias, aunque le pieten- 
fepreten- """''^ '^'' '"^ blciavos , 1 tener derecho 
da íet t(' paraclio , ni menos de los que fuefen li- 
■tavos. bies, aunque los mimos Indios dixefen, 
quede fu voluntad querían venir. 

Y particularmente para Nueva- 
"j Efpaña , en elle Año, fe proveicron las 

i colas figuientes. Que porque havia mu- 

|í chos Pueblos de Indios , encomendados á 

Perlbnas particulares , los quales , por 
ellár Icxos del Audiencia , dexaban de 
feguir fus negocios , i que por ella caufa, 
no havia quien caftigafe las diferencias, 
i otros delitos , que fe cometían , de 
r vnos Caftellanos á otros, ni remediarfc 

'■ ' los agravios , que los Indios recibían de 

* ¡ fus Encomenderos , fe mandó , que los 

. ¡ Pueblos fe puficfen , i repacticfen , i de- -^ 

\¡ I baxo de la Jurifdicion de los Corregi- 

miento» , á ellos mas cercanos ; i que á 
los Corregidores fe diefc poder, i Lcul- 
tad ,para conocer en Civil, i Criminal, 
de todo loque feofieciefe en fus Corre- 
gimientos , afi entre Indios, i Callella- 
! nos, como entre los Cailellanos, i en- 

■ tie Indios , i de los agravios, i vexa- 

ciones, que lo» Indios recibiefcn de fus 



Libro VI. 143 

Lnei mendcios} i que los Viforrcic» tu- 

vicien advertencia, para que las Pcrfonas 

que piovcitlen en los Coi regimientos, 

tuelcn tales quales convinicie. 

Y porque el Rci fue informado, El Oidor 

que muchas de las Eítancias de Gana- de VI fita, 

dos deCuitcllanos , citaban en perjuicio y" ^' '^** 

de los Indios, por citar mui cerca de lus "*^ .^* 

l^abian^'iis , i Haciendas} para remedio ¿^ igsCaf 

de ello,ie oidmó, que el Oidor, que teiunos.i 

fállele á vifitar la Tierra, vifitafc las El- lo reme- 

tancias , 1 mándale luego quitar las que ef- die. 

tuvielcn en perjuicio de los lnd;os, pues 

por la gracia de Dios , la Tierra es tan 

larga , que podian caber los vnos , i los 

otros, fin hacerle daño j i que afimifmo, E' Oidof 

el Oidor que lalicie á vifitar la Tierra , vi- '^^ ^'''"' 

fitale las Minas de Puta , é ingenios de !!'? '^f 
A /■ i- ■- 1 T^ Minas , 9 

Acucar , i le inlorma e , fi havia Doc- jngciot 

trina , i fi le adminiÜraban los Sacra- de A^a- 
mcntos , 1 pufitlc en iibcrtud los Indios, car. 
que hállale ,que andaban por tuerca , i Que elOl 
la Di ¿trina conveniente} 1 que el dicho «^or de Vi 
Vifitadof, quando anduvielc vifitando, ''"•''■■'"• 
no embiaie Deudo , ni Pariente luio, a ¿^ m^^g 
Vi litar por él , lino que lo hiciele por fu t,;,,, , { 
Pcrlona. Y havicndo fucedidoen xVlexi- Adininif- 
co(ellandoau ente de la Ciudad el Vifor- tració de 
rei ) que vn Oidor maltrato de palabra á 'osSacra-. 
vn Regidor , i le mando echar prefo , con '"'^'"°** 
Grillos, porque palando cerca de él, no 
le quitóla gorra} por lo qual , el Regi- 
dor, en virtud de vna Ordenanza de la 
Ciudad , que deciai , c^ue de ¡oí Flatos de ¡os 

Oído) es , cumcíelen ios Alcaldes Or diñarlos ^ . ' °'" 

rci Q I re* 
quilo dar quexa Criminal ante vn Alcal- ^^¿^^^ ¿gi 

de Ordinario : el Rei próveió , que el Aidiécia 

Viforrei,c el Prefidente del Audiencia, conozcaa 

i nootros,conociefcnde las Caulas Cri- délas au 

mínales de los Oidores j porque podría ías^-'imi 

fer , que adelante fucediefen cafos mas V^'"v ,*** 
^ ios Oído* 

graves. 

° 17 Til • r < ^**' 

Y porque en vn Pleito, que le trato 
en el Audiencia de México, prefentó por 
Teítigos la vna Partf á dos Oidores , i 
no quifieron decir fus dichos; el Rei man- 
do, que en tal calo , proveieíe el Audien- 
cia, fcgun la concurrencia de los cafos, 
teniendo atención, á que á falta de pro- 
banza , la Juílicia de las Partes no pe- 
reciefé'} 4'-que en la recufacion de los 
Oidores, fi fuefen prcfentndos por Tcf- 
tigos fus Mugcres , c Hijos , mandó el 
Rei , que fe guárdale lo que en cfte cafo Qttrloi 
ella determinado por Derecho. Que el Caciques 
Viforrci fcinformafe, fi los Caciques re- no repar- 
partian a los Indios mas de lo que de- "^ *^ " 
bian pagar , 1 que procúrale de impedir j^ lo.iue 
ella vexacion } i que los Oidores, que debenpa- 
faLan á viütai la Tierra, tuviefcn cuida- gar. 

do 



.144 Historia de las I 

do de inquirir acerca de ello , i hacer 

Juilicia. Qiie havicndo parÉcido á los 

Eckílarticos, que por la divcrfidad de 

Lenguas, qiichaviaen el Nuevo Reino 

de Galicia , le introduxcfe la Lengua 

. . Mexicana , para que los Indios pudiclcn 

*^^'"" fer mejor enlc nados en la Fe : el Rci 

la Léeua 1^^="'"^° > *1^'^ P"^* ''^ navia de introducir 

Caftcila-' nueva Lengua,qucruclc general en aquel 

í\»Á fe pó Reino , fe introduxcfc la CaltcUana , i 

ganEfcuc fe pufiefen Elcuelas , para que los Indios 

Jai. la aprendicfcn. 

El el Pcrü nwndo el Rci , que fe 
Conquír- fobrefeiefe en todas las Conquillas , i 
tai.i Del- T-» r u ■ n. u 

cubrjmié üclcubrimientos , que citaban cometi- 

toi,fe mS *^os í i mandados hacer , halla el Dia 
dá fufpen áe la publicación de efta Orden , hafta 
dcr- que fe tómale rcfolucion en dar la con- 

veniente forma en ello , fobre lo qual fe 
platicaba en el Confejo, para quefchi- 



NDiAS Occidentales. 

ciefen , con tales juiVificacioncs, i rae- 
dios, que la Conciencia Real fucfe dcf- 
caigada , i le hicielcn con buen titulo, 
i que cada , i quando , i íiempre , que 
aconteciefe morir el Viforreí , ó ado- 
leciefe,de manera, que no pudiele dcf- 
pachar lo que tocsba á la Governacion 
(lo qual citaba cometido á foio él) el 
Audiencia entendicfe en lascofabdelGo- 
vierno , como el Viforrei lo hacia , en- 
tretanto que el Rei otra cofa provcie- 
fe , i piandafe j i porque de las JuíH- 
cias de Tierra-Firiue , le havia entendi- 
do, que algunas veces havian cftorva- 
do , que palafen Mugeres á vivir , i po- 
blar en el Pcrü , mandó el Rci ,que li- 
bremente las dexafen pafar , fin 
poner impcdimenro nin- 
guno. 
* » 



Ifíd., 



El Aiidl 
cía delpl 
che lo 
toca 

goM'crn«| 
por míe" 
te dei Vi 
forre í. 
Las Mil 
geres val 
á vivir, 
pcbiar e, 
el Peti, 



Fin del Libro Sexto*. 




HIS- 



i 45- 




HISTORIA 

GENERAL 

DE LOS HECHOS 

DE LOS CASTELLANOS, 

EN LAS ISLAS, Y TIERRA-FIRME 

de el Mar Occeano. 

ESCRITA 'POR ANTONIO "DE HERRERA, 

Ceronijlé Ma'ior de fu Magefiad , de las Indias , / Cornniña 

de Cajiilla. 

LIBRO SÉPTIMO. 

CATITVLO I. ^e el Audiencia de los Reies embia al Marifcal 
Alonfo de Alvarado , d fofegar el Cuzco : i lo que fash en la Ciudad 
de los Reies , fohre el férvido Ter fonal de lox 
Indios. 



A.ñodc 



Os Alborotos, que 
pafaban en la Ciu- 
dad del Cuzco, 
adonde ficmpre 
fe fraguaban las 
alteraciones, é in- 
quietudes , no te- 
man mas funda- 
mento, que la or- 
dinaria collurabrede los Soldados, cuia 
inftitucion es , vivir en libertad , de la 
'ida lí- qual depende todo genero de licencia , i 
:cncIofa. el anfia que tciiian de robar , ponién- 
dolo todo en coufuüon : á lo quil fe 
allegaba lo cial , que fcntian algunos 




Lot Sol 

lados 
Hiieré vi 



Vecinos , que la Jufticia iba tomando 
pie , quitando todo genero de opre- 
fion , i de infolencia , i por tener im- 
perio , i libertad , de hacer en todo a 
fu modo , quiííeran ver perturbada el 
armonía , i concierto del govierno, i 
la igualdad , i brevedad , con que la 
Real Audiencia defpachaba los Nego- 
cios , i adminiftraba Jufticia. Y ha- 
viendo llegado á los Reies Juan Alon- 
fo Palomino , i Gerónimo Coftilla, 
que por afegurar fus vidas , fe fueron 
del Cuzco , por lo que los certiHco 
Don Juan de Mendoza j aunque afirma- 
ban , que la Ciudad quedaba alterada, 
T co- 



14^ Historia t>E las 

c«oaio los Oidores lo hibian , por mas 
tVcícos avil' s, comcn^-.non á platicar,! 
dii"cuMÍr,robrc los remedios , que le po- 
dran poner , para atajar aquellas inquie- 
'T" 7 tildes, poner en foíiego al Cuzco , i de- 
fejanti |- , jjjg,.,. j^ y,-,^ vcz aquclh mala hmien- 

tAma^r.it te, temiendo , que lino le acudía a cito, 

txcitavit podría fer aquel pequeño principio cau¡a 

inttndii, de alguna gran comocion , rebcntando 

&idel e- aquellos humores por alguna de las ctias 

tiitm inle Ciudades del Reino , i pareció, que el 

'l''"'\^'\ mejor remedio era, mudar Corregidor, 

etí accu- porque la novedad de la mudanza , no 

ratus, & podía dexar de caufar cfpanto,! temor % 

frovidins los inquietos j i aunque tenian por buen 

ejfe deber- CubaUero á Juan de Saavedra , i havia 

Scot.148 hecho lo que debia , como buen Minif- 

Ann.i. tro, i leal Vafallo del Rci , todavía pa- 

,, recia , que con él citaban los Soldados 
La muda ' ^ , 1 4 „ . 

de^or '"^^ atrevidos, porque el ordinano trato, 

rezldor ' tamiliiiridad , luele dar atrevimiento. 

euelCuz Nombio el Audiencia por Corregidor á 

co,(ittie- Alonfo de xAlvarado : ordenóle, que íc 

neporre particfe luego con diligencia, 1 lecrcto, 

medio j cumpliéndolo , como le le mandaba , llc- 

go al Cuzco, adonde no fue bien entra- 

- do, quíindo Ichuieron los mas principales 

ieheti'rin Amotinadorcs. Tomó la Vara, i con el 

ttfí, vel calor de la Real Audiencia , i de Gente, 

i>rífes tn que fe mandó apercibir de fecreto , i con 

irtvincia {¿^ reputación que tenia , fin perder ticm- 

vtd»mita ^- prender á Don Pedro Porto- 

. , , carrero, Caballero deXerez, 1 pulodili- 
jlae milite g^^cia, en rccibirintormacion dc lo que 
incedere, haVBFpalad^i i prendió á Francifco dc 
tjf i»i«ríp*iVlirírkl»-, -Afáñló dc Barrionucvo , i 
cuiufqHi ^Al(Jnlb.^el:nandez Melgarejo, i los ien- 
"f " r""! ^ te nci^a m uerte^ i la exccutó ; con que 
^/^'"^^fe'fLff^nocienao quietuden la Ciudad, 
nisexpofi obediencia al Rci , temor , 1 reí peto a 
tus ma- l;i Jullicia. Dellcrro del Reino á vn Le- 
«f/ií.Scot trado , llamado el Bachiller Barahona, 
311. An. i a vn Cirujano, dicho el Bachiller Pa- 
4- chcco , á ívlclchor Pérez , Natural de 

Alvaraí ^ '" ^"""^ ' ^ Carrillo , de Sevilla , i á 
cxccuuU Qi"xada , Natural de Madrid, ilesotor- 
fenccncia go las apelaciones , i remitió á la Real 
de muer Audiencia á Don Pedro Portocarrcro, 
te en los aJoude le dieron por libre j ni á Alonfo 
tr-sAmo- ¿^ Alvarado pareció , hacer maior dc- 
tiiw oies monllracion, juzgando, queconla fuga 
I Ciii "^^ ^°^ ^^'*2"tcs, la muerte de los jurticia- 
dad del *^""' » ^ '^ fentcncias de los dellcrrados , la 
Cuzco, Ciud id quedaba en el citado, que fe prc- 
con 1.1 di tendía, loqualfe hi^o con fuma breve- 
ligencla dad , que entre los demás remedios, pa- 
lé Atólo ra tales calos, es la diligencia mui apro- 

f Alvar» vcchofa. 

Con la buena provifion del Audien- 
cia , i diligencia dc Alonfo dc Alvarado, 



Indias Occidentales. 1551 

folegadas las inquietudes del Pciíi, cílrin- 
do -qucllosRcinoi en toda paz , para n a- 
ior beneficio íuio, llego á la Ciudad de j^^^^^^ 
los Rcies el Vifoirei Don Antonio de to¡,;o ¿ 
Mendoza , que cmbarcandofc en vno de Metido. 
los Puertos cicla Mar del Sur, de Nueva- llega _ 
Efpaña, hi^o felicemente fu vinge , i fe- losReie 
licid^d fuera para aquella Tierra , tener '^'^."' 
tal Governadcr, fi mucho tiempo les du- 
rara. H.50 fu entrada, con aparato Real, 
moltraiiüofc tn fu recibimiento contento 
general, por la buena fama , que havia j-j . . 
dc i'u virtud , i de fus obras , cuio prin- ^Q^^\^ ¿ 
cipio fue, no querer, en ninguna mane- Mendoi; 
ra, hacer cutrad.a debaxo de Palio, co- tomiciK; 
mo la Ciudad lo quifiei a; conque confir- ^ govn 
nw la opinión dc fu modeftia : comentó "■^''cóg 

á governar, confii mando la buena eipc- ".^'/ . ' 
° . -, ,- * tisíacioi 

ran^a , que de el le tema j porque no 

moítiab.i memoria dc los delitos pafados, ^rince* 
ni rigor , fino con mucha manfedumbre ttrrcre^c 
oia lab peticiones, i fuplicaciones deto- mini¡ ni 
dos , atendió a informarle del cftado de ?«•» -vh: 
las cofas del Reino , aunque le impedia dihtt,fi, 
mucho la poca falud que tenia: i porque ■'^'■•^" "_ 
el pr:ncipal cuidado, que llevaba, por la T r^ '".. 
oidcntan apretada, que el Rci le havia ^/¿j,''^^-^ 
dado , era la Convci fion de los Indios, duloert. 
Doótrina , i fu buen tratamiento , i en Scoc. 47 
cfpccial , el quitarlos de las Minas , qtifo, Anii.i. 
que Don Francí co dc Mendoza, fu Hi- 
jo, que era dc conveniente edad , 1 dc ^*" ■*" 
mui buenas efpeían^as, i cxeuripio, i no V!"'°, 
otro, fucfe á vifitar las Minasde Potofi, '"."'*: 
i viendo con fus ojos lo que alli pafaba, j-j p ' 
le llévale información : i afimifmo ,de la cICco , ft 
orden que fe tenia en beneficiar las Mi- Híjo.á v 
ñas , i acudir á lo que tocaba á la Real íitar la 
Hacienda , para proveer en todo lo que ^ww** 
masconviniefe , i al fofiego de la Gente, 
que andaba en las Minas, afi alli, como 
■en otras partes , Caltellanos , i Indios, 
porque no fe teniendo el debido refpctoá 
las Julticias, havian fucedido muchos de- 
litos , i por elta caufa, andaban muchos 
Hombres auíentes , i desmandados , en 
quadnllas , por los Lugares de los Indios, 
i los Bofqucs , i en laslglcfias citaban re- 
traídos: i aunque havia general Paz en el 
Rei no , todavía parucia , que convenia dar 
afiento en cit.is cofas, porque de ellas no 
naciefcn otras peores , i porque aíi 
era nccefario , para el buen 

govierno. 

* # 



d 

df Alvara vcchofa. 

áo, f; (o 

fiega. 



* 
# # 



* * 



*** 
* 



CJP. 



ISS^ 



Década VIII. Libro VIÍ. 



X4.7 







C AT. II. ^e una Conjuracmt^ 
que fe trato por vnos Retraidos, 
en Santo 'Domingo del Cuz- 
co , acerca de al- 
farfe. 

'LoNso de Alvarado 
tenia en quietud la 
Ciudad del Cuzco} 
pero quedando to- 
davía en ella mu- 
chos Soldados de 
los de la Entrada 
de Fiancifco Her- 
nández Girón , i 
del Motin de Miranda , Melgarejo , i Bar- 
rionuero , que Alonfo de Alvarado havia 
deshecho , como quiera que los ánimos 
no eílaban fofegados, i que entre la Gen- 
te Militares impofible, que dexe de ha- 
ver quelHones , i rebueltas , elbaban re- 
traidos en Santo Dommgo Egas de Guz- 
mán, i Baltafar Oforio , con otros Sol- 
dados, i combidaron á comer á ciertos 
Amigos fuios, que fueron Don Sebaltian 
de Caftilla,Don Diego Enriquez , Don 
García Tello , Gómez de Magallbn , Ma- 
theo del Saz , Tello de Vegí , Alvaro Ló- 
pez, Guarnido., Hernando Guillada , i 
otros, i ellando juntos, i Ibicgados, vno 
de ellos hico vna platica, cuia fuftancia 
era : ^te por haver los Oidores cjirecbado 
tantd la fierra , i apretado tanto las tajas a 
los Fecinos , era impoftble aiudar ( como fo- 
lian ) a los Soldados , pues apenas ellos , Jus 
Hijos , /■ Miigcres , fe ftipntaban , por lo 
Pom!a,-o qual , ia fe veían todc^ en tan gr^^ mifcria^ 
del Cuz- ^^^^ ^^g podían vivir., no haviendo havldoen 
el Perií, de/pues que fe dcfcubrih , tan bue- 
nos Caballeros , como entonces , los quales 
andaban rotos , i dcfnudos en Potofi , ; 
otras partes , avergofados , i comien- 
do entre los Indios , Papas , i Chuño, 
por no tener de que fe fujlentar j cofa , digna 
de grandifwia compafton , / maior , que fe 
havia de llegar , en aquella Tierra , a ter- 
mino , que los Hombres hom-ados ferian for- 
jados a fcrvir , ;' no bavian de hallar 5 por- 
que fabiendo quien eran, nadie fe querriafir- 
vir de ellos , i que padeciendo aquellos def- 
venturas , i hallandofe en tan mifsrable ef- 
tddo , por que can fu Hombres de valer , i de 
juicio , como ellos „ no bufcarian remedio , pa- 
ra falir de tilles afines ? Pues no podian fcr 
maiores , como cnpcñar vn Diít los Vefli- 
dos , i otro las Atmas, i quedar al cabo , fin 
efperanca de vh.pr alguna parle abierto ca- 



^viio de 
losRctraí 
dos en S. 



co > á los 
Combída 
dos. 



ttíino , para falir de tales angujlias , i pues ^ , 

qiu: tril vtda m fe poáia fufrir , alíi efaba el ->'''^*** 
Sñor Don Sebajlian de Cajlilla , /'erjóna p,¡,^¡""^l' 
/lufre y Hijo del Conde de la Gomera , que ■v:ífeff.ptr 
los tomaría debaxo de fu amparo , /' tenia fuJftHi ,~ 
ac0rdado , c»n ciertos Amigos , de matar al /«»' dtvi- 
Marifcal Alvarado, el Dia que alli fe fcna- '^^ ■^/"« 
lafe , i por otra parte , el Señor Eg^,s de Guz- f"""t'' 'ir 
man, al Licenciado de la Gama , á Juan de '■ */» ^'^*** 
Sa»vedra,al Caoitanjuan Aionjo Palomi- ^f fama tu 
no , i a los demás , que podían impedir el ¡,i,ci Sg. 
efe^o del negocio ,Ju confervacion , ifeguridad; 3 o. An.^« 
i que por tanto , viej'cn lo que les parecía. 

Acabada la platica , todtis dixcron, 
que havia hablado , como de tal Perfo- 
na fe efpcraba j i tomando la mano Egas Eg^s de' 
de Guzmán , dixo , quelesfupUcaba ,que |^"^.n^an 
pues todos eran buenos Caballeros , que cada vno 1 * ^. * 
bafiaba par a falir bien de aquel hecho , lo torna- :,., ^ ¿«0 ' 
fen con buen animo , pues fueron menos los de 
Chile , que con Juan de Rada , emncdio 
del Dia , mataron al Alarques Don Fran- 
cifco Pifarro , i que el Marifcal Alvara- 
do , i Juojt de Morí , fu Teniente , no erati 
mas do dos Hombres , que (c les podian dar 
de Puñaladas, tomándolos de fapercibidos , de 
lo qual fe encargaba el Señor Don Scbaflian 
de Cafilla : i bol viendo a Don Gafpar 
Tello , i á Gómez de Magullón , pre-» 
guntó , fi les parecia buena traga? Ref- 
pondieron, que fi, i que luego fe nóm- 
brale vn Caballero , que fuefe á algnrfe 
con la Ciudad delosRcies, como eílu- 
viefc hecho lo del Cuzco , porque ím- Aciierdl 
portaba fcñorear la Mar, lin la qual, no, losCo,n|u 
li: podía llevar aquella emprela al defea- ""'idos de 
do fin : i fobrc la forma, que enrodó fe '^^^P-i'' 'a 
havia de tener, íc conftrii, i fe movie- V'"n". * 
ron muchas dificultades , i diverfidad de 
pareceres: porque vnos decían, que cftc j„„^„;[,„t 
era negocio grave , i que confiltia en h ne^ocñsar 
oportunidad , i que fi eíla no fe fab;a dtth jum- 
tomar , ferian perdidos ; otros decían^ '»'» rotiut 
que fi fe havia de executar , fuefe. fin "' '""fi- 
dilación, i como no fe acababan de de- -''''''' "?"? 
terminar , Egas de Guzman les perlua- ^ff^„,.„^-^ 
dia , que fe conformafen , porque de ¡a citfiendtt. 
vnion dependía todo fu bien. Y aunque Scot. 69, 
Don Scbnftian de Cartilla era mogo , fus Anin- 
buenas partes de magnánimo, i liber.ii, 
le daban mucho fer, i como de vnas di- 
ficultades , nacían otras , i de vnas ra- 
bones , fe levantaban otras , llegó la 
cofa , a que algunos fe pufieron en de- 
cir , que todos los que alli cftaban , eran 
Mogos , i que el cafo , que fe rmpre- 
hcndia , era njui arduo , i que le dtbian 
bien confiderar , i mirar , acordandofe 
de las incertidumbres de Ins cofas de 
el Mundo , i buelta que daban , por- 
Ti' que 



Tcum ftn 
teftrii om 
««. meiitt 
revolvere, 
cücfa mtr 
taliumejfe 
iacerratÓ" 
quMlo quis 
flus »dtf' 
tHSeft.t»n 
to m*gi¡ 
tjfe tn lu- 
trico Sc- 
looAnn. 
I. 

D.Sebaf- 
tiádeCaf 
tMa,esto 
madopor 
Cabera 
de los 
Conjura- 
dos. 



148 Historia.de las 

que ii!) les fucecüefe el calligo Je Gon- 
calo Pitarra , pues fueron dcfpues , en 
lu muerte, los que le metieron en la ti- 
nmia. Con cítn Rebelión, cncriban Ca- 
balleros, SoldíJos , i otros , afi por lu 
inquietud , i ambición, como por vivir 
de rapiña , i tomaban por fu Cabera á 
Don Scbaili.ui dcCaltilia , por 1er Hijo 
del Conde de la Gomera , á quien tenían 
por bien acondicionado, i de coílumbics 
á fu modo, que aunque era de buena, i 
grata prefencia , de buena gana fe dab.i 
a placeres , de que mucho gullab.m los 
Conjurados: porque les parecía, que el 
que efcogian para fu Cabe5a,no era fe- 
vero , el qual , no acetaba el levantamien- 
to por codicia , fino á pcrfuafion de 
aquellos mas cfcandalofos , á los qualcs 
no labia rellltir. Y entretanto, que to- 
dos iban hablando de la dura fervidum- 
bre, á que ellubín reducidos, difcurrien- 
do , fi feria mejor matar á Alonfo de Al- 
varado, i ocupar la Ciudad del Cuzco, 
ó irfe áli Provincia de los Charcas , ri- 
ca , i d.fpuclla para fu confcrvacion , i 
para conl'eguir fus defignios. Qaanto á 
la muerte de Alonfo de Alvarado, mu- 
chos lo cmprehsndicran , fi el defeo de 
Hilvar fus vidas ( que es el qae impide 
muchas emprefas ) no lo dc:uviera , i 
tardando los Conjurados , i ellando fuf- 
penfos entre la efperan^a , i el temor, 
fuccdio cola, que indigno, i altero m is, 
i acrecentó ei delabr;miento general del 
Peri^i , como fe vera en el llguientc Ca- 
pitulo. 

C AT. III. ^le continua los 
tratos de los Retrataos del Te- 
rü : i lo que proveieron el Vi- 
forrei , i Audiencia de los Re- 
ies , acerca del férvido Ter- 
fonal de los In- 
dios. 



Gas de Guzmán , que 
era quien maa apreta- 
ba la Rebelión , dixo 
a los Conjurados : ^le 
fe akgrajen , ; con buen 
animo , abra^afen el ne- 
gocio , pue^ entr¡ib:in en 

il mas Caballeros de les que peníihan , ; 

muchos Principales , F.-cmos del Reino , ; 

moflrb vníi Cirta , que dixo y era de Falco 

GoJineZy en fue afirmaba ^ que los guarda- 




Indias Occidentales. 'i") i 

ría las cfpcildas , con trecientas Soldados, 
que tema , ptua alfar/e con el A liento de 
Pítoji , Villa de la PUita , i Cbuquiabcy 
todos Homhes de hecho , i de i\iíor. Sm 
Juan , Ftzcaino , dixo , que todo aqucilt 
tra , come el Señor Egas de Gi'.zman ¡o 
decía , que miá kucn Cnballcí o era el Se- 
ñor Don Scbafiian de Cajlilla , que le d:e- 
fen obediencia , i fi nu^ obedec tejen a otro: 
perqué defde Poto/i , hajla la Ciudad de los 
Retes , ejiahan determinados , i cenfotmeSf 
de alfar a qualquiera que fuefe , ;' que el 
alzamiento era niui fácil en la Ciudad de 
los Retes , /' echar fuera de ella , ; del 
Reino , a los Oidoies. Luego fe difcur- 
rio , fobre que convenia macar á todos Los Ceñ- 
ios Vecinos del Cuzco , que tuviefcn l""i)os 
Repartimientos, i á los de las otras Ciu- *|^''^"ícc 
dades , f ilvo á Don Pedro Luis de Ca- " ''".'^ ' 
krera , que era amigo de Soldados , / al 
Capitán Chrifloval de Peña , Hombre de 
bien , / experimentado en la Guerra , ; qut 
al Viforrei , al /ít (¡ubijpo -y i a los Oidoras, 
convenia embiarhs a Cajlilla , pues fe ha- 
vian tan mal entendido , ; govci nado , en 
executar las Ordenes del Rtt , con que le ^ i-r- 
havian penado la '1 térra. Y acabado elle „;? nusí 
razonamiento , difcurrieron mucho en quí tgtn* 
otras cofas , encareciendo ilcmprc fu r<'>'£n<»/íJ 
gran neccfidad , la qual era tan apreta- '"3"''''*^ 
da, que no requcria dilación , i remí- '" '" 'i 

1 • J 1 J J te lis tiutt 

tieron la exccucion de lo acordado , na- , ■ ■ T 

ra el iJia , 1 hora, qucparccieicaDrn yfp¡¡,,mtt 

Scbaltun de Cailüla , 1 a ügas de Guz- cUnfsiñá 

man. Y havicndofc , vnos á otros, f«»^«f^»* 

encargado mucho el fecrcto , fe fueron, ric«lnmfi 

con propofito de vfar en todo de bre- "/'"»''; 

vedad , aunque el Mirifcal Alvarado, '"""" 

luego tuvo olor de cita Junta , i que g^¡„„ 

Egas de Guzmiin era el que fe hacia el 

principal de todo. 

Q¿iando ello pafaba en el Cuzco, vn fifcuntm 

Baltafartle Caríate, prcfentb al V'ifoirei Scociox 

vna Cédula Real , en la qual fe le ha- ^"" .V 

■ , '1 r I r ■ El Vilor- 

da merced , de que el lolo, por cipacio . . » y, 

de diez Años , pudicfe traer Camellos ¿¡(.'ncja, 

al Pcríi i atento , que no havia fcrvicio mandan 

Perfonal , ni lo hiviadchavcr : porque e.xecutar 

parecia, que para caiga , era gran alivio vna Cedu 

el de lo» Cvamellos: i dicen algunos, que 'j'',^"'^" 

fiendo grande el gelo de Don Antonio de f ^f^r' 

Mendoza , parafacar aquellos Naturales j^^j^ 

de todo trabajo : i fabiendo lo mucho, que 

el Rei,i el Real , i Supremo C'mfejodc 

las Indias apretaban entllcí, ilodcícaban, 

lo platicó con la Real Audiencia de los 

Rcies , i que atentas las palabras de la 

Cédula , 1 la que llegó al tie-üp i de la 

partida del Prctidcntc Galea , que ab- 

Iblutamcnte prohibía todo fervicio Pcr- 

f..- 



tentiMm i 

vni 

ro Af» 
omnit aá 



I5fi 



^ 



D. Anto- 
nio deMé 
dofa no 
e tiitre- 
njecc en 
i execu- 
:¡on de la 
Medula 
\e\ icrvl- 
juPerlo- 

Du"! "'"' 
' 'fiftcurus 

lOtentU 
°rtn!:efi> 
gnofcif 
•efi,ft "'' 
'íH!¡i cotr» 
e¿eí »<< 
. imfias of 
' Iciat ) W 
<erm$ttat< 
'ti cum 
\ftf)teti* 
'eeurus > 
'Jehet abo 
ere omni» 
"' 'í* (/orí í« 
'• ••/». Scot. 
.i;.Ann. 

'*' '-IlAudié. 

ni • 

'" :ia m<.n- 
"'■ la prego - 
* -lar lace- 
en: 'Jula.to 
f -ante al 
"" fervícío 
P' ■Peifonal. 

icntimlé- 

de la 
iétc del 
•rri'.por 

1 execii 
ion Hel 

■I- v'cio 

¡■"trional, 



D E C A D A V I 

fonal , fin embargo del Auto , que i"e 
pro\'cio ¿ la parcela del Prelidente. El 
V'iloireí , i ci AjJiencia , quieren al- 
ga ios , que acordaron , que ia Cédala 
le exccutale , i que U mandaron prego- 
nar, lo qual no a dio haver pilado alí, 
lino que havieado la Real Audiencia 
agiiarJ-tdo, de.de que falio el Prciiden- 
tc G ilca del l^eiü , la rclpueíh del Rei, 
lobre haver i'ulpendido ia ex.-cucion del 
fcrvicioPerfonal, halla eíte punco, aun- 
que la havun tenido de otros negocios. 
Frai Domingo de Santo Thomás , mol- 
tro á los Oidores vna Carta del Obil- 
po de Chupa , Frai Bartolomé de las 
Calas, en que decía , que fe maravillaba 
de los Oidores , ^or m haver execuíddo h 
Cédula del Jervicw Per fonal , /" que el Con- 
, fejo Supremo de las Indias decía , que iá 
aquello corría á cargo del Ftforrei , i de la 
Real Audiencia , ; no del Co^ifejo : i ha- 
viendole dado, cuenca de ello al Vifor- 
rci Don Antonio de iMendo^a , rcfpon- 
dio , que pues el Con fejo no decía nada^ 
entendía , que era aprobar la fufpenfion , /' 
que afi , no je debía innovar j por lo qw%l^ 
los Óldjres le pidieron , que lo firma fe ^pe- 
ro no quifo , diciendo , que no le tocaba , no 
je hdviendjo hallado , quando fe proveíb el 
Auto. Dixole , que Don Antonio de 
Mendogí juzgiba , que aun no era 
tiemblo de proceder con tanto rigor, hal- 
ta tener las colas del Reino mas alenta- 
das , i que quando la Gente elhivicíe 
con mis qu etud , entonces le podría 
hicer aquella execucion , i los Oi- 
dores , con todo efo , dctcrminiroii 
de mandar pregonar la Cédula , i cm- 
biaron á dar cuenta de ello al Vifoirei, 
con Pedro de Avcndaño , á lo qual ref- 
pondio , fie ni lo quena aprobar.^ ni repro- 
bar.^ que ellos bicíefen lo que les parecícfe j i 
afi,!? hicieron pregonar. 

-Comovió tanto elta novedad los 
ánimos de los Vecinos , i de los Solda- 
dos , que eran lullentados de ellos, qi'C 
luego fe levantaron platicas , i juntas, 
c(ín tan gran delcontento, que era mui 
fácil conocer la delefpcracion , que traían, 
i de ello dieron avilo á todos los Ca- 
bildos del Reino , para que fe enten- 
diefe en el remedio : i aunque procura- 
ron los de la Ciudad de los Reies , de 
hablar al Viforrei , por fu enfermedad 
no pudieron tener Audiencia , por lo qual, 
determinaron de prefencar Petición en 
la Real Audiencia, fuplicando del Auto; 
i para que fe hiciefe mejor , nombraron 
pM- Procurador General a Gerónimo de 
Silva, Vecino de la Ciudad. Los Oi- 



II. Libro VIL 14 9 

dores refpondieron , que el que fe tuvicfe 
por agraviado , habiaje paiítcularmcnte 
por si , i no acudícje nadie ^ con vüz de Co- 
munidad ; porque en aquel cajo , havia mu- 
chos , que no tenían de que reclamar , i que 
acudiefen , por lo que toaba a lo general.^ 
al Reí , ;' al Real Confejo de las Indias: 
porque fiempre fue bueno , no dar lugar a 
'Juntas., ni Congregaciones de Pueblos , qut 
es adonde , por. la maior paite , je fra- 
guan las fedic iones. Los Vecinos de la 
Ciudad de los Reies , villa la refpuefta 
de los Oidores, tanto procuraron el Au- 
diencia del Vilbrreí , que le la dio , i 
recibió fu Petición , i mandó al Secreta- 
rio Pedro de Avendaño , que les diele 
telUmonio de la prefentacion, i dio avi- 
fo al Reí de lo que pal;iba , haviendo iá 
embiado á CiltiUa a Don Fiancifco de 
Mendoza , fu Hi|o , con muí particu- 
lar relación de las Minas úc Pocoli , i 
de todo lo demás , qne de aquel Reino 
le parcela , i en el eiue.idia , que fe de- 
bía de proveer, para fu buen govierno. 
Y continuando el vniverUl delcont._nto 
de la publicación de laCcduli , que qui- 
taba el fervicio Perlonal , lo qual causó 
mui gran aborrecimiento a los Oidores, 
i tanta pefadumbre á los Vecinos , que 
entre ellos , lo menos que fe platicaba, 
era de Rebelión , de lo qual no anda- 
ba libre Francifco Hernández Girón, 
que en elte tiempo fe hallaba en Lima. 
Mui alpero pareció , que los Oidores 
exccutafen ella Cédula, fin tener el be- 
neplácito , i veto del Viforiei, i atribu- 
lóle , á que andaban con gran dcfeo 
de mofliaife obeaientcs , i fieles al 
Rei , i puntuales executoresde fus mm- 
damientos, á diferencia de los Antcce- 
fores , en fus Oficios : pues no ai du- 
da , fino que confille en buen govier- 
no , que fepa el Juez , ó el Govcr- 



r.a Gente 
del Cuz- 
co quiere 
i'iiplicar 
déla Ce- 
dula , to. 
cante al 
fervicio 
Pei;loiiaU 



D. Anto- 
nio deMl 
do^a enn- 
bía a ti- 
pa na á fu 
HÍjo Dou 
ttácilco. 



S-rntimíé- 
to de los 
del Pcrü, 
porcjue fe 
quitaba 
el fti vicio 
Perlonal. 



íjeque ri' 
la'um d« 
negotio, »t 
^ueCecin' 
íiam dig' 
num tan' 
ti ret cen- 
fítré- Tac. 
nador , que no baila fcntenciar bien Ami.j. 
en vn cafo , fino que ha de confi- 
dcrar , fi lo requiere el tiempo, 
i fi es de fu Perfona , i 
oficio. 




CAP. 



IfO 



Historia délas 



Pedro de 

Valdivia 
jfale en 
Chile a 
delciibrir 




CAT. ly. ^te el Governador 

Tedro dt Valdivia , fue defiu- 

britndo Las 'Fro'vincias de Chile , i 

la folie itud qne pufo en bene- 

fciat las Minas de 

Oro. 

On la relación que tuvo el 
Governador Valdivia , de 
Gerónimo d« Alderete, 
i por las demás , que de 
Gente de la Tierra te- 
nia , havicndo guarneci- 
¡ llega al ¿^ y^^^^ ^j Fuerte de la Concepción, 

r''^. ' partió en el principio de cfte Año por 
Pauten. í ^ i ^ ^ n j r^ i 

los Llanos , que llaman de Ungol, 

con la Gente que tenia , i fue delcu- 
briendo , i en algunas partes tuvo reen- 
cuentros con los Indios, que afperamen- 
te llevaban , ver en fu Tierra Gente tan 
eilrana , i intentaban el defenderla , i 
el'cufar lafcrvidumbre , poniendo el pe- 
cho ala refillencia, porloqual, convenia 
á los Callellanos moitrar animo , i valor de 
veras i i haviendo , con ellas dificultades, 
llegado al Rio de Cauten, vio maiorcs Po- 
blaciones, i afentó fuExercito , con los 
Indios Amigos, que llevaba de los Va- 
lles de Santiago , i la Serena , en la par- 
Població te adonde fundo la Ciudad Imperial : i 
de laCiii- Jiaviendo determinado de poblarla , co- 
ídad.llama ^^ ,^ j^j levantó vn Fuerte , por- 
. . I que aquella ¡Nación de Indios hcra , i 
bclicofa , ali lo requería : i para que 
de mejor gana fe defcndiefcn los Calle- 
llanos , luego repartió la Tierra, i pa- 
lando mas adelante , llegó á las Pobla- 
ciones del Valle de Manquina , adon- 
de hi^o alto , porque le llegó vna nue- 
va , que Francilco de Villagrá le lleva- 
ba del Perü ciento i ochenta Soldados 
de focorro , defpues dehavcr caminado, 
defcubriendo'diverfas Provincias , mui 
pobladas , halla que llegó á la gran Cor- 
dillera nevada , que divide las Provin- 
cias de Chile , de las demás , que hnvia 
dcfcubierto , i pasó ella Cordillera , adon- 
de, por los grandcsfrios, perdió muchos 
Indips : i llegado á h Ciudad de Santia- 
go, tuvo orden del Governador Valdi- 
via , que le Uevafe la Gente mas dcf- 
canfada , i bien armada , que pudiefe , i 
que la demás fe qucdafe alli. Francifco 
de Vilbgrá caminó , por lo que Valdi- 
via tenia dcfcubierto , halla el Y ú\z de 
MariquiQ^ , coa octenta ¡áoidadüs , adon- 



Valdivia 



ISDiAS Occidentales. ^5S'- 

de halló al Governador , ci qual , con 
toda la Gente , paso adclr.iitc , i Ücgo 
al Rio., que hace gran Ptieito de Mar, 
que llaman de Valdivia, i allí [-oblo aque- 
lla Ciudad , dándole iu nombre , i le- Fnndacíi 
vanto Fuerte, léñalo Vecinos , i los re- deiaCiu 
partió la Tierra. Y defde cite litio, 
embió á dclcubrir adelante , halla el 
Lago , que llaman de Valdivia , i oí- 
da la relación de lo que fe havia delcu- 
bierto , embio a Gerónimo de Aldere- 
te , para que defcubriefe acia la gran 
Cordillera Nevada; i haviendo embiado 
al Governador relación de lo que havia 
dcfcubierto, pobló la Ciudad Rica á las PoWacI(_ 
faldas de la gran Cordillera Ne\ada , i de laCiu' 
levanto vn P ueite , adonde dcxó Prefi- dadRii 
dio , i fe feñalaron Vecinos , i enco- 
mendaron los Indios , aunque algún 
tiempo defpues , por no fer el fitio có- 
modo , á inilancia de los Vecinos , el 
Governador mudó el Afiento , i le pu- 
fo fobre vn gran Lago. 

Y porque no fon las cofas de Chile, 
de que fe va tratando , para dividir en mu- 
chas partes , aunque tea exceder de la or- 
den , que fiempre fe ha tenido en el dif- 
curfo deellaHiftoria , fe pondrá toda en 
elle lugar , halla la muerte del Governa- 
dor Pedro de V^aldivia, i llegada de Don 
Garcia de Mendoza. Hecho lo que fe ha 
dicho, el Governador bolvio de la Ciu- 
dad de Valdivia,, ala Imperial, i atravesó 
por la parte de Puien , i Provincias de ^ j 
Tucapel , i Arauco , dándole obedien- a„„, "í 
Cía todos los Indios de lus \ alies, i Co- Tucind;! 
marcas, i para muior feguridad deloque olxdecéJ 
tocaba á Arauco , Purcn , i Tucnpel, man- Valdivi* 
do levantar tres Cafas fuertes, en di llan- 
da de ocho leguas , la vna , de la otra, ^^'dlvít 

en los fitios, que parecieron mas como- '"^^""^ 
1 1 - 1 r tresCafii 

dos, para que la vna, a la otra , fcpu- fuerteset 

diefen dar manoj porque conoció , que Arauco, 
con aquella Cíente bclicofa, no convenia Puren , i 
tener defcuido , i con los Fuertes juzga- Tucapel 
bit, que podia tener á los Indios en fre- 
no, i alus Soldados ieguros, porque era 
Hombrede gran ingenio , i de larga ex- 
periencia , i ello también le daba alguna 
confianca, i fcña'ó para si, por Repar- 
timiento , lo de Arauco , i Tucapel , haf- '•'" W' 
ta Puren, excepto algunas Encomiendas, "T'^ ""'' 
que dio a Vecinos en aquella Comaica. - """ * 
Llego en ella ocnlion el Governador, ^ r,vá 
á la Ciudad de la Concepción , i lur go xi í*nf!ij, 
pasó á la de Santiago , de donde dcfpa- & iniem] 
chó , con dineros del Rei, i fuios, á Ge- " mcnút 
ronimo de Alderete , á Callilk,con re- "'«■>"**• 
lacion de lo que havia hecha , i avilan- fj.?/"''° 
do las .grandevas , i riquezas de aquel ' "** 

Rei- 



1)5-1. 

Valdivia 
«moia á 
Gcroiil- 
moddAl 
dírcte a 
.CaltiUa, 
icoii reía- 
cioiide lo 
hccuo en 
Chile. 



prácifco 
deA¿uir- 
rt.por or 
'den de 
V^aldivia, 
'Diicbla en 
Iji Üia- 
giiitas. 



Valdivia 
lo tuvo 
luen con 
i:;o en ha 
cr tantas 
'oblacio 
íes ea 
^hile. 



if. 1 



Decada VIH. 

Reino , poniendo al Rci en coníideía- 
cion , la mucha cuenca , que de él era 
julto que liicielc ; i luego le llego vn 
Ltícono de Gente , que le cmbio Don 
Antonio dcMendoca, Viíbircí del Pe- 
rú , con Don Marcu) de Avcndaño, 
cae le llevó por Tierra , i meció en el 
Reino trecientos i cincuenta Caballos, 
i Yeguas, i llego á la Ciudad de Santia- 
go , á tiempo, que Pedro de Valdivia 
citaba en ella, delde donde, con lat^ona- 
ble numero de Gente, deip¿cho al Capi- 
tán Fruncifco de Aguirrc , con la qual 
paso la gian Cordillera , i pobió en los 
DiagiJitus, i Junes. Y el Governado*-, 
con la Gente que tenia , i la que havia 
llevado Don Murtin de Avendaño , i 
otros Cafados , que con fus Mugeres fue- 
ron por Mar del Perú , partió de la Ciu- 
dad de Santiago á reforjar , i ampliar 
las Poblaciones , que poco antes havia 
hecho , porque fe hallaban en gran ne- 
cefidad , i peügvo , porque Pedro de 
Valdivia , con menor confcjo del que 
debiera Capitán de t,tnta experiencia, 
i buen juicio , abragó mas , c higo mas 
PobLicíones de las que conviniera , fe- 
gun los pocos Soldados , que tenia en 
Provincias , que hervían de Gente , la 
mas guerrera, i bien armada ,dc quantas 
Naerones íe han defcubierto cnel Pciú, 
fin vivir con fujecion de Señores, como 
los de México, i e-1 Perii, fino por par- 
cialidades , reconociendo» los Parientes 
maiores , i mas valientes. 

CAT. V. ^le va continuando las 

cofas fucedidas en el Reino 

de Chile. 

'Legado Pedro de Valdi- 
via á la Ciudad de la Con- 
cepción-, mandó ( con de- 
mafiada codicia, que es el 
fundamento , por la maior 
parte, de perdición) que 
fe bufcafen Minas de Oro , i como la Tier- 
ra las tiene, defcubricron muchas , i ri- 
cas en la parte que llaman Ongol , adon- 
de pobló otra Ciudad , que Hamo los 
Confines , que fe defpobló defpues , i 
pasó tres leguas del fitio que tenia , adon- 
de aora eftá , i también fé defcubrieron 
Minas ricas , quatro leguas de la Ciudad 
de la Concepción , en la parte que lla- 
man Quilacoya. Eih riqueza levantó el 
animo a Pedro de Valdivia, paraempre- 
hcnder maiores cofas j i en aquel Invier- 




LlBRO Vil. Ifí 

no, que era del Año de Iffi. dcfpachó 
al Capitán Francilco deViioa , al qual 
tema puclto en el Litado de Arauco , i 
Tucapcl, para que con dos Navios, fuefe 
á defcubrir el Eltrecho de Magallanes , i 
le provció bien de Gente ,iBaltimentos5 
con orden de llevarle ra^onde la demar- 
cación del viage, i navegación, con de- 
figiiiü de juntar mucho Oro, i veíiir el 
Año íiguiente en Perlona, por el Ertre* 
cho, á Caltiila,á pretender , que elRei 
le contírmafe el Govierno , i hónrale con 
los Títulos, 1 Mercedes, que folia dar á 
los que tan bien le lervian en tales em- 
prcfas. Y para poner en cfcfto ellas prc- 
tendones , ialidos los Navios al Del'cu- 
brimiento del Ellrecho, mando, que fe 
échale a las Minas de Oro , en la parte 
íufodicha , de Quilacoya , mucho numero 
de Gente , para que con mas brevedad, 
fe facafc la maior cantidad de Oro , que 
fe pudiefe. 

Los Naturales, haviendo bien reco» 
nocido , i conliderado las fuerzas de los 
Caltellanos, i todas fus cofas , i coíhim- 
bres ,todo lo qual ( como cofa por ellos 
nunca villa) les havia caufad») gran admi- 
ración, i efpanto, juzgándolas con el tiem- 
po , i experiencia , por cofas hum-anas, 
i fujctas á la fortuna i i haviendolo con- 
fiderado todo , como lo pueden hacer 
Enemigos domellicos , comentaron á 
tratar entre ellos de facudirfe aquel yu- 
go dcfervidumbre , pareciendoles , que 
afi por la confianza , con que los Caíle- 
Uanos vivían , i dclcuido , como por el po- 
co numero que eran, podrían falir con ello: 
i haviendo pafado, entre ellos , muchas 
platicas fecretas , no por lo que toca- 
ba á defconformidad ( que no la havia ) 
fino por el modo , como fe havia de 
cxecutar ; cofa , por todos infinitamen- 
te defeada : i ficndo de acuerdo , en to- 
do lo que convenia, dieron principio á 
fu defeo , con ir fobre la Cafa fuerte de 
Puren , porque como eran tantos, vnos 
fcguian la Guerra , i otros , fingida- 
mente daban a entender , que querían 
continuar la Paz , todo para tener 
tiempo de acomodar las cofas , para 
confcguir fu defignio , porque tam- 
bién emprehendieron luego la otra Cafa 
fuerte de Tucapel , i el Capitán , que 
eftaba en guarda de ella , que fe decia 
Martin de Erizar, haviendo peleado va- 
lerofamente , i desbaratado la multitud 
de los Indios , con los pocos Solda- 
dos que tenia , i avifado muchas veces 
al G 'vcrnador , para que les focorriefe, 
i el fe hallaba en ellrcma necefidad , vif- 



Valdivia 
embia al 
Capitán 
Fiácílco 
de Viloa 
i deicii- 
brirel Ef 
trecho de 
Magalla- 
nes. 



los In- 
dios de 
Chile dc- 
termínaa 
deaconac 
ter la Ca- 
fa fuerte 
de Puicib 



'lJ^^ Historia de las I 

to que no acudia el focorro, porque la 
Gente nopeiccicfc, fe determino de dc- 
famparav la Cafa fuerte, ¡ caminando de 
Noche, con avifo, i diligencia, fe retiró 
á juntarfc con los que eftaban en la Cafa 
fuerte de Purcn, pareciendo, que era me- 
nos mal perder vn Fuerte , que entrambos 
Maláona p^^jro de Valdivia, tarde cmbió á Diego 
,?f° ^de baldonado , con feis Soldados, para que 
treiSolda cntrafe en la Cafa deTucapel, porque la 
dos.encra hallo quemada, i peleando los Indios con 
en Araiu él , mataron tres Soldados, i efcapandofc 
»»• con los otros , llegó á la Cafa de Arauco, 

defde donde avisó al Governador del fu- 
cefo , i rebelión de los Indios. 

Pedro de Valdivia , con maior 
promptitud de la que debiera , lalió de 
Ja Ciudad de la Concepción , i llegó al 
Utio , adonde labraban las Minas del Oro, 
i adonde havia Carelianos , no Solda- 
dos , fino Mineros , i mas de veinte mil 
Indios en la labor, i fervicio de lasMi- 
nas , i alli mandó hacer vn Fuerte , de 
vna palizada grucfa, con fu Fofo , i or- 
denó, que dentro fe meticfen, i afegura- 
fcn los Caftellanos , i que no ccfafc la la- 
bor del Oro : i acabado efto , en pocos 
Dias,pasóel gran RiodeBiobio, por la 
parte de Talcamavida , i con la Gente 
l^aldlvia ^"-'^ llevaba, fe metió en la Caía fuerte 
llega tU de Arauco, haviendo recogido, de cami- 
Cafafucr no, algunos pocos Caftellanos. Diego 
tedeArau Muldonado le informo bien de lo que ha- 
I®* via vifto , i le perfuadió, que hiciefe al- 

to en aquel fitio , i Uamafe toda la Gen- 
te que pudiel'e de todo el Reino , para 
que toda vnida , hiciefe entrada en la Pro- 
vincia de Tucapel, porque la rccupcra- 
cion de aquello , era el total remedio de 

JáiTui ^"'^"^ ^'^'^'"'^ ^'^ Valdivia , juzgando, 
■peí, cüii ^l"^"^ aquel remedio confiftia mas en la 
«oca Gen brevedad, i queantes eradañofo el dete- 
pt, nerfe ,no aceptó el confejo, partiéndole 

luego de la Cafa de Arauco , con cincuen- 
ta i tres Soldado», i Criados luios, bien a 
Caballo, i caminó la bueltadc Tucapel, 
dcxando efcrito á todos los Pueblos del 
Reino , que le acudiefen , con toda la 
Gente que pudiefen , i ordenó , que Je 
la Cafa de Puren , adonde havia quarcn- 
ta Soldados, falielcn catorce, para ¡un- 
tarfe con el en la Cafa derribada de Tu- 
Valdívía, *^>pcl- Otro Dia , haviendo el llegado á 
coii teme la parte, que llaman Cotón , i haviendo 
lidad.pa- cmbiado adelante, por Corredor, al Ca- 
faadeJlt» pican Diego Doro , con diez Soldados, 
los Indios le mataron , con todos ellos, 
i Cí-)i\ hallar feñales de Bracos de Hom- 
bres , colgados en los Arboles , i otros 
tftlci, lo qual pudicu mover i Valdivia, 



sf^i 



KDiAS Occidentales. ifii. 

para bolvcife á juntar fuerzas maiores, 
no quifo,fino pafar adelante. 

Cj^T. VI. *De la muerte ¿el 

Governador ^'edro de Valdivia, 

i arrogancia , que causo 

en los Indios de 

Chile. 

%^^7?^%\^^^ Legando, pucs,por 
^S^grJí^' h:^2T ,¿%^ vn litio llano , a 
'^¿r'¡^% virta de la Cafa de 
■ '"'"-íi Tucapel, le falie- 

B '^ ron al encuentro 

' - muchos Efqua- 
droncs de Picas, 
i pelearon con el, 
i el con ellos, 
gran parte del Dia , ¡ le desbarataron, 
i mataron la maior parte de fu Gente, 
i cl , con catorce Soldados heridos , fe 
bolvió retirando , hafta cerca de Cotón, 
porque el trance fue de manera , que 
convenia menearlas Manos , i hacer ca- 
da vno cofas , mas que ordinarias , i lii 
prefencia del Capitan,lesobJigabaamof- 
trar valentía de verdaderos Caftellanos. 
Llegado, con efta retirada, al pafo del 
Rio , que llaman de Levo, hallo mucho 
numero de Indios Piqueros, i Flecheros, 
los quales (aunque cl Governador, i ios 
catorce, hicieron cofas maravillólas ) fi- 
nalmente le mataron , con todos los Caf- 
tellanos , c Indios de íervicio , que lle- 
vaba, fin que efcapafe , fino vn Mucha- 
cho, Indio Chriftiano , llamado Andrés, 
que fervia al Governador en fu Cámara, 
Natural del Valle de Chile , el qual lle- 
gó a la Cafa de Arauco , i contó el fu- 
cefo al Capitán Maldonado , que dio á 
Valdivia tan faludable confejo , i havia 
quedado alli, con quince Soldados, cu- 
rándole de heridas , que en fu retirada 
havia recibido, i la mifma relaciondilo 
fucedido,le dieron los Caciques de Arauco, 
citando mui firmes en la paz, i obediencia. 
El Capitán Diego Maldonado , vil- 
la ladelgracia, i lliccfo del Governador, 
acordó ue dc-famparar la Cafa de Arau- 
co , i recogerle á la Ciudad de la Con- 
cepción , i dcfpucs los Caciques le hicie- 
ron llevar quanta ropa , i otras cofas, 
que los Caftellanos dcxaron «111 : los 
Soldados ,que el Governador havia man- 
dado, que falicfen de la Cafa de Puren, 
i fe fiícfen .n juntar con cl , ordenó ,que 
los llévate á fu cargo cl Capitán Jaan Go- 
íSAt de Almagro , cl qual , no ficndo 

pun- 



ios In 

dint ({( 
Chile ni: 
tan «I Ge 
veriiadoi 
Valdivia 



loí 

C i (] II I 

de Arau 
coifiiftei 

tanlaPa 
i obediV 
cía. 



rjji- DecadaVII 

pnnía;! ci k p*rtiJ:i , dilatóli vn Día 
niis; 1 corm i;i los Indios h.iviin muar- 
to al Gavernuior, fiücron al encuentro 
ii.in Co-fu.in Gómez de A Imagro, que peUo va- 
aez cle¡;„^j(.^.^.ij(, rodo vn D:a. con ellos , i 
L¡ni3gro ,.„^„,^,^Joj^ ¿ j^ Qda Fuerte de Puren, 
elfa con i -- . - i > n 

j,-^ murieron los netc , i los otros llegaron 

fe retira rn'J' Heridos, havicndo caminado toda la 
Noch: , i el Día ll^uicnte , de comun 
ncucrdo defampararon la Cafa , i fe re- 
cogieron á la Ciudad Imperial, i de eíla 
minera acabo Pedro de Valdina , hom- 
bre noble , natural de Viílanueva de la 
l'l Sirena, en Ellrc:nidura, famoío Solda- 

do, no havienJo moftraJo en el cafo de 
fu mjírte la much.i p.udencia , i reca- 
t-^ , coa que fie npre fe havia g iverna- 
do en las cofas de li Ga^rra : pero él le 
perdió , p irqj' dfi ;uao¡aTi:nte los qus 
en tod") f)n bien af )rtuna ios , fe reca- 
tan , comí los que tien-n advcrfiiaJc?, 
i aquí ganaron mucho loj In lios , por- 
que conocieron la formí Je pelear de los 
Caftellanos , i fe aprovech.iban de ella, 
i de fus Armas, qac recogieron, i gJftr- 
daron, eílimuid >l.is pjra fu provecho. 

En la fagon que fuccJió efta muer- 
ta de Pedro de Valdivia, i que fe defpo- 
bbron lis tres Cafas Fuertes , Francifco 
de Villigrá ,que era fu Teniente Gene- 
ral , perlona q'je dignamente le p idia 
fuceder en el c^rgo, por el valor, t por 
la experiencia, fe hallaba en li parte de 
la CiuJad de Valdivia , teniendo avifo 
del fuccf-) , partió con treinta Soldados, 
que ten-a confijo , i fue recogiendo al- 
gunos otros de las Ciudades de Valdivia, 
i de la Rica , de la Imperial , i de los 
■ancif- Confives, i (e entro en la Ciudad de la 
!' , '' Concepción,! con otra que llegó de la 
a^fii la Ciudad de Santiago , hicia Ihmamienta 
iiidid de la demis, que fe podia juntar, para 
;laCon- ir al caltigo de la muerte del Gjverna- 
pcion, t dor , i pacificar lo rebelado. Recogida 
imagen j^ Gente que pudo, dexando de Prefidio 
' ochenta Ciftellanos en la Concepción, 

partió la buelta de Arauco con ciento i 
i fefenta Saldados efcogidos, i bien arma- 

dos, con feis Piegas de Artillería ,de las 
que allí vfabm, poco miiovcs que Ver- 
fos, i pafido el Rio de Biobio , i llega- 
do a vida de Arauco, en vna punta don- 
de bate la Mir, que fe llama la Raque- 
te. El Maefc de Campo Reinofo , que 
raiKÍf- \\^.i ,\. Vanguardia , dio en muchos Ef- 
''^',^'' qmdroncs de Indios , i peleó con ellos, 
^y^! a- haíla que ilegido el Capitán Francifco 
-.llecos ^^ "^'illigra con el cuerpo de la Gente, 
<-Sela- c Indios nmif;->s,qU''; llevaba erf fu aínda, 
3s. fe comencó la Bitaila , que duró gran 



I- LiBno vil. rVr 

p^irtc del Eí^a, dudóla por nmbas parte?; 
i b.'iviendo los Indios derribado al Capitán 
Vülagrá, i mucrtole el Caballo (aunque 
herido ) con el favor de algunos buenos 
Soldados, tomó otro , i como á pcríona 
que iba fcííalada por el Guión, que lle- 
vaba junto á si , la multitud de los In- 
dios Icx'untó vn furioio alarido , i ccr- 
raiidofe con las Pic.ns en vn tropel , ga- 
jiaron la Pinga, i Sitio , adonde fe pelea- 
ba , i llevaron á los C illeluinos por vna 
ladera ubaxo, adonde bate la Mar. 

CJT. VIL "De vna reúrada¡ 

que el Capitán Francifco de Filia- 

gfa híco a la Cntúad de Santiago, 

i la diferencia que fucedio entre él, 

i el Captan Francifco de yíguir- 

re , Jobre el Goviernc del 

Reino de Chile. 



Ompelido el Capitán Vi« 
llagrá de tan gran fuer- 
ga , fe fue retníindo coa 
lu Gente, dexanuo muer- 
tos fiete, o ocho Solda- 
dos, i con la ocafion de 
la retirada , los Ii-idios fiqucaron cl Ba- 
gage , i quando pensó , que cl faco los di- 
viriicra para hacer mas a fu falvo la re- 
tirada , nuevos Efquadrones le filicron a 
atajar por arriba , teniendo hedía pali- 
zada en lo alto de la cucíta de Llaveman, 
i diudo animo á los Soldados con pala- 
bras , i con cl excmplo de fu pertona, 
para que en aquel peligro no moftrafen ^^¡^ 
flaquera , i venciefen aquella dificultpd, </„^ 
valerolamente rompió , i pnsó la piuca- y^rntu cS 
da , i en la buxada le fueron ficiTipre flímato 
cargando, i apretando mucho,! ll guien- 
do tres Leguas halla el Rio de Biobio, 
en cuia diftincia le matsron noventa i --, .■ ,„ 
feis hombres j i ficndo cofa milagrofi, pgr.i:or,ft 
que fefenta i quatro fe huvicfen tiefcn- auPorhat 
dido de tantos enemigos, entró con ellos «o^rc^'e/?» 
en la Ciudad de la Concepción ,1a qual "'fí^ífí"» 
hico luego defpoblar , embiando por la "^l" '^'^"'^^ 
Mar en dos Navios , i Barcos , los que . - 

' ^ '1 ni 14772 Vl^^ 

citaban mas heridos , i las mugcres , i y„^^ , ;, 
gente menuda, i con la otra fe retiró a d'fcr'sTnea 
la Ciudad de Santiago j i porque havia ponnt , •z-' 
poca gente para futtentar las Ciudades '7«'"?»" ""^ 
nuevamente fundadas , fe de' poblaron la "'fl^y 
Rica,i la de los Connncs, i :n gente ce ellas ^^^^^^^ <;^_^ 
entró pn la Imperial, tierra fértil, i de mu- <9c,Aatv 
cho líumerode naturales, cu cuia defenJa i. 
V eilaba 




•7} ex c 



í7!f*M'r,ns-' 
L-¡1 lidct 
rfl'inrfUfrr 



Los In- 
dios d c 



if4 Historia de las I- 

citaba el mümo Villagiá, el qual con 
buena fortuna , acompañada de maravi- 
llofo valor, en varios iucelus, i acometi- 
mientos, que le hicieron los Indios, fuf- 
tentó la Ciudad Imperial , haviendofele 
rebelado todos los Indios de fus Térmi- 
nos, íalvo los mas cercanos á la Ciudad, 
i los rebelados hacian la Guerra con jui- 
Chile no <^'° 5 > Conforme á ra^onjno pareciendo 
hacen la en ello Barbaros, porque levantaron Fuer- 
Guerra tes , de los quales ialian á correr , i def- 
coTioBaí truirlos alientos, i cftancias délos Caf- 
baios. tcllanos. Y Villagrá en divcrfas veces 
los desbarató, peleando con ellos , aíi en 
corrcdurias , como en los Fuertes que 
tenian, i fe los ganó, matando mucha 
cantidad de Indios, porque fe halló con 
i6o hombres valientes , bien armados, i 
con buenos Caballos , que pafadas tantas 
defgracias, fue cofa notable el defender- 
fe, i hncer hechos valerofos, por eílár la 
Ciudad rodeada de tan grandes pobla- 
ciones. 

Llegado el General Francifco de Villa- 
grá con íu Gente , efcapada de la rota de 
la Concepción á la Ciudad de Santiago, 
halló, que con ocafíon de vn Tcftamen- 
lo , que pareció del Governador Pedro de 
Valdivia , en el qual dexaba nombrado 
por Governador á Gerónimo de Aldere- 
te, que havia ido á Cartilla, por lacomi- 
fion que tenia del Licenciado Gafca, de 
feñalar Governador, en cafo de muerte, 
harta que elRei,ó la Real Audiencia de 
los Reies proveiefen ; i que par» en cafo 
que el dicho Gerónimo de Alderetc no 
acetafe ,por ciertas condiciones, con que 
Fnncifco le nombraba, fcñalaba al Capitán Francif- 
de Aguir- ^^ ¿^ Aguirrc j i haviendole avifado de 
de f^Go- ^"° ^"^ Amigos , que fe hallaba de la otra 
vernador P^'tc de la gran Cordillera , en la Provin- 
de Chile, cía délos lurics, viílalaciaufula delTef- 
tamcnt© , fe partió, i fue á Chile con fc- 
fenta Soldados > i llegado á la Ciudad de 
la Serena, fe higo recibir por Governa- 
dor j i como Francifco de Villagrá era 
Teniente General del Governador Pedro 
de Valdivia , i dcfpues de muerto , los 
Cabildos de las Ciudades le nombraron 
en el propio Lugar , i Titulo, i le reci- 
bieron por General , i JuÜicia Maior , i 
haviendo antes de ello defpachado alRei 
Francifco de Villagrá, con elavifo,i cf- 
tado de las colas del Reino , fe fuftcnto 
con el nombramiento : entre el, i Fran- 
cifco de Aguirre huvo diferencias fo- 
bre el Govierno ; por lo qual faltó po- 
co que no llcgalcn á rompimiento. Fi- 
nalmente fe concertaron , en que junta- 
mente con la Ciudad de Santiago defp:\- 



155 



\ 



Francií 
de VP 
gra V.; 
foco I -i 

á JasC 
dades 

V.ii.n- 
I \alm^ 
rial. 



NDiAS Occidentales. 

chalen al Audiencia de les Reits j i pare- 
ciendo ,que la dilación que havia de ha- 
ver harta que Uegafe la refolucion de el 
Audiencia , feria mui perjudicial , i ¡as 
Ciudades Imperial , i Valdivia, que fola- 
mente havian quedado en pie , corriaa 
mucho riefgo de perdcrfe,Fiancilco de 
Villagrá determinó de focorrerlas , j 
abrigarlas con mas Gente. 

Para elle focorro tomó Francifco de 
Villagrá harta fetenta mil pelos de Oro, 
que tenia la Caxa Real, i junto ciento 
i cincuenta Soldados en la Ciudad de 
Santiago, i pafando por Provincias Re- 
beldes , fuera de las de Arauco , i Tu- 
capel , por el camino que llaman de los 
Llanos, venciendo grandes dificultades, 
i peleando valerofamente con los Natu- 
rales, los quales armados con las Armas 
Caftellanas , vfaban de ellas como íi les 
fueran propias , i de la Pólvora, como fi 
licmpre la huvieran acortumbrado ; lle- 
gó á la Ciudad Imperial , i conquirtó 
todos fus términos , i embió Gente á la 
Ciudad de Valdivia , para que hiciefe lo 
mifmo; i pafado el Verano, bolvió con 
cien hombres fobrc la Ciudad de Santia- 
go , adonde halló vna Provifion de la 
Real Audiencia de los Reies , por la qual 
mandaba á los dichos Francifco de Vi- 
llagrá , i Francifco de Aguirrc , que no «la de 
vfafen de los cargos que tenian, fino que Kekst^ 
los depufiefen , i que governafen los Al- " 'o^c 
caldes Ordinarios de las Ciudades, cada Sosáfi 
vno en fus términos. Francifco de Villa- 
grá obedeciendo erta Provifion ( hecha ^ pt^^j 
de lexos , i con poca información de lo co de 
que aquel Reino havia menefter) fe cf- giiiire. 
tuvo fin cargo en la Ciudad de Santia- 
go. El Capitán Francifco de Aguirre no 
tomó ella refolucion con tanta pacien- 
cia, porque fupiicó de la Provifion para 
la mifma Real Audiencia > la qual, á iiif- ElAuá 
tancia de los Vecinos de la Ciudad de la 
Concepción , los embió Provifion, para 
que pudicfcn hacer Gente , i bolver á 
poblar fu Ciudad , i que fuefen aiudados 
con diez mil pefos de la Real Caxa > i 
también erta fue Provifion de Miniilros 
que no entendían ( quanto fuera ragon) 
las cofas de Chile 5 porque fe dexaion 
llevar de los Vecinos, que defeaban mu- 
cho bolver á fus haciendas , i verfc 
en fus cafas , fin confiderar los 
peligros á que fe po- 
nían. 



La Au( 



to < 



V;¡ijgr 



cu del 
Rtíc 

biiclvc 
relhtiii] 
yill.,.j¡, 

I a A¿uí 
re. 



ú 



*** 


*** 


*#* 


*** 



# 

* # 



CJP. 



1 51 



I' i. 



is! 



b Car- 

nanos 
1 Chile 
) Ivciiá 
)>Iar la 
Zncep- 




1 utarOf 

<|ipitau 
]dio,en- 
uen lo» 
1 minos 
I laCin- 
I d de Sí 
'lijo. 



CJT. VIII. 

Guerra con los Indios de Chile , i 

de vfia Vitoria , que contra ellos 

tuvo Francifco deFillagra , con 

la muerte del Capitán 

Lautaro. 

Os Vecinos de la Concep- 
ción , con ietenta Solda- 
dos, que levantaron, lle- 
vando por Cabos á los 
Alcaldes que eligieron, 
que eran los Capitanes 
Juan de Alvarado, i Francifco de Caf- 
tañcda , partieron de Santiago , i llega- 
ron al ficio de fu Ciudad, i con mucha 
brevedad fe fortificaron. Los Indios de 
las Comarcas , que en ninguna maner» 
los querían ver alli , no tardaron en ape- 
Ilidarfe , i concertarle , i fueron fobre- 
ellos , llevando por fu General á Lau- 
taro, hombre feroz , i candante en lus 
Emprefas , porque no obilantc que di- 
verfas veces fue vencido de los Caite- 
llanos , i que perdió mucha Gente, tan- 
to porfió , que ginb el Fuerte á los Caf- 
tellanos , i les mito veinte i dos hom- 
bres , la maior parte vecinos Encomen- 
deros, que vendieron bien fus vidas , i 
los demás ( dexando derramada mucha 
fangre de Indios , havicndo hecho haza- 
ñas extraordinarias, i gencrofas)fe retira- 
ron á la Ciudad de Santiago , cuerda , i 
valcrofamcnte. Irritados los Indios con 
el acometimiento de haver los Callella- 
nos intentado de poblar á la Concep- 
ción , i con la multitud de Gente que 
les havian muerto , determinó Lautaro de 
no dexar el negocio fin venganza , i 
con nuevo Exercito entró en los tér- 
minos de la Ciudad de Santiago , cor- 
riéndolos , i haciendo daño en lo que 
eftaba de paz , i retirándole, hi^o alto 
en el Rio de Ytata , para renovar dcf- 
pues la Guerra. 

La Real Audiencia , conociendo 
quan mejor fuera favorecer á Francif- 
co de Villagra, para que continuara las 
Vi¿lori:is que havia tenido en las Con- 
quiftas que havia hecho defde las Ciu- 
dades Imperial , i de Valdivia , proveió 
al dicho Francifco de Villagr:i,por Cor- 
regidor , i Juilicia Maior de todo el 
Reino de Chile , entretanto que llega- 
ba el Capitán Gerónimo de Aldeietc, a 
quien el Rci ( por el avifo que tuvo de 



Decada VIH. Libro VII. 155- 

I2 n.uerte del Govfrrp.dor Pedro de 
Valdivia) havia proveído por Gc.vnna- 
dor, i Adelantado ¿el Reino de Cíiile, 
que iba con gran numero de Gente, pa- 
ja esforzar aquellas Ccnqiiillas. 

Ordenó afimilmo la Rcfil Ard^cn- 



^ie continua la 



c¡a a Francilco de \ ilLcra , que en jasv 
Ciudadcs que citaban en ríe , íe hicic- v . . 

1 £r2 V3 VI* 

fen muchas límentelas para la fiiftenta- (jtaudo la 
cion de la Gtntc , C|uc liavia de acudir xierra ,1 
á la Guerra , que fe havia de hacer a los animiJo 
r.-iturales. Fn recibiendo Fiancilco deaIo?'^af- 
Viliagrá eñe Defpacho,pvcviro, qi'an- "^"•*"**" 
to le pareció conveniente, paia la ccn- 
fervacion de las Ciudades , i para la 
Guerra que fe havia de hacer adelan- 
te , procurando , quanto le fue porfi- 
blc , tener en freno á los Enemigos lo«. 
hervios , i arrogantes , por las palíidas 
Vi£i-orias , i fubió á las Ciudiides Impe- 
rial , Valdivia , i la Rica , que fe havia 
buelto á poblar j i dexando pioveico !o 
milmo, 1 la Gente con buen an'mo , fe 
bolvió á la Ciudad de Santiago con cin- 
cuenta Soldados , que le scetpparabnnj 
i llegado al Rio de Maule , ks Indios 
de aquella Comarca le le quexaron de 
los daños , que el valic nte Lautíiio los 
havia hecho, i que totalmente los tenia 
dclbuidos , i le avifaron ,que eñaba en 
los Pueblos de Mataquito , i Peteróa, 
alterando los Indios de Paz , i hacien- r ,^ 

do el daño pofible en los términos de Capitán' 
Santiago, i que la Ciudad havia em- Indio, al- 
biado al Capitán JunnGodinez , vecino cera Ja 
de ella, con veinte i cinco Soldados, á gente que 
hacer frente á Lautaro , en el entretan- *^'" '^ ®. 
toque le embiaban mas Gente, para im- ^** 
pedir el daño que hacia. 

Franciíco de Villaera , conociendo ^ ,_ 
que el defignio de Lautaro era apre- ^^ ¿^ y ._ 
tar á Santiago , i poner aquella Ciudad jjaorá def 
en necefidad de delpoblar á la Imperial, cuidj ^ 
ó á Valdivia , porque de ella depcndia Laucar», 
fu fuftentacion j i que fi le fucedia el 
ganarla , venían a quedar cerradas ellas 
dos Ciudades. Embió á mandar a Juan 
Godir.ez, que le aguardafc cu los Pue- 
blos de Teño ; i por defcuidar á Lauta- 
ro, paso defcuidado del , moftrando de 
pafar de largo: pero la fobciviade Lau- 
taro lo atribuló a miedo , i en llegan- el aftiic/a 
do Francifco de Villagrá á juntarfe de Vílk». 
con Godinez ( como era fu defeo) re- § '' * «* 
bolvió por el camino vfado ', que lla- 
man de las Palmas , á dar fobre Líiuia- 
ro, llevando buenas Guias , i procuran- 
do de tener fieles , i puntuales avilos 
de la manera que cílaba Lautaro , i 
caminando de noche, i con ladiligenci.a. 
Vi i avi- 



I.iütaró 
iii7ga qua 



miedo. 



rS6 HlSTOílIA DE LAS I 

i nvifo cnnvtiiiciue u l>iiqn Capitán, lle- 
go antes (ic am.nceei a poaeiic lobre 
|laut.iro,quc and..ba coi) vna Trompeta 
Calicil.víia , nuidaniiu ias Centinelas , i 
apeando la mitad de los ietenta Solda^ 
dos y que llevaba , acometió á Lautaro 
al romper di. 1 Alya, dando anunulainen- 
te lobiC ci } i aunque por ambas p*itcs 
le peleo reciamente , i los Indios hicie- 
ron lu deber , no pudiendo mas rclilHr 
ai inipctu Caltcllano , i la orden con 
Indios que peleaban , quedaron vencidos , mu- 
de»(iara viendo m:is de íeiicicntos , i el mifmo 
Lautaro , que governaba las colas de la 
Guena con prudencia , i juicio no de 
bubaro : quedaron heridos todos los 
Cattellanos , para que fucfe igual la glo* 
ria de tal Viíkoiia , eftimada por la nc- 
ctMklad en que cflaba el Reino , i por 
el freno que pufo al arrogancia de ios 
Indios. 

■CJ-T. IX. ^ie fe fupo en Chile 
que iba por Governacor 'Don Gar- 
cía de Mendoza , i que comienza 
vna T)eJcripcion del Reino 
de Chile. 



tados , i 
Luía o 




j.," . <^c5*ví^ Seguró efta ViéVoria i 
^ *^ "^ " todos los Indios de Paz 
de los términos de las 
Ciudades y i dio animo 
á los que citaban en ellas, 
i Francifco de Villagrá 
bolvio á la Ciudad de Santiago , i ha- 
lló avifp , de que el Adelantado Geró- 
nimo de Alderetc havia muerto de en- 
fermedad en la Isla de Taboga junto á 
Panamá, teniendo embarcada en la Mar 
del Sur la Gente que llevaba para aque- 
llas Provincias , i que por ella muerte 
— ' Don Hurtado de Mendoza, Marqués de 
Gañere , que hav'ia llegado al Perü por 
Viforrei de aquellos Reinos, havia pro- 
veído a Don García de Mendoza fu hi- 
jo por Capitán General , con docíentos 
i'-cinquenta Soldados bien armados , fin 
otro numero de rllos, que iba por Tier- 
ra , í por Afcfor el Oidor Hernando de 
Santillan ,i que llevaba por fu Maefe de 
DooC-'''- Campo al Capit ¡n [uan Ramón. Llc^^ado 
ci.-. ofM« D in García de Mcndocí , con quien fue 
do^.imá el famofo Poeta , i honrado Caballero 

°^ '•7'" Don Alonfo de Eicíila , mandó prender 
oernl. .a- , ^, . „ r i ^ ■ ^ 1 

pítanFrá Capitán t'rancifco de Aguirrc, en la 

circo de Ciudad de la Serena , i embarcarle ea 
Agiiirre. vn Navio para embiarlc al Perú , i lue- 
go defpacho al Maefe de Campo Juan 



ndias Occidentales. 

RiiDion á la Ciudad de S.mii.igo , con 
quaicnta AiCabuccros , para q'^e pien- 
üiclc a Frunciico de Viüagrá que (,c( mo 
fe ha div.ho) tema Titulo de Corregidor, 
i Julticia Maior , por la Real Audiencia, 
i le embio á la Ciudad de la Serena , i 
cmbaicauo en el milmo Navio, adonde 
citaba ti Capitán Francifco deAguirre, 
le embiaron al Perú a la Ciudad de los 
Reics , en pjgo de lo bien que havia 
férvido : pero ella prifion de Francifco 
de Vülagra fue para trofeo de fus Vic- 
torias , que fueron muí grandes , i to- 
das muí á tiempo , i primero atajó el 
curio de ellas, la Real Audiencia, quan- 
do mando , que govcrnafen los Alcal- 
des , i agora la llegada de Don Gar- 
cía , el qual fe porto en lo que hi^o 
delpuesjcomo valiente Caballero, i gran 
Soldado , como lo dirán los Efcriptorcs 
que trataren de ello , i de no haverfc 
dado al Capitán Francifco de \'illagrá, 
el debido premio de fus valerofos he- 
chos , como es propio de Principes. 

Para mejor inteligencia de cite gran 
Reino de Chile, íá que ie ha tratado de 
lo que pasó, en lu conquilla , hafla que 
llego Don García de Mendoza , que es 
el fin de ella Hiltoria , fe dirá agora lo 
mas notable que fe ofrece, en lo querei- 
ta de hablar del j i como atiás le dixo, 
defdc el Rio de Biobio ,harta el Rio de 
Labapi haí quince Leguas, en cuio me- 
dio le hace vna enlcnada grande, adonde 
cftá la Provincia de Arauco, i aquí cfta- 
ba la cafa fuerte, defde donde ie pacifi- 
caba toda la Tierra. Y en ella l^iovincia 
de Arauco ion los poítrcros términos de 
la Concepción , en las Tierras que lla- 
man Labapi ,en treinta i ficte grados i 
medio dentro de la enfenada de Arauco, 
al Oes Su Juclle de la cafa fuerte : la Mar 
entra conlu creciente por el Rio arribo, 
i pueden fubir Barcos, i hai mucho Pef- 
■cado, í Sal de agua de la Mar, que re- 
prefada fe quaxa con el Sol. Tiene de 
términos la Ciudad de la Concepción por 
la Colla de la Mar cincuenta Leguas def- 
de el Río de Maule, hafla Labapi. Defde 
la punta de Labapi , halla el RiodcLebo 
hai fcis Leguas , va corriendo al Sur. Eliá 
el Rio de Lebo, en treinta i ocho grades 
cfcafos : en cfle Río pobló Don García 
de Mendoza In Ciudad de Cañete , qui- ib 
dcfpnbló por las Guerras. Defde el Riy 
de Lcbo, halla la Isla de Moche, hai ieis 
Leguas, ella al Oes Suduellc dci Rio de 
Lebo, i la Isla en treinta i ocho gia- 
dos i vn cjuinro , que fon doce minu- 
tos mas de los treinta i echo gi ,cos. 



Í55 



D.C.ir 

de Ndi- 
do^a i. 
da i>ri 
der i i 
cilco 
Vlllajji 



& 



Term 

nos d« 
Cfiifiad 
¿í laCo 
ccpciou 



Mocl-.Cí 
tá <iJ-r 
Ifguas»! 
tío de i 
.Mau I 



jcji DecadaVI4 

es habitada , 1 en ella fe reparan los Na- 
vios, quando tienen tiempo contrario. 

En cíla Isla tuvieron prefo á vnCaf- 
tcllano mucho tiempo, i viios Marineros 
le le hurtaron á los Indios, i defpucs le 
le pagaron , i bolviendo por alli el pre- 
fo, les dio rnas p.iga , i le rogaron, que 
los pidiefe p )r Üncomienda , porque 
holgarían de iérvir á hombre tan agra- 
decido. 

Ella Isla de Mocha eftá cinco Le- 
guas dentro de la Mar , i defdc la Mar, 
i defde el Rio de Lebo , h;Ul:a fu paragc 
va la Coila al Sur , i defde él , h.illa ia 
punta , ó cabo , hai 8 . Leguas , va la Cof- 
ta al Suduefte, i el cabo ella en treinta 
i ocho grados i medio , toda es Tierra 
fértil para todo genero de fementeras, 
i criangns de ganados , i es diípueíla pa- 
ra quanto fe fembrare. Luego fe topa 
el Puerto del Carnero , el qual tomo 
La I?!a elle nombre , porque aportando alli la 
ideMoche j^^^ ¿^\ Qbiipo de Plafencia , que pasó 
Jante"" ^^ Eilrecho de Magallanes, i llego á la 
Ciudad de Arequipa , los Indios dieron 
vn Cimero á los Cailellanos, defde el 
qual Puerto , haíli la Ciudad de los 
Confínes , que eílá la Tierra adentro, 
hai di^'z i ocho Leguas , i va el cami- 
no al ü¿ile,en treinta i fiete grados i me- 
dio ; poblófe en el llano que llaman 
O igol , i el Rio que baxa de la Sierra 
Nevada pifa por junto á ella , i otro 
Arroio la pafa por la parte del Norte, 
adonde fe tienen las moliendas: lasTier- 
¡Jítío aáó i'a? fon fértiles pira crianza , labranga, 
\e'e no- i maduran bien las frutas, que las tienen 
ilolaCIu rnai buenas, hacen buen Vino,Pafas , é 

^^ '^í H.gos pafidos , ella defviada la Ciudad 
osCoufi - ° ' - ~ • •■ . - -- 



íes. 



i 



de entrambas Cordilleras ,de la Neva- 
da ocho Leguas , i de la de la Mar dos 
Leguas , i ellas fon fus términos Lellc 
Oclle , i Norte Sur tiene diez i ocho 
Leguas de términos , las ocho halla cl 
Rio que llaman de Laxa , por vna La- 
xa de veinte ellados de alto , que eílá 
en él, de la qual fe dcfpeña el agua del 
Rio. Pafanle á vado antes que fe defpe- 
ñc el agua , i los Perros mueren defpe- 
ñados en el agua , por lo qual fus due- 
ños los pafan á caballo. Las otras diez 
Leguas de los términos de eíla Ciudad, 
fe e Hienden acia cl Sur por el camino de 
la Imperial , hai gran cantidad de Ci- 
prefes , de donde cortan madera oloro- 
fa , i della Árbol fe entiende que fale 
el Lacre , que firve para ceri'ar Cartas, 
coTio lo que viene de la India Orien- 
tal. E^la Ciudad de los Confines , eílá 
veinte Leguas de la Concepción al Norte 



I. Libro VIL l^/ 

qu.irta al Noruelle de ella , i ella ue la 
Concepción al Sur quarta al Sucfte, fu 
día maior es de catorce horas i media. 

CJT. X. ^le continua la De f 

criación de el Reino de 

Chile. 




''í71tf^5f\U 




^^S^liíi /ll^ E s D E la Ciudad de los 

1^^ - '- 

'7^■¿^l L^ peruil , va el cami- 
no al OesSuducile , ella 
la Imperial quatro Le- 
guas de la Mar , vn Rio 
arriba que fe llama Vten , que baxa de 
la Sierra Nevada del Lcíie : pafa junto 
á la Ciudad al Sur de ella , i otro mas 
pequeño por la parte del Oeílc , i queda 
la Ciudad en vna punta entre los dos 
Ríos , en vna loma bien alta , i de afpe- 
ra fubida;eílá en treinta i ocho gndos, 
i quarenta minutos , junto á la Cordi- 
llera de la Mar al Lclle de la dicha Cor- 
dillera. Efta Ciudad es cabcca del fe- 
gundo Obifpado del Reino de Chile, fus 
términos comienzan diez Leguas á fu 
Norte, i acaban por la parte del Sur en 
Queule , que es vn Rio dclle nombre, 
halla el qual hai defde la Ciudad diez i 
ocho Leguas , i eflá en treinta i nueve 
grados i medio , por lo qual parece te- 
ner de términos, Norte Sur ,dicz i ocho 
Leguas, i al Lefte Oelle las veinte Le- 
guas , que hai defde la Mar á la Sierra 
Nevada. Tiene buenas Tierras para pan, 
i no para vino , porque no maduran las 
vbas , que halla entonces teninn, aunque 
las Alvillas, i Moféateles, maduran por 
fer tempranas. Hai mui buenos palios 
para ganados de cerda , i no fe hace 
quefo, porque la Leche no es buena. En- 
tran Barcas por el Rio halla la Ciudad, 
i no tiene Puerto, por fer ptaia con ban- 
cos de arena de á tres braqas , i dos i 
media. Dafe todo genero de Hortalicas, 
i Frutas, i fe íuñentan ron poco riego, 
i fin él , por la gran freicura del roció, 
que fe caufa de los vapores de dos Rios, 
i de eíla mucha humedad, debe de pro- 
ceder el no madurar las vbas dentro de 
la Ciudad. 

Defde la Imperial á la Ciudad Rica 
hai diez i feis Leguas , va el camino al 
Suellc quarta al Lelle , eílá en treinta i 
nueve grados defviada de la Ma^ veinte 
i cinco Leguas , i tres Leguas al Oellg 
de la Sierra Nevada , adonde c^^ ^na 
Laguna grande , que tiene de ■l=i''go 

Leiie 



Defcn'p« 
cioii. i (T* 
tío de la 
Ciudad 
Impetial 
de Chile» 



Madiiráji 
en la Fm- 
períal I.ij 
vb.is Mof 
Cíteles , i 
AlviUas, 



r>efcr'(í-í 
cícnd ■ la 
C Iiidad 
Pv lea de 
Chíl«. 



if8 Historia de las I 

Lcik Oefie las tres Lr giins , i de ancho 
Norte Sur dos Legims i media j llamafe 
MulUbauqucn , i al Ocllc de clk,clU 
poblada la Ciudad Rica , junto i fu dc- 
íagimdeio , que pnfa por junto á ella , i 
no fe vadea, i le llaman el Rio Tolten. 
Tiene efia Ciiidud vna Fuente, que fale 
al pie de vn Volcan , que eñá al Lcfte 
quaita al Suclle de ¡a Laguna, cuias rai- 
ces llegan junto a la Laguna, i Talen de 
la dicha Fuente dos ojos de rigua tnil 
grucios cada vno , como ti cuerpo de 
vn hombre , i hacen vn arroio, que lue- 
go fe mete en la Laguna. Ella Ciudad 
tiene litio feítil de Tierra blanca, de la 
qual fe hacen Adobes , i tapias fuertes: 
tiene pocas Uanurr.s , pero mui fértiles, 
todo lo dcmñs Ion Sierras montuofas de 
po'co fruto. Aqui fe dan los Piñones de 
Piñones Lib wo , i la Sal llevan de la otra parte 
áeLib.nno Je \¿ Sierra Nevada, i en aquellas faldas 
enChils. ¿^ ^\].^ h'ibitan pobres gentes , que Ua- 
fíian Piilchcs , que fe fullentan de ca^a, 
que m.itan con fus Arcos. Todo lo de- 
más , que parece eilár al LcÜc de U 
Sierra Nevada , fon defiertos llanos , i 
feces arenales , quanto alcanza la v'úXi. 
Los teiTninos de ella Ciudad Rica, fon 
entre ella, i la Imperial en el pafage del 
Rio Tolten , ocho Legtias de ella , i 
entre ella , i la Ciudad de Valdivia, en 
el Valle de MaViquina otras ocho Le- 
guas , i al Levante halh la Sierra Ne- 
vada, tres Leguas, de donde fe crian los 
Piñcínes, i del pallo de elloi es el toci- 
no ta-a eftremado en fabor, que otro lal 
no fe hall .I. 

Qiieda hecha relación de las tres 
dichas Ciudades , que efián la Tierra 
adentró , que fon la Imperial , los Con* 
fines , i la Rica i i hi)lviendo á la Cof- 
ta , que quedó en el C^bo de Cautén, 
defde el qual , hafta v\ Rio Cauten, 
puerto de la imperial , hai quatro Le- 
guas, entra en vna Piaia , i fu entrada es 
para Barcos , i eftá en treinta i ocho 
grados i dos tercios , i defde elle Rio, 
halla el de Tolten, hai calí feis Leguas> 
■ella en ncinta i nueve grados , i en- 
tran Navios en él , i defde elle Rio, 
Dtfitip- ^*'^'^ *' *^c Queule , "hai Ocho Leguas} 
clon de la c^^-i cn trcinti i nueve grados i mé- 
Cuidaíi^ dio , i dcftmboca al Norte , i «s pe- 
<kValdi- queño , i entran Barcos en el. Defde 
"V'»- Queule , Iv-.lta el Río <lc Valdivia , hai 

nueve Leguas , va la Colla al Sur , clU 
en quarcnru grados cfcafo.s, ¡ defde Qiicu- 
le al Rio de Valdivia , va la Cordille- 
ra pegada a la Mar , defemboca al Nor- 
te , es buen Puerto j wtxm co 6\ Na- 



NDíÁs Occidentales^ 1551. 

vics , i fuben des Leguas por el Rio, 
hafta la Ciudad de Vnlcivia, por el Bra- 
<¡o maior de dos que tiene , i la Ciudad 
cílá poblada cn la Ribera del n;tnor,en 
vna loma Ibna , cinco ellados de alto 
del Rio, que es munlb , i limpio, i fu- 
be por él la Marea, halla vn Ihino cer- 
cado de cerros, que fe llama Guadaiau- 
quen. Ella Ciudad de Valdivia fe pobló 
Año de mil i quinientos i cincuenta i 
dos , tiene de termino defde la parte 
del Norte á ella ocho Leguas , que es 
por la paite de la Imperial , i Ciudad 
Rica, cn Mariquina , i acia el Sur tie- 
ne die2 Leguss , i dcfdc ella á la Sier- 
ra Nevada tiene diez i feis de Norte 
Sur , fon diez i ocho Leguas , i otras 
tantas del Lelle Otile , con las des Le- 
guas que hai de ella á la Mai'. Su ma- 
ior Dia, i Noche , es de catorce ho- 
ras, algo mas , i ella la Ciudad cn me- 
dio de la Governacion. Queriendo eii- 
fin del Año de mil i quinientos i cin- 
cuenta i vno pafar el Rio de Valdivia , 
el Governador, para hacer Guerra á los 
Indios , que no qucrian obedecer : vna , 
India, Uamad.i Rocloma , mu^er de vn |^'"'*;'«™* 
Cacique , le rogo que no palafe , i fe ^¡q., ¡^j 
ofreció de pacificarlos ; echofe a nado, laj-oi. 
i bolvió con la paz , i obediencia > i en 
h forma que tuvo de governarfe cn ef- 
te hecho , pareció mas varen prudente, 
que mugev de Indio, porque fus tr.icis, 
i medios fueron hechos con mucha dif- 
crecion. En los términos de ella Ciu- 
dad tacaba vn Indio cada dia veinte i 
cinco i treinta pelos de Oro , i mas. 
Tiene vn termino llano adonde le ficm- 
bre trigo , i cebada , que comunmente 
acude, quahdo menos a veinte por ane- 
ga , i quando mas a treinta, i a quaren- 
ta , i danfc frutas , i no maduran las 
vtas. 



CJT. XI. §lue proCigue UT)eJ^ 

criación de la Cofia del Reina 

h Chile. 




Es DE el Rio de Valdi- 
via, que ella enquaren- 



,,que 



ta grados clcalos , huf- 
ta el Rio Chaibin ,hai 
tres Leguas , pueden 
entrar en él Bateles 
grandes , i defde eíle Rio á la punta de 
Galera hai dos Leguas, i defde la punt.^ 
al Rio Bueno hai líete Leguas, cntjan eri 
«Ilc Rio juntos cinco Rioí,! otro que fa- 
le 



i,-f r. 



R ños no 

MÍ tn tcr 
i-,ino de 
/.ildivia. 



D E C A D A VI I í- 

le de Ins términos de Valdivia. El Rio 
Chico hnxa de vna Laguna junto á la 
Sierra Nevada, en la qual hai vnos Ba- 
ños de agua caliente, adonde fe fanan en- 
fermed.ides de Lepra, i otras; i otras ta- 
les hai erl ¡Vlaguei , que fale el agua tan 
cidiente, que quema, i es necefano tem- 
phrla con agua fria de otro caño , que ella 
cerca de ella. Deidc el Río Bueno á la 
punta de Villiva hai i o Leguas , eftá en 
41 grados, i defde Villiva á la punta de 
San Marcelo hai 7 Legu.^s , i defde mas 
abaxo del Rio de Valdivia , va fobre la 
Cofta vna cordillera de Pefcadores natu- 
rales, montuola, i agrá; la Cofta es hon- 
dable, limpia de baxos,fin Puertos, i íl 
algunos hai , no fon de confideracion. 
Defde la punta de San Marcelo, al Cabo 
de Chanqui , hai 8 Leguas , i efte Cabo de 
Chanqui eítá en 45 grados. Al Norte, 
cabo media Legua del, eftá vna Isla lem- 
brada,i otras tres filveftres,en termino 
de vna Legua , 



i efte Cabo es el vno de 
la Boca del Golfo de los Coronados , el 
otro es el Cabo de la Ballena, que le lla- 
maron afi, porque fe vio en él vna gran 
Ballena , i eftá quatro Leguas del de 
-Chanqui , i entre ellos fe hace el Golfo 
de los Coronados , que tal nombre fe le 
dio, porque fe llegó á él á 8.de Noviem- 
bre , día de los Santos quatro Coronados, 
i toda la Cofta, que defde la Boca va por 
el Golfo adentro , a mano izquierda, que 
es la Tierra-Firme, bafta caíl Agualay, 
que fe llama la Provincia de Ancud, con 
todas las Islas cercanas á la dicha Cofta 
de Ancud. Defde la Tierra del Cabo de 
la Ballena , al Cabo Feliz, hai p Leguas, 
i eftá en 42 grados, i 10 minutos , vá la 
Cofta Concaba haciendo enfenada ; llegó- 
fe á ella dia de San Feliz , i cogefe alli 
mucho Oro. Defde efte Cabo á la punta 
deSanCibrian,hai 14 Leguas ,vá la Cof- 
ta al Sur ; defde San Cibrian , hafta la 
punta de Santa Clara, hai 4 Leguas; def- 
de Santa Clara al Cabo de Islas, hai 10 
Leguas; defde efte Cabo á la Isla de Nuef- 
tra Señora del Socorro , hai 1 8 Leguas, 
vá la Cofta al Sufuduefte , eftá caíi pega- 
da con la Tierra-Firme; defde efta Isla de 
Nueftra Señora al Lefte, eftá 6 Leguas 
el Puerto de Santo Domingo, i defde efte 
Puerto al Cabo de Diego Gallego, hai ip 
Leguas, eftá en 46 grados; defde el Cabo 
de Diego Gallego , al Puerto de Santiftc- 
van, hai i 2 Leguas, vi la Cofta al Sur ; i 
defde efte al de San Andrés, hai 6 Le- 
guas ; de San Andrés al Cabo del Ocha- 
varlo, hai 8 Leguas , vá la Cofta al Sur, 
eftá en 47 grados j defde el Cabo del 



Libro Vil. 15-^ 

Ochavario, al Vallé de Nueftra Señora, 
hai I o Leguas , es vna Baia , que eftá en- 
tre dos Cerros , eftá en 48 grados efcafosj 
defde el Valle de Nueftra Señora , á los 
Puertos de Hernán Gallego, hai 18 Le- 
guas ,vá la Cofta al Sur quarta al Sufu- 
duefte , eftá en 49 grados efcafos. De los 
Puertos de Hernán Gallego , hafta el 
Abra de San Guillen, hai if Leguas, ef- 
tá en 49 grados , i dos tercios ; defde el 
Abra de San Guillen , hafta Punta Del- 
gada, hai 6 Leguas, i eftá en fo grados, 
1 luego eftá el Puerto de los Reiesen fo 
grados, i vn tercio. Seis Leguas mas ade- 
lante eftá el Puerto de los Inocentes , i 
luego la punta de San Aguftin,i el Cabo 
de la Roxa, i la de Santa Catalina, que 
eftá en f i grados, i dos tercios, i luego 
el Puerto de San Amaro , i el Abra de 
San Vitoriano , que eftá en yz grados i 
medio , efcafos , i eftá entre vnas Islas 
mui altas, que fon Cerros grandes, i al- 
gunas nevadas, i en la punta del Sur de 
efta Abra , hai tres Islas pequeñas en 
.triangulo , que fon feñas de la Boca del 
Eftrecho de Magallanes : en fuma , tiene 
el Reino de Chile trecienfas Leguas 
conquiftadas , por las que fe cuentan 
caminando por Tierra , i veinte de an- 
cho. 

CAT. XII. "De lo que el Rei 

^roveib en ejie Año , J>ara el buen 

govierno Effir'itual , i Temporal 

de las Indias. 

U N Q^u E muchos Indios 
fe daban á grangerias en 
las Provincias del Perü, 
á imitación de los Caf- 
tellanos , particularmen- 
te no fe les permitía, en 
loque tocaba á las Minas de Oro , i 
Plata ; i confiderando el Rei el agra- 
vio , que en efto recibían, mandó , que 
nadie los impidteje que pudiefen tomar Ali- 
nas de Oro , i Plata , i beneficiarlas , eorno 
hacían los Cafiellanos ; i porque en el Pe- 
rú corria el Oro , i Plata por mas quila- 
tes de lo que verdaderamente tenia de 
lei , en que los Tratantes rccebian gran 
daño , porque en pago de fus mercacu- 
rias les daban Oro, i Plata de baxa lei, fe 
ordenó , que fe hiciefe fundición general 
de todo el Oro , i Plata , que havia en la 
Tierra , i fe le diefen los quilates , que verda- 
deramente tuviefen , i corriefe por la lei que 
tuvieft ^i no por mas. Mandófe también efte 

Año 




Míiiüá 
pueda be- 
neficiar 
los Indios 
como los 
Caftella- 
110 s. 

El Oro 
no Corra 
por m.'js 
quilates 
de íu leU 

Los InJ 

dios no 

traigan 

Atna», 



I 6o HiST o RI A DE L A S 

Año , /jue niiigim Judio padkfe tiaer Ar- 
mas y i q^ue Ji algu/t Principal las truxefe^ 
fuiíjé con iicfih'ia , / ejlo fe entaultíi Efpa- 
(ía , i Daga , porque a caufa de fu ordina- 
ria embriaguez , muchos Je rn ataban , i he- 
riiiii /i» niitguiM rienda , en gran daño fu- 
to. Y luego íe ordeno alunilmo, que no 
fe pirmiticfe , que los Indios íuviefen ylrca- 
bn:es , ni Bcillejlas , por el incvtivinlente , que 
bien fe des aba entender , que de ello , i de 
dexarles andar h caballo refallaba. Era 
mui grande el abufo de los Indios , cf- 
peciaimcnce de los Caciques en tener 
nuiíicro de mugcres encerradas para vfar 
de ellas en fus delbonciertos j lo qual, 
aliCiide de feries mui dañofo , i mucho 
mas üendoChnilianos , era de gran im- 
pedimento para la multiplicación de los 
Indios , porque quanJo aquellas muge- 
res no cítuvieran encerradas , muchos 
Inoio mn |-g c.ssáran con elhs j por lo qual el Rei 
giiiio.ui m.j(.,,Q ^;f¡ niníun Caciqu,- , ni otra per- 
fi 1 (e piT ''^''^ ( ^'^^^"^ P''v^ ^*W^ ) j^ piidieje cajar 
¿^ ca'ar «»i f''<*i '►'■-" ""^'^^ muger , / que k las otras 
con nvis no hs tu-viefcn encerradas , ni fe les impi- 
d í V n a d.efe el ca, ar con quien qutftsjen : i porque 
miiger. los Caciques havian tenido por collum- 
bre de mandar matar Indios , é Indias 
■al tiempo que morian para enterrar con 
ellos, i aunque no era cofa de creer , que 
en aquella Tierra fe hacia cofa femejan- 
tc , i que li fe huvjcra hecho , defpues 
que el Vifonei, i la Real Audiencia cf- 
tabah en ella, lo hüvieran mandado caf- 
tigar , el Rci mandó , que ejiuviefen mui 
l6s In- '.í:i vertidos de no confcntir , ni dar lagar y 
dios 11 o que por ninguna "Jii tal cofa fe hicief- , i 
eiicierroi ^^. ¡^ cajlignfen con todv rigor. Y havien- 
coiiiigo a jyf^ entendido , que era mui erande la 
nadicii^o 1,-1 1 • , xT • xT 

molo vía deiordcn que havia en los Negros, i Ne- 

ban. grasjafi Libres, como Efclavos, en fer- 

virfe de Indios, é In Jias, teniendo á mu- 
chas por Mancebas, en que convenia po- 
ner remedio , fe mando , que para adelan- 
Las Nc- te ningún Negro , ni Negra fe pudiefe fer- 
gras , ni vir de Indio , ni Lidia , fo pena , que al 
Mulatas^ yVfTro que fe firvicfe de India ^ fe le coría- 

«ocriig-í /^¡, /cj¡ Genitales , i ft fe firviefe de Indhy 
Oro , ni ' . ^ ',''/-' -^ . ' 

S"da '''"" ^("^^^ P^-^'^ ''' primera "Vcz , i atrás 

tales pen.is , / a ellas también j / que las 
^ Negras , ;i! Mulatas horras , ni cauti-vas 

truxc, en Oro , ni Seda , ni Manto con 
Pci las , / que ningún Negro , ñi Loro , her- 
ró , ni EfcLivo , truxejé Anuas , por los 
inconvenientes , que de haverfeles 
tonfentido fe havian fegui- 










Indias Occidentales. i 5) i 

CJ'T. XIII. ^e ccnúnüa lo 

proveído f>or el Rei en efte Ano, 

fara el buen goi'ierno de las 

Indias. 



-^M^ Eniendo el Rci atención 
j^^^^ al bien , i noblec¡mii.nto 
de aquellas Tierras, mun- 
do cite Año , que durara- 
te el tiempo , qke faefe fu 
voluntad , fe ejlabkciefe en 
■el Monaf.erio de Santo Domingo de ¡a Ciu- 
dad de los Reies , vn Efudio general , el EJ Ffti 
qual gofizfe de todos ¡os Privilegios que te- ulogcr-c 
fiia el Efudio de la Ciudad de Salanian- •■■'"e;"ft 
ca , con tanto ^que en ¡o que tocaba a laju- ^,^"^ 
rijáicíon , fe quedafe , ; ejluviefé como ef- ¿'^{^.^^^ 
taba , i que la Fniverfidad del Efudio no j^j^ 
executafe jurifdicion alguna , /' con que ¡os 
■que allí fe graduafen , no gofafcn de la 
libertad que tenia el Efudio de Sala- 
manca , dt 1.0 pechar ¡os en ella gradu.%- 
dos. 

El Adelantado Don Pedro de Hc- 
redia , que en efte Año governaba en 
Cartagena , ponia por fus Tenientes ¿ 
Parientes , i Amigos fuios , i á cau'a 
de no dar fian^'as conforme a la L"i, 
-que fobre efto difpone , antes de fer 
recibidos á los oficios , hacían muchos 
tiefafueros , fe le mandó , que luego los 
Iiiciefc dar las fianc.is coiif^irne á U 
Lci. El vicio del juego havia pafada 
tan adelante , que los Tahúres , i que 
tcnian por oficio de jugar ( de los qua- 
les havia muchos ) tenian en tan poco 
la pena de U Lei , i conviniendo po- 
ner en ello remedio , fe mandó , que 
las penas pecuniarias , que las Leles , ¿ 
Pragmáticas de ejios Reines difpor,fn cen- 
tra les que juegan , fe entendiefen en los 
Reinos del Pertt , con el diez tanto , i 
que afi fe executafe en ellos , publicándolo 
primero, ^c ¡os Encomenderos qtie no 
tuviefe» Clérigos , b perfonas que enfc- 
Ko/in a les Indios la Duñrina Chriftin- 
na en fus repartimientos no ¡levafcn tri- 
butes , ; fe cobra/en para el Rei : i qui 
ningún Encomendero impidicfe a Clérigos, 
i Rcligiofos entrar en ¡es Lugares de fus 
Repartimientos it exeuitar la DiSlrir.tx^ 
predicación , / cohverfon de la F¿ , fo 
pena de perdimiento de la Enccnienddy 
i dejiierro perpetuo de los Riir.cf , fno 
que á los dichos Clérigos , / Rchgitfos 
diefen todo favvr para tilo. 

A\ 



SS^' Decada Vil 

A] Au'Jiencia de Mjxico fe ordeno, 
Tdccon ^us quindo ios Religiofos de la Orden de San 
a ¡os q jirujlin pidkfenfayor ^ paraexecutar el Bre- 



:xau el ^^ „j^,, i¿¡,;¡¿)¡ contra los que dexan el Ila- 
[abito ^ ^ 

2 



j^ hito , i fe hacen Clérigos^ Je le diej'en^quan- 
:guftiii. ^° '^"'^ derecho fe deoia. ^íí los Indios 
no pagajbi faiario , «/ comida , ni derechos 
me los de Ejcrituras , ni mantenimientos , a ¡as 
[ííios no Perfonas , c^ue el Audiencia embiñfe a modc- 
agué de mr loi tributos , fino que fe pagafen de z-a- 
[:chos a ¿g(¡gifg¡ ¿¡g Corregimientos : i al Governa- 
V "' ^ dor , i Juez de Relidencia , que era , ó 
para adelante fuefe , en la Isla de Cuba, 
le mando , que no fe detitviefcn los Pobres 
Prefos en la Cárcel , por las cofas , «f les 
iomafen fus Vejiidos en prendas de ellas ^ju- 
rando , que eran Pobres , / no ícnian de que 
pagar : i qut haviendo pagado la condena- 
ción ^ no fe detimefe por las cofas , ni que 
por ellas le bolviefen a la Cárcel .^ ha-viendo- 
fe executado la fsntencia , ni dctuvicfen a 
n'ngun def errado , que quifiefe falir a cum- 
plir el defierro , ni que compeliefen d nin- 



ciostri' 
lieos. 



I. Libro VIL ; '-'x 1 6s 

guii I'refo , a que diífe fianMSf por las cof- 
ias , /' que íocto Je c^itemlieje con los Pa- 
ires i i fe twvieje cuenta de fabcr , ca- 
da Sábado ^ fi Je cumplia. Havia el Rei 
mandado , que le fundafc Vniveifidad 
en la Ciudad de Santo Domingo , de 
la Lia Elpañola , i que huvicle vna 
Cátedra de TheologiaEfcolallica , i en 
la otra , Sagrada Elcritura ; i acra man- 
dó , que fe fiindaje Efudio , i Vniverfi~ 
dad de todas Ciencias en la Ciudad de Mé- 
xico , i que para la Dotación , fe disjan 
cien mil pej'os , cada Año , de la Real Ha- 
cienda , i que a los que Je gradiiafn én 
efia Fniverfídad , Je les guardajén las pret~ 
minencia! , que fe guardan a los Gradua- 
dos en Salamanca , af en no pechar , co- 
mo en todo lo demás, ^le ningún Vifor- 
rei , ni Oidor , ni Minifro , Je firviefe 
de Indios , fino fuefe pagándoles fu falarto. 
^.e los Indios pudiej}u embiar Procurado- 
res a efios Reinos , por tres Años , para 
fus negocios. 



No ^ei^'>_ 
téga ;ín- 
gü defter 
rado, i]iie 
quicía (a- 
lir á cum- 
plir fu 
deñietto. 



CAT, XIV. ^le el Re't frovcib á T>on Luis de Ve la fe o pr Vifor^ 
rei de Nueva-EJpaíia , i las Ordenes , que fe 
le dieron. 




As nuevas Repú- 
blicas Efpiritua- 
les , i Tempora- 
les de las Indias, 
fe hallaban en ci- 
tado , que con- 
venia tratar , lo 
tocante á fu go- 
vierno , con mu- 
cho cuidado , i que como fe vio en el 
-tiempo , que Don Antonio de Mendoza 
havia governadoen Nueva-Efpaña , con 
facultad de Viforrci , era neccfario regir 
los Reinos , i Provincias del Perü,con 
la mifma autoridad. ( i ) Y porque fe vé 
..cada Dia , que vnos Hombres mejoran 
-con los Cargos , i otros peoran , dcfeando 
el Rei acertaren la elección de Viforrci, 
:.de manera , que quedafe con fatisfiicion, 
-que la havia hecho buena, i que pudie- 
-fe confiar , que governaria prudentemen- 
te tan importantes negocios , tenien- 
do experiencia de lo bien que Don Luis 
de Velafco fe havia portado en todas las 
cofas de fu fervicio , que havian pa- 
fado por fus manos , i que fabia , que 
el buen Governador , hr.via de !er tan 
vigilante, [?.) que oiefe por muchos 
,,oidos,i tan fucTte,como fabio, ( J ) üifccr- 
nicndo, con fu ingenio , los peligros evita- 
bles , de los inevitables , pues jultamentc 

X fe 



(i) Multo in Provlncijs , contra quam 
fpes , aut meius de illis fuerit egiffc. Tac. 
Ann.5. 

(i) Haud fallebat Tiberium moles cog- 
nitionis , quaqué ipfa fama difraheretur. 
Tac. Ann. 3. 

(3) Medo non omnia metuenda. Tac. 
Ann. 3. 

(4) Secundarum ambignarimquc re- 
Tum , eoqué fciens , eoque intcrriíus. Tac. 
Ann. 3. 

(f ) Poftremo dat negotium SaluflioCrif- 
po. x'lnn. 2. 

(6) Et magnam acquirit Princeps eefti- 
mationem , ex qualitate bnna Minifre: ?/w, 
ftcut e con'verso ex infufficietitia. Se. in Tac. 

148. 

(7) Tria requiruntur in Minifro , pro- 
hitas , bencvolentia , ¿5? prudcntie. Scot. 
148. 

(8) Mandabatquc honores , nobilitatcm 
m/iiorts^ claritudinem fn i litio', iníuf res do- 
mi artes ¡peíiando , i:t fatis conftarct non 
alias p atieres fui fe Tac. Ann. 2. 

( 9) Ñeque pof'e Principan fuá fcientia 
cuneta compleSli. Tac. Ann. 3. 

( I o) Inclinant enim , mn vi afficiunt 
humanas mentes. Sc.in Tac. iij*. 

(11) Mix eosrefpexere , reflitni pía- 
cuií CdpitoUum. Tac. 4. Hift. 



i6i Historia de las I 

fe llaman valerofos , ( 4 ) los que eíliman- 
do igiialmeiite lo piorpcio , i lo con- 
trario , no temen io adverlo ; i liendo 
particular obligación de los Principes, 
que Ion la Cabera, ( f ) procurar buenos 
Miniltros, que ion ilis manos, 1 que lean 
tales , ^ ó ) que les adquieran repuia- 
cion, como la perderían, Tiendo al con- 
trario : i juzgando a Don Luis de Ve- 
lafco , ( 7 ) por Perfuna de bondad , bene- 
volencia , i prudencia , con las quales 
calidades, fiempre apeteciólo bueno , i 
llevó á debida perfección lo que trato, 
higo cuenta, que le nombraba para los 
dws Goviernos de Nueva- Elpaña , i del 
Perü i porque en cafo , que Don Anto- 
nio de Mendoza no pudicle , ó no qui- 
fiefe pafar , de Nueva- Elpaña , al Pcríz, 
havia de ir Don Luis de Vclal'co : i por- 
que pira encargar tan grandes Oficios, i 
que tan lexos clUn , requieren dobl<ida 
confianza, i que en las Perfonas en quien 
fe han de pro-, eer , ( 8 ) concurran ilultre- 
ga de fingre , i experiencia de Guerra, 
i del G(>viernoP<^litico, como en el di- 
cho Don Luis, fiendo , como en, tal fu 
capacidad , que relpeólo de las alteracio- 
nes del Perii , i por otras caulas , havia 
nccclidad dcGovernadores de tan gran 
autoridad, como lo pedian Reinos nue- 
vamente conquiltados , i adquiridos , i 
que por cito, quedaba mui fatisfccho de 
elta elección , pues entre lo demás , que 
de el confiaba , tenia por cierto , que fa- 
bria efcular a l"u Mageílad muchos cui- 
dados, (9) paraqiij pudiefc llevar mejor 
los que le le ofrecían en Europa , por- 
que no todo lo han de remitir los Minif- 
tros á los Principes. 

Dieronfe á Don Luis de Vclafco los 
mifmos Defpaclios, Poderes, élnllruc- 
ciones,que tuvo Don Antonio de Men- 
doza , i aunque no havia necefidad de en- 
cargarle nada, en particular , por fer tal 
fu gelo, comoel Rei tenia experimenta- 
do, todavía, por no fdtaren nada de lo 
que debía á fu Real Conciencia , le en- 
cargo mucho el cuidado, de la Do¿trina, 
é inilruccionde los Indios en la Fe Ca- 
tólica , i fu buen tratamiento ( 10) co- 
mo Subditos libres, i que por Divina vo- 
luntad, tienen fu libre alvedrio, i que fe 
cumpliefe puntualmente, con todas las 
oidenes , que para caminar , i adelantar 
ellas dos cofas, cftaban dadas, cometién- 
dole, que hicicle todo lo demás, que íe 
oficciefe (como quien havia de elHr fo- 
biccicalo) quancolcdiefe fu Chrillian- 
dad, i buen entendimiento. 
También le encargó mucho , que pro- 
cu- 



NDiAS Occidentales. 1^51 

( I z) Labeunem Atijliutn ijfdcm urtibuspi a- 
cslíentcm ciigíMtione aus magipratui (iHteií'i.t^ 
numiiue tUa ¡etas dúo pacis decura Jlmul tu- 
lit. Tac. Aun. 3. 

(13) ludkantcm oportet omma diligenter 
rimari, citcunjpccíum ejje : ne inaliquod dam- 
num irreptraiík incidat ,í^ dijarncre dcU't 
Ínter le¡/iam , y kpram. Scot. in Tac. 2 3 í. 

( 1 4y Pr<£cabanlurí{ue Drujum , daret iil- 
tiom exempiurn. Tac. Ann. 3. 

{ly Eí quiesProviníiteredciaa.TAC.An. 1 i 

( 1 6) Sed pttecipuui Scrvius Tulliusjanfíor 
legumfuit , cui etiam Reges obtemperarent. 
l'ac Ann. 3. 

(17) Coitupta eji Civítas yin qua Leges^ 
qua ferrt deberent ad iuendam libértateme 
parandam concurduim , ^ puniendos makji'' 
co^ , prornulgiintnr , (3 ja Uiitur gratia adipif-' 
tendí illicitoi honores, ¿cot. inTac.ZlZ. 

( 1 8 J Tum Gn . Pompeiuh Icrtium Coriful cor-' 
rigendismoribus dueciu! ^(J gtwviur remediji, 
quamdt'liítaeiant. Tac. Ann. 3. 

( 1 9) I^L'.honií tes prin.ns FU'r , dicere fok~ 
bat , fe nunquam etiant de re rninima , l¿ fi fe 
id poj/e faceré cetíbfcirety injdente Principt 
determinare voluijje. Scot. in Tac Ann.^. 

(io) Et recepti ea veniapleriqué ^ mox ad- 
ver¡um bojies Tacfarinaiis, huud dij'simili mo' 
do bclligeratum , nam quia Ule roLore Exerci- 
tus ir//p.ir , furandi melior pluris , per globos 
iruurjaret , duderetqué , i¿ injidius Jirnul 
teuturet. 'l"uc. Anu. 3. 

( 1 1 ; lit benc injínutu duminatione^Jiatuun- 
tur , Isf jtzt. m tnbiuintur pyx/nla me) itis. 
Scot.inTaC.837. H:ll 2. 

1 1 Poffc , ^ a/ios profiteri , J¡ gratite , aut 
tneritis confidererit. Tac. Ann. 1 1 . 

(23) Achaiam , ^ Macedoniam onera de- 
precantis levari in Prtefens pro Covjulari Im- 
perio , tradique defari placuií. Tac .Ann. i . 

(24) jílijs Geni i bus ignorantia ImperijRs' 
mani in esperta ejfejuppücia , nefcia tributa. 
Tac. Ann. i. 

( 2 f ) Sed Pifo Termtflinorum dolo ex fus ha- 
betur, qui pecunias epubiii o interceptas acrius, 
quam vt ¡olerurent barbari.cogebat !Tíc.Ati.^ 

(26) Tnbutum ijs Drufus iuJJ'erat modi- 
cum , pro angufiia rerum. Tac. Ann. 4. 

(27) Sed /igrlpina .^ qm vim fuam Socijs 
quoque nationibus ofenlaret , in oppidum Vr- 
biorum in quo genita erat , Veteranos Colo- 
niam deduci bnperat , cui nomen inditum eñ 
vocabulo ipfius. 

(28) Magni literati, (^ eruditivii-i , me- 
rito appellantur pacis decora. Scot. in Tac. 

268. Ann. 3. 

(29) vid omniaqui qua agenda forent, quis- 
ta cum inrlullria aderc.t. Tac. H 1 il . 3 . 

(30) Sed Labeo imorrupti libértate ., £5? oh 
id fama ctlebratior. Tac. Ann. 3 . 



If?i- 



cur.ile, que los Prelados, i Reügiofosel- 
ttivKlen en los limicestieius Uhcius, Un 
cntjemeterie en ios ágenos , como lo ha- 
vian hcclio algunas veces , porque elto 
tüCiba ai Rci , i ái'us Lugar-Tenientes, 
porque no le impidielc el armonM , i 
conciciTo , con que fe havia cornen^M- 
óo A eltabiecer aquella República , pa- 
ra que piocedieie de bien , en mejor , i 
que aíi eíperaba lü Magcílad que fuce- 
dcna , mediante fu diligencia , i buen 
juicio , i que tudas ios Litados viviclen 
en concordia , i que lobre todas las colas, 
acudicie con mucha vigilancia , i revcren- 
• cia (^ii) al Culto J)ivino , para que los 
ííaturalcs , con la imitación de los Caile- 
. llanos , tuelen buenos Chrilbanos , i temc- 
TolosdeDios, entendiendo bien ios Pre- 
ceptos , i Ordenes de la Santa Igiclia 
Apollolica , Católica, Romana, mcüun- 
te la predicación , i buen cxcmplo , i fe 
apañalen de los vicios , i pecados del 
tiempo de Tu Gentilidad. 

Por lo mucho que ie havia mil auo en 
la elección de Pcrlbnas de buenas cof- 
tumbics,i Letras, para Oidores de las 
Reales Audiencias , i Chancillerias de 
las Indias , i en paiticular de la de Mé- 
xico ,(12.) porque los buenos , i famofos 
Letrados, i Eruditas Pcrfonas, con racon 
fon llamados Hombres de la Paz, fe con- 
fiaba, que en el admir.iitraciondela Juf- 
ticia,le procedcria bien, i rcftamcnte, 
confiderando bien los Jueces quanto ha- 
dan, (13) quelicndo mui circunlpectos, 
por no caer en algún daño irreparable, 
■guardando , en la forma de governarle el 
Audiencia , las Ordennncas , que para c¡ [o 
citaban dadas , que fe h.-.vian hecho con 
mucho acuerJo ,iqucafi los Oidores, co- 
mo todos los demás Miniftros , la ad- 
miniftrafen indiílintamente, fin hacer á 
nadie vexacion , i que quando fe ofre- 
ciefe algún calo, tocanoe á ello, ( i^) 
proveielc con feverid.id , pues era cofa 
loable , que huviefe ficmprc igualdad de 
Jufl:icia,i reparar las oprefiones : i por- 
que quando fe caftigan los delitos, fe da 
(if) fofiego á lasProvincias, i es impofi- 
ble, que adonde ai Hombres , dexe de 
haver pecados, hiciefe como fe le man- 
daba , porque fu Mageftad Ce lo remitía, 
íiendo, como era, fu voluntad, (i 6) que 
en losinterefes del Fifco , fe dieíe tanto 
lugar, i fuerga á las Leies , como para 
fus Subditos ,"lin diferencia ninguna, (17) 
porque fe podía llamar R,eino perdido, 
adonde las Leies, que fon para amparar 
la libertad, i defender la vnion, i la paz 
de los Subditos, i caíligo de los Faciue- 



Decada VílL Libro Vil. 163 

jofos , fedexabade vfarde ella , por lof- 



pctos, é iatcicles humanos, (i8j procu- 
rando, que nunca fuelcn maiorts ios re- 
medios, que lus delitos. 

Afimifmo,quclos Oficiales de la Real 
Hacienda, í'ucron fumprc importunos, i 
moieítosa los Subditos de aquellos Rei- 
nos de las Indias,! losque maior nccefi- 
dad han tenido de fer corregidos , como 
cauüdoresdemuchíis inquictudes,ío color 
<ie la Hacienda Real , metiéndole (15;) en 
muchas colas , que no les tocaban , por lo 
<jua]fedecia al Vi(orrei, que los luviefc 
en freno, i que no los ocupafc, fino en fu 
miniílcrio , porque no lo tomalen por 
achaque para tu acoitumbrada ambición. 

Quanto á la Guerra , fe le dixo , que 
pues, por la gracia de Dios, en aquellos 
Reinos de Nueva-Llpaña , noha\iaotra 
inquietud , fino la de los Chichimccas, i 
«ra para ella el verdadero remedio , la dif- 
creciondel Miniihoiupeuor , 1 la luía era 
tanta, que no fe le podía dar mcjor orden, 
que remitirlo a ella , fe le encargaba, que 
viefelo que le parecicfe, que ic debía de 
hacer, porque era impolib.e reprimir 
aquella Gente con artes, i formas Ivlili ta- 
res, pues no moleítaban las Fronteras, fino 
con faltos, i acometimientos , por lo qual, 
viefe fi,fe podrían atajar , con levantar 
Fuertes , i fundar Poblaciones, enfanchan- 
do, i dilatando nueílros Confines, con en- 
tradas ,i defcubrimientos , ¡o qualdexaba 
fu Magcílad a fu juicio , 1 buen confejo. 

y porque fe platicaba,lobre üareii per- 
petuidad las Encomiendas de los Indios, 
por la inftancia queh.icinn losque los te- 
nían , fe le advertía , para que lo fucle pcn- 
fando, i mirando con mucha atención, 
pues no fe havia de tomar refolucion nin- 
guna en ello , fin fu parecer, como calo 
tan importante: porque ib Mngelbd,no 
foloqneria atender ai remedio délas juf- 
tas pretcnfionesde los SLibditos,fino tam- 
bién á la remuneración de los beneméri- 
tos , i queafi fe lo podia certificar, que lo 
confiafcn, llevando, fobrc todo, la mira 
al fervicio de Dios , i bien de los Indios. 

En lo que tocaba al fervicio Perfo- 
nal , i en todo lo demás , perteneciente 
á los tributos , fe havian tomado tan bue- 
nos expedientes , que la Gente parcela, 
que eííaba pacifica, a lo mcnosen Nue- 
va- Efpaña , i otras partes ,; por lo qual, 
no fe dccia mas acerca de ello, de remi- 
tirle á las ordenes dadas , i encargarle 
mucho el cumplimiento de ellas, i lobre 
todo, bolvia a repetir el buen tratamien- 
to de ios Indios , para que en n.ula per- 
mitiefe , que padcciefcn molcilia , i que 



T<?4 Historia db las 

fu Mageftad fe lo ponia en conciencia, 
como la c<!Í.i, c]ue i'obie todas las perte- 
necientes al govicrno temporal, deíeaha 
mucho, que mirafe ,i mas en lo de los 
tributos , pues en toda nicon de buen 
govierno , íiempre fe havia confidcra- 
do , que los txccfn os tributos , i caltigos, 
alteraban las Provincias, i alimilmo , la 
forma de exigirlos : porque lo que fe 
puede hacer con fuavidad , i blandura, 
no fe ha de llevar por rigor , efpccial- 
mente, quando los Pueblos fon pobres, 
i que en tal cafo , ó fe debian quitar , 6 
moderar. 

Advirtiófele también , que el Rei 
dcfeaha pacificar , i poblar las Islas de 
Ponieiite, aíi llamadas , por eltár al Po- 
niente de Nueva-Erpaña , que ellán en 
el Arcipiclago de San Lagaro , i aun- 
que Don Antonio de Mcndoga havia 
hecho defcubrir mucha pirtede la Colla 
de la Mar del Sur, de Nueva- Elpiña, 
para abrir la navegación a las dichas Is- 
las , i embio á ellas vna Armada , con 
Rui López de Villalobos , por los ma- 
los tiempos, no pudo hacer los progie- 
fos , que le del'eaban : i porque todavía 
fe tuvo mucho conocimiento de ellas, i 
el Rei dcfcaba, que fe pacificafen, i po- 
blafen , para que fe predicafc el Santo 
Evangelio, fe le remitia , para quando 
otros negocios diefcn lugar, mirando, 
en que no fe tocafecn nada de la Corona 
de Portugal. 

Dixofele también , que el Rei , por 
el bien de fus Subditos , havia nianda- 
do erigir , i fundar dos V^niverfidadrs, en 
las Ciudades de los Reies , i deMcxico, 
para que fe cnieñ.ifen las Ciencias á los 
Callelínnos, i á los Naturales , para que 
aprendiendo las DiCcinlinns, viviefcncon 
mas policía , i la Tierra fusfe mas eno- 
blecida con tales ornamentos , i l.i Doc- 
trim , i Converfion mas aiudada. Que 
el dicho Don Luis pufieie todo cuida- 
do , en que aquella obra , tan conforme 
á fus inclinaciones , fuefe en aumen- 
to. 

Partió Don Luis de Velafco de 
Caftilla , i llego a Nucva-Efpaña, con 
felice Navegación , i entró en Mcxico, 
con recibimiento Real, i vniverfal ale- 
gría , por la efperanga , que fe tenii, 
que por fus grandes virtudes , havia de 
govenvar con quieta induih-ia , fitisfa- 
cion , i vtilidad general. Entendió lue- 
go en informarle, como pafib;ín las co- 
fas de la Doctrina , i Converfion de los 
Natiu-ales, i el lervicio Pcrfonal , i tri- 
butos , i comencó mui grandes pefqui- 



Indi AS Occidentales. ^ S S i 

las , para entender , li fe guardaban Ins 
Ordenancas Reales, i fi lob ludios eran 
vexados , i fus Perlonas tratadas como 
libres. Entcndiófc luego, que era fu in- 
tención , que fe viviele con libertad , i 
que nadie penfafe, que fe havian de di- 
fimuiar agr.n-ios , c iniblencias , i que 
la Julticia havia de ellar con gran repu- ' 

tacion: i dixo á la Audiencia , que pues , 

havia fido fundada a imitación de las 
ChanciUcrias Reales de Caliilla , dexa- 
ba , que no folo las igualafe en hacer 
JuÜitia , lino que , ú polible fuefe, 
las fobrepujíife , que por !"u parte , no 
fe faltaría en aiudar á ello , en quanto 
fus fuercas bailafen. Llamó á los Doc- 
tores de la Vnivcrfidad , i les encargó 
el trabajar en fu njinillcrio , de mane- 
ra , que relpuindccielen fus Letras en 
todas las p.uies del Mundo , i ofreció 
de h.>nrarlos , i favorecerlos. Quilo la- 
ber el Hacienda Real , como era admi- 
niílrada , i li los Oficiales Reales exce- 
dían de fus Oficios. También fe infor- 
mó , como p.faban las cofas de los 
Chichimecas, i de qué remedio fe havia 
vfado , para reprimir los faltos , i ro- 
bos , que hacian : i finalmente , fe co- 
mentó á portar en todo , de manera, 
que le conoció luego , con el exemplo 
de fu Peri'ona , i Criados , que luyelo 
era , que Dios fuefe reverenciado , i 
que fe vivicfe Santa , i Católicamen- 
te. 

CJT. XV. ^le for los defafo- 
fiegos , que havia en la Ciudad de 
los Reies . / en los Charcas , la 
Real j^udiencia del 'Perú etnbib 
^er Govertiador , / Jufticia Ma- 
ior , á Tedro de Hi- 
nojo fa. 



E los atrevimientos , i Añodt 
í malas intenciones de 

los Soldados del Cuz- * 5" 5 
co , ii fe tenia nue- 
va en la Ciudad de 
los Reies : i también 
fupieron , que las def- 
verguen^as de los que eíVaban en los 
Charcas , eran iá tales , que convenia 
poner remedio; i haviendo mucho pla- 
ticado en ello el Vifoirci , con el Au- 
diencia , teniendo acordado de proveer 
Pcrfona , que fuefe a ello , penfando, 

que 




1. 



11 



iS S^' DecadaV 

que feria á propoílto Pedro d:; Hüiojo- 
ja. Concinuaba el general dcrconcento 
cri la Ciudad, por lo proveído en lo que 
tocaba al lervicio Ferlonal , i á las tilas, 
i retalas de los tributo», que lehician, 
i elte difguílo,pasó á vna muraiu ración 
contra ios Oidjrjs, que íe cltcndio en 
amenazas de aiicracioií , i luego en con- 
certar vn Motín, eiiqu^Motcrveiiia Luis 



Motín de 

Luis de de Vargas, con inte.ito de m;it.r a ios 

t^argísea 

losReics. 



Diligen- 
cias fe ha 
;en, ^lara 
íaber el 
Mociii de 
Luis de 
¡Vargas. 

Dcfciibrc 
il Dodor 
Cianea el 
Motin do 
losReics. 



If 



Luís de 

Vargasde 
clara las 
Perfoiías 
delMotin 
i esfenté- 
ciado á 
muerte. 



Oidore» , en muriendo Don Antonio de 
Mendoga , que eílaba muí enfermo , i 
que fe execucaie .il tiempo defuenter- 
i-amiento, o los prendicicn , i cnibiafen 
á CaltiUa : porque fu fentimiento, por 
la execucion de la prohib.cion del ier- 
vicio Perfonal, tala, i recala , era gran- 
diíimo } i porque decían, que era tanío 
el rigor, con que en todas las colas pro- 
cedía la Real Audiencia , que tiiiipoco 
fe teman por feguros , con el Perdón 
del Pielideace G.ilci,por la Rebelión de 
Gonzalo Pi^arro , i defcubriendo lo que 
pafaba , a algunos Amigos , de los qua- 
les , fue el primero Bjuito de Cepeda, 
lo avisó á IOS Oidores, i lo dixo á Gar- 
da de íi.i<^áii , i Luis de Tapia , por 
orden de I ¡s Oidores , para que procu- 
rafen de entenderlo del mifmo Luis de 
Vargas , i puJicfe h.iver prueba , para 
el cailigo ; i también lo d xeron á Ver- 
dugo , i entendido el cafo , por la im- 
prudencia de Luis de Vargas, que tam- 
bién dixo , que tomaban por Cab.'Ci á 
Pedro de Hinojo'a , acudieron al DoCi: ir 
Cianea, que como mas Antiguo , prc- 
fiJia en el Audiencia , i era el mas ex- 
perimentado en las cofas del Perü , que 
fe lo agradeció , por el buen 5elo,quc 
haviau moltrado al fervicio del Rei , i 
dio cuenta en el Audiencia , adonde los 
Oidores juntos recibieron la informa- 
ción , i mandaron parecer á Luis de Var- 
gas , i nombrándole las Perfonas , con 
quien lo havia tratado , i haciéndolos 
parecer alli , confesó, fer verdad loque 
havian dicho , i luego le embiaron píe- 
lo , i cometieron al Licenciado Altami- 
rano , que era otro Oidor, que le diefc 
tormento , i declaró algunas Perfonas 
principales , que eran en el Motin : i 
los Oidores acordaron, que fin dilación, 
fe hiciefe Jufticia de Luis de Vargas , i 
que de los demás , por entonces , no fe 
tratife , porque por fcr muchos, i prin- 
cipales , podría fer darles cauGí k que 
hiciefcn lo que no imiginaban , elpecial- 
mente , que también pareció , que fegun 
el poco animo , que moitraba Luis de 
Varg.is, decía todo aquello , por no re- 



11 1- Libro VII. 155* 

cibir el tormento, i efcaparfe , con me- 
ter el juego á b.irato , como dicen , i 
que íi iueie aíi , que falfamente lo im- 
ponía , no haviendo otros indicios con- 
tra lo que aculaba , era materia efcan- 
dalola , 1 ali , pareció, que le atájale: 
i en ella íacon , algunos i)¡as antes de 
ello , vicnoo los Oidores , que el Vufor- 
rei citaba muí al cabo , i la mucha Gen- 
te dcliilofegada , que havia acudido a los 
Charcas , Uctcrminaron de proveer por 
Corregidor de aquella Provincia, á i-'e- 
dro de Hinojofa, por fer el mas princi- 
cipal de aquel Reino : porque demás 
de icr Caballero, eia muí rico , i havia 
íido Capitán Central del Exercito Real, 
en la ktbeliun de Picarro , 1 pidieron 
al Viiorrcí ,que fe lo dixefe, para que lo 
acéptale con mas voluntad , coi. fiando, 
que lu buena incl. nación , el iclpcto, 
que á lu l'crlona le tema , i otras cau- 
las , feria mucha parce , para que aque- 
llos movimientos le fokgafcn por b.eii, 
mediante fu prudencia, i no con la fuerza, 
que era qu mto los Oidores , por toüas 
las vías pofibles , procuraban cicular , i 
aunque pafaron algunos Días, el Viíor- 
rei no habló á Pedro de Hiiio]ofa, por 
la gravedad de fu enfermedad , aunque 
iá le entendía enel Pueblo, i el milmo 
Hinojofa lo íiibia , i como delpucs lU- 
ccdio el negocio de Luis de Vargas , i 
era Hinojola vnode los que havia nom- 
brado , platicaron los Oidores fobrc lo 
que teman piovtido , i pareció , que 
fe llévale adelántela Prov ilion , porque 
fabiendola él, feria darle ocafion de iof- 
pecha, i de alterarfe,i por fer tan acre- 
tiitádo , i rico , acudían á él los Solda- 
dos , i en fu mano eÜuvicra qualquie- 
ra defafoficgo , i porque fino tenia cu 



Pedro de 

Hinriofa 

proveído 

por C ot- 

regidor 

de los 

Charcas. 



pa 



la Previfion era acertada , i fi la 



luhtnt U' 
ge'.tit pa» 
ca VI trif 
titmur, 

rit qui$S 
fit,pr iftr' 
tini fi t» 
fint temf» 
Ta,in qui- 
bui ntfA- 
riorum H« 
minü graf 
fetur an- 
dacia .Se. 
Z4.All.I. 

Los Oído 
rfs man- 
da l'smar 
á Hinojo- 
la, í le di- 
ce iaPro- 
viíi'oii , q 
V i.-i á los 
Charcas. 



tenia , mucho mas : porque fi algo ha- 
via de hacer , era mejor , que lo hicie- 
fe en los Charcas, que en la Ciudad de 
los Reies , adonde no podia fer tan fá- 
cil el remedio : i vi fio , que el Vifor- 
rei no havia hablado á Pedro de Hino- 
jofa , conviniendo en efto la brevedad, 
afi por el remedio de los Charcas , como 
por echar el mal fuera de la Ciudad de 
los Reies. 

Eílando los Oidores en el acuerdo, 
le mandaron llamar , i pidiéndole el Por- 
tero, que dcxafe laEfpada , dixo : ^e 
a "vn Capitán General del Rei ^ no fe qui- 
taba la Efpada en ninguna parte , efpecial- 
mente en fu Cafa j i con ella le manda- 
ron entrar , i fe le dio la Provifion, 
que de fu Pcrfona eílaba hecha , por lo 

que 



i66 Historia DE LAS 

que de ella fe contaba , pava el bien pu- 
blico,! tjucpaia mniorlegundad de ello, 
4c le moihó laconfeíion, que lii^o Luis 
<3e \''aig,>s , con lo quallbregófu animo, 
poique lo que le cargaba, no era tanto, 
como le havian dicho. Y del'de allí le 
_ . llevaron a Don Antcnio de Mendoga, 
riodeMé^' qual, mandando lalir los Oidores, le 
doca ha- habló, á\c:cndo\e , quati precinfa joia era 
bW a Pe- ia ¡callad á fu Pnncipe natural^ i el gran 
droHeHi bien ^ que los Hombres confegitian , cun fcr 
_liojoU. r^^tiles a. fu República : i fobre ellos dos fun- 
damentos , le higo vna mu i buena pla- 
tica , 1 le encargo la brevedad delu par- 
tida , porque los Soldados , comando por 
ocafion la diferencia entre Martin de Ro- 
bles , i Pablo de Menefcs , trataban de 
Refpiiéfta rcbolvcr el Reino. Pedro de Hiiiojofa 
de Pedio rcfpondió honradamente , vjreacudo de 
<ic Hiiio- continuar en fu lealtad ^ i dar tizl fatisfacíon 
.jofa ajVi- (¡g ¡i^ ^¡iQ j} conocicfe , que correlpondia a lo 
qm de ti fe havia confiado , i ¿i las mercedes^ 
i premios .y que del Re i tema. 



lorrcí. 




CAT. XVI. De la muerte del 
V'iforrei lf>on Antonio de Men- 
doza , ¿ que Je iban encendiendo 
las alteraciones de el 
Terü. 

N efte tiempo , haviendo 
apretado mucho la en- 
fermedad á Don Anto- 
nio de Mendoga , pasó 
de cita vida ¿i 1 1 . de Ju- 
lio , con vniverfal lenti- 
miento de los buenos, por la filta,que 
conocían, que havia de hacer vn Vilbr- 
rei , tan calificado Chrilliano , prudente, 
i experimentado , i fus ubfequias fe hi- 
-cieron , con la pompa debida a fu Dig- 
:nidad, i á tan ilullre Perfonage : i cre- 
ciendo la fama de los delalblicgos de los 
-Charcas , el Audiencia , para acudir ni 
Tcmedio, trataba de poner el mas conve- 
niente , para que no fe levántale alguna 
inquietud. 

El Dia que prendieron a I.uis de 

Martin Vargas , fe dixo , que f.dio de la Ciudad 

deRobles de los Reics Martin de Robles, con al- 

P^f '1''^ gunos Soldados armados , i tan de re- 

T I V' '^ P^'^'^'"'^ t Hi^c muchos crcicron , que 

dad 'dc''''^ algado , de donde uació decir , que 

los Rtie? ^^ embiaba adcL-.nte Pedro de Hinoiola, 

coiiprilj. para comcncar la Rebelión ; i la veid.ul 

fue , que aunque él elhiba ditsjult.do, 

por vna diabólica invención de los SoU 



Indias Occidentales. 

(ladob, que havion levantado , lubi'C que 
Pablo de Menefcs , Corregidor en ios 
Charcas, tenia platicas con Doña Jua- 
na de ios Ríos, lu Mugcr, para con ci- 
ta ocalion , rcbolvcr el Remo , como 
ellos lo procuraban , dclcíndc ver lo 
que havia en ello . i porque fu Mi ger 
le havia avilado de ello , i delongen que 
tenia , por la malicia de Valco Godi- 
ncz , 1 Egas de Guzmán , por no con- 
fentir, que difipafcn el Hacici.da de fu 
Marido , i que por eíla fama , fe faiia de 
la Villa de la Plata , i fe iba a Chayan- 
te , Repnitimiento luio, rogándole, que 
luego fuele alia, le fue á delpedirde los 
Oiuores , i le embiaron muí grato , i 
contento , i le encargaron el fervicio de 
ti Reí , i la ragon que tenia para eiio, 
i el otrecio de morir por él. Y porque 
antes de ello , el Auaiencia ha\ la pro- 
veído íi Gerónimo de Silva, para que no 
fe dcxafe palar Soldados con Arcabuces 
alas Provmcihsde arriba,quifo con elle ti- 
tulo detener á Martin de Robles : el Au- 
diencia le embió a mandar, que aquella or- 
den no fe entcndiefe con él. Partió, 
pues, Pedro de Hinojofa, para fu cargo, 
1 llegado al Guarco , le aicangó el Se- 
cretario Pedro de Avendaño , que ha- 
via ido por la Polla á notificarle vna 
Previ fioo Real , en que mandaba, que 
los no Calados , fe cafafen dentro de 
cierto tiempo , lo pena de pcrdimrcnto 
de fus Repartimientos. Y porque Pedro 
de Hinoja havia rogado al Seciccariocn 
la Ciudad de los Reics, en prclenciadel 
Licenciado Cianea , que dilátale dos 
Dias la notificación, i fe haviaido,ha- 
vicndolo fabido el Dcólor Cianea , di- 
xo al Secretario , que fuefe por la. Pojla ^ 
mtificayfcla , adonde quiera que le akaticafiy 
porque fe pmfariii , que fe havia dexado de 
hacer por contemplación , h per cskecha j i 
fabido por Pedro de Hinojola la llegada 
del Secretario, como no debia de tener 
mucha gana de calarle , íe efcondió, 
i tomado Tellimonio, de como no pu- 
do 1er havido, el Secretario fe bolvió, 
i Pedro de Hinojola continuó fu ca- 
mino. 

Ella novedad de ir por la Polía 
el Sccretuio /Vvendaáo , i el haverfe 
cfcondido Pedro de Hinojola , avivó 
mas los ánimos alterados , i fofpccho- 
fos , para juzgar, que Pedro de Hino- 
jola , que iba por Jullicia M:iior á los 
Chircns , iba algado , pues íc cfcondia 
de lajutlicia. Lo mifmo acrc-cnó vn 
Auto del Audiencia , que en c líos Dias 
fe declaró , recalando los tribyc.is de 

1.1S 



155: 



Geroni 
modcSii 
va detie 
iicáM.ir 
tin deRo 
bles. 



Pedro d 
Hinojofa 
parte pa 
ra lc> 
Charcas. 



"Miifv: 
canias , ' 
altera lo 
anfmos<l 
!a Gent 
dtl raíl 



iSS^ 



M 



Mjrtín 
' feRobles 
lor c\ cau 
a» (e re- 
itüte de 
»ablo Je 
vleiiefes» 




Aim'ufl» 

emper oh 
intuí fiém 
nitHT íh- 
?■« tauff. 
fit htc c» 
crt gentes 
ibSiius te, 
i" tu» fa 
?« -ipprí 
•ft Scoc. 
• 4-An.i. 



Decada VI 

las Encomiendas de Gómez de Silis, 
el quai, cun ;vlar:inae AiniEiidras , muí 
delconcenco , ic h,ivia ido a Arequipa. 
La iiiveiicion , i levjntainiento coiicra 
l'ablo de Meneles , también perturbaba 
la quietud de las Gentes , el qu.U citaba 
muí congojado por ello , i quiüera ha- 
ver hecho alguna demoníti ación , lo 
qual le impcüía el 1er Corregid ¡r , i con 
todo efo, h;(j-o diligencia en piender á 
Egas deGuzman, Autor de cita inven- 
ción , el qual le tue huiendo al Cuzco, 
adonde citando retraído en Santo Do- 
mingo , trataba el Motín de Don Se- 
baltian de CailiUa , como atrás le ha 
dicho. 

C AT. X V 1 1. T>e los mo- 
vimientos , que caufarott Martin 
4e Robles , i "Pablo de Me- 
nejes , en los Char- 
cas, 

Legados á Arequipi Mar- 
tin de Robles , i Gómez 
de Solis , hallaron á Vaf- 
eo Godincz , que havia 
ido , !o color de recibirlos 
por orden de Pablo de Menefes , para 
deicubrir , fi de la falledad , que le ha- 
via levantado , tenia Maitin de Robles 
alguna noticia. Delpues de algunos Días, 
que eItuAÍeronen Arequipa , V aleo Go- 
dinez , en lugir de deshacer el nego- 
cio , i fcguir la verdad , dixo á Mar- 
tin de Robles lo que fe hallaba de fu 
Mugcr , i aunque lo fiíbia , i en fu ani- 
mo lo tenia, por la invención que era, 
con todo efo , porque fe decia , fe al- 
teró mucho , i defpues dixo , que aun- 
que citaba fatisfecho , que fu Muger 
era honrada , todavía queria pretender, 
que Pablo de Menefes le diefe cuenta, 
porque ficndo tan grandes Amigos , ha- 
via pafado aquella fama en dilimulacion,. 
fin haver hecho la debida demonllracion, 
íiendo Corregidor. Pafiídos otros po- 
cos Dias , Martin de Robles , i Vafeo 
Godinez , acordaron de llamar Gente, 
lo color de la infamia , que fe havia di- 
vulgado , i falidos de Arequipa Valco 
Godincz , i Gómez de Magailon , en 
el camino fe les juntaron ocho , 6 diez 
Soldados Principales, con los qualesiban 
comunicando la eilrccheca de la Tierra, 
i la fujecion en que los Oidores \\ po- 
nían, i del daño grande , que relultaba 
de la prohibición del fervicio Perionali 



II. Libro VIL \6j 

i en CaracoUa , fe les juntaron otros 
tantos Soldados , i todos les penuadian, 
que le lubielen a Potoli , porque los in- 
quietos , para exccutar maldades , licm- 
pre toman colores , para que aia quien 
los apruebe, i defienda. 

Martin de Robles , i Gómez de 
Solis, le quedaron en Arequipa, i ( le- 
gun le dixo ) juramentados üe fer fiem- 
pie conformes, i acordaron , que Mar- 
tin de Robles tuele a la Ciudad de la 
Paz , á clperar en ella á Pedro de Hi- 
nojola , con vna docena de Soldador Ami- 
gos , I que Gómez de Solis le quédale ef- 
perandole en Arequipa. 

Llegado Martin de Robles á la 
Paz, compraba Armas, i llamaba Sol- 
dados , 1 le fallo de la Paz ( aunque ha- 
via dicho , que citaría aili ) diciendo, 
que le havian avilado, que Pablo deMe- 
neles le guarnecía de Ai mas, i Gente, 
i que por tauto , le convenía andar ar- 
mado : i proliguieiido Pedro de Hino- 
joia lu camino, i con él Gonricz de So- 
lis, llego a Cbucuito , adonde iupie- 
ron , que Martin de Rob.es havia lau- 
do de la Paz , i pr^co mas adelante , les 
dixeron , que toda la Piovincu citaba 
albarotada , poique Pablo de Menefes 
citaba uimado , con golpe de Gente , i 
guarda en los caminos , para que le avi- 
lalen de la ida de Martin de Robles, 
el qual, afimilmu, iba armado , con bue- 
na compañía. Pedro de Hinojofa , con 
eltos avilos , llamaba Gente , i aviso á 
Loren^"o de Eilopiñnn , que eituviele á 
punto con la quepudicie , para quando 
llrgafe , i efcrivio también á Pablo de 
Menelcs, avifandole de lo que fe decía, 
i ordenándole, que haita fu llegada, ei- 
tuviefc con recato. Llegado Hinojrfa 
á la Paz , le confirmaron los mifmos 
avilbs , i la infolcncia de la Gente, que 
Martin de Robles llevaba , por lo qual, 
dio mucha culpa á Lorenzo de Eliopi- 
ñan , por no le havcr prendido , i caf- 
tigado : i haviendofe prevenido Pedro 
de Hinojofa de lo que pudo , falio de 
aquella Ciudad , con pocos menos de 
cien Soldados , havicndo dado cuenta á 
la Real Audiencia de lo que palaba , i 
en CaracoUa iupo , que Martin de Ro- 
bles havia pafado á Chayanta , con fo- 
los feis Soldados, á ver á fu Muger , i 
fibiendo, que en la Provincia no havia 
alteración , licenció al Corregidor , i á 
la Gente de la Paz , para que fe bolvic- 
fcn a fus Cal'lis , i profiguió fu camino 
al Aliento de Potofi , con la Gente de 
fu compañía , i fervicio , i luego le die- 

roa 



Kfartia 
deRobles 
en iaVilla 
de laPaz, 
coinjira 
Armas . 
i llama 
Soldados 



Pedro de 

Hinoioía 
hace apee 
cíbimiéto 
por ios al 
borotos 
de laTier 
ra. 



Pedro de 
Hinojo ?ai 
defpide \ 
la Griite, 
q ("neo de 
laPai,- 



i58' Historia de bas 

. ron vii.i Carta de Martin de Robles, en 
dcRohics 9"^ áccia. , que fe baz'ia ido a Chasanta^ 
eArive "a P^iie ¡c avijaron , que fu Muger efiaüa, 
Pedro de enferma , i que k fuplicaha , quü ft algo le 
Hinojo/a. hwjicfcn dicho , no ¡o creicfc , porqtu erau 
cnetnigos Julos los que le podían haver infor- 
mado , i que fi m havia efpet\zdo , era por 
el mal de fu Aluger , i que fi hmla lleva- 
do configo alguna Gente , lo havia bccho^ 
porque le dixeron, que Pablo de Menefes ef- 
mba en Armas ^ i el nn quería nada cania 
Jufiicia del Rei ^ fino con Pablo de Mcnejes^ 
i que havia de [pedido los que con el eftaban^ 
i no tenía mas de cinco , b feis Hombres, 
que en aquella fierra folia tr*er configo , i 
que pues era Caballero^ i él Hijodalgo, le 
fuplicaba, fe huviefe con H, como tal , pues 
efiaba aparejado para obedecerle , i fervir- 
Je , como el Miniftro del Rei , ; coino a Pe- 
dro de Hinojofa. 

CAT. XVII I. Tie lo que fu- 

cidió en los Charcas , defpnes de 
llegado el General Tedro de H't- 
tiojofa , i tomado el Gevier- 
uo de la 'Provin- 
cia. 



^ 



i 



^íartíü 
'deRobles 
va a ver á 
Pedro de 
Hiiiojofa. 

i lo 4 en- 
tre cUoi 
paso. 

Craveh& 
frudtnus 
virUi¡uan- 
do foci], 
frc^'nqiii, 
nut fubr» 
^imint e ■ 
ii4S conjil ■ 
tut't Homi- 
fies in til- 
quo ieln- 
tjtint '■ non 
ttimdebit 
gulfatn ih 
txfrvb-irt 
qu»m rn- 
tx'nt' oftí- 
áir$,& pe 
commnni 
eBr»»>vti' 
Ufii'i con- 
fuhre- Sg. 




|L General Pedro de Hino- 
jolaellaba indignado con- 
tra Ma-tin de Robles j i 
decia , que le havia de caí- 
tigar , 1 cargaba á Pablo 
de Meneies , porque no 
le prendió en entrando en la Provincia, 
i le remitió prefoal Audiencia , ó le te- 
nia á buen recaudo , hafta fu llegada. 
Poco defpues de efto , le talió al cami- 
no Martuí de Robles , i aunque luego 
fe le moftró delabrido , por haver he- 
cho junta de Soldados , i no le haver 
aguardado en la Paz , como havia pro- 
•metido : i por las infolencias viadas de 
.los Soldados , por haverfe humillado, 
i dicho, que queria eíláren obediencia, 
no pretendiendo mas, de verfe con Pa- 
blo de Meneies , quando no tuele Cor- 
regidor, fe mitigó el enojo de Pedro de 
Hinojofa , i aconlcjandole , que vivie- 
fe con quietud , fin afcandaligar , ni al- 
borotar, no pareciendole, por entonces, 
de hacer mas demonllracion , le dixo, 
que entendía , de poner tal orden , que efiu- 
víefen conformes : i aquella Noche tuvie- 
ron cauchas platicas lecretas , que en- 
gendraron fofpcclias a los de mila in- 
tención ; i oti© D'nj Pedro de Hñno- 



NDiAS Occidentales. ^'^^l 

jola figuio úi camino, i M.irtindcRo- ¡1,^^. 

bles le bolvio á Chayanta , adonde acu- ■.j, 

dieron algunos Soldados , que huvian M» 

prometido de tavorecerie en la difcven- ■i-a 

cía de Pablo dclvknclci , i allí le llego W 

vn Villctc de Valco Godincz. , en que I* 

le certificaba , que podría ocupar fiemprc VafcoGd 
que quifiefe el yifieutu de Poíofi : pero que *^'»«^"°j 
muchos pedían , que entraje in ello Pedro de "^^^^^^^ 
Hinojoja : i Iciüa la Carta , dixo , que ni ^^'^"^ \^ j* 
quena á Potofi ,ní añada , conwjieje i Pa-. R_e5g¡io„ 
ólü de Menefes. 

Quatro Diaf dcCpues de llegado 
Pedro de Hiiiojofa al Ahentode Potoli,. 
acudió allí Vafeo Godinez. , con dos, 
ó tres Soldados , llevando vn Cartel de 
deüfio , en que fe contenia la latisfa- 
cion , que Martm de Robles pedia i l^j 
blo de Meneies, que era , que dixeje, en Cg-t^i j, 
prefencía de Don Pcdre de Portugal , Pe- j^^artin 
dro Hernández Paniagua., i oíros Caifa- deRobleí 
lUros, que no era Hombre pera pedir ivja áPabledi 
alguna a Doña fuma de los Rjos , porque Menefc$,i 
/ lo pidiera , ella era Pcrfona tc.l , que le 
pelara las barbas , i diera de Cbapinacos, 
i que demás de cflas palabras , ¡e rindieje. 
vna Daga. Efte Papel fue a llevar Vaf- 
eo Godinez , a Pablo de Mcncfcs , con 
fijs Compañeros , con el qual le efcri- 
vió Pedro de Hinojofa , que fe llégale 
á Potofi á darle la Vara : i á Godincz 
refpondió , que tenia Oficio de Jufiicia, ^ ^í!>"y 
por ¡o qual no era fuio , ni podia dijpener ^^ j^^^g, 
de sí mifmo , i que no le prefentafe aquel fj5,,TlMei 
Papel , porque no le "jn'i-a , i que el iba a (a ge rodé" 
Potofi , adonde tratarían de aquel negocio j i Martín 
luego fe partió , con treinta buenos deRobles 
Soldados , bien armados , i caminando, 
dixo , que cftaba por ir a Chayanta , i 
cortar la Cabeca á Martin de Robles, 
é irfe á prefentar en la Real Audiencia: 
fus Amigos le dixcion , que eftando 
Pedro de Hinojofa , paia recibir la Va- 
ra , no era bien hacerlo , porque feria 
reputado a vengangí de fu pafion : re- 
plicó Pablo de Menefes , que tal oca- 
lion , como fe le ofrecía , nunca la tu- 
vo , pues halla entonces , no fe havia 
atrevido tanto Martin de Robles, i que 
era bañante caufa para cortarle la Cabe- 
^M , embiar Papel tan dcfvcrgongado , á 
quien reprcfentaba la Jullitiadcl Rei j i 
al cabo le perfuadicron, á que no hicie- 
fe aquella temeridad , piKs Pedro de Hi- 
nojofa ellaba iá en la Tierra, que haria 
Jullicia. 

Llegado Pablo de Menefes á la 
Villa de ií Placa , tomó !,i Y.yx Pe- 
dro de Hinojofa , i vivia Pablo de Mc- 
^ijíícs muí iec:icad9 j porque muchos fe 

ha- 



i 



'edrode 

uina la 
/al a en 
a/íllade 
aPUia. 

j avia ui 
asi^iuda- 
icsda ar- 
i'ibaí 



havi;in declarado por Amigus de Mar 



Mofo de 

\lvarado 

íbodcxaq 

; ,algandei 
' 'juico.fm 
!i ¡ti liUéú* 



,os O^ido 
es foIícU 

111 » los 
.orregi- 
ore» d« 
isCiud»- 
•s de ar- 
¡ba.para 
ue eftén 
on ciii- 
;ado. 



un uc Robles , i ios Soldados deleaban 
runipiiiHcnco , para tomar de aquí oca- 
lion , para contundir la quietud , i po- 
nerlo todo en ruina, levantando vna gran 
Rebelión , porque entre cllo< havia mu- 
chos Hombres perdidos ,delinqucntes, i 
tan atrevidos, que eran para emprehen- 
der qualquicra miolcncia: i como láeran 
muchos los que para eltohavian fubidoá 
los Charcas , i hablaban con libertad, las 
Jufticias , 1 Corregidores del Cuzco , de 
Ja Plata , la Paz, i Arequipa , citaban con 
gran cuidado, i prevención , vlando de 
quantas diligencias podian , para evitar el 
mal , i de preilo acudir al remedio : i 
Alonlo de Alvarado havia hecho prego- 
naren la Ciudad del Cuzco, que nadie fá- 
llele de ella , iin íu licencia , por elcular, 
que la Centeno acudicie á los Charcas, 
adonde , delde que Martin de Roble» fa- 
lio de la Ciudad de los Reies , ie decia, 
que havia movimientos : i también lo hi- 
co,por deicubrir á todos los que havian 
lido en el Motin,que Egasde Guzman, 
i Don Seballian de CalliUa, havian tra- 
tado en elMonafterio de Santo Domingo 
del Cuzco , del qual refultó , haver hecho 
Juíticia de Don Diego Enriqucz. 

Y los Oidores, que de todas eftas 
inquietudes eran avilados , de ordinario 
iolicitaban á Pedro de Hinojofa, al Ma- 
rilcal Alvarado , i á los demás Corregi- 
dores de las Ciudades , i Pueblos de arri- 
ba , que clluvielen advertidos, para acu- 
dir al remedio del mal , i atajarlo con tiem- 
po jfin dexarlo tomar pie , vfaadode fe- 
vendad con los culpados , que era el ver- 
dadero remedio , i confiaban, que Mar- 
tin de Robles no faltaría Je lo prome- 
tido, 

C AT. XIX. ^le Tedro de 

Hinojofa , Áefpues de muchas in- 
quietudes , concertó las diferen- 
cias de Martin de Robles, 
i "Pablo de Mene- 
fes. 

f N tomando Pedro de Hi- 
nojofa la Vara en Po- 
to (i , fe interpufo Gó- 
mez dcSolis , para que 
íc tiimnfe algún me- 
dio , para afent;u- las 
diferencias entre Pa- 
blo de McnelGs, i Maiciu de Robles , i 



Decaba VIii. Libro VII. 1Ó9 

Pablo de Mencfes ofreció , que para cf- 
cuiarmaiores cfeandalos ,íaldria al Cam- 




Dcfafío 

po con Martin tic Robles , i darle la fatif- biodciVia 
tacion, que fucle juila :i que no admitien- ^ji^g , j 
do tal íatisfaeion, le mataría con él , con Martin 
Elpada , i Daga , i en camiia ; J á cite pro- deRoble» 
poiko huvo , por caula de Vaico Godi- 
nez, algunas porfías ,lobre el modo , i li 
havia ae haver Padrinos , ó 10 : i al ca- 
bo, quedo concertado , que Uamalcn á 
Martin de Robles, 1 que los dos,lln Pa- 
drinos , ni terceros, entrafcn en el dcfa- 
fio : i cito , con que li Martin de Ro- 
bles quiúcfe Padrino, en tal cafo, Pablo 
de Mcnelcs nombraba dcidc luego a Juan 
Ramón : avilaron fus Amigos íl Martm 
de Robles , de lo concertado , para que 
fe fuek á Yocalla, quatro leguas de Po- 
toíi , porque á medio camino , laldria 
Pablo de JVlenefes , para que fe acabalen 
aquellas diferencias. Advertido de ello 
Pedro de Hinojofa, ordeno, que fecrc- 
lamente ¿le avifafen , para que quando lic- 
úale Martin de Robles, pudiefe acudir, 
á efcufarínuertes , i procurar de hacerlos . 

Amigos. En recibiendo Martin de Ro- ¿jJ^qJ^i^j 
bles la Carta , dixo á feis , o fíete Sol- ^^ ^i j^, 
dados, que con él c liaba n , lo que pala- fafio. 
ba , i dio las Carras, para que las leicfcn, 
i mandó aparejar fus Armas , i Caballo: 
i refpoodio á lus Amigos , que luego fe 
partía á Yocalla : i los que con él cita- 
ban, le dixeron, que le querían feguir, 
por íi acafohuvicfe fupcrcheria ,i luego 
fe partió con vn Page , i poco delpues tras 
él, haíta diez i flete Soldados de fama, 
Hombres principales. 

Llegado Martín de Robles a Yo- 
calla , acudió Chrilloval de Carvajal, 
con vna Carta de Pedro de Caftro , fu 
Primo , en que le avifaba , que fu ve- 
nida fe fabia en Pntofi, 1 que todos ci- 
taban armados, que fe bolvicfe > por lo 
qual embio á decir á los Amigos , que 
le feguian , que fe bolviefcn, i no qui- : 

íieron, i luego defcubrieron a Martin de los Sol- 
Robles, que les moftró la Carta , i to- dados per 
dos le perfuadieron , que fuefen á dar <"aden i 
fobre el Afrento de Potefi , adonde havia ^'''""' 
Amigos , que aiudarian , i matarían á 
Pedro de Hinojofa , i a Pablo de Me- 
nefes , porque todos los Soldados ra- 
biaban por encender el fuego , i acabar 
de ver declarada vna gran Rebelión. Y 
citando platicando fobre cito, i ponien- 
do Martin de Robles en ello dificulta- 
des , é impedimentos, parecieron Vaf- 
eo Godincz , i Pedro Gómez de Santa 
Catalina , i dieron á M.irtin de Robles 
vna Cnrta de Pedro de Hinojofa, en que 

Y le 



dcRobles 
que fe rcfl 
belc. 



170 HlST<9RIADELASl 

le decia , que en todai maneras convenía, 
que fe ¡legaje i Pg/oji , ;' que allí Je mata- 
ría an Pablo de Menefes. Martin de Ro- 
bles no qucria, diciendo , que no íta fe- 
guro : Viilcü Godinez le replicó , ccr- 
Pedro de nf^candole ,que Pedro de Hiiiojola leda- 
Hmojola ^^ ^^^ ^-^^^ ¿ palabra , que entniria legu- 
llamar á '"° » como no llévale configo inasdequa- 
Maitin ti'o Períbnas : i con ello tue caminando, 
deRobles quedando mui deicontentos los otros 
Amigos , pareciendoles , que fe les iba 
defpintando la Rebelión , por ellos tan 
defeada , i procurada , i Te bolvieron á 
Martin Chayanta. Á'lartin de Robles , con Go- 
deRobles Jinez , i el otro Compañero , fe fueron 
Potof '" * ^°^"*'^ ' llevando por fegrro la Carta 
de Pedro de Hinojofa , adonde le roga- 
Pedro de ^'* » queUegafe á Potofi, i fi no lo hicie- 
Hiuojofa fe, le amenacaba , con caftigo : fuefe á 
concierta Cafa de Hinojoú, adonde eltuvo algunos 
lapazeii Bias, como detenido, poniendo Pcüro de 
tie Mar- Hinojofa en negocióla diferencia, con 

tindeRo ^[ tij[->d¿,-nento de la invención , i mal- 
bles,! l'a- 1 , , 1 r n. I 
blodeMe levantada , como en efecto lo era, 

nefes- i al cabo concertaron, que Pablo de Me- 

nefes cafafe con Doña Maria , Hija de 

Martin de Robles, aunque no tenia mas 

inrer cor- <-ie oclio Años,con treinta i quatro mil 

fuptcs, & Caílellanos de dote , pagados en cum- 

fagttiofoj pliendo doce Años > con que quedaron 

cum ai Amigos : i muchos Soldados, que acudie- 

turpa, & j.^^^ ^^Yq^ V^andos .quedaron defconten- 

tmrcpauo , , ' i j ,- 

nes defctn ^"'' ' P'^'q'Je clperabau , que havian dc 1er 
di:ur,vbe caufa de vna general comocion , en aque- 
riorafunt Hos Reinos, dc la qual todos faliefcn ri- 
frebra , cos. Con dcfcfperacion hablaban muchas 
qttamUu' dcfcompofturas , con grande indignación, 
» vra ^°"^'"'^ '°^ l^''^ atajaban fus dcfignios , i 
^ ' ' aun entre ellos mifmos havia riñas, i ef- 
candalos , como Gente libre , i licenciofa. 

CAT. XX. Tic lo que fajaba en 
el Cuzco , entretanto que lo refer't- 
do fticedio en los Charcas , adonde 
no de X aban de continuar las in- 
quietudes de los Sol- 
dados. 

Olviendo á lo que pafa- 
ba en el Cuzco, Alon- 
fo de Alvarndo( temien- 
do dc algún Motin ) min- 
db (como fe dixo) pre- 
gronar , que nndie falie- 
fc dc la Ciudad , i Don Scbaftian de 
Ca (lilla , luego que pasó lo que queda 
dicho, en el Monallerio de ^mio Do- 




^TTOní 



NDiAS Occidentales. "^55"^ 

mingo, recibió vna Carta de Vafeo Go- 
dinez , en que le decia, que fcnfaba rebol- VafcoC 
ver la Tierra , con la ocajion de los Vanelos '^■'"',^ '[' 
dichos ; i le perfuadia en ella , que cemr- Sg^j^j^jj, 
»ia , que fe Jukíefe a ios Charcas : i tam- ¿^ (j^^-y 
bien le embio las Perfonas mas convenien- Ha , par 
tes, que andaban en el tratado , para que la Relx 
le lolicitafen, i animafen, dándole á en- l'on* 
tender la gran oportunidad , que havia 
en aquella fa^on , para confeguir loque 
deieaban , que era verle Caudillo de to- 
dos : i por la prohibición , que havia he- 
cho el Mai-ffcal Alvarado , fe falló , á me- 
dia Noche , de la Ciudad , i en fu com- P' ^ ^ 
pañia, fu Primo Tello de Vega, Mateo ¡"|_j ¿^ 
del Saz , Diego Pérez, Rodrigo de Are- ig jg i^, 
valo, Diego de Figueroa, i Torres , to- che 
dos ann.idüs de Cotas, i Arcabuces. Otro Cuicoi 
D:a, que fe lupo, que ellos eran idos, el 
Mariltal Alvarado luego lófpechó , que 
iban camino de Potofi , i avisó al Cor- AlSfo 
regidor de Chucuito, para que los pren- Alvara 
dieie,i embio Gente, é hico todas las l'^ [^ .. 
polibles diligencias : pero no puüieronlcr ^° ^^ 
havidos, porque creiendo, que el Marif- Sebaftia 
cal havia de entender, que iban á Poto- de Caí 
íi , temaron el camino de losReies , la Ha. 
buelra de Parin.icocha, i pafando el Rio 
de Abancav , fueron á falir á Cotabamba, 
defde donde bolvieron á los Chichas , i 
á falir al Defaguadero, liemprepor def- 
poblados, frílvo de Indios Paltores , icilo 
era en el mifmo ticm.po , que iba cami- 
nando Martin dc Robles, defde Arequi- 
pa , á la Paz, con tanta arrogancia , qire 
la voz gener.ll era , que iba aleado , por lo 
qual , el Marifcal Alvarado fe armó , i 
apercibió , i embio vna vanda dc Caba- 
llos al Coílao , para que elluviefen alli, 
para reprimir qualquier primero Ímpetu, 
i teniendo á punto aquellas Poílas délos 
Indios, que llaman Chifquis , que corren 
de Polla en Polla, llevando Cartas, para 
qucdiefcn aviló délo que fucediefe. 

Dcfpues de llegado Pedro de Hino- 
jofa á Po^ofi , i hecha la paz entre Pa- 
blo de Menefes , i Martin de Robles, 
por lo qual , quedaron los Soldados mui 
trilles : viendo el Mnrifcal Alvarado , que 
celaban los rumores , retiró la Caballe- 
ría , que tenia en el Collao, aunque avi- 
só á Pedro de Hinojofa de la ida de 
Don Seballian de Caílilla , encarecién- 
dole mucho, que le prendiefe , con los 
demás , que con él iban : i adviniéndo- 
le , que fe guárdale mucho, porque ha- 
via entendido, que le qu?rian matar. Pe- 
dro de Hinojofa ( fea por lo que fuere) 
no hico cafo de cfte faludable avifo del 
Marifcal , ni quifo prender á Don Sebnf- 

tian, 



I 

i 



ilt. t. 



; í 5" I .' D E C A D A V I I 

tian , antes cmbió i dccnic , que no le 

J drü de aulencalc, lino que fe fuclc , adonde el cl- 

jiiicjoui t^bujCjiíccn la latonera en la Plata ,adün- 

. aiuuü.q jcilc^o Don Sebaltun , i Pedro de Hino- 

¡iuí , i J*^'^ ^^ recibió muí bien , i le regalo , i 

kj» hac« molbo iosavilús, que tenia del Marilcal 

ÍmIIo de Alvaradü , i luego ic bolvio a Potoíi , i 

<». trato con los Soidados, que le fuefen ala 

>itim^m» Villa de U Plata , adonde los mandaría 

.iiiuoj- apofentar, i allí citaba Don Seball:ian,te- 

''*"",/ nicndo los Vecinos urantcmorde aleuna 

,mt¡Hetl o 1 j j * 

I i¡,itn nueva alteración, porque los soldados an- 
¡i-tti.iodt daban qucxolos de iVJartm de Robles , por 
'i; ,ii«» í»;í' haverlcsdadolantaintcncion dcdeclarar- 
' ,:»m»lA. Je ^ 1 havcrles Ocipuesdexado burlados, i 
7*^* mofandodc ellos, no folamcntenolos lo- 
corria , pero publicamente decía, lo que 
a ^ fe havian eng.iñado , en pcnlar, que ci ha- 

"'e° ^^^ '^'^ fer principio de Motín : i también 
.tallera- havia mucho aumentado el temor de ios 
'íitóniios Vecinos , por haverlc penetrado, que en 
ii)3<^Aica í. vn combitc , que hicieron , en vnü Ellan- 
cia,enel Campo, adonde intei vino Don 
Scbaltian deCalliHa , combidaronal Ge- 
neral Hinojofa, con intención de matar- 
le , i á los demás , que les pareciefe : pero 
r;mlcn Í^^Jvole Hinojola , porque fus Amigos le 
¡'láT/'r* aconfejaron , que no fuete, i que diefe 
,r# -•«• crédito i qualquiera , que le avifafe de ios 
ii.Tac. niovimicntos , que fe tramaban : porque 
nadie , por malo que fuefe, havia de dc- 
. xurdefcr oido: i tomando por la mano a 

|i?noi©ra í^on Sebaftian de Caftilla , le dixo : ^efu 
VAi á noble fnngre , crianza , iprefencia , k havian 
:.Balta- incliHado d honrarle , / amarle , mas que a 
;r dcCaf ninguno de fus Deudos , i Amigos , aun(iu$ 
''*• entre ellos havia muchos de méritos^ i '■o alar 
{mnn el fabia) i que pues fiempre havia pro- 
cedido , de manera , qnc merecía toda honray 
kjl Hiavia vencido los peligros pafados , con vir- 

tud de la paciencia , advirtiefe , que fe confer- 
varia con laperfeverancia , ; fe acrecentaría: 
i que efio havia de fer , no da»do crédito ci los 
idiibdo» Aduladores ^que era vnpeftifero veneno, que 
•i,quales confumia en ¡os Hombres, todoafefío dever- 
lícoftfi- aad, los quales tenianpor cofumbre de ato- 
'«'• modarfc antes ^ la fortuna , qus ^ la ra^oriy 



I. LjBRO VII. 17 r 

ni al d^ber, i que prtctdiife como debía , / 
^uieíaji J'u animo , qu» no le faltaría , en 
guanta pudíej'e , i le Jtria bueno , i fiel Ami- 
go. Elto dixo Hinojofa , para loícgar á 
Don Scbaílian , porque no era Hombre 
doblado, aunque tenia libertad , l:is qua- 
les dos cofas, lino fon moderadas, liemprc 
fe convierten en daño. 

Elitando Hinojofa en Potofi, Don 
Scballian, que le hallaba en la Plata ,fue 
vna Noche, con halta ocho Soldados, ;l 
Cafa de Pablo de Menefcs á cenar , adon- 
de le hallaba Martin de P^obles , i otros 
tres: Don Seballian quifiera jugar, i Pa- 
blo de Menefes no quilo , diciendo, que 
no era buen juego el fiado : i con todo ef- 
fo, paladas algun.iS platicas de fentimien- 
to , que ledilimiilaron, por laventajaquc 
lema Don Scbaílian , jugaron , i Pübio de 
iVlencles perdió vn Cahado. Ido Don Se- 
baltian , PablodcMcneles, i Martin de 
Robles , platicaron Ibbre el mal eíbido 
en que fe hallaban, entre tanta Gente li- 
bre, pervcrfa , c inclinada á efcandalos, 
i acordaron, que convenia mirar por sij 
i llegando luego avilo ,que Hinojofa ha- 
via tomado mueltra de la Gente, i At' 
mas , que havia en Potoíi , determinaron 
de apartarlCjC irfc á la Ciudad de los Reies, 
para afegurar fus vidas, porque demás de 
aver difguftos nuevos, entre ellos, ¡ Pedro 
de Hinojofa,les fue dicho , que Vélico G o* 
dinez, i Baltafar Velazquez, que eftaban en 
Potoíi, havian hecho ricos Vellidos, por- 
que efpcraban fer Capitanes en la Rebe- 
lión, que fe vrdiai i apercibiendofc para 
la partida , fe lupo, i Don Seballian los 
dixo , que afrentaban a Hinojofa , en nu- 
fentarfe; i procuró , que Orellana, que 
era Alcalde de la Villa, los detuvicfc ; i 
ellos , fcgun el mal que fe iba engendran- 
do, tuvieron por mejor, hacer por bien, 
lo que havia de fer por fuerga , i dicroa 
cuenta de ello á Hinojofa , el qual , no 
cre¡endo,que fe quedaban en la VilU 
de la Plata , embió a Vafeo Go- 
dinez aprenderlos. 



Slncer|4 
áiá , i II- 
bcrcad.co 
rao han 
de ícr. 



Mlíes qiá 

ticni . quJt 
frtlio f»' 

T»tHSyU l]t 

&pravt'4 
Se. 78 a. 
Hiít.l. 
Pablode 

í M.irtíu 
deRobicr 
fe quiere 
ir á las 
Rcies. 



Fin del Libro Séptimo 




Vi 



HIS- 



tT^ 



iSS^ 




HISTORIA 

GENE RAL 

DE LOS HECHOS 

DE LOS CASTELLANOS, 

EN LAS ISLAS, Y TIERRA-FIRME 

de el Mar Occeano. 

ESCRITA TOR ANTONIO "D E HERRERA, 

Coronijia Maior de fu Magcftad , de las Indias , i Coronijia 

de CaJlilU. 

LIBRO OCTAVO. 

C AT IT1) LO I. ^e ¡os Soldados , que andaban en la Trovincia de 
los Charcas , conjuran de matar al General Tedro de H'tnojofa , i 
rebeUrfe , tomando for Cabera d 'Don Sebajlian 
de Cajiilla. 



A Orden , que dio 
el General Pedro 
deHinojolaáVaf- 
co Godinez , pa- 
ra ir en icgui- 
miento de Pablo 
de Menefes , i 
Martin de Ro- 
bles , i pren- 
derlos , por! entender , que eran 
idos a la Ciudad de los Rcies , aun- 
que ellos le havian eícrito al contrario, 
decía, que fi le dcfcndiefen , los mata- 
fe , i ordenó , que fucfen con cl ocho 




buenos Soldados , i que los figuiele, 
halla la Ciudad de los Rcies , i todos 
bien armados , i bien á Caballo , dcfdc 
el Aficnto de Potoli , adonde efto pi- 
faba : tomaron fu camiuo , la buelta 
del Defiguadcro , i defpachado á Vafeo 
Godincz con ella comifion , el Gene- 
ral Pedro de Hinojofa , dcxando en Po- Hfnojofi 
toll la mejor orden , qne le pareció, fx'c've > 
para la quietud de todos , fe fue á la !'^'', * 
Villa de la Plata , para alojar á ios Sol- * * "' 
dados en las Calas de los \'ecinns ricos, 
i que ellos los diefen de comer, por ef- 
cufar quesos , i laraentaciones , i otros 

in- 



1^52-. 



V I 

II 



Pedro de 

Hiiiojola 
loque di- 
ce á Ro- 
bles, íá 
Meiiefcs. 



El Licen- 
eiadoPo 
lo avifa á 
Pedro de 
Hinojola 
el peligro 
óefu vida 



Ohfervent 
Providi 
DuceStttit- 
^Hitm fie 
Hdereloco, 
licet tuto, 
iit nm dif 
ionant vi- 
filias , ó" 
Omni» a- 
fattro mi 
litan dif 
c>plin/t,na 
nlioqain, 
''emper k 
'>r*viu ér 
<htnuis h* 
liwHS of- 
!>rimipote 
"uit.Scot 
i9i. An. 
4- 

Deraaíia- 
da confia 
i;a de Pe 
IrodcHI 
lojofa. 



Década Vi 

inconvenientes , que nncen de la nece- 
/iJad, que es giüii tirana, i halló, que 
como fe lo havun avilado , elbban en 
ella l^ablo de Mencfes , i Martin de 
Robles , i agraviándole , de que los 
echalen Soldados , dixo Hinojola , ^ue 
dios eran mcis obligados , que otros , á fuf- 
tentarlos , i que loa,vii*n de tener qu.itro 
doblados , porque los ¡javian traído embau- 
cados , ; Pablo de Menefes , porque los ha- 
•uia entretenido por fus paflones : veíanle iá 
conillo sde Soldados , ¡juntas, en diverfas 
partes , i el temor de los Vecinos de la 
Villa , era grande , porque tenian por 
cierta la Rebelión , con la muerte lu- 
la , i de Pedro de Hinojofa , á quien 
el Licenciado Polo hivia diverlas veces 
acordado el avilo del Marifcal Alvara- 
do , i dichole , que tenia otros muchos 
indicios , de que le querian matar ; i 
perluadiale, que miiafe por si , i bol- 
viefc el animo en averiguar el Motin, 
que le concertaba : porque le hallarla 
cierto , i le certificó , que aquel de 
quien mas confiaba ( que era Don Se- 
balbian deCaltilla) era el principal que 
trataba lu muerte , i rogábale , que no 
viviele tan defcuidaJo , advirtiendole, 
que era cofa de Hombre fabio , eftimar 
los peligros , efpecial mente los que te- 
nian á lu cargo los Goviernos ; quanto 
mas , que elle cafo tenia fundamentos 
grandes , i en él fe tratab-a el fcrvicio 
del Rei , para el qual , fobre todos los 
Hombres del Pciü , él havia fido efco- 
gido , i embiado a aquella Provincia ; i 
que aunque los Hombres honrados fon 
fuñidos de losmalos, por fu buen go- 
vierno , la demafiada tolerancia los ani- 
ma , para executar fus malos propofi- 
tos : i aconicjabale , que no fe fiafe 
tanto, porque los Capitanes cuerdos te- 
nian fus Guardas en fus Cafas , no íblo 
para íeguridad de fus Pcrfonas , fino pa- 
ra la reputación , i autoridad del Ofi- 
cio , con lo qual , fe quita el animo a 
los malos , para intentar delitos. Pedro 
de Hinojofa , con maior confianza de 



-*" 



que 



conviniera , no hacia cafo de 



tan buenos avifos > i confiadamente de- 
cía, que el folo baflaha para todos : i otras 
veces, qu;-.ndo lo tomaba mejor , decia, 
que no podia creer tanta ingratitud de Don 
Sebaftian de Cabilla , / que penfaba entre- 
tenerle , para poder con él cafar k Egas de 
Guzman , i a Don Garda Telle , que an- 
daban amontados ■- ibifc cada Dia abrien- 
do el Motin , i ia decían , que el mif- 
mo Pedro de Hinojofa havia de co- 
men^qrle , i que íi lo dilataba , era, 



i 



II. Libro VIII. " • 173 

aguardando lo que querian h;icer los Re- 
gimientos del Cuzco , Arequipa , i 
Guamanga , adonde Hinojola haviacm- 
biado á Diego Pantoja , fo color de 
comprar Ganados , lo qual era inventa- 
do , como otras cofas , porque Panto- 
ja no fue á eílo , fino a comprar los 
Ganados , con dinero pieihido de Hi- 
nojofa , que era fu Amigo, 1 holgaba de 
aprovecharle. 

De la mucha domcíliquegade Don 
Seballian , con Pedro de Hinojofa , fe 
aprovechaba , para dar á entender á los 
Soldados , que las invenciones , i otras 
tales , que les decia , para mantenerlos 
en efpcranca , eran comunicados con él: 
i aunque pudo fcr , que íagazmente Pe- 
dro de Hinojofa dixele algo , para ca- 
^ar ( como él decia ) á Don Seballian, 
i á los otros , parecicndole , que la di- 
fimulacion le podia aprovechar : jamas 
fe pudo perfuadir Egas de Guzmán,que 
caiele en la imaginación de Pedro de Hi- 
nojofa cofa , que pudiefe oler á trai- 
ción á fu Rei ( en que no fe engañaba) 
por lo qual, fiempre infillia en que le 
matafen ; porque havia de fcr el maior 
enemigo , que tendria en la Rebelión, 
porque fu fidelidad fe conocía , i echa- 
ba bien de ver , en la manera , como 
exercitaba fu Oficio , i con propofito 
de matarle havia ido, d.efde vn Repar- 
timiento de Hernando Pífano, que era 
en los Chichas, adonde Baltafar Velaz- 
quez le tenia efcondido : pero havien- 
dole villo ir algunos , lo avilaron á Pe- 
dro de Hinojofa , el qual falió á ron- 
dar , bien apercibido de Gente armada, 
para procurar de prenderle j pero Don 
Seballian de Cartilla , 1 otros , le avila- 
ron , i folo á pie, fe entró en Potofi, i 
fe fue a laPofada de Don Sebaftian , con 
el qual , i otros , platicó fobre la con- 
juración j afirmando , que á Pedro de 
Hinojofa , no pafaba por la imaginación 
entrar en el : porque demás de que no 
querría poner en condición la gran 
riqueza , i honrado lugar , que te- 
nia , toda fu vida havia dicho , que 
con nombre de Traidor , no quería fer 
Rei. 

Don Sebaftian de Cartilla , ha- 
viendo tenido por mal confejo , que 
Egas de Gu2mán huviefe ido á Potofi, 
en tiempo , que todos eftaban en Ar- 
mas , por la gran folpecha que havia 
caufado , decia , que aquella Noche 
no fe podrían juntar , á lo qual repli- 
có Egas de Guzmán , que le llamafen 
á Gómez de Solis : i llegado Gómez de 

So- 



rnvencio- 
nes de ioi 
(jiic delca 
bai) laRe- 
t)elioii. 



Pedro d« 
Hiiiojufa, 
Caballero 
muí fiel. 



Pedro de 
Hinojo fa 
procura 
prei.der i 
Egas do 
Cuzmán; 



IPy^ ÍÍIST»R1A DE LAS 

-^ , SoVis le rogo, que trátale con Pedro de 
KegOCia- ]^¡nQ:,^[-:j „yj. tuvicfe per bien , que 
Clones de . J . ' ' ^ , ^ ' , ^-, ' ' 
E2.)s de ''^' negocio le delpachalc por U Corona, 
Guzman, i ^1 ic io prometió, con lo qual Gómez 
paraeiicu de Solis le Ftic , i Egasde Giizmán dixo 
bririaRe A Don Scballian de Caílilla , que fi 
belioii. huvielc quien liiciefc cfpaldas k Anlclmo 
de Erbias , i á él , que aquella Noche, 
fin poner mas tiempo enmedio , mata- 
rian á Pedro de Hinojofa, porque Tu im- 
pedimento era grande , piara fu propoíi- 
to, i la dilación les eramui dañoía. Don 

• '. J ^ "r Scballian de Caftilla ponia aleunos in- 

tiadeCal i i n j j 

;]l^ j.i^jj.j convenientes , diciendo , que rearo de 

tiene el Htn$jofa era de mucho provecho , i que no 

rompí- aguardaba , fino la refpuefta de los Cakil- 

ntienco. Jos del Cmzco , jírequipa , ; Guamangí^ 

porque al msjor tiempo no le faltafea , co- 

Simfr jfjQ hicieron á Gonfaio Pifarro j i que ad- 

'". virtieíe , que todos ellos eran mocos , fin ex- 

. j , a per ¡encía , m crédito , / que fin vna Lahe^n 

ñms Scoc. ^^' autoridad^ fe perderían; allende ^ de que 

185). An. a la fafon , fe hallaban aufentes Fafco Go- 

z. dincz , /' Baltafar Felazqucx , ; otros : i 

Concicr- q^g gf¡ fgdo cafo , convenia mirar el fin , / 

taiecotno p^y^dero , que efe negocio havia de tener. 

^" . Ellas vagones movieron á Eeasde Guz- 
nwtir a , i n ° • 

Pedro de '""'••" » P^''* 9*^^ ^" aquella coi untura, 
jf¡„oj©¡a. no fe executafe la muerte de Pedro de 
Hinojofa : i quedaron de acuerdo , que 
vn Domingo liguiente, ala hora de Mi- 
fa , quando fuelc á la Iglefia , lo cxe- 
talcn , teniendo primero hablados Sol- 
dados , con mucho fccreto j i con ello, 
Egas de Guzmán le fue á cfperar , en 
Pilcomavo , la relpuella de loque havia 
tratado con Gómez de Solis ; á lo qunl 
rcfpondio , que Pedro de Hinojofa fe 
contentaba , que fu negocio , que era to- 
cante á vna Muerte, le determinafe por 
la Corona , i que para ello efcrivia al 
Alcalde Martin de Almendras : i conef- 
Stcvtin' ta rcfolucion , fe fue Egas de Guzmün 
dumitnfe- á Potofi , adondc entro de Noche , i el 
rievbile- Licenciado Poloinlíllia fiempre, en que 
^fé«i «¿» pp¿j,.Q ¿e Hinojofa fe "uardafe, i dccia, 
«*/í('.Tac ' , p ■ 1 • ,• 

Aun i. ^^^ P"^^ ^''^ ^^^ blando , i bien acondi- 
cionado, que no queria hacer de hecho, 
que proccdiefe conforme á las Leiesj 
conque fe j'.illificariacon Dios, 
i con el Mundo. 



******** 
**:***** 

********* 

* * * 
* * 

* 




Indias Occidentales. 

CAT. II. T>e la fundación de ía 

Nueva Ciudad de Sego'via , en la 

Governacion de Vene- 

ptela. 



N eíle Año pareció á los 
que vivifin en el Tucu- 
yo, que es en laGova- 
nacion de Venecuela, 
1 en la Provincia de Ba- 
riquicimeto , que feria 
bien hacer otra Pobficion : i liendo Go- 
vcrnador en ella , por Provi/lon de la 
Real x^udienciade Santo Domingo (por 
muerte del Licenciado ]\.nn Pérez de 
Tolofa ) el Capitán Juan de V'illegas, fa- 
lió con cierto numero de Sokir.düs , i 
defcubrio Minss de Oro , en vna Cor- 
dillera de Sierras , que Uam-.m de San 
Pedro, junto al Rio Buria , que llaman 
también de San Pedro , porque cal Dia 
fedcfcubrio: ellas Minas le movieron á 
poblar junto al Rio , aunque no dui o mu- 
cho en aquel Aficnto , porque pareció en- 
fermo , i fe pasó cerca del Rio de Bari- 
quicimeto , i fe llamó el Pueblo Nueva 
Segovia, porque Juan de \'illcgas era Na- 
tural de aquella Ciudad. El cliinajiconf- 
telaciondeeilaTierra, es como lo demás 
de la Provincia. El Invierno, quando en 
Caflilla es Verano ; i el Verano allá, 
quando acá es Invierno : los llanos fon 
calientes, i de la Serranía baxan vientos 
frefcos , con que fe recrean las Gentes, 
porque elle lugar ella entre dos Cordille- 
ras de Sierra, á minera de Valle, adonde 
cilán pobladas diverfis Naciones de In- 
dios, con variedad de Lenguas , i poca co- 
mida de Grano , ni Raices, pornofer las 
Aguas ciertas,! fe hiilentan de vnas pen- 
cas , A manera de Cardo de Eipaña , que 
llaman Cocui , de que lacan vnafullancia, 
como Arrope.- tienen pocoMaiz,i algu- 
nas G.ilabacas: tienen mucha cantidad de 
caca de Venados, i Conejos. En la otra 
Cordillera de la vanda del Súr,fc coge mu- 
cho Maíz ,i Yuca, por fer Tierra mas hú- 
meda : i en los Ríos Hacarigua, i Borautc, 
toman mucho Pefcado,i otros muchos Ar- 
roios , con la Raiz , que llaman Barbaíco, 
que majada , la echan en el Rio , i buelve 
tonto al Peleado, i lo toman con las ma- 
nos , i en el Verano hacen fus cacas , por- 
que elbndo la Ycrvafcca, la por.cn fue- 
go, i lo£ Animales fe van retirando , i 
rodeados de la Gente , los váo flechan- 
do. 



I > ,- i 



u 



Funda cil 
de laNm 
vj Se¿(>< 
vi». 



Manten}" 
miétosde 
loslndiot 
déla Co- 
marca de 
la Nueva 
Segó vía. 



)i iSS^ 



Decada VIH. 

do, i eftos fon Venados, i Puercos de 
k Ticna , Dantas , Conejos , Cule- 
bras bobas , íj^orros , Tigres , i los 
Armadillos , i de elta manera le pro- 
veen de muciía comida , para todo el 
Invierno. 

En los Arboles , que eftán arrima- 
dos á los Ríos , ai gran cantidad de 
Abejas , que hacen mucha Miel , i to- 
dos eílüs Ríos , i Arroios , le van á 
juntar cien leguas de eile Aliento , con 
otros , que faleu por las efpaldas de otras 
Sierras , de acia el Sur , i van á dar en 

l^aciralé ^^ ^^'° ^'^P'^" í ° Hunapari , que la- 
odelRio ^e de las eipaldas de las Provincias del 
.¡riapari. Perú. En la Serranía de mano izquier- 
i da, que es en la Provincia de los Chi- 

chas , fe faca Oro , i íi los Vecinos 
tuvieran caudal , facarian mucho. Def- 
'■ivlenda de Segovia , al Tucuyo , fe va por vn 
closlii- Valle, que tiene doce leguas , i tantas 
!°"^^^^ dula de ella : huvo muchos Indios en 
elaNuc ^^'•^ Comarca , pero las Viruelas , i lus 
a Segó- defordcnes, los han apocado : viven en 
ia. Barrios , que es lo que les conviene, 

por eílár junto á fus Libranzas , por- 
que íi fe quitan de ellas , fe las comen 
Venados , Corras , i Papagaios , Gra- 
jos , Tordos , i otros Pájaros : es Gen- 
te de poco entendimiento , i de baxas 
inclinacionís, rudos , i dados á vicios, 
i en efpecial al de beber , i eftando bor- 
rachos , fe matan vnos á. otros : no vi- 
ven con cuidado , parque comen oi lo 
que tienen , i li iVIiñana falta , van á 
bufcar Raices lilveftres , para fullen- 
tarfe , hafta tanto que madura el Maíz, 
que alguno fe da á quarenta Dias, i otro 
á tres Mefcs. Nunca fe conocieron Se- 
ñores , á quien obedeciefen , ílno te- 
a Reli- "^'' ""eípeto al mas rico , que mejor les 
ion de ^á de comer , i de beber : i quanto á 
f jsliidios la Religión , no han tenido , fino vnos 
elaNiie Médicos , que traen los cabellos mui 
a Segó- largos , como Mugeres , en que fon 



ü 



la. 



IL 



conocidos , curan á los Enfermos , ha- 
cen ciertos aiunos , i viven en Cafillas 
apartadas , i alli invocan al Demonio: 
adoran al Sol , i á la Luna , i quan- 
do faltan las Aguas , bufcan vna Don- 
cella mui hermofa , i echan vna deman- 
da entre todos , para pagarla á la Ma- 
dre , i junto al Rio la degüellan , i 
ofrecen la fangre por facrificio, dicien- 
do , que dan aquella Doncella por Mu- 
ger al Sol : los Caftellanos fe lo han 
eftorvado , pero aigun;is veces lo hacen 
en fecreto. En las Guerras , que fo- 
lian tener entre ellos , fe cargaban de 
fus Enemigos muertos , i los llevaban a 



í„IBRO VIII. 175' 

fus Cafas , i los comián , i efto entera- 
mente ha celado : peleaban en cueros, 
vntados de la Bixa , i empenachados, 
con fus Arcos , i Macanas : tocaban 
muchas Cornetas , hechas de Calaba- 
zas , i Caracoles grandes : algunos vil- 
ten , i han dado de comer la Carne de 
Vaca , i de Carnero , i como fe les va 
á la mano en tener muchas Mugeres, 
como folian , i en beber tanto , cúin 
mas recios , i viven mas íanos , antes 
rebentaban de tanto beber , i con los vo- 
mites, quedaban mui debilitados. 

A media legua de Segovia , pafa 
vn Arroio , que llaman Rio claro, por- 
que ficmprc lo va , i á poco de fu naci- 
miento , fe fume el Agua en la Tierra, 
i el Invierno corre poco , i el Verano 
corre mucho , que es quando havia de 
corrérmenos , i con clia, en el Vera- 
no , riegan muchas Heredades , i es de 
gran focorro, para quando ai fcca, por- 
que cogen mucho Maiz , i todas las Le- 
gumbres , i Hortalizas de Caftilla , co- 
mo Limones, Naranjas , Higos, Gra- 
nadas , Vbas , i diverfis otras , i bue- 
nas Frutas de la Tierra : ai mucha di- 
verfidad de Aves, como Codornices, i 
Palomas : las Yeguas , Vacas , i Ove- 
jas , Cabras , i Puercos , multiplican 
bien , i el Ganado es el trato de los 
Caftellanos de efte Pueblo , porque lo 
llevan á vender al Nuevo Reino : i pa- 
ra quando les faltan Vellidos , fe apro- 
vechan de Telas de Algodón hilado, que 
ellos mifmos han enfeñado a texei- á los 
Indios 5 que les ha fido de mucho pro- 
vecho. 



Vfos . I 

coftum-- 
bres de 
loslndios 
de la C o- 
maica de 
la Nueva 
Segovia. 



Río ,que 
corre en 
tiempo 
de feca. 

;;,■■> 



C ^T. III. T>e lo que el 

Rei proveib , en ejie Año , para 
el Govierno Effiritual , i 
Temforal de las In- 
dias. 

Vnqí'e iá , en efte tiem- 
po , havia tomado maio- 
rcs fuerzas lajufticia, en 
efta nueva Republica,me- 
diante la obfervancia de 
las buenas Leies , que fe 
havian eftablecido ; i el Reí , como to- 
do bu'cn Principe es obligado , iba or- 
denando otras , conforme á lo que pe- 
dia la experiencia , con particular cui- 
dado , que fe guardafen , pues de poco 
firven las Leies , fino fe guardan , fin 

esenip- 




pijs quea- 
dam atijf' 
que legl- 
hnh con[' 

vímUs í- 
xolut'!-df 
mo¡ ,for» 

iam , Ó' 
ZxercitHf 

regerent- 

Tac.AiiH. 

ir 



17^ rílSTORI A DE L AS 

excepción de pcilbnas: demás de las in- 
frulcilptas ordenes , cometió el Rci al 
Licenciado Diego Rnmircz, que vilita- 
íc ciertas Provincins de Nuev;i-Elpaña, 
p.iiM callig-ir los malos tratamientos de 
los Indios i i porque convenia, que pa- 
ra ello le le diefc todo favor , i porque 
la Real Audiencia admitía apelación de 
fcntencias interlocutorias , que Diego 
Rnmircz daba , que fe podian reparar 
en la difinitiva , i era caula de dilación, 
mandó , que no fe admiticfen las apela- 
ciones de tules Autos interlocutorios ,en 
cafo que de jullicia le debicic hacer, de 
manera , que fe entendicfc , que el Au- 
diencia tavorccia á aquella Vilka : i que 
tratamie- ^'''' Oidor vificafc la Tierra de Mcxico 
te délos cinco Leguas al rededor, i las talas que 
ludios. citaban hedías , i proveiefe, como no le 
hicieíe agravio a los Indios : i que en las 
talaciones que fe hiciefenjfe efpccifica- 
fe lo que los Indios havian de pagar. 
/Ei^ucruce- Qae u falta de hijos varones de los En- 
¿i eu los comenderos , fucedicfen las hijas en los 
'' repartimientos de fus Padres , prefirien- 
do la maior á la menor , íiendo legiti- 
ti de h¡- "í-^s •• i cftando en la Tierra al tiempo 
jos. que falleciefen fus Padres , con que fe 

cafafen ( íiendo de edad ) dentro de vn 
Año , de como los Indios fe les enco- 
mendafen j i no íiendo de edad , quando 
lo fuefen , i que fuefe la Encomienda. 



ViCxia pa- 
ra el l-)iié 



{Repare! 
miento 
hijas á fal 



I K DI AS O CCIDF.NTAT,ES. 

nueva Encomienda, fe dicltn :t oirr-s en 
fraude de las Lcics hechas paní el buen 
govierno de aqutll;is partci , fe m;inuo, 
(¡ue los Indies que 'vacajer. p¡,r dí:-w.áun , no 
Je prcrcetefen Jin con/ulta del Ket , ejnhi/i>iíio 
Reiacion de las pajonas que havia para jer 
frwvtídos : i en cílt miimo Año el Rci 
íietlaro,j«f los Eniomenderes cjiabun obii^ 
gados a la ¿efenja de la Tmra , per rafon 
de fus Encuiniendas. 

Y havicnJolc entremetido losRcli- 
giofos de las Ordenes de Sanio Domin- 
go , San Frantifco , i San Agutlin , á 
conocer de caulas M«tnmoniaies, de o 
qual le fcguian ii. convenientes, i tenian 
fobre ello Audiencias , adonde it trata- 
ban cofas no convenientes á fu profc- 
fion , el Reí encargó a los Provinciales 
de ellas Ordenes , no dicjcn lugar a que 
los Reugiofos conocieftn in fsro conteníiofo 
de caufas Matrmoniales entre Itidius , ni 
Cajlellams , JÍ7io que los remiíiejen al Obif- 
fo Diocejano , i que en el fcro de la con- 
ciencia enteudiefen en dar con/ejo d les Pe- 
nitentes que ciinfefafcn , de lo que convenia 
a las conciencias. Gue quando aiguna per- 
fena fe agraviaje de cofas de gracia , pro- 
veídas por el Viforrei , ; fuplicf.fe de ello en 
la Real Audiencia , i qmfiefe Jeguir la fu- 
plicacion hecha ante el r¡Joire:,y en tal cafo 
la Real Audiencia le hiciefe de ello rela- 
ción , para que co * ella fe juntaje , como tal 



I f s- 1 



i.OS li 

dios V; 
eos pr 

no (e pr( 
M-aii (ini 
por Coi 
luitaRc 



Los Fra 
les lio í 

ciuremc 
tan tiic 
uoccr á 
califas 
Macrim. 
niales- 
Conocí 
fDÍcto d 
califas d 
gracia 
porAipI 
cacion. 



laCoiona 
Rea!. 



con l.r5 cargas , que fu Padre la tenia , i Viforrei , / Prefidents , ; todos conoaejen 

juntamente de ello , guardando en efto ¡os 
Capitules de Cortes de FaUadolid , / Ma- 
drid ^ que fe guardan en el Confejo Real, en 
rafon de las Cédulas , que fe libran por 
Cámara. §jie fe desafe hacer Ubi emente el 
los Indios fus 'Tiánguez , que quiere decir 
Mercados , i vender en ellos fus mercadu- 
rías, ^ie Los Corregidores no I leva fe n por 
Tenientes , ni Alguaciles a fus Parientes , ni 
a n<itura/es de! Pueblo, ^ue ningún Cor- 
regidor , ni Alcalde Muior lleva/e férvido 
a ¡os Indios , por ninguna caufa , ni rafon. 
G^tie ningún FaEfor , (Jfcial , ni criado de 
los Oficiales Reales , por s) , ni por inteipo- 
fiias pcrfonas , pudiefen facar en las Almo- 
nedas Reales cofa ninguna , fo tena de do- 
cientos pcfos de Oro , i perdido lo que fe le 
reniatife. Que haviendofc entendido, que 
los Indios era gente viciofa, i no quería 
trabajar, por lo qual faltaban inanteni- 
mientos en la Tierra, i ellos efliban po- 
bres, i fe fcguian otros daños, fe orde- 
nó al Audiencia, que puf efe particular cui- 
dado en que los Indios Oficiales , / Labra- 
dores, trab.ijafen , /' los «tros fe aí'pibfa:, 
de manera y {¡ue no andavtefen ocicfos^ i que 
en ejio diefen tal orden , como cfig inconvc- 

nien- 



con que la hermana maior le obligale 
de alimentar á las otras hermanas, entre- 
tanto que notuviefcn con que fe fulten- 
Sticefion tar, i a fu madre, mientras no fe cahfe, 
cii los i-e- ¡ que los alimentos fuefen fegun la cali- 
parcimié- ¿f¿ ¿^ j.^j perfonas , que huviclen de 
tos.como j-^,j. aiiiTiei-ifjJaj . i que no fucediendo el 
íue decía- ... . Ítj- jrní 

rada uor ^'1° maior cn los Indios de lu Padre, 

el R«i. P "■ algún impedimento , luccdicfen los 
otros hijos, de grado cn grado , é hij.is, 
i niLigcr , en defetlo de hijos , é hijasj 
de manera , que dcfpucs de la vida del 
primer tenedor de los Indios, no huvicfc 
de havcr mas de vna fucelion cn hijo, 
hija , ó mugcr , de fuerte, que íi algu- 
na vez algún hijo , ó hija fuccdiefe cn 
ComohS ^°^ Indios , fi aquel , ó aquellos murie- 
dabolver í"^" > o 1°^ dexafcn , ó por algún cafo 
losinüios los perdiefcn , bolviefen á la Corona 
encorné- Real , i no fe cncomendafen mas á otro 
dados á hijo, ni hija del primer tenedor, ni á fu 
mugcr : i por cílas palabras no fe ha 
quitado cn Nueva-Efpaña la tercera vi- 
da , porque fe ha querido diílmular : i 
porque fe havian venido a eílos Reinos 
algunos que tenian Indies , i tuvieroí 
forma , como pov vÍ4 <ie fu dexacion^ i 



1.0! Ir 
dícj hag 
fus M« 

loiCot' 

regidor» 
Ho lleve 
Paríence 
por Te 
níentei, 
Algiiací- ' 
Jes. 

Lasjufti 
cías iH 
llevtiifr 
vicio di 
ioslndio 

Los cria 
dos de M 
n'llresnt 
faquc ua 
da en la 
Almone- 
das Rm 
les. 

Los In 
diosfio e 
céi) ocio 
fos. 



Decada Vil 

])sFrai- nientc fe remediafe. ^te los Oficiales de la 
"' r,^ Cajd de la Cü4tratac¿uii de Sevil a , nocoa- 



. 'j'ínMtt fit'tiejen a los Clérigos , / Rdigiofos , (lue 

í |re» á paj:ijer¡ d Ids Lid as. ¿Sue llevajen Mu- 

,Ídias,aú gtrcs ^ aunque f nejen Hsrmanas , i Deu- 

it-te (cíii das. 
(,,j'rmana$ 

CAT. IV. ^e los Conjurados de 
los Charcas emprehenden de ma- 
tar al General Tedro 
de Hmojofa. 



j.ño de .'í^s^ 



IIO.'^ÍM huí- 



lor'tum 
< rttthni 
'iz. An 




Ontinuandose los tra- 
tos de la muerte de Hi- 
nojola , quaiido mas ic 
lüiicitaba , i apretaba, 
dixeron algunos üe 
ellos,que fe mírale bien 
,. - , . en ello 5 porque no les 

iu{n* per acontecicfe , hallarfe con el delito de la 
) itetdn, muerte , i fin fruto ninguno ; á lo qual 
relpondio Egas de Guzman , que cia 
quien mas pcrfuadia la Rebelión , que 
los principios de los negocios arduos, le 
havian de encomendar a la fortuna, i lo 
demás , fchavia de govcrnar con ra^on, 
i conlejo , i con ello contradecía la di- 
if I lacion , i huvo opiniones, que elle higo 

n tarta, 4 echar vna Carta, para Don ¿ebalhan de 
¡ 1"° Caítilla,cn fu ¿^pofcnto, en kqual.no 
iiporE D^via mas íultancia ,que áccn : f^ uejtras 
•is de mercedes fe entiendan., ¡-erque losení.e/.c.en: 
'uzmí. i haviendole caufado mucha contulion 
elle calo , fe determino de moilrarla á 
'dro de Pedro de Hinojofa , mui elpantado , por 
• inoiiu ^p poder imnginar de donde proccuia, 
''^1 el qual le dixo , que no tuvicfe pena, 
cian a porque eran invenciones de Pablo de 
, sebal Menefes , i Martin de Robles , los qua- 
lan de les, i otros Vecinos de la Villa de la 
:aftiil4. Plata, cada Dia le importunaban, paia 
que mírale por si, porque le quenan 
matar, i le dccian, que el mifmo Don 
Sebaftian fe quería rebelari pero que él 
fabia , que era fu fiel Amigo , i Icrvi- 
dor del Reí , que como leal Caballero, 
no penfaba en tal cafo. Don Seballian 
fe lo agradeció mucho , i fe fue , i bol- 
viendo, dentro dedos Días, á Pedro de 
Hinojoía, como le aculaba lu concien- 
cia , le pareció , que le ponia ceño , de 
que cltuvo medrofo , i eneitepunto, le 
I Avlfan ^yjjQ Gabriel de Pernia , que fe havia 
^*'p^']^° defcubierto, en co.'.fcfion, á vn Fraile 
le 1^'^,^ de la Merced , que veinte i quatro Sol- 
ola. v]ue J 'Jos eftaban conjiM-ados , de matar á 
finieren l'edro de Hinojofa: i pues que fe le em- 
natar. biaba el avifo de ello , era bien , que el. 



Levanta- 



I 



I. Libro VIII. 177 

i ellos fe guardafen : todo lo qual , co- 
municó Don S^ballian dcCaílilia, con 
Gómez de iVlag.illon; i otros le dixeron, 
que aquellos avílos fallan de los Veci- 
nos , que querían mal á Pedro de Hiño- 
jola , por lo qual , no los creería , i que 
demás de ello , lupicle que Hinojclá 
era Hombre blando , 1 de condición man- 
ía , por lo qual , no recibiría alteración; 
i con todo cío , concertaron , que el le- 
vantamiento tuefc a los primeros de Mar- . , 
50, 1 que le avílale a t-gas de Guzman, jo5^har- 
i á todos ios Conjurados, que fe fuelcna cas, para 
los Chichas , para dar menos fofpechas, ijuádo fs 
i eñár mas Itguros : no faltó quien tu- cócicru. 
vo animo de rcprcfentar aDonbebaltian 
de Caltilla ,que mírale a quien era , i lo 
que tmprchendia , 1 la nota de ingrati- 
tud, que fe le havíade Icguir , con quien 
fe le havia mollrado tan Amigo, cumo 
Pedro deHinojola , pero no fue de pro- 
vecho ; porque es cierto, que mas pro- 
cura vn enemigo de ofender , que vn 
amigo de aiudar , no tanto porque los 
movimientos del animo , que proceden Tales funt 
del odio, fon mas vehementes , que los quiprofti. 
que nacen del amiftad , quanto porque inconiuro. 
el que procura para si miimo , lo hace ti<"'-*i->é' 
con maior voluntad , i cuidado, que pa- /"'"' 
ra otro , 1 la no veía Don bebaltian la j /• 
hora de verle con mando, i con impc- i„op,s,á' 
rio : porque no obllantc, que era Caba- morlbus 
llero de noble fangre , las malas compa- turhidis, 
ñias le havian hecho aprender malas cof- &fromp- 
tumbres , i tales eran , quantos con gran " '''""''» 
voluntad le acudían enertacouiuracion, 'T' "'', 
1 todos los demás, que havian de entraren ^^j r 
la fedicion. „,^^, 

El Licenciado Polo era avifado de ro- 
das eftas platicas, i muchas veces impor- 
tunó á Pedro de Hinojoía , que hiciefe 
peíquila de lo que pafaba, i lo calUgafe, 
i cf'ino nada le movía, rogó al Guardian 
de San Francifco , que por el bien de 
todos , lo perluadiele á Pedro de Hinojo- 
fa , i le afirmaf.- , que fe lo havian mani- 
fcítado en coiifcfion : i Martin de Ro- 
bles también fe lo dixo , en piefcncia 
de algunos , í que fobre todo, entendie- 
fe,que le querían matar j i como Hi- 
nojofa no' le tenia por muí confidente, 
ni aun en mucha opinión , no hi^o cafo 
de ello: i otra vez le dixo el Licenciado 
Polo , mas vivamente , que mirafe por 
si ,i rccibicfe información , i que quando 
Martín de Robles no la diefe de lo que 
decía , le caftigafe , i aun á él mümoj 
porque fabia cierto, que las piedras en- 
tendían iá lo que pafaba: pero como de- 
bía defcr llegada la hora, ni locreió,ni 
Z le 



onis 

ruunt^ni- 

ortun» 



Pedro de 
HinojoU 
es muí 
confiden- 
te. 



Loí Con- 
jurados 
concierta 
U muerte 
de Hiño- 
jofa. 



DSebif- 
tiati efco- 
ge á los cj 
han de ir 
con él 

rii funt 

■fot'tor ha 
httiir Ȓ> 
4¡ui auil»- 
ti» efi m» 
¡iifrtmf- 
tuí. cinff- 
tsr en"» 
nta¡'nido- 

ney.i . c*' 

rtittiírur. 
ScQC. 8j. 
Aun. I. 



%7'? Historia de las 

lo remedio , anees dixo , que no !e habla- 
fin mas en aquello , ^ue fi le daban lugar 
de echar mano a fu Efpada , todos los Sol- 
dados no bailaban para el. ' Otro Dia, en 
l.i Tarde , le fueron á ver Juan de Hu- 
gartc, i otros Soldados coiíj lirados, pa- 
ra conjeturar lo quelcntia de ellos , por- 
que era Hombre de pecho Real , i no fin- 
gido; i haviendo eítado con ellos en bue- 
na converlacion , bolvieron á Don Se- 
baftian mui alegres , i dieron cuenta de 
ello á él , i á los otros , i acordaron, 
de exccutar otro Dia fu intención : i 
haviendo llegado, aquella mifma Noche, 
á la Villa Don Garcia Tello , Baltafar 
Oforio , i Diego de Vergara , anduvo 
con. ellos Don Scbartian , recogiendo 
Soldados , porque ia les parecía , que la 
dilación les era mui dañofa , i á los que 
no eran mui confidentes , daban a en- 
tender , que los havian meneíler pira 
cierto efecto, fin declararles mas: i en 
la Rolada de Hernando Guillada, adon- 
de fe juntaban , eftaban a la puerta con 
las Efp.idas dcfnudas Baltafar Oforio , i 
Pedro de Saucedo , diciendo , que los 
que vna vez entraban , havian de falir 
por la punta de aquellas Efpadas : i ci- 
tando ia treinta Soldados juntos , i ar- 
mados , ficndo iá de Dia , no aguarda- 
ban , fino el avifo , de que clhivicrcn 
abiertas las puertas de la Polada del Ge- 
neral Pedro de Hinojoíii , i afcgurados 
de que no havia rumor ninguno , aun- 
que :i Don Scballian remordía la con- 
ciencia , i no quificra fer el primero en 
aquel cafo, pareciendole , que la lei del 
hofpedage era facrofanta , i que para el 
feria notable mancha , i felonia,fefíalar- 
Ic tanto : como el defeo de mandar es 
vn afefto el mas ardiente de rodos , fi- 
nalmente efcogioá Antonio deSepulve- 
da, Pedro de Saucedo, Garci Tello de 
yegx , el maior , Gonzalo de Mata , Die- 
go de Vergara , Alvaro Pcrcz Paian , i 
Anlclmo de Herbias , para que fucfcn 
con el , como mas atrevidos, é idóneos 
para aquella emprcfa , i Don Garcia 
Tello fe quedo con los demás , para to- 
mar la Plaga , en fabiendo , que Don 
Scbaftian havia entrado en Cafa 
dsl General. 




■ W£ 



Indias Occidentales. 

C A T. V. ^e los Conjurados 

mataron al General "Tedro de Hi- 

nojofa , i la Rebelión de 'Don 

Sebafiian de Caf- 

tilla. 

Legado Don Sebañian , i 
los que con él iban , á Ca- 
fa del General Hinojofi, 
viendo á la ventana vn Ne- 
gro , creiendo , que eran 
fentidos , fe dieron priefa, i Herbias di- 
xo y Don ScbaiHan , que habíale con los 
de Cafa, para defcuidarlos : falieron el 
Teniente Alonfo de Caftro , i Alonfo 
Pacz de Sotomaior , á la puerta de la 
Sala, i como los vieron demudados, di- 
xcron : ^li esefto^ Caballeros ? Y enton- 
ces Don Scballian de Callilla metió ma- 
no á la Efpada , i el Herbias , que citaba 
mas cerca , cargó con vna Daga fobre 
Alonfo de Callro, pero retirandofc á la 
Sala, dio fobre él Don Sebaftian , i an- 
dmdo a las minos, Herbias le dio vna 
cllocadí , de que caió , con otras mu- 
chas : i haviendo entrado en la Cámara 
de Pedro de Hinojofa Antonio de Sepul- 
veda , Alvar Pere¿, i Saucedo, dixeron, 
que no le hallaban , que debía de fer huido. Y 
porque vn Negro fe echó por vna venta- 
na , lucron á él, i hallando que era Ne- 
gro, Icdexaron. Don Garcia Tello, fa- 
biendo que Don Sebaftian haviaentrado 
en Cafa del General , falió á la Plaga, 
con fu Gente en orden , Armada de Arca- 
buces , Partefanas, i Rodelas, i viendo, 
qucialtó el Negro por la ventana, creien- 
do que havia rcfiftencia, dexó la Plaga, 
i fue á Cafa del General , i dexando guar- 
da en la puerta , entró con la demás Gen- 
te, i luego fe afomó á vna ventana,! cau- 
telofamente, para animar á los Soldados, 
i turbará los de la Villa ,dixo, que Pedro 
de Hinojo/acra muerto., i aun no le havian 
hallado. Alonfo Paez de Sotomaior dixo, 
defde vna ventana, á Goncalo de M;ita, 
que el también era Saldado , que no le ma- 
tafcn , i el Mata le aconfejó , que fállele 
por la ventana, que él le guarilaria, i aíi 
lo higo : también falieron Don Felipe de 
Mcndoga, i Pavía, con las Efpadas def- 
nudas ,i por mandado de Don Sebaftian, 
no los mataron. 

Garci Tello de Vega havia entrado 
por vnos Corrales de la Cafa de Pedro 
de Hmojola, i hallóle, que h.ívia ido á 
fu natural neccfidad , i dixolc , que Don 

Sc- 



i5r 



LojCor 

¡lirados 
van ara 
tar alGí 
neralH 
nojofs. 



D.Garc 

Tello V 
con luG 
ce a te 
mar 1 
Piafa. 



4ill"3)0- 



Út. 



S S^' DbcadaVII 

Sebiftianle bufcaba: i f.iÜGndo al Patio, 
I>sGoa 1 dicien jo Gonzalo de M .ta ri los otros, 
judos q„e eíluvielcn qu.dos , le dixo : Sefiory 

^■\^'^ A ^1^"^' C^'^'^^''^'"''^" ?«-'f^í'' '^ Fuefamerced , por 

\. ^'^ * Señor . Caudillo ^ i Pddrg : i fonriendüfc, 

]ino ola , ', . „ * 

dixo , h:m¡ aqm , 'vea» vuejiras mercedes 

urcITe- ^* ?'•'- f"-'-"dan : Garci Tcllo de Vcgn, 
))dcVe- diciendo, que buen General tenían en 
H ei el Don Sebaftian, echo promptamcntc ma- 
itnero, no ala Efpada, i ledióvna ellocada,dc 
,,,hi«ie que caió, i haciendo fucrga para levan- 
tarfc, Antonio de Sepulveda, i Anfclmo 
dcHcrbias, le dieron otras dos, i pidió 
j j- confcllon : i pareciendo, que aun no era 
tiiioiofa muerto, dixo Garcí Tcllo, que lo mira- 
•juerto fcn bien , i Anlelmo de Herbias le dio 
ot lo» vna gran cuchillada en la Cabega , coa 
:oiijut»- que acabó de morir , i Taquearon la Ca- 
fa, i falicron á la Placa , diciendo : Fiv* 
ti Rei, muerto es el Tirano. En elle tiem- 
po , Gómez de Magallón , que eftaba em- 
bofcado,con otros diez Soldados , en las 
Cafas de Hernando Pigarro , que eftan 
frontero de las deHinojofa, falió fuera, 
i vifto que el efe£lo eftaba hecho, fue 
á Cafa de Martin de Robles , i de Pablo 
de Menefes : el primero , fe falvó en ca- 
niifa : i el otro , por haver ido mui de 
Mañana á vnaEftancia fuiaj i no los ha- 
llando, faquearon la Cafa, i fe fueron t 
juntar á la Plaga, con DonSebaftiande 
Caitilla. De efte cafo , que aconteció á 
feis dcMaio,á vnahora de Dia, fueavi- 
fado Pedro deHinojofa, i que fe guar- 
dafe, las veces que fe ha dicho , i en la 
I Ciudad de losReies, fe habló mucho an- 

' tes ds ello, i alli le aconfejaron muchos 

Amigos fuios,queno fubiefe á los Char- 
cas, porque havia quien afirmaba, que 
iba en peligro , entre aquella Gente ocio- 
fa, i atrevida: i defde vna Eftancia, cer- 
ca de la Villa, la Noche antes del fuccfo, 
le cfcrivieron vna Carta , avifandole de lo 
que eftaba concertado contra él, i por no 
querer abrir la puerta , el que la tenia á 
íu cargo , no llegó la Carta á fus manos; 
íídro de ^''^ Natural de Truxillo, Caballero hon- 
Hinojofá rado, i de buena intención, enemigo de 
qué cali- hacer mal á nadie , i que por fus buenas 
d-ide$te- partes, ¡ fidelidad, llegó á fer Capitán 
nia? General del Rei , i mui rico , haviendo 

férvido fiemprc en el Perú , i no llegó á 
cftc grado , por fu excefiva induílria, 
porque en las cofas no era mas fuficien- 
Pedrode te de lo necefario ; pero tan valiente, 
Hinojofa que la demafiada confianga le mató , i 
culpado no le puede dar refoUito parecer, fi me- 
de poco recen culpa , ó perdón , aquellos á 
^^^^°- quien fuccdcn defgracias : porque ii mu- 
chos , que fiemprc govcrnaroa fus em- 



I. Libro VIII. 179 

prefas, con ragon , ha fucedido, que han 
crtado fujctos A aquellos , que condcma- 
fiado defeo , han dexado á vn cabo las 
colas, que en el juicio de los Hombres, 
parecían juilas , i ragonables ; pero en 
ninguna manera , (c hade dexar de de- 
cir libremente fu opinión , teniendo con- 
fideracion u los tiempos, i alas circunf- 
tancias : i merecen maior culpa , los que 
inadvertida , é inconfideradamente , fe 
han puefto en manos de fus enemigos, 
i no los que hafta el vltimo fiíi , cuerda, 
i recatadamente governaron fus cofas, 
porque el no creer á nadie , no es bue- 
no , i como raras veces fe halla de quien 
fiar, fe debe fcguir aquelIo,que fe confor- 
ma m;is con la ragon : porque fi aun de cfta 
manera fercmos engañados , podamos fer 
cfcufados , con los que eft¿n á la mira de 
iiueftras acciones. Y los que han cfcrito 
cfte cafo, i otros tale<;delas Indias, fal- 
taron, por la poca noticia, que tuvieron 
de los negocios , i por lifongear , i por 
cnemiftades , por lo qual , no fcrán de 
ningún provecho á los Siglos venideros: 
porque el Hiftoriador lifongero , canfa, 
i el maligno , i mordaz, aunque es oido 
con atención , es conocido , i el adula- 
ción defcubre la baxcga del animo del 
que efcrive , i la malicia de él gufta á 
qualquier ingenio libre , i bienintencio- 
nado : i con cfta muerte , quedó co- 
mengada vna nueva fedicion , por el ava- 
ricia , i vicio con que vivían los Solda- 
dos, i holgaganes,! por el ambición de 
DonSebaftiandeCaftilla. 



C^T. VI. ^eVafioGodinezJ 

Baltafar Velazquez , mataron A 

T>on Sebaflian de Caf- 

tilU. 



Stando \o% Tíranos en 
la Plaga, echaren Van- 
do , que fo pena de 
la vida , todos acu- 
diefen á ponerfe dcba- 
_ xo de Vandera , i 
'""^ prendieron á Pedro 
Hernández Paniagua , i á Pedro Ortiz de 
gírate , i á Antonio Alvarez, que eran 
Regidores / porque en tales calos , losfe- 
diciofos fiempie fe quitan de delante los 
mejores, i que les pueden hacer maior 
opoficion : i el Licenciado Polo fe efca- 
pó , hallaron i)"l. Hombres de Guerra. 
Dou Scbaftian tomó el Titulo de Capi- 
2.4 wa 



HíftoriaJ 
dores de 
las Indias 
Eii qui 
filtaron. 
Stáit'tenify 
ori^t /<• 
pius ai ítm 
íit.*ne,di 
qulfqut 
fr*ire 
vult-,aUX' 
qui detr4 
here > O* 
¡juic fini 
tcnffirat. 
Lipf Po-., 
líe ;4.z. 
^«rf enim 
alísf retel' 
viles furo* 
reí peperll 
qH.tm n'f 
wiaftlici' 
tas- Flor. 




i8o Historia DE LAS 

^, . . tan General , i luÜiciaMaior , i fe hi^o 
tUn de '^^'S'^' por ^^1 ^c los Regidores : nom- 
Oftilla b'° poi" lu Teniente al Licenciado Go- 
témaTi-mez Hernández: Sargento Maior , k 
tillo de Juan de Hugafte : Capitanes , á Hcr- 
General, nando Guillada, i a Garci-Tello de Ve- 
í Jufticia g¡j . el Artillería , quifo que tuvieic Pc- 
^*'°'"- dio del Gallillo , i que Fuel'c Veedor, i 
D S b r Pioveedor Alvar Pérez Payan ; Algua- 
tian' ^de ^'^ Maior , i Diego Pérez de la Entra- 
Caftilla <Ja » i Menor, á Bartolomé de Santana: 
jiombra Diego Méndez, lu Capitán de la Guar- 
O/icialcí» da. Dcfpachó á García de Ba^án , a re- 
coger los Efclavos, i Gente de Pedro de 
Hinojola , á Moxotóro , i á prender á 
Diego de Almendras, que huio , i jun- 
tandofe con Don Pedro de Portugal, 
fueron recogiendo Gente , para juntarle 
cnPocona, con Gómez de Alvarado, i 
vno de los que fueron tras el Licenciado 
Polo, era Blas de Merlo , i adelantando- 
fe , defaniparó á los Rebeldes , i fe jun- 
Tiraila tó con el. Don Seballian avisó á Egas 
*!* Egai ¿^ Guzmán , para que fe aléale con Poto- 
*i '"^' fi.i prendió á Gómez de SoliSíiáMar- 
Potofi. tin de Almendras i i acompañado de An- 
tonio de Luxán , Martin de Lcyzalde, 
Ordoño de Valencia , Gafpar Miguel, 
Diego de Vergara , Alonlo de Riu^a, 
Antonio Fernandez , i otros , fue á 
prender al Teforero Francifcodc Ylaga, 
i al Contador Hernando de Alvarado, i 
robó la Caxa Real , i con Vando publi- 
co, mando recoger la Gente, i nombró 
por Cabos de Elquadra á Antonio de 
Luxán , Hernán Rodríguez de Monroi, 
Gabriel de Pcrnia , DiCgo de Porras, 
Ordoño de Valencia , Juan de Cepeda, 
Diego Moreno , i Diego de Dicfias : i 
hivicndo delpues nombrado por Alcalde 
Maior á Antonio de Luxan , hi^o ma- 
tar al Contador Alvarado, porque le te- 
nia miedo, con nombre, que citaba con- 
»HiqHecrt feJcrado con el General Pedio de Hino- 
iofa , p ira al caí fe con el Reino : i por 

Bit mi- J ,. ' 1 /-> j - ' 

acuiation ue Oente ruin , prendió a vn 

tuens trc i /^ in 

fhiabat. Mercader , llamado Ciiitillo , porque no 
rebMí frtf havia daJo Armas, i Caballo , como fe 
ferii inctr jo havía mandado , aunque juró , que por 
tul Tac. ningún dinero los hallo a comprar : man- 
f* ■*• dó llamar al Verdugo , i que fe confcfa- 
j iij k-' fe, i no queriéndole dar la vida, á ruc- 
tode Sjh g°* de Rcligiolos , le la otorgo por m- 
Jiian.ofre terccfion de vn Diego de Vcigara , que 
c« de pré le llevó la nueva de la muerte de Pedro 
deráGo- jg Hinojofa : i de ella manera procedía, 
niez de ^.^^.^^ veces temblando de miedo , de lo 
Alvarado j r j l j 

la Loren '^^^ podría luceder, i otras, braveando, 
code Al-9"-"^ havia de m.^tar á todo el Mundo, 
daiía. Hernán Pérez de Parraga , del Habito 



mitl'mt 



INOIAS O CeiDENT ALES. 

de San Juan , quc fe hall;>ba en fu Re- 
partimiento, labida la muerte de Hino- 
jofa, dio la norabuena a Don Scbaílian, 
1 le pidió veinte Arcabuceros, ofrecien- 
do de prender con ellos á Gómez de Al- 
Varado , i á Lorenzo de Aldana. 

Solviendo á Vafeo Godinez, Balta- 
far Velazquez , Rodrigo Palomequc , i 
otros , á los qualcs embió Pedro de Hi- 
nojofa, á prender á P^blo deMcndcs, i 
á Martín de Robles, quando les dixeron, 
que fe havian huidodc la Villa de la Pla- 
ta , en llegando al Defaguadero , i fa- 
biendo , que no havian pafado, fe bolvie- 
ron , quedándole en el camino algunos: 
porque havicndofcdefafiado Juan Ramí- 
rez, i Acedo, falieron heridos, i los de- 
más llegaron á vna Eftancia , cinco le- 
guas de la Villa de la Piara , el día que 
mataron á Hinojofa : i havicndolo fabi- 
do Vafeo Godinez, i Baltafar Velazquez, 
rogaron á Rodrigo de Váida , Señor de 
la Ellancia , que los efcondicfc , adonde 
los Tiranos no los hallafen , i pidiéronle 
vna guia, que los llevafe halla vna que- 
brada, media legua de la Villa , i en fa- 
biendo Don Scbaíban , que llegaban , los 
falióá recibir, i con mucha alegría, dcf- 
pue» de grandes cortesías , dixo , que aque- 
llos Caballeros le havian recibido por General^ 
fero que renunciaba el cargo , aora que el 
Señor Vafeo Godinez. era llegado. Relpon- 
dió muí comedidamente , diciendo , que 
efiaba. bien impleadu^i que no harjiu dejado 
coja mas , que 'verle en aquel lugar : i luego 
le declaró por fu Maefede Campo, i por 
Capitán de Caballos, á Baltafar Velaz- 
quez , i el Maefe de Campo dixo , que 
lo h.ivian errado, en no haver muí antes 
cmbíadoá matar al Marifcal Alvarado , i 
que él queria tomar aquella emprefa , i 
Don Sebaílian dixo,que la havía prome- 
tido á Juan Ramón , el qu-il , dentro de 
dns Días, lalió á ello con Mateo Ruiz de 
Luccna , i veinte i cinco Soldados rfco- 
gidos , i Vaico Godinez efcnvió á Juan 
de Vargas, i á Martín de Oimos, para 
que fe algalen con la CiuoaJ de la P:.z, 
i á Egasde Guzmán orden .ron , que em- 
biafe Gente de Potoli , en leguimicnto de 
Juan Ramón , el qual echó fuera luego 
cincuenta i cinco Soldados , b en arma- 
dos, i por Capitán de ellos, á Gabriel 
de Pcrnia, i Alférez, á Alonfo 
de Ria^a. 



^55. 



Comedia 
mler.tos 
entre D. 
Sebaftfanl 
deCafti- 
lla.i Vaf- 
eo Godír 
nez. 



DSebaP 

tía II d« 
Caftilla 
embii i 
macar á 
Alóto de 
Alvarado 



• * 

V 



* * 



* 

# * 

* * 



c^p. 



5fz. 




ÍmMtm't 
I m»gh 
iet */[, 
¡*l¡»,qu£ 
¡iitiomli 
Imtmi- 
i:. 781. 



ís ' ati Ra. 

¡i ion to- 

íi ¡ala voz 

i 4 1 Reí. í 

i omete 

Hos Kc- 

hldeg. 



(nuqui-- 

ca es la 

'l.i -de 
'PUta. 



Decada Vil I. 

CyíT. FU. ^e con la muerte 

de "Don Sebajlian de Cajiilla , fe ai- 

fd Vafeo Godinez con el Govier- 

no de la Trovincta de los 

Charcas. 



Van Ramón ( antes de fa- 
lir de la Villa de la Pla- 
ta ) trató con Mateo 
Ruiz de Lucena , i otros 
Amigos , que en el ca- 
mino tomafen la voz del 
Reí , i defarmafen los Tiranos > i fe fuc- 
fen á Alonfo de Alvarado , i para ello 
les dixo , que quando no quifiefen fer fie- 
les al Reí , fino fisguir á los tiranos , él 
fe quería poner en qualquier peligro , / fit- 
lirfe folo de entre aquella Gente cruel , ;' 
perdida , que en ninguna manera podría 
durar fu mala vida , / que en fufiancia^ 
fupíefen , que no merecía el nombre de buen 
Soldado , el que andaba embuelto enfedicio- 
nes : i conformandore todos con el , le 
prometieron de feguirle. El mifmo Dia, 
que falieron de la Villa déla Plata, qui- 
fo Don Garcia Tello matar á Juan Ra- 
món , porque le havian dicho lo que 
havia determinado de hacer i pero juz- 
gando , que podría fcr falfo , lo dexó, 
i porque no hallaba tan fácil el matarle, 
por los muchos Amigos , que alli te- 
nia. El Dia figuiente, por algunos in- 
dicios , entendió Juan Ramón , que fe 
havia defcubierto fu propofito , i acor- 
dó , de no dilatar la execucion , i ca- 
minando, halló , que fe havian queda- 
do atrás Gómez de Magallón , Campo- 
Frió de Carvajal , Oiihuela , Chriílo- 
val de Carvajal , i HermofiUa : i ha- 
viendofe adelantado Don Garcia , i pa- 
reciendole , que era buena ocafion ha- 
llar á eftos divididos, de los otros , los 
acometió , con Maceo Ruiz de Luce- 
na , fu gran Amigo , Gonzalo de Ma- 
ta , Antonio Altamirano , Gerónimo 
de Soria , Pedro de Caílro , i otros , i 
los defarmo , i quitó las Cabalgaduras: 
i pafando adelante , halló , que Don 
Garcia havia llegado á Macha , i tam- 
bién le defarmó , i quitó las Cabalga- 
duras , con Rodrigo de Arevalo , Her- 
nando Candidato , BaltaG^r de Efcove- 
do , i Alonfo de Torres , i profiguió 
fu camino , la buelta de Chuquiabo. 
Los defarmados, fe bolvicron a Chuqui- 
faca , que es la Villa de la Plati. Juan 



Libro VIH. 181 

Ramón llegó a la Villa de la Paz , i 
con fu prefencia quedó afcgurada : i con 
parecer del Mariícal Alvarado, con ma- 
lor numero de Gente , fue á tomar el 
Dcfaguadero déla Laguna Titicaca, por 
fer pafo importante , para rcfíilir á los 
Enemigos , i deshacer fus defignios. Y ía- 
bido el cafo del Capitanjuan Ramón, Don 
Sebaftian de Caíhlla juntó á los de fu con- 
fulta, que eran ValcoGodintz, Bnltalar 
Velazqucz , Tello de Vega , Juan de Ru- 
garte, i el Licenciado Gómez Hernández, 
i propufo , que havia (ido avifado, que el 
Manfcal Alvarado citaba prevenido : i 
defpues de varios pareceres , fe conclu- 
ió , que fe ordenafe á la Gente , que 
cmbiaba Egas de Guzmán , que febol- 
vicfe ; pero havicndo fabido Vafeo Go- 
dinez la verdad del hecho , fe entrifte- 
ció , conliderando , que pues aquel ca- 
fo , en el principio , no havia fucedido 
bien , no fe podian íullcntar en la Re- 
belión ; i como toda fupcrioridad , no 
legitima , cafi ficmprc les odiofa por si 
mifma , mas fácilmente fe hace opofi- 
cion , que fe favorece , al que intenta 
de acrccentarfe. Y como nadie , entre 
ellos , vivia feguro , porque todo era 
fofpechas , i acufaciones , vnos contra 
otros , fin pcrdonarfe los mas Amigos, 
determinó de matar á Don Sebañian, i 
comunicándolo con el Licenciado Gó- 
mez Hernández, como los Tn anos fiem- 
predán, para comentar fus tiranías, al- 
guna buena coloren fus emprefas, pare- 
ciendoles, que todos juzgarían , que en 
ello hacían mucho íervicio al Reí, aper- 
cibieron á Gonzalo de Cabrera, a Juan 
de Hugarte , i á otros fedícíofos , para 
que les hiciefen cfpaldas , i abra^andofc 
con Don Sebaftian , le mataron , aiu- 
dando Baltafar Velazqucz, por el amif- 
tad de Godinez. Y muerto Don Sebaf- 
tian , de muchas heridas , le facaron , á 
media Noche , á la Pla^a , gritando: 
Fiva el Reí , muerto es el Tirano , glo- 
riandofe publicamente Godinez de ha- 
vcrlo hecho él , i con efto defmaíaron 
los culpados en la P.ebelion , i fe ale- 
graron los que eftaban , contra fu vo- 
luntad , en aquel Efquadron , que Ccm- 
pre tenían en la Plaga , que íá era de 
trecientos Hombres , i luego facaron de 
la prífion 3 Pedro Hernández Panlagua, 
i á los otros Regidores, i Vafeo Godinez, 
queen todo fe higo principal , dixo , ^«f 
pues eftaban allí por el Reí, i quedaba herido 
en 'Viía mane , hiciefen lo que debían a fu Real 
fcrxlcío: 1 Juan Ortiz de jarate , i Pedro 
Hernández Panlagua, eltuvieron toda la 

No- 



tn lilU, 
civil ib Hit 
hit Inft- 
licitas pré 
ter Cite' 
ras actl- 
dh, vt dt 
todem cri- 
mint falfo 
fifi dne 
fmtre! , 
frof'inqtii, 
«ut amici 
infimulen' 
tttr. Scoc. 
78*Hift 

2. 



VafcoGo 
díiiez a- 
cuerdade 
niatar á 
Don Se- 
baftiaiidt 
CañUla. 



V'ttanojfr* 
vitrea eft, 
cum ffltn 
detifran- 
£«f«r Pub 

Mili. 



fiomícl- 
¿asdeHt 
nojola (ó 
iniicitot. 



Vafeo Go 

diiiez era 
t» de tie 
nombra 
doporjuí 
ticia Ma- 
jor. 



ÍNombrS 
jior Jufti 
cia Ma- 
ior ít Co 
^inczt i i 
Xiltafar 
V c 1 a z 
cjuezipor 
Maele de 
Campo. 
Muertes 
fuerdidas 
enlaVilla 
de la Pía 
ta. 

Xtjit V»» 
mtcidinti 
flures tf 
fiBus di 
verfí orit 
i»ntHr,& 
Vntf'íto mi 
ferrimn 
fnm ffí 
t'ttcrji htl 
la clvdia. 
Se 7S4. 
piift. X, 



18 z' ÍÍISTORIA DE LAS 

Noche con cuidndo , porque no fuce- 
dieíén homicidios , i derordenes , i to- 
maron el cnmino de Potofi , para que 
no fucfe avif;ido Egas de Guzmán , i 
prendieron a Sepulveda , Marqueda , i 
Saucedo , famofos dclinqiientcs , i lue- 
go los hicieron dar garrote. Vafeo Go- 
dincz habló otra vez á los Regidores, 
que eran (jarate, Paniagua, Antonio Al- 
varcz, i Martin Mongc, i reprefentan- 
do, que lo hecho tue, por ponerlos en 
libertad, i quccl peligro haviafido gran- 
de , pues havia fucedido conforme á fu 
dcfeo, la muerte del Tirano , i quedaba 
ellropeadode vna mano, les pidió, queJí 
honrafen , con dar cuenta ct la R(al Jtidkn- 
cia , del férvido , que en aquello havia beche 
al Rei , ; le mmbrafen por Jullicia Maior^ 
i per fu Capitán , para la Guerra , pues 
Egas cíe Guzmán eftaba apoderado de Poto- 
fi , i no fahian lo que fuceñeria , / le dcpofi- 
tafen los Indios dt Hinojo fa , bafa que la 
Real Audiencia otra cofa proveiefe. Y por- 
que los Regidores dudaban en poderlo 
hacer , haviendolo dado por confeio cl 
Licenciado Gómez Hernández , le eli- 
gieron, por ante Efcrivano, i a Baltalar 
Velazquez, por Maefedc Campo, i dif- 
tribuieron los demás Oficios : i hecho cí^ 
to , cmbiaron á prender á Don Garcia 
Teilo , i á los demás , que con él iban, 
i Balt.ifar Velazquez higo dar garrote á 
Francifco de Villalobos , i cortarlas ma- 
nos izquierdas á Pedro de Mita, i á Lu- 
cas de la Torre, i h;icer quartos á Alvar 
Pérez Paian , i a Gafpar Miguel : i de 

• cfta manera fe mataban eftos Tiranos, 

' vnos á otros- 

CjÍT. VIH. ^e Vafeo Go- 
dinez fe hifo confirmar en el Go^ 
•vierno , i lo que proveib en Teto- 
Ji , i que la Real Audiencia de los 
Retes ordenó al Marifcal Alvara^ 
do , que fuefe a cajligar los dC" 
ht6s , que fe havian be* 
(ho en los Char- 
cas. 

Or no fcr muertos con Hi- 
nnjofa , fe huicron mu- 
chos , i entre ellos Pablo 
de Mcnefcs , Martin de 
Robles,Dicgc Velazquez, 
i Diego de Almendras, los 
qualcs luego bolvicron i la Villa , i fa- 




TÑdÍas Occidentales. 

biendolo Vafeo Gouincz, como Pablode 
Menercscra Regidor, i los otros Veci- 
nos , procuro , que contírmafen cl nom- 
bramiento de Julticia Maior, que en él le 
havia hecho, 1 lo demás, que le havian 
proveído. Y haviendo temado por me- 
dianeros , para ello , á los dos mas prmci- 
pales Regidores ,quc le havian eicgido, 
que eran Pedro Hernández Panlagua , i 
Juan Ortiz de jarate , rcipondio Pablo 
de Mcneles, que el entendía , que el Cabil- 
do no tenia poder , de elegir Jujlicia Ma- 
iir , ;■ Capitán General , i que no fe quería 
meter en acuello. Martin de Robles ref- 
pondió ,ij«í era amigo de Vafeo Godinez^ i 
defeaba , que le lucieje elfcrvicio , que havia 
hecho , ;' ^ue le parecía , que dexafe todo aque- 
llo Á /a Jujiicia Real. De ello recibió gran 
enojo Vafeo Godinez, i dixo, que no con-' 
fnitiria , que nadie le quitaje la honra , i i^ 
tenia prevenida Gente armada. Fucronlc á 
hablar Pablo de Menefes , i Robles , i 
íiempie clluvo en que nadie le havia de 
quitar la gloria , que havia ganado en 
matar al Tirano : i ello mifmo dixcron 
otros Amigos de Godinez , que cita- 
ban preléntes. Martin de Robles quilo 
refponder, i Pantagua,i 9«rate le apar- 
taron de allí , i reprehendieron fu poco 
fuhimicnto en tan pcligrofa coiuntura: i 
á cliro dixo . que antes ho.garia que le wata- 
fen ., que Jufrir violencias; 1 tooai'ia le api e- 
taion, cii que fuhicic al vencedor, 1 le 
dexalc de bizarrías , adonde h.ivia de pe- 
ligrar : i iá Uibi.-i Balea ar Velazquez, ci n 
muchos Soldados , con Aimuscnhalh.dns. 
Y clhndo la Mefi pueltaen la Sala, pa- 
ra h.'.cer (Cabildo, difimuladamcntefe fue 
PablodcMrneles,por lo qual rogó Vaf- 
eo Godinez al Licenciado Gómez Her- 
nández , que fuffe á rog;irle que bolvieic, 
i de miedo bolvió. Y Regidores , i Veci- 
nos, hicieron fu Regimiento, i forjados, 
confirmaron lo hecho á Vafeo Godintz, 
fiendo aquella , que comencaba , maior ti- 
ranía , que la pafr.da, lo colorde julticia. 
Riba Martin, que fue embiadoáprcn- 
deráGarciTelio, le h.illó cinco leguas de 
la Villa de la Placa, 1 quand« le prendió, 
dixo , que f¡n duda le matar ian luego , por- 
que no defcubricfe , lo que por largo tiempo^ 
los nuevos Tiranos Gi>dinez , ;' Felazqucz^ 
havian tratado en la Rebelión de Don üebaf- 
tiande Cajlilla : i no fe engañó , porque 
antes quecntrafe en Cala de Vafeo Go- 
dinez, mandó á Baltafar Velazquez, que 
luego le hicicfe matar , i aunque á voces 
protcflaba , i pedia fer oido de lulHcia, 
le mandó dar garrote , i le quebró el 
cordel , i porque fe tardaban en, poner- 
le 



sr- 



Pablo c 

M rucies 
reula I 
conhi cr 
cion di 
OfiJod 
Va(coG 
dinez. 



Martfnd 
Robles 
contrad 
ce lo he 
cho en f 
vor d 
VafcoGí 
d.nez 
Siper htl 
i a mundo 
itivitt je 
qui Vince. 
temyó" il 
liuj velit 

S'i' '"fifi 
rt,& Jiiti 
titia tfi 
partí til 
atlhxrtrt, 
que fuf 
cnmbit, 
Scor.84) 

h;í}. ;. 

Confirm- 
fe de mil 
do la elet 
cien d( 
V-dloGí 
diiiezi 



Va feo Ce 

díiKZ ha- 
ce mütai 
á Oarc 
Tcllo. 



XS ¡^3' DbcadaVIi 

\c otro , coi\ fu tnifma El'p.ida le hi^-o 
COI tu- la Cabega, fin darle lugar á que le 
aci.b.irc de coiitciar : i también mataion 
otros, con la milma brevedad , fin per- 
mitir quenada le efcriviefc, ni pafalcpor 
tela de Jullicia , ni aparcncia de ella. Y 
por no dexar mas atrás lo que paso en 
Potüfi , es de laber , que en lucedicndo 
Antonio la muerte de Don Scbaltian de CalHlla, 
id ^deLiixau Juan González avisó a Antonio de Lu- 
;íj quiete j;.\,i Jo que pifaba , i que Juan Ramón 
' !"'*"'' / eftabi en íervicio del Rei , i que le pa- 

;; f Turna». ^'^^^^ ' q^^ '"^"'^ "^ E,g^s ^e Guzman, i 

;,', iüihil te- temiendo de trato dobie , porque todo 

(, rum Vittl- era Elpias , i murmuraciones , de ma- 

tj Uanoifal- ñera , que nadie podia vivir ieguro. 

\hb»t,(re Mandó echar vando, llamando á los Sol- 

hrisyvt tn jaJos ^ dc los qualcs muchos fe aufcnta- 

civiltíello j-o,,^ i fue áEgas de Guzman, que por 

tMwM.í la novedad le iba a bulcar , i luc^o le 

'& exflora ,i - 1 r^ ^ ■,- ■ ° ^ , 

tore¡,cMr» "lo^ro la Garta , i quilo averiguar, fi la 
Tcifcltidi fií'tn.i era cierta : i hallando fcr afi , Anto- 
Jivtrja, nio de Luxán determinó de tomar el 
'nanoaoc conlcjo dc la Carta, i de prello llamó 
:ultnnt. j^l Eiquadionalgunos Amigos, i lesdi- 
" xo, que hiciefen comoé!, i entrando en la 
Sala de la Cafa del Rei , adonde pofaba 
. . Egas deGuztnán.que lalia.AntoniodeLu- 
ie I iixan '^^'^ ' ^*- '^'^'^ » 4"^ bolvicle afii x'\pofento, 
:o( prende á que le queria hablar: i pareciendo áEgas 
'. ;gas dc de Guzman, que era fuerza la que fe le 
n iuzmán. hacia , echo mano a vna Daga, Anto- 
nio de Luxán , con vna mano le túvola 
Daga ,i con otra empuñó la fula , i di- 
„ xo , que fiíefe prefo pur el Rei , i queriendo 

con otra Daga cargar Diego de Vergara, 
fobre Luxán , valientemente cerró con 
el Damián dc la Vandera, i fe la quitó, 
i quitaron luego la Efpada á Egas dc 
' ' Guzmun, i le echaíon Grillos , i Ca- 

dena, i mandaron fokar los Prefos, que 
era Gómez dc Solis , Juan Vendrell , i 
Martin de Almendras , á quien dixo 
Antonio de Luxán , que tomafe la Va- 
ra del Rei , que el fe la reílituia , c hi- 
ciefc julticia, i en pocas horas hicieron 
anartos? ^'^^'t^s á Egas de Guzman, i á Diego de 

, Hgas de ^^'g^''**^ ^'-"°'''^'*''°" '^^ ^^^^^''^^'^ "^'^'^'^* 
;i auzmán. guarda, haña faberfi la muerte de Don 
Scballian era cierta : pero al otro 
Día falicron del cui- 
dado. 



I. Libro VIH. 



183 



*# # ***** >'t 
«****«** 

* * ***** 

# * # *„*^* * 
****** 

***** 

* * * * 

* * * 

* * 




C AT. IX. ^te CQtttínuA lo que 
gafaba en la 'i^rov'mcia de los 
Charcas. 

Os de la Villa de la Plata, 
hecha la confirmación en 
Vafeo Godincz , acorda- 
ron de ir luego áPotofi, 
contra Egas deGuzmári, 
i llamará Juan Ramón, i 
á Mateo Ruiz dc Lucena , i la Gente 
que tenian , para eftár mas fuertes , i 
falieron mui en orden , pero a dos le- 
guas fupicron lo que pafaba ,i febolvic- 
ron , ordenando á Baltafar Velazquez, 
que en ella Jornada iba porjuíticia Ma- 
ior, i al Licenciado Gómez Hernández, 
á quien havian hecho Teniente del Cam- 
po , i Capitán dc Caballos, que fuefen al 
Afiento , para dar. orden en ir fobre Ga- 
briclde Pernia, que con cincuenta i cin- 
co Soldados , havia ido a tomar la Ciu- 
dad de la Paz , i á tercero Dia entró Bal- 
tafar Velazquez , en Potofi , con cincuen- f Balcaíar 
ta Soldados , i dentro de tres Dias falió Vel az- 
con quarenta, bien á Caballo, i con bue- ^^^'^t- v* 
ñas Armas. Gabriel de Pernia, á cincuen- *^9''"^*'^"' 
ta leguas dc camino, fupo lo que havia * 
hecho Juan Ramón, contra Don Garcia 
Tello, i dixo á fus Soldados , que tam- 
bién él queria ponerfe en fervicio del 
Rei, i holgando todos de ello, con cíla 
voz le iba a la Paz, havienda avifado de 
ello al Marifcal Alvarado : pero vna Jor- 
nada mas adelante , le prendieron los 
Soldados , i tomaron la voz de Don Se- 
baílian de Caftilla, i fe bolvian á Potofi, 
dexando á Pernia que hiciefe lo qucqui- 
fiefe , el qual , con Juan dc Cepeda , Chrif- 
toval dc Bonilla , i Diego de Tapia , fe 
fue al Marifcal x'^lvarado. Los Rebel- 
des, á pocas leguas, fupicron lamucitc 
de Don Sebartian, i jugando áwí'íJ quien 
vence , bolvieron a tomar la voz del 
Rei 



Baltafar 



, i encontrandofe con 
Velazquez, le obedecieron: i havien- 



losSoIda' 
dos de 



do defde alli cmbiado avifo al Marifcal pcr„;¡j f¿ 
Alvarado, dc todo lo que pafaba , i que juntan c5 
no havia cofa contra el Rei , fe bolvió Baltafar 
á Potofi , é hico matar, i hacer quartos V cía j-; 
á Francifcode Arnao, i AlonfodeMar- ^l"^^'. 
quina, i l'acó delMonallerio de la Mer- 
ced a Pedro del Cerro, i aunque havia 
tomado el Habito, le ahorcó , porque fe 
halló cnla muerte deHinojofa,i conde- 
nó á Galeras á Alonfode Riaca , i entre- 
gó la liita de lo» que fueron coa Per- 
nia 



184 Historia de las 

r.ia áGudinez, que ie hallaba lá en Potüfi, 
i fihuviciadiiicro ,todoseicapanin, por- 
que clavaricu nocltabjoividacia. 

Gómez de Alvarado , i el Licencia* 
do Polo , en Pocona , le dieron prieta 
en junrar Soldados , i teniendo ciento i 
vemcc i cinco , le fueron, la buclia ce la 
Villa de la Placa , contra Don Scbaltian, 
1 junto al Rio grande rupicronlu muerte, 



Indias Occidentales, 

i con todo clb, llegaron ala Villa, i Ro- 
drigo dcürelhuia, jAlcalde, teniendo por 
Alelol-al L'CcncindoPolo, Icutcncio en 
deilierro á Hernando Guillada , Diego 
Méndez, Goracz de Magal.oa , i Her- 
nando Candidato: 1 y aleo Godinez,en 
Potoli , mandó hacer quirtos a Lgas de 
Guznian , 1 dcfcocar de entrambos pies, 
i echar á Galeras a Diego Pérez. 



^SS3\ 



CyiT. X. 'De lo que p-oveib la Real audiencia de la Ciudad de los 
Reies , fobre las /ediciones , que fajaban en la Trovincia 

áe los Charcas. 




Asco Godincz,como quien 
tenia difignio lc quedar- 
fe con el Govicrno déla 
Provincia de los Chui- 
cas, juzgando , que ic 
podna atiibuir á Rebe- 
lión , quanto no fe hkc efe por orden de 
la Real Audiencia de losRcics, embio a 
Baltafar Vclafcqucz , i á Pedro del Cai- 
tiil>, fus miioies Confidentes , a in..g- 
nificir lo mucho , que havia hecho , en 
deshacerla fcdicionueDon Sebaitiunde 
Caílilla , i dar á entender, que U Tierra 
quedaba iblegada , 1 aunque la fe labia, 
i el Audiencia elt.ba con algún conten- 
to , pareciendo que ccliba el temor de 
Guerra abierta , todavía penfando en el 
negocio mas de propofito , defpues d; 
muchas confuirás, pirccioá io> Oido- 
res , que lo que tjc.ba á la Provincia de 
los Charcas , no fe podia dexar ali : i 
confiderando , queá cada pafonaci.in el- 
canJalos , ( i ) matandofe los Hombres 
vnos a otros, con gran inhumanidad , i 
que los Vecinos no tenian fegurid.id, ni 
las Lcies fuere a , i que las cofas citaban 
en cllido, que parecía, que los Hom- 
bres tomaban por deleite las rebueltas, 
i alborotos, en las quales , fe vían opo- 
nerle Paricntrs, contra Parientes, (i) » 
Amigos , contra Ain gos , codiciando las 
Haciendas, vnos de otros, i dcfpojando- 
los d? eüas, con matar á los mejores , i 
a quien juzgaban que les podían h^ccr 
contradicion , fin tener relpeto aedid, 
ni autoridad de las Pcrfonas , ni cono- 
cimiento de perdón , ni de clemencia, 
cornetiendofe eftupros , i adulterios, (3) 
muchas violcncins, i otros infinitos den- 
los : i advirtiendo también , que ella ma- 
la coftumbre iba echando muchas raices, 
i habituandorc los Hombres á perder 
el amor, i voluntad, (4) faltándole ii la 
fce natural , i reciprocamente debida, 

cor- 



(i) Nec prhíHos focos ^ ncc publi- 
cas leges , me uieitatis chara itna ha- 
bite putefi , quem aijcordia civium , quent 
bello ci-jiii deieíiat , cum ex numer» 
hominuM eijciendum. Tul. Phiiip. 12. 

(2.) Occidere patam , ignojcert non 
nifi fallendo licct. Tac . i . H i ll . 

(j) Non atas , non digiiiías^ qucm» 
quam protcgit , qao minus finpra cadi- 
hus , Í¿ c£de; fiupns mijceantur. Tac. i. 
Hut. 

(4) Milites in emne fas , ncfafqul 
«vidos , auí vena,es , non ¡aero , non profan» 
akfliiientes. TuC. z. Hilt. 

{f) ^{¡busopes nullafunt, bonis in- 
vident , veítr-u odcre^ nova txpctant , odio 
fuMum rcrum muían omnia ftudent. Sa- 
iult. lugurt. 

{6} Nibil fpei , ntfiper difcordias ha- 
btnt. Tac. 2. Ann. 

( 7 ) Ltvifsiínus quifqae , £5? futuri 
improvidus fpe vana tumens. Tac.4.Hiíh 

(8 ) ^into qu's audacia proniptus , tan" 
to magis fidus , rebufque matis potior habf 
tur. Tac. Ann. i. 

(9) Parva Pep^ fcintiUa ncgle&a , tnag- 
num excitavit incendium. Lip. Poiit. 6. 
cap 3. 

(10) Otmie tnalum nafcens facile opprt- 
mitur , inveteratum fit plerumqui robujiius, 
Lip. lio. 6. cap. 4. 

(11) Mitte qui moneanty fuaáeant^ (^ 
frafcrt'fíi ees quibus facundia adcji. Lip. 
lib.6.cap.4. 

(12) Integra aucloritas tua maimbus 
rtmedijsfervrtur. Lip. Polit.l b 6.cap.<J. 

(15) Da m.tlorum poenitentia , 6f ¿0- 
normnconfenfui fpatium. Lip. Polit.lib.fi. 
cap. 4. 

( 1 4) Tu queque da verba , quoniam ver- 
ba apudeos plurirnumvaleut. Lip. Polit.lib. 
6. cap. 4. 

(ij-) Qmnium culpa /?/ , pauíorum Jit 
fitm, Lip. Pol. lib. í . cap. 4. 



SS3' 



Decada V I 



corrompiJos de la codicia , Jailc á to- 
do genero de rapiñas , i que forg.ibui 
á los de mejor intención á l'er facins- 
rofcs , como ellos , i que eltos íupicos 
motivos, i rediciones poJiian alguna vez 
falir de la Provincia de los Charcas, en- 
cendiéndote de manera , que huviefe 
gnm dificultad en ;ip;igula , pues los 
bold.idos eftimaban en poco quanto fe 
les daba , ( 5* ) teniéndolos bien alojados, 
i proveilos de lo que havian mcncller, 
i que ellas deiobediencias proceliaii de 
la demíílada licencia , i fobervia que 
tcnian con la buena vidí > lo qual pi- 
laba en vna inteilina envidia de vec ri- 
cos, i bien aconoJados i los Vecinos; 
de la qaal , i de la ambición de los que 
no efperiban nada, fin j mediante difcor- 
dias , ((5) i perturbaciones de la Repú- 
blica , gulltban mis de colas nuevas , i 
dudofasjá lis quales incitaban á loj ig- 
norantes , i los llevaban á las conjura- 
ciones, perfjadiendMos en fus juntas,! 
coloquios, que tomafen las Arrats con- 
tra el Rei , i fus Minillros ^ i reprefcn- 
tando agravios , milos tratamientos , i 
combidjndolos a la libertad, los hacian 
atrevidos ; con lo qual todos los que no 
pcnfaban en lo por venir, hinchados de 
vanas efperangas , entraban en las fedi- 
ciones , elli mando por mas fiel al ma* 
defvergon^aJo , (8) fiendo en tales ca- 
fos mas h )nrado el que era el peor. 

Por todo lo qual juzgaba la Real 
Audiencia , que luego fe debia poner 
breve, i prompto remedio,( 9) porque 
con los pequeños fe fuelen atajar las pri- 
meras comociones, i todo mal fe oprime 
facilmciue al tiempo que fe engendraj( i o) 
i fi fe dexa reforjar, fe hace poderofo,i 
pareciendo que fe debia de embiar per- 
íbna i ello, hivicndo pcnl^'ado á quien le 
debia cometer negocio tan importante^ 
hallando que eran muertos, i aufentados 
para Efpaña los mas viejos , i experi- 
mentados Capitanes, juzgando, que ma- 
iores , i mas graves negocios fe podiaa 
confiar de la fidelidad, i valor del Ma- 
rifcal Alonfo de Alvarado , determinaron 
de nombrarle por Corregidor , i Capi- 
tán General de la Provincia de los Char- 
cas, con mui ampios Poderes ^ i emh.'<*- 
ron al Fifcal Juan Fernandez , que le afif- 
ticfc , i le llevo los Defpachos , en los 
tjuales fe le encarecía el fervicio que ha- 
ría á Dios, i al Reí , i bien a todas aque- 
llas Tierras , en ponerlas en quietud j i 
limpiarlas de aquella pelte que corria en 
los ánimos de aquella Gente libre, i atre- 
vida , arraacaado de laii aquella mala ÍÍ-». 



1 1. Libro VJÍÍ. 18/ 

( 1 6) yiide Olía culpa ejl , iU pieria cuafi^ 
j¡üi ,lib. 6. cap. 4. 

(17) Nec in conjcios , inquit , bona fidefe" 
euri omnes fnit , l:b.6. c.ip. 4. 

( 1 8 j O ad.HlYíVnium ficlus^ interjfici^prodty 
i¿ e-vertí virum aUquem ctartim (^ innocen- 
toit ,tj pojleci ak a¡4LÍ</re fcckris eundern in- 
ciifari prodit¡on¡i\ Scul.389.Ann.2. 

miente, i entre los demás puntos que le 
advirtieron, pora que aquel negocio tu- 
viefe el fin dcfeado, fue , que fin perder 
tiempo, (11) embi.'.fe perfonasde crédito, 
i autoridad, que aconfejal'en, i amonef- 
tafen á los que tenían maior poder, que 
fe rejuxcfcn á vivir en obediencia, i quie- 
tad, contcntandofe con ti buen trata- 
miento que fe les h-tcia, i que refervafe fa 
perfona (12) para mciorcs remedios, por- 
que eitos no havian de fer mas fuertes 
que ios principios ; pero que en cafo que 
la Icdicion hiivierc tomado pie, fe havi» 
de poner el remedio con maior nicrviij i 
quefi fe lleg-ifc a deshacerla con la fier- 
ra, calHgaie á los peores, dexando lugar. 
álos otros para arrepentivfe ; pero que lo 
mas Tcji^uro era defunirloS , i dividirlos 
con artificio, ofreciendo j i prometiendo 
mucho kvnos, 1 honrando, i acariciando 
á otros , (14) dando buenas palabras á to- 
dos, que fucien mucho aprovechar, i que 
quando todavía fe huviefe de llcgir al ri- 
gor, entonces, aunque (if) fuefe la culpa 
de todos, Tupiefe qiie la pena havia de fer 
de pocos , i ellos los autores, i de preílo, 
(16) no fe curando de inquirir contra to- 
dos , fino difimular , para la leguridad ge- 
ncralj que pudicfen tener debaxo de bue- 
na fesitodo loqual finalmente fe remití* 
ala prudencia, i buenos déteos deliVlanf- 
cal, como quien havia de elhir fobrc el 
negocio ^ al qual alcanzaron los Delpa- 
chosen la Ciudad de la Paz : i atento el 
eílado áe las cofas , primeramente embio 
á publicar, que llevaba facultad para per- 
donar ,i remunerar a quien le paieciele, 
i hecha ella diligencia j con que fe afe- 
guraron muchos , pareciendole , ( 17) 
que los delitos eran tan atroces , que nd 
fe podían en todo pafar en difimula- 
cion, i que fe podía temer 1, que le co- 
meterían otros tales, cuando no le caf- 
tigafen, comentó á mandar prender de*" 
línquentcs ; por lo qual algunos Amigos 
aconfejaron á Valco G( diucz , que re- 
filliefe al Marifcal , pues tenia buílantc 
numero de Gente , i que échate fama^ 
que el mifmo Marifcal Lcfcnco de Al- 
dana , i Gómez de Alvamdo fe enten* 
dian con Pedro de Hinojofa , i ellabarí 



v> 



'i86 Historia de las In 

confederados para levantarte con la Pro- 
vincia, i que los tres continuaban en ef- 
te propofito , aunque era muerto Hino- 
jola j i que de cite pretexto fe podia 
aprovechar para maturlos, porque fi fa- 
liclc con ello , dilicultofúmcnte le quita- 
íia ttadie el Imperio ; i poique parecia 
a ^'afco Godinez , que havia hecho gran 
lervicio al Rei en deshacer la tiranía de 
Don Sebaftian de Caftiila,(l 8.) confiado 
en ello, no quilo ponsrfe en otra cola , i 
también porque haviendo llegado á no- 
ticia de Juan Ramón, i de fus Amigos, 
i Camaradas , que íe havia puello en 
platica el rcfillir al Marifcal Alvarado, 
lo havia afcAdo mucho, juzgándolo por 
conocida Rebelión ; i mucho mas dixo 
fobre la nota que fe ponia en la bon- 
dad , i fidelidad de Pedro de Hinojofa^ 
con la qual cefaron ellos tratos, 

CJ'P. XI. T>e lo que'hip el 

Marifcal Alvarado en la Trov'in- 

t'ta de los Charcas , i lo que cau- 

sh la prohibición del férvido 

ferfonal. 



Ptudéci.í 
del Marif 
cal Alva- 
rado en 
afegur.u 




L Marifcal Alvarado, qué 
fue avifido de lo que fe 
havia comentado á tra- 
tar , á cerca de hacerle 
opoficion , aunque lue- 
la Ge-.Kc " ' •í*«ir"ii«i» go le avilaron , que rió 
de los fe hablaba mas en ello, coníiderando la 
Charcas, ¡nílabilidad de los CailcUanos del Perü, 
i que por momentos aquella Gente Mi- 
litar , cuios ánimos eftaban pueflos en 
violencias, i oprefiones , i en particula- 
res inteiefes , emprendian fuerzas , i 
otros delitos , acordó de encaminar el 
negocio conforme á fus inclinsciones, 
i ailutamcnte continuó en publicar la 
facultad que llevaba para remunerar ,ef- 
pecialmencc á los que deshicieron la ti- 
ranía de Don Sebaftian de Cartilla ,i que 
en particular llevaba la Provifion de la 
Encomienda de los Indios de Alonlb de 
Mcndoca, para Vafeo Godincz. Derra- 
mada cíla fama , I llegada á noticia de 
Vafeo Godiiiez , mollio poco contento 
Ci \ tal gratificación , diciendo , que no 
era ¿imi al fcrvicio que havia h:cho , i 
Ju .1 de Hugartc , con mucha libertad, 
«jcciamnl de la Real Audiencia , porque 
fe gratificafc a Juan Ramón , i no i él. 
Del'pues de havcr fembrado Alonfo de 
Alvarado efta fama , embio á Alonfo 
Volazquez, con mandamiento para pren^. 



DI AS Occidentales. if 

der á Vafeo Godinez , i en llegando 2 
la Villa déla Plata, con algunos Ami- Al. 
gos, fe fue á fu pofada , adonde Vafeo ''^'^' 
Godinez le recibió mui bien , i del- ^^.j^^ 
pues de algunas Platicas, i comedimicn- w¡,f\ 
tos, le dio vna Carta de Alonfo de Al- pieiu 
varado , i cftandola leiendo , le afió del Vafccj 
bra^o , i le dixo , que fuefe prefo , replí- diuez; 
có Vafeo Godinez con alguna altera* 
cion , que moftrafe por donde , / que el Regi- 
miento viefe ¡os recados que llevaba ; pero 
Alonio Velazquez le dixo , que no cura/e 
de tantas rafones , Jino que fe fuefe con 
il , i afiendole del bra^o , haciéndole 
cfpaldas Junn Ramón , Mateo Ruiz de 
Lucena , i fus Amigos , le llevaba la 
buelta de Is Cárcel, con gran fentimien- 
to de Godinez , moftrando tanta defef- 
pcracion, que fe defcompulb, de manera, 
que algunos procuraron de confolarlc: 
pero al cabo Alonfo Velazquez le pufo 
en la Cárcel, i le echó Grillos,! Cade- 
na , i avisó al Marifcal , el qual luego fe 
fue á Potofi, adonde prendió á muchos, 
i procedió contra ellos , admitiendo fus 
dcfenfas, porque nadie fe quexafe que no 
era oido , que es el verdadero modo de 
hacer jufticia. Entre los otros , que el 
Marifcal higo prender en la Ciudad de 
la Paz , higo cortar la cabeca á Pedro 
Xuarcz Pacheco, i fcntenc:ó á Galeras 
en Callilla á Sebaft;an de Caballa , Se- 
baftian Gutiérrez, Alonfo Pablos, á Sofá, 
i Hofpedal , i Benavides , i algunos aco- 
tó,! condenó en perdimiento de bienes, 
i deftcrró á Francifco de Cabrera , i 
ahorca á Hernando de Herrera , á Can- 
didato , i á Lucas de la Torre. Ea 
Potofi cortó las cabegas á Garcia de 
Bazan, i á Hernán Rodríguez de Mon- 
roi , ahorcó á Farfan de los Godos , i 
á Juan de Alcalá } agotó , i defterró á 
Pedro Moreno , i mandó hacer quartos 
al Tirano Vafeo Godinez , natural de 
Xercz de Badajoz, por muchos , i mui 
grandes delitos , i tuvo ventura Baltafar 
Velazquez de hallarfc aufente en la Ciu- 
dad de los Reies , porque fuera lo m\£- 
mo de él; ¡ también cortó las cabcgas a 
Gómez de Magallon, á TcUo de Vega, 
i á Juan de Hugarte, i ahorcó á Anto- 
nio de Campofrio , i privó de fus Indios 
á Juan Pérez de Parraga , del Habito de 
San Juan , i le deftcrró , i remitió con 
el procefo á fu Religión. Todo efto fe hi- 
go con mucha brevedad, dando termino 
á todos de alegar en fudefenfa, i á muchos 
mas fe pudiera caftigar en hs mifmas 
penas : pero el Marifcal quífo feguir la 
orden de la Real Audiencia, i lo que en 

tales 



SS^- Década Vllj. Libro V7ír. 

talfs crifr.s es mns prudente , i f;iiudablej 

con que la Provincia quedó quieta, i lo- 

rcg;ida,i acabada aqueiU mala limicntc 

de dilcordius. 

y bolvicndo a los efcétos que hi^o 
Hfc(ílc5 h publicación de la Lei , que proiubia 
!a',>ro- el (crvicio pcrfonal , haviendofe los 
,'í;""'. Oidores declarado , en que por el re 



t8f 



¡a Rebelión del Captan Francif*. 
co Hernández Girón en H 



\ 



(Dpciro- "'^'^'o^C podria acudir al Rci , i á fu 
,L Confejd Rea! de las Indias , fe trató 

en el Cuzco , i ctras Ciudades , de em- 
biar a Cartilla vna peribna , para que 
fobrc elle negocio procurafe de jil can- 
car algún remedio , i de camino tratafe 
ocrds , i fo color de ello ,0? echó fama^ 
que las Ciudades trataban de hacer vna 
Junta General en Chucuito, para elegir 
vn Procurador General ^ de lo qual ar- 
güían , que havia de fer otra femejante 
alteración á la de Goncalo Picarro , i 
para que ccfafen eihs , i otras nuevas 
,,. cfcandalofas , i no verdaderas, el i^udicn- 
BdoSan '^'^ J^'^^g" <T'C lena bien , que vn Oidor 
t.aniió ^^'^Ic al Cuzco, á titulo de hacer vifita 
tido pa- en aquella , i las demás Ciudades , i dar 
ririío- aíicnto en los negocios , i en el Ibfiego 
f::ír el del Reino , i para ello fue nombrado el 
Cico. Licenciado Santillan en el Cuzco, para 
dar oi'den en ertas cofiís , ílendo Corre- 
gidor Gil Ramírez Davales j nombra- 
ron á dos Vecinos , para que adlticfen 
en el Cabildo, i inicrvinielcn en el ne- 
gocio ^ que fueron Franci.co Hernández 
üirón , i \'-A^''co de Guevara ^ en nombre 
t coMcI de todcs los otros, porque el Corregidor 
exccutó la Piovifión del fervicio pcrfo- 
nal, con cierta moderación , que prove- 
ió el Audiencia ^ juzgando , que la pre- 
ícnte necelídad requería mitigar algo del 
rigor de la Leí , i por no entenderíe 
bien ella moderación , fe hicieron algu- 
nos conciertos entre los Encomeildcros, 
i lo? Naturales , que ( fegun dccia Frai 
Tomas de San Martin ) eran perjudiciales 
á lo3 Indioí , por lo qual el Audiencia 
m-'Jidó dar vna Orden , é ínllruccion, 
qu8 pareció juila , i bien confidcrada, 
con la quiil ínllruccion , fe dieron por 
ningunos los ironciertos contra ella he- 
luic'fco '■'^"^ ' ^^ 'í'^*^ executaba el Corregidor 
iTnnn- ^^^ rigor, con cuia ocállon huvo gran 
ctGiró, f^'nrimicnro , i Francifco Hernández Gi- 
« ni'bre róñ prefenró,en compañía de algunoJ 
t hCin- Vecinos, vna Petición al Corregidor, fu- 
fdde el pücandó de la revocación de los concier- 
'f,"^"' tos, la qual el Corregidor Gil Ramírez 
u Peti- Davalos le ronlpio: cofa, que le pareció 
co„ 3[ mui afpera , i moftró afrentarfe tanto, 
('vrejt- f]'-^^ rouchrs conocieron que fue piin- 
u-, eipiü de lo que Iiico defpues. 



I él C«2 
c iiom- 
tan dos 
\ cines 
praaíif 

t COil 

F^ini 

t 




év^^^snw^ 



^Sta publicación de tó 
prohibición del fervicio 
pcríonnl causó gran def* 
contento en todo el Reí» 
no , i aborrecimiento á 
los Oidores , i también 
por la comifioii dada al JMarifcal Alvaia- 
do , para el caíligo de los culpados en Iz 
muerte de Pedro de Hinojofa, porque de- 
cían que era colenco apafiooado, i de 
conceptos inconfidt rados , difícil de refre- 
nar; í que haviendo fabido que los culpa- 
dos tenían propofíto de matarle , no podía 
hacer jullicia línpafion, i con eíla gene- 
ral peiadumbre, i trifte^a, que principal- 
mente procedía de ver tan reforjada la 
jurtítiaj parecía, que en todo clReiuo fe 
moftrabá defeo de alguna gran novedad , i 
divulgandofe, en ella coiuntura, lo que ha- 
cia en los Charcas el Marifcal , fe dixd? 
tanibien, que el Marifcal preguntaba en 
las Informaciones cofas que tocaban á 
Francifco Hernández Girón, el qual por- 
que fu conciencia nodcbia eilár muifegu- 
ra, vivía con müch) recato , i guardj^ 
procurando de entender, liel Marifcal le 
cmbiaba á prender, ó coxnifion al Corre- 
gidor del Cuzco para que lo hicíefej i aun- 
que no todas veces fe debe juzgar las co- 
íiis por los efeétos , no pudiendo vivir en 
fifpechas , fienuo de fu natural condición 
altivo, é inquieto; i porque también las 
riquezas dan fobervia , trató con c! Licen- 
ciado Dieeo de Alvarado , Tomás Vaz- 
quez , Rodrigo de Pineda, Juan de Piedra- 
hita, Antonio Carrillo, Juan Cobo, Die- 
go Gabildn , Juan Gabilán , i otros Veci- 
nos, i Soldados, que le pareció, que clla- 
ban mas rcfentidos , é irritados , i en quie- 
nes juzgó, que para fu intento havia de 
hallar mas favor j i que todoS eran hom- 
bres femejantes á fu humor , i para em- 
prender qualquicr gran hecho, que feria 
bien , que llevando Mendiola vna Peti- 
ción al Corregidor , le diefe de puñala- 
das i porque en los Motines lo primero 
que fe hace , es procurar de prender , ó 
matar á los Superiores , i que para en- 
tonces eftuvieíeh Itís Conjurados en 
divcrfos puertos para falir luego á to- 
mar la Pla^a , i hacef EíquadrcMi ert 
cHa 3 i aunque Antonio Canillo , i 
A a % M en«» 



FranciTcd 
Hernán - 
dci viví 
en loífd^ 
chas. 



Fraiicífcü 
HeriiJi]., 
dtz traca 
'Jecomírj 
(jar fu Pv.^ 
belídn» 



Coníura- 
dos, con 

qué aftii- 
cl.i mue- 
ven á Frá 
ci^co Hcr 
liandeZ' 



Fnncifco 
Heruaii-- 
de z co 
rnl'^<;s fu 
Rebelión 



rB% Historia de las I 

Mcndiola , liibian bien , que Francifco 
Hernández tomaba de veras el nego- 
cro , eomo quien le tenia pcnfado de 
atrás , parcciendoles. , que eiá inui peli- 
grofo haVc-rlo comunicado á tantos , i 
que el verdadero remedio para executar- 
lo con feguridad , era la brevedad : di- 
xeron á Francifro Hernández, que An- 
tonio Felipe , que havia llegado de Po- 
tolí , dio vn Dv."fpacho del Marifcal al 
Corregidor , en que le cometia , que 
luego le conafe la cabera, como culpa- 
do en la Rebelión de Don Sebaitian de 
Caltilla , i concertaron con Antonio Fe- 
lipe , que fi por cafo ie lo pieguntafc 
Francifco Hernández, le dixefe, que era 
verdad, i aun dixeron,quc le amenaza- 
ron de matarle , (Ino lo hacia. Francif- 
co Hernández , como eftaba fofpechofo 
de que aquella orden avia de llegar vn 
dia, o otro, lo creib , i fin comunicar- 
lo con los mejores Amigos , i tomar fu 
confejo,como en tales cafes ie debe ha- 
cer j determinó de comentar el hecho 
cil vna Boda mui folemne de Alonfo de 
Loayfa , que fe cafaba con Doña Maria 
de Caftilla, donde havia de cenar el Cor- 
regidor, i los mas Principales de la Ciu- 
dad. Quando acbaban de cenar, Fran- 
cifco Hernadez llamó a la puerta , i el 
Negro que la guardaba dixo, que era él, 
j le mandaron abrir , i aviso á Don Bal- 
tafar de Caltilla , que andaba fuvicndo i 
las Damas , que cenaban á parte , que 
havia viilo Arcabuceros en el Patio, por 
lo qual Don Baltafar , fin curar de mas, 
fe fue á efcondcr. Entró Francifco Her- 
nández con fu Capa, i Efpada , mui di(i- 
mulado, llevando vna Cota de Malla fc- 
creta , i tras él entraron los Hermanos 
Gabila.nes, el Licenciado Alvarado, Ro- 
bles , Carrillo, Cobo , Nufio Mendiola, 
''^ Alonfo González ,Aionlo Diaz, i otros, 

armados de Cotas, Rodelas, i Partefanas, 
i abaxofe quedo con mas Gente Juan de 
.■» Piedrahita, con vna buena tropa de Ar- 

mados , i Alonfo Vázquez con otra de 
Caballos , en la calle. La novedad de efte 
Francíf - cafo alborotó a los combidados , de ma- 
co Her- jjgj.;^ ^ q^,g ^■¡. leva-^taban de la Mcfi , i 
na sz I- (jixo Francifco Hernández, f//í fe fofega' 
cuicre fen^que no queria mas de prmder al Corre- 
preiider gidor ^ i ttmarle los papeles que tenia- Lue- 
al Corte- go el Capitán Juan Alonfo Palomino, i 
gidoh otros animofamcnte fe levantaron, i me- 
tieron mano á las El'padas, i mataron las 
candelas : remedio para en tales cafos, 
que muchos tienen por acertado; el Cor- 
regidor diciendo : Jqui del Reí , fe metió 
en el Apofcutp de las mugcrcs , i con él 



I ^ ) . 



beldc- 

tan .".I' 
p't.ii A- 

luillú 



I 



N DI AS O C G Í'd E N T A L E S. 

Juan deSaavedra , i Franciico Nuñez , i 
otros, i cerraron las puertas. El Licen- 
ciado Alvarado , i Francifco Hernández 
cargaron fobre el Capitán Palomino , i 
le dieron algunas heridas , de que mu- 
rió en pocos dias , i mataron á vn 
Mercader , llamado Juan de Morales, 
que havia entrado á ver el combitc; 
muchos falieron por las ventanas, i falta- 
ron las paredes , porque la puerta de la 
Sala eíiiba tomada por los de Fr.'.ncifco 
Hernández , el qual bufcaba al Corregi- 
do^- , i creicndo que fe havia efcapado, 
queria ir a bufcarle por la Ciudad ; pero 
vn Mellizo le dixo , que clliba en el 
Apofento de las mugeres , i luego rom- 
pieron la puerta , i hallando otra cerra- 
da, queriéndola también romper, el Con- 
tador Caceres tomo la palabra á Fran- 
cifco Hernández , que no matarla al 
Corregidor , ni á luán de Saavedra , i 
con eilo hi^-o abrir la puerta, i pren- 
dieron al Corregidor, i no hicieron mal 
i nadie, i le llevaron á cafa de Francif- 
co Hernández, i Piedraita fue á cafa del 
Corregidor , i le tomo las EícrituraS , i 
falieron por la Ciudad , apellidando li- 
bertad; i llevando gran cantidad de Ar- 
mas a la Pla^a, echaron Bando, que fo 
pena de la vida , todos acudicfcn á ella; 
i aunque fe hico Eiquadroi , i pufieron 
Guardas , para que nadie fe huiefe , con 
todo efo fe filieron la buclta de ios Re- 
iesGarcilafo, Alonlo de Mefa , Antonio 
de Quiñones , Vaicn de Guevara , Geró- 
nimo Collilla, Alonfo de Hinojofa , i los 
Efcalantes , i en el camino le juntaron 
con ellos Gafpar de Sotelo , Juan Julio 
deOjeda , Juan de Pancorbo , Rodrigo 
de Efquivcl, los Cacallas, Heinan Bra- 
vo , Don Pedro de Cabrera, Martin de 
Arvieto , Pedro de Orbe , i eftos con 
otros , que ferian hafta cinqucnta, levan- 
taron Vandera por elRei. 

CJT. XIII. 'De lo domáis 
que hifo Francifco Hernández, 
Girón , para fundar bien fus 
de/ignios. 



^^^^ Ranctsco Hernández, pa- Mftn- 
ra fundar bien fu Kcbe- fsa'.'a.ó 
lion , rompió luego la ?-■ ■-'^•'» 
Caxa Real , i tomo mas '^"■'"■^ 
de doce mil peíbs que *"'!' '^"i 
havia en ella, tomó qunn- '^¡^^' ¡jj; 
tas Muías , i Caballos halló , recogió -„«,„ jai 
mucljas Atmas , nombró por fu Macfe cít. I 

de ■ ' 



Fr.inrjf- 

dcí \>t:: 
de.iiCoi 
regidor.! 



Fr.mcíf 
ca Mtr,- 

de?, (c Ai 
el ira i« 
Re;>e!d<[ 
i mi!clwi 
fe huici 



d'.'l LUíj 

cv>. ¡ 




«55 3- 

•f 

nincii-- 
jOHerp.á- 
jiczCiroii 

jficiales. 



'rotefti- 
ion que 
aceFran 
ifco Her 

or lo ín- 



I uftancil 
I e dos 

I larcas de 
'h Pv-dro 
•uis d e 
;abrera 
Frá-if 
o Hcr- 
ádezGi- 

01). 



Decada Vr II. 

de Campo al Licenciado Diego de Al- 
varado : á Pfdio de Quiñones Provee- 
dor : Capitanes de Infanceria Ñuño de 
Mendiola , Diego Gavilán , i Juan de 
Piedraita: de Ciiballos, Tomas Vázquez, 
i Rodrigo de Pineda; Antonio Canillo, 
Sargento Maior : Alférez General , Al- 
berto de Orduña. Comento luego el 
cftruendo de las Trompeta» , Pífanos , i 
Caxas : i citando iá la Rebelión decla- 
rada , i la Guerra manifiella, Fiancifco 
.Hernández bulco á Don Baltalar de 
Calf lia , en cafa de Alonfo de Lo<<yfa, 
.i allí dixo , que la emprtfa que h^via 
tomado , no era por si , lino por el bien 
publico, para efecto de que ei Rci oicfe 
lo que por paite del Reino fe le fupli- 
caba , que lo rcrncdialc ; i que quando 
cílo fe configuiefe, no queria fino la glo- 
ria de haver hecho cite bien general , i 
que entonces viviría de buena gana vida 
privada j i demás deilo dixo, q'je la cali- 
fa por que havia comentado aquí he- 
ch ) ea la B ida , fue porque diez dias 
antes , en i'ueños , i á todas hiras , le 
nioleíldba vna imaginación, de que el 
Marifcal Alvarado le cortaba ia cabera, 
i con ello fe acabó la platica. Y porque 
fue fícmpie Franciico Hernández Girón 
muí dado a agüeros , todo lo encamina- 
ba á fueños , i imaginaciones v.inas. 

Elle milino Día llcgaron_ al Cuzco 
Miguel de ViUafuerte , i vn hijo de 
Goinez de Totdoia, el vno defpues del 
otro, con dos Cartas de creencia de Don 
Pedro Luis de Cabrera , que fe hallaba 
en Cotabamba , quando Francifco Her- 
nández Gil ón comento la Rebelión : el 
primero dixo á Francifco Hernández, 
y«i? pufi por quatro Dias havia gañido por 
la mano en el alzamiento a Don Pedro Luis 
de Cabrera , qm profiguiefe en tomar la em- 
prefa por todo el Reino , para la fuplicacion 
ganeraUqite aunque hl havia aleado Fande- 
rayi fe iba ¡a buelta de los R'ies , i procu- 
rarla para si el nombramiento de Capitán 
General del Audiencia , en fiendo nombrado 
prenderla a los Oidores , ; los embarcarla 
para C-iflilla. La fcgunda creencia , que 
tHviefe por cierto , qr4e fi Garcilafo , i An- 
tomo de fuñones fe bavian ido, no fue fino 
porque ellos , i Don Pedro no pudieron anti- 
ciparfe a execuiar lo que tenian penfado , i 
que havia afirmado con juramento ci loS 
que con M iban , que no lleviba otro in- 
tento en la jorn.idi de Lima , fino 
el que decía de prender a les 
Oidores. 



Libro VIH. 



f?9 




CJT. XIV. Que continúa tas 

diligencias que hacia Francifco 

Hernández Girón para ejla- 

bkcer bien fu t irania. 

Odo lo que fe ha dichcí 
h 90 Don Pedro Luis 
de Cabirra , para def- 
cuidnra Frnncifco Her- 
nández i tener tiempo 
de falir de fus manos: 
p; Kí como conocia á Don Pedro Luis 
por fagnz, ordeno luego á Juan de Pie- 
dr.iita, que con veinte Arcibuceros f i- .,.:.,,.. .^ 
cafe de la Ciudad al Corregidor Gil Re- franr^- 
mircz Davalos. , i que fin tomarle nada coHtr'iá- 
de fu hacienda , le llevafc halla veinte dez echa 
Leguas del Cuzco , camino de los Rc' delGiizco 
Íes, i alli le dexafe, para que hicicfe lo alCorre- 
quc quificfe,i que procuraíe de alcan^-.r i^^°^' 
á Don Pedro Luis, i le dixefe, que de- 
xando de hacer el viagc de los Rcies , púrá 
él efePo que decia , fe bck'icfe al Cuzco , i 
no lo queriendo hacer , k prendiefe : Picdrai- 
ta no le pudo alcanzar , ¡ dexando at 
Corregidor adonde fe le r;:andó , le bol- 
vio al Cuzco. El Conrador Juan de 
Caceres pedia licencia a Fiancifco Her- 
nández para irfe ñ los Rcies , i aunque 
le debia intención de daifela, no lo ha- 
cia: i havicndole dicho, que cíle Conta- 
dor, i Don Baltalar de Callilla trataban 
de huirle , i que fonfac;iban gpnte que 
fe fucfe cnn ellos , Fiaiicifcn Hernán- 
dez ordenó á fu Maefe de Campo , que 
lo reracdiafe, fin moürar , ni dar a en- 
tender que él labia nada de ello: el cruel 
Licenciado Alvarado mandó llamar al 
Contador, i á Don Baltafa, i hallando á 
elle en el feno vna Memoria , en que 
cllaban efcritos los Nombres de algunas 
pcvlonas, adonde eran los primeros él , i 
el Contador, luego los higo dar Garro- 
te , i facar á la Placa, i por el gran cf- D B-ilta- 
candalo, fcntimicnto, i temor, quecau- (ar dcCal 
$ó cfle cafo tan atroz en la Ciudad , Fian- ^''|^^ • ' * 

cifco Hernández hico grandes dcmonf- ^^'' °^ 
^ r ■ ■> ^ ' ir Caceres. 

traciones de lentirlo mucho, i en publi- 
co reprehendió al Licenciado Alvarado, ^^ •.r;^.;¿-¡i 
por no fe lo havcr comunicado : porque ^ odhi'a 
no queria en aquellos principios ganar dedinet, 
nombre de cruel , ndvirtiendole , que &a[eom 
ninguna cofa le podia mas pcriudicar, "^"^ fy'^' 
que el odio , í la cmbidia •.por lo qual 1"' '"'"' 
cancélale todo animo de tu ano; 1 con ' 
todo elo íu Maele de Campo llevaba «Jcctigs 
fiempre configo Verdugo, Cubelbo, i Au-.a.». 

Gar- 



V I "cena 
ciado Al- 
varado 
íi^fira a 



/i §<y H 1 S T © H T A D E L A 

óarvote , i maro á Zarate , porque le 
quilo liLiir. Y luego que le pulo la Re- 
belión en las Ciudades de Gusmangk, 

_ i Arcquir^a , embi.iron á d.ir la cn-hora 

¿Pküi ex 1 - r- - tT j r^- ^ 

^ ,• buena .i Iranciico hieniandez Oiron, 

«rt aliin» , , r y i ^ vi ic 

Ubay-ire f>t^i"ecici"'.doie a eltar porci,ei qual ftcm- 
ffil>itr»b¡t pre foiicitaba , qac fcfuefen á »:1 los que 
tur folici' fabia que cllaban pobres , i dífconrcn- 
'éit«¡,4f. ,tos, i los aiudaba con el dinero Real , i 
^'^- los loaba de valientes , i valerofos , con 
cjuc fe le aliciónaban , c incitaban á, 
quererle bien : porque es propio de Sol- 
dados l'cr ddeofos de gloria. Fingía 
también, que todas las Nochcí contem- 
plaba, i que tenia gran cuidado , no me- 
nos de la Paz , que de la Guerra , por 
el bien de todos , i mucho mas por ios 
Fraiici co pifaban necefidad ; i con otras mu- 

«1»7 qtic ^^^* mentiras , Ib color de verdades , af- 
atbicias tutamenfc embaucaba á los hombres: 
vfjiba? porque el Pueblo ficmprc atiende ma» 
«1 apariencia , que á la llillancia. 

Yá era tan grande la turbación , i 
temor que ha\ ia en la Ciud,id del Cuz- 
co , que nadie ofaba hablar , i fe tenia 
por dichofo el que íe podia eftár en fif. 
cafa , fin ver > ni tratar con nadie. El 
dcfcorifuelo, i trilteza era general : los 
Ciüdidmos temerofos iban temblando 
por las Calles , atónitos , i atribulados» 
no (abiendo de quien fiarle , ni n que 
paite bolverfe. I>a>i mugeres andaban en 
devociones , pidiendo á Dios focorro en 
tanta necefidad. Por otra parte era gran- 
de la inquietud de los Soidndo.r , fu in- 
íolcncia, 1 fobcrvia. Algunos de losRe- 
]ig¡o;os('cbmo las otras veces) luego tra- 
taban de entremeterle en ellos negocios, 
encendiendo el clcand.do : en fuma , la 
titania eftaba ia en tal punto, que en 
todo , i por todo fe obedecía á la vo- 
lunt.id de Francil<:o Klernandez Girórt, 
í no hívia nadie, que no rcfpetafc á fus 
Negros. Y para fundarle mejor, Lunes 
á i/.de Noviembre , en el Regimiento 
hico pronunciar Auto, por el qual fue 
recibido p.n- Julticia Maior del Cuzcos 
... i cite tuc lleinpie el principio de los 
d of '^'^i '^''"''""^ •■ PO''q"c a! Rcgimicínto , ¡ i 
Rc^'hnlí- '"^ Vecinos , que fe hallaban prdcnces 
to "i.- el ''•"'"'•>" mercr prendas , i ;í los igrtoran- 
t.urcn, fes cngañ:ib;n , para mollrar, que con 
|>br c 1 julio titulo tomaban la cmprcfa. Era el 
i1ii.d^ fue motivo del Au:o , qi-c liavierdo el Rci 
nomSra- oidch:ido,quc fe dieicn Repartimientos 
cii^olkr ^'"^1"= Ichavian férvido tu d Períi, 
n.r^jfz P"3q"cd<i los indios pudieren llevar 
j'oí- fililí- '"•'* '«-'rvxrios perfonales, i tributos , que 
cu 'hÍ4 Inicuamente pudicfcn dar, como lo fo- 
ib!:. lian i'iaccr in tiempo de los ingas, i Se- 




pa 



S TNTjÍaS OcCÍdÍÑTALES? ?5'5', 

ñores, que fueron del Cuzco , i del Pe- 
rú : i porque havicndo los Oidores qui- Sulbn . 
tado los férvidos pcríbn^Jes , que en fu- '^^ ^^ *3 
ma eran ,que no fe cargafcn , i que no^°^'"'. ' 
cogiefen la Coca , quitando de los Char- ujjfo,',; 
cas el trató de ella , i mandando ir á fu 
Tierra los Indios Camayos , que la be- 
nefician , citando (como eftaban ) de fu 
voluntad. Que no íé echafen á las Mi- 
nas. Que no fe llevafc de camino India 
de fervicio j i que querian proveer, que 
los Encomenderos no cntrafen en fus 
Repartimientos : de todo lo qual, por- 
que no quifieron admitir fuplicacion los | 
Oidores, i convenia embiar pcrfonas i ' 
informar al Rci , i de otras cofas con- 
venientes a la perpetuidad del Reino, V 
i para ello era neccfario nombrar Pro- 1 
curador , i Jufticia Maior de aquella 
Ciudad , i Reino ■, eligían á Francifco 
Hernández Girón, dándole para ello, i 
para otras cofas, vn general poder, con 
facultad de foftituir , i hecho el jura- 
mento > luego fe 'pregono, 

CJ'P.Xr. "De lo que hico 

Francifco Hernández Girón , i 

Cartas que efcrivió á diverfas 

^erfonas , i lo que en ejie cafo 

^rsvttb la Real Anhicn- 

cia. 



Enieíído ia Francifco 
Hernández enteramente 
alentada fu Rebelión , i 
haliandofc con quatro- 
cicntos Soldados , embió 
á la Ciudad de Arcqui- 
á Tomás Vázquez con cincuenta 
Soldados , para hacerle recibir en clin, 
como en el Cuzco , i procurar Gente, 
Armas , i Cavalgaduras } i á Francifco 
Nuñcz , i Juan Gavilán embio para el 
mifmo cfc£to á Guamanga , i efcrivió 
muchas Cartas al Audiencia, á los otros 
Cabildos , i á divcifas pcrfonas, jullifi- 
cando fu cauGí , i p::rrüadiendo , que U 
favoreciefen j é higo que el Regimien- 
to de los Reies también hiciefc lo mil- 
mo i i las pcrfonas á quien mas parti- 'perfonai 
cularmente efcrivió , fueron a los Capi- paic;cul.i 
tañes Gómez de Alvarado , Gómez de rcsa<iulé 
Solis , Martin de Robles, Martin de Al- Franciící» 

mendras , Rodrigo de Orellana, Sancho ^«'■"i!': 
, ,_ ^ '^ ■ 1 A,- 11 r\ aez uno 

de Hugartc, Gerónimo de Villegas, üon c(¿,.jy¡., 

Antonio de Ribera , Diego de Mora, pjr.i (iu» 

Nicolás de Ribera el moco, Diego de Jenííilúh 

Vibi- 



- I 



1553 



"raneil 



D E C A D A VIII. 

Vrbina , Pablo de Menefes , Luis D.iva- 
los, Chriftoval de Peña, Alonlb de Me- 
ía , Alonfo AJartin , i a todos los Veci- 
nos que le havian huido del Cuzco , i 
á muchos Reügiofos , i Sacerdotes , i 
f¿o á Doña Aña de Velulco, muger del Ma- 
;^ernati-- lifcal Alvaradoefcrivio, encareciendo lo 
iez 1»» 4 qi'e la dcfeaba fervir , i rogándola , q«e 
;ícriv« á perfuadiefe a fu marido , fue no le fuefe 
Joña A- ff](f}úgo , Jifío que fe conformafe con <?/, ha- 
\i de Ve- ¡.¡if¡^Q grandes ofrecimientos , / por el con- 
11 °* trario muchas arncnacas , /' mofra;iclo el ps- 
' . ¡igra en que fe havia de vh ^ fino hacia lo 

ZVZ'i¡ 9"^ ^^ í'^''^- También efcrivio al üoftor 
n.cnh"» Melchor Bravo de Saravia, Oidor dt la 
tcefit. Real Audiencia , á quien tenia por ami- 
"aaAmi' go , diciendo, f?/í no bavitndo JuTuia^fe 
. h.ii'ia determinado de procurar ,' que aquel 

Reino fuefe oído , amoncftandole , que el 
|¡ yíudiencia no inquietafe aquella Ciudad dt 

los Reies , ni las otras , pues no fe preten- 
día mas de pedir jujlicia , / confeguir llkr" 
tad: porque en todo lo demás querían reco- 
nocer al Rei con todo acatamiento , pr§tef- 
tando a Dios , ft otra cofa el Audiencia, 
ILic.Al- hacia ^ los daños que fe fguiefen. El Licen- 
irado ciado Diego de Alvarado , fu Macfe de 
fcrive 5 Ca:Tipo , también efcrivio á muchos , i 
lafpar en partícula á Gafpar de Xará,que era 
o Kara, ^y Amigo, diciendo, que fe maravillaba^ 
que haviendo fdo lo hecho para el bien co- 
mún , fe huviefe huido de la Ciudad , i que 
Jiendo hombre de bien , para confervacion 
de fu honra , i hacienda , ne huviefe acu- 
dido a Francifco Hernández : pero que bien 
parecía , en qunn poco lo tenia todo , í quan 
poco hombre fe havia mojlrado : porque alia 
irían , í verían lo que podían hacer. Gal- 
^'^''r^ í ?*•■ "^^ ^ara, que fe hallaba en el defa- 
' d c g'^'aJero , le relpondió , que el tenia por 
ira al acertado lo que hacia , en acudir al férvido 
del Reí , por no ir contra fu honra , como 
el lo hacia , / que fempre efaría apareja- 
do para cumplir lo que a la fuia tocaba . a 
É pejar de Tiranos , i que rogaba a Dios , que 

le truxefe en conocimiento del térro que ha-^ 
cia. 

El primero que dio avifo de cftaRe- 

belion fue Hernando Chacón , el qual, 

entrando en la Ciudad de los Reies , fe 

fue á cafa del Doftor Melchor Bravo de 

Audlé Saravia, i juntandcfe el Audiencia, pla- 

■ «.eiifa- ticaron fobre el cafo. Lo primero que 

tb hndo la proveicron fje prender al Chacón :por- 

1) J;be!ion ^^^ fisndo ( como era) gran Amigo de 

^ * ^u"* Francifco H.-rnandez, temieron que iba 

i r'^de/te ^ fonfacar G°ute,i á rebolver la Ciudad: 

- qe pro- P^'"'^ ^^ ellando certificados de quanto 

vb. pafaba en el Cuzco , por avifo de Juan 

Raíz, Corregidor de üuamanga, le fol- 



Icencia- 
«. Alva- 
lio» 



Libro VIH. ipi 

taron: i vifto ,que nquella Rebelión iba 
de veras , luego embiaron fus Provifio- 
ncs á todas las Ciudades, pcifuadiendo- 
las , que fe mantuviefen en fee , i orde- 
nando , que eftuviefen á punto , para 
qiiando fe les mándale j i nombraron por 
Capitán de la Gente de Truxillo áDon ^P"«f>? 
J'.an deSandoval : de la de Guanuco a T"""'",^ 
Miguel de la Serna , CavaUero de Car- diencía " 
non , i á Juan Tello: de los Chichinpo- contra /a 
yas á Pedro de Añafco ^ i á Juin Pjrez Rebelión 
de Guevara ; i ordenaron al Corregidor ^^ Fno- 
de Guamanga, que puficfe Chafquis en <^''<^'> Hcf 
los caminos i, para avifir de prefto ^ i á "*"'^<=*« 
menuda de todo. Enhiamn :\\ Puerto 
del Colino al Cipitali Gerónimo de Sil- 
va, para que pufiefe recado en la Mar, 
el qual con Gente de Guerra , i Mar fe 
metib en vnbucn Gileon -^ adonde ef- 
tuvo teniendo los dernas Navios feíju- 
ros. Defpacharon Navios , pira dar avi- 
fo á los Pueblos de abaxo, i avifiron al 
Adelantado Sebaftian de Belalcagar, pa- 
ra que fe pufiere á punto , para acudir 
con la Gente de fu Govcruacion, quan* 
do fue menefter. 

Provcieron por Corregidor de Are- 
quipa á Gerónimo de Villegas , i que no 
citando para ello , lo fuefe Nogucrol de 
Vlloa : i pjrque continuaban ios avifos 
de todo lo que hacia Francifco Hernán- 
dez , con gran refolucion determinó el 
Audiencia de proveer en cite negocio tlVíarí/íí 
mui de propoiito , i de veras : confír- cal Alva- 
maron por Capitán General contra el fado pro» 
Tirano , en la Provincia de los Charcas, ^f"^"Pot 
para que fe formafe Exercito , al Marif- j ^"'^"J. 
cal Alonfo de Alvarado : porque por el xercko '■' 
autoridad , i la experiencia no conocie- contra 'et 
ron otro mas idóneo : i para otro Exer- Tirai)o, 
cito en los Yungas, i Ciudad de los Re- 
ies , refervando para adelante b Provi- ElAiidí««i 
fion del General , nombraron á Pablo de '^^ V^°' 
Menefes por Maefe de Campo , cuia feé p*"^ "."'** 
(como la del Marifcal) eilaba bien pro- ,jios'\^ 
bada , i por Capitán de Caballos á Pe- j,,s, 
dro jarate , Alonfo de jarate , Diego Cápita* 
de Mora, i Don Antonio de Ribera: i ncs ñora*. 
por Alférez General á Lope de ^uago: brados 
i Capitanes de Infantería, Lope Martin, PoreiA.u« 
Diego López de 9uñiga , Rodrigo Ni- ^'«""*« 
ño ,Luis Duvalos, Antonio de Luxan, i 
Baltafar Vclazqucz, Juan Maldonado de 
Buendia : i Capitán del Artillería á Don 
Felipe de Mendoza : i por Capitán para 
la Guarda de la Real Audiencia á Ni- 
colás de Ribera el mogo j i por Sargen- 
to Maior á Franciico pe Pina, hombre 
bien experimentado en la Guerra : i fa- 
biendo los Oidores , que Don Pedro Luis 

de 



cíí or di- 
na i Ooi) 

P.dlD 

í H'5 r' t 

C.ibrria, 
^ no C!i 
"re rn Ij 
Clc.íbd 
d« los Re 
íes. 



\g% Hl.^1 ORTA DE L A S 

d: Cabrera iba con Vandera a bolada 
con los que ib le hiviaii juntaJo , i los 
Vecinrs Iniidcs del Cuzco , le embiaron 
•u maniinr, que hiciefc alto, porque qui- 
fiei"on ellür recatados, i no dar lugar,* 
que entrando aquciui Gente en la Ciu- 
dad de los Rcies j levantafe algún albo- 
roto ^ effKccialmente hjvicndo fabidoj 
que Don Pedro Luis de Cabrera eftaba 
ientiJo , porque no le nombraban por 
Capic.in Cieucral, porque le parcela, que 
a c¡ (<: debía con niiíS jullicia , cfpecial- 
in; n:c h iviendo fido el primero que ar- 
bolo Vaiideri por el Rei. Y en todo lo 
üue convenia provti^^n con dilig-ncia, 
r^con, i conejo, como lí lá el enemigo 
c!hivier.i en Ci;mp.iña , porque en nada 
ijLicrian que fe les dixefe , que havian 
lido dcfcuidados, ni negligentes. 

CJ'P. XP"!. "De lo que pash 

e;t la Ciudad de Gunmanga , fabi- 

da U R-'hel'ton de Franc'tfca 

írlernandez Girbn. 



^AN Ruiz , Corregidor 
de Guam..nga ,en dcípa- 
ehando á Hernando Cha- 
CMi, quifo laber ja Gen* 
te que tenia en aquella 
Ciudad , i hallo docicn- 
tos hombres , i teniéndolos armados^ 
nombro por Capitanes á Don Luis de 
Toledo, Chriftoval de Peñaj i á Vafeo 
Suarez ■, i de todo ello , i de lo que ha- 
cia Francifco Hernández daba avilo á la 
Pete (íe! Real Audiencia, porque tenia buenas cf- 
P tiihuel p¡j^j. . j como Francifco Hernández to" 

Rebelión '"''''''* ^'"^'"í'*^ ' ''^ holgaban en el Reino, 
¿e Fr.n paiccicndoles, que por las cofas provei- 
cífco Kf r das por el Audiencia , clbtbm oprimi- 
oaiideí. dos, pues demás de lasque atrás fe han 
^ dicho, también havian los Oidores man- 
CartS c) dado (con mucha ragon)quelos cami» 
f/'/y^" ¡líiiites pagaien en los Tambos , ó Vcn- 
íí-i a ir-s ^'^^ '^ comida, que antes no fe h^cia. El 
de (,iia- Corregidor de Guamarga , teniendo la 
aiíBga. Gente «perccbída , i armada , pedia al 
Audiencia dinero para pagarla. Pareció 
á los OHorcs, que fe debía elcrivir vna 
Carra , á 1 -/S Capitanes , i Soldados (co- 
iQio fe I1190 ) engalgándoles ¡a lealtad, 
agradeciéndoles iu voluntad con que fe 
Jhuvian juntado para fervir al Rei , ofre- 
ciendo de darle cuenta de ello , i tener 
memoria de ellos en la gratificación que 
fe hivia de hacer , i rcmitiendofe en lo 
^eoiis al Cürregidiif ; quillcrdn Iqs de 




IKBTA8 OCCÍDINTALES? ^Sil 

Guamanga(fcgun dixcron) que efta Car- 
ta fuera de. pichada en non bre del Rei, 
i lo el Sello Real , porque fuera tenida 
en la ctbida eüiniacion , i reven ncia: 
pero que hablando de Vos , i íiendo 
Carta particular de les quarro Oidores, 
i rcfiei:dada de Secretario, pareció a to- 
dos los Caballeros, é Hidal^jos de aque- 
lla Ciudad , que ia que no le les daban 
dineros , que le pudiera vlar de termino 
mas COI tés : i aunque huvo quien fatif- 
figo á lile lintimunto , que con aquel 
modo de efciibir no lie hacia agravio a 
nadie : porque licr.do la Carta firmada 
de lc$ quatio Oidores , i refundada de 
Secittano, o Elciivano de Cámara, cu 
viílo fer de ia Real Audiencia j demás, 
de que Cartas fccietas, ci mo aquella, 1 o 
fe acíifluo'braba delpachaiias lo el Sclio 
de la Chai cil.eria, por Icr publico , ef- 
pccia.mtnic en vna Ciuoau neoio alte- 
rada , i á doi de ei Tir^r-o tenia tanto» 
Amigos, i tantas ElpiuJ:Con todo cío, 
poique fita fue color para iiiliii.uiar , á 
ti es de Diciembre d Capitán Chiil.oval 
de Pifia, i Ju.<n Aiinib de Badajoz, c<^n 
mas de veinte hi mbies armador, ic fuc- 
toT\ á c.ifa del Corregidor, i le d¡xeicn, 
que fe fuefe á la Ciudad de jos Rcies, 
poi que donde no , fe temian que le ha- 
vian de matar, porque el iuebio cílüba 
aleado : i aunque eí Corregidor rcliJtio 
k) que pudo ^ al cabo le hicieron lalir 
de fu cafa , i tomaron tí das las Ai mas 
que havia , i gritando; Libaíad , ■^;/^•í^ ^^ '-"•"^i 

Francifco Htrnandez Qlrhis i"e armaron, i '^' '"*"| 

j 1 r.1 1 • re- minea \ 

tomando la Plaga ^ hicieron W\ tlqu.i- t^,,,/ |, 

dron, i aunque elhba en la Iglelii del voi de 
Monafterio de la Merced, el Pueblo fue FíjíiciT- 
á matarle : pero defendióle el Capitán co IJer.' 
Chrilloval de Peña ,que era fu A;i)igo, "•^ii'i'-'»» 
prometiendo , que luego fe ir a de la 
Ciudad, 

Ido el Corr^^gidor , que fue al mo- 
mento que ello pasó , junt is en lu Ca- 
bildo , nombriion por General áChuf- 
toval de Peña, Maefe de Campo a Juan 
Aionfo de Badajoz , í á otros Oficiales 
de Guerra, i pronunciaron vn Auto, cu- 
ia (cntencia era : ^«1» (junltndoje a.Urc.r ¡y„y„ jj| 
la Ciudad , Chriftoval de Peña , /' Jtwn R.gTiIé' 
jilonfode Badajíz^ cerno xekfos del ja •■á- tojo';u< 
do del Rei , i He» de la Jirfuil.'cít , f<^- m-.nga. 
ezifar maior daño , fuain a cafa ¿el C(,r- 
regidor ^ i k rogaron , ywc fe fucje de la. 
Ciudad -y pcrqite f m lo lacia , t.o ftdric.n 
ifctifar algún mal ^ i que c¡.ict:di(0 Jtr el 
Corregidor ,/f h agradeció^ i fe fue ce» io- 
do fu feriicie, i Ju Barca , fh /¡:.r rcdit 
le eftnéieje ; i ^ue k ^ue Je U\,L íe.lu ú 



Í3 



r DecadaVI 

infíama de ciento i q{i:>rcnta boinbres , que 
arms'ivs hnvian ido al Regimiento de la 
Giudad , na em alzamiento , ni para deícr- 
vir al Rei , f.nv ■porque atento , que Li Real 
audiencia h^via d-ido muchas Pro-cifiones 
defaforadas contra Fecinos , i Soldados , t 
fft.tfhLidul'.is exicutar , aunqui ¡Mvian fupli- 
tado de elhi , para unte la perfona Real^ 
fm otorgar h» JupUcacion , ni dar lugar a 
ftte fe JHntafen loi Procuradores del Reino;, 
f&ira tratar de embiar perjhias al Rci , fm» 
en prefencia de los dichos Oidores ; lo qual 
tío fe podia hacer , por fcr el Reino tan lar- 
go , / cjiar los Pueblos mni apartados ; én 
todo lo qital la Ciudad bávia fido agravia' 
da , -t4odo el Reino , en tanto grado , que 
aquel jíiuntamiefito que havian bicho , ha- 
lia fido para el firvicio del Rei y i bien 
publico i el qual decian , / protcjlaban , qí.ie 
no havian hecho para otro mal efctJo , ni; 
por apartar/e del vafallage que dcbíaii al 
Reí , como ¿t fu Señor nitxral , fino paré 
tener libertad , / entretanto que el Rei los 
e)a , los Oidores no hieiefen alguna 'violen- 
cia á los Fecinos , ni mas agravios j i qris 
por tanto fuplicaban , que pues el nombra- 
miento de Chriftoval di Peña , ; Juan 
Alonft de B idajoz , i de los demás Oficia- 
íes era para efcufar efcandatos , i efiar en 
fu Real férvido y fuefe férvido de aprobar- 
k^yi de reponer , i dar por ningunas todas 
las Proviflones , qué erai e;t dañó de lóS 
Caftellams ^ i de los Naturales , hafta en 
tanto f «í fue fe informado de los Procurado' 
tes f ^ae del Reine fi havim de emkiar¡ 



rr. Libro VÍÍÍ. i^f 

i que Minltfe, qte enfretanfo qice fu Ála^ 
■gallad refpondia á lo por ellos Juplicado , el 
Reino fe governafe por la orden q4ss It di- 
xb el Prefidente Qafci , afi para la tafa de 
los Tributos , como para iodo lo demás , pues 
lo hifo con Poderes Reües ñíui bafiintes : i 
que afimifino mandafc dar entradas , i def- 
cúbrimientos , para lo qual los P'ecinos aln- 
darian con lo pte púdicfen. Elle Auto fír- 
inuron Ghriftoval de Peña, Juan Alon- 
íb de B.id^joz ^ Don Luis de Toledo, 
Francifco de Cárdenas , Don Pedro ds 
Ay,il.i , Alonfo de Mercado , Pedro Alon- 
fo de Bád;!)OZ, Gabriel de Siucedó, Vaf- 
eo Su.nez, Antonio de Benio ^ Mel- 
chor Palomino ^ Vafeo Sánchez de 
Vlloa , Miguel Eílcte ^ Chriícoval de 
Funes i Linán , Pcdrd Di;iZ de Rojiís, 
Antonio de Chaves ^ Alonfo Oitiz, 
Pedro Marqurz , Garci Martiucz, Cc- 
linds de VuGucta , Alonló RodricueZ, 
Francifco Xu;irez ^ Juan Rodríguez, 
Blas Gómez, Alonfo Martin , Gongalo 
de Perales , Andrés de Ortega , í4cr« 
ridndo db Eras , Sancho de Tudclaj 
Pedro de Aquiarca ^ Pedro Riquehr.e, 
Gaipár Hernández ^ Juan de Sevilla^ 
Maicos Falcon , Alonío Yvaúcz , i 
Bartolomé de Bivrios , cuioá nombres. 



lo? 
íirmafon 
el Auto 
riel Rciíi" 
miito dé 
(luamaü* 



At ate m 

rhurü pt- 

aunque fea prolixidud , ha Convenido í»«í ?«<«'« 

Jidé e.rut* 
ret- TaíB 



pontr aqui , por requerirlo ali la lei de la 
riiHoria^i porqde vri Religiofo les dixo, 
que antes debieran morir , que fal- 
tar á fu Rei de 1a debida 
fee. 



l'ití del Lihro Oólavoi 




Bb 



fílS- 



M4 



^551 




HISTORIA 

GENERAL 

DE LOS HECHOS 

DE LOS CASTELLANOS, 

EN LAS ISLAS, Y TIERRA-FIRME 

de el Mar Occeano. 

ESCRITA TOR ANTONIO Ti E HERRERA, 

Coron'tjia Maior de Jk Mageftad , de las Indias , i Qoromjia 

de Cajiilla. 

LIBRO NONO. 

C A T I TV L o I. T>e las Trov'tfiones , que la Real AuÁ'iencia, 

i Chancilleria de la Ciudad de l§s Retes iba haciendo emtra la Rebelión 

de Francifco Hernández, Girón. 



RovEiDo el Au- 
to por los Re- 
gidores de la 
Ciudad deGua- 
m;U)ga , elcri- 
vicron, conper- 
foiia que em- 
biaion*, á Fran- 
cifco Hernán- 
dez Girón, avi- 
fandole, que eftabin pnr él , i con animo 
de feguir fu voz , pidiéndole con mucha 
inítancia , que no defamparafe aquella 
Ciudad, i que con toda la pofible bicvc- 
dad la cmbialc focorro. Con grande ale- 
gría recibió Francifco Hernández efta 
Hucva, i la pondcio mucho, moíhaiido. 




que fu reputación reccbia gran acrríenta* ) 

miento en havcrfe declarado por él vna : 

Ciudad como Guarrranga, que demás de 
otras ragoncs, porque le importaba para 
fus dcfignios , ellaba"'cn el camino de la 
Ciudad de los Reics,por lo qual le acó- | 

modaba mucho para fus intentos. El ,<, . 
Corregidor- de Guamanga iba cami- ¿,.- ^^^^^ 
nando la bueka de la Ciudad de los Re- r,\c,i,x ¿t 
Íes , i fue avifado , que falian Soldados Gi,.,^,,:) 
para alcanzarle, i dcsbaüj.ulc ; i topan- ga , que 
do á vn Mercader , que iba á Guaman- )e v.-'"o 
ga, le rogo, que dixcl'e, como ¡c havia raucho. 
virto , i habkdo, i que entendió, que ci- 
taba aguardando á ciento i ciiiqucnta 1 
Soldados , que la Real Audi'-ncia de la I 
Ciudad de ios Reics , le cmbiaba \ ara ! 

Kr 



II 



De¿ ADA VI 

fci- (bcórriJo : fielmente lo cumplió el 
JMercaJcr , como lo proinerio ; con que 
los Soldados dexaron el propoíito qii 



llev'übiin , i fe bolvicron á Guamangus 



pdo ge 
li al 



I i poco Jefpucs enriaron en eílu Ciudad 

Diego G.iviian ^ i Francifco Nuñczj 
ifsiKÍfcoCipitaRes de Fiíinciíco Hernández Gi- 
lin..:i ' ron con alguna Gente de Ibcorro , que 
¿í tm- cnibi.iba , coaíbnne á lo que le h.ivian 
^:°'''''^ pedidoi Con efta novedad de Guamari- 
*■ ' ca , la Real Audiencia daba mucha prie- 
in en la expedición de la Ocnte de 
Guerra , que liavia tnandido prevenir. 
Y porque Rieron los Oidores avifadosj 
que muchos Soldados, de los que le ha- 
vian hallado en la Rebelión de Gon- 
calo Pi^arro, andaban efcoiididos, i era 
coia cierta , qiíe en püblicandofG mas 
]a Rebelión de Francil'co Hernandc25 
Girón, Ce havian de ir it llrvule : por- 
que no lo hicielen , mandaron pregonar 
perdón general , como acudicien a fcr- 
vir al Rei. Diófe luego orden en ha-- 
Í< cí fir cer Pólvora, Picas, i otras Armas : man- 
vron á dote á los Cipitaiies , que pufielen en 
parro, orden fus Compañías, dieronfeles á dos 
mil pelos , i á ciento i cinquenta á ca- 
da Soldado. Llegaron en ella ocafion 
1 Pedro 1q5 Vecinos leales del Cuzco , que fe 
J'* havian huido de Francifco Hernández^ 
í)SLea' ^ ^"^ quales, i á Don Pedro Luis de Ca- 
li del brcra, con los Soldados que iban cor» 
Cizco en ellos , te havia mandado hacer alto ; i 
t en ios aunque le dixo , que huvo pareceres, que 
í'^s los mandafcn alojar á parte , i adonde 
2'qi*ieb pmjiefer, gfiar fm fofpechá : porque 
n^. aun duraba la que huvo , de que algu- 
^¡¡¿ nos iban á foniacar , i alborocar ; la 
e'f'tgiiít, verdad fue , que conociendo fu lealtad^ 
hii^ni ex fe les permitió , que libremente cntraf- 
cere de fen cn la Ciudad, i con ellos entraron 
l9,»s,q,4S gj Capitán Chrilloval de Peña j i Don 
' f ''*J'^ Luis de Toledo , que fe huieron de 
jerlnt, Guamanga , arrepentidos de lo que alli 
¡ífertim fc hi^o , i fucron mui bien recebidos,< 
^gratín, fin memoria de lo pafado , porque aíi 
auctort- convenia por el cxcmplo: aunque huvo 
'""^ fofpechas , que para hacer cílo , metie- 
ron a los otros en la Rebelión. 

Luego que el Audiencia entendió 
Ja Rebelión de Francifco Hernández , i 
que publicaba^ que havia de ir álos Re- 
jes , i que tenia por ficil matar á los 
Oidores, ó embarcarlos a Caftilla , que 
craa el Doftor Melchor Bravo de Sara- 
via , el Licenciido Santillan , i los Li- 
cenciados Mercado , i x\lramiraao : por- 
que rvanciico Hernández tenia opinión, 
que el Audiencia' no manJaria levantar 
Gente , ni pi.a cito , ni para otra cofa 



ir, LíDRoIX. i9f 

fe atrevcria á gallar la Real Haci.ndíi 
Defpujs de h.iver nombrado el Maefé 
de Campo , i Oficiales del Excrcito^ 
fe plr.tico fobre proveer vna perfom, á 
q'.iicn fe acuJieíc para lo que fc ofre- 
ciele: porque era mucha vejación haver 
de ir por cada cola á pedirlo en clAU'* 
dichcfa : i aunque por entonces no fe 
prOvéió fobre ello j viíto que crecia ct 
numero de lu Gente de Guerra , i los 
negocios , fc propufo , que era neccfa- 
iio,que lalieíe vna pcrlbna con vn gol- 
pe de Gente a, ocupar á Guamang:?, 
por fer aquella Provincia importante 
para fuílentar vn Campo , i cllár en 
medio de las Ciudades del Cuzco , i de 
los Rcics ; i para poder recoger á los 
que fe huielen de Francifco Hernández, 
t\ qual ¡n por las dichas racones, fe en- 
traría en la Ciudad , fino fe prevenia; 
j haviendoic acordado , fe nombró al El llnú^ 
Licenciado Santiilan , para que fuefe á ciado Sá- 
cllo con quatrocientos hombres , i los t'"^'^""" 



hlibus 
c mtnt 



te a 

.ot. 85 
iin.i. 



j < ■ ,- , ■ brado pa- 

uenias que rccosieie por el cammo: 

•ni 11 1- 1- '■*''' ^ ""'^ 

porque la etlaba nombrado (como le cli- j^^j^ ^^ 
xo arriba) antts del alzamiento de Fran- Guarnan* 
cifco Hernández ^ para ir á la com¡fion ga. 
del Cuzco. 

Teniendo el Licenciado Santillan 
apercebidA la Gente , cflando aguardan- 
do la Provifion del Audiencia , havien- 
do el dicho Licenciado Santillan fal- 
tado vn dia de ella, le ftie á decir el Ar- 
gobifpo ( que también entraba cn les 
Acucrd>s) que el Audiencia havia noitj- Nrm'-rá»! 
brado por Genernl de aquella Guerra al fn'^'ofíel 
Doótor Bravo de Saravia , i que por *^ot>. Sa- 
tanto Cefiba la jornada que havia de ha- ^'"•^•l-''''* 
cer a Guamanga , porque todo quedaba Superior 
remitido á Saravia. Ll figuiente Dia^ enVisco- 
cltando todos en el Acuei do , el Doc- ías de la 
tor Bravo de Saravia piopulo , que el (ji'-^na. 
Licenciado Santillan fiímafe el Auto to- 
cante al Supremo cargo que fc le havia 
dado para la Guerra 5 á lo qual reipon- 
dió Santillan , que no fc haviendo halla- S^nriíbn 
do prelenrc á la Provificn del Auto, no *^f"f^^'l- 
havia para qué firmarle, i que dcfiftade ¿_, j "[' '^3 
la jornada de Guamanga , para que ef- manga, 
taba feñalado-, porque fc hiciefc por to- 
dos lo que convenia al ferVicio del Rcij 
i tomando la mano el Arcobifpo , di- 
xo , que le parecía que le nómbrale 
al Licenciado Santillan ; porque tenien- 
do el primer lugar cn la Real Audiencia 
el Dcdor Bravo de Saravia ^ i prcfidien- 
áo en ella, julio era, que no la dcxafci 
por lo qual le parecía , que el cargo de ],» 
Guerra fe diele al fcgundo , que era rl 
Liceaciadp Santillan •, i concurriendo 
Bbi coa 



El Ai^o- 
bilpo > i 
San tillan 
provtidos 
por Supre 
mos en las 
colas de 
la Guerra 




£^ inttr 
citfita le- 

f/iait/ittis 
(n/lra cor 
rifptori'ms 
(trb'llo Tro 
v'in-iate/f 

19O' Ai}ia< 
I. 



Sorpecha' 
coiuoa D. 
Pedro 
Luis de 
C abiera, 
I Luis Da- 
vaios. 



196 HlSTOP-IA DE Li^S 

con el Mercado,! Alcainir.mo, ic hi^o, 
i fe fiínio x\uto lie ello ,provciendojun- 
tamente con Santilian , para cite cargo, 
al x^rcobilpo, porque aillo quilo el Doc- 
tor Bravo lie Sruavia. 

CyíT. II. T)e lo demás que 
gafaba en ejia Rebelión , i h que 
fe hacia en la Ciudad de bs Re- 
tes , acerca de la defen/a 
del Tirano. 

%^^^AA/j¡/^ \ s A RO N tanto tiempo en 
" ellos tratos , que fe per- 

dio la ocafion de hacer 
el buen ekéto de tomar 
á Guimanga : porque iá 
Francifco Hernández la 
Iravia ocupado, con que gano fuerza, i 
reputación. Sucedió en ellos días, que 
llevandofe chifmerias á los Oidores con- 
tra los Vecinos del Cuzco , que eftaban 
en los Reics , diciendo , que habiavan pa- 
labras efcandakfas , i que mojiraban mal 
animo , / ^«.' ha-via en la Ciudad algunos 
que perfuadian el fcgutr a Francifco Her- 
nández , fin- empacho de tan gran deli- 
to , aunque nunca pudo conllar por In- 
foimacion,nilepudo averiguar nadaj Los 
■ Oidores , como ertaban lo!'pechotos , i 
temerolos , determinaron de prender, 
i embarcar á Don Pedio Luis de Ca- 
brera , i á Luis Davalos , i a otros , i 
apercibieron para ello las Cornpu'iias 
de Arcabuceros en ciertas calas : porque 
los Vecinos tcnian muchos Amigos , i 
pudieran rebolvcr la Ciudad } i también 
mandaron , que el Capitán Rodrigo Niñoy 
j¡ue era de guarda , ejluviefe apercebi- 
do ; i con cll;ir cometidas las cofas de 
la Guerra al Ar^obifpo , i al Licen- 
ciado Saiitiilan , nada de ello les dixe- 
ron, halla el punto que lo qucrian exe- 
cutar , que los 11 imaron al Acuerdo , i 
haciendo fuerza, en que no fe debia ha- 
cer , no bavicndo información, porque 
feria dcandalicar el Reino , procedien- 
doíc de hecho : fe dcxó de hacer , i dcf- 
pidicron la Gente , diciendo los Capi- 
tanes, qu<- no labían para lo que havian 
fído apci cébidos ; aunque Don Pedro 
Luis de Cabrera , i Luis Davalos, i los 
otros no dcxaron de fofpechar , que el 
movimiento fue contra ellos. La mif- 
ma Noche que ello paso , ciertos Sol- 
dados de la Guarda, dixeron,^*/' havinn 
cido tiros de yírtilleria en el Puerto dtl 
Callao i i como le hiivia tenido avifo,qu« 



Indi AS Occidentales. t5:T 

Frarci.co Hcrrandtz tn b.aba Gfrte A 
Arequipa , para con ¡.Igur.cs Navios cm- 
biar Soldados á la Ciudad de los Rc.es, 
fe teco al Artra,i acudieron á la Pln^a 
los Oidores , i la Gente de Guerra , i cm- 
biaron al Callao , i vino que no havia 
Navio ninguno, fe fue cada vno áfu cafi. 
Y como en lo que toca al Arma, que 
fe ha dicho , que fe tocó en la Ciudad 
de los Reics, n.i fe cuenta con puntua- 
lidad, por quien lo efcrive , tampoco la 
huvo en decir, que pidió el Argobifpo, Balt:r 
que el Audiencia le diefe comiílon para °', ^<^ 
tratar de medios con Francifco Hernán- ^ '' 
dez , i que Bakafar de Loaifa efcriviefe á j^^ ' 
los Oidores contra la prctenfion del Argo- | e . 
bifpo , porque el Ar^obifpo no pretendió r».voc. i 
tai> iel Clérigo Baltafarde Loaifa,h3V¡ n- comiíi j 
do entendido la Provillon , que fe havia "'' '^'^ | 
hecho en el Arcobifpo ^ i el Licenciado , ^'"^ '' I 

en I ^ , , los KtS i 

bannllan, par.i proveer en las colas ele la 
Guerra, dio en el Audiencia vna Petición, £. ^.^ 
en la qual alegaba muchas racores, por las b^pn i*. j 
quales convenia , que el Arcobifpo fue- de.ewn 
fe revocado, porque era mui colérico , i ca, i>f- 
poco capaz para t.il cargo j i nunquelrs 
Oidores mollraron , que les parccia bien 
fu celo, juzganiJo aquel Clérigo poref- 
candalofo , fueron de parecer , que fe 
échale de la Tierra , i dieron avifo de 
ello al Arcobifpo , el qual le prendió, 
dcftcrró , i embarco. 

Dicen afimifroo algunos , que Frai 
Diego de H> riera , CuÜodio de San 
Francifco , ^uc á tratar e^c medios de 
parte del Audiencia con Francifco Her- 
nández , i que el Arcobifpo pidió al 
Audiencia , que le diefe comifion pai-a 
proveer los Repartimientos que vaca- 
(cn , i que el Licenciado Altamirano lo 
queria , i los demás lo negaron. El Au- EIAuf^- 
diencia nunca pensó en tratar de medios ^'•' ""'* 
con hombre que iba tan defvergonga- P^"^** ' 
do , haliandofe ia con mil hombres de ' - ;- 
Guerra para caítigarlc j i queriendo el prancii 
Cuftodio ir á Guamanga , para en los Hcrna:- 
Sermones , i Conkfioncs , i por otras dez. 
vias fecretas, defenganar á muchos , i 
apartarlos de la Rebelión, fe le dio li- 
cercia que fuefc á ello , como Rcl'gio- 
fo de quien fe tenia corfiar^a. Ni el 
Ar^obitpo pidió la ccmiílcn, que le di- 
ce , ni qusrdo la pidiera , el I ¡ccrcia- 
do Alt?miraro re viniera en ella, 
porque era mui hmit:i- 
do. 



ca. 
tierra i 
B..!taí 
(iei.oa) 



# 
* # 



* 
# * 



# # 

# # 
* 



CJP. 



S53 



Decada VIII. 

C AT. III. De ¿o que ^cr cau- 
fU de efia Rebelión fajaba en Are- 
quij>a , i que en Cajl'tUa fe hifo 
Armada de Galeras de Averias 
contra Cofarios , i con que Orde- 
nanzas , i quien fue Cogitan 
General. 



aCíwJad 
It Arequ! 

ie en el 

' liel Reí- 




►3> Avia el Audiencia preve- 
nido mui bien á la Ciu- 
dad de Arequipa , por- 
que para mantenerla en 
fee , cmbió con diligen- 
cia á Pedro de Cianea 
con vna Provifion Real , exortando al 
Regimiento , i Vecinos á fer leales ; i 
aunque halló , que muchos fe moftra- 
ban de la opinión del Tirano, diciendo, 
que por el bien de todos havia tomado 
las Armas , a lo qual les animaban vn 
Clérigo , i vn Fraile de Santo Domin- 
go , que de parte de Francifco Hernán- 
dez havian llegado : afirmando Pedro de 
Cianea , que los Oidores tenian Exeici- 
to poderolo , i que Francifco Hernán- 
dez feria fácilmente deshecho, por no te- 
ner fuergas iguales á las del Rei : los 
que inclinaban al Tirano, temieron, i 
los Fieles fe confirmaron en fu opi- 
nión , i cargaron en vn Navio la Plata 
del Rei , que alli ellaba , i mucha de 
Particulares , i la embiaron á los Re- 
lés , i nombraron , para defenderle, por 
Maefe de Campo á Miguel Cornejo , i 
por Capitán á Francifco de Grado , i á 
Marcos de Retamofo por Alférez del 
Ellandarte Real ; i eítando los Leales 
con elte contento, á trece de Diciem- 
bre fe juntaron en el Regimiento , i 
deshicieron lo hecho , porque enten- 
dieron que iba Tomás Vázquez contra 
ellos i i aunque dixo vno de ellos , que 
le parecía que fe dcfendiefen , haciendo 
poco cafo de ello , i e (limando en po- 
co fer verdaderos fieles de fu Rei , hi- 
cieron Auto , i le firmaron el Corregi- 
dor Gerónimo de Villegas, Martin Ló- 
pez, Alcalde Ordinario, i Francilco de 
Grado , Regidor , i los Oficiales Rea- 
ifeqii'pi les : i por Auto eligieron á Francifco 
■g? por Hernández por Procurador General , i 

1 «roen- j^ firmaron el mifmo Corregidor, Mar- 
idor Ge- _ . t._ . 



tin López , Francifco de Grado , el 
raneífco Licenciado Carvajal , Juan Navarro, 
I riwu - Ju-m de San Juan , Pedro Pi garro , Fran- 
u. cifco de Madueño , Hernando de Ribe- 



LlBRO IX. M ^7 

ra , Marcos de Retamofo , el Bachi- 
ller Rodriguez, Miguel Cornejo, Htr- 
nan Bu:."no , Nicoias de Almagan , el 
Licenciado Efcobedo , el L'ccnciado 
Alvarez de Toledo, el Licenciado Cue- 
Uar , Hernando Alvarez de Carmona, 
Pedro Biafco , Alonfo de Luquc , Die- 
go Hernández de la Cue\a , Chrillo- 
val déla Tobilla, Pedro Godincz, Mar- 
tin López de Lczcano , Jwan de la Tor- 
re , i muchos de ellos firmaron contra 
fu Voluntad , haciendo ciertas protella- 
ciones , i Pedro de Enci'o fue mas re- 
catado , que firmo por telligo , como 
pareció en el Auto origina). 

Dcl'pues de ello llegó Tomás Vaz- EnArequ 
qucz á Arequipa, á quien fe dixo , que pa reu'lc 
havia embiado Francilco Hernández , i de mirvo 
prefentando los Poderes, que llevaba lu- pt-""" e.eiie 
ios , fe hico reccbir , haciendo el jura- "'.^ ^^-^a 
mentó , i lolemnidad que le pidieron, i *■' '^^"^'* 
i ie admitieron de la mifma manera que 
en el Cuzco , i firmaion el Auto el 
Corregidor Gerónimo de Villegas, Mar- 
tin Pérez de Lezcano , Juan de la Tor- 
re , Diego Bravo , el Bachiller Ro- 
driguez , Pedro B.hifco , Pedro Bueno, 
i Chnlloval de la Tobüla : i luego fe 
huieron algunos de los que primero fir- 
maron , arrepentidos de lo hicho. To- 
más Vazqu'Z luego recogió Armas, Mu- 
niciones , Cavalgaduras , i todo lo de- 
más que le pareció , que era n'íeneílrr, 
para guarnecer el Campo de Francif- 
co Hermnuez : i nombró por Capi- 
tán á Mai tin de Lezcano , i le tmbió 
con qu-arenta Soldadi^s bien armados a 
tomar el Puerto de Quiíca , i a Ñuño 
de Mendiola , i tomó vna FragLita , i 
prendió al Veedor Garcia de Salcedo, 
i en ello fe quif) hacer á !a vela vn Na- 
vio que eftaba furto ; i porque no fe 
fuefe moltraron de quertr ahorcar á 
vn Marinero Portugués, llamado Ribe- 
ros , el qual ofreció de tomarle , i para 
ello le dieron vna Balfa con dos Solda- 
dos Arcabuceros, i llegando cerca, ía- 
lieron los Marineros en la Barca , i que- 
dó en el Navio vn Marinero llamado 
Armenta , que no folo defendió el Na- £] Marí-» 
vio , pero mató a los dos Soldados de ñero Ar- 
Francifco Hernández , i con las Cabe- menta de- 
^as fe fue á la Ciudad de los Reies , i no fituJe vu 
lo hico Riberos , como hai quien lo di- , ^'^, ■ * 
ce : 1 porque no es de mi oficio corre- ¿n%¿eftí 
gir á nadie , fino referir lo que hallo mas jücoHíC 
verdadero , he dexado muchos Apunta- uandcx^ 
mientos , que pudiera haver hecho , i 
dexaré otros en ellos efcritos , por efcu- 
far confufion en ellos, • 

Buel- 



Tomas 
Vázquez 
¡rjica a 
IMjrtiii 
de Lezca- 
lio, i ahor 
ca .íAlófo 
de Wicr. 



OchoGa 
leras , i 
vna Fra- 
gata te ;ir 
má a coi 
ta de Aví 
rias. 

Suíldo 
de los Ofi 
ciaics de 
Jas odio 
Galeras 
de Ave- 
lias. 



Las pre- 
iís de hs 
Gil;rasa 
<5iiicii las 
jiiclRei. 



198 Historia DE LAS 

Bucito Martin de Lczcar.o ala Ciu- 
dad de Arequipa , acordó d'e matar á 
Tcmñs Vaxqucz , con celo de Icrvir al 
Rci i pero Tomás Vnzquez -, que era 
hombre dcipicrro , en alcancj-ando á te- 
ner de ello algunos indicios , íiii dilación 
liiíjo matará Martin de Lezcanó, i ahor- 
có á Alonfo de ¡Vlier , que peco havia 
llegó de Cnllilla , por Pagc de Lope Mar- 
tin : porque h.iviendo tomado Armas^ 
Cavallo, i Socorro, para fcrvir a Fran- 
cifco Hcrnande7> , trataba de huii"fe á fer- 
vir al Rci : i eílafido Tomas Vazquc?; 
apercebido de lo que havia de llevar, le 
encamino á Guam.snga, adonde tenia or- 
den de e(perar a Francifco Hernández , i 
aqui fe quedarán las cotas del Peri^i, por 
tratar de otras, qae no fe pueden dete- 
ner mas. 

Era tan grande el numero de Cofnrios, 
que andaba en elre tiempo por eílos Ma- 
res de Caililla , que a ninguna parte de 
li Coda del Andalucía podia acudiricgu- 
ro ningún Navio , no Iblamente de las 
Judias, ni de Ufi IsUis ; pero de ninguna 
c.tra parce de LeviUiC, ni de Poniente, 
ni de otras : por lo qunl , para mejor ale- 
gijrarlos contrü losCofarios , Turcos, i 
Moroj , Fr;mc€Íf:s , Ingleles , i Eicocelcs, 
mando el Rci , que íe armafen á colla de 
Averias de Sevilla , oclio Galeras, i vna 
FragíUa, qt-fc anduvielen defdc Malaga al 
Cab<'» de San Vicente , i por Capitán Ge- 
neral de ellas, no>mbro á Don Alvaro de 
B icán , i que hu\nerc Teniente , Provee- 
dor, Contador , i Pagador de ellas , i los 
demás Oricislcs , que eran convenientes 
para lu buen govierno: mandóle dar de 
lucido al Capitán General cinco mil du- 
cados cada Añoj i quede todas las prefas, 
i cavalgudas que li hicieren con ellas Ga- 
leras cu Mar , i Tierra ^ el quinto , que 
pertenece aJ Rci , fe diei'e al Capitán 
General , del qual le hacia merced, i de 
lo demás», que también podia pertenecer 
ai Rci de las preías , también les hacia 
merced á losCapitanes de las Galeras, Sol- 
dados, i Gente de Guerra , para que entre 
todos fe rcpu-£icfe conforme á Derecho, 
i Leies de ellos Reinos, cou lo demás que 
les podia pertenecer : i en quanto a las 
prefas q-.iefe rccobrafen de los Enemigos^ 
le guardafen »as Leies de ellos Reinos, 
con tanto , que el OiO , Plata , i Joias , que 
qualefquicr Cofarios huvicfcn tomado á 
Navios, que viniefen de las Indias , fue- 
fe para fus dueños , i fe les bolviefe. 
Qiic los Efclavos que fe tomafcn, hu- 
viefea de dar los que fuefen vtilcs pa- 
fa el remó j de dic.x i fute aáos arriba, 



Indias O c e 1 d f n t a l e s. 

por piccio de treinta ducados cada vno. 
Que el Capitán General de las Galeras 
de Efpaúa , no tuvicfe ninguna juiildi- 
cion fobic ellas Galeras, en ningún cafo; 
falvo, qiie quando i'c huvicfcn de juntar 
pira algún ctc¿co, Don Alvaro de Bazán 
obedccicfe al General de las Galeras de 
Efpaña , durante el tiempo que elluvie- 
fen juntos : i que quando le ofrccicfe pe- 
lear , ó otro calo , el General lo em- 
biafe á decir, i óidenar derechamente 
á Don Alvaro de Br.zan , para que lo 
puílcle en efe cío , lin mandarlo á otro 
ningún Capitán , ni Oficial particular. 
Que luego proccdicfe contra les Cofa- 
rios , i tómale , conílando que lo eran, 
i los caftigafc conforme a. julticia j exe- 
cutandola luego en la Mar con todo vi- 
gor : i que todos los Arráeces, Moros, 
i Turcos ) que fe tomafen , fe cmbiafen 
á la Corte á buen recado , para que el 
Rei mándale lo que fe huviele de hacer: 
i que los Moros , i Turcos que fucfea 
de refcate de mil i quinientos ducados 
arriba , fe refcrvalen para los gallos d» 
las Galeras. 

C-^'P. ////. $j(é continua tas 

Ordenanzas que fe dieron ^ara las 

ocho Galeras ^ i vna Fragata , que 

fe armaron en Sevilla á cofia dé 

Averiasi 



F! r= 

r.i! de 
Galera: 
de Hi' 
ña, no I 
t-a jur 
cic'cn ( 
b r c 
C.'.Urn 
de Av 
rias. 

Ordei 
para 
(lOviej 
¿e I.1S ( 
leras 
Averiü 



"^íiP^l^i^ Ü E li aiguh TEfclavo ie 

^-,VihÍ\'')^ tuviefe culpa , i entre* 
^^^:^4Íi^ tanto le pufiefcn á la Ca- 
^^Mu^¡^^ dena. Qiie cada femana 
el Capitán General , 6 
fu Teniente , vifitaíe las Galeras ^ para 
ver como era tratada la Chufma , i li 
les faltaba ropa , i fi los dolientes te- 
nían buen recado. Qiie huviele Botica, 
i en cada Galera vn Baibero ^ que cu- 
rafe los enfermos , i vn Medico, con 
tres , ó quatro Cirujanos de relpeto en 
las dichas Galeras. Qiie le tuviefe cui- 
dado , en que fe confefafe la Chufma en 
la Quarcfma , i fe les predicafe , i di- 
xcfe Mila : i que fe hiciefc limofi-.a al 
Monailerio , que cmbiafe Religiolbs, 
que anduviefen en las Galcrasi Qi.ie la 
Gente de Cabo , no fe firviefc de la 
ropa de la Chufma. Que el Capitán Ge- 
neral tuvicfe cuidad© en hacer enju- 
gar las Velas , i Xarcia de las Gale- 
ras : i que los Bucos clhivielcn bien 
CüDfcvvados 5 liaciendüios dar cnríiw, 

i iüS 



Orden 
p.ira 1.1 
Galera: 
d e A\i 
rías. 



Lasca- 
ras •; 
Avfíií 
cerno ' 
h 2 n .e 
govcni* 



j -2 Decada VIII. 

i los adobos que fuclcn mencíkr , aCi 
de la cinta ai riba, coniO ce la cinta ab»- 
xo. Que fiempie hicicle cortar made- 
ra , i tenerla en los Alniagacents adunde 
inverrafe. Que á nadie que lirvitíc en 
«'* '** las Gdleías ,le dielc licencia en Verano, 
^*^" fino fueie pcrlbna particular , i de car- 
"l*^^ * go , i por poco tiempo. Que el Capi- 
tán Geneial luviele cuid.iüo de avilar al 
Proveedor de las Vituulras , que fe hu- 
vicfen de comprar en c.da paite , citan- 
do bien informado de los precios que 
valieren , i en la Ciudad que le huvie- 
fen de comprar. Que las Raciones fe 
repartiefen kgun vlanca de Galeras j i 
no fe diefe Ración á quien no fuete á 
comer á ellas , para llevar fueía, ni en 
otra manera , eftardo aulente. Que quan- 
do fe acortufe la Ración , por falta de 
Vitualla, no le rehaga la falta delpuesj 
i que quando fe huvicfe de dar a gun 
Pan á la Chufma , por hitvtr trabajado, 
fe les diefe p'^r cuenta , repartiendo á 
crida Galera lo que parcciefe al Capitán 
General -, i que li alguna vez , por ha- 
ver hecho gran fuerí^-a , ó por haver 
pafido frió, fe les huvicfe de dar Vino, 
le hiciefe por cuenta , i mcon. Que en 
cada Galera huvicfe vn Patrón , que tu- 
viefe la Vitualla , i diefe cuenta para lo 
que faltafc , i fi fobrafe , fueie para la 
Averia , i que por lo menos fe tomafen 
las cuentas á los Patrones , de quatro en 
quatro mefes. 

Qiic cada fcmana fe tomafe cuenti 
del gallo ordinario de las GaiCras , jun- 
tandofe á efto con el dicho Capitán Ge- 
neral el Cont.idor, i el quetuviefe elLi- 
' bro por el Cap'tan General ,el qual fe- 

ñalafe , i fírmale las cuentas ; i que el 
Contador tomafe ragon del g..fto de ca- 
da fcmana, para fenecer la cuenta cada 
mes. Qiie en fin de cada mes fe fenccie- 
fe la cuenta con el Proveedor, de quan- 
to huvicfe comprado , comprobando lo 
que los Patrones huviefen lectbido. Que 
ningún Panadero , ni defpenfeio fuLle 
moco, ni criaco de ningún Capitán de 
Galera, ni de buena boy;i,n i- o Poicados, 
i Efdavos , falvo fino huvicle algunos, 
que por fer de mucha confi.inca ,Te die- 
fe licencia para ella el Capitán General. 
Qiie quando fe huviefc de hacer com- 
pra de Provifiones en cantidad, fe hnga 
delante del Capitán Genei-al , ó de la 
pcrfona que para ello nombrare , i con 
intervención del Contador. Que cada 
mes 'e tomafe muertra á la Gente de las 
Galeías , afi á la de Cabo , como á la 
Chufma. Que el Contador tuviefc Libros 



Libro IX. ^99 

pila tener cuenta, í ra^on con las pa- 
gas, i Ibcorros que fe hiciefen á la Gen- 
te de Cabo, i Chufma, i de las Velas , i 
Xarcia , Herramientas , i otros Apare- 
jos; i que el Capitán General pufieic vn 
Oficial, que tuviefe Libros, i cuentas de 
todas las cofas fobrcdichas , como fe hace 
en las Galeías deEfpaña. Qiic Lis pagas 
fe hiciefen por nominas , i libr^íngas del 
Capitán General , hechas por el Con- 
tador , citando tilcntadas , i tomada la 
ra§on en fus L:bios, i no de otra ma- 
nera. 

Que huviefe vna Arca de tres llaves, 
adonde cíluviefe el d ñero , i aiiduvieie 
cu la Galera f^apitana; i que tuvitfe vna 
llave el Capitán General , otia el C( n- 
tador, i la tercera el Pagador, i que en 
ella hjviefe vn Libro , auonde fe pufi. íe 
lo qje fe dicfe á cida vno , i fe hci.fe 
cargo de ello á la perlbna que lo rec.be- 
fe, i que fe págale por Libranzas , fir- 
madas del Capií-an General , tomada \z 
ra^on por el Contador. Quequahdo al- 
gunos Efclavos no pudielen Icivir por 
viejos ,o enfermos, fcf vcndiefen, i reíca- 
rafen, i con el precio de ellos fecompra- 
fen otros , con intervención del Conta- 
dor, i en el entretanto fe pufiefe el dine- 
ro que de ello pioceditfe en vn Arca de 
tres llaves. Que el tiempo que las Gale- 
ras navegcfen , llévale cada vna ochenta 
i dos hombres de Cabo, á los quales fe 
págale el futido ordinario que fe pagaba 
en las Galeras de Efpaña j i que convi- 
niendo acrecentar el numero de la Gen- 
te , lo pudicfe hacer el C.ipitan General. 
Que huviefe dos Compradores en las 
Galeras Quefiendo mencltcr algunas Ef> 
p'as,para laber loque hazen loi Enemi- 
gos, el Capitán General pudiefe gallar en 
ello lo que le parecielc convenir de' di- 
nei-o que huviefe en las Galeras j i afi- 
milmo en el defpacho de los Coueos , i 
Menfageros, que fuefen necefarios. 

CyíT. V. Tte lo que fe erdenb 

en ejie Año acerca de los Jueláos 

de Navios de ^Itoborde , / Gente 

Mareante , i otras cofas tO' 

cantes al Armada. 

I EN DO el Reí informado," 
que á caufa de lo que fe ha- 
vian encarecido los Bafli- 
mentos , i Xarcias , i ge- 
neralmente todas las mías 
cofas , afi en ellos Reinos j como fuera 

de 



Arfa áé 
tree lU- 
vrs lars 
el di' cr* 
H" Ave* 
rías. 



Quantt: 
GfDtt lie 
Cabo de- 
he llevar 
cada Ga- 
lera. 




WOO íí 1 S T o RT A DE LAS 

3e ellos, no fe podían miinener,ni en- 
tretener con el iucldo, i manten miento, 
q«e por Ordenanzas, i Vlbs antiguos de 
cdos Reinos , ¡e huvia dado á los Maef- 
trcs , i dueños de los Navios ; ni halla- 
ban gente con que fervir^ de que fe les 
recrclcia rauch;i tofta , havicndofe plati- 
cado ibhre ello crt el Conlejo de Guer- 
ra, el Rei mandó, que las Naos, i otros 
Navios-i, que fe tomafcn para lü férvido 
dcfdí ocho de Jtilio de eltc Año, afi de 
Naturales, como de Ellrangcros ,fG les 
pagafe el fueldo, i mantenimiento en la 
. . manera figucnte> Qiie como primero i'e 
a las '^^'^^'^ ciento i diex maravedis,porel fuel- 
Naos etn Jo de cada tonelada de Navio con fu Xar- 
barijadaí cia , Armas, i Aparejos, para adelante 
tfwr.o fe le crecicfcn fefenca maravedís mas. Que 
han de j;omo fe daban ffifcientós maravedís de 
í>-8ar- P.ieido al mes á cada Marinero ,fc lecrc- 
cicLn docientosraas. Qiic fobre los qua- 
"trocientos maravedís , que fe daban cada 
mes á Cada Grumete , fe le creciefen 
ciento i trciata i tres , de manera i, que 
tu^icfc quinientos i treinta i tres mara- 
vedís. Q¡_ie como fe daban docicntosma- 
ravcdis á cada Pag: al mes , fe diefen do- 
cicnt 3s i fefcnta i ibis. Al Maeftre , ó Ca- 
pitán de la Nao, fe daban dos mil i qui- 
nientos maravedis de ventaja al mes , de- 
más de fu p'igi de Marinero , porque fu 
perfona entra en el numero de los Mnri-^ 
ñeros : en ello no fe hi^o novedad , ni en 
la paga del Piloto , ni en los cinco mil 
maravedís que fe daban cada mes para 
ventajas á los Oficiales Ordinarios de las 
■Naos, demás de fus pagis ordinarias j i 
que fin acrecentar mas le diefen los qua- 
trocientos mar.ívedis al mes para Seboj 
i Manguer.is i i que en lo que tocaba al 
mantenimiento de la Gente , fe ordenó, 
que en lugar de los once niaravedis, que 
para cada MariniTo j Grumete , i Page 
fe d;il)an al dia , le creciefen feis mara- 
vedís mas 5 de manera , que en todo fucfc 
tnedío real. 

Qije el numero de la Gente Marcan- 
te fucfc para adelante , como por lo pafa- 
áó , que es a nrnn de veinte pcrióriaS 
por cada cien Toneladas^ las dos tercias 
partes Marineros , la otra tercia parte 
Grumetes,! Pagis-, i de ella terciii p ir- 
te han de fer Im dos píirtts de Grumetes, 
i la vna de Pagos :i porque podía acac- 
fer , qite cílando en algún Puerto vna 

Embar- Nao cirí; ida de Mercaderías, que huvie- 
posde.-. ,, -^ ^ .' .1 ,,. 

N v'os. •'•"^''^1"° Jc"*^'-! F'^tc^para delcargar allí, 

como f« conviniefc cmbarg.ula para el fcivicio 

h.in d e (lí-'l Reí , en tal cafo fe declaro , que 

ciiteucíer. Jr.íU que la .tüclvi Nao huviele dcfcar- 



ÍKDIAS ÓcciéÍNTALES' I 

gado , no le corriefe el futido , pues aun* 
que no fe cmbargafe, citaba obligada de 
hacer ladcfcirga, para g«nar fu Flete: i 
fi fe embargiíc alguna Nao, que huvicfe 
traído carga para algún Puerto cercano 
á aquel , adonde fue embargada , i el 
Provcedoi" Real le dicfe licencia, para que 
fuefe á defcargar al Puerto , dcbaxo del 
dicho embargo, tampoco havia de ganar 
fueldo, halla el dia que huviefc dclcarga- 
do, i clluviefe libre , i fe adcre^-alc para 
partir , ó hacer lo que el Proveedor or- 
dénate : pero que la Nao , que eftando 
fletada, i cargada para partir, fuerecm- 
bargada, i la mandaren delcaigar ,ganaT 
fe fueldo entero ,fegun la Gente que tu-r 
viefc por rn^on de ella , i de fu mantenía 
miento, i del cafco del Navio, al rcfpc-» 
to de lo que arriba va dicho , defde el, 
dia que aii fe embárgale , i la niandafetf 
defcargar. ; 

Y que íi por cafo fe embargafe algún 
Navio, que efluviefe fletado en el Pucr-; 
to, adonde le hi^o el tal embargo, ó en 
otro alguno,! huvicfe ido á aquel á to" 
mar carga, ó de pafage, por tormenta, 6, 
por otra caula i, fe ordenó, que en higar 
del tercio del foeldo,qiie folia ganar haf- 
ta que partía á tomar carga, ó la comen-, 
^aba á tomar jganafe medio fueldo , al 
rcfpcto de lo que arriba va dicho , i que 
ella ventaja , i ciTCÍmiento le hacia por 
equivalencia del dííio quelc le podia i'c- 
guirdcl embargo, con tanto, que conua- 
íe,que el flctamento era cierto ^ i veida- 
dcro , i que no fe havia hecho fingida- 
mente , con recelo del tal embargo ; i que 
en lo que tocaba á les Níivios , que fe 
cmbargafen, no cllando cargados, nj ílf- 
tados, fe guárdale la orden que fe f-nía, 
que es , f¡ue gana fe tercio de fvxldo <, hafta 
que partiefe drl Puerto , adonde fut embar- 
gado , ft no huviefe di reíebir ¡a catga ct 
medio fueldo , / defde allí adelar,te , que ef- 
tuviefe cargada ■a fiíeldo entere ; i que fe 
viefe , fi al tiempo que fe embargaba "vuct 
Nao, ejhba para peder fervir , por tener 
falta de cofas neccfarias , que fu ellas no 
f lidie fe nai-egar , ó per hacer agua , i qf.e 
'mientras /» tal falta twvicfe , no puxlicfe ga- 
nar fueldo ; i que en las otras cofas tocan- 
tís al embargar hs Navios , arquearlvSi 
rifitarlos , ; lomarles fus niutflras , i Alar- 
des , / hacer que fuefin bien eflancos , en- 
y.arciados , armados , i aSituallados , i 
lo demás tocante a efto , i á fu huencí 
i ftgura nwvvracicn , fe ordeno , que ft 
guardafe , cumpliefe , / obfcrvafc la crde^ 
que kifla entonces íe havia tenido por ¡os 
Proveedores , i oíros Minifros Rci-/irf 

á 



)5 



SS4 



Decada VIII 

¿ au.'CH fe havta vfado cometer , i como 
cowjema al fervkio Real, i que conforme á 
eflg , fue/en pagados los Navios , que fiwie- 
JcH al Reí : i cita orden fe d;ó en Valla- 
dolid , á cinco de Noviembre , de cil:c 
Año , i íc hice aqui memoria de clh, 
porque ellos embargos firvicroii , por la 
rniíior parte , para la Navegación de las 
Indias. 



C AT. V I. T>e las Leies , i 
Ordenes , que el Rei dtb , median- 
te Confulta del Supremo Confijo 
de las Indias , para los Reinos, 
i Provincias de 
ellas^ 



Huí «ir f^^^ 




\,iimtrts i^^k^m 


^^^mMí 


• iltnt > !^P%L^ 


Kt^^^^l 


iJimall)' [I^^V^ 


^^^^^ 


\ieU¡ei y|^^^ 


li^^li 


IC. F^^^ 


i^m 



hsVifr 
1 dores 

■ ■ Indio» 
! ) vfea 

■ Comi- 
¡rios. 

Líceii 
idoEr 

'.Navai- 
sící te- 
da por 
atiinl 
I ¡as \n- 



Aunque , como íiem- 
pre,el Rei embiaba 
á decir al Confcjo, 
que en las Indias va- 
han mas las buenas 
collumbres , que las 
buenas Leies , toda- 
vía , porque los Indios fuefen mas bien 
tratados , le ordeno , efte Año , que los 
Vifitadores , que fe embiafen a remediar 
fus agravios , fuefm a fus Pueblos, por 
fus Pe? finas , i no embiafen Comifarios , i 
que no fe confintiefe , que los Indios íribu- 
tafcn Cafa , / que en las tufas , que fe bi- 
ciejeu , tuviefen cuidado , que no ¡a huvie- 
fe, ni otros regalos. El Licenciado Erro, 
Clérigo, Natui'al del Reino de Navar- 
ra , fue prefentado, para vna Canongia 
de la Iglcíia Catedral del Cuzco , i no 
le haviendo querido el Obifpo, Dean, 
i Canónigos de ella, darla porefion,por 
no fer Natural de ellos Reinos, el Rei 
miando, que no embargante , que no fuefe 
Niiturtd , le diefen la pofefion de la dicha 
CanoHgia , ; le hicicfm CoUcion de ella, 
cinforme a h frcfentadon , que fe le havi» 
dado : i para confeguir del Confejo ella 
orden , prefento vna Cédula Real, dada 
en Valladoüd, á veinte i ocho de Abril, 
de eíle Año , por la qual manda , que 
fe buelvan las Bulas , de vn Beneficio fim- 
fle , de la Igkfta Parroquial de San Mi- 
guel , de Falladolid , á Juan Ruiz de An- 
fo , Clérigo, que fe le bavian entretenido , por 
m fer Natural de eflos Reinos , no obfiente 
la contradicion hecha por el Licenciado 
2'batguen , Fifc.il del Rei : i manda , que 
para el dicho beneficio ,fea tenido por Na- 
tural. 

No cr» i^CQor el cui^-lado del Rei, 



Libro IX. 201 

en que fe fundafen , é hicicfen Hoipita- 
Ics , en todas las partes de las Indias : i 
para ello, fe cmbio , cíle Año, vna or- 
den general, que decía, que en las fun- 
dadoras nuevas de Pueblos , fe feiíaiafe 
luego fttio , i lugar, para la Cafa Real de 
Confejo , i Cabildo , i Aduana , i Atara- 
zana , junio al tnifmo templo , ; 1 unto-, 
de manera , que en tiempo de necefdady 
fe pudiej'en favotecer las vnas , a otras : el 
Hofpital , para Pobres , i Enfermos , de 
enfermedades , que no fuefen coKtagioJas , i 
fe ptifiefe junto al Templo , / por Ciauflro 
de bl : para l«s Enfermos , de enfermeda- 
des contagiofas , fe pufiefe el Hojpital en 
parte , que ningún vierno deiiofo , pafand» 
por ¿I , fuefe it herir en la demás Pobla- 
íion , i que fx fe edificafe en lugar levanta- 
do , feria mejor : i en elle nnfmo tiem- 
po , mando el Rei , que en la Ciudad 
de México , fe fabncafe vn Holp tal, 
adonde fuefen curados los Indios pobres, 
quealli ocurrían : i por el fervicio,que 
en ello á D-os fe hacia , mandó al Vi- 
forrei Don Luis de Velafco , que pues 
ella orden fe daba por recuerdo , i ad- 
vertencia fuia , fe hiciefe el Hofpital en 
la parte , que le pareciefe mas conve- 
niente , i que en la obra de él , fe gaf- 
tafen dos mil pelos de Oro , de penas de 
Cámara , i no las haviendo , fe pagaferj 
de la Real Hacienda , i quatrocientos, 
cada Año , para la fullentacion del Hof- 
pital , entretanto que fe proveía lo de- 
más , que fucíe meneíler. 

CJT. VIL G^te de la Cittdad 
de los Retes fale el Capitán Lope 
Martin á tomar lengua del Ene- 
migo ; /' que Francifio Her- 
nández determina de ir . con fu 
Exercito , la bnelta de la 
Ciudad de los 
Reies. 



Bol VIENDO a. las cofas 
de la Guerra del Peiú, 
teniéndole iá en la Ciu- 
dad de los Reies avifo, 
que Fiancifco Hernán- 
dez havia falido del 
Cuzco , i fiendo llegada la Gente de 
Tiuxillo , que era quarenta i tres Ca- 
ballos , i ciento i tres Infantes , i 
ciento i quarenta de Gunnuco , i 
ochenta de los CJhiachapoyas , i los 
C(i qua- 



Hofp'ta- 
les.íe ha- 
gan ca 
latlndias. 



Hofprtaí 
Real ,ea 
México, 
miüda el 
Rei , 4 íe 
haga. 




101 HíSTORlA DE LAS I 

KumMo qu.ireiua huidusde Aiequipa, i los cui- 
de Gewcc cuenta de Don Pedro Luis de Cabrera, 
dv, dueña propiilb el Muele de Campo Pablo de 
q avia cu isiciielcs , que cunvenia tener lengua del 
Lnemigo , porque fe cllaba mal , lin labcr 
lus palos : i haviendolc comunicado con 
ios que le juntaban á tratar de las colas de 
I dM la Guerra, le acordó, que tucfe a ello, la 
lili (ale á buclta de Guamanga , el Capitán Lope 
recona- Martin , que era Soldado cxperimenta- 
cef, i tras do, i havia férvido bien, contra Gon§a- 
éíLiiisde Jo Pigarro : i haviendofalido , contrein- 
Tapia. J.J Arcabuceros , pareciendo , que lleva- 
ba poca Gence , le ordenó , que el Ca- 
pitán Luis de Tapia le figuiefe , con otros 
veinte, i que Ruibarba Cabeca de Vaca, 
tuefe, con vna buena Tropa , al Valle de 
Yca , para entender lo que pafaba por 
aquella parte : i pareciendo, que fcgun 
los aviiüs , que fe tenian de Francifco Her- 
nández, convenia facar luego el Exerci- 
. *•"> en Campaña , afi por clcufar alguna 
•oiÁmcum l'^'^'ciíJi'' eii l^i Ciudad, como fe podía te- 
(tiimni "^c •) citando tantos Soldados ociofos en 
Áfnismi- ella, aunque ai quien dice, quefalióel Li- 
litibus ti- cenciado Hernando de Sancillán , con la 
*"'' ' "'"1'" Gente, que citaba liíbida, al Valle de Pa- 
7", /', chacamá, quatro leguas délos Reies , i 
¡os'sdprí 4"^ poco defpues falló el Argobifpo, con 
ImmtdH- líi Gente , que quedaba, i que cltuvic- 
ttt,»ut»b ron pocos Dias en efte Valle, i fe bol- 
ina <»mo- vieron , á vna legua de la Ciudad. El 
vehit. Se. Licenciado SantiUan afirmó, que fue con 
391. An. jos^o tpes Compañías , para que tauto 
mas prefto fe apercibiefe la demás Gente, 
para lalir,no haviendo, hafta aquel pun- 
ta, refolucion del lugar , adonde fe ha- 
ElExerd yja deponer el Excrcito : pero que luego 
to M ^ fe rcfolviü, que el Campo cHuviefe junto 
to á U ^ l'i Ciudad, poique apartandofe , no fe 
Ciudad, diefc ocafional Enemigo, a que por otro 
camino fe éntrale en ella, i que falido el 
Excrcito , el Argobifpo le alojó junto á 
vna Eltancia de los Frailes de Santo Do- 
mingo , media legua de la Ciudad , adon- 
de el Licenciado Santiilán fe juntó con él. 
Francifco Hernández, dcfcontcnto de 
que loj Vecinos del Cuzco no le acudian, 
como quifiera, i que muchos fe havian 
huido , difcurricndo con fus Aniigns, en 
la forma que fe havia de tener, para cnca- 
Fr'eifco '^'"^'" ^'^" ^'^ emprefa , defpues de mu- 
Heiiun '^'''"^ pareceres, fcrefolvió de ir ala Ciu- 
dez fe de «Jad de los Reies , porque íi aconteciefe 
termina ganarla , feria Señor de la Mar , i facil- 
deir á los mente desharía la fuerza de los Oidores, 
Rcieí. j acrecentarla la luía ; porque en tal cafo, 
tenia llano el acudirle la Provincia délos 
Charcas, afi por fer cofa ordinaria favore- 
cerá ios vidoriofoí,coino porparcccrlc, 



NDiAS Occidentales. 15-5 

que el Manfcal Alvarado no fe poJria 
confervar, porque tenia muchos enemi- 
gos , por las Juíticias , que havia hecho. 
Con efta relolucion , fe publicó la par- 
tida , ccn voz , que le iba á luplicar de 
las Provifioncs dadas , prohibiendo cl 
fervicio Perfonal, i retafas, i de las de- 
más cofas , de que los Vecinos fe agravia- 
ban , i que pretendía embarcar , para Caf- 
tilla,al Ar^obilpo , i Oidores, como Mi- 
niaros ,quc no govcmaban , con ra^on, 
ni JuíHcia. Y antes de falir del Cuzco, FrScfL 
que fue á quatro de Enero, dio libertad, Hcmal 
para que fe quedafen los Vecinos del Cuz- de¿G¡^ 
co, que no le quificfen feguir. Llevaba fale 
mas de trecientos Soldados , fin los que ef- Cuzco 
taban con Tomas Vázquez, i Francifco 
Nuñez, i en el Cuzco quedó el Licen- 
ciado Alvarado , defpachando la Gente, 
que no havia podido lalir con Francifco 
Hejnandcz,i las Municiones, i Pertre- 
chos de Guerra , i proveiendo á Francif- 
co de Hinojofa ( que fe havia declarado 
por los Rebeldes , en Condefuio , i reco- 
giendo veinte Soldados , que embió Juan 
de Vera de Mendoza ,que llegó de Are- 
quipa , con otros , penfando 1er Capitán 
de Francifco Hernández ) de lo que havian 
mcnerter : i ocho Días defpues, falió del 
Cuzco el Licenciado Alvarado , con do- 
cientos Hombres ,i en Lima-Tambo , fe 
junto con Francifco Hernández , i paía- 
ron la Puente de Apurima , i en llegando 
cl Campo á Guainanma, ques es dos le- 
guas de la Puente, arrepentidos de lo he- 
cho, como Mogos , la bolvieron á pafar 
Juan de Vera de MendogajGracian de _ .! 
Scfe,Juandc Villegas, Gerónimo Her- -*'*'J'^ 
nandcz , Antonio dejodar , i Mateos aFríd» 
Sánchez , i la quemaron, porque no los Heriuii 
pudiefen feguir , i fe fueron al Cuzco, dez. 
i entrando en la Ciudad de Noche , con 
la voz del Rei, diciendo, que havian er- 
rado ,por imprudencia , i no por malicia, 
aunque fe les juntó alguna Gente ( te- 
miendo, que era eftratagema ordenada por 
el Licenciado Alvarado , Maefe de Cam- 
po de Francifco Hernández )los Vecinos 
le cfcondian , i muchos fe iban áfal varal 
amparo de la Mugcr, i Suegra de Fran- 
cifco Hernández, i no fe teniendo Juan 
de Veraporfeguro en la Ciudad, le fue 
luego á Xaquixaguana , aguardando la 
Gente , que quifiefe falir de la Ciudad} 
i Francifco Hernández , entendido cl 
cafo,no quilo que nadie figuiefc 
á Juan de Vera. 



m * 

# 

* * 



« # 
* 



CJP. 



'SS4' 



Decada Vil 



I 

I 



CJT. VIII. ^e la Real Au- 
diencia de los Retes otorgo la fu- 
plicacíOH de las Ordenanzas , z por 
dos Años fu/pendío la exe- 
cucion de ellas. 



^íi-tosVeci- 

■ l)s del 

14 iuzco.fe 

t jln con 

|ian de 

Uavedra 

juBttrfe 

mAlva- 

do. 




rícifco 
lernsn- 
?z,Ago- 
:ro,¡ He 
it hbicero. 



'"¡[imt a- 
»d impe- 
•iti mili 
"iifrídi 
'*.& om 
■•"i & fi 

ii*,& jal 
*ti»i iiito 

'eOyér 'í- 
"re iebet 

)ux mis 

ifui ctm- 
■¡odii "jti 
c. 951. 



Van de Saavedra, 
aquella Noche, fa- 
lló a la Pla^a , i 
eligiéndole los del 
Cuzco por fu Ca- 
pitán, defampara- 
ron la Ciudad , i 
fe fueron la buel- 
ta de Potüfi , por- 
que ia tenían avifo , que en recibiendo 
el Marifcal Alvarado la orden del Au- 
diencia , i en fabiendo la Rebelión de 
Francifco Hernández , fe dio priefaá re- 
coger Gente , é iba caminando con ocho- 
cientos Soldados: i aunque Juan de Saa- 
vedra ordenó, que los Indios de Francif- 
co Hernández no firviefen ADoña Men- 
cia , fu Muger, Alonfo de Alvarado def- 
pues fe los bolvió , i mandó , que acu- 
dicien á fu fervicio , i que nadie h;ibla- 
fe mal de fu Marido, ni a ellas dielc pe- 
ladumbre ninguna. Francileo Hernán- 
dez , pava tener a lu Gente en freno , i 
a fu Perfona en admiración , i extraor- 
dinaria ellimacion , vfaba de todos los 
artificio:?, que fe la podían dar , porque 
juzgaba , que á los Soldados mantenía 
en fu devoción, i a fuPcrfcr.aen fcgu- 
ridad, no contcntandofe, para efto, con 
fer tenido por Hombre de valor , i de 
gran juicio , fino que en el havia algu- 
na gran Deidad , que le hacía fer mas, 
que Hiombrc ordinario. Llevaba , para 
ello , conligo a vno , llamado Vallada- 
res, que profcfaba conocer las inclina- 
ciones de los Hombres , por los roíhos, 
i fifonomias , i á Vrqui^íi , que con la 
Rueda Pitagórica , pintada en vn Pa- 
pel , embelecaba los Hombres , i á vna 
Morifca, llamada Lucia, gran Hechice- 
ra , i que daba a entender , que tenia re- 
velaciones , i á Becerra , que como Ora- 
culo, rcfpondía á todas las dudas , que 
fe le preguntaban : i á vn Clérigo , lla- 
mado Vázquez , que decía , que ero 
Albologo, i declaraba lo venidero, por 
las léñales de la mano , i era Nígrom-n- 
tico. Y comynic^udofc Fiuncifco Hcr- 



I. Libro \X. ao3 

nandez con ellos, daba á entender, que 
fiíbía lo venidero , i lo que lo h.icia en 
los Exercitos Enemigos , i lo que pcn- 
laban , i trataban los Unos : i por vna 
parte andaban los Soldados, con animo, 
i confianza , de que fu Capitán feria 
bien afortunado , i que fe govemaba 
con prudencia : i por otra , no huvia _ , .^ 
nadie , que no le temiefe. Y para acre- , "'^' ^° 
centar mas lu reputación , llevaba por ¿^^ ^epu, 
emprefa , en vna Medalla , en palabras tado.I ce- 
Latinas .• Comerán los pobres , i fe bar- mido de 
taran , fignificando , que le havia en- li'sSoida^ 
trado, por el bien de todos, en aquellos ^^*- 
cuidados, i decia, que tuvielen buen ani- 
mo, que para ellos feria mejor , que los 
Oidores fe armafen , pues fe conocerla 
mas fu valor. 

Los Oidores , juzgando que con 
los motivos, que tomaba Francileo Her- 
nández , para fu Rebelión , llevaba enga- 
ñados á fus Soldados , i cngañabaá otros 
del Reino , con buen confejo , aunque 
algunos díxcron , que fue flaquera ( an- 
tes de falir el Exercíto de la Ciudad de 
los Reíes ) en fibiendo la protellacion, 
que higo , a la falidadel Cuzco, por ef- 
cufar el intento, que llevaba , de irritar 
el Reino , contra la Real Audiencia , i 
deshacer la oprefion , en que publicaba, 
que tenía á los Vecinos , por no dexar- 
los nombrar Procuradores , para embiar 
á informar al Rei, i á fuplicar délo que 
hacia , acordó la Real Audiencia de tra- 
tar con todos los Vecinos , que de di- .f ../.^ 
verfiís partes del Reino fe hallaban en la fi,n>ende 
Ciudad de los Reíes, que libremente fe por dos 
juntafen , i eligieien Procurador , p.ua Años í 
embiar al Rei , i que cncretarato que eran medio el 
oídos , fufpenderian la execucion de l.is p ^(^'^'°, 
Provífioncs dadas para el fervicio Perfo- ^"^ '^'" ' 
nal , por dos Años i medio, de lo qual 
hicieron Auto , i los Vecinos fe junta- 
ron en el Monaftcrio de San Francifco, 
i eligieron á Don Pedro Luis de Cabre- 
ra, i á Don Antonio de Ribera , que fe 
partieron brevemente para Cartilla. Y 
erta determinación fue mui fentiJa de 
Francifco Hernández, porque defcubrio 
mucho el veneno de fu tiranía: i el au- 
fcnciade Don Pedro Luís de Cabrera, fe 
tuvo por acertada. 

En Vilcas falieron á juntarfe con 
Francifco Hernández , Juan Alonfo 
de Badajoz, i Francifco Nuñez , con vu!t,euM 
la Gente de Guamanga , i la que allí fperie l.-o- 
havia cmbíado defdc el Cuzco , i le di- "<'"^'«'« 
xeron los (lue fe havian huido , i moí- *>■"""''"' 

. , r , . , , ras relt- 

tro ciC no pelarle , i tenerlo por buen ¡r^f.Scoz. 



lum Viúi' 
íium occul 
te toiler* 



agüero j porque 



EOüOS 



los lúcelos 



191. hm 



a< 



ao4 Historia de las 
loi interpretaba , i cch.iba a buena pai- 
te. Y cllando haciendo la Puente , pa- 
ra el pal'age del Exci cito , le dclcubnó 
LopeMar ^.j c^puau Lope Martin , que le iba 
tin IUí»a V ' I I ■ j 

•= u reconocer : i porque el Licenciado 
di recono» ' 

ccráFraii Alvarado ellaba de la otra p.atc del Rio, 

ciíco Her con Iclcnta Soldados , fe retiró á lo mas 
naudcz. alto de la Sierra , i dilparo algunos Ar- 
cabuces : i conociendo Francu'co Her- 
nández fcr enemigos , pufo fu Exercito 
en Batalla , con grau frente , para que 
pareciefc mas numcrofo , i juzgando 
Lope Martin , que ferian feifcientos 
Hombres , fe retiró acia Guamanga, 
lin que el Licenciado Alvarado le ll- 
guiefe , porque pensó , que era el 
Exercito Enemigo. A Lope Martin 
le le huieron tres Soldados , i el vno 
era Juan de YUancs , que fue Sargenro 
Maior de Francifco Hernández , de 
quien tomó lengua de Lope Martin , i 
no quifo que le figuiefen , i fupo lo que 
paíaba en los Reics , i que bavian de 
governar el Campo el Ari^'ubifpo , i el 
Licenciado Hernán de SuntiUan , lo 
qual publico por fu Exercito , para d.ir- 
le anmio. Lope Martin requirió á los 
de Guamanga , que la dcfimparaícn , i 
fe rctiíalcn con él en Jauxa , i no lo 
queriendo hacer , los dexo , i fe encon- 
tró en Icáreos , once leguas de Guaman- 
ga , Con los que le iban figuicndo , i allí 
hicieron alto , halla tener mas noticia de 
lo qucFrancilto Hernández hacia, em- 
biando al Exercito relación de lo que 
havia entendido. 

CJT. IX. ^te el Camfo Real 

fale de la Ciudad de los Re'ies , i 

Franctfio Hernández , con elju- 

io , va la buelta de \Pa- 

chacama. 

Ntró Francifco Her- 
nández , en Guaman- 
ga , á veinte i ficte 
de Enero, adonde de- 
terminó de aguardar a. 
Touüs V'aZ;|Ucz , i 
alli habló al Cuftodio 
de San Francifco , i le quifo dar a en- 
tender la felicidad , que elperaba tener, 
i que ellaba cierto de ella , mediante 
muchas revelaciones , i fueños, que in- 
terpretaba , u fu modo , con grandes 
dilparatcs , i embelecos , halla decir, 
que fe le havia aparecido San Francilco, 
en revelación , animándole i feguir lo 



Indias Occident ajl e &.,„ , 

comen^-ado , i que ¿ibja la parte , que 
tenia en todo el Reino « i aun ' erT el 
Campo Real , i embió a vn Clcrigo, 
llamado Francifco Humanes de Aiala, 
con vna Carta , para «1 Ar^obifpo , en 
creencia Inia , para que procúrale lle- 
var al Argobiípo á fu opinión. El Clé- 
rigo dixo , en Parcos , á Lope Martin 
( p.ira que fe aguárdale ) que Francilco 
Hernández' Giion apercibía trecientos 
Soldados contra él , por lo qual , fe 
retiró a Jauxa , adonde le llego or- 
den del Excicito Real , para que fe 
bolvielc. El Cierigo llego a la Ciudad 
de los Reics , i uio la Carta , i el 
Ar^obitpo le mandó prender , i em- 
baí car , dcllerrado con Bait..fur de 
Loaifa , 1 Baitolonié de las Cuebas 
( que levanto Vandcra por Francifco 
Hernández ) para tracilus á Callilla. 
Llegado Tomas Vázquez a Guamanga, 
íc junio artificiolamcDtc , de Noche, 
con la Gente de Francilco Plcrnanucz, 
porque no le pudule íabcr el numero 
cierto de todo ti Exercito , i allí le 
llegaron otros Soldados huidos de Lope 
Martin j i cada Día acontecía paiarfe 
de vna parte á otia , poique en vnos 
faltaba la l'e , i en otioilobrabael mie- 
do , i la necefidad , i comcn^-aron k 
caminar , la buelta de Jauxa , por Lu- 
michaca , porque Lope M.irun havia 




^55 



Frácií 
Hei íiJ . 
dezcli. 
vecen I 
Clerigí 
Ar^-oÍj , 
po de I 
Ücici. 



que 



m.ido Id Puente de Ai 



igoyaco 



llego á veinte i i-cho de Fcbício , de 
donde antes fe havia retirado Gerónimo 
Coltilla , con vnos pocos Soldados, que 
le dexó Lope Martín » i por las partes 
que paluba cite Cmipo , dexaba la Tier- 
ra dcílruida. Enibio Francilco Her- 
nández á Salvador de Le^^ana , porotro 
camino del que llcvüba lu Campo , á 
procurar de tomar lengua , cun treinta 
Sold;.dos , i de V alderi ..baño , que fe huió 
de Gerónimo ColliUa ,l"upo, que eílaba, 
con fus Soldados, en Gu.id.¡cheri, i em- 
bió fobie él á Juan dePiedra-Hita. Ge- 
rónimo Colliila,.i\ifido de cito, fe re- 
tiró quatro leguas mas airas. Piedra-Hita, 
con quarenia Soldados, que llevaba , no 
hallando, en Guad.icheri , á Gerónimo 
ColliUa, ciiuino toda la Noche , i aun- 
que dio fobre él, al quarto del Alva,no 
pudo prender mas de áju.in Ramos , á 
Sala^-ar , i Maldonado , i los llevo á 
Francilco Hernández , el qual , algu- 
nos Días delpucs , los folto á todos tres 
libremente. 

El Ar^obifpo , i el Licenciado San- 
tillan , que governuban el Exci i ito Real, 
cmbiaroná Don Juan de Sandoval, con 

ircin- 



.il 



va fol: 
Geroni 
moCo^ 
lia. 



D.Juá de 

12 i (o- 

;orrcí á 
jcroni- 
ínoCJorti- 
la. 



D.Juáde 

>andovjl 

. ¡re recita. 



ilAiidié- 
;¡a preté 

'i - 1 

le , q los 
'."íenera- 
es lio tle- 
ic jiirifdi 
'°ion en la 
Vlar. 



Decada VII 

treinta Caballos, i veinte Intantcs, p;ira 
que junciíndole con Gerónimo Coltilla, 
hicielen mejor retirada, i vicien de ha- 
cer algún etccto contra la Gente de Fran- 
cilco Hernández , que cargaba á Geró- 
nimo Coílilla, 1 á quatro leguas , baxada 
la bierra , topo á Gerónimo Coltilla , por 
lo qual , l'abxndü que Franeifco Hernán* 
dczcralalido dcjauxa, acordó Donjuán 
de Sandoval de quemar vna Puente de 
Madera , de vn Rio , que alli huvia , i 
hacer algún impedimento al paiar del 
Vado : pero l'abicndo, que era Piedra- 
Hica el que desbarato á Coítilla, i que 
le büivio áfu Campo, Donjuán de San- 
doval determino de rctirarie á Lima, 
adonde llegaron Villardon , Franeifco 
Hernández, i Domingo de Oilaver, Sol- 
dados de Francil'co Hernández Girón, 
que le havian huido de Jauxa , i dixe- 
ron, que iba cerca, por lo qual , fe mudó 
el Campo üel Reí , al camino Real , al 
Aficnto de Lati , por cftár entre otros 
dos caminos , por donde podía ir Fran- 
eifco Hernández , para que citando cerca 
de ellos , le pudielcn faür al encuentro. 
Eílaba en guarda de la Mar Gerónimo 
de Silva , como queda dicho , i preten- 
diendo aquel Cargo Rodrigo de Contrc- 
ras , que havia lido Governador de Ni- 
caragua , i era vno de los que entraban 
en el Confejo : los Generales , por apar- 
tarle de si , mandaron llamar á Geróni- 
mo de Silva, lo color, de que como Mo- 
^o , podia mejor Ici viren el Exercito,i 
agraviándole de ello ( pues haíta enton- 
ces, havia hecho bien fu Oficio , i no ha- 
via dado caula para que fe le hicicfe aque- 
lla afrenta ) fabido por la Real Audien- 
cia , le mandaron llamar , i le reprehen- 
dieron, por haver lalido del Galeón fin 
orden, i le mandaron bolverá lu Cargo, 
diciendo, que ¡os Generales lo eranfolamen- 
te del Exercito d« 'Tierra ^ i no teman que 
ver en el Armada. Y poco defpues le 
proveio , por lo que pudiefe fuccdcr, 
qut el Licenciado Altamirano , cori las Mu- 
.gtres de los Oidores , i otras Perfonas , i el 
Oro , /' PlatA del Rei , Je embarcafe en el 
Galeón., ha ¡I a que la Ciudad eftuviefe fuera 
de peligro , ; que el Doñor Bravo de Sara- 
via^ i el Licenciado Aíercado, a/i por dar 
autoridad al Exerciio , ctirno porque con fu 
txemplo , faliefe toda la Gente de la Ciudad^ 
fe fuefen al Campo , / afijiíefen en él , adon- 
dt interveaian en los Confejüiy 
que (e hadan. 



I. Libro IX. 



Í-Of* 




V 



* * 

* * 

* 



* * 

* « 
# 



CAT. X. §lue Franeifco Her- 
fian de z Girón entró en el Va Lie 
de 'Püchacama , i el Exercito 
Real fe mudo d Suko , i Tabb 
de Menefes , con alguna Gen- 
te , fue d reconocer el 
Exercito Ene- 
migo. 

Avia en el Exercito Real La Céte.í 
catorce Piezas de Artí- Artilieru 
Ueria , con dos, que ha* ^ avia en 
vía tacado Gerónimo de *'t'""''ci- 
Silva del Galeón , i qui- '°R"'- 
nientosArcabuceros,qua- 
trocientas i cincucntts Picas , i trecien- 
tos Caballos , que havia piocurado el 
Maele de Campo de exercitar ^ para 
que fuefen dielhos , i le citaba con 
bi en animo : i porque fe tuvo noticia, 
que el Capitán Salvador de Lecana iba 
por Tarama , i Bumbon , fe acordó, 
que con algunos Soldados tuele Geró- 
nimo de Silva , que defpues que Aita- 
mirano fue al Galeón , andaba en el 
Exercito , á ver qué dehgnio llevaba 
Légaña por aquella parte , i qué le ha- 
vian hecho feís Soldados , que con Vi- 
vero havian ido á reconocer por Cha- 
calla. Fue Gerónimo de S.lva , la buel- 
ta de la Puente de Mama , adonde to- 
mó vn Yanacona de Lcí^-ann , de quien 
fupo , que prendió á Vivero , i a lus 
Soldados , i que fe hallaba en el Tam- 
bo , tres quartos de legua de allí , i 
que tenia quarenta Arcabuceros. Geró- 
nimo de Silva , á pocos palos , reco- 
noció , que Lejana caminaba la buclta 
de los Reies , por lo qual , fe fue re- 
tirando , i dio aviló al Exercito de lo 
que pafaba. Otro Dia , reconociendo 
Lejana a Gerónimo de Silva , i lendo 
á dar en él , pareció por otra parte Lo- 
pe Martin, con fcíénta Soldados, i car- 
gando fobrc ellos , los tomaron , ialvo 
vn Meftico , que fe huio , i llevó la 
nueva á Franeifco Hernández. Bueltos 
al Campo Gerónimo de Silva , i Lope 
Martin , con treinta i dos prefos , los 
Oidores los quifieron ahorcar : pero los 
Soldados del Exercito Real fe quexa- ^ 

ban, diciendo , que no convenia hacer la ^ "¡'^^" 
Guerra tan r/guroía^ porque lo mijmoharia , ¿ !^' 
de ellos Franeifco Her,iandcz , fi ¡os fren- ahórqiwn 
diefe : i pareciendo dárcoptcnto al Exer- ipjptelaí 

cito. 



Geróni- 
mo dtSil- 
vavá a re 
conocer» 



'ao6 Historia de las 

cito, rcmandiiijiillevar a l;ilvl:ir,al Li- 
cenciado Altamiíano, el qual ahorcó á 
Salvador de Lejana , Francilco de Ve- 
ra , i á Francilco Xuarez , como mas 
culpados , i a todos los dcaiás defter- 
ró. 
Fiácifco Luego que Juan de Piedra-Hita 11c- 

Hernaiv^ go al Campo de Francifco Hernández, 
*^<^''""'"' determino de tomar el camino de Pa- 
"*d P ^ chacamá , porque juzgó , que el Excr- 
chacama. ^^^'^ R-C^^ no citaba en aquella parte, 
pues Gerónimo Collilla fe havia retira- 
do por otra , i poco defpues tuvo avi- 
fo , que le havia perdido Légaña , con 
fu Gente , i allutamente dixo en publi- 
co , que íiempre lo havia temido , por 
fu demafiada oladia : porque con la pér- 
dida de aquellos buenos Soldados, no fe 
penfafc en fu Exercito , que fe pcrdia 
de animo. Y entrando en el Valle de 
Pachacama , mandó al Sargento Maior, 
que todos los Indios del b;igage , los pu- 
fiefc en dos Tropas , i que líevafen al- 
tos los Palos de los Toldos , para que 
reconociéndole los Enemigos , juzga- 
fen , que llevaba gran numero de Gen- 
te , porque ficmpre fue con avifo de 
que no le contafcn la que llevaba. Sabi- 
do en el Exercito Real , que Francif- 
co Hernández eftaba en el Valle de Pa- 
chacama, i á ponerfe en Sulco , lugar 
á propofito , para encontrarle , porque 
podia , por tres caminos , ir la buelta de 
la Ciudad : i porque queriendo Francif- 
co Hernández ir a bufcar el Exercito 
en el Aliento de Sulco , havia de pa- 
far grandes arenales , i mucha fed , hu- 
vo diferentes opiniones acerca de bul- 
car al Campo Enemigo a Pachacama : i 
Pablo de filialmente fe rcfolvió , que Pablo de 
Menefe' Menefes fuefé a darle villa , con cin- 
vi a dar cuenta Caballos , i cien Arcabuceros, 
vida al con los Capitanes Don Antonio de Ri- 
Exercito |,g,._^ ^ Y)on Juan de Sandoval , i P,al- 
ciTco Her '■^''" Velazqucz , i embofcando el Ar- 
«andcz. cabuceria , con la Caballería fue á re- 
conocer , fi havria entrada , dcfde la 
Coila de la Mar , al Valle de Pachaca- 
ma , por fi acafo el Exercito Real qui- 
ficfe pelear con el Enemigo , en el Va- 
lle. Y dcfcubierta la Caballcria de 
Pablo de Menefes , Francifco Hcrnan- 
La Genu: ^^z echó Gente (obre ella , i efcaramu- 
de Fran cando , iba Pablo de Menefes, con to- 
cifco Her da difimulacion , llevando los Enemi- 
iiandez gr,s ^ \n embofcada : pero defcubrien- 
cfcarnmu j^^,_^ j^^ j^ Francifco Hernández , fe re- 
e.\ con la . , - ' 

de P.ihlo '^"■'^'"'■"'' t ' '^^ ^''^■' elcaramuga , le pa- 
de Mciie f''"'"'^ al Campo Real Diego de Silva, 
íes. ÜAü^büa y i Fiancilco de Chaves , i 




Indias Occidentales. ^SSa 

otros j i no fe fupo , fi Tirado fe pa- 
só, ó le prendieron ; i la mifma No- 
che fe huieron á Francifco Hernández 
veinte i tres Hombres , i otro Día fe 
pafaron otros. 

C^T. XI. T)e lo que pasb en- 

tre el Exercito Real , i el de 

Francifco Hernández , efiando 

en el Valle de Ta^ 

chacamá. 



E ambos Exercitos ( co-' 
mo citaban cerca ) fe 
cmbiaba de ordinario á 
reconocer , i correr la 
Campaña , i fe hacían 
exercicins Militares : i 
huvicndo tábido Francifco Hernández, 
que en el afiento , adonde el Campo Real 
citaba , fe recogia , ó encerraba ( por 
mejor decir ) la Gente , cada Noche, 
en vn reduto , cercado de Tapias, juz- 
gando , que elle encerramiento era pro- 
pia determinación de Oidores, iba pen- 
fando , como los podría dar vna trafno- 
chada. Entretanto Pablo de Menefes 
fignificaba , que el ExcrcitoReal tenia 
gran comodidad de acometer al Enemi- 
go , por la parte que havia reconoci- 
do , i lo procuraba , alegando , que 
eitandofc quedos en aquel afiento , pcr- 
dian reputación , i buena ocafion de def- 
hacer al Enemigo , tocando masa ellos 
la Guerra ofeniiva , que al Rebelde : i 
haviendofe determinado , que fe hiciefe, 
huvo defpues pareceres , que le cilor- 
vafe , alegando , que era mejor cfperar, 
que acometer > i porque certilicó Die- 
go de Silva , que Francifco Hernandcs 
trataba de acometer , con vna encami- 
iada , Pablo de Menefes ( por no eilár 
en ocio ) fue a efcaí amular con los Ene- 
migos , pero no liilieron : i haviendoic 
tenido por otra parte avifo , que Fran- 
cilco Hernández queria huir , ie encen- 
dió mas el animo de los Soldados , para 
irle a buicar , i huvo diverfos parece- 
res , i al cabo lo impidieron el Doétor 
Melchor Bravo de Saravia , i el Licen- 
ciado Mercado , juzgando , que la de- 



Conf^í 

tención de Francifco Hernández , en j "'cf 
racnacsma , era muí danota para el , i 
pues ( teniendo aquel Exercito Real á 
la frente ) le havia de retirar , que era 
el bien que podian conlcguir ^ fin pe- 
ligro 



vodcí 

ravia 

Merca 



ÚÍ'Í^'' 



"rácirco 
-lemán- 
let acuer 
U de re • 
irarfe de 
>»chaca- 
ná. 

^filtícade 
''ricifco 
Fernán 
lez. á los 
uios. 

isnSjuií 
tfruditi, 
\> ftrtt '» 
thakent, 
ii indici] 
uim, quti 

tlUtyiíUs 

on aJm'.t 
itifid^i 
linjuend» 
•$r4Íf»l 
's,l>íc ref 
Hit > Mis 
trmdtHf» 
'dhilet. 
COt.9 6l 
Iift.4.. 
ráclfco 
lernan- 
ei pier- 
craiicho 
e (ubi- 
age en fu 
ecirada. 

ILiren- 
iado Al- 
arado, 
lombte 
ruel. 



Decada Vil 

Jigrode Baralla, quanto mas , quepucs 
por ElquaJias , fe le deshacía la Gente, 
j aquella Noche fe le havia ido otra bue- 
na Tropa , eia temeridad hulear la Ba- 
talU, lin eílrema neccfidad , ni aventu- 
rar aquellas tuercas. 

El coniejo dicho fucedió bien, por- 
que viendo Francilco Hernández , que 
Diego de Silva havria dercubicito la 
encamifada , que pealaba dar , i que el 
litio , que tenia , era mui ocaiionado, 
para que la Gente fe le fuete , como 
havia comentado , acordó de retirarfc 
al Cuzco , con tanto recato , que na- 
die quilo , que fupiefe el camino , que 
havia de llevar. Y primero , fobre el 
huirle tanta Gente , hico al Exercito 
vna platica , que en iullancia lúe : ^e 
fi entendían , que no havia tomado aquella 
emprefa , para el remedio de todos , fino 
por fus particulares fines , que le mata/en 
luego , que les daba fu Efpada: i la i acó, 
i arrojo en el fuelo a la Gente , porque 
quena mis morir á fus manos , que de 
los Oidores : i liberal , i animofamentc 
dixo , que daba licencia , que fe qucdafen^ 
los que de buena gann no quiftefen ir con H: 
i á muchos , que fe la pidieron , la dio 
alegremente , diciendo , que nunca ef- 
paníaban los f alfós miedos al Hombre vale- 
rofo^ el qualf con el verdadero conocimiento 
de todo , pone , donde es necefario , el debi- 
do remedio : i fu Maefc de Campo , el 
Licenciado Alvarado , los quitaba las 
Armas , i Caballos > i aunque le dixe- 
ron , que fe havia ido fu Cuñado Vi- 
llalobos , hi§o donaire de ello. En eíta 
retirada perdió Francifco Hernández mu- 
cho bagage , i en ello muchas rique- 
zas , que tomaron Soldados del Campo 
Real , que falieron defmandados , á ran- 
chear, como ellos decian : i en Chil- 
ci , el Licenciado Alvarado , Maefe de 
Campo de Francifco Hernández , que 
era otro Francifco de Carvajal , dio 
Garrote al Medico Serrano , aunque en 
Píichacamá tuvo licencia de Francifco 
Hernández , para qucdarfc , porque 
aguardaba compañía para ello. Sabida 
en el Campo Real la retirada de Fran- 
cifco Hernández , fe acordó , que el 
Maefe de C»mpo Pablo de Menefes , d 
quien teman por Capitán cuerdo , valiente^ 
i dicho fo , le fue fe figuiende , con docie/itos 
Soldados , ¿ la ligera , para recoger la Gen- 
te , ^«1» fe fue fe quedando , / dar animo h 
los f«í tuviefen fehmtad de hacerlo : i 
aunque Pablo de Menefes , por algu- 
nos difguftos , no qiicria acetar ella Jor- 
nada , al cabo lo hi^o , i ialió, a vein- 



r. Libro IX. 



roj 




te i quatro de Marco , con la Gente, 
i con él los Capitanes Lope Mai tin , i P^E»'» ¿e 
Luis de Avalos , mandando , que Anto- Menefes 
nio de Luxan , que con quatrocientos p*. .^ 
Arcabuceros havia falido á Chilca , fi- Hernán^ 
guiendo á los Enemigos , fe bolviefej <jez. 
i el Licenciado Santillan falió al cami- 
no , para prohibir , que pues aquella 
Jornada fe hacia á la ligera , no fe lle- 
vafen impedimentos de Toldos, Camas, 
Indias, i otras colas tales. 



C AT. XII. ^e Francifco 
de Silva , fe alfo en San Mi' 
guél de Tiurá , i en lo 
que paro fu alza- 
miento. 



Ntretanto que lo fo- 
bredicho pafaba , en- 
tre los dos Exercitos, 
havicndo Juan Del- 
gadillo , Corregidor 
de San Miguel de 
Piurá , fabido la Re- 
belión de Francifco Hernández , avisó 
á Francifco de Silva , que ellaba en 
Tumbez , que recogiendo la Gente, 
Armas , i Caballos , que havia , fe re- 
tirafe á la Ciudad : i havicndolo hecho, 
como aquellos Soldados elluvieron alli 
algún tiempo , i eran pobres , impor- 
tunaron al Corregidor , que les diefe 
licencia para ir á fervir , en el Exercito 
Real , á la Ciudad de los Reies , i él 
fe la dio , i queriendofe ir con ellos 
Francifco de Silva , i otras cisco , ó 
feis Perfonas conocidas, eílando á punto 
para partir , á trece de Margo, el Cor- 
regidor fe lo impidió. Y porque Fran- -., .- 
cilco de Suva replico , le mando , que ¿^ ^-^^^ 
fe fuefe prefo á fu Cafa : i eftando en trata de 
ella , fe concertó con jábala , Rome- a'?.irfe,í 
ro, Balmafeda, Efpinofa , i otros ocho, vríderal 
de prender , ó matar al Corregidor , i Corví-gí- 
algarfe con las Armas , i Munición, '^°j.j?*'^'* 
que tenia en fu Cnfi. Con cfta determi- * 
nación , fueron a Cafa del Corregidor, 
Francifco Ortiz, Juan de Ponte, Fran- 
cifco del Callillo , i Bartolomé Sánchez: 
Guerrero, i Francifco de Silva , con los 
demás , fue á tomar las efpaldas de la 
Cafa : los quatro primeros , entrando en 
la Sala , preguntaron á los Alcaldes 
Francifco Moran , i Suero de Cangas, 
i otros dos , que con ellos ellaban , por 



rrScifco 
de Silva 
prende al 
Corregi- 
dor Del- 
gadiilo. 



Frácifco 
de Silva 
fe alga en 
S-Mis^tiél 
lie Piuiá. 



Ao8 Historia de las 

el Corregidor , i dicicnúo , que elbba 
en vn Apolento , fe cntio , i los tres fe 
lentiiroii en l;i Sala. El Corregidor cibi- 
ba echado en vna cama , i l'ranciíco 
Ovuz le dixo , que allí tenia aertas DeJ- 
pacbos ^ para la Real audiencia de Lima^ 
qne di.fe licencia , fara que los llevaje : el 
Corregidor le dixo , que fuefe al Efcri- 
va'/iOfpííra que ¡o hiciefe , i con elto , fe 
falio a la Sala. A elte tiempo entraba 
por la Sala Francifco de Silva, con los 
demás Conjurados , i algunos Negros, 
todos bien armados , i mataron al Al- 
calde Moran , i i otro , i entrando al 
mifmo tiempo al Apolento del Corregi- 
dor , le prendieron , con el otro Al- 
calde , i tomáronlas Armas, que havia, 
i con los Prcfos , fe fueron a la Plaga, 
diciendo : fiva el Reí , i facarona ella 
el Eílandarte Real , poniendo penas de 
la vida , que todos acudiefen á hacer 
Efquadron. Vna tropa de ellos anda- 
ba por las Cafas , robando Armas , Ca- 
ballos , i Negros , i todo lo demás que 
podia , i haviendo puefto los prefos á 
recado , Francifco de Silva fe higo re- 
cibir , en el Regimiento, por Capitán, 
i Jullicia Maior , conforme á la coltum- 
bre de los Tiranos del Pcríi , i abrió 
la Caxa Real , i la de Bienes de Di- 
funtos , i repartió el Oro, i Plata , que 



Indias Occidentales. 

con eitosnuevas, ic amedicntó mucho, 
arrepentido de lo hecho , conociendo, 
que todo lo comcngndo con in.petu , i 
fm confejo , prello cae , por lo qual, 
determino de bolvcr á los Llanos , i 
acordó de foltar al Corregidor , al qual 



dio algunos prcfentes 



pidió per- 



don de lo paludo , i le dixo , que otro 
Dia fe podria partir , para bolverfe á 
Piurá. 



CAT. XIII. "De lo que fu 

cedió a Francifco de Silva , i ío 

que , en cjie cafo , proveía la 

Audiencia de los 

Reies. 

S T A N D o el Corregidor 

Juan üclgadiilo, con de- 
leo (Je paitir otro Dia, 
paraPiurá, aquella No- 
che le guardaban Man- 
iiUu , i Alonlo Sánchez, 
á quien tenia por mui Amigo j i plati- 
cando con él de diverlas colas , le di- 
xo , qtte can qutiíro Soldados de confianfa^ 
i valor , Je atreviera a desbaratar a todos 
aquellos Tnams , i pender ios , fm riejgo: 



155^ 

Franciífj 

de Silv 

fiielta 

Coiteg^ 

dor De 

gaíiiiloJ 

Citerti\ 

oír. hiU 

cínjülti 

imfttiis 

c*pra, in 

t¡ji va¡ 

da , ffai 

lan¡Hc¡- 

(«»f.l»< 




en ella havia , á los Soldados. En elle i ha', iendulo oído iVkufiUa , lo refino 



frtcifco 
(de Silva 
J:.ice pii 
fciicar , q 
íianciíco 
Hetiun - 
ider efti 
■mili j-u- 
]ante. 



punto , llego vn Soldado , llamado 
Manliila , a quien havia dellerrado del 
Exercito Real Pablo de Menefcs , por 
cierto delito , i fe havia huido del Na- 
vio , adonde le llevaban á Tierra- Firme, 
i por mandado de Francifco de Silvq, 
publicó , que Francifco Hernández ef- 
taba mui puiante en Jauxa , adonde te- 
nia mas de mil i docientos Hombres de 
Guerra , i que fin duda tendria la Vic- 
toria , i que fe le havia pafado el Li- 
cenciado Santillán , con cien Soldados: 
i luego le dio Francifco de Silva Ar- 
mas , i Caballos , i mató á fu Com- 
pañero Francifco Ortiz , porque fofpe- 
chó , que le queria matar á él , aun- 
que echo fama , que lo higo , por ha- 
vcr forgado vna Muger ; hecho eílo, 
teniendo la Gente en orden , determino 
de partiife en feguimicnto de Francif- 
co Hernández , llevando prefos al Cor- 
regidor , i al Alcalde Suero de Cangas, 
con buenas Cadenas : i de eíla manera, 
fueron caminando , halla Caxamalca, 
adonde Francifco de Silva fupo la reti- 
rada de Francifco Hernández , i que le 
fcguia el Campo Real , i que en todos 
\qí caminos clUban fucilas Guaidus: 



á Fiancilco de Silvu j i dixo mas , que 
Juan Deigadiilo pí.a , que cía vn trai- 
dor , i que le mataren , o dexa/en en va 
Alenté , á fie , i Jin Cápalos , para que 
alli tfinriefe ^ u a lo menos , que liega/e tal 
a pol>¡ado , que no ¡es pudiefe poner impe- 
dimento en llegar d Paita , / tomar íngun 
Navio , para falir de la fierra , ó con 
Bal fas pajar a la Baia de les Caraques : i 
pareciendo bien a Francifco de Silva, 
quedó acordado , que le lleval'en á Ca- 
ballo , para dcxarle colgado del pri- 
mer Árbol. Luego huvo quien avisó 
al Corregidor, de lo que contra el ef- 
taba detei minado , i quien le dicfe fa- 
vor para huir , i tras él huio Alonlo 
Sánchez , i con aiuda de Indios, fe cf- 
condieron. Francifco de Silva , de Ca- 
xamalca , fue á los Gunnibos , i dei- 
de alli baxo al camino Real , i fueron 
á Motupe , adonde reconociendo el ier- 
ro , que havian hcch© , i pareciendo á 
Francifco de Silva , que aunque los que 
con él iban , havian fido fus Amigos, 
iá no fe podia fiar de ellos , los dio á 
entender , que les convenia dividirfc, 
para falvarfe , i afi lo hicieron , de des 
en dos : i Ju»n Deigadiilo llegó ü 

Ln- 



Frácirc» 
de Silv 
mud» p 
rtccc.e 
loq coij 
a I corrí 
dor W 
gadillo. 
iuffic'f 
ttf tjr»f 
ijc ) hini 
át vií' 
qiií """i 
MDicr't) f ' 
tlinm t: 
l,t. .Sí.c 



SS4' 

1 Corre - 

. dorDel 

' |diilo 

' ];«dc ai- 

jnos de 

ísTira- 

i'E de 

' luía. 



IfHafdi- 
j deRo» 
¡ iiu va á 
(ftigarel 
8 iimien 
f dePIu- 



SíciCco 
4 Silva, 
i uan de 
*>nte, fe 
¡Ivan de 
] rnarii- 
i deRo- 



Decada Vlr 

Layanca , i Tupo )o que palaba , i con 
el tavor de Baltafiu- Qilderon , prendió 
alii cerca á Bultaiar Gómez de Elpinoia, 
i dándole buena maña, juntó halla ca- 
torce Hombres , en aquellos Llanos, 
bien k Caballo , i fue tras Francilco de 
Silva , i fus Compañeros , i por el raf- 
tro halló, que fe havian dividido, i fi- 
guiendo la huella, que le pareció, alcan- 
to á Porras, Balümcda, Romero , i á 
Martin de jábala , i los prendió. Otro 
Día fue avilado , que en Lombayaque 
citaban Agüero , Cárdenas, i ManfiUa, 
i no quilo jr á ellos , por eftár fuera de 
iu junldicion , i con los cinco Prefos fe 
fue á Piurá. 

En la Aadiencia délos Reies, lue- 
go que luccdió el cafo del alzamiento 
de Francifco de Silva , en Piurá , prove- 
ieron á Bernardino de Romani , Corre- 
gidor de la Ciudad de los Reies , para 
que fuefe ü calligar elle delito , con qua- 
renta Arcabuceros, i embarcandofeenel 
Callao, llegó á Truxillo, adonde quilo 
faber las nuevas , que havia de efte caloj 
i allí le dixeron , que ellos alterados 
havian llegado á los Gambos , i que 
iban con intento de juntarle con Fran- 
cifco Hernández , por lo qual , echan- 
do la Gente en Tierra , la pufo á Ca- 
ballo , i fe encaminó , la buelta de la 
Sierra. Francifco de Silva , i Juan de 
Ponte , que iban juntos , acordaron de 
iife á íalvar a Truxiilo , i dexaron las 
Annas , i Muías á la entrada del Valle 
de Cinto , i caminando de Noche, vie- 
ron las cuerdas encendidas de los Arca- 
buceros , i iu7 gando lo que podia Cev^ 
fe apartaron del camino , i pafando Ro- 
mani de largo , prendió quatro de los 
culpados en el camino, i feis en Piurá, ^ 
á los quales ahorcó , i á los otros cm- 
bió á Galeras , i fe detuvo dos mcfcs en 
la Tierra, para afegnrarla. Francifco de 
Silva, i Juan de Aponte , entraron de 
Noche en Truxillo , i en San Francif- 
co los viftieron , como Frailes , i fe 
vinieron á Caililla. Juan Delgadillo hi- 
co dar Garrote i Antouio Gómez de 
Efpinofa , á Juan de Balmafeda , i 1 
Francifco de Ayamonte , i los mandó 
hacer quartos : á Francifco del Caílillo 
hico cortar la Cabeca, i ahorcar á Ju^n 
de*Porras , i echar á Galeras á Manfi- 
Ua, Bernabé García , i Alonfo de Agui- 
lar. 

Bolviendo á Francifco Hernández, 
que fe iba retirando defde Pachacama, 
con mui buena orden , i con mucha vi- 
gilancia , procurando evitar , que na- 



I. Libro IX. 209 

die fe le fue.^e, tomó mueftra á fu Gen- 
te en Acié, i halló quinientos i treinta 
i feis Soldados : de alii fue á dormir á 
Lunaguana ; i aunque el Rio es mui 
furiolo , le pasó todo el Exercito, fin 
que fe perdiefe mas de vna India. En 
el Valle de Chincha mandó juntar toda 
la Gente en la Iglcfia j i dixo , que la 
demanda , que llevaban , era jafta , i el la 
havia ewprcbsndulo , para que los Pobres 
fudiefe» Jujlentarje , / los que buvicjen fcr- 
•vido , fuefen gratificados : i el Reí eitíen- 
diefe , que ellos le fcrvian , / querían fet' 
•vir , i fas Alinijlros no governaban , cotí' 
forme a fu voluntad , / que fi fu intento 
m era bueno , Dios no le aiudafe ; i ha- 
viendo dicho ello en vna mui larga pla- 
tica , acabó , reprefcntando a la Gente- 
la delVentura en que fe havian de ver, 
fi el los faltaba , quedando toda la Gen- 
te mui fatisfecha , porque hablaba bien, 
i tenia fuerza , en perfuadir , lo que 
quena , á lo qual le aiudaba la neccfi- 
dad,que es la mejor macítra de la elo- 
quencia. En Chincha propufo Ñuño de 
Mendiola , que fe detuvicien quatro 
Dias en aquel Valle , por fer abundan- 
te : no faltó qnien dixo , que aquello 
era , porque fe entendía con los Oido- 
res : i luego le mandó llamar enlalgle- 
fia , i en prefencia de alguuos Capita- 
nes , le dixo , en fullaacia , que lo que 
trataba , fe havia fabido , i que no era 
conforme á la efperanca , que de él te- 
nia , i que poco importaba matarle á 
el ; pero que le pcfaba de lo que trata- 
ba por aquellos Caballeros , i que el 
Diablo le havia engañado , pues le havia 
traido á punto , que cumplía mal , co- 
mo quien era. El Cap;tan Ñuño de 
Mendiola refpondió , dando muchas cif- 
culpas , pero mui turbado : i luego 
mandó llamar á fu Maefe de Campo, 
el Licenciado Alvarado , i le ordenó, 
que le dexafe alli , fin hacerle mas mal, 
que defarmarle , i quitarle el Caballoj 
pero Diego de Alvarado ordenó á los 
Soldados , que en partiendo el Cam- 
po , le matafen , i afi lo 
hicieron. 



FráciTco 
Heiiian» 
dez (e vi 
retirando 
con bue- 
na ordcjw 

Piatícade 
Frácifco 
Hernán- 
dez , á fw 
Gente én 
Chincha* 



KuUus f/f 
mttwr elo' 
tjMÍtU mit 
¿t/ler,quM 
necefiitas 
Scoc j$^ 



El Maeía 
de C.isn- 
po Aiva- 
radohacc 
matar al 
Capitán 
MEadiola 




Dd 



CJP. 



•ilO 



Historia de las 



C AT^ XIV, T>e lo que paso en 
la. retirada de Francifco Hernán- 
dez, Girón. 







Gómez 
'Arias va 
dcfcubric 
do el Ca- 
po de Frá 
cKcoHci- 
uandez. 



pablo de 

determl 

ludeaco 

meter de 

Noche a 

Frácifco 

Henuu- 

4(z. 



Cucb.is, 
Sbldido,) 
fe buelvo 
aPráíiTco 
Hartíju', 
dcz.idef- 
cubre el 
fecictode 
Pablo de 
Meufícs 



Ablo de Mcnefcs fue fi- 
guiendo á Francilco Her- 
nández , con fctenta Ar- 
Ciibuceíos , i fetcnta Ca- 
ballos , i en el Rio de la 
Lunaguana iupo , que 
Francifco Hernández eltaba en Chin- 
cha , i que havian muerto á Ñuño de 
Mendiola : defde alli mandó á Gómez 
Arias , que fuefe defcubricndo, con fcis 
Soldados , i antes que amanccieíe , los 
defcubrió Francifco de Figueroa , que fe 
huia de Francifco Hernández,! por ef- 
caparfe ( temiendo que era Gente de 
Francifco Hernández ) fe apartó, i echó 
por vna barranca, adonde fe hi^o peda- 
mos j i vn Fraile , que luego toparon, 
dixo, quien era el Soldado. El liguicn- 
tc Día toparon cinco Soldados huidos, 
que dixeron, que toda la Gente fe que- 
ría huir de Francifco Hernández > i con 
citas nuevas , los Soldados pedian , que 
fe cammafc , i fedicfe vnatrafnochada á 
Francifco Heraandcíj porque hafta trein- 
ta de ¡os Enemigos , que fe havian jun- 
tado a Pablo de Menefes , afirmaban, 
que á la fagon , fe h.ülaba en Yca, mui 
dcfcuidado de la ida de Pablo de Mcne- 
fcs , aunque vigilante , i recatado , en 
mirar por fu Excrcito. Con efta volun- 
tad, que la Gente tenia, Pablo de Mc- 
nefcs juntó á los Capitanes, i todos fue- 
ron de parecer, que por tres partes (an- 
tes del Día ) acometicfen al Enemigo, 
que por fcr el Valle de mucho Monte, 
le podia bien hacer : i porque havia ca- 
minado la Gente de priela , i por Are- 
nales, fin parar, i los Caballos ellaban 
cantados, pareció, que vn Soldado, lla- 
mado Cucbas, Natural de Granada, que 
era át los huidos de Francifco H:rnan- 
dez , fuefe alli cerca por Maíz, concier- 
tos Indios , porque fabia adonde eílaba, 
el qual ( cargado el Maiz ) dixo , que le- 
gniria, en comiendo fu Caballoj pero el 
fe fue á Francifco Hernández , al qual ha- 
lló en Yca, tan dcfcuidado , que las Cen- 
tinelas no le fintjcron,i dixo a Francifco 
Hernández , que Pablo de Mcnefcs , i 
Lope Martin, lefcguian, i dio fus dif- 
cuipas , porque fe havia huido: i dixo, 
que qucria mas morir con el , que pade- 
cer el afrenta , que íc podia cfpcrar de 



Indias Occidentales. i5'5. 

los oidores, loiqualcs , havia entendido, 
que mandaban hacer trecientos pares de Trodin 
Grillos, para cmbiar deserrados, acota- "'»"'. 
dos , i a Galeras , á todos los Soldados •?""'''"' 
que teman iu voz : i con todo efo , fe "^"q^^^'o 
dixo , que Francifco Hernández nunca Ania.i. 
miro de buen ojo a elle Cucbas. 

CAT. XV. G^ue Francifco Her- 
nández rompió , en VíIUch- 
ri, a 'Pablo de Me^ 
7tefes. 




Rancisco Hernández, 
con el avifo que le dio 
Cucbas, luego fe pufo 
en Armas, no obilante, 
que dixo , que li le echa- 
ban menos , no acudi- 
ri«n á dar fobre él. Pa- Pablo 
blo de Menefes , viendo que no bolvia Menc 
Cuebas , juntó a los Capitanes , i oídos «í"da>v. 
los pareceres de todos , dixo , que tenia ^ '^ 
á Francifco Hernández por Hombre de \^^.^¿[^^ 
Guerra , i que fi no la havia olvidado, 
que los havia de prevenir : i apretando 
Pablo de Menefes , en que Lope Martin 
dicfe fu parecer , dixo, qui pues no havia Lope\f 
Letrados., que fe lo impidteftn , que je retí' lin es : 
raje» j i boivió airas el rollro , i dixo, parece j 
que losqiif tt-iiun ruine ¡ Caballos , enfrena- ícictitu 
fen , i camiaaje» , que los que los tenían ¿ue- 
tiüs , qugiiarian de reíugUí.yda ; i como la 
fuga de Cucbas havia arcmoricado la Gen- 
te , no fueron pere^ofos en hacer la re- 
tirada , que fue a vitimo de Margo i a -. , -r 
mediaNoche. Fiarciico Hernández, ha- tj^f»-, 
viendo eltüdo en Arma toda la Noche, dczdec 
en amaneciendo , determinó de icguir a mina i 
P.iblo de Mcnefcs , i ordeno al Capitán fcguír i 
Juan de Piedra-Hita, que fe adelántale á Pablo : 
tomar el Rio, con treinta Arcabuceros. Meneíi 
El Capitán Lope Martin, que havia que- 
dado de retaguarda , con tres Soldados, 
defcubricndo a Piedra-Hita, pasó encu- 
biertamente el Vado , i fe embofcó , i 
quando le pareció tiempo, filio á tirodc 
BAlleila,de los Corredores de Piedra- Hita, 
que también havian pafadoel Vado, i lle- 
go Lope Martin á herircon la lanca, á 
vno que fe havia adelantado , tocándoles I 

al Arma. Piedra-Hita, fofpechando de 
cmbofcada , íe eíhivo quedo , que no 
los quilo feguir , por lo qual ( viendo 
Lope Martin , que fe pcnia e! Sol) co- 
mentó a caminar , porque todas iban, 
la buclta de Villacuri , i alidada me- 
dia legua , dcfcubricron dos Corredo- 
res 



SS4 



osSoIJa 

3S de 

rácilco 

;srnan- 

¡z.prcn- 

:n á 

opeMar 

LfciTco 
ilernan- 
ez man- 
a cottar 
iCabcga 
ICapitl 
opcMar 



iíi 



ablo de 
Unefet 
p (:leacou 
í icute de 
»>)ríícifco 
c ^[ernan* 



rjcífco 

lemán 

rzcaTga 

'ablode 

Icncfes, 

le dciba 

ita. 



Decada VI 

resju'dos tiros de Arcabuz , i juzgan- 
do , que Clan deFiancifco Hernández, 
dieron lobre ellos , i alancearon el vno, 
1 figuieron al otro. Ellaba media legua 
el Campo de Francifco Hernández , i 
haviendo llegado á la Vanguarda , fa- 
lieron contra Lope Martin Alonfo Gon- 
zález , i Juan Cobo , i cargándole mu- 
cho , poique caió fu Caballo , le pren- 
dieron , i también á Viliarrcal , que 
havia fido Soldado de Francifco Her- 
nández , los otros dos fe efcaparon. Prc- 
fo Lope Martin , Francifco Hernández 
no le quifo ver , i luego mandó , que 
le confefafen , i le cortafcn la Cabcca, 
i lo mifmo hicieron a Villarreal : i 
puefta la Cabera de Lope Martin en vna 
lanca , caminab* el Exercito en fegui- 
miento de Pablo de Menefcs , k bueka 
de Villacuri. 

Pablo de Menefes , con fu Gente 
mui canfada , havia dormido aquella 
Noche , en Villacuri , con algún def- 
cu¡do,por quedar atrás el Capitán Lo- 
pe Martin , i el Dia figuiente , por la 
Mañana , vn Soldado , que bufcaba co- 
mida , defcubrio Gente de Francifco 
Hernández , i toco al Arma : i Pablo 
de Menefes mandó , que la Gente ca- 
minafe , la buelta del Valle de Pifco, 
i él fe quedó acabando de echarla ade- 
lante : i pareciendo fobre él , como 
treinta Soldados Enemigos , mandó ha- 
cer roibo , i dixo , que eran pocos, 
que peleafcn , como valientes : i aun- 
que le dixeron , que Francifco Hernán- 
dez havia echado aquellos , para entrete- 
nerle , hafta que llegafe con la fuerca de 
fu Gente , fiemprc iba efcaramu^ando 
poco á poco. En eíla efcaramu^a huvo 
algunos Heridos , de ambas partes : el 
vno , fue Luis de Avalos , Capitán del 
Rei , i á Pablo de Menefes mataron el 
Caballo : el Macíc de Campo de Fran- 
cifco Hernández , también fue herido , i 
al cabo de tres horas , que llempre fe 
fue efcaramu^ando , i andando , llegó 
Francifco Hernández , aunque tenia lus 
Caballos cantados , i desherrados , por- 
que aquella Noche havia andado fcis le- 
guas. Con la llegada de Francifco Her- 
nández , fue la carga tan grande , que 
toda la Gente del Rei huvo de huir, 
quedando muerto el Capitán Méndez , i 
doce Soldados , i ahogado con las Armas 
Miguel Cornejo , i hafta veinte i ocho 
prefos. Pablo de Menefes , viendo áfu 
Gente desbaratada , fe fue por los Are- 
nales, con tres Soldados , al Rio ác Pif- 
co, i de alli , á Chmcha. Los Oidores, 



II. Libro IX. xii 

porque Pablo de Menefes havia cfcriro, 
que llevaba poca Gente , embiaroncn fu 
feguimiento á Vafeo de Guevara, Capi- 
tán viejo, con veinte i tres Soldados, que 
lleg.u-on al punto del desbarate , por lo 
qual , fe retiraron. Los de Francifco Her- 
nández figuieronel alcance , halla Pifco, 
adonde dcxaron la Cabera de Lope Mar- 
tin, i defdc allife retiraron á Yca, defdc 
donde tomaron el camino de la N afea , i 
Francifco Hernández dio licencia á los 
Prefos , que fe la pidieron ; i el defpojode 
Armas , Vertidos , i Baftimcntos , que hu- 
vieron los Enemigos , fue mucho , porque 
fu maior cuidado era robar , como lo ha- 
cen los vencedores. 

C yfP. XVI. Tie lo que fuce- 

dib defpues de la rota de Tablo de 

Menefes , i que el Licenciado 

Santillan bolvto a 

los Reies. 



Franciíco 
Hernjij - 
dcz ha vi- 
da la Víc- 
tor i a de 
Villaciirí, 
fe retira i 
Ja Na fea. 

T.xerzitHs 
^hÍ cu ft- 
rocín mUi- 
tando prof 
pero ttimm 
viitur fvg 
n»rum [mc 
ctffit, eJB 
fer.iferfréí 
//«< mifit 
quampHg 
n* inten* 
tus. .Scot. 

I. 







Vego que Pablo de Mene- 
fes falio figuicndo áFran- 
cifcoHernandez,el Exer- 
cito Real caminó a Mala, 
i defpues á Acié , con ^^^^^^^ 
poca conformidad , entre formídad 
•el Argobifpo , i el Licenciado Santillan.- entre el 
i en llegando al Gi:arco , parecieron al- Ar^oMf- 
gunos de los desbaratados en Villacuri, i t'O • '/I 

en fabiendo lo que havia pafado en la j'""^'^" 
r j.^ 1 T^ r r do Santi-. 

iota, fe acordó, que el Exercito palale ^^^^^^ 

á Chincha, lo qual( por algunas diviíio- 

ncs ) fe dilató dos Dias : llegados á Lu- 

naguana , fe entendió , que Pablo de Me-- 

nefes eftaba en Chincha, i alli fe platicó 

darfe priefa,creiendo, que fe alcan^iria 

al Enemigo en Yca , i que fe podriadef- 

hacer,con ochocientos Hombres : i por- 

<}ue otros locontradixeron, nacieron difc- 

reneias , i paflones , i fe fofpechó , que los 

Vecinos del Reino, que alli andaban, no 

querian, que Francifco Hernández fucfe ,¡e„, agi- 

delccho , fino que por entonces , fe con- nno,fcm' 

ífcívafc i cofn,que hacia, que en el Exerci- per inefi 

to no huviele, ni mucha c